Mostrando entradas con la etiqueta ONU. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ONU. Mostrar todas las entradas

viernes, 23 de septiembre de 2016

Cristina acusó a Macri ante la ONU por capitular frente a los fondos buitres

En una carta enviada al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, la ex mandataria asegura que el gobierno de Cambiemos realizó un brusco cambio de rumbo en la política exterior y económica del país y le pide que retome la agenda de la lucha global contra los fondos buitre.


Cristina responsabilizó a Macri de "la capitulación" de la Argentina "ante los fondos buitres". Ademá, la ex jefe de Estado consideró que el líder del PRO "tiene una aceptación pasiva de las reglas de los grandes poderes internacionales". 

"La capitulación de la República Argentina ante los fondos buitres ha sido extremadamente perniciosa desde el punto de vista internacional, en tanto no sólo se ha dejado de 'cerrar el cerco' con el que se había avanzado en los últimos años, sino que los buitres han salido fortalecidos con su victoria económica, política y diplomática ante nuestro país", subrayó la ex mandataria. 

En una extensa misiva publicada en su cuenta de Facebook, Cristina sostuvo que el gobierno de Macri dejó de lado el reclamo que había iniciado su gestión en las Naciones Unidas para "avanzar en una regulación de los procesos de reestructuración de deudas soberanas".

"La nueva gestión a cargo del Presidente Mauricio Macri decidió dejar de lado el excelente trabajo realizado, los importantes logros obtenidos y la agenda de tareas propuesta a futuro en esta temática, a partir de una nueva concepción de la vinculación de la Argentina con el mundo, caracterizada por la aceptación pasiva de las reglas de juego impuestas por los grandes poderes internacionales, sean estos las grandes potencias o las corporaciones globales", se quejó la exmandatario.


A su entender, "el acuerdo con los holdouts -o capitulación ante los fondos buitres- logrado en abril del presente año, en virtud del cual estos fondos altamente especulativos lograron su cometido de obtener ganancias usurarias de más del 1000 por ciento, es una clara expresión de este cambio de rumbo en la política exterior y en la política económica de nuestro país".

Cristina recalcó además que "la pendiente creación de un 'Marco Legal Multilateral para los Procesos de Reestructuración de Deudas Soberanas'se hace cada vez más urgente y necesaria, de modo de poder contar con un mecanismo que permita avanzar en soluciones eficientes y oportunas a los problemas de reestructuración de deudas soberanas, de modo de evitar los impactos negativos sobre los pueblos del accionar egoísta de los fondos buitres".

"Es por ello que me permito solicitarle que, ante la falta de avances en el sendero marcado por las Naciones Unidas en esta materia, tome el tema como propio y pueda ser relanzado más temprano que tarde en el marco de la agenda de negociaciones de la Asamblea General", agregó la ex presidenta.

Cristina se expresó de esta manera luego de que esta semana el Presidente participara por primera vez en la Asamblea General de la ONU en Nueva York y no se refiriera al tema de los fondos buitre.



miércoles, 21 de septiembre de 2016

kelpers a Mauricio Macri: "Usa estrategias de los Kirchner, pensamos que era mejor"

Los isleños de Malvinas cuestionaron hoy al presidente Mauricio Macri por el anuncio de la reapertura del diálogo con Gran Bretaña por la soberanía del archipiélago, que luego fue rectificado tanto por el jefe de Estado como por la canciller Susana Malcorra.


Habitantes de las islas Malvinas y ciudadanos británicos se manifestaron a través de Twitter sobre las declaraciones de Macri, quien ayer aseguró que durante una charla "informal" con la primera ministra británica, Theresa May, acordaron reestablecer el debate por la soberanía de ese territorio.

"Macri dando discursos tontos en las Naciones Unidas. Mala movida, compañero. Estas son estrategias de los Kirchner. Pensamos que eras mejor que eso", publicó la cuenta de Falkland Islands (@falklands_utd) en la red social. 

A su vez, en un mensaje previo, los isleños expresaron: "Oh, Mauricio Macri... íiba tan bien la cosa!. Ahora metiste la pata. ¿Cómo podemos confiar en vos?".

"Los isleños votaron por permanecer tal como están. No hay nada que hablar", opinó un usuario, en tanto que otro dijo: "Mauricio Macri probablemente piensa que estamos muy distraídos con las negociaciones del Brexit...". Macri contó que tuvo un breve encuentro con la primera ministra británica el martes en el que le transmitió su predisposición para "comenzar un diálogo abierto, que incluya por supuesto el tema soberanía sobre las islas".

Además, el mandatario nacional dijo que May respondió que "bueno, que sí que habría que empezar a conversar", algo que esta mañana fue aclarado por la canciller Susana Malcorra, quien dijo "no" creer que la funcionaria británica haya adherido a debatir sobre la cuestión. 

Cristina Kirchner, contra Mauricio Macri por las Islas Malvinas: "Algunas cosas sólo se explican desde la estupidez"

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner cuestionó hoy la "ligereza" del tratamiento público que el Gobierno nacional le dio a la posibilidad de iniciar con Gran Bretaña un diálogo bilateral por el reclamo argentino de soberanía sobre las Islas Malvinas.


La ex jefa de Estado habló 24 horas después de que el presidente Mauricio Macri revelara un diálogo con la primera ministra británica Theresa May, en el que la funcionaria se habría manifestado "de acuerdo" en comenzar un diálogo bilateral que incluya el reclamo de soberanía sobre las Islas.

"Quiero desagraviar a todos aquellos que dieron la vida por la patria por Malvinas. Muchas veces cuando uno escucha hablar tan ligeramente de las cosas tiene una cierta tendencia a decir "qué maldad", pero no. No hay que atribuirlo a la maldad, apenas es explicable desde la estupidez", afirmó la ex jefa de Estado. 

Fernández de Kirchner, que habló en esta capital en el cierre de un acto de la nueva conducción de la Federación Universitaria platense (FULP), sostuvo que "el imperativo constitucional de defender la soberanía y representar en todos los ámbitos el reclamo de la soberanía de Malvinas es una tarea que cruza transversalmente a toda la sociedad como pocas cosas".

"En nombre de todos les pedimos perdón a nuestros combatientes, a nuestros veteranos, familiares, a los que quedaron en las islas", expresó y agregó: "Vaya nuestro desagravio y reconocimiento ante lo que considero apenas una muestra de mediocridad, ni siquiera quiero usar palabras altisonantes".

Tras los dichos los militantes presentes lanzaron cánticos agraviantes contra el presidente Macri y Fernández de Kirchner los frenó: "Sin insultar a nadie, no hace falta", señaló.

En otro orden, la ex presidenta pidió a los militantes universitarios y a los dirigentes políticos presentes "dejar de lado las mezquindades y las discusiones secundarias", ser "heterogéneos" y "organizarse" porque, dijo, "cómo no vamos a volver".

De la actividad, que se desarrolló en el Club Atenas de esta capital, participaron el ex vicepresidente Amado Boudou, el piquetero Luis D'Elía, el ex vicegobernador Gabriel Mariotto y el titular del movimiento Quebracho, Fernando Esteche, entre otros. 

El gobierno británico desmiente a Macri: "No se habló de la soberanía" de las Malvinas

Desde Londres negaron que Theresa May se haya manifestado sobre las Islas, en el marco del papelón que protagonizó el gobierno argentino con las idas y vueltas entre las declaraciones de Macri y Malcorra.


El gobierno británico negó este miércoles que la primer ministra Theresa May haya dialogado con el presidente Mauricio Macri sobre la soberanía de las Islas Malvinas, en el marco de la breve reunión informal que mantuvieron el martes en Nueva York en el marco de la Asamblea general de la ONU.

"Nunca se habló del tema de la soberanía de las Islas Malvinas en la breve reunión informal que May y Macri mantuvieron en Nueva York por lo que no pudo haber existido una expresión de Gran Bretaña en ese sentido", informó el diario La Nación, según declaraciones de una fuente diplomática del Foreign Office.

Según esa misma fuente, no hubo posibilidad de armar una reunión bilateral entre Macri y May, pero durante el cruce informal de tres minutos que ambos mandatarios tuvieron jamás se abordó el tema de la soberanía de Malvinas.

La respuesta de Londres se da en el marco de la polémica que inició el gobierno argentino en torno al tema. Ya que Macri había destacado que May se mostró dispuesta al diálogo por la soberanía, declaraciones a las que luego la canciller Susana Malcorra debió bajarles el tono.
Después de eso, Macri debió aclarar también sus palabras al pedir "bajar ansiedades", declaración a la que le siguió también un nuevo testimonio de Malcorra, quien afirmó: "No estamos entregando las Malvinas".

lunes, 28 de marzo de 2016

El Gobierno presentó el nuevo límite exterior: la ONU reconoció que hay un "conflicto de soberanía" sobre Malvinas

La Cancillería presentó este mediodía de forma oficial el nuevo límite exterior de la Plataforma Continental Argentina, que se extendió a 1.700.000 kilómetros cuadradoscomprendidos en la nueva demarcación establecida en 2009, entre las 200 millas marinas y el límite exterior.


La Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA) trabajó durante casi 20 años en el estudio científico y técnico, que permitió fijar el límite exterior, cumpliendo con todas las disposiciones fijadas por la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CONVEMAR).
Tras el fallo de la Comisión de Límítes de la Plataforma Continental (CLPC), con sede en Naciones Unidas, Nueva York, el país sumó 1.700.000 metros cuadrados, (35% más que la superficie actual). Y a la vez, según el Gobierno, "reafirma los derechos de soberanía" del país en el Atlántico Sur, "una zona política, económica y estratégicamente importante".
La presentación se realizó en el Salón Libertador del Palacio San Martín, donde el vicecanciller Carlos Foradori, quien preside COPLA, destacó el logro argentino. "Es algo que ha venido gestándose a lo largo de muchos años, no es un trabajo de un gobierno, sino una política de Estado", afirmó.
Estos son los nuevos límites del territorio argentino.

Por su parte, la canciller Susana Malcorra, a través de un video, destacó la labor de la comisión integrada por "21 expertos internacionales de reconocido prestigio y creado por la Convención de la ONU sobre Derecho del Mar, que adoptó por consenso -es decir sin un solo voto en contra- las recomendaciones sobre la presentación argentina".
"Es un logro muy significativo de la política exterior de la Argentina, a través de una verdadera política de Estado", señaló la canciller. 
Quien -además- destacó la labor de los profesionales que realizó los estudios para "profundizar en el conocimiento de la geología marina y de los recursos existentes".
La presentación estuvo presedida por una filmación, realizada por la señal Encuentro, del "trabajo silencioso" de los miembros de COPLA, en particular a bordo del buque oceonográfico "Puerto Deseado".
Frida Armas Pfirter, coordinadora general, brindó un detallado repaso por el trabajo que permitió arribar al nuevo límite de la plataforma continental argentina, "que comprende el lecho y el subsuelo de las áreas sumbarinas que se extienden más allá del mar territorial y a todo lo largo de la prolongación natural del territorio"
Por su parte, el diplomático Osvaldo Mársico precisó que la prolongación natural del territorio "en el caso de la Argentina, se extiende en algunas zonas hasta las 350 millas".
"Es un criterio científico que da seguridad jurídica", sostuvo el jefe alterno de la COPLA. Y estableció que así la Argentina adquiere "derechos exclusivos y excluyentes" en el área.  
"Esto quiere decir que no o se puede explorar ni explotar, sin el consentimiento expreso", subrayó Mársico.
La presentación del trabajo del equipo argentino fue realizada en abril del 2009 e incluyó el límite exterior de la plataforma continental de todo el territorio argentino: continental, Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y Antártida Argentina.
Aunque la CONVEMAR postergó el análisis de esta zona, en vistas de reconocer un conflicto de "soberanía"
En este punto, el vicecanciiller habló de la importancia de que se reconozca la existencia de una "disputa de soberanía" en torno a las islas. 
"Como todos sabemos, el Reino Unido no reconoce una disputa de soberanía, y el hecho que Naciones Unidas esté depositando todos estos trabajados realizados para identificar el contorno de la plataforma continental argentina, implica un reconocimiento claro de la disputa de soberanía", precisó Foradori.
Y concluyó que se trata de "un hito más en el reclamo que hacemos" en torno a las islas. 
"Hay riquezas allí que ni siquiera todavía conocemos", admitió el número dos del Palacio San Martín.
La COPLA fue creada por ley nacional y está presidida por la Cancillería e integrada por la Jefetura del Servicio de Hidrografía Naval y el Ministerio de Economía.

martes, 29 de septiembre de 2015

El gobierno de USA no tomó en serio el pedido de CFK en la ONU sobre Stiuso

Cristina Fernández brindó el lunes 28/09 su último discurso en la ONU, en el mismo solicitó ayuda a USA para encontrar al ex espía de la SIDE, Jaime Stiuso. Sin embargo, el gobierno estadounidense no quiso hacer comentarios sobre el discurso presidencial.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).-El gobierno estadounidense no quiso hacer declaraciones oficiales sobre el discurso de la Presidenta Cristina Fernández ayer, lunes 28/09 ante la Asamblea de las Naciones Unidas, en el que acusó a Estados Unidos de "proteger" al espía Jaime Stiuso (ver nota relacionada) y refirieron el tema al Gobierno argentino para que explique "si tienen cargos contra el Señor Stiuso y cuáles serían".
Tal como lo señala, la corresponsal del diario Clarín un portavoz del Departamento de Estado consultado por Clarín, dijo que hay que dirigirse al Gobierno argentino para saber "si tiene cargos contra el señor Stiuso y cuáles serían".
Además, señalaron que ellos no comentan si reciben o no pedidos de ayuda en cuestiones vinculadas con la justicia y que eso se tramita "por los canales judiciales correspondientes". Asimismo, agregó la fuente, no comentan "el estatus migratorio de ningún individuo".
De una manera más sutil y diplomática, USA contestó a la dura acusación de la Presidenta, que ayer dijo ante la Asamblea General de la ONU que el gobierno de ese país le da protección política al ex espía, aunque en verdad todavía ningún juez argentino llamó a indagatoria a Stiuso y mucho menos pidió su extradición.
Según conjeturas, el ex agente de inteligencia se encontraría en la Florida desde febrero, luego de declarar como testigo en la causa por la muerte violenta del fiscal de la AMIA, Alberto Nisman.
Quizás previendo esta posición de Estados Unidos, el titular de la AFI, Oscar Parrilli, le pidió hoy a la justicia que libre una "circular azul" a Interpol para ubicar el paradero del ex agente de inteligencia.
La "circular azul" es una medida que debe ser pedida por la Justicia y permite la búsqueda y localización de una persona, pero no su captura internacional.
El pedido fue canalizado a través de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y quedó radicado en el juzgado federal número cinco, a cargo del juez Norberto Oyarbide. El magistrado le envió la presentación al fiscal federal Guillermo Marijuán, en un trámite procesal de rigor que será, en definitiva, el que definirá el futuro del reclamo de la AFI, firmado por el titular de ese organismo, Oscar Parrilli.
Sobre Stiuso ya pesa un pedido de paradero girado por los fiscales de la UFI AMIA, en relación con una suerte de auditoría interna que están realizando tras asumir en reemplazo del fallecido Alberto Nisman.

lunes, 28 de septiembre de 2015

CFK defendió el acuerdo con Irán y solicitó a Obama para encontrar a Stiuso

Pasadas las 19 horas del lunes 28/09, Cristina Fernández tomó la palabra en la Asamblea General de las Naciones Unidas. La Presidenta dió su último discurso en el organismo internacional como mandataria. Su alocución abarcó diferentes temáticas como los fondos buitres y la situación económica actual de los países emergentes. La exposición frente a otros estados también se da en el contexto de la posición kirchnerista (criticada) a favor de Irán, el acuerdo de entendimiento y la posterior muerte del Fiscal Federal Alberto Nisman.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).-Este lunes 28/09 Cristina Fernández dio su último discurso en la Asamblea General de las Naciones Unidad destacando la aprobación ocurrida el 10 de setiembre de una invitación a los países miembro para adherir a un marco regulatorio para la reestructuración de deudas soberanas.
Así la Presidenta resaltó que esa aprobación fue "un triunfo muy importante" y enumeró los principios aprobados. Asimismo recordó que la iniciativa fue enviada al Congreso para que sea sancionada como una "ley de orden de público".
En este sentido destacó que la Argentina "pudo reconstruir la economía y la sociedad, cuando la política volvió a tomar el comando de la economía" en el inicio del mandato de Néstor Kirchner en 2003 y marcó además que allí "comenzó el inexorable proceso de desendeudamiento".
Por otro lado, la Presidenta criticó el "hostigamiento de los fondos buitres" a los que calificó de "depredadores financieros" y aseguró que cuentan con "la complicidad de cierto sector judicial" de los Estados Unidos.
Lo dijo en referencia a "la crisis de los refugiados" que afecta a los países europeos, y argumentó que también hay que prestar atención a las personas que "emigran hacia Europa en balsas".
El Memorándum con Irán
Cristina defendió el memorándum de entendimiento con Irán por la causa Amia y rechazó las críticas que recibió ese acuerdo al asegurar que hubo "mucha hipocresía, mucha geopolítica mezclada en el medio y muy poco interés por saldar la memoria y justicia de las víctimas" del atentado de 1994.
Señaló que "en el año 2013 firmamos el Memorándum de Entendimiento con Irán para destrabar la cuestión judicial de la causa Amia, el atentado se produce en 1994 y estamos hablando en 2013, otros gobiernos habían sucedido, nosotros tratábamos de luchar contra el terrorismo, memoria verdad y justicia de llegar a encontrar y castigar a los culpables ese fue el objetivo".
La Presidenta afirmó que la muerte de Alberto Nisman, que investigaba el atentado a la AMIA, se produjo tras "el desplazamiento de sectores de los servicios de inteligencia por fuertes sospechas de entorpecer la investigación" del ataque a la mutual judía. "Hoy siento que además (la causa AMIA) es una tela araña de intereses externos a mi país, una tela araña donde no solamente quedan atrapado los más débiles y los chicos y los otros permanecen afuera", cerró.

viernes, 25 de septiembre de 2015

El texto completo del discurso del Papa ante la 70ª asamblea de la ONU

Las palabras de Francisco que provocaron la ovación de los presentes.


Señor Presidente,

Señoras y Señores,

Buenos días,

Una vez más, siguiendo una tradición de la que me siento honrado, el Secretario General de las Naciones Unidas ha invitado al Papa a dirigirse a esta honorable Asamblea de las Naciones. En nombre propio y en el de toda la comunidad católica, Señor Ban Ki-moon, quiero expresarle el más sincero y cordial agradecimiento.Agradezco también sus amables palabras.

Saludo asimismo a los Jefes de Estado y de Gobierno aquí presentes, a los Embajadores, diplomáticos y funcionarios políticos y técnicos que los acompañan, al personal de las Naciones Unidas empeñado en esta 70 Sesión de la Asamblea General, al personal de todos los programas y agencias de la familia de la ONU, y a todos los que de un modo u otro participan de esta reunión. Por medio de ustedes saludo también a los ciudadanos de todas las naciones representadas en este encuentro. Gracias por los esfuerzos de todos y de cada uno en bien de la humanidad.

Esta es la quinta vez que un Papa visita las Naciones Unidas. Lo hicieron mis predecesores Pablo VI en 1965, Juan Pablo II en 1979 y 1995 y, mi más reciente predecesor, hoy el Papa Emérito Benedicto XVI, en 2008. Todos ellos no ahorraron expresiones de reconocimiento para la Organización, considerándola la respuesta jurídica y política adecuada al momento histórico, caracterizado por la superación tecnológica de las distancias y fronteras y, aparentemente, de cualquier límite natural a la afirmación del poder. Una respuesta imprescindible ya que el poder tecnológico, en manos de ideologías nacionalistas o falsamente universalistas, es capaz de producir tremendas atrocidades. No puedo por menos que asociarme al aprecio de mis predecesores, reafirmando la importancia que la Iglesia Católica concede a esta institución y las esperanzas que pone en sus actividades.

La historia de la comunidad organizada de los Estados, representada por las Naciones Unidas, que festeja en estos días su 70 aniversario, es una historia de importantes éxitos comunes, en un período de inusitada aceleración de los acontecimientos. Sin pretensión de exhaustividad, se puede mencionar la codificación y el desarrollo del derecho internacional, la construcción de la normativa internacional de derechos humanos, el perfeccionamiento del derecho humanitario, la solución de muchos conflictos y operaciones de paz y reconciliación, y tantos otros logros en todos los campos de la proyección internacional del quehacer humano.

Todas estas realizaciones son luces que contrastan la oscuridad del desorden causado por las ambiciones descontroladas y los egoísmos colectivos. Es cierto que aún son muchos los graves problemas no resueltos, pero también es evidente que, si hubiera faltado toda esa actividad internacional, la humanidad podría no haber sobrevivido al uso descontrolado de sus propias potencialidades. Cada uno de estos progresos políticos, jurídicos y técnicos son un camino de concreción del ideal de la fraternidad humana y un medio para su mayor realización.

Rindo pues, homenaje a todos los hombres y mujeres que han servido leal y sacrificadamente a toda la humanidad en estos 70 años. En particular, quiero recordar hoy a los que han dado su vida por la paz y la reconciliación de los pueblos, desde Dag Hammarskjöld hasta los muchísimos funcionarios de todos los niveles, fallecidos en las misiones humanitarias, de paz y reconciliación.

La experiencia de estos 70 años, más allá de todo lo conseguido, muestra que la reforma y la adaptación a los tiempos siempre es necesaria, progresando hacia el objetivo último de conceder a todos los países, sin excepción, una participación y una incidencia real y equitativa en las decisiones. Esta necesidad de una mayor equidad, vale especialmente para los cuerpos con efectiva capacidad ejecutiva, como es el caso del Consejo de Seguridad, los organismos financieros y los grupos o mecanismos especialmente creados para afrontar las crisis económicas. Esto ayudará a limitar todo tipo de abuso o usura sobre todo con los países en vías de desarrollo. Los organismos financieros internacionales han de velar por el desarrollo sostenible de los países y la no sumisión asfixiante de éstos a sistemas crediticios que, lejos de promover el progreso, someten a las poblaciones a mecanismos de mayor pobreza, exclusión y dependencia.

La labor de las Naciones Unidas, a partir de los postulados del Preámbulo y de los primeros artículos de su Carta Constitucional, puede ser vista como el desarrollo y la promoción de la soberanía del derecho, sabiendo que la justicia es requisito indispensable para obtener el ideal de la fraternidad universal. En este contexto, cabe recordar que la limitación del poder es una idea implícita en el concepto de derecho. Dar a cada uno lo suyo, siguiendo la definición clásica de justicia, significa que ningún individuo o grupo humano se puede considerar omnipotente, autorizado a pasar por encima de la dignidad y de los derechos de las otras personas singulares o de sus agrupaciones sociales. La distribución fáctica del poder (político, económico, de defensa, tecnológico, etc.) entre una pluralidad de sujetos y la creación de un sistema jurídico de regulación de las pretensiones e intereses, concreta la limitación del poder. El panorama mundial hoy nos presenta, sin embargo, muchos falsos derechos, y –a la vez– grandes sectores indefensos, víctimas más bien de un mal ejercicio del poder: el ambiente natural y el vasto mundo de mujeres y hombres excluidos. Dos sectores íntimamente unidos entre sí, que las relaciones políticas y económicas preponderantes han convertido en partes frágiles de la realidad. Por eso hay que afirmar con fuerza sus derechos, consolidando la protección del ambiente y acabando con la exclusión.

Ante todo, hay que afirmar que existe un verdadero «derecho del ambiente» por un doble motivo. Primero, porque los seres humanos somos parte del ambiente. Vivimos en comunión con él, porque el mismo ambiente comporta límites éticos que la acción humana debe reconocer y respetar. El hombre, aun cuando está dotado de «capacidades inéditas» que «muestran una singularidad que trasciende el ámbito físico y biológico» (Laudato si’, 81), es al mismo tiempo una porción de ese ambiente. Tiene un cuerpo formado por elementos físicos, químicos y biológicos, y solo puede sobrevivir y desarrollarse si el ambiente ecológico le es favorable. Cualquier daño al ambiente, por tanto, es un daño a la humanidad. Segundo, porque cada una de las creaturas, especialmente las vivientes, tiene un valor en sí misma, de existencia, de vida, de belleza y de interdependencia con las demás creaturas. Los cristianos, junto a otras religiones monoteístas, creemos que el universo proviene de una decisión de amor del Creador, que permite al hombre servirse respetuosamente de la creación para el bien de sus semejantes y para gloria del Creador, pero que no puede abusar de ella y mucho menos está autorizado a destruirla. Para todas las creencias religiosas, el ambiente es un bien fundamental (cf. ibíd., 81).

El abuso y la destrucción del ambiente, al mismo tiempo, van acompañados por un imparable proceso de exclusión. En efecto, un afán egoísta e ilimitado de poder y de bienestar material lleva tanto a abusar de los recursos materiales disponibles como a excluir a los débiles y con menos habilidades, ya sea por tener capacidades diferentes, discapacidades o porque están privados de los conocimientos e instrumentos técnicos adecuados o poseen insuficiente capacidad de decisión política. La exclusión económica y social es una negación total de la fraternidad humana y un gravísimo atentado a los derechos humanos y al ambiente. Los más pobres son los que más sufren estos atentados por un triple grave motivo: son descartados por la sociedad, son al mismo tiempo obligados a vivir del descarte y deben injustamente sufrir  las consecuencias del abuso del ambiente. Estos fenómenos conforman la hoy tan difundida e inconscientemente consolidada «cultura del descarte».

Lo dramático de toda esta situación de exclusión e inequidad, con sus claras consecuencias, me lleva junto a todo el pueblo cristiano y a tantos otros a tomar conciencia también de mi grave responsabilidad al respecto, por lo cual alzo mi voz, junto a la de todos aquellos que anhelan soluciones urgentes y efectivas. La adopción de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible en la Cumbre mundial que iniciará hoy mismo, es una importante señal de esperanza. Confío también que la Conferencia de París sobre el cambio climático logre acuerdos fundamentales y eficaces.

No bastan, sin embargo, los compromisos asumidos solemnemente, aunque constituyen, ciertamente, un paso necesario para las soluciones. La definición clásica de justicia a que aludí anteriormente contiene como elemento esencial una voluntad constante y perpetua: Iustitia est constans et perpetua voluntas ius suum cuique tribuendi. El mundo reclama de todos los gobernantes una voluntad efectiva, práctica, constante, de pasos concretos y medidas inmediatas, para preservar y mejorar el ambiente natural y vencer cuanto antes el fenómeno de la exclusión social y económica, con sus tristes consecuencias de trata de seres humanos, comercio de órganos y tejidos humanos, explotación sexual de niños y niñas, trabajo esclavo, incluyendo la prostitución, tráfico de drogas y de armas, terrorismo y crimen internacional organizado. Es tal la magnitud de esta situación y el grado de vidas inocentes que va cobrando, que hemos de evitar toda tentación de caer en un nominalismo declaracionista con efecto tranquilizador en las conciencias. Debemos cuidar que nuestras instituciones sean realmente efectivas en la lucha contra todos estos flagelos.

La multiplicidad y complejidad de los problemas exige contar con instrumentos técnicos de medida. Esto, empero, comporta un doble peligro: limitarse al ejercicio burocrático de redactar largas enumeraciones de buenos propósitos –metas, objetivos e indicadores estadísticos–, o creer que una única solución teórica y apriorística dará respuesta a todos los desafíos. No hay que perder de vista, en ningún momento, que la acción política y económica, solo es eficaz cuando se la entiende como una actividad prudencial, guiada por un concepto perenne de justicia y que no pierde de vista en ningún momento que, antes y más allá de los planes y programas, hay mujeres y hombres concretos, iguales a los gobernantes, que viven, luchan, sufren, y que muchas veces se ven obligados a vivir miserablemente, privados de cualquier derecho.

Para que estos hombres y mujeres concretos puedan escapar de la pobreza extrema, hay que permitirles ser dignos actores de su propio destino. El desarrollo humano integral y el pleno ejercicio de la dignidad humana no pueden ser impuestos. Deben ser edificados y desplegados por cada uno, por cada familia, en comunión con los demás hombres y en una justa relación con todos los círculos en los que se desarrolla la socialidad humana –amigos, comunidades, aldeas y municipios, escuelas, empresas y sindicatos, provincias, naciones–. Esto supone y exige el derecho a la educación –también para las niñas, excluidas en algunas partes–, derecho a la educación que se asegura en primer lugar respetando y reforzando el derecho primario de las familias a educar, y el derecho de las Iglesias y de las agrupaciones sociales a sostener y colaborar con las familias en la formación de sus hijas e hijos. La educación, así concebida, es la base para la realización de la Agenda 2030 y para recuperar el ambiente.

Al mismo tiempo, los gobernantes han de hacer todo lo posible a fin de que todos puedan tener la mínima base material y espiritual para ejercer su dignidad y para formar y mantener una familia, que es la célula primaria de cualquier desarrollo social. Este mínimo absoluto tiene en lo material tres nombres: techo, trabajo y tierra; y un nombre en lo espiritual: libertad de espíritu, que comprende la libertad religiosa, el derecho a la educación y todos  los otros derechos cívicos.

Por todo esto, la medida y el indicador más simple y adecuado del cumplimiento de la nueva Agenda para el desarrollo será el acceso efectivo, práctico e inmediato, para todos, a los bienes materiales y espirituales indispensables: vivienda propia, trabajo digno y debidamente remunerado, alimentación adecuada y agua potable; libertad religiosa, y más en general libertad de espíritu y educación. Al mismo tiempo, estos pilares del desarrollo humano integral tienen un fundamento común, que es el derecho a la vida y, más en general, el que podríamos llamar el derecho a la existencia de la misma naturaleza humana.

La crisis ecológica, junto con la destrucción de buena parte de la biodiversidad, puede poner en peligro la existencia misma de la especie humana. Las nefastas consecuencias de un irresponsable desgobierno de la economía mundial, guiado solo por la ambición de lucro y del poder, deben ser un llamado a una severa reflexión sobre el hombre: «El hombre no es solamente una libertad que él se crea por sí solo. El hombre no se crea a sí mismo. Es espíritu y voluntad, pero también naturaleza» (Benedicto XVI, Discurso al Parlamento Federal de Alemania, 22 septiembre 2011; citado en Laudato si’, 6). La creación se ve perjudicada «donde nosotros mismos somos las últimas instancias [...] El derroche de la creación comienza donde no reconocemos ya ninguna instancia por encima de nosotros, sino que solo nos vemos a nosotros mismos» (Id., Discurso al Clero de la Diócesis de Bolzano-Bressanone, 6 agosto 2008; citado ibíd.). Por eso, la defensa del ambiente y la lucha contra la exclusión exigen el reconocimiento de una ley moral inscrita en la propia naturaleza humana, que comprende la distinción natural entre hombre y mujer (cf. Laudato si’, 155), y el absoluto respeto de la vida en todas sus etapas y dimensiones (cf. ibíd., 123; 136).

Sin el reconocimiento de unos límites éticos naturales insalvables y sin la actuación inmediata de aquellos pilares del desarrollo humano integral, el ideal de «salvar las futuras generaciones del flagelo de la guerra» (Carta de las Naciones Unidas, Preámbulo) y de «promover el progreso social y un más elevado nivel de vida en una más amplia libertad» (ibíd.) corre el riesgo de convertirse en un espejismo inalcanzable o, peor aún, en palabras vacías que sirven de excusa para cualquier abuso y corrupción, o para promover una colonización ideológica a través de la imposición de modelos y estilos de vida anómalos, extraños a la identidad de los pueblos y, en último término, irresponsables. La guerra es la negación de todos los derechos y una dramática agresión al ambiente. Si se quiere un verdadero desarrollo humano integral para todos, se debe continuar incansablemente con la tarea de evitar la guerra entre las naciones y entre los pueblos.

Para tal fin hay que asegurar el imperio incontestado del derecho y el infatigable recurso a la negociación, a los buenos oficios y al arbitraje, como propone la Carta de las Naciones Unidas, verdadera norma jurídica fundamental. La experiencia de los 70 años de existencia de las Naciones Unidas, en general, y en particular la experiencia de los primeros 15 años del tercer milenio, muestran tanto la eficacia de la plena aplicación de las normas internacionales como la ineficacia de su incumplimiento. Si se respeta y aplica la Carta de las Naciones Unidas con transparencia y sinceridad, sin segundas intenciones, como un punto de referencia obligatorio de justicia y no como un instrumento para disfrazar intenciones espurias, se alcanzan resultados de paz. Cuando, en cambio, se confunde la norma con un simple instrumento, para utilizar cuando resulta favorable y para eludir cuando no lo es, se abre una verdadera caja de Pandora de fuerzas incontrolables, que dañan gravemente las poblaciones inermes, el ambiente cultural e incluso el ambiente biológico.

El Preámbulo y el primer artículo de la Carta de las Naciones Unidas indican los cimientos de la construcción jurídica internacional: la paz, la solución pacífica de las controversias y el desarrollo de relaciones de amistad entre las naciones. Contrasta fuertemente con estas afirmaciones, y las niega en la práctica, la tendencia siempre presente a la proliferación de las armas, especialmente las de destrucción masiva como pueden ser las nucleares. Una ética y un derecho basados en la amenaza de destrucción mutua –y posiblemente de toda la humanidad– son contradictorios y constituyen un fraude a toda la construcción de las Naciones Unidas, que pasarían a ser «Naciones unidas por el miedo y la desconfianza». Hay que empeñarse por un mundo sin armas nucleares, aplicando plenamente el Tratado de no proliferación, en la letra y en el espíritu, hacia una total prohibición de estos instrumentos.

El reciente acuerdo sobre la cuestión nuclear en una región sensible de Asia y Oriente Medio es una prueba de las posibilidades de la buena voluntad política y del derecho, ejercidos con sinceridad, paciencia y constancia. Hago votos para que este acuerdo sea duradero y eficaz y dé los frutos deseados con la colaboración de todas las partes implicadas. En ese sentido, no faltan duras pruebas de las consecuencias negativas de las intervenciones políticas y militares no coordinadas entre los miembros de la comunidad internacional. Por eso, aun deseando no tener la necesidad de hacerlo, no puedo dejar de reiterar mis repetidos llamamientos en relación con la dolorosa situación de todo el Oriente Medio, del norte de África y de otros países africanos, donde los cristianos, junto con otros grupos culturales o étnicos e incluso junto con aquella parte de los miembros de la religión mayoritaria que no quiere dejarse envolver por el odio y la locura, han sido obligados a ser testigos de la destrucción de sus lugares de culto, de su patrimonio cultural y religioso, de sus casas y haberes y han sido puestos en la disyuntiva de huir o de pagar su adhesión al bien y a la paz con la propia vida o con la esclavitud.

Estas realidades deben constituir un serio llamado a un examen de conciencia de los que están a cargo de la conducción de los asuntos internacionales. No solo en los casos de persecución religiosa o cultural, sino en cada situación de conflicto, como en Ucrania, en Siria, en Irak, en Libia, en Sudán del Sur y en la región de los Grandes Lagos, hay rostros concretos antes que intereses de parte, por legítimos que sean. En las guerras y conflictos hay seres humanos singulares, hermanos y hermanas nuestros, hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, niños y niñas, que lloran, sufren y mueren. Seres humanos que se convierten en material de descarte cuando solo la actividad consiste solo en enumerar problemas, estrategias y discusiones.

Como pedía al Secretario General de las Naciones Unidas en mi carta del 9 de agosto de 2014, «la más elemental comprensión de la dignidad humana obliga a la comunidad internacional, en particular a través de las normas y los mecanismos del derecho internacional, a hacer todo lo posible para detener y prevenir ulteriores violencias sistemáticas contra las minorías étnicas y religiosas» y para proteger a las poblaciones inocentes.

En esta misma línea quisiera hacer mención a otro tipo de conflictividad no siempre tan explicitada pero que silenciosamente viene cobrando la muerte de millones de personas. Otra clase de guerra que viven muchas de nuestras sociedades con el fenómeno del narcotráfico. Una guerra «asumida» y pobremente combatida. El narcotráfico por su propia dinámica va acompañado de la trata de personas, del lavado de activos, del tráfico de armas, de la explotación infantil y de otras formas de corrupción. Corrupción que ha penetrado los distintos niveles de la vida social, política, militar, artística y religiosa, generando, en muchos casos, una estructura paralela que pone en riesgo la credibilidad de nuestras instituciones.

Comencé esta intervención recordando las visitas de mis predecesores.

Quisiera ahora que mis palabras fueran especialmente como una continuación de las palabras finales del discurso de Pablo VI, pronunciado hace casi exactamente 50 años, pero de valor perenne, cito: «Ha llegado la hora en que se impone una pausa, un momento de recogimiento, de reflexión, casi de oración: volver a pensar en nuestro común origen, en nuestra historia, en nuestro destino común. Nunca, como hoy, [...] ha sido tan necesaria la conciencia moral del hombre, porque el peligro no viene ni del progreso ni de la ciencia, que, bien utilizados, podrán [...] resolver muchos de los graves problemas que afligen a la humanidad» (Discurso a los Representantes de los Estados, 4 de octubre de 1965).

Entre otras cosas, sin duda, la genialidad humana, bien aplicada, ayudará a resolver los graves desafíos de la degradación ecológica y de la exclusión. Continúo con Pablo VI: «El verdadero peligro está en el hombre, que dispone de instrumentos cada vez más poderosos, capaces de llevar tanto a la ruina como a las más altas conquistas» (ibíd.). Hasta aquí Pablo VI.

La casa común de todos los hombres debe continuar levantándose sobre una recta comprensión de la fraternidad universal y sobre el respeto de la sacralidad de cada vida humana, de cada hombre y cada mujer; de los pobres, de los ancianos, de los niños, de los enfermos, de los no nacidos, de los desocupados, de los abandonados, de los que se juzgan descartables porque no se los considera más que números de una u otra estadística. La casa común de todos los hombres debe también edificarse sobre la comprensión de una cierta sacralidad de la naturaleza creada.

Tal comprensión y respeto exigen un grado superior de sabiduría, que acepte la trascendencia de uno mismo, que renuncie a la construcción de una elite omnipotente, y comprenda que el sentido pleno de la vida singular y colectiva se da en el servicio abnegado de los demás y en el uso prudente y respetuoso de la creación para el bien común. Repitiendo las palabras de Pablo VI, «el edificio de la civilización moderna debe levantarse sobre principios espirituales, los únicos capaces no sólo de sostenerlo, sino también de iluminarlo» (ibíd.).

El gaucho Martín Fierro, un clásico de la literatura en mi tierra natal, canta: «Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera. Tengan unión verdadera en cualquier tiempo que sea, porque si entre ellos pelean, los devoran los de afuera».

El mundo contemporáneo, aparentemente conexo, experimenta una creciente y sostenida fragmentación social que pone en riesgo «todo fundamento de la vida social» y por lo tanto «termina por enfrentarnos unos con otros para preservar los propios intereses» (Laudato si’, 229).

El tiempo presente nos invita a privilegiar acciones que generen dinamismos nuevos en la sociedad hasta que fructifiquen en importantes y positivos acontecimientos históricos (cf. Evangelii gaudium, 223). No podemos permitirnos postergar «algunas agendas» para el futuro. El futuro nos pide decisiones críticas y globales de cara a los conflictos mundiales que aumentan el número de excluidos y necesitados.

La laudable construcción jurídica internacional de la Organización de las Naciones Unidas y de todas sus realizaciones, perfeccionable como cualquier otra obra humana y, al mismo tiempo, necesaria, puede ser prenda de un futuro seguro y feliz para las generaciones futuras. Y lo será si los representantes de los Estados sabrán dejar de lado intereses sectoriales e ideologías, y buscar sinceramente el servicio del bien común. Pido a Dios Todopoderoso que así sea, y les aseguro mi apoyo, mi oración y el apoyo y las oraciones de todos los fieles de la Iglesia Católica, para que esta Institución, todos sus Estados miembros y cada uno de sus funcionarios, rinda siempre un servicio eficaz a la humanidad, un servicio respetuoso de la diversidad y que sepa potenciar, para el bien común, lo mejor de cada pueblo y de cada ciudadano. Que Dios los bendiga a Todos.

El discurso ante la ONU | El Papa Francisco recitó el Martín Fierro y fue ovacionado

El Papa Francisco llegó a la sede de Naciones Unidas y le habló a sus trabajadores. Utilizó su clásico “recen por mí” y recibió toda clase de elogios por parte de ellos en español. El Sumo Pontífice fue recibido por el secretario general de la ONU Ban Ki-moon, su esposa y un grupo de niños que le entregaron unas flores 



Ya en la Asamblea, recordó el reconocimiento de todos los Papas anteriores a la organización. Dijo que es “una respuesta imprescindible ante el poder en ciertas manos es capaz de cometer atrocidades”. Por ello, reafirmó la importancia que la Iglesia católica concede a la institución. 

Reconoció logros de la organización y puntualizó que aún son muchos de los problemas no resueltos pero que si hubiese faltado toda esta actividad internacional la humanidad podría no haber sobrevivido al uso descontrolado de sus potencialidades. 

“Rindo pues homenaje a todos los hombres y mujeres que han servido leal y sacrificadamente a la humanidad en estos 70 años y quiero recordar hoy a los que han dado su vida por la paz de sus pueblos”, dijo. 

También apuntó al Consejo de Seguridad y otras instituciones que tienen que ver con lo económico ayudan para ayudar a “evitar la usura en países de desarrollo socioeconómico” y dijo que deberán velar por el desarrollo económico de los países y la no sumisión asfixiante de sistemas crediticios que someten a las poblaciones”. 

Recordó además las palabras del papa Pablo VI y ante el aplauso recitó al Martín Fierro: “Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera, que si entre ellos pelean, los devoran los de afuera”.  Finalizó con una bendición para todos los presentes. Fue ovacionado de pie. 


Se trata de la quinta visita de un papa a la sede de Naciones Unidas, luego de las de Pablo VI en 1965, Juan Pablo II en 1979 y 1995 y Benedicto XVI en 2008. En su primer discurso en la ONU, el papa habló en español y marcó el tono antes de la cumbre sobre el desarrollo que se abrió inmediatamente después.

martes, 14 de abril de 2015

Rusia ya prepara cargamentos de misiles para Irán

La venta de misiles rusos a Irán podría dar por tierra los esfuerzos que viene haciendo USA y sus aliados para concretar un acuerdo sobre el programa nuclear persa. El trato, que tiene un valor estimado de US$ 800 millones para Rusia, también confirmó los temores que tienen los israelitas y árabes con respecto a que un pacto nuclear y el subsiguiente levantamiento de las sanciones podrían impulsar la economía iraní, convirtiéndola en un formidable poderío regional. Se trata de misiles S-300 tierra-aire. La venta fue suspendida durante cinco años en medio de una serie de sanciones aplicadas por las Naciones Unidas en contra de la República Islámica.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - El presidente ruso, Vladimir Putin, aprobó este lunes la entrega de un sofisticado sistema de misiles de defensa aérea a Irán, posiblemente complicando las negociaciones del programa nuclear de Teherán y tensionando aún más los vínculos con Washington. 
 
La venta también podría socavar los esfuerzos que está haciendo la administración de Obama para venderle al Congreso y a los aliados extranjeros el trato nuclear, que Irán y USA siguen teniendo problemas para concretar. También podría reducir la ventaja que tiene USA en las negociaciones haciendo más difícil para ese país o Israel llevar a cabo ataques aéreos en contra de la infraestructura nuclear de Irán, si el país ignora tal acuerdo. 
 
"Es significativo ya que complica los cálculos para la planeación de cualquier opción militar relacionada con los ataques aéreos", comentó David A. Deptula, un general de tres estrellas retirado que se desempeñó como subjefe de inteligencia, vigilancia y reconocimiento de la Fuerza Aérea. 
 
El trato, que tiene un valor estimado de US$ 800 millones para Rusia, también confirmó los temores que tienen los israelitas y árabes con respecto a que un pacto nuclear y el subsiguiente levantamiento de las sanciones podrían impulsar la economía iraní, convirtiéndola en un formidable poderío regional. 
 
No se anunció ninguna fecha límite para entregar el armamento, misiles S-300 tierra-aire. La venta fue suspendida durante cinco años en medio de una serie de sanciones aplicadas por las Naciones Unidas en contra de la República Islámica. 
 
Sergey Lavrov, ministro ruso del exterior, comentó que complicar las continuas negociaciones con Irán y su programa nuclear para la venta de misiles podría ayudarlos. 
 
"Fue hecho con buena voluntad con el fin de alentar el progreso en las negociaciones", comentó Lavrov a través de un comunicado que fue televisado. "Creemos que la necesidad de este tipo de embargo, de hecho, el otro embargo voluntario ruso ha desaparecido completamente". 
 
El trato de los misiles no representa una amenaza para Israel, aseguró Lavrov, haciendo hincapié en que el S-300 es un arma para la defensa. 
 
Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y Alemania han estado negociando con Irán durante años para tratar de asegurarse de que su programa nuclear siga siendo pacífico. 
 
El amplio marco del acuerdo al que se llegó en Lausanne, Suiza, el 2 de abril fue preliminar, ya que aún tienen que resolverse varios asuntos difíciles para la fecha límite del 30 de junio, incluyendo el ritmo al que las sanciones deberán ser levantadas. 
 
Lo último que quieren ver los partidarios del acuerdo es la prisa por otorgarle beneficios a Irán antes de que se llegue a un trato final. 
 
Junto con los congresistas republicanos, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, ha sido un severo crítico del trato nuclear, argumentando que no impedirá que Irán reciba las armas, liberándolo de las debilitantes sanciones económicas. 
 
Preocupación
 
El secretario de Estado de USA, John Kerry, planteó hoy su preocupación a su homólogo ruso,Serguei Lavrov, por la decisión de Moscú de suministrar sistemas de misiles antiaéreos S-300 a Irán, aunque Washington no cree que ese paso vaya a dañar el proceso para alcanzar un pacto nuclear definitivo.
 
La portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf, dijo en su conferencia de prensa diaria que Kerry"planteó las preocupaciones" de USA sobre el plan ruso "en una conversación telefónica con el ministro de Exteriores (ruso) Lavrov esta mañana", reseñó Efe.
 
"No creemos que sea constructivo en este momento que Rusia siga adelante con ello (...). Dadas las acciones desestabilizadoras de Irán en la región, en lugares como Yemen, Siria o el Líbano, éste no es el momento de venderles este tipo de sistemas", afirmó Harf.
 
Moscú exigirá el levantamiento del embargo internacional de armas a Irán una vez se cierre, previsiblemente antes del 30 de junio, el acuerdo nuclear definitivo con la República Islámica, según anunció el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Riabkov.
 
Sin embargo, según Harf, USA no cree "que esto vaya a tener un impacto en la unidad (de las potencias del Grupo 5+1) dentro de las salas de negociación" con Irán.
 
El Grupo 5+1 (formado por USA, Rusia, China, el Reino Unido, Francia y Alemania) alcanzó el pasado 2 de abril en la ciudad suiza de Lausana un principio de pacto con Irán sobre su programa nuclear, con el objetivo de llegar a un acuerdo definitivo que deberá estar listo antes del 1 de julio.
 
El decreto firmado hoy por el presidente ruso, Vladimir Putin, no hace referencia a la posibilidad de suministro inmediato de los S-300 a Irán, pero sí abre la puerta a entregas de este armamento por vía terrestre, marítima o aérea, incluso antes del levantamiento del embargo de la ONU.
 
En 2010, el entonces presidente ruso, Dmitri Medvédev, canceló el contrato para el suministro de los S-300 a Irán, pero lo hizo "de manera voluntaria, para estimular un proceso de negociación constructiva sobre el programa nuclear iraní", según aseguró hoy Lavrov.
 
"Estamos convencidos de que en esta etapa ha perdido todo su sentido la necesidad de un embargo de esta naturaleza, en particular de un embargo ruso separado, voluntario", insistió Lavrov.
 
Israel también criticó hoy el posible suministro a Irán de sistemas S-300 rusos, que consisten en una avanzada batería antiaérea con un alto grado de efectividad en ataques por parte de aviones y misiles enemigos.
 
Según Israel, ese tipo de sistemas, desplegados en torno a las instalaciones nucleares iraníes, impedirán cualquier opción militar si fracasan las negociaciones o si Irán decide finalmente fabricar armas atómicas. 

Ultimas Noticias

Especiales

.

.