Mostrando entradas con la etiqueta Raúl Alfonsín. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Raúl Alfonsín. Mostrar todas las entradas

lunes, 8 de junio de 2015

El crucial y polémico papel de Raúl Alfonsín en la caída de Fernando De la Rúa

El ex presidente Raúl Alfonsín, el último líder de la Unión Cívica Radical, se llevaba mucho mejor con el peronista Eduardo Duhalde que con su correligionario Fernando de la Rúa. Durante la victoriosa campaña electoral de 1999 esas diferencias en el radicalismo no se notaron, pero emergieron no bien comenzaron los problemas del gobierno, es decir muy pronto.


Por Ceferino Reato

Y se hicieron muy evidentes en los caóticos últimos meses de la presidencia de De la Rúa, quien el 20 de diciembre de 2001 al atardecer redactó a mano su renuncia rodeado de un menguado y lloroso grupo de funcionarios y amigos, ya sin el apoyo de su partido ni de Alfonsín, que a esa hora se reunía en sus oficinas de la avenida Santa Fe al 1600 con parte de la plana mayor de su corriente interna.
“Fue un acto en soledad. De mi partido, la UCR, no vino nadie a acompañarme”, recuerda De la Rúa en su departamento de la avenida Alvear.
Por la mañana de aquel día trágico, Alfonsín se negó a acompañar al titular del bloque de senadores radicales, Carlos Maestro, a una nueva reunión con De la Rúa.
—Raúl, lo voy a ver a Fernando; la situación es dramática.
—Carlos, no me pida que lo acompañe. Yo no voy más a la Casa Rosada; para mí, esto está agotado.
Alfonsín y De la Rúa encarnaban las dos almas que animan al radicalismo desde su fundación, en 1891: una, más socialdemócrata, de centroizquierda; más estatista, y otra, más liberal o conservadora, de centroderecha; menos dirigista. Eran los herederos de Hipólito Yrigoyen y Marcelo Torcuato de Alvear, líderes de los “personalistas” y los “antipersonalistas”. Pero, sólo en el plano ideológico porque Alvear encabezó un gobierno firme y exitoso que incluso está siendo ahora valorado por dirigentes alfonsinistas.
Sin embargo, De la Rúa y Alfonsín eran dos radicales ilustrados: cuidaban las formas, se trataban con cortesía y refinamiento. Una relación entre caballeros. “Claro, caballeresca, pero me pasé catorce meses viajando desde la residencia de Olivos hasta las oficinas de Alfonsín para tratar que no se pelearan”, confía Chrystian Colombo, el dinámico jefe de Gabinete de De la Rúa. Colombo pertenecía al “alfonsinismo”, pero acompañó a De la Rúa hasta el final.
Colombo, apodado “El vikingo” por su aspecto físico, volvió a su actividad de empresario, con inversiones en distintas áreas. “Yo creo que el último Alfonsín –sostiene– consideraba a De la Rúa de derecha. Y lo dijo alguna vez. De hecho, cuando Ricardo López Murphy, en marzo de 2001, estaba haciendo su plan económico, Alfonsín estaba reunido en la avenida Santa Fe con su equipo para criticar ese plan” (...)
Los radicales tienen una cultura política muy particular: son respetuosos de las libertades, la ley, los partidos y las instituciones, pero se enfrascan en peleas internas, en especial cuando su partido ejerce el gobierno. “Mi mujer –agrega Colombo– dice algo muy sabio: ‘Cuando el radicalismo está en el poder, para un radical no hay nada peor que otro radical’.
”En ese punto, los radicales admiran la vocación de poder del peronismo, que provoca un realineamiento casi automático y sin chistar de la mayoría de sus dirigentes y militantes una vez que queda definido quién es el o la líder. Como dice el versátil operador Juan Carlos Mazzón, un peronista siempre oficialista: “En el peronismo, peor que la traición es el llano”.
“El peronismo –explica De la Rúa– es muy distinto a la UCR: hay un líder y valoran la lealtad, al menos mientras ese líder tenga poder o le vaya bien. Nosotros, en mi gobierno, por presentar el mejor gabinete posible, nos creamos muchos problemas. Por ejemplo, Rodolfo Terragno, mi primer jefe de Gabinete, fue una gran decepción: él no hizo política para el Gobierno sino para él. Ahí aprendí que la mejor virtud es la lealtad y después la eficacia; y si coinciden, mejor”.
Alfonsín tenía la misma opinión: “El peronismo se alinea detrás del poder más fácilmente”, le dijo en 2007 al periodista y editor Jorge Fontevecchia.
Las elecciones legislativas del 14 de octubre de 2011 reflejaron la anemia política del presidente, cuyo gobierno no fue defendido ni siquiera por los escasos candidatos de su partido que vencieron en sus distritos. Algo inédito, por lo menos desde 1983. Lo peor para De la Rúa ocurrió en su propio reducto, la Capital Federal, donde el 12 de agosto sus candidatos habían sido derrotados en la interna radical por una lista encabezada por Terragno, su jefe de Gabinete hasta el 6 de octubre del 2000. Es decir: no pudo ganar ni dentro del radicalismo porteño y a pesar de que sus adherentes manejaban el aparato partidario.
“Era una interna que no podíamos perder de ninguna manera. Yo iba por la reelección y era el presidente de la Cámara de Diputados. Ahí ya se veía la situación del gobierno”, sostiene Rafael Pascual. Luego, en octubre, Terragno ganó y fue elegido senador, pero con un discurso muy crítico hacia la gestión nacional y, en especial, contra el ministro de Economía, Domingo Cavallo y el mantenimiento de la Convertibilidad, el plan que establecía la paridad fija entre el peso y el dólar, el 1 a 1.
Aquel día fueron elegidos todos los miembros del nuevo Senado, surgido de la Constitución reformada –dos por la mayoría y uno por la minoría en cada provincia y en la Capital Federal– y la mitad de la Cámara de Diputados.
El peronismo se impuso a nivel nacional; ganó en dieciséis provincias, entre ellas Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. De esa manera, reforzó su dominio en el Senado y desplazó al radicalismo al segundo lugar en Diputados. La oposición pasó a controlar el Congreso.
Duhalde resultó el gran ganador: fue elegido senador al vencer por más de veinte puntos a su amigo Alfonsín, quien, a pesar de la derrota entró al Senado por la primera minoría. “El presidente debe escuchar el ultimátum de las urnas”, fue el mensaje del vencedor.
Las elecciones de mitad de mandato dejaron a De la Rúa en jaque. El ex presidente cuenta ahora que, pocos días después de esos comicios, recibió en la residencia de Olivos a Alfonsín, con quien dice que se produjo el siguiente diálogo:
—Fernando, he estado con Duhalde y él me ha dicho que tiene que terminar el mandato presidencial la fuerza que ganó las elecciones, la Alianza, pero, eso sí, con otro presidente.
—Me imagino que lo habrás mandado a la miércoles.
—Le dije que no.
Duhalde y Alfonsín mantenían un acuerdo tan intenso al frente del PJ y la UCR en la provincia de Buenos Aires que sus críticos hablaban del Partido Bonaerense. Uno de los motivos de esta unión era su posición común contra el 1 a 1 que De la Rúa había heredado de su antecesor, Carlos Menem.
Sostiene De la Rúa que su caída fue “un golpe civil para que el presidente sea Duhalde; lo que pasa es que se mete Adolfo Rodríguez Saá y Duhalde no puede llegar. Rodríguez Saá también estaba en contra de la devaluación del peso y también lo voltean para imponer la pesificación y la mega-devaluación, con el mismo dispositivo que habían aplicado contra mi gobierno”.
Tanto Duhalde como los partidarios de Alfonsín niegan este “golpe no tradicional” o “golpe blando”, que fue investigado por la Justicia. En Doce noches recopilé indicios a favor y en contra de esa presunta conspiración, suficientes para que cada lector se forme su propia opinión.

martes, 17 de marzo de 2015

"Es un avance extraordinario pero la única alianza exitosa es la que hicimos con Alfonsín"

El ex presidente Eduardo Duhalde definió como un "avance extraordinario" el acuerdo entre la UCR, el PRO de Mauricio Macri, y la CC-ARI de Elisa Carrio. Duhalde, elegido presidente del Consejo Nacional del PJ por un congreso partidario que hoy (martes 17/03) exigirá reconocimiento como tal ante la jueza María Servini de Cubría, estimó que todos los partidos políticos deberían sumarse a esa experiencia para contrarrestar el poder con que se quedará el cristinismo y, a pesar de haber asumido de manera polémica como presidente del PJ Nacional, el último fin de semana, dijo que no será candidato a nada.


Eduardo Duhalde: "La única coalición que se hizo en la Argentina que fue exitosa, fue la que hicimos con el Doctor Alfonsin. Cuando estaba, que había renunciado Rodríguez Saa para que me presentara, yo le dije: “Mire Alfonsín. Yo no me puedo presentar porque tengo minoría en diputados, escasa mayoría en el Senado y la Corte en contra. Yo le voy a ayudar. Yo no asumo hasta que usted por lo menos me de tres Ministros y me basta con su palabra que me va dar la mayoría legislativa de lo que acordé. Una coalición es un co gobierno."
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Eduardo Alberto Duhalde coincide con la propuesta de Rodolfo Terragno: si no hay un acuerdo pluripartiario y multisectorial, le resultará muy difícil a la próxima Administración gestionar la difícil herencia recibida del Frente para la Victoria. Y ese acuerdo es más fácil conseguirlo ahora que en el futuro, agrega Urgente24.
 
Aquí los tramos principales de las declaraciones de Duhalde a Del Arco Politico (Darío Del Arco), por AM950, Belgrano.
 
-¿Qué es esto del resurgimiento político de Eduardo Duhalde a través del PJ Nacional?
 
-En realidad, habían hecho abandono de partido y desacatado la orden durante varios años de llamar a elecciones. Yo creo que hay un intento de vaciar el partido porque lo único que interesa es el Frente para la Victoria y querían reemplazar al Justicialismo por el Frente para la Victoria. Y,  bueno, ante esa eventualidad tan grave, nos reunimos e hicimos todo lo que la Justicia nos ordenó. Yo no tengo ninguna duda que de que no tienen ninguna posibilidad los apoderados del FPV de torcer hoy esto porque estamos en pleno derecho.
 
-¿Esto tiende a rescatar a los gobernadores o Duhalde tiene aspiraciones políticas?
 
-No, yo no voy a ser candidato al Ejecutivo, ni al Legislativo, ni asesor, ni nada. Yo estoy trabajando en otro plano que es la integración sudamericana y de ahí no me voy a mover. De todas maneras, no se trata de rescatar a los gobernadores; se trata de rescatar al partido. De todas maneras, lo que viene después, se verá. Yo quiero rescatar el partido, porque los dos partidos más importantes: el Justicialismo  y el Radicalismo no pueden dejar de tener vida en este momento tan difícil de la República.
 
-¿Quién cree que lo va a acompañar en este PJ paralelo?
 
-Éste no es el PJ paralelo, este es el PJ; y así lo va a resolver la Justicia sin ninguna duda. De todas maneras, eso lo van a decidir ellos. Yo no me voy a meter en ningún tipo de organización porque no es lo que me compete. Yo quiero dar mi instrumento para que se presenten por el Partido Justicialista todos aquellos que quieran hacerlo y que están impulsados por el dinero, por lo que usted quiera, por el Frente para la Victoria, que hoy ya tiene olor a cala.
 
-¿Puede ser una plataforma para Sicoli?
 
-Para cualquiera puede ser. Yo lo veo muy decidido a Daniel Scioli por lo que dice permanentemente de participar para el Frente para la Victoria. Pero de todas maneras, esto no se hace ni para uno ni para otro. Yo con el que menos he hablado es con Sergio Massa. He hablado con dirigentes de todo el país.
 
-¿Usted no corre el riesgo de que lo dejen solo?
 
-Sí, pero yo no voy a estar con nadie.
 
-¿Y por qué devino en el articulador de este proyecto?
 
-Porque cuando fueron a la Justicia, dijeron que necesitaban una persona, que tuviera posibilidad de hablar con dirigentes de todo el país, para conformar el congreso. Es decir, esto lo intentaron hacer dos veces antes y no pudieron porque no tenían hombres conocidos que tuvieran la confianza de dirigentes de todo el país. Acá hay dirigentes desde Tierra del Fuego hasta Jujuy y esto no es fácil. A mí me vinieron a ver hace 25 días. Yo no voy a participar y cuando yo digo que no voy a participar, no participo. Cuando yo asumí la presidencia, en el segundo párrafo dije que necesitaba un gobierno patriótico, con observación nacional, y el que impedía eso, no podía presentarse en las próximas elecciones. Como no me creían, firmé un decreto para que se inscribieran todos aquellos que decidían no participar en las próximas elecciones ante la Escribanía General del Gobierno. Cuando yo digo que ahora no me voy a presentar, es porque no me voy a presentar.
 
-Chiche, su mujer, ¿podría tener voluntad de competir?
 
-Hemos decidido que ella no participe. Ella está convencida conmigo que no debemos participar, que tampoco debemos señalar a nadie; sino abrir la posibilidad para que todos aquellos que quieran estar en el Justicialismo, puedan presentarse con los colores del Justicialismo.
 
-¿Quien cree que pueden llegar a ser los pre candidatos por este espacio?
 
-Tenemos hombres importantes, como Adolfo Rodríguez Saá, José Manuel De La Sota. No se si hay más. Eso lo decidirán ellos. Yo no voy a participar en esos acuerdos.
 
-En otra época, usted hubiera citado también a Carlos Reuteman.
 
-En otra época sí. Ya pasó eso. Ahora es otro tiempo y yo creo que hay que hacer una gran coalición en la Argentina porque el Cristinismo se va a quedar cerca del 100 diputados nacionales. Por lo tanto, quienes están hoy apareciendo como candidatos más firmes, tienen que darse cuenta que igual que hizo en Alemania, Angela Merkel, quien ganó con el 40% y después se incorporó al 80% de los partidos políticos y eso le da una fuerza enorme al gobierno. Un Gobierno que no tenga una mayoría clara legislativa, lo que va a sobrevenir es el caos. Yo se que lo que digo, puede ser mal entendido; pero lo mismo decían en el año 2000 cuando queríamos convencer con el Doctor Alfonsín a De La Rúa para que cambie; que ya la convertibilidad, que había sido exitosísima hasta 1997, comenzaba a mostrar su cara peor.
 
-¿Que lectura le merece este frente UCR-PRO?
 
-Es un avance extraordinario.
 
-¿Al que el PJ debería sumarse?
 
-Yo creo que todos deberían sumarse, incluso los pequeños partidos; porque si le estoy diciendo que el Cristinismo se va a quedar con casi 100 diputados, porque le van a obligar a todos los gobernadores que pongan a las personas que ella quiere, podemos tener un gobierno muy débil; y necesitamos un gobierno con fortaleza, para que pueda hacer los cambios que tenga que hacer.
 
-¿Se viene un clima de caos?
 
-No ahora. En el 2016. Yo lo dije anteriormente y no me hicieron caso. En el 2000 nos pusimos de acuerdo con el Doctor Alfonsin creando un censo de pensamiento estratégico, en el Movimiento Productivo Argentino, que lo creamos entre los dos. La única coalición que se hizo en la Argentina que fue exitosa, fue la que hicimos con el Doctor Alfonsin. Cuando estaba, que había renunciado Rodríguez Saa para que me presentara, yo le dije: “Mire Alfonsín. Yo no me puedo presentar porque tengo minoría en diputados, escasa mayoría en el Senado y la Corte en contra. Yo le voy a ayudar. Yo no asumo hasta que usted por lo menos me de tres Ministros y me basta con su palabra que me va dar la mayoría legislativa de lo que acordé. Una coalición es un co gobierno. Y, la verdad, que en una situación desastrosa pudimos ir capeando el temporal con ayuda de la Iglesia, por supuesto, para que se hiciera el gran diálogo argentino. Y todo eso, a fin de año, del “que se vayan todos”, la gente ya estaba entusiasmada para votar. Por eso digo que hay que pensar más en el país, que en el partido político.

martes, 1 de abril de 2014

Kirchneristas y radicales homenajearon a Raúl Alfonsín por separado

Todo el arco político nacional se fundió en mensajes de homenaje y respeto hacia Raúl Alfonsín, al cumplirse el quinto aniversario de su fallecimiento. Sin embargo, el "padre de la democracia" -como se lo denomina por haber encabezado el primer gobierno elegido en las urnas tras el golpe militar- no logró unir al kirchnerismo y a la UCR para homenajearlo. Ambas fuerzas tuvieron sus actos por separado, a seis cuadras de distancia.


"Tengo que darles una mala noticia a los radicales: Alfonsín ya no les pertenece, porque ahora pertenece a todo el pueblo argentino". Con esa recordada frase de Antonio Cafiero, formulada con motivo de su fallecimiento, el 31 de marzo de 2009, el kirchnerismo difundió su propio acto de homenaje al expresidente que llevaron a cabo en el Teatro Liceo.
Allí se destacó la presencia del juez de la Corte Suprema, Eugenio ZaffaroniVíctor Heredia(cantautor), Aldo Etchegoyen (obispo y miembro de la APDH), Gustavo Sylvestre(periodista), Arturo Bonín Víctor Laplace (actores), entre una decena de figuras que acudieron al homenaje "plural" donde hubo clips audiovisuales y distintos oradores que rescataron la "integración diversa" que propuso el caudillo radical.
A sólo seis cuadras, en Tucumán al 1660, estaba todo el Comité nacional del radicalismo y distintos dirigentes de otros espacios que, para la ocasión, bautizaron al búnker radical en la Ciudad como "Casa de la Ciudadanía, Presidente Raúl Alfonsín" y propusieron distintos proyectos a discutirse en el Congreso para darle el mismo nombre a otros edificios públicos.
En el acto convocado por la UCR, en el discurso de los dos principales oradores Ernesto Sanz (Comité nacional) y Emilio Yacobiti (Comité capital), predominó un llamado a "la unidad" con "hombres y mujeres de otros partidos". Atentos, escuchaban Alfonso Prat Gay,Humberto TuminiMaría Eugenia EstenssoroRoy CortinaFernando SánchezMartin Lousteau (UNEN) e Ignacio de Mendiguren (Frente Renovador), entre otros.
"El camino lo marcó Alfonsín, que son los valores que hoy le faltan a esta democracia, como la sencillez, austeridad, tolerancia, respeto, la búsqueda de denominadores comunes", enfatizó el titular de la UCR. Asimismo remarcó que "el legado de Alfonsin no había que buscarlo en los hechos y sus obras, era él mismo, su persona, su conducta, su vida misma. ¿Qué estaría haciendo si viviera ahora? Estaría encabezando una marcha para darle contenido y sentido a la estructura de la democracia", aseguró Sanz.
El mensaje tuvo otros matices a seis cuadras. "Si bajamos las banderas de nuestras diferencias, nos vamos a dar cuenta que nuestro enemigo es la antipolítica", lanzó Zaffaroni, el más encendido de los oradores en el acto K.
¿Dónde estuvieron el dirigente Leopoldo Moreau y el diputado de la UCR, Eduardo Antín? Con Zaffaroni, en el Teatro Liceo. "Si es para rescatar a Alfonsín como una figura del pueblo, para nosotros no es una mala noticia, es una muy buena noticia", analizó a Perfil.com uno de los principales voceros del partido.

lunes, 24 de marzo de 2014

Cristina aprovecha el 24 de Marzo para reflotar un viejo cruce con la UCR

Como única manifestación sobre el 38° aniversario del último golpe militar, la Presidente compartió este lunes 24/03 el discurso de Néstor Kirchner con el cual dio por inaugurado el Museo de la Memoria, que actualmente funciona en la exESMA. Llama la atención que la Presidente haya destacado (o pedido que destacaran) de todo ese discurso un fragmento por demás polémico.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Como única manifestación sobre el 38° aniversario del último golpe militar, la presidente Cristina Fernández compartió este lunes 24/03 a través de la red social Twitter el discurso de Néstor Kirchner con el cual dio por inaugurado el Museo de la Memoria, que actualmente funciona en la exESMA, predio que operó como uno de los principales centros clandestinos de detención durante la última dictadura. 
 
El cristinismo celebra este 20 de Marzo, también, los 10 años de aquella apertura. 
 
Pero más allá de la efeméride del Frente para la Victoria, llama la atención que la Presidente haya destacado (o pedido que destacaran) de todo ese discurso un fragmento por demás polémico. 
 
La transcripción fue republicada en la página web personal de la Presidente (http://www.cfkargentina.com/) junto al video de la ocasión. El título del post es "Creación del Museo de la Memoria, Néstor Kirchner en la ESMA en 2004" y como bajada rescata la siguiente parte de aquella presentación del fallecido expresidente del 24/03 de 2004: 
 
"Las cosas hay que llamarlas por su nombre y acá si ustedes me permiten, ya no como compañero y hermano de tantos compañeros y hermanos que compartimos aquel tiempo, sino como Presidente de la Nación Argentina vengo a pedir perdón de parte del Estado nacional por la vergüenza de haber callado durante 20 años de democracia por tantas atrocidades". 
 
Por esas palabras de Kirchner fue duramente criticado por sectores que vieron en ellas un desprecio por la política de Derechos Humanos durante el mandato de Raúl Alfonsín (1983-1989), que tuvo como punto cúlmine las condenas a las cúpulas de las juntas militares que gobernaron desde 1976 hasta el retorno de la democracia.
 
Alfonsín manifestó su "dolor" por lo que había considerado una "injusticia". 
 
Kirchner lo llamó, y en un breve contacto privado le aclaró que esa no había sido su intención y que siempre había reivindicado el juicio a la Juntas. 
 
¿Por qué la Presidente trae a memoria ese cruce justo cuando insinuaba abrir una nueva etapa de diálogo con la oposición? Cosas del cristinismo.

jueves, 19 de diciembre de 2013

"Yo no soy Alfonsín", dijo Cristina, y Capitanich tuvo que rectificarse

Sin personalidad y menos aún conocimiento, Jorge Capitanich, jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, se desdijo 1 día después de sugerir que se podrían planificar los cortes de luz, en medio del colapso del sistema eléctrico por las altas temperaturas, lo que provocaba comparaciones con lo que sucedió en días de Raúl Alfonsín en la Presidencia. Capitanich volvió tras sus pasos y reconoció que sugerir que haya cortes de luz programados en los domicilio "fue una expresión incorrecta".


Decidido a encontrar cualquier responsable menos la inadecuada política energética K, Capitanich la emprendió con la meteorología y el cambio climático: "Mientras que en una década hubo 5 o 5 olas de calor", desde el 2003 se da "año tras año" y la proyección es que "cada vez sean más prolongadas", de 12 días consecutivos.
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Durante su habitual conferencia de prensa, y cuando las interrupciones de energía se suceden desde el lunes 16/12, Jorge Capitanich cambió el enfoque y decidió desligar al Ejecutivo Nacional de la crisis, afirmando que él "no es vocero" de las distribuidoras, Edenor y Edesur, quienes prestan el servicio en Ciudad de Buenos Aires y el conurbano.
 
"Fue una expresión incorrecta de mi parte", reconoció Capitanich, 1 día después de decir que los "cortes programados y rotativos" serían "una solución" ante el exceso de demanda por las altas temperaturas. 
 
Los cortes programados fue la respuesta en 1988 y 1989 de Raúl Alfonsín, y motivo de una profunda impopularidad. Pero los cortes programados contradecían el enfoque de la Administración Cristina y el discurso de sus ministros.
 
Capitanich afirmó que comparar la situación energética actual con los cortes programados que ocurrían durante el gobierno radical de Raúl Alfonsín es una "patraña", una "interpretación capciosa" y un "ejercicio periodístico de baja calidad".
 
El líder chaqueño (¡¡así le va al Chaco!!) dijo que hay que "dar un debate razonable" y señaló que algunos de los "voceros que salen ahora a criticar son autores de estrepitosos fracasos cuando tuvieron la responsabilidad de gestionar". 
 
En ese marco, consideró "imprescindible" que las empresas "brinden explicaciones a sus usuarios" ante los cortes de energía.
 
Así que ahora Capitanich intentó mostrarse coincidente con el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, quien había negado la posibilidad de cortes programados pero admitió que son "preventivos".
 
"Mis dichos no implican ningún tipo de confrontación. Trabajamos de modo cooperativo", dijo Capitanich, y agregó: "Las aclaraciones del ministro fueron correctas y valederas".
 
Pasado el entredicho por los cortes programados, el funcionario negó que el Gobierno estudie intervenir las empresas distribuidoras. 
 
Tampoco ofreció un dato certero de cuándo se solucionará la crisis energética -aún hay miles de usuarios sin electricidad en sus casas- y en cambio cargó las tintas contras las compañías. 
 
"Las empresas son quienes prestan el servicio, mientras el Estado solamente debe cumplir como autoridad regulatoria. Las inversiones y las comunicaciones las tienen que hacer las empresas. El Gobierno no es vocero de ellas", dijo el ya decadente Capitanich.
 
Hubo más expresiones ridículas de parte del jefe de Gabinete de Ministros.
 
"Aún cuando se alcanza el pico máximo de demanda energética existe oferta disponible. El problema central tiene que ver con la  media y baja tensión, es decir la distribución al usuario, y eso es responsabilidad de las empresas, el Estado tiene capacidad regulatoria, a través de multas, y promueve las intimaciones para la restitución más rápida del servicio", dijo él.
 
Decidido a encontrar cualquier responsable menos la inadecuada política energética K, Capitanich la emprendió con la meteorología y el cambio climático: "Mientras que en una década hubo 5 o 5 olas de calor", desde el 2003 se da "año tras año" y la proyección es que "cada vez sean más prolongadas", de 12 días consecutivos.  
 
El jefe de Gabinete defendió el actual nivel de las tarifas energéticas, que tiende a "brindar competitividad", "mejorar el poder adquisitivo del salario" y "proteger el nivel de ingresos disponibles de los que menos tienen" y volvió a exhortar a los ciudadanos al "uso racional de la energía" y a "ser cuidadados como usuarios respecto a no malgastar el servicio".
 
"Ayer (miércoles 18/01) no hubo un conflicto entre mi interpretación y la del ministro De Vido. La terminología que utilizó él es la más correcta y técnica. Son cortes preventivos cuando se detecta una sobrecarga. El jefe de ministros no es vocero de las empresas. Las inversiones las tiene que hacer la empresa, la comunicación con los clientes la tienen que hacer las empresas. El Estado sólo se ocupa del ejercicio de la autoridad regulatoria con la posibilidad de multas y resarcimientos", explicó Capitanich.
 
"En la Argentina no hay restricciones del suministro de energía sino que el problema es en media y baja tensión, en la distribución. Pretender asimilar esto a lo que pasaba en el 89' es una patraña, un ejercicio periodístico de baja calidad. Uno de los que aparece opinando es un ex ministro que estuvo muy poco tiempo. Estos voceros fueron autores de fracasos cuando tuvieron la oportunidad de gestionar", completó.

Ultimas Noticias

Especiales

.

.