Mostrando entradas con la etiqueta UBS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta UBS. Mostrar todas las entradas

sábado, 2 de agosto de 2014

¿Qué bancos votaron a favor del default?

La Asociación Internacional de Seguros contra Default y Derivados (ISDA) declaró a la Argentina en default, con lo que activó los pasos para abonar unos 1.000 millones de dólares en coberturas por incumplimiento.


"La falta de pago constituye un evento de crédito para la República Argentina", concluyó hoy la ISDA con el voto unánime de los 15 integrantes del comité, en Nueva York, reportaron agencias internacionales.

La reunión se llevó a cabo en la sede de ISDA en el 360 de Madison Avenue, en la cual participaron los bancos Bank of America, Barclays, BNP Paribas, Citibank, Credit Suisse International, Deutsche Bank, Goldman Sachs International, JP Morgan Chase Bank, Morgan Stanley y Nomura international así como también cinco fondos de inversión: Elliot Management, Blue Mountain Capital Management, D.E. Shaw, Eaton Vance Management y Pacific Investment Management.

Incluso, las agencias calificadoras de riesgo Fitch, Standard & Poor's y Moody's ya habían declarado al país en cesación de pagos, antes de la resolución de la ISDA.

El comité de la ISDA se reunió este mediodía a pedido del Banco Suizo UBS, que precisamente preguntó a la ISDA si la falta de pago de los bonos DISCOUNT constituía un evento crediticio, es decir un default.

viernes, 1 de agosto de 2014

CDS: La Argentina está en default y podrían dispararse US$1.000 millones en seguros

La ISDA, la asociación que regula a nivel global los Credit Default Swaps (CDS), decidió que el 30/07 ha ocurrido un evento de "incumplimiento de pago" en los contratos de deuda del país, por lo que se podrían disparar hasta US$1.000 millones en seguros contra default.


UBS le envió una consulta al ISDA: "¿La falta de pago que se ha producido es un evento de crédito para la República Argentina?". Así espera saber si puede cobrar o no los CDS que posee.
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA, por sus siglas en inglés) determinó este viernes que la Argentina cayó en default, por lo que se podrían disparar pagos por hasta US$1.000 millones en seguros contra cesación de pagos. 
 
El comite integrado por 15 miembros de la la organización que regula a nivel global los Credit Default Swaps (CDS) decidió que el 30/07 ha ocurrido un evento de "incumplimiento de pago" en los contratos de deuda, informó la agencia Reuters. 
 
El 30/07 venció el período de gracia para que una parte de los tenedores de la deuda reestructurada cobraran US$539 millones, lo que no sucedió. 
 
La deliberación fue motivada por una solicitud del banco UBS. 
 
Para la ISDA un evento de default se produce cuando un prestatario "no realiza cuándo y dónde debe los pagos de una o más obligaciones". 
 
UBS le envió una consulta al ISDA: "¿La falta de pago que se ha producido es un evento de crédito para la República Argentina?". Así espera saber si puede cobrar o no los CDS que posee.
 
El fondo Elliot es miembro asociado y suscriptor del ISDA, por lo que es uno de los que formará parte de la decisión de si el país 

Empieza a definirse el pago de US$ 1.000 millones de seguros contra default

Este jueves (30/07) el default argentino dejó abierta la puerta para que se gatillen los contratos de seguros contra una cesación de pagos. El banco suizo UBS reclamó el pago de unos US$ 1.000 millones a través de los 2.600 contratos y para eso se contactó con ISDA, la organización que agrupa a los participantes del mercado de Credit Default Swaps (CDS) para solicitarle a su Comité de Determinaciones una definición sobre si se produjo la falta de pago argentina. Este viernes (01/08) ISDA comenzará a analizar el caso argentino para responder si se cayó en default y deben pagarse los US$1.000 millones. Entre otros, deberán votar: Bank of America, Barclays, BNP Paribas, Citibank, Credit Suisse International, Deutsche Bank, Goldman Sachs, JPMorgan Chase Bank, Morgan Stanley & Co y Nomura International.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Las primeras consecuencias del default argentino empiezan a notarse en el mundo. Ayer (30/07), el banco suizo UBS solicitó a ISDA (International Swaps and Derivatives Association) que se pronuncie sobre la situación de la Argentina en cuanto a si entró en una cesación de pagos. De ser afirmativa la respuesta, se activarán desembolsos por unos US$ 1.000 millones a través de los 2.600 contratos, por los seguros contra default. ISDA tomó el pedido y desde esta mañana comenzará a estudiarlo en uno de sus comités.
Los compradores de esos seguros, conocidos como Credit Default Swaps (CDS), ya quieren cobrar. Aunque el juez Thomas Griesa convocó también para este viernes a una reunión con los fondos buitre, se estima que la decisión en ISDA demore porque el Comité de Determinaciones que debe decidir tiene una integración variada con distintos punto de vista.
Quienes pagan los  CDS, si ISDA determina que hay un incumplimiento argentino, son los bancos que emiten estos seguros. Se cree que NML y Aurelius, los holdouts, tienen comprados CDS y que están detrás de este negocio.
Hno de los miembros de ISDA que participará del comité que decidirá si Argentina ingresó o no en default es Elliott Management. La compañía de Paul Singer, dueña del fondo NML Capital que le ganó el juicio al país.
Según consta en la misma página de ISDA, Elliott es un voting no dealer dentro del comité. Esto quiere decir que no vende CDS como hacen los bancos, por que es no dealer, pero sí tiene voto en las decisiones que tenga que tomar el comité. O sea, Elliott tendrá voz y voto para decidir si deben gatillarse los pagos de los CDS argentinos, explica este 01/08 el diario Infobae.
Según la agencia de noticias financieras Bloomberg, el precio de los CDS para asegurarse contra un default argentino es el más caro del mundo. "Para asegurar 10 millones de dólares en deuda argentina a cinco años, hay que pagar 4,2 millones de dólares por adelantado y 500 mil dólares anualmente".
Los inversores internacionales consideran que la Argentina ya cayó en default por segunda vez en casi 13 años. Pese a esto, continúan especulando que la Argentina finalmente llegará a un acuerdo con los holdouts, a largo plazo.

jueves, 31 de julio de 2014

UBS ya reclama US$1.000 millones de los seguros contra default

El default argentino dejó abierta la puerta este jueves (31/07) para que se gatillen los contratos de seguros contra una cesación de pagos. Los participantes del mercado de Credit Default Swaps (CDS) podían contactarse con ISDA, la organización que agrupa a los participantes de este mercado y solicitarle a su Comité de Determinaciones una definición sobre si se produjo la falta de pago argentina. Así lo hizo el banco suizo UBS que reclama pagos por unos US$ 1.000 millones a través de los 2.600 contratos.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- A menos de 24hs del anuncio en conferencia de prensa del ministro de Economía, Axel Kicillof, sobre la falta de acuerdo con los fondos buitres y la cesación de pagos, el banco suizo UBS pidió este jueves (31/07) la activación de los seguros contra default que suponen unos US$ 1.000 millones en 2.600 contratos.
La solicitud se cursó a ISDA, el organismo encargado de determinar cuando se activan los seguros contra default llamados CDS (Credit Default Swaps). Ahora, el Comité de Determinaciones de ISDA debe resolver la cuestión. Ese cuerpo contiene 10 firmas compradoras y 5 empresas vendedoras, por lo que se supone que el debate será extenso. Un evento con respecto a la Argentina sería tratado por el Comité de Determinaciones de las Américas, indicó Lauren Dobbs, asistente del director de comunicaciones de ISDA en declaraciones que reproduce hoy el diario El Cronista.
En caso de que ISDA autorice que se disparen los seguros por default, los tenedores de los 2.652 contratos de CDS que hay en el mercado cobrarán unos US$1.000 millones.
Según la agencia de noticias financieras Bloomberg, el precio de los CDS para asegurarse contra un default argentino es el más caro del mundo. "Para asegurar 10 millones de dólares en deuda argentina a cinco años, hay que pagar 4,2 millones de dólares por adelantado y 500 mil dólares anualmente".
Se cree que NML y Aurelius, los holdouts, tienen comprados CDS y que están detrás de este negocio.
Los inversores internacionales consideran que la Argentina ya cayó en default por segunda vez en casi 13 años. Pese a esto, los inversores continúan especulando que la Argentina finalmente llegará a un acuerdo con los holdouts, al menos en un horizonte a más largo plazo, acota el portal Infobae.
Los CDS de Argentina a cinco años caían más de 400 puntos básicos a 1.444 puntos básicos, según Markit. Los CDS de Argentina a un año, sin embargo, subían 21 puntos básicos desde el cierre del miércoles a 4.708 puntos básicos, lo que sugiere que los mercados están apostando a una alta probabilidad de impago en el corto plazo.
Fondos de inversión especializados en activos de alto riesgo - distressed funds - y que mantienen posiciones en bonos Par este 31/07 podrían dar los pasos para comenzar la aceleración de éstos títulos, ya que su precio en dólares los hace más atractivos para efectuar esta operación. Tras la eufórica rueda de ayer, los Discounts alcanzaron los u$s 95,75 mientras que los Par reflejaron un precio de u$s 57,50, que explica un margen mucho más amplio para obtener el valor del capital del bono más el interés corrido.
Para que esto suceda, es necesario que se dispare la cláusula de cross default - cuando la falta de pago de deuda externa supera los u$s 30 millones, la cual dispara un evento de default en todos los bonos con legislación extranjera.
Una vez producido el evento de impago, los tenedores de al menos el 10% del monto de capital total en circulación de cualquier serie pueden pedir al Bank of New York que convoque una reunión de los tenedores de dichos títulos mediante la presentación de una solicitud por escrito, al menos 30 días y no más de 60 días antes de la reunión, explica El Cronista.
Sin embargo, en caso de aplicarse la claúsula de cross default el Gobierno tiene la posibilidad de evitar la aceleración dentro de los 60 días, es decir, hasta el 26 de septiembre, si es que remedia el evento de impago. De lo contrario, la Argentina deberá pagar el total acelerado o debe re-estructurar con el consentimiento de 75% de los acreedores de cada serie, 85% del total. Por ejemplo, si sólo se aceleran los Par, debe llegar al consentimiento de 75% de cada serie para re-estructurar el pago del bono.

Ultimas Noticias

Especiales

.

.