Mostrando entradas con la etiqueta UPM. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta UPM. Mostrar todas las entradas

jueves, 14 de noviembre de 2013

Botnia: El Vaticano sigue de cerca el conflicto Argentina-Uruguay

El obispo uruguayo Pablo Galimberti reveló que recibió "llamadas" desde la Santa Sede interesadas en el conflicto por la papelera y se preguntó si el Papa intervendría como mediador.


El obispo uruguayo de la diócesis de Salto, monseñor Pablo Galimberti, confirmó este jueves que recibió "llamadas desde El Vaticano" para preguntarle por el conflicto entre la Argentina y Uruguay por la pastera UPM (ex Botnia) y no descartó una "mediación" del Papa Francisco por el tema.
 
"He recibido llamadas telefónicas del Vaticano preguntándome qué están pasando con estos informes con esa planta que está en territorio de su Diócesis, y yo le dije al sacerdote que me preguntaba, deme 48 horas y les mando informes en forma confiable porque los argentinos manejan o interpretan la contaminación con otras claves. Y pensé, ¿será que tal como decían los argentinos o los asambleístas de Gualeguaychú, van a pedir una intervención del Papa ahora que es argentino?", se preguntó el miércoles Galimberti en diálogo con el portal uruguayo 10minutos.com.uy.
 
Además, señaló que durante una reunión de obispos uruguayos se recibió "visita de tres directivos de UPM" para ofrecerles "información de primera mano".
 
"Nos preocupan a veces los datos que manejan los argentinos, a mí en el Vaticano me habían preguntado qué está pasando, pásenos datos fidedignos, confiables. Yo les había enviado una intervención de un catedrático de química Oscar Ventura y algunas otras cosas confiables respecto a los números que se manejan del lado argentino", señaló.
 
Según precisó, uno de los representantes de UPM que asistió a la reunión con los obispos uruguayos fue el inversor Juan Otegui, "que tiene el nueve por ciento de las acciones".
 
Según Galimberti, los directivos de la pastera aportaron "información muy confiable""Incluso nos dijeron, recuerdo este dato, por ejemplo, la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) nos ha puesto condiciones muy muy altas para poder funcionar. Si estas condiciones de la Dinama se llevaran a Finlandia, algunas empresas hoy no podrían funcionar, de modo que nosotros tenemos confiabilidad. Cuando nos dicen esas cosas, bueno, confiamos", dijo.
 
Aunque el pedido de informes del Vaticano podría ilusionar a algunos asambleístas con la posibilidad de que haya una mediación del papa Francisco, el propio obispo de Gualeguaychú, monseñor Jorge Lozano, se encargó de poner paños fríos a la cuestión. "No están dadas las condiciones para una intervención papal, porque se da cuando los Estados piden la intermediación y este no es el caso".
 
Sin embargo, en 1984, cuando Juan Pablo II envió al cardenal Antonio Samoré a mediar en el conflicto entre Argentina y Chile por el Canal de Beagle fue él mismo quien propuso su colaboración para solucionar la disputa que amenazaba con tomar tintes bélicos.

jueves, 17 de octubre de 2013

Uruguay ratificó la autorización a la exBotnia y propone nuevos controles

El canciller uruguayo Luis Almagro le contestó a su par argentino, el ministro Héctor Timerman, a través de una carta en la que rechazó las acusaciones argentinas sobre la exBotnia y desarrolló una contrapropuesta: reformar el Estatuto del Río Uruguay para poder aumentar los controles de impacto ambiental en la zona, pero que supervise lo que pasa en ambas costas, tanto la uruguaya como la argentina.




En el documento, Almagro defiende la autorización del aumento de la producción anual que realiza la pastera. Asimismo, en el escrito sostiene “de manera enfática” que los resultados de los “análisis de monitoreo sobre el impacto ambiental, demuestran sin ambigüedades que la Planta Orión de UPM (ex Botnia) no contamina”.
En la carta de respuesta, el gobierno uruguayo "reitera su disposición a continuar las negociaciones para alcanzar un nuevo marco normativo en la CARU que satisfaga el interés común de preservar la calidad ambiental del Río Uruguay".
Ayer, Timerman envió una carta a Uruguay en la que consideró que la medida dispuesta por el gobierno de José Mujica "constituye una ruptura unilateral del mecanismo de información y consulta previas establecido en los artículos 7 a 12 del Estatuto del Río Uruguay de 1975" ."Por tal motivo, el Gobierno argentino reclama que, de inmediato, el Gobierno uruguayo deje sin efecto la Resolución", sostuvo la carta, según un comunicado difundido por Cancillería.

miércoles, 16 de octubre de 2013

"No le declaramos la guerra a Argentina porque sentimos lástima"

El diario uruguayo El Observador publicó una "Crónica de humor" que poca gracia causará de este lado de la frontera. En la nota, asegura que "la Argentina como país, a veces nos da lástima. Porque solo ha logrado aprovechar lo malo de ser grande". Además, nos reprocha que los hayamos "obligado a consumir" a "Tinelli, Susana, Mirtha y Fort". Nota completa.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) El diario uruguayo El Observador publicó una nota de Opinión titulada "Una lástima", cuya volanta advierte que se trata de una "Crónica de humor", aunque de este lado de la frontera poca gracia causarán estas palabras.
En el artículo, el autor -Ernesto “Bimbo” Depauli- plantea que "el mundo entero se pregunta por qué todavía no le hemos declarado la guerra a Argentina. Es por una razón muy sencilla". "No le declaramos la guerra a Argentina porque sentimos lástima", se responde.
Y tiene duros términos hacia nuestro país: "la Argentina como país, a veces nos da lástima. Porque solo ha logrado aprovechar lo malo de ser grande", asegura. Y enumera, por ejemplo, que no hemos tenido "la delicadeza" de aprender "su idioma" pese a que "practicamente" nos regalaron Punta del Este; que a veces pensamos que somos "el centro del universo "; y que tenemos un "egoísmo disfrazado de pretensiones humanitarias".
"Les tenemos lástima por Tinelli, por Susana, por Mirtha, por Fort, y por otro montón de personajes que nos han obligado a consumir nada más que porque son más grandes",continúa.
La nota de opinión surge como consecuencia de los renovados cruces entre ambos países tras la autorización de José 'Pepe' Mujica de autorizar a la pastera UPM (ex Botnia) a aumentar su producción. El Gobierno argentino le dio un ultimátum al uruguayo para que dé marcha atrás con dicha medida, o caso contrario recurrirá a La Haya (ver notas relacionadas).
La nota completa:
"El mundo entero se pregunta por qué todavía no le hemos declarado la guerra a Argentina. Es por una razón muy sencilla
Está claro que no se trata de un asunto de inferioridad bélica, dado que pese a tener pocos aviones y menos nafta, como dijo Artigas pelearíamos igual con perros de color marrón.
No le declaramos la guerra a Argentina porque sentimos lástima. Puede que el amable lector suponga que esto es una excusa para no reconocer que son más grandes que nosotros, pero es precisamente ese el motivo por el cual, la Argentina como país, a veces nos da lástima. Porque solo ha logrado aprovechar lo malo de ser grande.
 
Y mire que hemos hecho cosas por ellos. Prácticamente les regalamos Punta del Este, y aun así no han tenido la delicadeza de aprender que nosotros les decimos sánguches calientes a los tostados, y siguen exigiendo que nuestros mozos hablen su idioma, cuando es bien sabido que el turista se adapta al lenguaje del país que visita.
 
Les tenemos lástima porque a veces piensan que son el centro del universo, cuando solo son un puntito un poco más grande que el puntito que nosotros somos. A nadie en el mundo se le ocurriría solicitar a su gobierno que cerrara un paso de frontera para obligar al traslado de una fábrica, pero sí a los argentinos. Y lo que da lástima es que lo hagan poniendo por delante la defensa de la vida, ya que si todo se soluciona moviendo la fábrica de lugar, solo se defiende la vida de los argentinos. Eso es lo que da lástima, el egoísmo disfrazado de pretensiones humanitarias.
 
Les tenemos lástima por Tinelli, por Susana, por Mirtha, por Fort, y por otro montón de personajes que nos han obligado a consumir nada más que porque son más grandes, pero son ellos quienes los inventaron y los necesitan para construir una sociedad en la que lo importante es llamar la atención sin importar a qué precio, ya sea desparramando enanos sobre una pista de hielo, o exigiendo la pena de muerte a los gritos cuando les toca de cerca lo que le pasa a la gente común cada día. Sentimos lástima por sus ídolos, sí.
 
Sentimos lástima porque siendo grandes, todavía no han encontrado una forma pacífica para resolver sus diferencias. Siempre hay que hacerlo a los gritos, con insultos, con prepotencia, y a veces a los tiros. Eso a algunos les puede dar miedo, pero a otros nos inspira lástima, nos da pena.
 
Nos da pena que nos traten como una provincia boba, como hermanos menores, porque cuando los hermanos tienen en cuenta quién es el mayor y quién el más chico, siempre terminan peleando. A cierta altura de la vida los hermanos son eso y nada más, sin importar la edad ni la fortuna.
 
Nos dejamos pasar por encima por los argentinos porque no nos interesa competir con ellos, excepto en el fútbol y en algunos negocios, pero lo nuestro no es demostrar que somos mejores sino tratar de ser nosotros mismos, preservando una identidad que desgraciadamente vamos perdiendo de a poco porque ellos quieren que el resto del mundo los imite.
 
Y eso da lástima, porque es una manera de no aceptar a los demás, de no reconocer la existencia del otro como ser independiente, y lo que parece grandeza no es entonces otra cosa que prepotencia.
 
Argentina es uno de los países más lindos del mundo, pero no es obligatorio, no todo el mundo debe vivir como si fuera Argentina, ni girar a su alrededor. Que piensen eso es una lástima.
 
Que se enojen porque queremos ser independientes es una lástima, que se ofendan porque un presidente uruguayo no les hace caso es triste, porque ningún país tiene la obligación de hacerle caso a otro.
 
Por todo eso Argentina nos da lástima, porque nosotros somos muy chiquitos, y sentimos pena cuando vemos que por momentos no son capaces de reconocer su propia grandeza. Nos da lástima porque todo se concibe en términos de ganar o perder, y perder nunca resulta aceptable para la mayoría de los argentinos, no así para nosotros, perdemos a cada rato.
 
Es una verdadera lástima que un país tan grande esté apoyado en pequeñas mezquindades, una lástima de verdad".

martes, 15 de octubre de 2013

Uruguay rechazará las acusaciones de la Argentina

MONTEVIDEO.- El gobierno uruguayo decidió rechazar por escrito las acusaciones de Argentina sobre violación al tratado del río Uruguay, y aprovechó para reivindicar su derecho a la autorización otorgada a la empresa UPM [ex Botnia] instalada en Fray Bentos. La cancillería oriental se disponía a enviar una carta formal con esos argumentos al gobierno argentino.


La Argentina dio hoy un ultimátum a Uruguay para que derogue la autorización a UPM para producir más celulosa por año, y dijo que si eso no ocurre, presentará una nueva denuncia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.
El presidente José Mujica decidió que la respuesta fuera por carta, firmada por el canciller uruguayo, Luis Almagro y dirigida al titular del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de Argentina, Héctor Timerman. "Con firmeza, pero manteniendo un canal de diálogo", fue la instrucción del mandatario uruguayo.
El gobierno de Mujica decidió dejar constancia en esa carta, que en este caso, la autorización a UPM no dependía de un aval de la Argentina y que ese país no tenía poder de veto sobre el caso.
Uruguay entiende que la decisión sobre UPM se tomó cuando se habían agotado todos los plazos previstos en el estatuto del Río Uruguay y que "no viola la soberanía ambiental argentina". Sostiene que UPM presentó su su solicitud en 2011 y que el trámite se inició "correctamente" ante la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) en marzo de 2012. Y subraya que desde ese momento se hicieron contactos al más alto nivel y que la Argentina dispuso de los dos plazos semestrales cada uno para hacer sus objeciones.
"Los 390 días que ha durado este proceso han sido más que suficientes", afirmaron desde Uruguay. Para el gobierno de Mujica, en la decisión de la Corte de La Haya de 2010 quedó claro que los mecanismos de consulta no debían derivar en que ningún país contara con una suerte de "veto implícito".
Días atrás, el canciller Almagro destacó que la de UPM (ex Botnia) "debe ser la planta más inspeccionada desde el punto de vista ambiental que existe en el mundo" y cumple todos los parámetros ambientales que se le exigieron.

jueves, 10 de octubre de 2013

"El único que da un ultimátum es Dios”, replicó Mujica a Timerman

El presidente uruguayo José 'Pepe' Mujica fue tajante en su respuesta al canciller Héctor Timerman, quien anoche le dio "un par de días" para "retrotraer su decisión" y continuar con la mesa de diálogo. En tanto, el ex director del INTI, Enrique Martínez, aseguró que el Gobierno argentino ocultó informes que revelaban que la producción de la pastera Botnia (ahora UPM) no contaminaba.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Luego de queHéctor Timerman le diera anoche una especie de ultimátum al Gobierno uruguayo para retornar la mesa de diálogo por el renovado conflicto por la planta de celulosa UPM (ex Botnia) el presidente José Mujica fue tajante: “¿Ultimátum? El único que da un ultimátum es Dios”. 
 
Según publica El Observador, el mandatario, que participó este jueves del Primer Foro Internacional sobre Transporte Aéreo y su relevancia en la economía de los Estados, no quiso ahondar en el asunto. Pero una fuente cercana al gobierno uruguayo aseguró que Mujica no contestará la nueva intimación argentina.
 
Timerman presentó anoche el "informe completo" de impacto ambiental de la planta papelera UPM (ex Botnia) para volver a denunciar la contaminación del Río Uruguay y pidió formalmente al Gobierno de José Mujica que "retrotraiga su decisión" de autorizar un aumento de producción para volver al diálogo bilateral.
 
"En la ultima semana hemos solicitado por canales informales que Uruguay retrotraiga su decisión sobre el aumento de producción y volvamos a discutir el tema medioambiental, sin obtener respuesta alguna hasta el momento. En esta ocasión, el Gobierno argentino solicita formalmente al Gobierno uruguayo que retrotraiga su decisión y continuemos en la mesa del diálogo", indicó Timerman en conferencia de prensa en la Casa Rosada.
 
"Le mandamos a Uruguay dos mensajes, éste es el tercero. Voy a esperar un par de días", dijo el canciller a la prensa.
 
Por otra parte, hoy trascendió que el gobierno argentino ocultó informes que revelaban que la producción de la pastera Botnia (ahora UPM) no contaminaba, según afirmó Enrique Martínez, ex director del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).
 
En una entrevista que publica en su edición de hoy el diario uruguayo El País, Martínez, quien dirigió el organismo público desde el 2002 hasta el 2011, dijo que el INTI realizó doce estudios de impacto ambiental de UPM sobre el río Uruguay que fueron rápidamente eliminados de su página web por pedido de la Cancillería argentina.
 
"Tomamos valores aguas arriba, a la altura de UPM y aguas abajo, y no había diferencias sensibles. No se demostraba que la pastera contaminara. Publicamos los datos en internet pero la Cancillería argentina nos pidió que los sacáramos cuando comenzó el conflicto en La Haya, y así dejamos de trabajar", reveló el ex jerarca.
 
Según expresó Martínez, "en términos de concentración y en comparación con parámetros nacionales e internacionales no encontramos cifras que superaran los límites máximos de tolerancia". Y agregó:"Sí encontramos tendencias de acumulación de metales pesados en los barros del fondo y algunos valores atípicos de contenidos de fenoles que en realidad están por más de un motivo, no tiene por qué ser su origen la pastera en un río tan extenso y con márgenes cubiertas de vegetación donde cualquier árbol que cae al agua le aporta fenoles"
 
El ex director del INTI justificó el accionar del gobierno nacional en ocultar información explicando que "el argumento de la Cancillería, no falto de razón, fue que Argentina era la única que estaba dando datos, Uruguay no daba ninguno, y ante la controversia internacional era inocente e imprudente que diéramos datos unilateralmente".
 
Luego de que el organismo presentara dichos informes, que sostenían que no había evidencia de que la producción de la pastera finlandesa contaminara, las autoridades argentinas no volvieron a pedirle al INTI que participara de la realización de controles.
 
Más adelante en el reportaje, Martínez califica de "lamentable" el conflicto ya que "se manejan afirmaciones sobre si la planta contamina o no contamina y hay una ausencia total de datos y números". 
 
"La controversia existe porque hay gente en Argentina que sostiene que lo que hay que medir son los volúmenes o masas globales que vierte UPM al río, y nosotros sosteníamos que hay que medir la concentración en los lugares que interesen, no solo en la punta del caño, aunque eso también lo debería medir Uruguay, sino la concentración. Porque nos interesa más la concentración que el volumen total. Cuatro años después seguimos discutiendo en esos términos", explicó.
 
Por último, Martínez cuestionó al actual canciller Héctor Timerman, quien ayer le dio dos días al presidente uruguayo José "Pepe" Mújica para que revoque el permiso a UPM para aumentar su producción, al decir que los informes que presenta el jefe de la diplomacia de la administración Kirchner "no refieren a concentraciones, por lo que no me dice nada".

lunes, 7 de octubre de 2013

Asambleístas manifiestan que el conflicto terminará "cuando las pasteras desaparezcan"

Una caravana de unos 900 automóviles con asambleístas provenientes Gualeguaychú, encabezados por el intendente Juan José Bahillo, marchó el domingo 07/10 hasta la frontera con Uruguay en rechazo de la pastera UPM, donde se encontró con un fuerte operativo de seguridad que impidió la llegada a Fray Bentos y frustró así un encuentro con el jefe departamental Omar Lafluf. Al no permitirse el paso a Uruguay de la importante cantidad de ciudadanos que se congregaron, se elaboró una proclama que fue leída alrededor de las 16:30 en la cabecera uruguaya del puente. Además solicitaron la presencia del Canciller Héctor Timerman en la Cámara baja para que explique como serán los pasos a seguir con el conflicto.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Una caravana de unos 900 automóviles con asambleístas provenientes Gualeguaychú, encabezados por el intendente Juan José Bahillo, marchó el domingo 07/10 hasta la frontera con Uruguay en rechazo de la pastera UPM, donde se encontró con un fuerte operativo de seguridad que impidió la llegada a Fray Bentos y frustró así un encuentro con el jefe departamental Omar Lafluf"Este conflicto solamente terminará cuando se erradique la planta de Botnia-UPM y desaparezca la causa que perjudica la unión de dos pueblos hermanos", aseguraron los asambleístas en una proclama leída a metros de la barrera fronteriza custodiada por una formación de agentes de la Prefectura uruguaya, que bloqueó el paso hacia ese país.
Al no permitirse el paso a Uruguay de la importante cantidad de ciudadanos que se congregaron, se elaboró una proclama que fue leída alrededor de las 16:30 en la cabecera uruguaya del puente.
La declaración
Han pasado diez años y hoy, como ayer, nuestra lucha sigue siendo por la Vida. Por el derecho irrenunciable de vivir en un ambiente sano y es nuestra obligación para con las generaciones futuras de que disponga de un mejor ecosistema. Por eso, esta bandera no conoce de fronteras y si de hermandades. Debe unir a los pueblos y no separarlos.
Nuestra interpelación está dirigida a ambos Gobiernos, para que asuman la real representación de su pueblo y no terminen siendo meros administradores de poderosos intereses económicos bajo las promesas de mejor futuro que solo traen aparejadas más pobrezas y dramas sociales. Cuando quienes deben hacerlo no lo hacen, los pueblos se movilizan, por eso hoy aquí como hace diez años reclamamos:
-El 4 de Octubre de 2003, el Presidente Municipal de Gualeguaychú, acompañado por numerosos ciudadanos, se presentó ante las Autoridades Uruguayas. Expresaron el rechazo a la instalación de plantas de celulosa en esta región, que se venían anunciando desde distintas empresas y países. Similar presentación fue realizada ante las Autoridades Argentinas Hemos avanzado desde entonces en la información sobre las consecuencias negativas para el medio ambiente y para la salud humana y llegamos a la conclusión que Gualeguaychú no aceptará nunca un emprendimiento que es ilegal y contaminante.
-En todas las instancias y lugares, donde pudimos, hemos expresado una y mil veces y de múltiples maneras, tanto a las autoridades Uruguayas como a las Argentinas y a las de otras Instituciones del mundo, como a la ciudadanía en general, las razones que avalan nuestra postura. Todas basadas en que Botnia contamina.
-El Gobierno Uruguayo ha tenido siempre oídos sordos a nuestros reclamos. Ha sostenido una permanente actitud de exaltar las supuestas bondades de estas fábricas y hasta ha dado informaciones inexactas a su pueblo respecto al carácter contaminante de Botnia - U.P.M.
-El Presidente de la ROU reconoció recientemente en forma pública que Botnia - UPM contamina, al decir que “si se disminuye la cantidad de fósforo que emite la planta será menor la contaminación producida”.
-También el Canciller Héctor Timerman ha reconocido tardíamente los índices de contaminación. Ocultando durante mucho tiempo datos que se conocían y que no fueron suministrados a la población afectada y a los sectores interesados.
-Por esos motivos, nos oponemos a que se autoricen mayores niveles de producción a una empresa que de por sí contamina con los actualmente autorizados por el Gobierno Uruguayo. También rechazamos la instalación de nuevas plantas de celulosa en la cuenca del río Uruguay.
-Responsabilizamos una vez más al Gobierno Uruguayo y a la empresa Botnia - U.P.M., por la contaminación ambiental producida y por la afectación de la salud humana (como se demostró recientemente al tener que evacuar personas de urgencia por organismos de salud de ambos países), y por la tendenciosa información que sobre la misma brindan al Pueblo Uruguayo. Responsabilidad que también le cabe a nuestro Gobierno.
-Pedimos una vez más al Gobierno Argentino que actúe con firmeza y responsabilidad, priorizando la salud de los habitantes y del río. Condenamos la actitud de haber ocultado información durante tanto tiempo, bajo excusas absolutamente injustificadas y pretendiendo ignorar que Botnia – UPM contaminaba. Nos solidarizamos con los asambleístas denunciados y querellados injustamente por el Gobierno ante la Justicia Federal. Impugnamos la tardanza en haber reconocido la afectación que sufre nuestro río Uruguay, luego de varios años de conflicto en los que se omitió actuar en defensa de la salud pública como del ecosistema. Exigimos en defensa del derecho humano a vivir en un ambiente sano y que despliegue un accionar concreto y efectivo, que supere los discursos y deje de lado las debilidades exhibidas frente a los atropellos uruguayos.
-La CARU no puede ser un organismo burocrático e indolente, que en vez de administrar el río se conforma con administrar la contaminación. Debe, entre otras cosas, incluir su apertura a la participación ciudadana y que garantice el derecho de acceso a la información pública, garantizando el acceso a la información pública, encargándose de cumplir activa y públicamente con el mandato del fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, junto al Comité Científico y examinar y controlar como allí se dispuso.
-Este conflicto solamente terminará cuando se erradique la planta de Botnia - U.P.M. y desaparezca la causa que perjudica la unión de dos Pueblos hermanos.
En el Congreso piden la presencia de Timerman para que explique cuales serán los pasos del Gobierno con respecto a las papeleras
El vicepresidente segundo de la Cámara de Diputados de la Nación, Mario Negri (Unión Cívica Radical-Córdoba), pidió la presencia del canciller Héctor Timerman en el Congreso para que brinde “claras explicaciones” ante la situación planteada con Uruguay por la pastera UPM.
Negri, quien integra la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara baja, sostuvo que “es necesario conocer a fondo sobre los incumplimientos ambientales así como el papel desempeñado por la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), como organismo binacional”.
El legislador radical se pronunció en favor de invitar a los asambleístas de Gualeguaychú al Congreso “para que arrimen información y sean escuchados”, a la vez expresó que “hay que rescatar la hermandad de los pueblos, los gobiernos pasan. Hay fracasó o complicidad de la diplomacia, hay que conocer la verdad”, reclamó Negri

domingo, 6 de octubre de 2013

Los de Gualeguaychú no llegaron a Fray Bentos

La multitudinaria marcha partió de Gualeguaychú a las 16.00 y llegó al puente General San Martín casi 1 hora después. Estaba previsto que una delegación encabezada por el intendente Juan José Bahillo ingresara a Uruguay para reunirse con el intendente de Río Negro, Omar Lafluf, y entregarle un petitorio. Sin embargo, dado que el operativo policial impidió que pasaran todos los asambleístas, se definió suspender la reunión. El intendente Bahillo dijo que si los vecinos no podían cruzar él tampoco lo hará (¿no había prestado su conformidad al paso restringido?) y que hará llegar el petitorio a Lafluf en los próximos días, junto con los datos presentados por el canciller Héctor Timerman sobre la contaminación de UPM. Bahillo aclaró que "no es un conflicto con los hermanos uruguayos. En todo caso es por las decisiones que han tomado las autoridades uruguayas autorizando esto". El punto más importante del petitorio (e incumplible) es la exigencia de la relocalización de la planta de UPM.


Cuando llegó el intendente de Gualeguaychú, Juan José Bahillo, a la cabecera del puente, sostuvo a los periodistas que presentará un petitorio al intendente Omar Lafluff de "relocalización de Botnia. Voy a hacérselo llegar de alguna manera. Tenía pensado entregarle también la documentación que expuso el canciller (Héctor) Timerman con las mediciones que demuestran el carácter contaminante de la planta". Tras una llamada telefónica a Lafluff, Bahillo informó que se cancelaba la reunión de intendentes. "Pasamos todos o no pasa nadie", sostuvo remarcando que tiene que responder al "pedido de su pueblo". Sobre las 18:00, los asambleístas resolvieron retornar a Argentina.

La caravana integrada por asambleístas de Gualeguaychú que partió sobre las 16:00 rumbo a Fray Bentos, decidió dar la vuelta a causa del cordón policial apostado sobre el puente internacional General San Martín.
 
Los 40 efectivos de la Prefectura uruguaya no dejaron ingresar a los asambleístas argentinos a territorio uruguayo. Por ese motivo los asambleístas resolvieron suspender la reunión que estaba agendada con el intendente de Río Negro, Omar Lafluf.
 
Estaba previsto que un grupo reducido de asambleístas, junto al intendente de Gualeguaychú, Juan José Bahillo se reuniera con Lafluf. 
 
Sin embargo, Bahillo indicó que si los ambientalistas no podían cruzar, él tampoco lo haría y el encuentro se suspendió.
 
"Venimos pacíficamente, no entendemos esta barricada. Tenemos derechos de vecinos", dijeron algunos de los asambleístas ante el impedimento de cruzar el puente.
 
El gobierno uruguayo ya había comunicado el viernes 04/10 que sólo permitirá el paso a Bahillo y una delegación de 5 asambleístas, para la reunión con Lafluf.
 
Los activistas cruzaron en vehículos el puente San Martín ocupando las 2 sendas y al llegar al cruce fronterizo resolvieron instalar una asamblea para definir los pasos a seguir tras encontrarse con un fuerte operativo policial que les impidió pasar. La asamblea no duró ni media hora. Se leyó una proclama y resolvieron retornar a la Argentina. 
 
El activista Oscar Vargas afirmó: "No nos están dejando pasar y vamos a dejar constancia con escribano". 
 
Vargas dijo que "hay que sacar a Botnia tornillo por tornillo y llevarla para otro lado".
 
Minutos más tarde llegó el intendente de Gualeguaychú, Juan José Bahillo, quien al arribar a la cabecera del puente sostuvo a los periodistas que presentará un petitorio al intendente Omar Lafluff de "relocalización de Botnia. Voy a hacérselo llegar de alguna manera. Tenía pensado entregarle también la documentación que expuso el canciller (Héctor) Timerman con las mediciones que demuestran el carácter contaminante de la planta". 
 
Tras una llamada telefónica a Lafluff, Bahillo informó que se cancelaba la reunión de intendentes. "Pasamos todos o no pasa nadie", sostuvo remarcando que tiene que responder al "pedido de su pueblo".
 
Sobre las 18:00, los asambleístas resolvieron retornar a Argentina. 
 
Bahillo dijo sentir "dolor" porque en Uruguay no se "entiende" el conflicto", que, recalcó, "no es con los vecinos uruguayos" sino "por las decisiones que han tomado algunas autoridades uruguayas autorizando esto". 
 
El gobierno de José Mujica dispuso un intenso operativo de seguridad en el paso fronterizo para impedir el ingreso de la marcha de la asamblea ambiental de Gualeguaychú, la cual si bien acaparó las dos sendas del puente no fue multitudinaria.
 
El Ministerio del Interior uruguayo había informado el operativo en el área del puente San Martín, con 3 puestos policiales:
 
> en la garita de acceso al Área de Control Integrado, 
 
> en la intersección de las rutas 2 y 24 -Paraje La Víbora- donde se detuvieron los vehículos que iban hacia el puente mientras duraba la manifestación; y 
 
> un destacamento policial en Los Arrayanes en el límite entre Río Negro y Soriano. 
 
Un helicóptero de la Fuerza Aérea, la Guardia Metropolitana y efectivos del Ejército permanecieron en el Batallón de Infantería Mecanizada N° 9.
 
Mujica había dicho a Canal 4, de Montevideo, que “el no dejar pasar una manifestación es para evitar esas cosas que se pueden dar, y que son muy difíciles de evitar cuando la gente, en la pasión de su manifestación, a veces se pasa del estribo, y ese estribo puede ser de gente allá y de gente de acá también”. Y que “de ninguna manera esa decisión es cerrar la puerta a la comunicación, al diálogo y a la relación”.

Pasteras en Uruguay: Hay una negociación bilateral, dicen en Uruguay

2 frases para tener en cuenta en el conflicto entre la Argentina y Uruguay por las plantas de producción de pasta de celulosa sobre el margen oriental del río Uruguay: la de Horacio Verbitsky, en Página/12 "(El recurso a la Corte Internacional anunciado por la Argentina intenta mantener el litigio en términos razonables, pero no sería beneficioso que los denominados ambientalistas de la margen occidental volvieran a enturbiar las relaciones con sus desplantes belicosos."); y el diario La República, de Montevideo, cercano al gobernante Frente Amplio ("En Buenos Aires aseguran que la residencia del embajador uruguayo Guillermo Pomi fue escenario de un cónclave que devolvió la calma y sacó del medio a los más nerviosos protagonistas de las últimas horas.")


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Fuerzas de choque de la Armada uruguaya y efectivos del Ministerio del Interior llegaron a la ciudad Fray Bentos, desde Montevideo.
 
Los activistas argentinos, furiosos con la decisión del presidente uruguayo José Mujica de autorizar un aumento de la producción a la fábrica de UPM, se encuentran advertidos de que el gobierno uruguayo no quiere dejarlos pasar. Sin embargo, algunos afirman que igual lo van a intentar y posiblemente irán acompañados de un escribano para dejar constancia de que no se los dejó ingresar si eso finalmente ocurre, según explicó al diario El País, de Montevideo, el activista Gustavo Rivollier.
 
Sin embargo, por estas horas se hacen esfuerzos desde el Gobierno argentino para impedir que la situación desborde.
 
Las autoridades uruguayas establecieron que permitirá solamente el ingreso a territorio uruguayo del intendente de Gualeguaychú, Juan José Bahillo, y algunos activistas para que se reúnan con el intendente de Río Negro, Omar Lafluf, al que plantearán otra vez su oposición a la planta de UPM.
 
Por su parte, el presidente Mujica dijo ya a Canal 4, de Montevideo, que "el no dejar pasar una manifestación es para evitar esas cosas que se pueden dar, y que son muy difíciles de evitar cuando la gente en la pasión de su manifestación a veces se pasa del estribo, y ese estribo puede ser de gente allá y de gente de acá también".
 
"De ninguna manera esa decisión es cerrar la puerta a la comunicación, al diálogo y a la relación",agregó.
 
El encuentro entre Lafluf y Bahillo será en el parador Coriné, una de las empresas que estuvo cerrada más de 5 años por los cortes que se extendieron de 2006 a 2010.
 
Bahillo llegará junto al ministro de Educación de Entre Ríos; el exvicegobernador José Lauritto, algunos concejales y unos 12 asambleístas. Lafluf lo esperará acompañado de un edil representante de cada bancada partidaria de la Junta Departamental de Río Negro, el presidente de la Asociación Comercial y trabajadores uruguayos del paso de frontera que sufrieron en carne propia las consecuencias del bloqueo. 
 
"Hemos coincidido con Bahillo en que esto debe ser una reunión, no un debate. Por esa razón cada uno entregará un memorándum con nuestras respectivas posturas", dijo Lafluf a El País.
 
Los medios de comunicación solo podrán tomar imágenes y fotografías. La reunión se realizará a puertas cerradas. Es probable que Bahillo no realice declaraciones, al menos en territorio uruguayo. "Entendemos con Bahillo que la reunión tiene que ser de buena voluntad, debemos ser capaces de hacer algo juntos por los pueblos", opinó Lafluf.
 
 
 
"El presidente uruguayo José Mujica atribuyó la falta de entendimiento por la ampliación de la planta papelera sobre la margen oriental del Río Uruguay al proceso electoral argentino. Basta ver los avisos televisados de los distintos candidatos para advertir que en campaña muchos ánimos se trastornan y muchas mentes se ofuscan. Pero también Uruguay está en pleno proceso proselitista, si bien la renovación presidencial no ocurrirá dentro de un mes sino en un año, y Mujica enfrenta una de las situaciones más difíciles de su larga vida política, cosa que incluso confesó en Buenos Aires. Por eso, habló de la Argentina pensando en el Uruguay. En cualquier caso, está claro que de aquel lado del río las empresas aún condicionan las decisiones del sistema político, tal como ocurrió en las dos primeras décadas de la democracia argentina, y que el anuncio de Mujica obedeció a una imposición de la pastera finlandesa UPM sobre la institucionalidad uruguaya.
 
(...) El límite de un millón de toneladas anuales de pasta fue fijado en 2005 por el gobierno del Uruguay, en base a un informe propio de Impacto Ambiental, que fue ratificado en 2010 por la Corte Internacional de Justicia, bajo el control y la vigilancia continua de la Comisión Administradora del Río Uruguay, CARU. En 2012, Uruguay sometió a la CARU la solicitud de UPM de ampliar su producción anual, en modificación de las condiciones previstas en el proyecto original. El procedimiento de información y consulta previas se encuentra en pleno desarrollo, de acuerdo con el Estatuto del Río Uruguay. La Argentina sostiene que la información y documentación recibidas eran incompletas y cuatro veces solicitó información complementaria, que Uruguay no suministró. De las 21 preguntas que presentó la Argentina, sólo diez fueron respondidas por Uruguay. 
 
Según el gobierno argentino, ésta es una nueva violación al procedimiento de información y consulta que, de acuerdo con el fallo de La Haya, Uruguay ya violó en ocho ocasiones y actuando de mala fe. Por eso entiende que la autorización unilateral implica una nueva controversia entre las partes, que puede ser sometida por cualquiera de ellas a la Corte Internacional. El incremento que ahora permitió Mujica blanquea niveles de producción ya alcanzados, por encima del tope legal, según los registros aduaneros del propio Uruguay: la planta de UPM se excedió en 50.597 toneladas en 2009; 97.407 en 2010; 96.880 en 2011; 88.124 en 2012 y 74.410 toneladas hasta septiembre de 2013, introduciendo en el río mayor cantidad de sustancias, energía y contaminación, en desacato a todas las normas, incluyendo los Acuerdos Presidenciales y de Cancilleres de 2010 para la ejecución de la sentencia de La Haya. (...)
 
El recurso a la Corte Internacional anunciado por la Argentina intenta mantener el litigio en términos razonables, pero no sería beneficioso que los denominados ambientalistas de la margen occidental volvieran a enturbiar las relaciones con sus desplantes belicosos. Además de tener la razón, es conveniente guardar las proporciones, algo que no pueden hacer los municipios ni las provincias sino el gobierno de la Confederación Argentina."
 
 
En el diario El Día, de Gualeguaychú, se acusó a Mauricio Macri y Sergio Massa de apoyar los intereses de Uruguay. Así, los de la Asamblea Ambiental parecieran asumirse como kirchneristas (?):
 
"El jefe de gobierno porteño Mauricio Macri, y el bloque de diputados del Frente Renovador, que responde a Sergio Massa, tomaron distancia de la posición argentina en el conflicto por la pastera Botnia, y se alinearon con el gobierno uruguayo en el diferendo cuyo eje es la posible contaminación del Río Uruguay por parte de la empresa finlandesa y sus efectos sobre la población entrerriana que vive en Gualeguaychú.
 
Tal como lo había hecho el jueves la candidata a senadora del PRO, Gabriela Michetti, Macri eligió poner en duda la posición del gobierno argentino y darle credibilidad al país vecino: “Según Uruguay se están cumpliendo todos los estándares ambientales”, afirmó, y expresó su deseo de que la Argentina no recurra “a La Haya” a repetir lo que consideró “un papelón”, en alusión a recurrir al tribunal internacional para dirimir el diferendo.
 
“Para mí es un gran fracaso de la política exterior argentina no llevarse bien con Uruguay, que es lo más cercano que tenemos en el mundo. Lamento mucho el problema”, dijo durante una actividad proselitista.
 
El bloque de diputados del Frente Renovador también cuestionó la reacción del gobierno en el conflicto con Uruguay por la papelera UPM: “El gobierno argentino no parece entender lo que está en juego en este momento y prefiere –como es su costumbre– levantar el tono antes que sentarse a una mesa a conversar. El desencuentro por la pastera no puede agredir tanta historia y futuro en común como los que tenemos argentinos y uruguayos”, señalaron los legisladores que responden a Massa.
 
El bloque que conduce Roberto Mouillerón emitió un comunicado en el que llamó a las dos partes a establecer instancias de “diálogo” y reclamó la presencia del canciller Héctor Timerman a la Cámara Baja para “informar” sobre el diferendo binacional. (...)".
 
 
Una clave de las negociaciones tras bambalinas que siguen sucediéndose, aparece en el diario La República, de Montevideo, que simpatiza con el Frente Amplio gobernante en Uruguay:
 
"En Buenos Aires aseguran que la residencia del embajador uruguayo Guillermo Pomi fue escenario de un cónclave que devolvió la calma y sacó del medio a los más nerviosos protagonistas de las últimas horas.
 
De inmediato se mandaron señales. En Argentina, por unas horas nadie volvió a hablar de La Haya. Y desde Uruguay Mujica recordaba que “el diálogo no está roto ni va estar roto nunca, tenemos una discrepancia en un punto”, solamente. Del otro lado del río, la presidenta argentina Cristina Fernández encabezó un acto en la localidad de La Matanza pero por segundo día consecutivo evitó pronunciarse sobre el conflicto.
 
Distintas versiones en ambos países apuntan a que ambos gobiernos han retomado el diálogo “en el más estricto hermetismo” con el objetivo de “enfriar” la escalada de los últimos días. El embajador uruguayo tiene una conocida amistad con el secretario legal y técnico de la Presidencia, Carlos Zannini, y ambos estarían al frente de esta nueva etapa negociadora.
 
Otra señal positiva fue la de Diego Cánepa. El prosecretario de la Presidencia es la voz de Mujica en estos casos y mucho más cuando se trata de un mensaje emitido desde la Secretaría de Comunicación de Presidencia.
 
“No es deseable que un diferendo puntual que quedó encapsulado se exacerbe en una especie de pasión, como si estuviéramos en un partido de fútbol. Me parece que hay que aplacarse, quitarle dramatismo, dejar que las cosas sucedan con naturalidad y, por supuesto, tomando las precauciones del caso”, concluyó.
 
Aplacarse y dejar que las cosas sucedan. Eso es lo que hoy hace la diplomacia de ambos países mientras se miran de reojo y esperan que las negociaciones “ultrasecretas” terminen en humo blanco. De lo contrario, Timerman volverá a tener protagonismo y “La Haya” será la palabra de moda.
 
“No adelantemos ni dramaticemos ni generemos que esto sea igual a lo que pasó, que es una película repetida; hagámoslo paso a paso. Nosotros estamos haciendo el esfuerzo, convencidos de que tenemos un caso muy sólido, que hemos hecho las cosas correctas y jurídicamente perfectas, y que hemos tomado las decisiones que le corresponden al país, de acuerdo a los intereses nacionales que entendemos son los que prevalecen en estos temas”, reflexionó Cánepa muy a tono con el momento. (...)"
 
 
 
"La nueva crisis diplomática con Argentina, provocada tras la decisión del gobierno uruguayo de habilitar a la fábrica de pasta de celulosa UPM (ex Botnia) un incremento del tope anual de su producción, salpica otras cuestiones que integran la agenda bilateral. En la bolsa están temas como el dragado del canal Martín García y la ampliación de la terminal portuaria en Nueva Palmira (Colonia), por ejemplo.
 
La bronca del gobierno kirchnerista pone en aprietos el proyecto de la nueva aerolínea de bandera, gestionada por los extrabajadores de Pluna, que antes de levantar vuelo ya tiene varios machucones.Alas-U, como se llama la compañía en construcción, depende de la voluntad del vecino país para obtener horarios de vuelo (slot) rentables para la ruta Carrasco (Montevideo)-Aeroparque (Buenos Aires). El negocio cambia si la aerolínea puede ofrecer frecuencias cuando los clientes más lo necesitan.
 
El ministro de Transporte y Obras Públicas (MTOP), Enrique Pintado, había informado al Parlamento de la existencia de un acuerdo no firmado con Argentina para que la futura aerolínea de bandera uruguaya pueda acceder a los slot que operaba Pluna, y que ahora acapara Aerolíneas Argentinas. Sin embargo, según dijeron a El Observador fuentes de la cartera, esa gestión fue hecha hace más de un año, por lo que carece de efectos.
 
Ya se sabe que Alas-U no comenzará a volar antes de marzo. El Poder Ejecutivo tendrá que ir de nuevo a negociar a Buenos Aires, si la compañía gestionada por trabajadores pretende tener rentabilidad en esa ruta.El denominado “puente aéreo” era la actividad más rentable para Pluna y fue desde siempre codiciado por toda la competencia.Mientras la exaerolínea de bandera estuvo en pie, operaba sus frecuencias hacia Aeroparque con un nivel de ocupación promedio de 71%, lo cual es muy elevado para los estándares aeronáuticos. Con 44,9% de ocupación alcanza para que la ruta sea rentable, según explica en uno de sus planes de negocio los trabajadores que ahora van a gestionar Alas-U.
 
En enero de este año, el sindicato de extrabajadores de Pluna inició contactos con organizaciones gremiales colegas de Argentina, para intentar eludir el efecto de la política aeronáutica que aplica el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, en sintonía con el proteccionismo comercial a su industria. Dirigentes del gremio asumieron desde un principio como reales los palos en la rueda que puedan venir desde Argentina, y por ello contactaron a sindicatos argentinos, como la APA (Asociación de Personal Aeronáutico), para tener certeza de acceder luego, cuando estén operando, a los permisos y horarios de vuelo correspondientes.
 
Las ganancias de operar el puente aéreo son muy significativas para la aerolínea de bandera. Según dice uno de los primeros planes de negocio de Alas-U, proyectan facturar en los primeros dos años unosUS$ 43.875.000, por las 60 frecuencias semanales de la ruta, lo que implica 32,7% de la facturación del total por venta de pasajes."

Ultimas Noticias

Especiales

.

.