Mostrando entradas con la etiqueta Repsol. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Repsol. Mostrar todas las entradas

lunes, 23 de junio de 2014

Confirmado: Kicillof se juega a la ‘Solución Repsol’ con Griesa y los buitres

Este lunes (23/06) el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, anunció que el Gobierno nacional hará "una presentación formal" ante el juez Thomas Griesa para iniciar la negociación con los buitres que le garantice el pago de los bonos reestructurados sin embargos de por medio. Según el economista Aldo Pignanelli, “prácticamente hay un principio de acuerdo entre las partes”. Se aplicaría la denominada ‘solución Repsol’: pago con bonos y otra parte en efectivo. En eso está de acuerdo el fondo NML. Pero la solución se aplicaría recién en 2015, lo que le daría más oxígeno al Gobierno. Así resguardaría los pagos de bonos de 2014. Griesa también está dispuesto a homologar un acuerdo con los holdouts. El Gobierno podría ofrecer un pago inicial de un tercio de la deuda, para después cancelar el saldo en títulos.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- La semana pasada, el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró en el marco del fallo de la Corte de USA que “no hay misión ni comitiva preparada para un eventual viaje a New York”.Cristina Fernández hablaba en cadena nacional de “extorsión”. Todo cambió en pocos días. El Día de la Bandera, la primera mandataria pidió que se le garanticen las “condiciones” para negociar. Y este lunes (23/06) el jefe de los ministros anunció que el Gobierno nacional hará "una presentación formal" ante el juez Thomas Griesapara iniciar la negociación con los buitres.
La idea de Cristina y Kicillof es ofrecerle a los holdouts la ‘solución Repsol’, que aceptaron de buen gusto los españoles a quienes también se había amenazado con no pagarles nada e incluso demandarlos por el pasivo ambiental que dejó la empresa en nuestro país.
Pero no es tan fácil, hay que garantizar los pagos a los bonistas reestructurados para que éstos no puedan ser embargados por otros buitres (NML aceptaría la oferta argentina de pago en bonos, en principio) y luego evitar cualquier resquicio legal que puede motivar presentaciones judiciales por la mejora en el pago a los holdouts.
Sobre las negociaciones, el ex presidente del Banco Central Aldo Pignanelli opinó que el juez federal de Nueva York, Thomas Griesa, es quien tiene "la llave" para que Argentina pueda alcanzar una solución en el caso de los fondos buitre, mientras que reveló que "las negociaciones están muy avanzadas".
"Faltan ultimar algunos detalles que en el transcurso de esta semana se van a resolver", auguró Pignanelli en declaraciones a Radio Mitre.
En ese sentido, remarcó: "La llave la tiene el juez Griesa. Él debe recomendar una salida". Eso implica que se garantice el pago argentino del bono que vence el 30 de junio, donde la administración Cristina ya prometió no cambiar la jurisdicción de pago, lo que sería considerado desacato.
En la misma línea se pronuncia el diario BAE, cercano al ministro de economía, Axel Kicillof y con más detalle de la estrategia del gobierno.
En principio, según el diario, las negociaciones se estirarían hasta mitad de septiembre. El principal objetivo es evitar la cancelación en efectivo y también se busca prorrogar el pago.
En Economía se decidirá este lunes (23/06) si viajará a Estados Unidos el secretario de Finanzas,Pablo López, a acompañar a los abogados que actuarán de interlocutores en las conversaciones con los litigantes.
El artículo de BAE sigue así en sus párrafos salientes:
Según la agencia internacional de noticias Bloomberg, los abogados del fondo demandante Elliot sostienen que a partir del 30 de julio (cuando se vence el mes de gracia para pagar a los bonistas reestructurados), el país tiene seis semanas para empezar las negociaciones.
Eso le daría a la Argentina hasta mitad de agosto y, de tener el visto bueno del juez Griesa, se podría pagar en Nueva York el próximo vencimiento de deuda sin que los u$s900 millones para los bonistas sean embargados.
Para eso, las negociaciones tendrían que empezar y el Gobierno debe dar marcha atrás con el cambio de jurisdicción (el rerruteo), algo que en Economía todavía no confirmaron.
Sin embargo, la intención es que el pago no se realice este año, sino que se extienda hasta 2015. El objetivo, y la orden que tienen los abogados del estudio Cleary Gottlieg Steen & Hamilton, que representa a la Argentina, es que no quede ninguna grieta que pueda activar la cláusula Rights Upon Future Offers (RUFO), que  no deja hacer una mejor oferta a los que no entraron al canje.
Si bien una negociación a través de Griesa no pondría en riesgo un pago a todos los reestructurados a través de la RUFO, en Economía no quieren correr el riesgo de que algún estudio de abogados tenga otra mirada y demande al país, un punto que será difícil de evitar en casi cualquier escenario.
Pero también se espera poder cancelar la deuda con los buitres a través de bonos, algo que el capital Elliot sí aceptaría, según le dijo un allegado de ese fondo también a la agencia Bloomberg.
En cuanto al pago al famoso 7% de los holdouts, el Gobierno considera que tiene un techo de u$s15.000 millones, pero también intentará que el fallo Griesa no habilite esas demandas tan rápido. Así y todo, buena parte de esa deuda no es bajo legislación neoyorquina. “El peor escenario es pagar u$s7.000 millones”, dijo ayer Martín Redrado en el programa Economía Política de C5N.
Los abogados del estudio jurídico Cleary Gottlieb Steen & Hamilton, que representan a la Argentina, intentarán que el pago que derive de las negociaciones sea a partir del año que viene.
Para eso, las conversaciones deberán empezar antes de que se cumpla el plazo de seis semanas a partir del 30 de julio, cuando se vencerá el período de gracia que tiene el país para pagar a los bonistas que aceptaron los canjes de 2005 y 2010.
La prioridad es que ya no pueda cumplirse la cláusula RUFO, pese a que el pago sería a través de Griesa.
El Gobierno podría ofrecer un pago inicial de un tercio de la deuda, para después cancelar el saldo en papeles, como hizo con la compensación a Repsol por la expropiación de YPF.

viernes, 21 de marzo de 2014

La devaluación y el pago a Repsol pulverizaron el relato del "desendeudamiento"

Varias veces explicamos en Urgente24 la ficción del desendeudamiento de los Kirchner. Pero nunca los datos fueron tan evidentes como ahora después de la devaluación del 18% de enero pasado y lo que se le deberá pagar a Repsol por la expropiación de sus acciones en YPF. "Sin contar nueva deuda por YPF, la devaluación estaría aportando poco más de dos puntos del PBI”, estiman las consultoras.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Con Néstor Kirchner empezó a cultivarse el relato del desendeudamiento argentino cuando se le pagó anticipadamente al Fondo Monetario Internacional la deuda que en verdad el organismo estaba reclamando que le abonara, al igual que hizo con otros países como Brasil y Turquía. Luego con la reestructuración de deuda de 2005 y los pagos de bonos (incluso los lanzados por el propio Néstor) el cristinismo perpetuó la idea de un país que había reducido el peso de la deuda.
Ya explicamos en Urgente24 que el desendeudamiento es una falsa consigna, nacida de la impotencia de poder endeudarse. La soberbia de los Kirchner ha perjudicado, además, a muchas empresas argentinas que no han podido acceder al mercado de capitales global.
El 25 de enero pasado decíamos que en el año 2001 la Deuda Pública Nacional Bruta sumaba US$ 144.222 millones (53,7% del PBI). A julio de 2013, el valor nominal de la deuda alcanzó los US$ 196.143 millones, que si bien implican una caída nominal en dólares, se debe únicamente a la aceleración devaluatoria, es decir a que la deuda nominada en pesos se incrementó menos que el tipo de cambio oficial. La deuda total representa un 43.6% del PBI, que sin el ANSES y el BCRA asciende al 18%. A su vez, la deuda con residentes extranjeros, tanto del sector privado, gobiernos y organismos internacionales, asciende a US$ 58.900 millones, es decir al 13% del PBI, el 154% del las reservas internacionales y el 71% de las exportaciones de los últimos 12 meses (comprendidas entre junio 2013 y julio 2012).
Un informe de Empiria Consultores, citado este 21/03 por el diario El Cronista detalla que “la deuda aumentará en algo más de US$6.000 millones por el acuerdo con YPF, y esto junto al menor PBI está haciendo pasar el ratio de deuda sobre PBI desde el 46,2% al 64,7%".
Las estimaciones de la consultora son las de máxima, ya que parten de un cálculo de PBI bajo (unos u$s 450.000 millones en el segundo trimestre del año pasado y en torno a u$s 285.000 millones tras la devaluación), e incluyen varios conceptos de deuda que el propio Gobierno no suele incluir, como deuda en default o endeudamiento intra sector público.
"Estamos muy lejos de tener una cifra difícil de manejar, pero lo interesante de ver estos números tiene que ver con el relato. el desendeudamiento venía agotándose hace rato, continuaba porque no se actualizaba el tipo de cambio", dijo Francisco Gismondi de Empiria.
Si se separa la deuda en manos de privados y organismos multilaterales, el ratio deuda respecto de PBI pasaría del 17,9% al 30,1%.
Con números calculados en febrero último, el economista Federico Muñoz llegó a un guarismo algo menor. En base a estimaciones de PBI más altas, el ratio llega en su caso a poco más del 50%. Muñoz también incluye en sus cálculos deuda en default por US$11.000 millones, el acuerdo con Repsol, eventuales pagos en el Ciadi y hasta juicios contra la ANSeS por US$14.000 millones. Todo ello le permite hablar de “"un pasivo que sin ser excesivo, ya dista de ser despreciable".
Ramiro Castiñeira de Econométrica se mostró más reacio a incluir pasivos no reconocidos o, incluso, a calcular en igualdad de condiciones la deuda con acreedores privados y a la que se sostiene con el propio sector público, por ejemplo con la ANSeS.
"Sin contar nueva deuda por YPF, la devaluación estaría aportando poco más de dos puntos del PBI, dijo Castiñeira. “Pero es cierto que con la devaluación lo que terminás teniendo es un sinceramiento del valor de esa deuda", agregó.
"Llegamos a un nivel de desendeudamiento que no es necesario profundizar, porque no compromete el crecimiento económico, que es lo importante. A mi en todo caso lo que me asusta de acá en adelante no es como crece ese ratio, sino el hecho de que los políticos argentinos han salido a tomar deuda para barrer problemas debajo de la alfombra, en lugar de hacerlo para sostener procesos de crecimiento o inversión", concluyó.

jueves, 27 de febrero de 2014

"El acuerdo con Repsol es nulo e ilegal"

Así lo aseguró la diputada Elisa Carrió, quien esta mañana se presentó junto a la legisladora porteña Paula Oliveto ante el juzgado a cargo del doctor Ariel Lijo para constatar que no existe dictamen de Tribunal de Tasaciones para la expropiación de YPF por parte del Estado.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) La diputada nacional Elisa Carrió y la legisladora porteña Paula Oliveto (UNEN), se presentaron esta mañana ante el juzgado a cargo del doctor Ariel Lijo para constatar que no existe dictamen de Tribunal de Tasaciones para la expropiación de YPF por parte del Estado.
 
"El acuerdo con Repsol es nulo e ilegal ya que no existe dictamen del Tribunal de Tasaciones, por lo que no puede llevarse a cabo la operación", señalaron las legisladoras. "De esta manera, el Parlamento caerá en la absoluta ilegalidad en caso de acompañarlo", agregó Carrió.
 
"El bloque UNEN va a votar en contra, de acuerdo a como se viene pronunciando desde un principio respecto de este convenio", sostuvo la diputada nacional. Y añadió: "Los que voten a favor de este acuerdo lo harán porque están encubriendo el vaciamiento y protegiendo a los funcionarios argentinos y españoles que se robaron dos veces la empresa".
 
"La historia de YPF es la misma desde Menem hasta hoy. La privatizaron, la vaciaron y la estatizaron, lo que constituye una estafa al pueblo, muy similar a la que hicieron con Aerolineas", aseguró Carrió.
 
Recordemos que hace dos días el Consejo de Administración de Repsol aprobó el acuerdo de resarcimiento ofrecido por el Gobierno argentino, que implica el desembolso de al menos US$ 5.000 millones en bonos y una posterior emisión adicional de títulos. Pero el verdadero problema para Cristina Fernández comienza ahora: Repsol quiere que el acuerdo sea refrendado en el Congreso, y la Presidente tendrá que poner a prueba la mayoría ajustada con la que cuenta en Diputados (o apelar al voto de la oposición...). 
 
Pero además el acuerdo significa una derrota política para el Gobierno de Cristina Fernández  y una desilusión para la militancia del "proyecto nacional y popular". 
 
En el cristinismo saben que, independientemente del tamaño del desembolso y su forma (en bonos a pagar hasta el año 2033), la firma de la paz con la compañía española en estos términos no era el escenario buscado en el inicio del conflicto. ¡Hasta se dijo que iba a ser la misma Repsol la que tenía que compensar a la Argentina por los pasivos ambientales! (ver notas relacionadas).

"Estúpidos": El día de furia de Axel Kicillof

Enojado por las críticas que recibe, el ministro de Economía, Axel Kicillof, salió con los tapones de punta, hablando con Víctor Hugo Morales, por AM Continental, y defendió el acuerdo que se alcanzó con Repsol por la expropiación de YPF y dijo que hay "una junta de cerebros tratando de buscar algún argumento para atacar todo lo que hace el gobierno, y a veces lindan con la estupidez".


"El Gobierno puso un sistema de renuncia voluntaria de subsidios, en donde quien se siente avergonzado puede renunciar. Yo renuncié y mucha gente lo hizo, pero la gran mayoría no. Muchos dicen que están pagando muy poco y se quejan. No los quiero ver salir a protestar a la calle cuando paguen lo que corresponda", declaró el ministro de Economía en diálogo con el periodista Víctor Hugo Morales en Radio Continental.

"Decir que Argentina pagando una indemnización de US$5.000 millones pero pagándola hasta el año 2033 con intereses, entonces paga más porque se suman todos los intereses al costo de la indemnización, no tengo nada que discutir, me da pena", expresó Axel Kicillof en diálogo con radio Continental.
Que quede en claro: el funcionario salió a defender un acuerdo que deberá ir, por diversos motivos, al Congreso de la Nación, donde además él deberá poner el pecho.
Por si faltara algo, Kicillof salió a darle 'letra' a Cristina Fernández de Kirchner, quien el sábado 01/03 deberá dar un discurso muy importante ante las cámaras legislativas, al inaugurar el año legislativo 2014, y no podrá evitar hablar de YPF.
Según él, es "obvio que hay que pagar interés, porque sino es una estafa al otro, pero ese interés es muy bueno", y destacó "los millones de beneficios adicionales que ya nos ha dado en estos 2 años el control de YPF, desde el hecho de que haya nafta en los surtidores hasta el nivel de inversión que tuvo la empresa".
El ministro de Economía embistió también contra las personas que se quejan por la política de tarifas del Gobierno pero aún no renunciaron voluntariamente a la ayuda del Estado para pagar las facturas.
"El Gobierno puso un sistema de renuncia voluntaria de subsidios, en donde quien se siente avergonzado puede renunciar. Yo renuncié y mucha gente lo hizo, pero la gran mayoría no. Muchos dicen que están pagando muy poco y se quejan. No los quiero ver salir a protestar a la calle cuando paguen lo que corresponda", declaró el ministro de Economía en diálogo con el periodista Víctor Hugo Morales en Radio Continental.
Con esa frase, el titular de la cartera de Hacienda "blanqueó" que el Gobierno analiza un esquema de reducción a las tarifas para compensar las cuentas fiscales y evitar un desborde de emisión monetaria.
Kicillof explicó que el costo del gas o la electricidad que se consume es "mucho mayor" de lo que se paga, y que esa diferencia la paga el Estado nacional. "Lo que estamos implementando desde el Gobierno es una política de crecimiento y distribución del ingreso. Porque hay muchas diferencias a lo largo del país". La intención, señaló el ministro, es "sostener los subsidios para los que menos tienen y quitarlos para los que más tienen". "Pero no los quiero ver salir a protestar cuando paguen lo que corresponden", agregó.
"Venimos trabajando en el concepto de equidad tarifaria", dijo el economista.
Precios Cuidados, un éxito
El funcionario se refirió también a la escalada de precios y las medidas adoptadas por el Gobierno para tratar de contener el nivel de inflación, a las que consideró "exitosas".  Según Kicillof, el programa Precios Cuidados es "dinámico", y va avanzando a lo largo del territorio nacional, por lo que comenzó a funcionar en la Capital Federal y el Conurbano, y poco a poco se va extendiendo al resto de las provincias.  
No obstante, el ministro reconoció que hubo inconsistencias, que adjudicó al "incumplimiento de los supermercados".  
"Ha habido problemas con la yerba mate, porque el producto acordado no estaba en góndola. No sabemos si es un problema del supermercado o de los proveedores", explicó. Y adelantó que se están realizando investigaciones para aplicar sanciones a algunas empresas por incumplimiento, medida que se proyecta ampliar a nuevas marcas alimenticias.
Para el titular de Hacienda, "los que aplican los precios son los que venden y fabrican los productos". Y consideró que hay "un marco de psicosis" creada desde los medios. "Todo eso que pronosticaron no ocurrió. Decían que el programa era un fracaso, pero es un éxito", aseguró.
En cuanto a las negociaciones paritarias, que comenzaron con una dura discusión entre el Estado nacional y los gremios docentes, que rechazaron un piso de 22 por ciento de aumento en tres cuotas, Kicillof advirtió que "hace diez años, los salarios van por encima de los precios medidos con cualquier índice".
"No niego que haya movimiento de los precios y crecimiento de los salarios. Pero digo con toda certeza que en la República Argentina hace diez años que los salarios van por encima de los precios, con mejor recomposición que los precios medidos con cualquier índice, aún con índices de subasta que el que dice más parece que ganó", sentenció.
Acuerdo YPF-Repsol
En un tramo de la entrevista, el ministro AxelKicillof rechazó las críticas de dirigentes de la oposición al acuerdo con Repsol por la expropiación de las acciones que tenía en la petrolera YPF, al advertir que están "muy nerviosos porque el diferendo termina de forma amistosa". "Si no tienen argumentos, los inventan. Si tienen que decir algo estúpido, lo dicen", se quejó Kicillof.
"Decir que Argentina pagando una indemnización de 5 mil millones de dólares pero pagándola hasta el año 2033 con intereses, entonces paga más porque se suman todos los intereses al costo de la indemnización, no tengo nada que discutir, me da pena", expresó el funcionario nacional.
En ese sentido, dijo que es "obvio que hay que pagar interés, porque sino es una estafa al otro, pero ese interés es muy bueno", y destacó "los millones de beneficios adicionales que ya nos ha dado en estos 2 años el control de YPF, desde el hecho de que haya nafta en los surtidores hasta el nivel de inversión que tuvo la empresa".

miércoles, 27 de noviembre de 2013

El Consejo de Repsol aprobó el acuerdo con Argentina y contratará un banco para negociar las compensaciones

Por unanimidad el Consejo de Administración de Repsol aprobó el acuerdo de compensación por la expropiación del 51% de sus acciones en YPF. El consenso se obtuvo el lunes pasado en el llamado Pacto de Buenos Aires que anunciaron Argentina, España y México.


Aunque no trascendieron detalles sobre el contenido del acuerdo trascendió que consiste en una suma de 5.000 millones de dólares (3.700 millones de euros) que serían pagados por Argentina en bonos de deuda soberana a diez años con una rentabilidad del cupón de entre 8,25% y 8,75%. Tendrían un período de gracia de entre dos y cuatro años.
Sobre las garantías que piden los españoles Argentina considera que al tratarse de bonos soberanos, es decir, respaldados por el estado, su caución es la máxima que puede ofrecer.
La emisión de los bonos deberá ser aprobada por el parlamento argentino, estarán denominados en dólares y podrían circular en el mercado antes de fin de año. Cuando Repsol los reciba podrá venderlos sin ninguna condición. En la negociación que se abre ahora dos cuestiones decisivas para Repsol: precisas el calendario de los bonos y su rentabilidad.
En la nota oficial de Repsol se informa que para desarrollar el preacuerdo, se ha decidido "iniciar conversaciones entre sus equipos y los del gobierno argentino a fin de buscar una solución justa, eficaz y pronta a la controversia".

martes, 26 de noviembre de 2013

"El valor y los instrumentos de pago son confidenciales hasta que Repsol apruebe el acuerdo"

El ministro de Economía evitó precisar cuánto y cómo se le pagará la "compensación" a la española Repsol por la expropiación de YPF en el marco del "preacuerdo" dado a conocer el lunes. Dijo que se resolvió "un preacuerdo para darle un cierre a la cuestión de la indemnización que recibirá Repsol".


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El ministro de Economía, Axel Kicillof, evitó precisar este martes cuánto y cómo se le pagará la "compensación" a la española Repsol por la expropiación del 51% de las acciones que tenía en YPF.
"El valor y los instrumentos de pago son confidenciales hasta que Repsol apruebe el acuerdo", dijo el ministro al ser consultado por la prensa a la salida del acto que este martes organizó  la Cámara de la Construcción.
Kicillof dijo que lo que se convino con la Repsol es "un preacuerdo para darle un cierre a la cuestión de la indemnización que recibirá" la excontrolante de YPF.
"Hubo un avance muy importante que fue resultado de arduas negociaciones durante todos estos 19 meses" desde la expropiación de la compañía, dijo.
"Hubo intercambios formales e informales entre gobiernos y diferentes actores", específicó.
Sin precisar cuánto percibirá Repsol por sus acciones (se habla de un pago de unos US$5.000 millones que incluiría bonos y una participación en Vaca Muerta), el ministro dijo que "se debe indemnizar en base" a los resultados del tribunal de tasación.
"En lo que se ha venido trabajando es en una solución", dijo y agregó: "estamos respetando la ley, que es darle una compensación al que era dueño del 51% de las acciones".

Los mercados dan por hecho un acuerdo YPF-Repsol

Mientras se esperan definiciones sobre el preacuerdo entre YPF y Repsol, este martes 26/11, los mercados ya dan por hecho el acuerdo. En Madrid, las acciones de la petrolera española suben más del 4%. Descuentan que Repsol aceptará la oferta de pago en compensación por la expropiación de YPF en 2012. La prensa española augura una renuncia de Antonio Brufau este miércoles 27/11 si pierde la votación por el preacuerdo, en la reunión del Consejo de Administración.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Los mercados e inversores empiezan a dar por hecho que habrá acuerdo entre YPF y Repsol, ya que consideran que la petrolera española aceptará el preacuerdo durante la reunión del Consejo de Administración que se desarrollará este miércoles 27/11.
La acción de Repsol subía un 4,34%, a 19,25 euros, en la apertura de la Bolsa de Madrid este martes 26/11.
El gobierno argentino alcanzó un principio de acuerdo con Repsol para pagarle US$ 5.000 millones en bonos como compensación por la expropiación de YPF. Esta cantidad, que se entregaría con bonos a 8, 10 y 12 años, permitiría a la petrolera venderlos en el mercado secundario -con algún descuento- y apuntarse rápidamente el ingreso.
Según la prensa española, con la cantidad planteada, Repsol se puede ver forzada a reconocer pérdidas, ya que tenía apuntada su participación del 51% en libros en US$ 7.000 millones, pero dependerá del ajuste final.
El diario El Confidencial de España destaca que el ministro de Industria español, José Manuel Soria, se ha apuntado en cualquier caso un tanto de indudable valor como ‘pacificador’ de un conflicto que se prolonga durante más de año y medio. El representante del Gobierno decidió el pasado viernes asumir el protagonismo en las negociaciones a instancias del propio presidente de Repsol. Brufau prefirió quedarse en la retaguardia para no crear una atmósfera que hiciera imposible el acuerdo, pero definió una hoja de ruta para que la delegación ministerial en Buenos Aires tuviera muy claro el camino de una salida digna para la compañía petrolera y para España.
El preacuerdo tiene una noticia buena y otra mala para Repsol, dice El Confidencial y aclara que la buena consiste en que Argentina reconoce por fin un justiprecio de US$5.000 millones por la expropiación de YPF. La mala reside en que dicho importe será abonado en títulos de deuda del Tesoro argentino, que lógicamente tienen un importante descuento en los mercados de capitales.
En tanto, este 26/11 también subían en Madrid 3,15% las acciones de Sacyr, una constructora que tiene el 9,5% de Repsol, mientras que la petrolera mexicana Pemex tiene un 9,34% y el grupo español CaixaBank un 12,02 por ciento.
Según VozPopuli, también de España, el pacto político a tres bandas (Argentina-Méxi-España) pone contra las cuerdas al único afectado que ayer (25/11) no estuvo presente, a petición expresa de Cristina Fernández, en las negociaciones definitivas para la firma de la paz. El presidente de Repsol, Antonio Brufau, se ha erigido en el defensor a ultranza de la vía judicial internacional para solventar el problema con Argentina y ahora sucumbe ante unas instancias superiores, los gobiernos, que han negociado en su lugar y han solucionado el problema diplomático que se avecinaba.
Según ese medio, Brufau, que presidirá el consejo de administración que Repsol celebra mañana en Madrid, piensa en votar en contra de un acuerdo que no difiere en casi nada del que rechazó a comienzos de verano y que está a años luz de sus exigencias: US$10.500 millones en 'cash' por el 51% expropiado.
Brufau es consciente de que sería suicida para él y sus consejeros afines enfrentarse a un acuerdo alcanzado al más alto nivel político e impulsado por sus dos accionistas de referencia. Por lo tanto, según las fuentes consultadas, el presidente de Repsol está acorralado y ya prepara la que podría ser su salida negociada.
Ya hay un 'plan B' preparado para afrontar de forma ordenada un posible relevo en el sillón presidencial: el vicepresidente primero, Isidro Fainé, asumiría de forma temporal la presidencia y el actual director general de Negocio, Nemesio Fernández-Cuesta sería nombrado consejero delegado, una vieja aspiración de los accionistas del grupo para limitar el poder del presidente. Pemex ve con buenos ojos este plan, aunque ve con recelo dar más poder al actual 'número dos' de Brufau.
El accionista mexicano había amenazado en los últimos días con vender su 9,4% si Rajoy, tal y como le pidió su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, no obligaba a Repsol a firmar un acuerdo, prosigue VozPopuli.
Fuentes políticas señalan además que Moncloa se tomó muy en serio la última amenaza de Pemex de vender al mejor postor su 9,4%, pudiendo desestabilizar la situación accionarial de la petrolera. "Había miedo en Moncloa a que una salida de Pemex provocara la entrada hostil de un inversor extranjero y a Rajoy le estallara en las manos una especie de 'nueva Endesa' y se le acusara de no haber hecho nada por defender la españolidad de Repsol", destacan estas fuentes.
Con el acuerdo sobre la mesa, tanto Repsol como Argentina e YPF "desistirán de las acciones legales en curso", mientras Pemex previsiblemente desbloqueará los contratos de construcción de dos barcos hoteles en los astilleros gallegos y el resto de inversiones previstas en España, concluye VozPopuli.

Grito en el cielo de la oposición por el acuerdo con Repsol

"Es una estafa, un acuerdo espurio más, antinacional, un robo"; "un reconocimiento expreso del fracaso que fue la confiscación"; "nacionalismo berreta", "se arrodillan y entregan para arreglar". Con serias críticas, los diputados de distintas fuerzas políticas se mostraron en desacuerdo con el principio de entendimiento alcanzado entre la Argentina y el gobierno de Rajoy para compensar las acciones expropiadas a la petrolera española Repsol.


La diputada nacional de UNEN Elisa Carrió fue la primera en manifestarse y criticar lo anunciado por el Palacio de Hacienda al afirmar que ampliará su denuncia realizada en 2006 "sobre el vaciamiento conjunto de Repsol-YPF entre el ex presidente Néstor Kirchner y el de Repsol, Antonio Brufau". 
Según Carrió, "la referencia activos líquidos al que se refiere el Ministerio de Economía es Vaca Muerta" y remarcó que eso "implica que continúan los negocios entre españoles y argentinos". 
"Esto demuestra que es un gobierno en retirada que quiere ser irresponsable ante el pueblo y pagarle todo a su ex socios, después de esto viene Aerolíneas. Informaré a las vías internacionales que corresponda el fraude causado por las empresas y ambos gobiernos al pueblo argentino", precisó la diputada mediante un comunicado difundido a la prensa. 
"Es un reconocimiento expreso del fracaso que fue la confiscación, descalificando a Repsol, y en el intento de expropiar sin ningún costo. Se soltó el freno de mano al no estar Moreno, pero el Gobierno en su discurso pone el guiño a la izquierda y termina girando a la derecha", sostuvo el radical Julio Cobos.
Por su parte, el diputado nacional del GEN Gerardo Milman solicitó a los presidentes de ambas cámaras que constituyan de manera urgente la Comisión Bicameral de seguimiento de empresas privatizadas al señalar que "a pesar de sostener que YPF es del Estado argentino, es una empresa privada y está fuera de control". 
Respecto del principio de acuerdo con Repsol, Milman afirmó que "hay que terminar con el oscurantismo y reconocer responsabilidades". "Hacen falta inversiones y sin duda la empresa mexicana Pemex ha exigido que se resuelva la expropiación de Repsol que finalmente será onerosa para la Argentina", indicó. 
En tanto, la diputada nacional electa del PRO Laura Alonso utilizó su cuenta en 'Twitter' para cuestionar el principio de acuerdo logrado al indicar que "hace año y medio, encendidos por un nacionalismo berreta echaban a Repsol y hoy se arrodillan y entregan para arreglar".
"Es una estafa, un acuerdo espurio más, antinacional, un robo. YPF fue vaciada por Repsol, por el acuerdo que hizo Néstor Kirchner, que le permitía llevarse el 95% de las utilidades. Y además Repsol se llevó 4.500 millones de dólares indebidos", lanzó a su turno Fernando 'Pino' Solanas, líder de Proyecto Sur.
El socialista Hermes Binner, en cambio, se mostró más cauto: "Nos parece bien un acuerdo con España para evitar mayores inconvenientes para la Argentina", dijo aunque aclaró que espera  "conocer los términos del acuerdo para opinar con profundidad".

lunes, 25 de noviembre de 2013

Último intento de Cristina por impedir la demanda de Repsol en CIADI que trabaría YPF

La reunión de accionistas de Repsol el miércoles 27/11, que provocó Pemex, en forma extraordinaria, será la última oportunidad de Cristina Fernández de Kirchner por impedir que YPF se convenga en un litigio en el tribunal arbitral CIADI, una situación que haría colapsar definitivamente todo intento de atraer inversionistas para el plan petrolero argentino.


Ciadi, un lugar muy visitado por la Argentina durante la Década Ganada.
Superadas las trabas que ha impuesto la Argentina a la constitución del tribunal del tribunal arbitral Ciadi que arbitrará la expropiación de YPF a Repsol, aquél podría constituirse “en cuestión de días”, de acuerdo a fuentes conocedoras del proceso prejudicial. Una vez formado el tribunal se conocerá el contenido de la demanda de Repsol y la indemnización que reclamará a la Argentina. Antes de que concluya 2013 estaría concretada esa instancia.
 
El último baluarte de Cristina es el intento de la mexicana Pemex por derrocar a Antonio Brufau, el miércoles 23/11. Si Pemex fracasa, y Brufau gana, Repsol ya tendrá el camino abierto para, entonces, a partir de la demanda formalizada, intentar interrumpir el proceso de captación de inversiones que quiere YPF.
 
Repsol podría reclamar una indemnización de 12.000 millones de euros:7.400 millones por el valor del capital expropiado, calculado según establecían los estatutos de YPF, y otros 4.500 millones por el lucro cesante de Vaca Muerta.
 
Aunque el conflicto que estos días mantiene la petrolera con su socio Pemex, tuvo su origen en YPF (los mexicanos presionan para que Repsol firme un acuerdo), ahora parece solo una excusa. El Gobierno argentino se ve forzado a lograrlo para atraer inversores al vaca Muerta, que se resisten mientras las demandas de repsol sigan vivas. Hay quien asegura que en su contrato, Chevron (la única petrolera que ha aceptado explotar una minima parte del yacimiento de hidrocarburo no convencional) exige que se firme la paz con Repsol para continuar en el futuro en el proyecto.
 
Por el momento, y se entiende como una nueva presión, el regulador del mercado de valores argentino (CNV) ha abierto una investigación para determinar si los 2 consejeros que Repsol mantiene en YPF están incursos en un conflicto de interés. En octubre, los representantes de Repsol solicitaron ver el contrato con Chevron.
 
Repsol tiene aún un 12% del capital de la petrolera argentina (le fue expropiado un 51%) y su presencia en el consejo peligra desde hace tiempo.
 
Pero la actualidad de Repsol sigue marcada por los ataques de Pemex, que tiene un 9,3%, a la gestión de Brufau y por supuestos complots no demostrados para echarle de la presidencia. El conflicto se remonta al mes de junio cuando la petrolera, erigida en intermediaria del Gobierno argentino para lograr un acuerdo con YPF, llevó una propuesta al consejo de Repsol, que este rechazó por insuficiente de forma unánime y sin el apoyo expreso del consejero de Pemex. La propuesta resultaba incluso peor para Repsol que la que anterioremente se había remitido a través del presidente de La Caixa, Isidro Fainé.
 
Aunque las declaraciones la semana pasada del presidente de Pemex en sede parlamentaria criticando la retribución de Brufau, serían suficientes para justificar la expulsión de Pemex del consejo de Repsol (podría alegar la ruptura del pacto de 2011 que permite a la mexicana seguir en el consejo pese a ser un competidor), la compañía está másbien por la labor de echar tierra al conflicto y buscar una vía discreta para lograr un acuerdo con YPF. Así, el consejo de administración de Repsol que se celebra el miércoles, se limitará “a reflexionar” sobre la situación, pero no tomará ninguna medida de fuerza, indican fuentes de la compañía.
 
Aunque Pemex ha reiterado que su interés en intermediar entre Argentina y Repsol es el de invertir en Vaca Muerta sin el peligro de una denuncia, esta explicación no resulta verosímil, según distintas fuentes. “No sabemos si hay otros intereses entre Argentina y México, pero lo cierto es que Pemex ya tiene su propia vaca muerta sin explotar”, señalan. Se trata del yacimiento de shale gas de Eagle Ford de Estados Unidos, que tiene una buen aparte en territorio mexicano.

jueves, 7 de noviembre de 2013

La herencia de Cristina: Repsol reclama 15.000 millones de euros

Repsol sigue adelante con la batalla judicial contra el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, al que le quedan apenas 2 años en el poder, por la expropiación de YPF a la espera de que el Ejecutivo argentino realice una oferta sensata para compensarles. Es evidente que será otra pesada herencia de los K para el próximo gobierno argentino. Repsol se presentará en el Ciadi a finales de diciembre o principios de enero, una vez se haya resuelto la recusación de los actuales árbitros que solicitó Argentina.


Los de la foto se irán y dejarán a los argentinos un enorme juicio a pagar por su procedimiento en YPF. Habrá que juzgarlos por el deterioro al patrimonio nacional que resultará de resolver el litigio.
Según fuentes consultadas por el diario español elEconomista, Repsol -que siempre se ha mostrado dispuesta a negociar con el gobierno argentino un resarcimiento por YPF- está realizando varias cotizaciones para presentarlas al organismo dependiente del Banco Mundial, el tribunal arbitral Ciadi, amparándose en un profundo estudio de las cotizaciones de YPF en Bolsa antes de la expropiación, así como de la media histórica. 
 
En ese contexto, su reclamo puede superar los 15.000 millones de euros, una cifra muy alejada de la última propuesta argentina de mayo, que rondaba los 5.000 millones.
 
Esta cantidad incluiría la prima de control de la compañía por la confiscación del 51% de YPF y la valoración de Vaca Muerta, el megayacimiento argentino.
 
La acción de YPF, hasta el inicio de la presión por parte del Gobierno de Kirchner y las provincias, mantuvo en Estados Unidos una cotización media histórica de US$38,14 por título. Esta cifra llegó a alcanzar los US$41,65 en enero de 2012 -cuando la petrolera española desinvirtió- y retrocedió hasta los US$13 por culpa del acoso previo a la confiscación. 
 
Este hecho supondría una valoración cercana a los 10.000 millones de euros a los que habría que añadirles el valor de Vaca Muerta, que rondaría los otros 5.000 millones de euros. Repsol tiene informes de Gaffney Cline para preparar su reclamo, como prueba de los cálculos de reservas estimados de este yacimiento.
 
Todas las partes implicadas, Repsol , YPF y los gobiernos de España y de Argentina han insistido en la necesidad de llegar a una solución negociada, pero lo cierto es que las conversaciones entre las partes no avanzan desde la oferta que presentó el Gobierno argentino e YPF a Pemex y que, posteriormente, fue rechazada por la totalidad del consejo directivo de Repsol, incluidos los representantes de la mexicana.
 
YPF, que preside el ex Schlumberger, Miguel Galuccio, defiende a capa y espada la validez del llamado Tribunal de Tasaciones argentino y asegura que los datos que éste ofrezca son los que se tendrán en cuenta para indemnizar a la española si no hay un acuerdo previo antes de final de año.
 
Según la prensa argentina, este tribunal -al que la ley de expropiación le otorga la potestad de valorar los activos de YPF- podría dictaminar una compensación de US$1.500 millones, muy inferior a la oferta que el propio Gobierno argentino y el presidente de la compañía argentina, Miguel Galucció, realizaron a través de su amigo Emilio Lozoya, presidente de Pemex que se descolgó esta semana con una andanada de críticas al presidente de Repsol , Antonio Brufau, para intentar que cediera en sus pretensiones.
 
La intención del Gobierno argentina es consignar la cantidad que dictamine este tribunal en la Banco de la Nación para dar por cumplida la normativa.
 
Según explicó YPF, el Gobierno de Kirchner dispone de un plazo de 2 años para hacer efectivo el pago por la expropiación y ese tiempo no acaba hasta el próximo 07/05/2014.
 
Pero Repsol rechaza la utilización de este organismo administrativo porque depende del Ministerio de Planificación Federal que dirige Julio De Vido, uno de los artífices de la expropiación e interventor de YPF durante la ocupación.
 
El Tribunal consta de 5 miembros cuya designación y cese depende del Ejecutivo argentino. Los miembros de este organismo deben ser necesariamente ingenieros, arquitectos o ingenieros agrónomos, algo que en opinión de Repsol es insuficiente para la valoración de empresas y de reservas de hidrocarburos de forma adecuada. 
 
Además, la institución argentina no tiene ni obligación de notificar el procedimiento a la petrolera española, lo cual exhibe una parcialidad manifiesta. Pero si llegado este extremo, Repsol rechaza la oferta, se podrán nombrar a 2 nuevos miembros a propuesta del Gobierno argentino y Repsol para dilucidar la propuesta y se abriría un nuevo caso judicial en los juzgados argentinos.
 
En este caso, el juez argentino no está obligado a seguir la recomendación del Tribunal de Tasaciones, pero lo cierto es que sí la ha seguido en otros casos.
 
Por otro lado, YPF dio a conocer ayer los resultados del 3er. trimestre. La petrolera aseguró que ha aumentado la producción neta de hidrocarburos de los campos operados por la compañía en un 3,4% en petróleo y un 4,7% en gas natural respecto del 3er. trimestre de 2012.
 
La petrolera indicó también que ha incrementado en un 94,4% las inversiones respecto del tercer trimestre de 2012 -cuando ya se había expropiado la compañía- y que ha logrado un crecimiento del 104% en su resultado operativo respecto del 3er. trimestre de 2012.

martes, 10 de septiembre de 2013

YPF: Griesa le dio paso a Repsol contra la Argentina

El juez neoyorquino Thomas Griesa, el mismo que tiene en sus manos el caso de los holdouts y los fondos buitre, vuelve a 'regalar' otro dolor de cabeza al Gobierno de Cristina Fernández. Lo que hizo esta vez fue no hacer lugar a un pedido de la Argentina para que desestimara una demanda colectiva en la que la petrolera Repsol acusa al país de violar acuerdos de los accionistas de YPF tras su expropiación.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) El juez neoyorquino Thomas Griesa vuelve a generar otro problema para los K. No se trata esta vez del caso de los fondos buitre que quieren cobrar a pleno los bonos en cesación de pagos, sino otra causa que atiende el magistrado: el año pasado Repsol presentó en su juzgado una demanda colectiva (class action) contra la Argentina por la expropiación y nacionalización de YPF.
En la demanda colectiva, presentada en mayo de 2012 ante la Justicia de Nueva York, Repsol acusa a la Argentina de violar acuerdos de los accionistas de la compañía petrolera ante la SEC (Securities and Exchange Commission), que regula el mercado de capitales de USA.
Según la petrolera argumentó en su primer escrito ante Griesa, el gobierno argentino incumplió las obligaciones contractuales que se establecieron en el IPO (la oferta pública de acciones) de YPF en 1993.
En ese momento, se emitieron acciones listadas en la plaza de Nueva York mediante ADRs de YPF que recaudaron US$1.100 millones. “Para inducir a los inversores a comprar acciones de la empresa en USA, la Argentina asumió la obligación contractual de poner en marcha una oferta pública para todos los tenedores de acciones Clase D de YPF si alguna vez en el futuro tratara de retomar el control de la compañía”, indicaron.
En el caso, Repsol junto al asesor financiero Texas Yale Capital representan a un grupo de inversores de YPF que compraron acciones, pero que no recibieron una oferta de compensación adecuada después de que el Gobierno nacionalizó YPF. Así lanzaron la acción de clase, una demanda con efecto generalizado para todos los damnificados, según indicó el sitio 'Infobae'.
Lo que se buscaba era lograr que la Argentina ofertara recomprar las acciones por todo el capital de YPF. En el escrito original ante Griesa, los demandantes pedían que la Corte calculara la valuación de las acciones porque consideraban que existía “una campaña del Gobierno para reducir la valuación de la compañía”.
Argentina rechazó la demanda, al enfatizar que la expropiación fue “un acto soberano y no comercial”, por lo que esa cláusula reclamada por los accionistas no era viable.
‘Repsol trae esta acción en contra de la República Argentina por supuestamente no cumplir con los requisitos de la Bolsa de Valores. La República busca desestimar la causa basándose en Código de Procedimiento Civil. Pero la petición de la demanda es denegada”, sostiene el fallo dictado por Griesa.

Ultimas Noticias

Especiales

.

.