Mostrando entradas con la etiqueta Papel Prensa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Papel Prensa. Mostrar todas las entradas

martes, 23 de septiembre de 2014

Revés para Moreno: Revocan su sobreseimiento

La Sala II de la Cámara Federal revocó los sobreseimientos y ordenó profundizar la investigación sobre el ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y el titular de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN), Daniel Reposo, en el marco de la causa por la presunta inserción de datos falsos en un acta de asamblea de la empresa Papel Prensa SA del 20 de octubre de 2010. Se espera que en los próximos días sean citados a declarar.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) La Sala II de la Cámara Federal revocó los sobreseimientos y ordenó profundizar la investigación sobre el ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y el titular de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN),Daniel Reposo, por la supuesta inserción de datos falsos en un acta de asamblea de la empresa Papel Prensa SA del 20 de octubre de 2010.
 
Así lo decidió el tribunal al revocar una decisión del juzgado federal 3, al considerar que fue "prematura" y "apresurada" la decisión de desvincular a los funcionarios de la investigación. Se espera que en los próximos días sean citados a declarar.
 
El fallo fue firmado por los camaristas Horacio Cattani y Martin Irurzun, en tanto que el tercero,Carlos Farah, lo hizo en disidencia.
 
La denuncia que originó la causa es por la presunta inserción de datos falsos en el acta pública de fecha 20 de octubre de 2010. Allí se habría documentado que el "acto constituyó la continuación de una asamblea de accionistas de la empresa Papel Prensa SA convocada para designar un contador que certificara los estados contables", indicaron los jueces. Pero la denuncia asegura que ello no fue así, sino que la reunión societaria ya había concluido y emitido votación.
 
"Todo lo anterior habría tenido por propósito transgredir la voluntad expresada en la asamblea legítima, nombrándose a un profesional de la Sindicatura General de la Nación para que, por fuera de sus deberes propios, realice la tarea mencionada", tal cual la denuncia que se citó en el fallo de la Cámara.
 
También se revocaron los sobreseimientos de los demás imputados: Vanina Capurro, Beatriz Montoya, Fabio Trossero, Alberto González Arzac y Agustín Tarelli.

domingo, 12 de mayo de 2013

"La Doctora no va a descansar hasta ver a Magnetto preso"

Cristina Fernández de Kirchner no asume que su Administración es un desastre, sin ideas interesantes y rodeada por un conjunto de ignorantes en cuanto a la gestión del Estado, sólo interesados en enriquecerse como ella, tal como les enseñó a todos Néstor Kirchner, según parece. Ella cree que todo es un invento mediático, y sigue obsesionada conque si frena a Clarín, concluyen sus angustias:



CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Vía la Comisión Nacional de Valores, Cristina Fernández de Kirchner quiere avanzar sobre Grupo Clarín. Ella cree que así puede liquidar el pleito pendiente por la Ley de Servicios Audiovisuales de Comunicación. Por las dudas, y en forma simultánea, intenta avanzar otra vez contra Papel Prensa.
 
 
"(...) los laboratorios del poder donde se traman operaciones y se imaginan nuevos enemigos las 24 horas al día, que un gobierno jaqueado como el de Cristina Fernández, que no logra remontar en las encuestas de imagen y que tiene un serio problema para salir airoso en las elecciones legislativas de octubre, renueva frentes y abre otros, "todos los frentes abiertos, así funcionamos", lo reconoce sin tapujos un confidente gubernamental. Por eso doblan la apuesta, aunque el famoso relato haya empezado a hacer agua por los cuatro costados. Lejos de ir a la defensiva, un gobierno jaqueado por durísimas denuncias de corrupción casi generalizada, que sólo en la provincia de Buenos Aires y según las últimas encuestas experimenta el rechazo de más del sesenta por ciento de los ciudadanos, otra vez avisa que va por todo. Y por más, como surgiría de interpretar aquella arenga de De Pedro, que no sería otra cosa que forzar por donde sea y sin sonrojarse alguna interpretación no contemplada en la Constitución ni en ninguna ley inferior para conseguirle a la presidenta el paso a la re-reelección que no avala ningún texto legal.
 
Por eso aquel envalentonamiento de los voceros habituales sobre la decisión de mantener todos los frentes de batalla activados. El gobierno tiene hoy al menos tres de esos frentes marcados en rojo: la embestida contra la Justicia para convertirla en un apéndice de los caprichos y berrinches de la presidenta; la escabrosa decisión de convertir al Estado en un lavador de dólares ilegales provenientes de la trata de personas, del narcotráfico o de la corrupción de sus funcionarios y socios empresarios o comerciales, y ahora la renovada marcha manu militari para quedarse con el control de Papel Prensa, lo que en la práctica equivaldría, si prospera el proyecto de Carlos Kunkel y Diana Conti, a resolver en el futuro en el despacho de Carlos Zannini cuánto papel de diario se les concede a los medios amigos, y cuánto a los que, pese a todo, persistan en mantenerse al margen de la bajada de línea que sale todas las mañanas hacia las redacciones oficiales del despacho del Jefe de Gabinete, Juan Manuel Medina
 
No hay que hacer un ejercicio de imaginación para imaginar el final de esa historia: un diario "enemigo", por caso, podría verse obligado a salir a la calle con ediciones de seis o siete páginas, como ya ocurrió en 1951 cuando el gobierno de Juan Perón impuso insostenibles gravámenes a la importación de ese insumo para doblegar a la prensa opositora de aquel entonces. El que no tenga papel que le provea el gobierno mediante su manejo del 51 por ciento de las acciones de Papel Prensa, no podrá importarlo por las groseras trabas que impone e impondrá Guillermo "Patota" Moreno. O tendrá que cerrar, que es el plan de máxima que anida en encumbrados despachos de la Casa Rosada.
 
El siguiente zarpazo que se planea en el gobierno mediante la aplicación de un artículo de la ley del mercado de capitales sancionada el año pasado, que faculta a la Comisión Nacional de Valores a nombrar un interventor por el lapso de seis meses en las empresas que cotizan en Bolsa, le permitiría al cristinismo meter un comisario en el corazón de la conducción del diario "Clarín" . Tiene que ver con aquella premisa de redoblar las batallas en todos los frentes para doblegar enemigos o para tapar con espejos de colores el tremendo desaguisado de un gobierno grotesco y bananero a la hora de gestionar la economía. Pero también con una recurrente obsesión de Cristina Fernández, reforzada por estos días y puesta en blanco por uno de los que vociferó aquella noche en la reunión de Hurlingham donde se avisó que planean quedarse en el poder por derecha o por izquierda: "la doctora no va a descansar hasta ver a Magnetto preso", dijo uno de los líderes de Unidos y Organizados. (...)".
 
 
En tanto, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) advirtió que el proyecto oficial para la expropiación y toma de control por parte del Estado de la empresa Papel Prensa es un"nuevo y grave retroceso" para la libertad de expresión en la Argentina.
 
Lo hizo en un comunicado en el que señaló que de esa forma el país se "acerca" al grupo de"Estados totalitarios".
 
También calificó como "preocupante" la política del kirchnerismo de "ir por todo", incluidos "otros actores privados, como la prensa".
 
El organismo se refirió a la decisión del Gobierno de "controlar el papel destinado a la prensa para fijar su precio, producción, comercialización y distribución", tras el proyecto de ley que diputados kirchneristas presentaron para expropiar acciones de los socios privados de la empresa, los diarios Clarín y La Nación, y hacerse del manejo mayoritario de la compañía, "bajo la excusa de que se trata de un bien «de utilidad pública y sujeto a expropiación»".
 
"Si la ley resulta aprobada, Papel Prensa -responsable por el 75% de papel para diarios que se produce en la Argentina; el 25% restante es importado- quedaría bajo el control del gobierno de la presidenta Fernández de Kirchner", señaló la SIP.
 
Y agregó: "Esa sola posibilidad aleja cada vez más a la Argentina de la familia de las democracias republicanas y acerca al país a los Estados totalitarios".
 
Al respecto, el titular de la Comisión de Libertad de Expresión e Información de la SIP, Claudio Paolillo, señaló que "cuando el Estado, en cualquier país, controla el insumo básico de la prensa para que los periódicos puedan circular y difundir sus informaciones y opiniones, el riesgo de que se cometan arbitrariedades en función de las líneas editoriales de los medios y periodistas aumenta exponencialmente".
 
Paolillo agregó que "en el caso argentino, esto constituye un nuevo y grave retroceso para la libertad de expresión en el país, que desde la llegada al poder del kirchnerismo en 2003 viene afectándose sin solución de continuidad".

jueves, 9 de mayo de 2013

Papel Prensa (y Clarín) en la mira: Hay proyecto de expropiación

Diputados del Frente para la Victoria ingresaron este jueves a la Cámara Baja un proyecto para la toma por parte del Estado del 24% de las acciones del fabricante de papel de diarios. El Estado ya tiene el 27%, mientras Clarín y La Nación se reparten porcentajes significantes. ¿Pagará esta vez el Gobierno si es que expropia?



CIUDAD DE BUENOS (Urgente24). Mientras la atención está puesta en la exposición del equipo económico en un plenario de comisiones del Senado en defensa de la iniciativa oficial de blanqueo de capitales en dólares no declarados, el cristinismo presentó este jueves un proyecto de ley por el cual el Poder Ejecutivo podrá expropiar el 24% de las acciones de Papel Prensa. 
De acuerdo a ámbito.com, que accedió al texto,  se busca declarar de "utilidad publica y sujeto a expropiación" ese porcentaje de accione de tipo A y C. En la actualidad el Estado posee el 27% de las acciones de la empresa proveedora de papel de diario. De prosperar pasaría a tener 51% y convertirse en el socio mayoritario. 
 
El proyecto ingresó este jueves por mesa de entrada de la Cámara baja, según confirmaron al portal de noticias desde la oficina del diputado del Frente para Victoria Carlos Kunkel, aunque precisaron que aún no conocen por cuál comisión deberá comenzar su tratamiento. 
 
Además de Kunkel, la iniciativa lleva las firmas de Diana Conti, Dulce Granados, Adriana Puiggrós, Andrea García, María Teresa García, Gastón Harispe, Graciela Giannesttasio, entre otros, señala el sitio web del diario Ámbito Financiero. 
 
La iniciativa propone declarar de "utilidad pública y sujeto a expropiación el veinticuatro por ciento (24%) del patrimonio de Papel Prensa S.A. representado por igual porcentaje de las acciones clase A y C de dicha empresa". En la actualidad, los diarios Clarín y La Nación son los socios controlantes. 
 
El Estado en la actualidad posee el 27,5% de las acciones, de aprobarse esta iniciativa y sumar 24% más pasaría a tener 51,5% para convertirse en socio mayoritario y controlante. Por su parte, Clarín reúne 49% de las acciones y La Nación 22,5, el restó está en manos de socios minoritarios. 
 
El articulo II del proyecto aclara que deberá dejarse constancia que la expropiación de tales acciones es por causa de utilidad pública y que se encuentra prohibida la transferencia futura de ellas sin autorización del Congreso votada por las dos terceras partes de sus miembros.
 
También se aclara el Poder Ejecutivo será quien actuará como expropiante y que la tasación la efectuará el Tribunal de la Nación.
 
Aquí se abre un interrogante sobre si, en caso de efectuarse la expropiación, el Gobierno pagará por las acciones expropiadas. A un año de la expropiación del 51% de los títulos de YPF, la española Repsol aún espera el pago de un "justiprecio" por las mismas. 
 
Cabe recordar que el Estado tampoco pagó por las expropiaciones de Aguas Argentinas (hoy AySa) y de Aerolíneas Argentinas (las acciones ni siquiera están a nombre del Estado argentino). 
 
Los últimos puntos del proyecto consignado por ámbito.com aclaran que Papel Prensa S.A., continuará operando como sociedad anónima abierta "no siéndoles aplicables legislación o normativa administrativa alguna que reglamente la administración, gestión y control de las empresas o entidades en las que el Estado nacional o los Estados provinciales tengan participación". 
 
Por último, el día de la promulgación de la ley la Comisión Nacional de Valores convocará a una Asamblea de Accionistas, a efectos de tratar, entre otros asuntos "la remoción de la totalidad de los directores titulares y suplentes y de los síndicos titulares y suplentes y la designación de sus reemplazantes".

martes, 7 de septiembre de 2010

Aportaron documentación de la compra de la papelera, pidieron participar de diligencias procesales y quieren asistir a la declaración de Rafael Ianover, este miércoles.


Los directivos de los diarios Clarín y La Nación, Héctor Magnetto y Bartolomé Mitre, respectivamente, se presentaron hoy ante el juez federal de La Plata, Arnaldo Corazza para aportar documentación que respalda la "legalidad" en la compra de Papel Prensa, entregaron un ejemplar del Libro "Papel Prensa - La Verdad" y plantearon su "voluntad" de participar en todas las diligencias procesales de la investigación.

Magnetto y Mitre prometieron llevar ante la Justicia a los responsables de las "mentiras y difamaciones propaladas a través del sistema de medios estatal y paraestatal" y le pidieron especialmente al magistrado asistir en la próxima declaración testimonial del Rafael Ianover, a realizarse el próximo 8 de septiembre.

Según se informó en un comunicado, los directivos de Clarín y La Nación solicitaron que, en caso de no hacer lugar a sus planteos que se "suspenda la audiencia del testigo Ianover y toda otra recolección de prueba, hasta tanto una instancia judicial superior analice la cuestión". 

El juez Corazza instruye la causa por los crímenes de la dictadura cometidos en el llamado "Circuito Camps", o sea la zona que comandaba el entonces jefe de la Policía Bonaerense, el general Ramón Camps. En esa jurisdicción estaban ubicados los centros clandestinos de detención donde estuvieron detenidos Lidia Papaleo de Graiver y su hermano Osvaldo, entre otros miembros de la familia.

Así, recayó en Corazza también la misión de investigar si hubo delito en la venta de las acciones de Papel Prensa y si Lidia Papaleo fue obligada por la dictadura a hacer esa operación. Lidia Papaleo declaró a fines de agosto y ratificó que "firmó la documentación estando en libertad", en referencia a la venta de las acciones de Papel Prensa. Esta causa que tiene Corazza fue iniciada antes de que la presidenta Cristina Fernández decidiera enviar a la Justicia el informe que elaboró el secretario Moreno sobre Papel Prensa.

Por esa razón, hoy Magnetto y Mitre pasaron a la ofensiva y le llevaron al juez el informe del gobierno sobre Papel Prensa y "copia del Decreto 1210/2010, por el cual se ordena enjuiciar" a los accionistas de los diarios "por delitos de lesa humanidad". En el comunicado, se informó que "los accionistas de los diarios Clarín y La Nación, Héctor Horacio Magnetto y Bartolomé Luis Mitre... se presentaron en el día de hoy ante el Juez Federal de la Plata Dr. Arnaldo Corazza y el Fiscal a cargo de la Unidad Especial de Derechos Humanos, Dr. Marcelo Molina, ante quienes acompañaron el denominado informe 'Papel Prensa S. A.- La Verdad', un falaz documento elaborado por el licenciado Mario Guillermo Moreno y copia del Decreto 1210/2010, por el cual se ordena enjuiciar a Mitre y Magnetto por delitos de lesa humanidad".

"Asimismo, adjuntaron abundante documentación respaldatoria de los pagos efectuados por los diarios al Grupo Graiver con motivo de la transferencia de las acciones de Papel Prensa, lo que permite descartar cualquier ilicitud vinculada con la transacción", se precisó.

En ese marco, Magnetto y Mitre "plantearon ante las autoridades judiciales su voluntad de participar en todas las diligencias procesales de la investigación. Particularmente, requirieron estar presente en la próxima declaración testimonial del señor Rafael Ianover, a realizarse el próximo 8 de Septiembre en horas de la mañana". También "solicitaron que en caso de no compartirse las razones de sus planteos, se suspenda la audiencia del testigo Ianover y toda otra recolección de prueba, hasta tanto una instancia judicial superior analice la cuestión".

"Recordaron los señores Magnetto y Mitre que desde hace cuatro meses vienen tolerando que el señor Moreno -funcionario del Poder Ejecutivo Nacional- falsee datos, interrogue supuestos testigos, manipule hechos históricos y recopile pruebas falsas, al margen de la garantía constitucional del debido proceso y de la división de poderes. De esta forma, se busca evitar que se siga actuando sin control de las partes afectadas e interfiriendo la actuación del Poder Judicial", se precisó en el comunicado.

Por último, señalaron que "más allá del cuestionado informe, cabe destacar que la campaña oficial contra los nombrados y los medios periodísticos que integran, suma cada día nuevas mentiras y difamaciones propaladas a través del sistema de medios estatal y paraestatal, las que serán oportunamente llevadas a sede judicial".



Fuente: DYN

sábado, 28 de agosto de 2010

La oposición califica de "mamarracho" proyecto oficial de Papel Prensa

El núcleo duro de la oposición ratificó hoy su rechazo al proyecto de ley que intenta declarar de "interés público" la producción de papel para diarios, al considerarlo "inconstitucional", una "trampa" y un "mamarracho", en tanto el oficialismo confirmó su respaldo a la iniciativa.


Referentes de la Coalición Cívica, el radicalismo, el PRO y el Peronismo Federal se manifestaron en contra del plan gubernamental por entender que es un avance sobre la "libertad de prensa" y, por lo tanto, viola la Carta Magna y pactos internacionales.

Desde el oficialismo, el jefe del bloque de diputados kirchneristas, Agustín Rossi, salió a defender la iniciativa, que anoche ingresó a la Cámara baja y rechazó la acusación de "primitivismo" e "improvisación" que la oposición lanzó contra el proyecto: "Corto no significa pobre", advirtió. 

"Yo entiendo que la oposición empieza ahora a buscar excusas, pero me parece que (el proyecto) es tan claro que hay que decir si se está a favor o en contra, nada más que eso", desafió el legislador oficialista.

Molesto, expresó: "No admito el calificativo de pobreza a un proyecto que tiene la virtud de ser sintético e ir específicamente hacia el núcleo de la cuestión".

La Casa Rosada necesita el apoyo de la centroizquierda para aprobar el proyecto pero también de otras voluntades de fuerzas que, hasta ahora, se oponen: "Espero que tengamos consenso", remarcó Rossi y puntualizó que el Ejecutivo busca "defender la libertad de prensa y que todos tenga las mismas condiciones de competencia".

En la vereda de enfrente, la jefa de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, confió en que "el resto de la oposición se dé cuenta de que es un trampa" el proyecto gubernamental, al afirmar que "viola la Constitución y el Pacto de San José de Costa Rica".

"Ellos quieren cambiar los intereses del grupo Clarín por el monopolio de Kirchner", advirtió y sostuvo que "si hoy no defendemos el país, caemos en la dictadura".

El jefe de la bancada de diputados del PRO, Federico Pinedo, calificó de "mamarracho" la iniciativa y advirtió que no la ve "como mínimamente votable".

El legislador macrista, tras considerar que el envío de la Casa Rosada al Congreso es de una "pobreza franciscana", estimó "ridículo si el Poder Ejecutivo cree que el Congreso tiene que aprobar una ley que establezca un marco regulatorio de cualquier cosa".

El diputado radical Ricardo Gil Lavedra sostuvo que "nunca" el Congreso delegará al gobierno la posibilidad de establecer una regulación sobre la fabricación de papel para diarios y cuestionó la iniciativa de declarar de interés público a esa industria.

El dirigente radical también señaló que estaba "muy mal hecha" la presentación del proyecto y consideró que "parece un cuestión hecha de compromiso".

"Esperábamos un proyecto más articulado, lo que da cuenta la información es que parece un proyecto muy primitivo", acotó.

En esa sintonía se expresó la diputada Patricia Bullrich, de la Coalición Cívica, al tildar de "inadmisible" el proyecto. "No se puede legislar sobre la libertad de prensa y que el Estado no puede manejar el papel de los diarios", resaltó.

"El articulado, de muy baja calidad, lo primero que hace es declarar (la producción de celulosa y papel para diarios) de interés público, que es una figura poco clara cuyo objetivo final es la apropiación de la empresa Papel Prensa", denunció.

Desde el Peronismo Federal, el diputado Francisco De Narváez acusó al Ejecutivo nacional de "intentar callar las bocas de los que pensamos distinto" e interpretó que "hay un límite y el kirchnerismo lo pasó. Tratan de avanzar sobre la propiedad privada y sobre la libertad de prensa".

En tanto, la diputada radical Silvana Giúdici alertó que la idea de impulsar un marco regulatorio para la actividad "le genera mucho daño al kirchnerismo" y afecta la credibilidad de la Presidenta, Cristina Fernández.

"Esta claro que el proyecto tiene intencionalidad, no le suma nada al gobierno, no le interesa al gobierno", advirtió y opinó que el proyecto "fue redactado a las apuradas porque no puede pensar la Presidenta que esa redacción va a ser aprobada por el Congreso".
28 de Agosto de 2010 14:18

Crece la repercusión (negativa) internacional de la embestida K contra Papel Prensa

El reconocido diario español 'El País' publicó este viernes (27/08) un editorial muy crítico sobre el Gobierno argentino, titulado "Callar las voces críticas", en el que destaca "la veta cada vez más autoritaria de la pareja" presidencial. El matutino se sumó así al resto de los medios extranjeros que en la semana también cuestionaron a los Kirchner por el caso Papel Prensa.

| 27/08/2010 | 17:29


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) El diario español "El País" se sumó este viernes (27/08) a los medios extranjeros que cuestionan al matrimonio Kirchner por la embestida contra los medios.

En este sentido, el matutino advirtió que la ley que busca aprobar el Gobierno argentino para establecer un marco regulatorio en el sector de producción de papel en el país "es un paso más para ahogar las voces críticas" y calificó de "autoritario" al matrimonio presidencial.

"Muestra la veta cada vez más autoritaria de la pareja, obsesionada por conservar el poder y que, como las peores dictaduras, podría esta vez haber manipulado el pasado reciente, que tanto pesa en los argentinos, para salirse con la suya", señaló el diario en un editorial publicado hoy.

El matutino español aseguró que Cristina de Kirchner "ha dado un nuevo paso en su batalla contra los medios de comunicación, y sobre todo contra el grupo Clarín".

Al referirse al informe "Papel prensa, la verdad", donde el gobierno cuestionó las circunstancias en las que se realizó la compra de la empresa por parte de Clarín, La Nación y el entonces vespertino La Razón, el diario español sostuvo que "con esta maniobra, los Kirchner convierten a esas cabeceras en cómplices del régimen militar".

Y agregó que "se reservan para ellos el papel de justicieros que sólo pretenden acabar con las afrentas de un pasado tenebroso".

Además, explicó que "tanto Clarín, que tiene hoy el 49 por ciento de la papelera, como La Nación, que es dueña del 22 por ciento (un 27 por ciento corresponde al Estado), han dado otra versión de los hechos".

"La compra de Papel Prensa a la familia Graiver, afirman, se produjo cinco meses antes de que sus miembros fueran detenidos por la dictadura, acusados de tener vínculos con el grupo armado de los Montoneros", agregó.

El matutino también recordó que durante los 27 años de democracia, no ha habido denuncia alguna de que hubiera habido alguna irregularidad en aquella operación.

"El episodio está lleno de ángulos oscuros" sentenció el diario y añadió que "resulta aún más turbio si se lo analiza en el contexto del asedio al que los Kirchner tienen sometido al grupo Clarín desde la crisis agraria de 2003".

# Repercusión (negativa) internacional

Una decena de medios extranjeros salieron esta semana a cuestionar duramente el informe sobre Papel Prensa que el pasado martes presentó Cristina de Kirchner.

El diario La Tercera de Chile escribió que “en una de las ofensivas más fuertes de la Casa Rosada contra la prensa argentina, el gobierno de Cristina Fernández presentará hoy el informe "Papel Prensa, la Verdad", antes del acto en la Casa Rosada.

El diario El Nacional, de Venezuela, explicó en un artículo titulado 'La prensa escrita independiente de Argentina sufre un nuevo ataque de Kirchner' que “una serie de acciones legales emprendidas por el gobierno de Argentina, encabezado por Cristina Fernández de Kirchner, podrían silenciar a más de 170 diarios de distintas corrientes políticas que hacen vida en el país suramericano”.

Por su parte, el diario El Comercio de Perú publicó un artículo titulado “Te callas o te callamos”, en el que escribió: “En lo que constituye la última maniobra del gobierno de Cristina Kirchner para acallar a la prensa independiente de la Argentina, hoy martes está previsto tomar control de la empresa Papel Prensa y –de ser posible– detener a los directivos de “La Nación” y “Clarín”, por “delitos de lesa humanidad”. Un asunto sin pies ni cabeza”.

Mientras que El Comercio, pero de Ecuador, publicó un artículo titulado 'Otra jugada de los Kirchner para controlar la prensa' sobre el acoso del Gobierno kirchnerista hacia la prensa independiente.
En tanto, la cadena española de radios COPE aseguró que “La voluntad del gobierno por apoderarse de Papel Prensa denunciada en los últimos días, se da en el marco de probadas agresivas irrupciones del representante del gobierno para el organismo, Guillermo Moreno, en la sede de la empresa. El polémico funcionario, secretario de Comercio Interior, hasta llevó guantes de box a una asamblea para impedir una votación que lo perjudicaría. En su defensa, se alegó que es la personalidad del hombre”.

También en España, El Mundo publicó que el informe “Papel Prensa, la verdad” es un “torpedo que la presidenta y su marido, Néstor Kichner, piensan disparar contra la línea de flotación del diario (Clarín), que no para de criticarlos”.

jueves, 26 de agosto de 2010

La Nación y Clarín publican un testimonio de Isidoro Graiver que refuta a Cristina

Por 2do. día consecutivo, Clarín y La Nación publican -tal como si fuese una 'cadena gráfica', iguales textos en medio de la disputa con los Kirchner por Papel Prensa:

| 25/08/2010 | 07:13


Según Clarín y La Nación, Isidoro Graiver, hermano de David Graiver, brindó en julio pasado ante escribano público un testimonio que refuta el relato del Gobierno:
"Buenos Aires, 23 de julio de 2010. Querida María Sol: ante el requerimiento que te efectuaran los adquirentes de las acciones de Papel Prensa SA., te dejo este testimonio por escritura pública para que puedas utilizarlo y hacérselo llegar a los requirentes si así lo consideras conveniente. En virtud de ello y de que he sido testigo presencial de muchos de los hechos que rodearon esa venta, paso a relatar lo siguiente. Luego de la muerte de mi hermano David Graiver, ocurrida en un accidente aéreo en México en el mes de agosto de 1976, con un avión que había alquilado, empiezan una serie de complicaciones que ponen a la familia en una situación de mucha tristeza, congoja y también tensión.

Por una parte, me entero de presiones telefónicas en México a la familia por parte de grupos autodenominados como Montoneros, que reclamaban dinero por unos US$ 17.000.000, hecho que pude conocer más tarde con más detalles por parte de Jorge Rubinstein, que era la persona que estaba al frente de todos los negocios en Buenos Aires, y de absoluta confianza de David. Al mismo tiempo, aparecen dificultades financieras que hacen caer al Banco Pour la Amerique du Sud (Bélgica) y el American Bank and Trust Bank (EE.UU.), ambos propiedad de la familia, con lo cual las presiones de los acreedores fueron constantes y crecientes.

El total de la deuda del Grupo Graiver sumaba aproximadamente US$ 67.000.000 (sesenta y siete millones de dólares); yo llevaba personalmente la lista de acreedores. En este contexto, por la delicada situación, la familia retorna a la Argentina, en septiembre de 1976, para hacer frente a todas las dificultades y para solucionar todos los problemas posibles con el tiempo para poder cumplir. Yo residía en Nueva York y también volví. Se intenta negociar la venta de varias empresas del Grupo, así como la tenencia mayoritaria del diario La Opinión, el Banco de Hurlingham, el Banco Comercial del Plata y Papel Prensa, entre otros activos.

Con respecto a Papel Prensa, el capital accionario estaba conformado de la siguiente manera: a) Rafael Ianover, 2.500.000 [dólares] en acciones Clase A; b) Galería da Vinci, un total de 2.699.700 en acciones Clase A; c) Sucesión Graiver, 985.000 en acciones Clase C y 3.800.000 en acciones Clase E, que representaban sólo el 11% del capital.

Existen constancias documentales de todo ello. Los dos primeros paquetes accionarios eran el total de las acciones Clase A, que daban el control de la conducción de la compañía. Pero teníamos en la familia cierta precariedad formal. Rafael Ianover era un gran amigo y hombre de confianza de David, era el testaferro de David, ejercía el cargo de vicepresidente de la compañía desde 1973 y siempre cumplió en reconocer que ese activo era de la familia.

En cambio, las tenencias accionarias de Galería da Vinci estaban a nombre de Rey, Doretti y una empresa llamada ingeniería Tauro S.A, anteriores propietarios de la empresa, y no se había podido pasarlas formalmente a nombre de galería Da Vinci porque se necesitaba la aprobación formal de la operación por asamblea de accionistas con el 75% de los votos por ser las acciones Clase A controlantes.

Aprovechándose de la situación de precariedad formal de las tenencias por Galería Da Vinci, el ingeniero Rey se retractó de una dación en pago con Galería Da Vinci que oficialmente no había aceptado e inmediatamente, el 18/10/76, ingresó en Papel Prensa la suma de $ 17.200.000 para la suscripción de acciones clase A, oponiéndose a que lo hiciera Galería da Vinci, que había participado de dichos fondos. Además, estaba convocada una asamblea de accionistas para el 31/11/76 y no estaba en condiciones el Grupo Graiver de regularizar la falta de formalidad de sus tenencias accionarías. Con el escándalo financiero sobre los hombros, difícilmente el Estado nos convalidaría como accionistas y corríamos el riesgo de perder todos los aportes hechos en forma informal, con lo cual tuvimos la necesidad de vender acciones, y no había muchos candidatos.

Rey, Doretti y Tauro estaban interesados para aprovechar esa situación y comenzaron a maniobrar para quedarse con Papel Prensa. Para ello, ofrecieron comprar con precios bajos y medios de pagos inciertos y por otro lado presionaron con la asamblea que estaba prevista para el 3 de noviembre de 1976, descontando que el Estado no aceptaría la incorporación de un grupo como el nuestro, que estaba prácticamente quebrado. Así, quedarían sin efecto las ventas aludidas y conforme al estatuto tendrían que devolver a los compradores originales el precio nominal, indudablemente inferior al real.

En ese contexto de extrema dificultad toma contacto conmigo el Sr. Guillermo Gainza Paz, quien se presenta como representante de los diarios La Nación, Clarín y La Razón para la compra de las acciones de Papel Prensa. Junto con Anchorena, abogado de nuestra confianza, que además llevaba la sucesión de David, negociamos con los señores Campos Carlés, Bernardo Sofovich y Patricio Peralta Ramos, representantes de los diarios La Nación, Clarín, y la Razón. Me han causado sorpresa los dichos que se han hechos públicos de tu madre y Osvaldo Papaleo, ya que no se ajustan a la realidad de las afirmaciones que hacen, y tergiversan las fechas y los acontecimientos sucedidos.

Las negociaciones las llevé adelante yo personalmente con el asesoramiento de nuestro staff jurídico-contable. La venta de las acciones la cerramos el 2 de noviembre de 1976. Para la firma de los contratos concurrimos a las oficinas del diario La Nación en la calle Florida y Corrientes. Luego de cerrada la operación para la firma de los contratos, que fueron tres, concurrí personalmente con el Dr. Reynoso, el Dr. Abain, el contador Bogan, el Dr. Miguel Anchorena, Lidia Papaleo de Graiver, mis padres y Rafael Ianover y su esposa.

Los contratos

El escribano actuante fue el Dr. Emilio José Poggi. Los contratos que se firmaron fueron: a) Rafael Ianover: 2.500.000, acciones Clase A a US$ 3.572.000; b) Galería Da Vinci, 2.699.700, acciones Clase A a US$ 3.725.000; total de acciones Clase A, US$ 7.304.000; c) Sucesión Graiver, 985.000 en acciones Clase C, 3.800.000 y acciones Clase E, US$ 996.000. El total de los tres contratos: US$ 8.300.000.

Los contratos de Galería Da Vinci y de Rafael Ianover fueron definitivos e irrevocables (no fueron ni boleto ni una carta de intención), y requirieron además aprobación por Asamblea de Accionistas que terminó realizándose el 18/01/77, aprobando la transferencia.

En cambio, el contrato de las acciones minoritarias clase C y E de la sucesión estaba supeditado a la aprobación por el juzgado a cargo de la sucesión porque vos eras menor de edad. Esta operación nunca se concretó. Como te dije, la operación se realizó el 2/11/76 y hubo una importante difusión en los diarios de todo el país. Igualmente, las dificultades seguían. En esos días, tu madre recibió en las oficinas de la calle Suipacha la visita de un tal doctor Paz, que entró en la oficina y se identificó como montonero y le mostró una pastilla de color rojo y le dijo que iba a hacerle ingerir la pastilla para matarla, igual que a toda la familia, sino le pagan la deuda. Lidia le dice no contar con el dinero y entonces el llamado Dr. Paz exige le una reunión con Juan Graiver -mi padre- y conmigo.

Presión de Montoneros

Este Dr. Paz era la persona que venía a cobrar mensualmente a las oficinas de Suipacha los intereses del dinero que en su momento David había recibido de Montoneros, según me enteré más tarde. Esa reunión se realizó un domingo de fines de diciembre de 1976 en el domicilio de Lidia Catalina Gesualdi de Angarola, secretaria de la firma, con la presencia de tu madre y mía por un lado, y dos integrantes de Montoneros, uno de ellos el llamado Dr. Paz.

A partir de la muerte de tu padre, todos los integrantes de la familia estábamos muy presionados, no sólo por los apremios de índole económico, sino por que temíamos por nuestras vidas a partir de la presencia de los Montoneros, quienes nos amenazaban de muerte si no devolvíamos el dinero que le habían entregado a David. Recuerdo que Rubinstein quería pagarle a Montoneros, no así Lidia y yo, quienes queríamos privilegiar en el cobro al resto de los acreedores por encima de Montoneros. Incluso en los meses de enero y febrero de 1977 toda la familia y los integrantes del Grupo seguían con esa presión, hasta mediados de marzo de 1977, en que fuimos secuestrados por la dictadura militar pasando a partir de ello a padecer otro tipo de penurias, no menos graves que aquellas.

Concretamente, y con respecto a la venta de las acciones de Papel Prensa, corresponde dejar en claro lo siguiente: la misma se realizó el 2/11/76 en forma definitiva e irrevocable a favor de la firma Fapel S.A., de la que eran accionistas los diarios antes mencionados por las acciones Clase A que daban el control de la compañía.

"El mejor precio"

El precio que recibimos fue el mejor que pudimos obtener. Recuerdo que una nota del diario La Opinión, de Jacobo Timerman, destacó la conveniencia del precio que obtuvimos. La familia gozaba para esa fecha de total libertad para realizar la operación. Sí existían los apremios económicos y financieros a que he hecho referencia, como así también las amenazas que recibimos de los montoneros. Se percibieron los importes del caso en ese momento, y en los meses siguientes se cobraron las cuotas pactadas.

Los adquirentes nos pagaron un saldo mediante consignación judicial, y este dinero nos los apropió la dictadura. Cuando la familia e integrantes del Grupo fuimos secuestrados y detenidos, algunos desde marzo de 1977 y otros a principios de abril de 1977, la operación de Papel Prensa ya estaba concluida. Nunca conocí y por lo tanto no comprendo los dichos de tu madre que se han hecho públicos cuando dice que mantuvo reuniones por la venta de Papel Prensa mientras estaba secuestrada.

Te repito que para cuando estábamos secuestrados, la venta de Papel Prensa ya estaba concluida. Respecto de la operación de la Sucesión Graiver por las acciones minoritarias Clase C y E (que también se concretó en noviembre de 1976), el juez de la sucesión nunca se expidió sobre la venta y los diarios desistieron de esa operación en diciembre de 1977, según consta en la documentación de la sucesión. Es decir, esas acciones nunca pasaron a manos de los adquirentes, sino que fueron ilegítimamente apropiadas por el Estado a través de la CO.NA.RE.PA.

Mucho de lo relatado aquí lo he relatado en su momento y otros integrantes de la familia también lo han hecho ante los Tribunales, aun en tiempos de democracia. Por último, en diciembre de 1985, durante el gobierno de Alfonsín, la familia fue resarcida por el gobierno; y en lo referente a Papel Prensa, se cobró el valor de esos bienes. Por Rafael Ianover, por acciones Papel Prensa A, 1.861.474. Por intereses de 9 años A, 949.352. A 2.810.826. Que equivalían a US$ 3.088.000, al tipo de cambio de diciembre de 1985. Igual cálculo corresponde por las acciones de la Sucesión Graiver: capital A, 988.181. Intereses A, 503.972. A 1.492.153. Equivalente a US$ 1.639.729.

La buena fe de los diarios

"Estas acciones no pasaron a los diarios, sino que quedaron para el Estado. Por Galería Da Vinci se recibió: capital A, 2.623.959. Intereses A, 1.338.219: A 3962.178. Esto sin el inmueble que tenía y otros activos, además de los de Papel Prensa, que equivalían a US$ 4.354.000. El precio reconocido por el Estado y de común acuerdo con la familia fue similar al pagado por los diarios. En resumen: los diarios adquirentes fueron en esta triste historia terceros de buena fe que ?en su medida? nos ayudaron a paliar en parte la situación de angustia económica por la que atravesábamos. No me consta que los diarios hayan actuado de acuerdo con las autoridades militares de ese momento para la compra de la compañía; más aún, creo que, por el contrario, los diarios tuvieron problemas con la intervención de la empresa.

El requirente me solicita que expida testimonio de la presente y haga entrega de la misma a la señorita María Sol Graiver en el domicilio de la Avenida Callao 1965, octavo piso, de esta ciudad, a partir del día primero de agosto del corriente año, por encontrarse la señorita Graiver de vacaciones en el exterior. Considero legítimo el interés del compareciente. Leo al requirente, quien en prueba de conformidad firma ante mí, doy fe".

El testimonio de Isidoro Graiver está certificado al pie por la firma del escribano Lucas L. Baglioni.

"Jacobo Timerman nunca mencionó que hubiesen hechos irregulares en Papel Prensa"

Durante su presentación ante ejecutivos del Grupo Clarín, su vicepresidente ejecutivo, Héctor Magnetto, distribuyó un cuadernillo de 48 páginas dividido en 5 capítulos (El Grupo, Los ataques, La propaganda, Papel Prensa y Ley de Medios), en los que se precisaron los argumentos del multimedios. Aqui algunos fragmentos del trabajo que circula desde hace algunas horas:

| 23/08/2010 | 19:08


Fragmentos del documento de Grupo Clarín:

"(...) Desde hace tiempo,los mediosde comunicación no oficiales son el centro de una ofensiva gubernamental inédita en tiempos de democracia.

El periodismo editorial y económicamente autónomo es blanco de ataques permanentes desde el Gobierno, sus referentes, y el multimedios oficial y paraestatal.

Los reiterados ataques contra periodistas y medios de prensa que desde hace meses se registran en la Argentina no parecen tener otro objetivo que el de ir estigmatizando y socavando la legitimidad de todas aquellas voces que no se alineen con la «agenda» y el «relato» oficiales.

En paralelo, y merced a un plan financiado con millonarios recursos públicos, se busca establecer un sistema de comunicación conformado por múltiples medios pero con una única mirada, en la que predomina sin matices el discurso oficial.

Esto se complementa con una serie de medidas legislativas, administrativas y de hostigamiento judicial que buscan afectar la sustentabilidad de los medios no oficiales, sus fuentes de abastecimiento o su imagen pública.

Así como varios artículos de la ley de radiodifusión apuntan a mutilar a los medios audiovisuales de relevancia y atomizar el universo comunicacional para hacerlos más dependiente de los recursos o la asistencia del gobierno de turno, las iniciativas para controlar la producción de papel de diario y el manejo discrecional de la pauta publicitaria oficial tienen el claro objetivo de favorecer a los aliados y perjudicar a los no adictos.

Si bien las tensiones entre la prensa y el poder político pueden considerarse habituales, la sostenida obsesión por embestir contra periodistas y medios excede ya lo tolerable dentro de un sistema democrático.

(...) El Grupo Clarín, sus periodistas y directivos vienen siendo uno de los principales blancos de la ofensiva contra los medios, alentada desde la cúpula del poder con discursos de tono violento y acciones concretadas valiéndosede organismos oficiales, desde los formales hasta los más oscuros.

Una serie de actos administrativos abusivos –cuando no ilegales– ordenados desde dependencias estatales como la Secretaría de Comunicaciones, el Comité Federal de Radiodifusión (comfer), la Secretaría de Comercio Interior, el Banco Central (BCRA), la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), la Comisión Nacional de Valores (CNVv), la Unidad deInvestigaciones Financieras (UIF) y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), se complementan con declaraciones combativas, acusacionesinfundadas y una arenga sostenida en la que se marca como blancos amedios y periodistas.

La Ley de Medios, el plan para controlar el papel para diarios, el manejo de la pauta oficial, y la demonización de la prensa no afín al poder se inscriben dentro de una estrategia que no sólo apunta a desacreditar las opinionescríticas sino los propios hechos noticiosos que no son del agrado oficial.

Agrupaciones afines al Gobierno llevan adelante los escraches a periodistas y medios. Funcionarios y referentes políticos protagonizan los hostigamientos contra empresas y directivos. (...)

Papel Prensa es unaempresa privada conparticipación estatal minoritaria y, por ley, el Estado debería haberse retirado de la misma hace 20 años, ya que está obligado a vender suparticipación.

Papel Prensa abastece el 75% del consumo local de papel de diario. El operativo puesto en marcha por el Gobierno contra Papel Prensa es a los mediosgráficos lo que la de Ley de Radiodifusión a los audiovisuales, es decir, parte de un plan integral en ejecución para ejercer cada vez mayor control sobre la prensa, a través de sus insumos, licencias o fuentes de financiamiento.

Como los medios gráficos están fuera del alcance de la Ley de Medios, el Gobierno pretende ahora de forma ilegal y abusiva intervenir y controlar ala compañía que provee de papel a más de 170 diarios en la Argentina.

Papel Prensa es un emprendimiento industrial nacional que fue concebidoa fines de los años ‘60 con el objetivo de cubrir las necesidades de papel de diario de la prensa gráfica, de manera tal de minimizar la dependencia dela importación que, hasta ese momento, era la única fuente de abastecimiento y estaba sujeta no sólo a los vaivenes macroeconómicos y cambiarios sino a la imposición de cupos y tasas por parte de los gobiernos.

Esto había conducido, en distintos momentos históricos, a que el papel fuera utilizado para ahogar y presionar a los medios-

El decreto 4400 de 1969 establece la necesidad de instalar una planta de papel para diarios.

A través del decreto 43 de 1971 se conforma el pliego de bases y condiciones para el llamado a concurso.

En forma contemporánea se desarrollan otras iniciativas industriales de papeleras:

> Papel Prensa II, que nunca se concretó, y

> Papel del Tucumán,constituida por diarios del interior y luego comprada por el grupo Bulgheroni –que se concentró en fabricar papel obra, fuera de contrato– y más tarde se presentó en quiebra y fue vendida al Grupo Pierri.

A esos proyectos su sumó Fapel, un joint-venture constituido en 1974 por los diarios Clarín, La Nación y La Razón.

Más allá de evitar las sistemáticas fluctuaciones del dólar, fundamentalmente se buscaba consolidar la independencia económica de un insumo clave, evitando que el gobierno de turno generara condicionamientos destinados a controlar la opinión de los medios.

En 1972, mediante licitación, se realiza la adjudicación a Papel Prensa SA formada por Editorial Abril, de César Civita, César Doretti y Luis Rey, éste último propietario de la constructora de la planta.

En octubre de 1972, Papel Prensa firma un contrato con el Estado Nacional para integrarlo a la sociedad como accionista y éste otorga avales y préstamosdel Banade.

Con la designación de José Ber Gelbard como ministro de Economía en 1973 comienzan las presiones a Editorial Abril para que se desvincule del proyecto y venda las acciones, lo que finalmente se produce en beneficio de David Graiver. Este financista había sido funcionario del gobierno de Lanusse y estaba vinculado a Gelbard.

Entre marzo de 1975 y enero de 1976, Gravier compra el resto de las acciones que estaban en poder de los otros socios privados (Doretti y Rey). La participación societaria de Graiver se articuló con la tenencia directa de las acciones y a través de Galerías Da Vinci y de Rafael Ianover, quien actuabacomo su testaferro.

En agosto de 1976 Graiver muere en un accidente aeronáutico en México y al poco tiempo caen dos bancos de su propiedad, uno con sede en Bélgica y otro en Estados Unidos.

A partir de la quiebra de los bancos, los acreedores reclaman por las deudas al grupo Graiver, que se encontraba en cesación de pagos, iniciándose las tratativas para vender la tenencia accionaria en Papel Prensa SA.

La operación de compra de Papel Prensa fue difundida ampliamente en noviembre de 1976, incluso através del diario La Opinión, del cual era accionista el Grupo Graiver y que estaba dirigido por Jacobo Timerman, quien en dicho periódico reconoció que era una "ventajosa operación para el Grupo Graiver".

Timerman, fue director de La Razón (diario accionista de Papel Prensa) a partir de 1983 y nunca realizó mención alguna de supuestos hechos irregulares en la operación de compra.

De acuerdo con el contrato y al estatuto fundacional de Papel Prensa, el Estado debía retirarse de la empresa en un plazo de diez años contados desde el segundo año de la puesta en marcha de la planta, es decir, en 1990.

Sin embargo, ese incumplimiento se mantiene hasta la fecha.

La política comercial de la empresa en lo referente a precios, descuentos y cantidad contó siempre con la aprobación de los directores nombrados por el Estado y los independientes, con la única abstención de los directores de los diarios accionistas.

En la actualidad, Papel Prensa es una empresa privada en la que el Estado tiene una participación minoritaria, cotiza en Bolsa, y abastece a más de 170 diarios de todo el país en condiciones comerciales absolutamente abiertas y competitivas, con precios inferiores a los de otros proveedores y descuentos por volumen de hasta el 12%, menores a los de la industria papelera mundial.

Desde hace 23 años el arancel para la importación de papel es cero y el mercado se encuentra abastecido ampliamente, ya que la importación complementa con fluidez la oferta local.

No hay ningún tipo de restricción a la importación, y de hecho en la región hay una abundante oferta de papel a precios muy competitivos. Por ejemplo, Chile exporta tres veces lo que Argentina importa. El consumo total nacionales de 220 mil toneladas anuales.

Papel Prensa tiene una capacidad máxima de producción de 176 mil toneladas, y el resto se importa. El vaivén de los precios internacionales En reiteradas ocasiones el precio internacional se colocó por debajo del costo de producción y del precio de Papel Prensa. En esos períodos, tanto Clarín como La Nación desestimaron la opción de importar ysostuvieron sus compras a la empresa de la cual son accionistas, mientras que otros compradores viraron hacia proveedores externo


En septiembre del 2009, el Gobierno dio comienzo a una escalada para intervenir Papel Prensa. El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, quien fue denunciado ante la Justicia por «abuso de autoridad» e «intimidación», reunió a los representantes del Estado en la empresa para ordenarles los pasos a seguir y les advirtió: «Afuera tengo a mis muchachos, expertos en partirles la columna y hacerles saltar los ojos al que hable», según denunció el licenciado Carlos Collasso, representante del Estado en el Consejo de Vigilancia de Papel Prensa.

Moreno, quien desde entonces encarna una sostenida ofensiva gubernamental para controlar Papel Prensa –con golpes, amenazas y aprietes incluidos– habló de la intención de «intervenir» la papelera mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia y hasta mencionó la posibilidad de «expropiar» la empresa.

Los hechos fueron denunciados ante la Justicia, donde se alertó que desde el Gobierno se pretende «perjudicar a una empresa más del Grupo Clarín con el claro objetivo de intervenirla e incidir negativamente en su giro comercialpara bajar su valor, a los fines de su posterior compra o expropiación por partedel Estado nacional».

En agosto de 2010, la escalada llegó a un punto límite: Moreno, desobedeciendo una orden judicial, irrumpió en la empresa exhibiendo guantes de box y casco protector. Con la idea de apropiarse ilegalmente de la empresa, el gobierno elaboró uninforme, para lo cual ha inventado hechos que no ocurrieron y ha manipulado testigos para tergiversar la historia (...)".

Ultimas Noticias

Especiales

.

.