Mostrando entradas con la etiqueta incidentes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta incidentes. Mostrar todas las entradas

martes, 15 de julio de 2014

Marcelo Tinelli bancó a la Selección y criticó los disturbios

Anoche, apenas empezó ShowMatch, Marcelo Tinelli se tomó unos minutos para referirse a la final de la Copa del Mundo y a los disturbios en el Obelisco, luego de que la Selección Nacional perdiera contra Alemania.




“Estoy orgulloso de la Selección Argentina y feliz de lo que se hizo ayer en el Maracaná. Orgulloso del público argentino en el Maracaná y de los casi 100 mil argentinos que estuvieron en Río de Janeiro”, expresó el conductor.
“Los brasileros nos trataron muy bien más allá de las cargadas. A mi me encantó el equipo argentino. Estuvimos a punto de ganar la Copa del Mundo“, destacó.
“Fue maravilloso el recibimiento de Argentina hoy, fue divino. Me emocionó mucho como lo tomo acá en Argentina toda la gente, pero estoy muy triste por lo que pasó en el Obelisco. Tenemos a los inadaptados de siempre”, sentenció.
Además, criticó la falta de policía en la zona. “No puedo creer que no haya seguridad en el Obelisco, parecía una zona liberada”, resaltó.
“No sé si era Metropolitana, la Federal, del Conurbano o la Policía de alguien que vaya, pero me pareció terrible. No entendí que pasó. Hoy también hubo disturbios en el Obelisco”, agregó.
Por otro lado, cuestionó que Cristina Fernández no haya visto los partidos. “Hoy los recibió Cristina que además no vio los partidos del mundial, pero sabía todo. Por lo menos decí que los viste, estaban ahí los muchachos”, señaló.
“El Papa tampoco lo vio, pero una cosa es el Papa y otra Cristina. El Papa no los vio por una cuestión de neutralidad. Cristina, sos la presidenta de los argentinos, dejate de joder, mirá los partidos”, cerró.

Destrozos en el Obelisco: Para Ritondo, Berni debe renunciar

Cristian Ritondo, vicepresidente 1º de la Legislatura porteña, perteneciente al PRO, salió al cruce del secretario de Seguridad Nacional y pidió la renuncia, a raíz de los desmanes del último domingo en el Obelisco.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Cristian Ritondo, vicepresidente 1º de la Legislatura porteña,  reclamó este martes 15/07 la renuncia del secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, debido a los destrozos perpetrados en la zona del Obelisco, y señaló que el funcionario “miente en relación con la responsabilidad compartida de la policía” en la custodia de los disturbios del pasado domingo 13/07.
Al respecto, el legislador porteño dijo “Berni miente, no hay internas. Miente en la responsabilidad compartida de la Policía”, dijo en declaraciones a radio Belgrano.
De esta manera, Cristian Ritondo se sumó de esta manera a los cruces entre referentes del macrismo y del Gobierno nacional por los violentos incidentes en el microcentro porteño, tras la final del Campeonato Mundial de Fútbol.
Además agregó “La responsabilidad de la seguridad en los festejos el domingo era de Berni”.
Ritondo formuló estas declaraciones luego de que el Secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni señalara “que le pregunten a Ritondo de dónde vienen los barra brava de Chicago” identificados en el violento festejo del domingo, y señalara que la custodia de la zona estaba a cargo de la Metropolitana.
Ritondo agregó “Berni o traspasa la Policía o tiene que irse”, planteó Ritondo e insistió en señalar que “la Nación tiene a cargo la seguridad. Los operativos de seguridad los tiene que coordinar el secretario de Seguridad”.
Finalmente, el precandidato a jefe de Gobierno porteño por el PRO, dijo que “el Secretario de Seguridad debe entender de una vez por todas que su discurso mentiroso es una irresponsabilidad política. Debe hacerse cargo de su competencia al menos que sea incompetente para el cargo que ostenta y por eso debería renunciar”.

Incidentes en el Obelisco: Liberan a 78 detenidos

En menos de 48 horas, el juez correccional Omar Fente le otorgó la libertad a casi todos los detenidos por los violentos incidentes registrados en el Obelisco el pasado domingo, cuando se producían los festejos por el subcampeonato de la selección argentina de fútbol en el Mundial. Sólo 2 personas continúan demoradas.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) La Justicia liberó a 78 personas que fueron detenidas el pasado domingo durante los festejos en el Obelisco por el subcampeonato de la selección argentina de fútbol en el mundial de Brasil, y mantuvo el arresto de sólo dos.
 
El juez correccional Omar Fente le otorgó la libertad a casi todos los detenidos luego de constatar sus antecedentes penales y la acreditación de domicilio. Sólo dos de ellos continuaban detenidos porque tenían pedido de captura de un juzgado penal de Lomas de Zamora y otro del juzgado de instrucción 45.
 
Los acusados, a pesar de ser liberados, serán investigados por los delitos de lesiones leves y resistencia a la autoridad.
 
Entre otras medidas, el juez Fente pidió las filmaciones de los incidentes ocurridos el domingo a la noche. En tanto, la Justicia tramita otras causas por los robos a un bar de la avenida 9 de Julio y al teatro Broadway, sobre Corrientes, entre otros hechos de violencia por los que también hay detenidos.

lunes, 14 de julio de 2014

La selección saludará a los hinchas en un Obelisco vandalizado?

Unos 70 detenidos y 55 heridos fue el resultado de los incidentes en las inmediaciones del obelisco anoche (13/07) tras la finalización de la final de la Copa del Mundo Brasil 2014 entre la Argentina y Alemania. Fueron 3 horas de desmanes, choques con la policía, saqueos y violencia por parte de un grupo de malvivientes que terminó arruinando los festejos que se desarrollaban en paz. Un bar sobre la avenida 9 de Julio fue vaciado, el teatro Broadway también fue atacado al igual que otros locales además de los destrozos en la vía pública. Se prepara un escenario en el Obelisco para que la selección salude a los hinchas este lunes (14/07).


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Este lunes (14/07) se prepara en el Obelisco porteño un escenario para que la selección argentina de fútbol salude a los hinchas. Es el mismo lugar donde anoche se desarrollaron serios incidentes que terminaron con unos 70 detenidos y 55 heridos (entre ellos 15 policías), destrozos y locales saqueados.
Todo había comenzado bien con miles de personas congregadas en el principal monumento porteño para apoyar a la Selección en la obtención del segundo puesto en Brasil cuando comenzaron los incidentes por parte de un grupo de violentos que cometió destrozos en la vía pública y en comercios aledaños con robos incluidos.
Hubo muchas críticas al accionar de la policía metropolitana. Al ser reprimidos, los violentos se dispersaron por la avenida Corrientes y apedrearon el Teatro Broadway, robaron locales linderos e hicieron numerosas barricadas donde prendieron fuego tachos de basura.
Hugo ataques a sedes bancarias, bares, teatros y otros comercios ubicados en el microcentro porteño.
Todo comenzó pasadas las 22 cuando un grupo que se encontraban sobre las avenidas 9 de Julio y Corrientes comenzaron a saltar sobre los techos de las paradas del Metrobus y de algunos camiones de los móviles de televisión que estaban estacionados en el lugar.
Luego, comenzó la lluvia de botellas, piedras y otros elementos lo que los vándalos tuvieran a su alcance para enfrentarse con la policía.
Luego vinieron las corridas, y los destrozos de vidrieras, contenedores y tachos de basura utilizados como proyectiles.
La policía apeló a los gases lacrimógenos y al agua para dispersar a los grupos de violentos.
El SAME informó que hubo 20 personas heridas, entre ellas, 15 policías. La Policía Federal detuvo a unas 70 personas.
Alberto Crescenti, titular del SAME, informó que las ambulancias pudieron asistir a 7 heridos en el lugar porque era casi imposible desplazarse por la zona y terminaban atacados por los malvivientes.
La Policía Metropolitana llegó con decenas de móviles y efectivos recién pasadas las 23, muy tarde.

¿Y dónde estaba la Metropolitana?

Desde los incidentes en el hospital Borda hay una constante en la policía que creó la gestión de Mauricio Macri en la Ciudad de Buenos Aires: terror a participar de procedimientos de represión urbana, aún cuando se trate de okupas y tenga una orden judicial habilitante (el llamado Bajo Flores), o aún cuando se trate de vándalos (el domingo 13/07, en la zona que va desde el Obelisco al Teatro Colón). En el caso del Bajo Flores, la Policía Metropolitana afirmaba que no intervendría si no lo hacía en coordinación con la Policía Federal Argentina. Pero el domingo 13/07 la Federal estaba actuando desde bastante antes, y la Metropolitana decidió ausentarse porque dijo que la Federal no le había pedido ayuda. ¿Estará burlándose de la opinión pública el ministro Guillermo Montenegro? ¿O sólo es pánico escénico? En cualquier caso, sigue siendo una 'policía de juguete'.


N. de la R.: El general Ernesto Alais debía marchar desde Rosario (Cuerpo II de Ejército) hacia Campo de Mayo con una columna de blindados para reprimir el 1er. alzamiento 'carapintada' (en la Escuela de Infantería). Así lo había ordenado el presidente de la Nación en aquel 1987, Raúl Alfonsín. Si bien los tanques que él comandaba salieron a la ruta, nunca llegaron a destino. Alais anunció varias veces que arribaría "en cualquier momento" para poner fin a la revuelta pero eso no ocurrió. Alfonsín aseguró, en su libro "Memoria política", que Alais estaba dispuesto a actuar pero que él nunca se lo ordenó para evitar un derramamiento de sangre. En cualquier hecho fue un hecho muy grave, que le provocó enormes perjuicios a la institucionalidad. Desde entonces, cuando la fuerza de seguridad o militar no llega a cumplir con su deber, se recuerda, con sorna, aquella no-acción de Alais. Tiempo después pintaron en la fachada de la casa del militar: "Alais, vos nunca vas a llegar a Rico". Imposible no recordarlo mientras se esperaba a la Policía Metropolitana cerca del Obelisco, el domingo 13/07 casi a medianoche.
 
 
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Una pregunta importante: ¿la Policía Metropolitana es una fuerza de seguridad? Su argumento inicial fue que era una fuerza de prevención. No es una fuerza de inteligencia porque la Legislatura porteña no le concedió las atribuciones indispensables para recopilar información criminal (grave falla de los legisladores) y no quiere sere una fuerza de represión porque le teme a las consecuencias judiciales.
 
Por lo tanto, cuando ocurren acontecimientos que requieren la exhibición de capacidad para reordenar los espacios públicos y proteger a los ciudadanos y sus patrimonios, en riesgo por la acción de quienes violan la legislación, ¿dónde está la Policía Metropolitana?
 
El tema merece un debate a causa de su presencia tardía en los eventos protagonizados por vándalos en la avenida 9 de Julio, la calle Cerrito, la calle Florida y la avenida Corrientes, perímetro donde ocurrieron saqueos, destrozos y violencia, que fueron enfrentados por efectivos de la Policía Federal Argentina, arribando la Policía Metropolitana poco antes de medianoche, cuando los televidentes ya casi estaban hartos de ver las imágenes de cómo terminó el festejo porque la selección argentina de fútbol jugó la final de la Copa del Mundo 2014.
 
De acuerdo a la Policía Metropolitana, ellos no entraron en acción hasta que la Policía Federal no realizó un pedido formal de colaboración. ¿Se imaginan si esos procedimientos existieran en los cuerpos de Bomberos, por ejemplo? ¿No se terminaría de quemar cualquier inmueble? El protocolo no puede ser un obstáculo para la Metropolitana, en especial cuando se trata de la propia Ciudad de Buenos Aires, a la que pertenece.
 
En verdad, la Policía Metropolitana carga con un estigma: cuando reprimió a activistas de izquierda, muy vinculados con la Asociación de Trabajadores del Estado, que se oponían a un reordenamiento edilicio en un terreno lindero al hospital neuropsiquiátrico Borda. Existieron acusaciones de exceso de celo policial contra la Metropolitana, denuncias penales, y desde entonces la fuerza que depende del ministro de Justicia y Seguridad porteña, Guillermo Montenegro, vecino de San Isidro, provincia de Buenos Aires, decidió ausentarse de eventos similares.
 
Es más: esa conducta prevaleció cuando la Justicia ordinaria le exigió desalojar un predio ocupado ilegalmente en el Bajo Flores. La Metropolitana dijo que no intervendría si no actuaba junto a la Policía Federal Argentina y/o Gendarmería Nacional, argumentando en que carecía de equipamiento y personal especializado para esa tarea.
 
Sin embargo, en la noche del domingo 13/07 la Guardia de Infantería de la Policía Federal trabajó intensamente sin que apareciera la Policía Metropolitana.
 
¿Será que había una especulación sobre costos políticos, en especial los vinculados a la presidencialidad de Mauricio Macri? Resultaría absurdo que la Policía Metropolitana terminara imitando a lo más cuestionado de la Policía Federal, que en el pasado llegó a cometer tonterías semejantes, hasta que, con Sergio Berni a cargo de las fuerzas de seguridad, comenzó a cambiar los estándares de intervención directa de las fuerzas de seguridad, conducta que es positiva.
 
Los cruces entre manifestantes y efectivos de la Federal ocurrieron en inmediaciones de la Plaza de la República, cuando un grupo de violentos decidió empañar la celebración por el subcampeonato que logró la Selección en el Mundial de Brasil.
 
Como consecuencia de los disturbios ocurrieron al menos 50 detenciones, unos 22 heridos, 15 de ellos uniformados, y destrozos y saqueos en la zona delimitada por la avenida Corrientes y las calles Cerrito, Carlos Pellegrini, Lavalle, Suipacha e inclusive la peatonal Florida.
 
Los violentos empezaron su ola de agresiones al subirse a un móvil de un canal de televisión y empezaron a destruirlo, mientras desafiaban a los uniformados.
 
Los efectivos policiales usaron camiones hidrantes y gases lacrimógenos para dispersarlos, mientras que aquellos simpatizantes que realmente habían ido a celebrar, tuvieron que escapar rápidamente del lugar.
 
Los manifestantes arrojaron botellas, piedras y otros elementos contundentes contra los efectivos policiales, y provocaron destrozos contra locales, el más perjudicado fue un local de McDonald's.
 
Además, incendiaron tachos de basura, rompieron automóviles que estaban estacionados e incluso en algunos casos robaron lo que encontraban en su interior.
 
También destruyeron paradas del Metrobús en la Avenida 9 de Julio. 
 
De inmediato el SAME emitió un alerta rojo a todos los hospitales de la Ciudad, y dispuso su servicio de emergencias.
 
El SAME (Sistema de Atención Médica de Emergencias) es un servicio de la Ciudad, igual que la Policía Metropolitana. 
 
Pero si el SAME dispuso de inmediato a su personal y equipamiento en respaldo de la tarea que realizaba la Policía Federal, ¿por qué la Metropolitana no podía realizar una tarea similar?
 
La Metropolitana, hay que reiterarlo, arribó al Obelisco poco antes de la medianoche...


Vergüenza Mundial: Graves incidentes en el Obelisco

Era una fiesta y terminó en un desastre: entre la gente que fue a los festejos por el desempeño de la selección argentina de fútbol, aún cuando no haya conseguido la Copa del Mundo, apareció una cantidad de gente muy alcoholizada, y otra drogada, que llegaron para hacer vandalismo, se enfrentaron a las fuerzas de seguridad y provocaron un bochorno televisado en vivo por quienes habían dispuesto cámaras para transmitir una alegría.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Una vez finalizado el encuentro entre la Argentina y Alemania hubo fuegos artificiales en la avenida 9 de Julio donde la gente que se había autoconvocado era muchísima.
 
Muchos avizoraban el tumulto porque la gente había sido convocada para ver el fútbol en 2 pantallas gigantes que no estaban en tiempo y forma en la 9 de Julio aunque sí hubo una en Plaza San Martín. 
 
Luego, no hubo control de las bebidas alcohólicas ni la distribución de otras sustancias entre los presentes.
 
Los festejos se transformaron en saqueos e intentos de asalto a locales comerciales ubicados sobre la peatonal Florida. 
 
En uno de los locales, de venta de artículos deportivos, por lo menos 2 personas ingresaron y se llevaron mercadería, aunque rápidamente fueron detenidas por efectivos policiales.
 
En su huida, uno de estos asaltantes fue bloqueado por asistentes al festejo, que caminaban desconcentrándose, tras ver el partido en la pantalla de Plaza San Martín.
 
Cerca del Obelisco ocurrió un descontrol, que incluyó una secuencia de un vehículo que escapó de la multitud mientras le tiraban todo tipo de cosas. Entre la gente que fue a ver los partidos en pantalla gigante, se vio una gran cantidad de alcohol.
 
En su huida, uno de estos asaltantes fue bloqueado por asistentes al festejo, que caminaban desconcentrándose, tras ver el partido en la pantalla de Plaza San Martín.
 
En su huida, uno de estos asaltantes fue bloqueado por asistentes al festejo, que caminaban desconcentrándose, tras ver el partido en la pantalla de Plaza San Martín.
 
Luego de unos minutos, por lo menos 12 integrantes de la Policía Federal llegaron al lugar para custodiar la zona. Los efectivos se desplegaron por otras cuadras de esa peatonal Florida y lograron evitar que se repitieran los asaltos en otros locales. Decenas de efectivos circularon a pie y en moto por la zona en el marco del operativo de seguridad. 
 
Cerca del Obelisco, un grupo de personas provocó destrozos a un móvil de televisión: sobre la avenida Corrientes, un grupo de alrededor de 15 vándalos subió al techo de uno de los móviles televisivos y arrancó una de las antenas. 
 
Luego se enfrentaron con la Guardia de Infantería de la Policía Federal que, a causa de la multitud concentrada en el lugar, tuvo dificultades para ingresar a la zona y contener los disturbios.
 
Finalmente ingresó en acción 1 camión hidrante de la Policía, para dispersar a los protagonistas de los disturbios con chorros de agua, y éstos responden con piedras y cascotes.
 
En Lavalle y Cerrito, 6 jóvenes trataron de violentar la persiana metálica de una sucursal del Banco Galicia, mientras que a pocos metros del Teatro Colón los manifestantes trataban de reorganizarse detrás de barricadas que improvisaban con los contenedores y los tachos de basura que prendían fuego.
 
Otros grupos aprovechaban a correr por la avenida Corrientes, Diagonal Norte, Carlos Pellegrini y Cerrito para romper señales de tránsito, paradores metálicos para romper las veredas y las paradas del Metrobus. También aprovecharon para robar a los automóviles que pasaban por el lugar y los comercios sobre la avenida Corrientes.
 
El SAME informó que hubo 20 personas heridas, entre ellas, 15 policías. La Policía Federal detuvo a unas 60 personas hasta el cierre de esta edición. Un hombre que nada tenía que ver con los incidentes mostró a las cámaras de televisión una herida cortante en el brazo. Alberto Crescenti, titular del SAME, informó que las ambulancias pudieron asistir a 7 heridos en el lugar porque era casi imposible desplazarse por la zona.
 
Según informó la agencia Télam, familias que se habían acercado al Obelisco para celebrar manifestaron que habían visto vendedores ambulantes que ofrecían alcohol sin ningún tipo de control en los alrededores de la Plaza de la República.
 
Hasta ese momento, sólo intervenía la Policía Federal.
 
Desde el gobierno porteño, funcionarios explicaron a TN que "la Policía Metropolitana no pudo actuar hasta que recibió la orden de la Policía Federal", pero fuentes de esta última fuerza negaron que esa orden fuese necesaria para intervenir.
 
En GBA y La Plata
 
10 personas fueron detenidas en La Plata acusadas de ocasionar disturbios en la vía pública durante los festejos por el subcampeonato de la selección argentina en el Mundial Brasil 2014, informaron fuentes policiales.
 
Las detenciones se produjeron en el microcentro platense, donde las diez personas fueron acusadas por los delitos de intento de robo y disturbios en la vía pública.
 
El tránsito permanecía cortado en los alrededores de la esquina de 7 y 50, donde miles de hinchas se concentraron luego del partido para manifestar su apoyo a la Selección.
 
En tanto, otras cinco detenciones por delitos similares se produjeron en el partido bonaerense de San Miguel, en el marco de un operativo de seguridad.
 
La Policía Bonaerense realizó un despliegue para el monitoreo de la zona del conurbano y el Gran La Plata con cinco helicópteros, indicaron fuentes policiales.



Ultimas Noticias

Especiales

.

.