Mostrando entradas con la etiqueta Economía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Economía. Mostrar todas las entradas

martes, 21 de marzo de 2017

La mayoría de los argentinos cree que empeoró la situación económica

La percepción mayoritaria de la gente es que la recuperación económica no se siente. De acuerdo con una medición de Synopsis Consultores a la cual accedió ámbito.com 55% de los consultados afirman que la situación económica del comienzo de este año es peor que la observada en 2016, y sólo el 15,8% piensa que la situación mejoró.


POR LILIANA FRANCO.

Ante la consulta sobre a quién considera que favorece más el Gobierno de Macri, casi dos de cada tres encuestados percibe que este Gobierno favorece más a los empresarios, y sólo el 18% cree que favorece más a los trabajadores.


Uno de los temas que refleja la encuesta es que "el desempleo y la inflación" vuelven a marcar el rumbo como principales preocupaciones alcanzando entre ambas el 43,2%. En tanto, la inseguridad pierde 5,3 puntos porcentuales respecto del mes anterior.

Además, en cuanto a las preocupaciones por edades el desempleo y la inflación son las mayores inquietudes de los menores de 30 años, en tanto la inseguridad y la corrupción lo son para los mayores de 50 años.

No todas son malas noticias para el Gobierno ya que aun teniendo presentes los casos Correo Argentino, Avianca, etc. un 54%, piensa que la administración Macri es menos corrupta o nada corrupta, el 26,5% cree que este gobierno es más corrupto que el anterior, mientras que el 15,5% lo cree igual de corrupto.

La imagen del gobierno permanece estable en marzo, sin embargo, un 42,8% sigue valorando negativamente al gobierno.

Un dato a tener en cuenta es que caen las expectativas sobre el futuro del país y de la situación personal de los argentinos aunque contradictoriamente el oficialismo recuperó casi 3 puntos en su intención de voto pero se mantiene por debajo del 40%. Luego de verificarse dos caídas consecutivas en la intención de voto durante los meses de enero y febrero, la encuesta muestra una recuperación de 5 puntos.

La economía cayó 2,3% en 2016

El Producto Bruto Interno (PBI) retrocedió 2,3% durante 2016 por la menor producción industrial y la retracción y caída del consumo, luego de que el cuarto trimestre cerrara con una merma de 2,1% respecto a igual periodo de 2015, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).


Sin embargo, la economía logró salir de la recesión en el tercer trimestre dado que el PBI creció un 0,1%, contra el trimestre precedente. Además, en el cierre del año la economía creció un 0,5%, con relación al período julio-septiembre, de acuerdo al organismo.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos corrigió el cálculo para el tercer trimestre del año pasado, que pasó a un crecimiento del 0,1 por ciento frente al período inmediatamente anterior, en contraste con la caída del 0,2 por ciento estimada previamente.

Las inversiones sufrieron una caída en el 2016 del 5,5% respecto del 2015, tras descender 7,7% en forma interanual en el cuarto trimestre del 2016. 

Desde Ecolatina señalaron que los datos de 2016 se explican debido a que "la inversión (Inversión Interna Bruta Fija) terminó cayendo 5,5% el año pasado", tal como explica el Indec. El descenso con respecto a 2015 encuentra sustento principalmente debido a "la caída del componente construcción (-12,8%), y en menor medida por Maquinaria y equipo (-1,1%)".

Asimismo, aclararon que "el único componente que mejoró el año pasado fue Equipo de transporte (+10,3%) gracias al importado (+32%)".

Con respecto a la evolución del consumo, en contexto privado "cayó 1,4% mientras que se observó una mínima expansión del consumo público (+0,3%)" lo cual generó un retroceso en la demanda interna del 2%.

En cuanto al dato desestacionalizado, apuntan que el crecimiento del 0,5% en el cuarto trimestre de 2016 en el PBI fue por debajo al 0,9% informado en el Estimador Mensual de Actividad Económico (EMAE), pero demuestra una "lenta recuperación".

La revisión del Indec que determinó un crecimiento del 0,1% en el PBI durante el tercer trimestre de 2016, al ser mínima puede volver a ser revisada en un futuro. Sin embargo, con esto le permite al Gobierno decir que"técnicamente" la economía logró salir de la recesión, destacan.

Por otro lado, calificaron de "muy ambicioso" el plan de crecimiento para 2017 al 3,5% ya que para ello "la economía tendrá que trepar en términos desestacionalizados casi 1,5% por trimestre".

martes, 21 de febrero de 2017

En un año, los productos de primera necesidad subieron hasta un 136%

El oficialismo auguró un año 2017 con una inflación en torno al 17%, cifra a partir de la cual se propone discutir las paritarias de los trabajadores, principal motor del consumo interno. Pero la estimación oficial es puesta en duda si se tiene en cuenta la remarcación de precios, principalmente, los que hacen a artículos de primera necesidad.


por CECILIA CAMARANO

Tal es el caso del pan, que esta semana pasó a costar cerca de $ 50 el kilo, luego de una suba de 15%. Según la Federación Industrial Panaderil de la provincia de Buenos Aires, la suba responde a un aumento en el costo de la materia prima: según estiman en el sector, la harina aumentará un 12% en los próximos días, y un 10% más en el mes de abril, que se suman al incremento del 16,8% que tuvo el producto durante 2016.

Según un relevamiento de precios de la consultora Ecolatina para ámbito.coma enero de 2017, el kilo de pan francés aumentó un 33,7% interanual. Teniendo en cuenta la suba de febrero, el aumento fue del 70% interanual.

Pero no sería el único producto de primera necesidad que muestra un alza de ese nivel. Tal es el caso del aceite de girasol, que entre enero de 2016 a enero de 2017, registró un alza del 136,1%.

Vale recordar que, debido al incremento del aceite durante los primeros meses del año pasado (en julio de 2016 ya tocaba el 80%), el Gobierno tuvo que acordar topes mensuales con el sector aceitero, de entre el 4% al 6%.


Los lácteos también sufrieron subas importantes durante 2016. Tal es el caso de la manteca, cuyo precio se incrementó un 90,1% interanual, seguida por la leche, cuyo litro aumentó un 22,2%.

En el primer caso, y a diferencia de lo ocurrido con el aceite, el Gobierno no intervino para regular el precio. Incluso, el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, argumentó en declaraciones a la prensa que había faltante del producto porque había "una decisión empresarial de hacer más queso porque les permite un mayor margen de rentabilidad". Y añadió en este marco que se trató de "decisiones empresariales en las que no nos podemos meter".

Respecto a la leche, el sector advirtió sobre la suba a mediados de año pasado cuando, en señal de protesta, regaló el producto en las rutas como forma de dar a conocer los cierres de tambos, los problemas derivados de las inundaciones en las zonas tamberas, y la eliminación de productos lácteos de la lista de Precios Cuidados, tales como las leches marca "La Serenísima" (entera y descremada en sachet, y en polvo).

Las frutas y hortalizas también forman parte de los productos de primera necesidad que aumentaron durante 2016. Encabeza la lista la papa, cuyo precio se incrementó un 38,3% interanual. Frutas como la manzana, registraron una suba del 21,7%.

Respecto a las carnes, se registró un alza del 33,4% en el precio del pollo y un 18% en carnes rojas. 

En tanto el pollo, se trata de otro producto que en 2016 el Gobierno no reincorporó a la lista de Precios Cuidados, al igual que el pescado.

Sin embargo, nuevos cortes de carne roja sí se agregaron al listado oficial, pero con subas. Es el caso del asado, uno de los cortes más requeridos, que tuvo un aumento del 18%.

Pero reemplazar el consumo de la carne por arroz o fideos, tampoco es una opción más barata. En un año, el precio del arroz subió un 24,6%, y el de los fideos, un 8,5%.

martes, 10 de enero de 2017

Argentina profundiza la desigualdad social

Entre el segundo y el tercer trimestre de 2016, el 10% más rico aumenta de 23 a 25,6 la diferencia de ingresos con el 10% más pobre, de un deterioro iniciado en 2014



os argentinos más ricos son más ricos y los más pobres son más pobres. Las estadísticas oficiales han puesto en evidencia que la desigualdad social ha crecido en Argentina durante 2016, año del inicio del gobierno de Mauricio Macri, un proceso lento pero persistente iniciado en 2014, durante los últimos años de kichnerismo. Según el Instituto de Estadística y Censos (Indec) el 10% de la población más rica recibió en el tercer trimestre de este año ingresos promedio 25,6 veces más altos que el 10% más pobre. Un trimestre antes, esa diferencia era de 23 veces. En cifras, significa que los argentinos de la base de la pirámide han vivido con 1.370 pesos (85 dólares) por mes, contra 34.998 pesos (2.173 dólares) del estrato más alto. La última estadística puso también en evidencia que la mitad de los argentinos gana menos de 8.000 pesos (496 dólares) mensuales, es decir que vive con poco más de 16 dólares por día. La cifra está por encima de los 325 dólares necesarios para cubrir la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que determina la línea de indigencia, pero muy por debajo de los 745 dólares necesarios para cubrir la Canasta Básica Total (alimentos más servicios) de una familia tipo.

A finales de septiembre, Macri admitió que el 32% de la población era pobre, una cifra que convirtió en un trabajo difícil su promesa de campaña de “pobreza cero”. Sobre todo porque el comienzo no ha sido bueno y Argentina ha cerrado un año económico para el olvido. El PIB cayó 3,8% en el tercer trimestre, la actividad industrial se derrumbó 4,1% y la inflación fue de un 40%. El gobierno de Macri dijo que ese ha sido el costo de resolver el descalabro de la “herencia recibida” del kirchnerismo, y que 2017 llegará el despegue. Su nuevo ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, dijo que el último trimestre del año revirtió una sucesión de números negativos y que la economía ya empezó a crecer. “Estamos trabajando con una hipótesis de crecimiento entre 3,5% y 4% para 2017”, reveló el ministro en una entrevista reciente.

Pero no alcanzará sólo con crecer. Macri deberá también revertir la tendencia hacia una mayor desigualdad, en un país que históricamente ha sido de los más igualitarios del continente. Los indicadores de equidad recolectados por el Banco Mundial, con fecha 2014, colocaron a Argentina en el primer lugar de un cuadro comparativo con Brasil, Perú, Bolivia, México y Ecuador. Mientras el índice Gini de  Argentina fue de 42,28 (0 es mayor equidad, 100 es mayor inequidad), Brasil ocupó la peor posición con 51,48.Argentina no registraba un índice de Gini menor de 43 desde 1986, año en que se inició una corriente ascendente que alcanzó su cenit en la crisis de 2002, cuando trepó a 53,79. Desde ese año no dejó de caer en picada hasta 2013. Pero el último registro del BM de 2014 ya mostró un pequeño deterioro.
Los datos difundidos ahora por el Indec son sólo de ingresos y no es correcto compararlos con el índice de Gini, un indicador múltiple, pero sirven de advertencia. En el trimestre mayo-junio, el 10% de los argentinos ubicados en el decil más bajo se repartió el 1,4% del ingreso total y el más rico el 31,3%. Un trimestre después la tendencia benefició a los más ricos, que se quedaron con el 31,5% de los ingresos, contra el 1,2% de los más pobres. La devaluación del peso, la caída de la actividad económica y el aumento del desempleo (pasó de 5,9% a 9,3% interanual en el segundo trimestre), todo ello acompañado de una inflación del 40%, explican parte de este fenómeno.
El Gobierno admitió desde el inicio que la situación social era complicada y que por eso había destinado recursos fiscales a moderar el impacto del ajuste entre los más pobres. El presupuesto aprobado en el Congreso para el año próximo, en tanto, prevé un aumento del PIB de 3,5% y una inflación de entre el 12 y el 18%. Que esas mejores permitan también reducir la brecha entre ricos ypobres será un desafío para Macri.
http://economia.elpais.com/

martes, 27 de diciembre de 2016

Macri le pidió la renuncia a Prat Gay: Luis Caputo y Nicolás Dujovne, sus sucesores

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, dejará su cargo después de que el presidente, Mauricio Macri, le pidiera la renuncia. Así, se transformó en el primer miembro del Gabinete en alejarse del Gobierno, según confirmó el ministro coordinador, Marcos Peña.


La decisión del Gobierno es dividir el Ministerio de Hacienda y Finanzas, para que el economista Nicolás Dujovne y el secretario de Finanzas, Luis Caputo, se conviertan en los jefes de las respectivas carteras, según adelantó Peña.

Caputo tuvo un rol activo en la negociación con los llamados "fondos buitre", un logro de la gestión de Prat-Gay que permitió al país salir del default y solicitar crédito en el extranjero.

jueves, 22 de diciembre de 2016

Las ventas de súper y shopping siguen sin dar señales de reactivación

Las ventas en supermercados crecieron 25,6% y en los centros de compra13,8% durante octubre, en comparación con el mismo mes del 2016, y no muestran signos claros de mejora en el consumo, informó hoy el INDEC.


Las variación de ventas en supermercados fue la segunda más baja del año, y la de los shoppings, también la más baja de los primeros diez meses del 2016.

Las ventas en supermercados a precios corrientes, es decir teniendo en cuenta el alza de precios, llegó a 25.737,3 millones de pesos y la variación del 25,6% fue la segunda más baja del año después de la de agosto pasado del 21,2%.


Ambos meses en los que estacionalmente las ventas son las más altas del año por las celebraciones del día del niño y de la madre, sufrieron una fuerte contracción en la medición interanual.

En los centros de compras la facturación llegó a 4.724,4 millones de pesos y la variación del 13,8% no solo fue la más baja del año sino que se desplomó casi 50% respecto de los registros desde enero pasado.

En los primeros diez meses del año la facturación en los supermercados alcanza los 231.745,3 millones de pesos y registra una variación interanual del 27%, mientras que en los centros es de 41.424,2 millones con una variación del 23,2%.

En ambos casos las ventas se ubican muy por debajo del nivel de inflación de los primeros diez meses del año, lo que indica la retracción de los niveles de consumo.

Las cifras corresponden al relevamiento que realiza el INDEC mensualmente en 61 supermercados de todo el país y 37 centros de compras ubicados en la capital federal y el conurbano bonaerense. 

Durante octubre las jurisdicciones donde se registraron las subas más importantes de ventas en supermercados fueron las de Córdoba (33,3%), Neuquén (31,3%), Chubut (30,4%) y Ciudad de Buenos Aires (28,1%).

En octubre, en los centros de compras o shoppings los rubros con mayores ventas fueron patio de comidas (32,4%), juguetería (26,2%), librería y papelería (24,4%) y Diversión y Esparcimiento (23,1%).

• Electrodomésticos

La facturación por ventas de electrodomésticos durante el tercer trimestre del año subió 10% respecto a igual período de 2015, informó el INDEC.

En el tercer trimestre de 2016, del total de las ventas de electrodomésticos, 2.505,1 millones de pesos correspondieron a operaciones concretadas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (15,4%); 4.975,3 millones de pesos a comercios del Gran Buenos Aires (30,5%), y 8.815,8 millones de pesos al resto del país (54,1%).

En el tercer trimestre de 2016, las ventas por grupos de artículos fueron: Otros, 33,7%; Televisores, DVD y filmadoras, 22%; Computación y accesorios informáticos, 10,5%; entre otras.

Durante septiembre el personal ocupado en las principales cadenas de ventas de electrodomésticos aumentó 2,9% respecto al mismo mes del 2015, pero con una merma del 1,9% en Gerentes y personal jerárquico, y un incremento de 3,4% en Vendedores, cajeros, administrativos y otros.

Pésimo 2do semestre: Se profundizó la recesión

El PIB registró una caída del 3,8% en el 3er trimestre, informó el INdEC. Se trata de una peor performance que en el 2do trimestre.



El nivel de actividad económica a nivel nacional profundizó su caída en el 3er trimestre del año.
Según informó este jueves el INdEC, el PBI registró una contracción del 3,8% interanual frente a igual período del año pasado (había caído un 3,7% en el segundo trimestre).
De acuerdo con el organismo estadístico, la medición desestacionalizada de la variación del PBI completó su cuarto trimestre en baja, aunque revirtió la tendencia: luego de contraerse un 1,9% en el segundo trimestre, la baja ahora fue del 0,2%.
De esta manera, empeoró la estimación del PBI acumulado para el año. Al finalizar el segundo trimestre, la contracción del nivel de actividad era del 1,7%, mientras que la medición para fines de septiembre arroja una caída del 2,4%.
La industria y la construcción aparecen como dos grandes sectores con caídas en el nivel de actividad. El Estimador Mensual Industrial (EMI) que elabora el Indec registró una caída interanual del 7,3% en septiembre y una contracción del 4,6% para los primeros nueve meses de 2016.
El escenario es aún más complicado para la construcción. El Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) del INdEC registró en septiembre una caída interanual del 13,1% interanual, con una contracción acumulada del 12,8% para los primeros nueve meses del año.


jueves, 15 de diciembre de 2016

La industria sufrió su novena baja consecutiva: cayó 8,2% en octubre

La producción industrial cayó por noveno mes consecutivo en octubre al registrar una caída interanual del 8,2%, por lo que acumula una baja del 5,4% entre enero-octubre de este año respecto a igual período del anterior, informó este jueves la Unión Industrial Argentina (UIA).


Según indicó la entidad empresaria, la caída del nivel de actividad en octubre fue liderada por el sector de minerales no metálicos (-19,1% interanual) por la contracción de la construcción.

Otros sectores que presentaron bajas significativas fueron el automotriz (-16,4%) por las menores exportaciones de vehículos (-25,9%), metales básicos (-17,1%) por la caída de acero (-19,6%), metalmecánica (-12%), textil, edición e impresión (-8%), y alimentos y bebidas (-1,6%) por la baja en la molienda de soja y girasol.

El bloque de sustancias y productos químicos también cayó (-1,9%) después de experimentar tres meses con crecimientos interanuales en su producción, detalló la UIA.

Además, consideró que "a pesar de la dinámica contractiva observada para octubre, en noviembre se registraron ciertos indicios de recuperación" en la actividad fabril: aumentaron los despachos de cemento portland (+2,1% interanual y +9% con respecto a octubre).

De acuerdo con el relevamiento de la central fabril, en términos acumulados, en el período enero-octubre tres sectores acumularon caídas superiores al 10% respecto a igual período del año pasado: el sector de metales básicos (-15,7%), el sector automotriz (- 14,2%), y el de minerales no metálicos (-13,9%). El bloque metalmecánico muestra una baja del 8,8%, mientras que la producción de madera acumula una caída del 7,8% y la de muebles del 12,3%1 y edición e impresión 5,7%.

Entre las actividades que exhibieron un aumento de su producción, sobresalió el rubro sustancias y productos químicos con un crecimiento interanual del 2%.

En cuanto al empleo industrial registrado, la UIA destacó que durante septiembre presentó una baja del 3,6% respecto al mismo mes del año anterior y del 0,4% con respecto al mes de agosto en la medición desestacionalizada.

En cuanto al comercio exterior, las exportaciones del sector industrial, sin tener en cuenta los rubros vinculados al complejo de oleaginosas, cayeron en octubre un 6,2% interanual.

Particularmente -explicó la entidad- las ventas externas de manufacturas de origen industrial (MOI) se contrajeron un 3,5% interanual en valores, como consecuencia de los menores precios ya que las cantidades no se vieron modificadas.

En el acumulado del año (enero - octubre), las ventas industriales al resto del mundo cayeron un 9% interanual, alcanzando los 19.846 millones de dólares.

Comerciantes deprimidos: Serán fiestas muuuuuy 'gasoleras'

Si algún comerciante tenía la secreta ilusión de que recibiría algún brote verde de los plus salariales y del medio aguinaldo para estas fiestas de fin de año, la nueva edición de la Encuesta Anual de Navidad presentada por Deloitte sobre las intenciones y expectativas de los consumidores en la Argentina terminó de disuadirlo. Nada menos que el 37,6% manifestó que esos refuerzos se utilizarán para cancelar deudas contraídas en estos tiempos de ajuste. Los encuestados admitieron que se verán menos paquetes con regalos que en 2015 y que gastarán entre $750 y 1.500 en tales menesteres. Las comidas y festejos se llevarán la mayor parte del excedente, para solaz del supermercadismo.



En la semana previa a la Nochebuena, los escuálidos bolsillos de los jubilados y de una parte de los trabajadores públicos y privados se reforzarán con los plus salariales y los medio aguinaldos exentos de la retención por el impuesto a las ganancias que fue acordando el gobierno desde octubre, con la expectativa de que derramen sobre el consumo en las tradicionales fiestas de fin de año.
Si la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) ya no se hacía demasiadas ilusiones de que el comercio salvaría el año con la inyección de recursos volcados, la Encuesta Anual de Navidad que Deloitteencargó a una firma independiente especializada en investigación de mercado a través de Internet reflejó las bajas expectativas de los consumidores: 37,6% manifestó que utilizaría el medio aguinaldo para cancelar deudas, de modo que lo que podrían haber gastado en regalos o festejos irá a parar a las arcas de acreedores. Que en algunos casos serán quienes destinen lo que reciban a hacer compras, pero en una parte no ponderada irán a parar al mercado financiero, sea al dólar, a los plazos fijos o a los Lebacs.
El vocero de CAME, Vicente Lourenzo, se lo había anticipado a Radio 10antes que la consultora saliera con la compulsa: "Creo que vamos a tener fiestas de fin de año muy austeras. Va a afectar al sector comercial que necesita de las ventas de fin de año para recuperar parte de lo que perdió", sostuvo.
La calle no tardó en darle la razón antes de tiempo. Los sondeos realizados por Deloitte en los primeros días de noviembre entre 500 personas detectaron que, descontados los que aplicarán lo que cobren a cubrir deudas, 46,60% declaró que piensa gastar de $750 a $1.500 en regalos de Navidad; y 38.20% estima que comprará entre 1 y 3 regalos.
Las cenas de Navidad y Año Nuevo serán las prioridades para derivar los fondos extras en el 25,3% de los casos, luego para el 20,1% viene la ropa y los regalos de Navidad y Reyes atrajeron 19,5% de las respuestas.
El 27,1% de los consultados sobre qué tipo de regalo pensaban adquirir durante esta Navidad se inclinaron por la ropa y el calzado, mientras el 10,7% señaló a la electrónica y las computadoras; 10,4% privilegiará las mejoras y reparaciones en el hogar, y 10,1%, los juguetes y muñecas.
La tijera pasará también por la cantidad de paquetes que cada uno dice que comprará. El año pasado, el 25,20% se había llevado de 4 a 5 y en esta oportunidad, el porcentaje baja al 21,20% de las respuestas.
No es mucha la asignación presupuestaria a los regalos navideños, ya que 46,60% piensa dedicarle de $750 a $1.500.
Si se cumplieran las salidas de compras manifestadas en la compulsa de Deloitte, en las dos primeras semanas de diciembre 33,2% de los participantes ya tendrían que haber concretado los tours anunciados, con lo que les quedaría a los comerciantes esperar en la semana previa a la Navidad al 29,60% de los potenciales consumidores.
De todos modos, si estas intenciones no se vieron físicamente plasmadas en los centros comerciales fue porque el 13,7% de las respuestas se las lleva internet. El movimiento en los supermercados representa al 12,3%, los negocios a la calle el 12,1%, los minoristas 10,7%, jugueterías 10.4% y shopping centers 10.1%.
Consumo presencial
Un desagregado del panorama que caracteriza al consumo navideño da al 28,20% de los participantes haciendo todas sus compras en negocios: un 24,00% prevé que canalizará entre el 75% y el 99% en negocios físicos.
Cuando Deloitte quiso indagar un poco más en el porqué de esa inclinación a ir a los locales físicos, se encontró con que a esa alternativa el 28,4% le reconoce la ventaja de disponer en forma inmediata del producto, en el 20,6% de los casos, además, fue ponderada la posibilidad de verificarlo y probarlo personalmente.
Otro dato interesante para que los comerciantes tomen nota cuando tracen su estrategia con los stocks de las mercaderías es que el 31,8% afirmó que si no encuentra un producto en determinado negocio físico iría a otra sucursal de la misma cadena o preguntaría al vendedor si hay en otra sucursal el producto que está buscando; el 27% se pronunció por derivar hacia otra cadena; mientras que el 10,6% visitaría la página web de la misma marca elegida.
También la tendencia ascendente de las compras online continuará en Navidad, con el 9,2% de los participantes que dijeron que utilizarán el canal virtual. Igualmente, 9,8% considera efectuar entre un 75% y 99% de sus compras por Internet; y 21.20% contestó que canalizarán bajo esta modalidad también entre 50% y 75% de este consumo estacional.
Mencionaron entre las razones más señaladas los precios más bajos, en el 27.8% de las respuestas; los descuentos ofrecidos (22,1% de los casos), mayor variedad de productos (18,4%) y el envío gratis (17,7%).
Hilando más fino entre los que comprarán online, las operaciones pensadas a través de páginas de ofertas colectivas se llevan el 30% de las respuestas, 27% para las de la propia empresa o fabricante, 14,7% en página de una tienda departamental, 14% en páginas de subasta y 13.3% en sitios web de venta al por menor (outlet).
Cuando no encuentran el producto deseado en la página web de una cadena específica, 32,80% se va a otra marca, 28,8% afirmó que iría personalmente una sucursal de ese negocio; 20,8% visitaría páginas de búsqueda, comparación de precios, entre otros; mientras que 14,6% iría personalmente a un negocio de otra marca.
Acerca del hábito de consumo expresado en el último año, 17,4% admitió que busca más que antes antes de cerrar la operación y 13,8% que investiga en los sitios para comprar precios y orientarse en las recorridas.
Malas noticias para los medios de comunicación: 22,6% de los participantes en la encuesta de Deloitte afirmó que ejercen una gran influencia en sus decisiones de compra, pero 41,4% negó que la tenga.
El 31.4% de los participantes afirmó que utiliza las redes sociales con el propósito de obtener ideas para regalos; 29,3% atribuyó su uso a observar los precios de las búsquedas, e igual porcentaje expresó que revisaba las redes para leer las opiniones o recomendaciones de productos y negocios.

Ventas minoristas cayeron 5% durante el fin de semana largo, según CAME

Las ventas minoristas durante el fin de semana largo del 8 de diciembre cayeron 5%, a pesar de que 1,4 millones de turistas se fueron de mini vacaciones y gastaron $2.911 millones en distintos puntos turísticos del país, según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).



"El último receso largo del año tuvo una inyección de ingresos en las economías regionales. Sin embargo, las ventas minoristas vinculadas al sector tuvieron una baja frente a la misma fecha de la temporada pasada. En todo 2016, hubo 8 fines de semana largos donde 9,8 millones de viajantes recorrieron el país, generando gastos directos por $18.180 millones en las ciudades receptivas", indicó CAME.

Frente al año pasado, la cantidad de turistas que viajó creció considerablemente, aunque la estadía promedio de permanencia fue más baja y el gasto medio diario este año se ubicó en $630 por persona, sólo 28,5% mayor al del 2015 (con una inflación que superó el 43%). 

CAME indicó que el destino más elegido fue la Costa Argentina y que la mitad de los turistas eligieron ciudades de la Provincia de Buenos Aires o el Litoral.

En lo que va de 2016, ya hubo 8 fines de semanas largos (Carnaval, Semana Santa, Día de la Bandera, Día de la Independencia, homenaje a San Martín, Diversidad Cultural, Soberanía Nacional y este Día de la Inmaculada Concepción) donde viajaron 9,8 millones de turistas, con pernocte, y generaron un movimiento económico directo de $18.180 millones en las economías regionales.

martes, 6 de diciembre de 2016

El año de Macri: los números rojos de la economía

A un año de la asunción de Mauricio Macri al frente del Gobierno, los indicadores económicos muestran una economía sin reacción y en recesión, con una continua caída de la producción industrial y de la construcción y con promesas incumplidas a meses de entrar nuevamente en clima electoral. La suba del costo de vida a raíz del aumento de la inflación y la devaluación, la pérdida de más de 100 mil puestos de trabajo y el cierre de 6.000 comercios, sumado al exponencial crecimiento de la deuda externa hecha más sombra sobre las políticas económicas de Cambiemos.


La retórica del segundo semestre comenzó a desinflarse con la contracción que mostró el Producto Bruto Interno durante los primeros dos trimestres de 2016. La actividad económica comenzó con un descenso de 0,5% entre enero y marzo con relación al período anterior, mientras que entre abril y junio, la caída fue del 2,1%. Si se analiza el PBI con respecto a igual periodo del año 2015, entre enero y marzo hubo un incremento del 0,4% pero el segundo trimestre comparativamente presentó una caída del 3,4%. Asimismo, el acumulado del año con respecto a su similar del año 2015 también presentó una retracción del 1,7% al finalizar el primer semestre.

En cuanto a la industria, hasta ahora su peor cara durante el gobierno de Macri fue durante el mes de octubre con una contracción del 8% en relación al mismo mes del año anterior. A su vez, el acumulado de los 10 primeros meses muestra un retroceso del 4,7%. 

La producción automotriz, que explica aproximadamente el 14% de la producción industrial, en octubre tuvo un descenso del 11,19%, en sintonía con lo ocurrido durante todo el año, según informó Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA). En cuanto a la variación interanual, septiembre cayó 19,6% respecto a igual mes de 2015, mientras que en octubre se produjo un 16,4% menos. Apenas se vislumbró un aumento del 3,3% en el mes de noviembre respecto a misma treintena de 2015.

Si tomamos en cuenta el nivel de endeudamiento, tan solo de diciembre de 2015 a junio de 2016, el Sector Público no Financiero y el BCRA adquirieron deuda por más de u$s37 mil millones, entre lo que se encuentra el crédito obtenido para el pago a los fondos buitre. En cuanto al Sector Privado no Financiero, el volumen de la deuda disminuyó de u$s 65.370 millones a 63.889 millones. Sin embargo, en el total acumulado la deuda externa pasó de u$s 152.632 millones en diciembre de 2015 a u$s 188.266 millones en junio de 2016, según los últimos datos del Indec, lo que representa un incremento del 23,4%. 

A su vez, desde junio a octubre se estima que creció hasta alcanzar los u$s 44.700 millones debido a nuevas colocaciones de Letras del Tesoro nacional y para comienzos de 2017 podría representar más del 50% del PBI.


Por otro lado, la evolución de los indicadores de la Construcción reflejaron una disminución de la actividad en forma constante alcanzando un retroceso acumulado del 13,5%. Abril fue el mes más recesivo con un hundimiento del 24,1% con respecto a 2015. 

Dicho deterioro tuvo su consecuencia en la disminución del empleo formal registrado en tal actividad.En enero hubo una caída del 5% con respecto al mismo mes del año 2015 pasando de 390.346 a 370.663, mientras que en junio tuvo su mayor retracción: cayó 14,3% de 427.279 a 365.970 puestos de trabajo y según una encuesta del Indec apenas el 33% de las empresas del área prevén un crecimiento para enero.

Con relación al empleo, de acuerdo a datos brindados por el Indec y la AFIP, en el sector estatal tanto el Gobierno nacional como provinciales y municipales eliminaron 7.719 puestos de trabajo mientras que en el ámbito privado la cantidad de empleados se redujo en 119.876 personas: pasó de 6.537.947 de trabajadores registrados a 6.419.868 a fines del segundo trimestre.

Un punto fuerte entre las propuestas de Macri que le permitió acceder a la presidencia fue la reducción de las retenciones al campo. De acuerdo a información brindada por la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina, con la liquidación de cosecha de noviembre ya se superó lo obtenido durante todo 2015 al alcanzar los u$s 21.923.797.750. Sin embargo, hasta ahora se posiciona en un volumen menor al logrado en 2014, cuando para el onceavo mes se había liquidado la cifra de 22.352.666.281 y para diciembre se alcanzaban los 24.143.756.928. 

Asimismo, tomando en cuenta las ventas de supermercados para medir el consumo se desprende que hubo una caída en comparación con el incremento de la inflación. La recaudación de las 61 cadenas relevadas por el Indec aumentó 27,1% con respecto a 2015, pero esta se sitúa por debajo del aumento de precios medido en forma interanual que en los primeros 9 meses del año se ubicó en el 42%, según datos difundidos por el Indec y el IPC Congreso.

Luego de 365 días, el gobierno transcurrió sin soluciones la previa de un nuevo round eleccionario. El nivel de pobreza rodando el 33%, producto de la devaluación propia y de la política económica kirchnerista, se encuentra muy lejos del slogan utópico de campaña. La inflación, en retroceso debido a la caída del consumo, se pronostica en el 20% para el 2017 con un cierre del 40% este año.

Venta de insumos para la construcción anotó su décima caída: cedió 20,2%

La venta de insumos para la construcción volvió a caer en noviembre y anotó su décima caída, según el relevamiento que efectúan las empresas del sector nucleadas en el Grupo Construya.


El Índice Construya (IC), que mide la evolución de los volúmenes vendidos al sector privado de los productos para la construcción, registró el mes pasado un descenso del 4% desestacionalizado con respecto a octubre, y de 20,2% en la comparación interanual.

Si se comparan los once primeros meses del corriente año con los del año pasado, la caída de ventas asciende a 15,3%, agrega el informe.

Las empresas del Grupo Construya venden insumos como ladrillos cerámicos, cemento portland, cal, aceros largos, carpintería de aluminio, pisos y revestimientos cerámicos, adhesivos y pastinas, pinturas impermeabilizantes, sanitarios, grifería y caños de conducción de agua.

Producción de las pymes industriales se contrajo un 6% durante octubre

La producción de las pymes industriales cayó 6% en octubre respecto de igual mes del año pasado, y en los primeros diez meses del año acumula un retroceso del 5,2%, de acuerdo con un relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).


El 75% de las empresas relevadas finalizaron el mes en baja y sólo 13,2% crecieron, mientras que el 56% "tuvo rentabilidad negativa o nula y crece la incertidumbre sobre el rumbo de la economía y de las empresas para los próximos meses", indicó la CAME.

"Como dato positivo, subió levemente la proporción de industrias con planes de inversión y el 18,8% planea ejecutar programas en los meses venideros", señaló la entidad.

De acuerdo con el informe, la producción de laspPymes Industriales cayó 6% en octubre frente a igual mes del año pasado, y repuntó 3,6% en la comparación mensual (sin desestacionalizar). "Así, en los primeros diez meses del año acumula un retroceso anual del 5,2%", indicó la entidad.

"En octubre, el 75% de las empresas relevadas finalizaron en baja mientras que el 11,6% se mantuvo sin cambios y sólo el 13,2% tuvo tasa de variación positiva en la comparación anual. Las empresas en alza fueron principalmente de los sectores "Maquinaria y equipo", "Productos químicos" y en menor medida "Minerales no metálicos", precisó la CAME.

En materia de rentabilidad, sólo el 44% de las industrias consultadas señaló estar operando con rentabilidad positiva, mientras que el 56% restante mantiene rentabilidad negativa (18%) o nula (38%).

La CAME señaló que "las perspectivas para los próximos seis meses son bastante inciertas", ya que "mientras sólo el 29,2% de los industriales Pyme cree que la actividad repuntará y otro 36,4% que se mantendrá en los niveles actuales, un 12,4% piensa que puede seguir cayendo y otro 22% se mantiene con alta incertidumbre sobre lo que viene en los próximos meses, ya que por un lado la demanda no repunta, pero por otro cree que en algún momento la recesión encontrará su piso para dar vuelta".

En promedio, las empresas declararon una suba mensual de 1,8% en sus costos de producción y de 0,5% en los precios de venta, y sólo el 15% de las empresas consultadas subieron precios de venta, en cambio, la mayoría no los trasladó. "A su vez, en muchos sectores golpeados por la pérdida de mercado, hubo industrias que bajaron precios", indicó la entidad.

Por sectores, las ramas con más caídas en la comparación anual en octubre fueron "Material de transporte" (16,8%), "Productos de caucho y plástico" (8,7%), "Calzado y marroquinería" (8,1%), "Papel, cartón, edición e impresión" (8%), y "Productos textiles y prendas de vestir" (6,5%). 

La caída más leve fue en "Productos de metal, maquinaria y equipo" (-3,2%), donde en octubre se observaron más empresas en alza.

Por último, el relevamiento de la CAME indicó que "creció de 17,6% a 18,8% la cantidad de firmas con planes de inversión para los próximos meses, aunque el 65,6% aún no tiene pensado realizar nuevos desembolsos".

Los datos surgen de la Encuesta Mensual Industrial realizada por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), entre 250 industrias pymes del país.

Ultimas Noticias

Especiales

.

.