Mostrando entradas con la etiqueta The New Yorker. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta The New Yorker. Mostrar todas las entradas

lunes, 13 de julio de 2015

Del New Yorker a CFK, con amor: "Dictatorial, corrupta y agresiva"

La revista estadounidense The New Yorker tuvo la posibilidad de entrevistar a Cristina Fernández de Kirchner a solas para hablar, entre otras cosas, sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman. Para evitar tergiversaciones, la mandataria se anticipó e hizo grabar la entrevista para difundirla ayer, un día antes de que salga el artículo publicado.


Sin embargo, el medio estadounidense optó por realizar un análisis político sobre la entrevista en lugar de hacer una transcripción del reportaje. Allí, bajo el título de "La muerte de un fiscal", el periodista critica duramente a Cristina Kirchner al considerarla “más dictatorial”, “más corrupta", con “comportamiento agresivo” y “obsesionada con la imagen”.
"Cristina Kirchner se ha vuelto más dictatorial y, de acuerdo con las denuncias de la prensa, más corrupta", asegura el periodista Dexter Filkins en su artículo, para luego agregar que tiene "modales erráticos y una perspicacia política despiadada".
En otro de los párrafos, Filkins recuerda los cables confidenciales dados a conocer por WikiLeaks y destaca que "los diplomáticos norteamericanos señalaron el 'comportamiento agresivo' y su obsesión con la imagen’”.
“Según informan, gasta 'miles de dólares por año en las últimas tendencias y enponerse inyecciones de silicona en la cara y extensiones de pelo para parecer más joven'. Los medios le dieron el sobrenombre de 'Reina del botox'. La propia Cristina Kirchner a veces sigue el juego, diciéndole a los periodistas: 'Yo ya nací maquillada'", publicó.
Como dato color, el periodista sostuvo que al momento de la nota, la mandatario llegó con "un vestido de volados y un pesado maquillaje", y que, según el mismo relató, la propia Cristina Kirchner se acercó para peinarlo. "Antes de que la entrevista comenzase, ella se inclinó para arreglarme el pelo. '¿Hay alguna chica que pueda ayudarlo?' –preguntó– 'Queremos que salgas lindo'". Luego, ella empezó a alisarse el suyo: "'Quiero arreglarme un poco', dijo. 'Perdoname, además de Presidenta soy una mujer: el vestido, la imagen...'. Detrás de cámara, una asistente le gritó: '"¡Estás divina!'".
Elogios K. “Hace unos meses recibí un pedido de entrevista de la revista The New Yorker, de USA, para hacer una nota en Argentina, hacía unos días que había vuelto de mi visita de Estado a la República Popular China. El periodista Dexter Filkins vino hasta Olivos donde mantuvimos una extensa charla el día 11 de marzo”, recordó ayer Cristina vía Twitter, horas antes de que la nota se publicara.
La mandataria afirmó que una vez que Filkins “se encontró en Argentina quiso saber más sobre ‘el país y sobre los años extraordinarios que han tenido aquí’”. “Me contó entre otras cosas que lo que más lo había sorprendido fue ‘la manera en que la Argentina ha realmente juzgado a los militares’’durante la democracia por delitos cometidos en los ‘70 y principios de los ‘80. Y esto no se ha producido casi en ninguna otra parte del mundo”, agregó.
”Fue una extensa nota que me parece que les va a interesar”, tuiteó no sin antes linkear un artículo con la desgrabación textual de la entrevista y concluyó saludando elogiosamente al periodista: “Un gran saludo a Dexter Filkins por la excelente charla que mantuvimosMultipremiado periodista, que en el año 2009 obtuvo un Pulitzer”. Sin lugar a dudas, hoy Cristina se llevó una sorpresa.

sábado, 7 de febrero de 2015

Excéntrica, irrespetuosa e incluso racista, así define "The New Yorker" a Cristina

En una dura nota en la que se analiza el viaje de la presidenta a China, titulada "Las desventuras de Cristina Kirchner en China", la prestigiosa revista “The New Yorker” comparó a la mandataria con el depuesto líder libio Muhamad Kadafi por lo que llama "una rigurosa campaña para convertirse en la jefa de Estado más excéntrica del hemisferio" y por la "torpeza" con la que se conduce en sus relaciones internacionales.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).-
La actitud de Cristina Fernández no deja de sumar rechazos y críticas.
Este viernes 06/02, en una dura nota en la que se analiza el viaje de la presidenta a China, titulada "Las desventuras de Cristina Kirchner en China", la prestigiosa revista “The New Yorker” comparó a la mandataria con el depuesto líder libio Muhamad Kadafi por lo que llama "una rigurosa campaña para convertirse en la jefa de Estado más excéntrica del hemisferio"y por la "torpeza" con la que se conduce en sus relaciones internacionales.
Mientras intentaba convencer a los chinos de los beneficios de invertir en Argentina, Kirchner estableció un nuevo récord de eficiencia de "ofensividad racial", sostiene el artículo firmado por Evan Osnos, especialista de la revista en asuntos internacionales y destacó: “Se las arregló para insultar a un quinto de la humanidad en menos de 140 caracteres", dice, aludiendo al polémico tuit de la Presidente en el que "caricaturizaba" la pronunciación española característica de los chinos.
"El comentario de Kirchner del 'aloz y petlóleo' llegó pronto a la conciencia de los 1400 millones de chinos", explica el artículo, y tras reseñar algunas reacciones, recuerda un episodio similar en el que un periodista de CNN hizo un comentario ofensivo para la imagen nacional de China y aún hoy, seis años después, los chinos recuerdan la ofensa.
Pero más allá del episodio particular del "aloz y el petlóleo", The New Yorker señala lo que considera "una rigurosa campaña para transformarse en la cabeza de Estado más excéntrica del hemisferio". Mientras que los argentinos ya se han acostumbrado a sus rarezas tras casi tres períodos completos de kirchnerismo -al que define como "una mezcla de tragedia griega con ópera bufa", citando a Jon Lee Anderson-, su comportamiento ha adquirido otro significado en términos globales tras la misteriosa muerte del fiscal Alberto Nisman.
Osnos menciona entre los desaciertos de Kirchner una evolución hacia el chavismo en cuestiones económicas, al considerar que prioriza el poder sobre los intereses del país, confunde teorías conspirativas con política, y se refiere a la economía y la diplomacia como un "inconveniente". "Ella ya ha mostrado a sí misma que es capaz de tomar decisiones incalculablemente mediocres", afirma.
"En el mundo post Kadafi -esto es, en el que ningún jefe de Estado viaja con una carpa y demanda un lugar donde ponerla-, Kirchner puede competir por un nuevo estándar como la VIP más torpe del mundo", desliza el autor.
Por último, el artículo reseña la participación de la Presidenta en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en la que ante una sala llena de monarcas y líderes políticos -Barack Obama, el rey Abdullah, David Cameron, François Hollande y una docena más- hizo una inoportuna intervención sobre Medio Oriente, Osnos señaló una coincidencia entre Obama y su reciente anfitrión, Xi Jinping: el hastío que ambos mandatarios manifestaron ante la locuacidad de la presidente.

Ultimas Noticias

Especiales

.

.