Mostrando entradas con la etiqueta Oscar Parrilli. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Oscar Parrilli. Mostrar todas las entradas

martes, 8 de diciembre de 2015

Parrilli habló de un Golpe de Estado y dijo que Cristina no asistirá así al Congreso

Por ese dictamen "no habrá presidente durante 12 horas", dijo el titular de la Agencia Federal de Inteligencia, Oscar Parrilli, al criticar el fallo del fiscal Di Lello: "Entre esto y un golpe de Estado es muy poca la diferencia", lanzó y aclaró que "la Presidente en estas condiciones no va a asistir al Congreso".


El titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Oscar Parrilli, aseguró hoy que "no están dadas las condiciones para que la Presidenta concurra al Congreso" para el traspaso presidencial el próximo jueves.
 
En medio de la polémica por el lugar donde se llevará a cabo la ceremonia, Parrilli aseguró también que por el dictamen del fiscal Jorge Di Lello, que hizo lugar a la cautelar pedida por Cambiemos para que Mauricio Macri sea considerado presidente a partir de las 0 horas del jueves, "no habrá presidente durante 12 horas".
 
Parrilli le hizo escuchar a la prensa un audio en el que supuestamente Macri había aceptado que el traspaso se hiciera en el Congreso.
 
"El mismo ingeniero Macri reconoce ahí que el traspaso se iba a hacer en el Congreso. Luego no sabemos por qué motivo dijo que prefería en la Casa Rosada", sostuvo el titular de la AFI.
 
"Hoy tuvimos una reunión a las 13, muy cordial. Acordamos todos los detalles de seguridad, protocolares, e hicimos una propuesta. Dijeron que tenían que consultarla con Macri", relató Parrilli. "Ahí nos enteramos de que habían iniciado la medida cautelar", añadió, en referencia a la solicitud de Cambiemos a la que Di Lello hizo lugar.
 
"Ante esta circunstancia, la Presidenta no se va a exponer a que con este dictamen se la acuse de usurpación de titulo viniendo a hacer traspaso de mando", aseguró Parrilli.
 
"No es su intención entorpecer ni menoscabar el acto. No están dadas las condiciones para que la Presidenta asista al Congreso", insistió. Y concluyó: "Damos por terminado este debate".
 
Con respecto a la disposición del fiscal Di Lello, Parrilli aseguró que con ese dictamen "no habrá presidente" durante 12 horas. "Entre esto y un golpe de Estado no hay mucha diferencia", dijo. Y ante las críticas de los periodistas presentes, aclaró: "Es un poco exagerada la comparación, pero también es exagerado todo esto".
Para realizar su dictamen, Di Lello se basó en los artículos 91 y 93 de la Constitución Nacional y los artículos 6 y 9 del nuevo Código Civil y Comercial. El artículo noveno de ese Código señala que "los derechos deben ser ejercidos de buena fe".
Di Lello tuvo en cuenta el artículo 91 de la Constitución Nacional que dice: "El Presidente de la Nación cesa en el poder el mismo día en que expira su período de cuatro años; sin que evento alguno que lo haya interrumpido, pueda ser motivo de que se le complete más tarde."
 
También apuntó que el artículo 93 establece que "al tomar posesión de su cargo el presidente y vicepresidente prestarán juramento, en manos del presidente del Senado y ante el Congreso reunido en Asamblea, respetando sus creencias religiosas, de desempeñar con lealtad y patriotismo el cargo de Presidente (o vicepresidente) de la Nación y observar y hacer observar fielmente la Constitución de la Nación Argentina".
 
El artículo sexto del Código Civil y Comercial fue analizado por el fiscal para fijar el inicio del mandato de Macri. Allí se establece que "el modo de contar los intervalos del derecho es el siguiente: día es el intervalo que corre de medianoche a medianoche. En los plazos fijados en días, a contar de uno determinado, queda éste excluido del cómputo, el cual debe empezar al siguiente. Los plazos de meses o años se computan de fecha a fecha. Cuando en el mes del vencimiento no hubiera día equivalente al inicial del cómputo, se entiende que el plazo expira el último día de ese mes. Los plazos vencen a la hora veinticuatro del día del vencimiento respectivo. El cómputo civil de los plazos es de días completos y continuos, y no se excluyen los días inhábiles o no laborables. En los plazos fijados en horas, a contar desde una hora determinada, queda ésta excluida del cómputo, el cual debe empezar desde la hora siguiente. Las leyes o las partes pueden disponer que el cómputo se efectúe de otro modo".
 
El pedido de una medida cautelar presentado por el macrismo habría sido presentado en la noche del lunes por la fórmula presidencia electa, Mauricio Macri y Gabriela Michetti, ante la jueza federal con competencia electoral, María Servini de Cubría, quien giró el expediente al fiscal Di Lello.
 
En el escrito que presentaron, Macri y Michetti pidieron que la Justicia se pronuncie en contra del dictamen del escribano general de la Nación, Natalio Echegaray, quien concluyó que el mandato de Cristina Kirchner vence en la medianoche del 10 de noviembre. Si, en cambio, Macri es considerado presidente desde las 0 horas del jueves, será más fácil hacer valer su postura sobre el traspaso de mando. Por ahora, el fiscal le dio la razón, pero la última palabra la tiene Servini de Cubría.

martes, 10 de febrero de 2015

Cristina pidió custodia para Stiuso

En una carta dirigida a la fiscal Viviana Fein, la ministro de Seguridad Cecilia Rodríguez expresó que es "necesario y oportuno" que se disponga custodia al ex agente Antonio 'Jaime' Stiuso y que las fuerzas de seguridad federales están "disponibles para ello".


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24Cristina Fernández solicitó este lunes (09/02) custodia para el ex agente de inteligencia Antonio 'Jaime' Stiuso, quien será llamado a declarar por la muerte del fiscal especial Alberto Nisman.
Por orden de la Presidente, la ministro de Seguridad de la Nación, María Cecilia Rodríguez, envió una nota a la fiscal que investiga la muerte de NIsman, Viviana Fein, especificando que se considera "necesario y oportuno" que se disponga custodia al ex agente Stiuso y que las fuerzas de seguridad federales están "disponibles para ello".
En la carta, expresa que estima prudente brindar custodia a Stiuso "en virtud de la trascendencia pública que ha tomado su persona, la divulgación de su imagen y la información publicada sobre amenazas recibidas en distintos medios de comunicación de fecha reciente".
La ministra Rodríguez informa además a la fiscal que está a su disposición "el personal de las fuerzas policiales y de seguridad del ministerio", en caso que decida solicitar la custodia.
Más temprano, Fein difundió un comunicado en el que confirmó llamados desde el celular Nextel de Nisman al de Stiuso, aunque no pudo informar sobre el contenido de las comunicaciones. Asimismo, anunció que "se están evaluando las condiciones con las que llevará a cabo la declaración del ingeniero Stiuso, para resguardar la integridad personal del testigo" (ver nota relacionada).
La semana pasada, Cristina, a través del secretario de Inteligencia Oscar Parrilli, ordenó relevar al ex espía Antonio "Jaime" Stiuso de guardar los secretos de inteligencia, para que pueda declarar sin reservas en la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman. "Que Stiuso cuente todo lo que sabe, hizo y vio desde 1972", dijo Parrilli.
Stiuso se ha convertido en el nuevo blanco del kirchnerismo, y es el hombre al que el Gobierno apunta como responsable de la muerte del fiscal.

martes, 20 de enero de 2015

Lijo pidió al Gobierno la identidad de los agentes de Inteligencia

El juez Ariel Lijo respondió formalmente este martes (20/01) las notas enviadas ayer por el titular de la Secretaría de Inteligencia, Oscar Parrilli, y pidió que sea la Casa Rosada la que dé a conocer los nombres de los agentes mencionados en la investigación del fiscal Alberto Nisman.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) El juez Ariel Lijo, quien adelantó su retorno para tratar la denuncia por una supuesta "confabulación criminal" que había realizado Alberto Nisman, efectuó esta tarde un pedido formal a la Secretaría de Inteligencia para que brinde la identidad y demás datos de dos agentes de esa unidad mencionados en la investigación del fiscal.
El magistrado presentó de manera escrita esa petición, luego de que el titular de la secretaría, Oscar Parrilli, anunciara ayer la autorización para desclasificar esa información, tal como solicitó Nisman antes de su muerte (ver nota relacionada).
La identidad de los agentes era clave para que se puedan dar a conocer en público las grabaciones sobre las que el fiscal fundamentó los cimientos de su denuncia, que tenía entre los implicados a la propiaCristina Fernández; su canciller, Héctor Timerman; el diputado Andrés Larroque, y los dirigentesLuis D´Elía (MILES) y Fernando Esteche (Quebracho).
Ayer, a través de dos notas cursadas al juzgado Nº1, a cargo de la doctora María Servini de Cubría, Parrilli dispuso darle curso al pedido de Nisman y desclasificar las escuchas, algo que hasta entonces se había negado a hacer. En una de sus notas, le pidió a la jueza que "tenga bien proceder a identificar los nombres del personal" del organismo "que se encontrarían referidos en la mentada denuncia, a efectos de proceder al levantamiento del secreto de los mismos".
Según Nisman, uno de los espías que figura en la causa tenía acceso directo a la Presidente y su entorno; y sería partícipe del plan para encubrir a los sospechosos iraníes. La intención de Nisman era que Parrilli levantara el secreto para poder indicar quién, según su criterio, había intercedido en la negociación con Irán.
En la otra nota que remitió al juzgado de Servini, Parrilli afirma que "por expresa instrucción de la señora Presidenta" se autoriza "la desclasificación del producido de las intervenciones de los abonados números", que serían propiedad del referente iraní en el país Jorge "Yussuf" Khalil"y de todo otro material, archivo e información de Inteligencia vinculada a la investigación del atentado" a la AMIA.
Recordemos que ayer, a su retorno, Lijo había tomado dos medidas urgentes: determinó que las pruebas en las que el fiscal Nisman basó su denuncia por encubrimiento sean resguardadas, y determinó que todo el material que hay en la fiscalía -más de 300 CDs de audio, donde se hallan grabadas las conversaciones telefónicas que sirvieron de sostén para su denuncia- sea conservado en su juzgado.
La semana pasada Nisman había presentado ante el juzgado de Lijo la denuncia- de 289 carillas- que implicaba a la Presidente, entre otros, en una maniobra de encubrimiento en cuanto a la responsabilidad de Irán en el atentado a la AMIA.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Sanz advierte que con Parrilli se vienen los ‘carpetazos’

El senador nacional Ernesto Sanz (UCR) se refirió a los cambios en la cúpula de la ex SIDE con el arribo del ahora ex Secretario de la Presidencia, Oscar Parrilli y advirtió que la SI (Secretaría de Inteligencia) "cambia no para mejorar el servicio, sino para tener más control sobre la justicia y tener más carpetas para hacer carpetazos".


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- La oposición leyó el cambio en la cúpula de la ex SIDE como un avance de Cristina Fernández para ajustar su embestida sobre la justicia, pero también sobre los dirigentes opositores. Este miércoles (17/12) el senador radical Ernesto Sanz advirtió que la designación de Oscar Parrilli en la SI es “una muestra de fin de ciclo”.
“La inteligencia del Estado hace mucho tiempo dejó de ser del Estado para ser del Gobierno”, afirmó Sanz y agregó que “hace mucho tiempo, muchos años, que se hace inteligencia, no para resolver al narcolavado o la economía del delito” sino para “saber qué hacen los opositores”.
Con la llegada de Parrilli a la jefatura de la ex SIDE, Sanz opinó en declaraciones que reproduce el diario Clarín, que se “cambia no para mejorar el servicio, sino para tener más control sobre la justicia y tener más carpetas para hacer más carpetazos”.
Por último, remarcó que la salida del ex titular de la SI, Héctor Icazuriaga, es producto de “internas” dentro de la ex SIDE, frente a la aparición “de un nuevo servicio de inteligencia en el Ejercito, a cargo del general (César) Milani”.

La SIDE y una purga que aún no termina...

A Cristina Fernández, la interna de la SIDE se le fue de las manos. Por ello, decidió cortar de cuajo ante aquello que le generó más de un dolor de cabeza en los últimos meses. Las “renuncias” de Héctor Icazuriaga y de Francisco Larcher no sorprendieron a casi nadie, y la gota que rebalsó el vaso fue la nota que dio Jaime Stiuso, a Noticias. Oscar Parrilli quedó al frente del organismo por la extrema confianza que mantiene con Cristina. Nadie cree que sepa de inteligencia. Mientras, Milani y La Cámpora ven crecer su poder, y se espera que en las próximas horas se anuncie una purga en la Side.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Cristina Fernández fue ayer por la feroz interna en la ex Side, que le generó innumerables problemas de gestión en los últimos meses. 
 
Las "renuncias" de Héctor Icazuriaga y de Francisco Larcher cayeron de maduro y la gota que rebalsó el vaso fue la nota que dio el Director del Servicio de Inteligencia, Jaime Stiuso, a la revista 'Noticias', considerado 'enemigo' en la Rosada fue leída como una amenaza. 
 
¿Colaboraban ellos con los "secuaces" del Poder Judicial? Esto analizaron varios matutinos porteños esta mañana:
 
 
- 'La Nación', "Una secretaría atravesada por feroces intrigas de poder", por Mariano Obarrio: 
 
"En el Gobierno buscaron presentar el descabezamiento de la Secretaría de Inteligencia (SI, ex SIDE) como una cruzada anticorrupción contra los malos espías. Pero el trasfondo real parece ser el clima feroz de intrigas en el organismo. Cristina Kirchner se había enfrentado con el ahora ex subsecretario del área, Francisco "Paco" Larcher, un ex kirchnerista furibundo, y con la línea profesional de la SI que encabeza el director general de Operaciones, Antonio "Jaime" Stiusso.
 
Los hombres de Cristina Kirchner en la ex SIDE eran el ex titular Héctor Icazuriaga y el director de Reunión Interior, Fernando Pocino. Pero el organismo estaba, operativamente, en manos enemigas: Larcher y Stiusso. Con el recambio, ella quiere "recuperarlo".
 
Para obtener información, Cristina confiaba más en el jefe del Ejército, teniente general César Milani, que controla la inteligencia estratégica militar. Icazuriaga había perdido el control de la SI. Pocino reportaba a Milani y éste a Carlos Zannini, secretario legal y técnico y mano derecha de Cristina. Por eso Milani consolidó ayer su poder.
 
La Presidenta sospechaba que Larcher, ex incondicional de Néstor Kirchner, y sus amigos colaboraban con los que ella llamó "secuaces" del Poder Judicial, que eran los jueces que con sus investigaciones judiciales preocupan a Cristina, a su familia y a sus funcionarios.
 
Los agentes históricos, que veían en Larcher a un protector, mascullaban ayer que el Gobierno los quiere culpar del avance del narcotráfico. Le apuntan al ex diputado Miguel Bonasso, un detractor de ellos. "La «Casa» no está para una purga como la de 2001. Que sean cautelosos", insinuó uno de ellos. Ése es el clima que se vive en la Secretaría.
 
Temen que la nueva gestión de Oscar Parrilli descabece, luego de Larcher, a históricos como Stiusso y como el director de Análisis, Alberto Massino, hombres clave en el manejo de información. En la Casa Rosada anticipan que podría desembarcar La Cámpora de la mano de Leandro Parrilli, hijo de Oscar.
 
Cristina y sus allegados culpan a la ex SIDE de la filtración de información que terminó en las causas de la "pista del dinero K", de Lázaro Báez, de lavado de dinero y de los hoteles de la familia presidencial. "Los jueces están impulsados por un sector de la ex SIDE que tiene vínculos con abogados y operadores en la Justicia", dijo a LA NACION un alto funcionario. El propio kirchnerismo, en tiempos mejores, tenía en Larcher a un operador clave en la Justicia. Pero ahora Larcher no es K y ése es el problema.
 
En 2013, Cristina lo acusó de ocultarle que el ex intendente de Tigre Sergio Massa se lanzaría como candidato a diputado. La sorpresa confundió a la Presidenta. Massa ganó la elección y es candidato presidencial. "Larcher es ahora hombre de Massa. Se conocieron cuando éste era jefe de Gabinete de Cristina", dicen con bronca en Balcarce 50.
 
A Icazuriaga lo echaron por no saber resolver esas intrigas, pero no está bajo sospecha. Su reemplazante, Parrilli, leal a Cristina, intentará poner a la SI bajo control político. El sustituto de Larcher, Juan Martín Mena, jefe de Gabinete del ministro de Justicia, Julio Alak, conoce mejor el mundo de los jueces y las leyes. Intentarán una paz en el Poder Judicial.
 
(...)."
 
- 'Clarín', "Combatir a los jueces y apuntalar el relato", por Eduardo van der Kooy:
 
"(...) La operación presidencial en la Secretaria de Inteligencia arrancó a casi los últimos sobrevivientes del poder que compartieron la vida y las correrías de Néstor Kirchner. Se fueron Néstor Icazuriaga y Francisco Larcher, hombres de distinta reputación pero atraídos por el ex presidente a ese universo donde supo hacer cohabitar a pocos “ángeles” con muchos demonios. Icazuriaga estuvo al comando de la SI, ex SIDE, desde diciembre del 2003. Reemplazó a Sergio Acevedo, que renunció para convertirse en gobernador de Santa Cruz. En ese lugar, por oscuridades administrativas –resistió el pago de sobreprecios en obras públicas impulsadas Julio De Vido--, rompió para siempre su relación con el matrimonio presidencial.
 
El arribo de Parrilli al sillón de Icazuriaga no refleja, tal vez, la verdadera dimensión de la maniobra dispuesta por Cristina. Difícilmente el ex secretario posea la talla para ordenar un organismo de unos 2.500 agentes encubiertos convertido en diáspora, básicamente, por tres razones: el pacto rubricado con Irán que desairó todos los trabajos de la ex SIDE sobre la pista iraní por el atentado en la AMIA; el papel que, a partir de ese instante, se concedió a Milani como jefe del Ejército para realizar espionaje interno; la política partidaria que profundizó divisiones desde que en 2013 Sergio Massa resolvió enfrentar al kirchnerismo. ¿Sera ese déficit del neuquino cubierto por el militar?
 
Debajo de Parrilli estará Juan Martín Mena. Se trata del Subsecretario de Política Criminal del ministerio de Justicia y jefe de gabinete del titular de esa cartera, Julio Alak. Mena está ligado a la organización K Justicia Legítima, a través del camarista Alejandro Slokar. Goza de la simpatía del todavía juez de la Corte Suprema, Raúl Zaffaroni. El debutante en la Inteligencia será el encargado de intentar sofocar aquella supuesta rebelión de los jueces. Hace rato que recorre –sin mucha suerte– los pasillos de Comodoro Py. Ocurre una cosa: el ahora funcionario de la SI fue entusiasta promotor de aquella reforma del 2013 que, de modo parcial, abortó la Corte Suprema y del Código Procesal Penal aprobado por el Congreso. Pergaminos poco recomendables para que los magistrados le franqueen sus puertas.
 
Mena contaría con otro aditivo político. Pertenece al círculo del diputado Eduardo De Pedro. Es decir de La Cámpora –la viga maestra de la estructura cristinista– y de su jefe habitualmente clandestino, Máximo Kirchner.
 
De la capacidad que sepan combinar Parrilli y Mena dependería, en buena medida, el destino de Milani. El general se habría comenzado a convertir en una carga incómoda para la Presidenta. Días pasados la mandataria tuvo un diálogo reservado con las autoridades del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS). Esos hombres insistieron con los cargos contra el militar por su actuación durante la dictadura. Se lo involucra en la desaparición en junio de 1976 del conscripto Alberto Ledo, en Tucumán. La misma responsabilidad le endilgan kirchneristas insospechados de faltarle lealtad a Cristina. Si algo faltaba para fogonear las sospechas fueron los elogios que dispensó a Milani el ex represor Ernesto Barreiro, del centro de detención La Perla, en el juicio oral a que se le sustancia por violaciones a los derechos humanos.
 
El general lidia con otro flanco muy débil. La causa por enriquecimiento ilícito a raíz de su crecimiento patrimonial; presuntas irregularidades en un convenio firmado con el Mercado Central por compra de alimentos para el Ejército. El trámite está en manos de Daniel Rafecas. Ese juez se mueve sobre terreno cenagoso. Fue apartado de la causa Ciccone después que dispuso un allanamiento en un departamento de Amado Boudou. El kirchnerismo impulsó su juicio político en el Consejo de la Magistratura hasta que la situación de Milani llegó a su despacho. Ni bien solicitó a la AFIP y a la Oficina Anticorrupción copias certificadas de las declaraciones juradas del militar, aquella ofensiva K se frenó. La causa navegaría ahora aguas muertas, pese al impulso que pretendería darle el fiscal Jorge Di Lello.
 
Pero a esta altura de los acontecimientos nada representa una garantía para el kirchnerismo. Después del embate que sufrió por Boudou, el juez Rafecas buscó refugio para no quedar enredado en la pelea entre Cristina y la mayoría de los jueces federales. ¿Permanecerá así mucho tiempo mas? ¿O haría al final causa común con la corporación sabiendo que el Gobierno ingresa en su año final? Esa duda carcomería al poder.
 
La futura tarea de Parrilli y Mena de atajar a los jueces será tan o mas difícil que la de disciplinar a los espías. 
 
(...)En la decisión de Cristina de remover la cúpula de la SI habrían incidido novedades de los últimos días. En especial, el reportaje concedido a la revista Noticias por el agente de inteligencia Antonio Stiusso. Su relato sirvió para apreciar el grado de descomposición del organismo.
 
Probablemente todo lo decidido resulte estéril ante la profundidad del problema. Pero Cristina, lo ha demostrado siempre, es muy proclive a los maquillajes más que al rastreo de soluciones. (...)".
 
- 'El Cronista Comercial', "La Presidenta puso fin a la interna de los espías y con Parrilli se inclinó por Milani", por Sebastián Iñurrieta: 
 
"(...) Los cambios fueron anunciados ayer, con la sorpresa habitual K en estos casos, por el vocero presidencial Alfredo Scoccimarro. "La Presidenta de la Nación aceptó ambas renuncias", informó en Casa de Gobierno. Allí se supo que Parrilli reemplazaría al ex Señor 5, Icazuriaga, y que Larcher dejaría su puesto al jefe del Gabinete del Ministerio de Justicia, Juan Martín Mena. 
 
Los recientes malos tragos judiciales, que hasta llegaron al patrimonio presidencial, podrían explicar el traslado del hombre de Julio Alak y Julián Álvarez. Tanto Icazuriaga como Larcher debían velar ante jueces federales para evitar dolores de cabeza a la Rosada. Su operador en los Tribunales es Javier Fernández, auditor general de la Nación.
 
Siempre usina de confabulaciones, al fin y al cabo esa es su función, la SI había sido cuestionada por la propia Presidenta hace un mes y medio atrás. 
 
"Frente a las amenazas de ISIS, aparecieron supuestos datos primero en Clarín antes que me llegasen a mí, de organismos de inteligencia del Estado", había reprochado la mandataria la filtración de información sensible a la prensa sobre la luego desmentida denuncia contra el grupo terrorista islámico. 
 
El blanco del enojo público presidencial fue Icazuriaga, un chivilcoyano trasplantado en Santa Cruz, que trabó fuerte amistad con el fallecido Néstor Kirchner. Así, se suma a la larga lista de recientes funcionarios exiliados por Cristina, cercanos al ex presidente. Larcher ya estaba en capilla. Otro personaje del pasado de Kirchner que pasó a Judas a ojos presidenciales, cuentan en despachos oficiales, por asegurarle en sus informes reservados que Sergio Massa no se presentaría en las legislativas de 2013. La sorpresa del líder renovador tejió un manto de sospechas sobre el fallido pronóstico de Larcher. En el último tiempo, dicen, la mandataria confía más en la inteligencia del jefe del Ejército, César Milani."
 
- 'Ámbito Financiero', "La lealtad y la fidelidad primaron en la elección de Cristina", por Liliana Franco:
 
"No creo que Oscar Parrilli sepa de inteligencia pero lo que si sabe es ser leal a Cristina", así definían en la Casa Rosada la designación del ahora nuevo secretario de Secretaria de Inteligencia (SI). "Por qué ahora", era la pregunta más repetida que se escuchaba en los pasillos oficiales y la explicación vino por parte de los miembros de La Cámpora que ya ocupan numerosos despachos en diversas reparticiones. 
 
"Tenemos que estar preparados porque el ataque de las grandes corporaciones contra el Gobierno no tiene límites", explican al tiempo que reconocen que la SIDE está sumida desde hace varios años a internas que perjudican la función que deben llevar a cabo. Esta situación, aclaran, fue la que llevó en su momento a la presidente Cristina de Kirchner designe a un general de Inteligencia, Cesar Milani al frente del ejercito, un hecho inédito en esa fuerza y en la práctica terminó siendo una SIDE paralela. "Ahora es necesario ordenar y poner a la SI a que realice sus funciones con eficiencia".  
 
A juicio del Gobierno todos los últimos embates judiciales solo se explican por una "operación de los grandes grupos económicos que buscan condicionar al gobierno". Además temen que esta "campaña de desprestigio continúe a través de los candidatos de la oposición". De esta manera, Cristina ha decidido blindar a su administración y poner en funciones esenciales a gente de su absoluta confianza como es el caso de Parrilli.  (...)". 
 
- "Los espías, con conducción nueva", en 'Página/12', por Raúl Kollmann
 
"La presidenta Cristina Fernández de Kirchner produjo ayer un fuerte recambio en la Secretaría de Inteligencia aceptando la renuncia del titular de la ex SIDE, Héctor Icazuriaga, y su segundo, Francisco Larcher, quien siempre figuró como el hombre operativo a cargo de los espías. Todo indica que la mandataria perdió confianza en esa conducción, sobre todo en Larcher, y puso en su lugar a alguien del riñón del Gobierno, el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, que estará acompañado por un hombre especializado en las cuestiones judiciales y en el caso AMIA como Juan Martín Mena, hasta ahora jefe de Gabinete del Ministerio de Justicia. (...)
 
El hasta ayer secretario general de la Presidencia es uno de los funcionarios más cercanos a CFK, de manera que con las designaciones de ayer se ubica en la SI a alguien de extrema confianza de la mandataria. En los próximos días jurará Mena, muy cercano al viceministro de Justicia, Julián Alvarez, y redactor de varios de los proyectos de ley que se discutieron este año en el Congreso.
 
Desde hace muchos años es un secreto a voces en los pasillos de Tribunales la relación existente entre la ex SIDE y la Justicia Federal. Y en el último tiempo comenzó a tomar fuerza la versión de que sectores de la central de espías estaban jugando su propio partido en el terreno político. Los sectores más suspicaces del oficialismo intuían algún guiño hacia Sergio Massa, pero aun los menos suspicaces veían la mano de la SI en varias causas manejadas por ciertos jueces federales. En ese clima, se multiplicaron las versiones de amenazas y enfrentamientos internos, con el estruendo suficiente para provocar escozor en la Casa Rosada.
 
(...) El origen de los rumores sobre las relaciones cercanas entre los espías y una parte de la Justicia Federal arrancó en la época del gobierno de Carlos Menem.  (...)
 
En los últimos tiempos, uno de los puntos de desacople con la SI fue el Memorándum de Entendimiento por el caso AMIA. En la calle 25 de Mayo existe un fuerte alineamiento con Estados Unidos e Israel, al punto de que una parte importante del expediente del atentado contra la mutual judía se basa en informes de Inteligencia de la CIA, el Mossad y la SI. Por ejemplo, la prueba para inculpar a un sospechoso consistió en que hizo llamadas desde Buenos Aires a una sede de Hezbolá en El Líbano. La identificación de ese teléfono como perteneciente al grupo libanés pro-iraní corrió por cuenta del Mossad o la CIA, lo que hace imposible comprobar la veracidad. Lo cierto es que la Justicia aceptó un amplio informe presentado por la SI como una de las bases de la investigación. Como se sabe, a nivel geopolítico Estados Unidos declaró a Irán como uno de los integrantes del llamado “Eje del Mal” y eso tiñó políticamente la causa, sobre todo porque la base fueron los informes de Inteligencia de centrales que respondían a determinado juego político en el mapa mundial.
 
Cuando los cancilleres de Argentina y de Irán, Héctor Timerman y Alí Salehi, firmaron el Memorándum, desde la SI salieron a operar fuerte en la Justicia para lograr que fuera declarado inconstitucional. Internacionalmente, Estados Unidos e Israel, y en lo local la DAIA, la AMIA y el fiscal Alberto Nisman enfrentaron el acuerdo. Pese a ello, la Presidenta insistió con el concepto de que “no permitiremos que la causa AMIA sea utilizada en el tablero geopolítico”.
 
En la Casa Rosada hubo fuertes sospechas de que la SI fue protagonista de la movida judicial para bloquear lo firmado entre Timerman y Salehi. El juez federal Rodolfo Canicoba Corral declaró abstracto el planteo de inconstitucionalidad porque Irán no había ratificado el Memorándum y, por lo tanto, dejó vigente el texto. Pero luego, la Cámara Federal, de manera asombrosa, declaró la inconstitucionalidad y la herida quedó abierta.
 
En medio de ese clima enrarecido, llegan los cambios decididos por la Presidenta".

El regreso de Aníbal Fernández: Reciclan a un histórico y tiembla Capitanich

Este martes (17/12) se conocieron los cambios en la cúpula de la exSIDE. Los desplazamientos significaron que quedara vacante el cargo de Secretario General de la Presidencia, que ocupaba Oscar Parrilli, quien ahora dirigirá la Secretaría de Inteligencia. El verborrágico Aníbal Fernández fue el elegido por Cristina Fernández para transformarse en su nuevo Secretario. La primera mandataria quiere atravesar el año del final de mandato con gente de su máxima confianza, tanto en la SI como a su lado. Y también alguien que pueda defender su gestión ante los medios. Cuatro apuntes sobre el regreso de Aníbal.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Aníbal Fernándezvuelve al Gobierno, fue elegido por Cristina Fernández para ocupar la Secretaría General de la Presidencia que deja vacanteOscar Parrilli para irse a ordenar a la exSIDE. Aníbal ya conoce el cargo, pasó por esa secretaría en tiempos de la presidencia de Eduardo Duhalde. El recorrido del senador nacional incluyen también destinos como los ministerios de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos y la Jefatura de Gabinete, en la era K.
Conocido por su verborrágia y ahora en un puesto muy cercano a la Presidenta, Fernández advirtió que "no va a competir" con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aunque se saben dos cosas: es un precandidato presidencial que necesitará en 2015 levantar su perfil y por otro lado, Cristina necesita un mejor “defensor” que el desgastado ‘Coqui’.
En radio Continental, Aníbal afirmó que una de sus tareas será que "siga comunicando como lo hacía antes como senador por buena voluntad, pero ahora desde la Casa de Gobierno".
"Tengo canas en la cabeza y tengo una formación más aplomada para mirar las cosas con un poquito más de paz", dijo
El portal oficialista Infonews hace un breve recorrido por la carrera de Fernández: Llegó por primera vez al Poder Ejecutivo en el gobierno kirchnerista en 2003, mientras era diputado nacional. Fue ese año cuando el entonces presidente Néstor Kirchner lo convocó para ocupar el cargo de ministro del Interior.
Luego, en 2007, ya con Cristina Fernández de Kirchner como Presidenta, Aníbal Fernández fue designado como ministro de Justicia, seguridad y Derechos Humanos, cargo que ocupó hasta las elecciones legislativas de 2009. Tras el paso por las urnas, la Presidenta lo convocó para que se hiciera cargo de la Jefatura de Gabinete de ministros, tras el alejamiento de Sergio Massa.
Fernández fue jefe de Gabinete hasta las elecciones presidenciales de 2011, año en que fue electo como senador nacional por la Provincia. Al momento de dejar su cargo como de jefe de Gabinete, Aníbal Fernández se convirtió en el ministro que más permaneció en cargos de ese rango en la historia argentina contemporánea.
A continuación, algunas opiniones de los principales medios gráficos:
Liliana Franco en Ámbito Financiero:
Justamente Aníbal siempre ha puesto la cara para defender al proyecto y tiene "espalda suficiente" como dicen en la Rosada para hacer frente a cualquier ataque.
Se dice que Aníbal con la incansable capacidad de trabajo que tiene en la práctica ocupará una función esencial para un año electoral. "Es un todo terreno" lo definen en la Rosada. Lo cierto es que el ex Ministro de Interior, y Ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos cargos que ocupo desde entre el 2002 y 2011 explican su versatilidad.
Joaquín Morales Solá en La Nación:
Si un hombre se entristeció ayer, además de los despedidos, fue el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.La llegada de Aníbal Fernández a la Secretaría General de la Presidencia será, en los hechos, su relevo como cantinflesco vocero de Cristina Kirchner. El lenguaje barroco de Capitanich limita el tamaño de la pelea, que la Presidenta le ordena todas las noches y que el jefe de Gabinete trata de ejecutar en la mañana siguiente. Aníbal Fernández es un peleador nato, que cultiva, al revés de Capitanich, un estilo barriobajero y provocador. Parrilli y Fernández revelan el drama de un que gobierno que se va, cuando ya no queda nadie más que los que están.
Sebastián Abrevaya, en Página/12:
Según relató, conversó largo y de varios temas con CFK mientras caminaban por los jardines de la quinta de Olivos. La primera mandataria no le informó el motivo que originó los movimientos en la Secretaría de Inteligencia. Como hoy se realizará la última sesión del año en el Senado, la jura en el cargo será mañana, jueves, a las 20.30.
En diálogo con Página/12, el designado secretario general de la Presidencia se mostró “sorprendido y satisfecho” por la decisión y adelantó que mantendrá el mismo perfil político que ha cultivado en su extensa trayectoria como funcionario público. “Me convocaron sin beneficio de inventario, si hubieran querido otra cosa hubieran llamado a otra persona”, aseguró, en referencia a las diferencias de personalidad con Parrilli. Por otro lado, Fernández ratificó que en este nuevo rol continuará como precandidato presidencial del oficialismo. Tendrá ahora mayor exposición y presencia en el debate público en medio del año electoral.
La noticia se conoció el día en que la Comisión de Acuerdos del Senado tenía que tratar pliegos de funcionarios judiciales y militares. El senador aprovechó para despedirse de algunos de sus compañeros, incluido el presidente del bloque, Miguel Angel Pichetto. “Ha sido una figura importante en el Senado. Voy a sentir su ausencia”, señaló Pichetto, que le reconoció “su vocación por la tarea parlamentaria”. El kirchnerismo deberá ahora buscar un reemplazante para la presidencia de una comisión clave como Presupuesto y Hacienda.
Raúl Kollman, Página/12:
El recorrido de Aníbal Fernández, acuñado en el peronismo bonaerense, es diferente del de Icazuriaga o Parrilli.
Desde 2002 viene ocupando sucesivos e importantes cargos en el Ejecutivo, ha de haber batido records acumulando su tiempo. Es lógico porque la gestión es su ecosistema, el ámbito en que mejor se mueve. Hiperkinético, siempre conectado y polemista tenaz, es una figura relevante del Frente para la Victoria, pero tal vez nunca se le reconoció un lugar tan cercano a la Presidenta. La secretaría que ocupará se caracteriza por la cercanía y el trato (más permanente que cotidiano) con Cristina Kirchner. Lleva su agenda, la acompaña en los viajes, alterna con casi todos sus interlocutores.
Si la confianza es el factor común de los nombramientos, “Aníbal” ha recibido un espaldarazo y un ascenso. Dejará su banca en el Senado, en el que tenía mandato hasta 2017.

martes, 16 de diciembre de 2014

La oposición asegura que CFK "blinda" la SIDE por temor a nuevas denuncias

Este martes 16/12 la salida de Héctor Icazuriaga de la Secretaría de Inteligencia, y su reemplazo por Oscar Parrilli y el regreso al gabinete de Aníbal Fernández, trajo consecuencias políticas. Desde la oposición consideraron que el kirchnerismo busca reforzar a la ex SIDE frente a "jueces y fiscales envalentonados".


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).-Tras conocerse este martes 16/12 la salida de Héctor Icazuriaga de la Secretaría de Inteligencia, y su reemplazo por Oscar Parrilli y el regreso al gabinete de Aníbal Fernández, desde la oposición consideraron que el kirchnerismo busca reforzar a la ex SIDE frente a "jueces y fiscales envalentonados".
Patricia Bullrich calificó a los cambios como "una clara muestra de necesidad, porque el Gobierno siente que ha perdido el control sobre los jueces federales y directamente se los quiere llevar adelante a partir de la ex SIDE".
"La Presidenta necesita operadores de alto voltaje político para intentar poner en caja una situación que se les disparó", dijo Bullrich.
Por su parte, Laura Alonso relacionó los cambios a "la desesperación, en los últimos días, por parte de la Presidenta sobre su situación judicial".
Para Alonso, desde el Ejecutivo habrán advertido que "hay jueces y fiscales demasiados envalentonados" y "estarán convencidos que mucha de las causas que se han ventilado, información sobre sus sociedades, venía de la Secretaria de Inteligencia".
Alberto Roberti, diputado del Frente Renovador consideró que la designación de Oscar Parrilli al frente de la Secretaria de Inteligencia y la de Aníbal Fernández como su sucesor, significan "el regreso a la concentración más absoluta de la política y a las decisiones más radicalizadas".
Y lanzó: "El regreso de Aníbal Fernández a la Secretaría General de la Presidencia es un cachetazo a los valores de las buenas costumbres, la educación y la cultura".

Cambios: Parrilli, jefe de la ExSide y Aníbal, a la Secretaría Gral. de la Presidencia

Sorpresivamente, presentaron sus renuncias este martes en la Secretaría de Inteligencia su hasta ahora titular, Héctor Icazuriaga, y el nº2 del cuerpo de espías, Francisco 'Paco' Larcher. En reemplazo de Icazuriaga, un histórico del kirchnerismo, asumirá Oscar Parrilli, quien hasta este martes y desde 2003 se desempeñaba como secretario general de la Presidencia, y en su lugar asumirá el senador Aníbal Fernández, quien ya había ocupado ese cargo durante la presidencia de Eduardo Duhalde.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Sorpresivamente, presentaron sus renuncias este martes en la Secretaría de Inteligencia, exSIDE, su hasta ahora titular, Héctor Icazuriaga, y el nº2 del cuerpo de espías, Francisco 'Paco' Larcher. 
 
La noticia fue informada este martes por el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro, quien además confirmó que la presidente Cristina Fernández aceptó las dimisiones. 
 
En reemplazo de Icazuriaga, un histórico del kirchnerismo, asumirá Oscar Parrilli, quien hasta este martes y desde 2003 se desempeñaba como secretario general de la Presidencia, y en su lugar asumirá el senador Aníbal Fernández, quien ya había ocupado ese cargo durante la presidencia de Eduardo Duhalde.
 
De esta manera, Fernández, regresa tras 3 años de ausencia al Gabinete de Cristina Fernández, donde ya había sido ministro de Justicia y Jefe de Gabinete. 
 
Scoccimarro también anunció que Juan Martín Mena, un funcionario del ministerio de Justicia, será el reemplazo de Francisco Larcher. 
 
Parrilli jurará este mismo martes a las 20:00, mientras que Fernández lo hará el jueves a las 20:30, informó el vocero presidencial. 

lunes, 1 de septiembre de 2014

El Gobierno negó vínculos con el narcotráfico y acusó a ex funcionarios

Después de las declaraciones de la Jueza María Servini de Cubría, el pasado viernes 29/08. Este lunes el gobierno salió a cruzar las acusaciones acerca de llamadas relacionadas entre la Casa Rosada y narcos. El Secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli leyó un comunicado en Balcarce 50, hizo un punteo de todos los números requeridos y de los responsables de esas áreas en el período 2004-2008, entre los que se encuentran él mismo, los ex jefes de Gabinete Alberto Fernández y Sergio Massa y los ex vicepresidentes Daniel Scioli y Julio Cobos.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).-Este lunes 01/09 y tras las declaraciones de la Jueza María Servini de Cubría sobre la posible pista de la ruta del narcotráfico y que algunas llamadas estarían relacionadas con la Casa Rosada (Ver nota relacionada).
Por la repercusión que tuvo, el gobierno difundió el listado de números de teléfonos de la Casa Rosada con los cuales, según la jueza federal María Servini de Cubría, habrían tenido comunicación personas involucradas en narcotráfico.
Esta muestra la realizó Oscar Parrilli, Secretario General de la Presidencia, quien aclaró que todos los teléfonos del edificio pasan por un conmutador. El funcionario, que leyó un comunicado en Balcarce 50, hizo un punteo de todos los números requeridos y de los responsables de esas áreas en el período 2004-2008, entre los que se encuentran él mismo, los ex jefes de Gabinete Alberto Fernández y Sergio Massa y los ex vicepresidentes Daniel Scioli y Julio Cobos, entre otros altos funcionarios.
Parrilli además dijo que "en caso de ser requerido, se puede identificar quién realizó la llamada a un determinado interno contando con el número de origen externo y la fecha y hora aproximada".
Parrilli leyó la respuesta del Gobierno K a la jueza Servini de Cubría que el viernes 29/08 pidió al Ejecutivo informes sobre llamadas a teléfonos de la Casa de Gobierno por parte de personas vinculadas a la causa por el tráfico de efedrina.
El informe que presentó a la prensa, donde no se permitió realizar preguntas, Parrilli aseguró que el oficio "ha tenido una inusitada difusión y unas declaraciones que creemos inapropiadas por parte de la jueza y algunos medios que han intentado sembrar un cono de dudas acerca de unas supuestas llamadas de narcotraficantes a la Casa Rosada".
Se dedicó entonces a leer el informe técnico emitido por el área de Comunicación de la Casa de Gobierno con los detalles de los números de los teléfonos requeridos por la Jueza.
Aclaró que algunos de esos números nunca pertenecieron a la Presidencia de la Nación, otros fueron dados de baja por cuestiones técnicas y otras pertenecen a cabeceras que se derivan a otros internos.

viernes, 29 de agosto de 2014

Efedrina: Apuran a Parrilli para que informe sobre llamados a la Rosada

El que fuera secretario privado de José Granero, el ex titular de la SEDRONAR (Secretaría de Lucha contra el Narcotráfico), Miguel Zacarías, habría realizado varias llamadas a distintas líneas de la Casa Rosada por gestiones en relación al tráfico de efedrina. Un testigo involucró luego a otro de los hermanos Zacarías: Máximo Rito, el mayor de los 4, en las gestiones para importar 1000 kilos de esa sustancia. La declaración activó nuevos procedimientos. La jueza María Servini de Cubría firmó un oficio dirigido al Secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli., para que la informe quiénes utilizaban 12 líneas de la Rosada que recibieron llamados vinculados a la efedrina.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Avanza el caso de la narcoefedrina que involucra al clan Zacarías, los 4 hermanos que los Kirchner llevaron consigo a lo más alto del poder y están muy complicados en la causa que investiga la juez María Romilda Servini de Cubría. Los llamados telefónicos a la Casa Rosada y los vínculos de los Zacarías con el matrimonio presidencial salpican a Cristina Fernández y a su administración.
Por el caso de la efedrina tuvo que renunciar José Granero, el ex titular de la SEDRONAR (Secretaría de Lucha contra el Narcotráfico) que luego ocupó el caro de vicepresidente de la empresa estatal Enarsa. La salida de Granero ocurrió el miércoles 23/07 tras confirmarse su procesamiento en la causa por el ingreso de ese precursor, investigación que corre paralelamente a la de exportación de esa sustancia a México y Colombia, la triple muerte de Forza y sus dos amigos, y salpica a Cristina, además, por sus fuentes de financiamiento de campaña. También están en la mira el secretario privado de Granero, Miguel Zacarías, quien habría realizado varias llamadas a distintas líneas de la Casa Rosada. Hay otros tres Zacarías (son 4 hermanos) en el Poder de los que se sospecha.
Este viernes (29/08) la jueza federal Servini de Cubría le pidió al secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, que detalle qué funcionarios o empleados de la Casa Rosada utilizaban una docena de teléfonos investigados por el tráfico de efedrina.
Paralelamente, en las últimas horas realizó varios allanamientos para obtener documentación sensible vinculada a la causa, informó el diario Clarín, que relata que la investigación se reactivó la semana pasada con la declaración de Lucas Paradelo, un abogado de Río Gallegos que involucró de manera directa a Máximo Rito Zacarías, el mayor de los hermanos, en las gestiones para importar 1000 kilos de efedrina. Ese testimonio lo dejó al borde de la indagatoria y desencadenó los nuevos procedimientos.
Servini de Cubría también le tomó declaración en las últimas horas a un compañero de trabajo de Paradelo. Su testimonio ratifica que Máximo Zacarías se interesó por un expediente para importar 1000 kilos y que el escándalo quedó reflejado en un memo interno.

Ultimas Noticias

Especiales

.

.