Mostrando entradas con la etiqueta Miguel Ángel Pires. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Miguel Ángel Pires. Mostrar todas las entradas

lunes, 20 de mayo de 2013

Pires, el amigo de Verón que compró los 'perros' de Racing

Miguel Ángel Pires es un representante de jugadores, con vínculos con Lázaro Báez. Si bien empezó como cadete de representantes de futbolistas, ascendió al representar a Juan Sebastián Verón, y Néstor Kirchner lo consolidó. Junto con Cristian Villalba, creó varias sociedades: PIRVI, Building Sports SA, MP Sports. Jorge Lanata le dedicó un segmento de Periodismo Para Todos pero hay que ser honestos: el grueso de la investigación la concretó Héctor Alderete, en Seprin, en agosto de 2012. Pero ahora devino en el trend topic en Twitter, #elRacingDeLosK.



CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Miguel Pires apareció en los medios de comunicación en marzo, cuando compitió con Ricardo Fort por el amor del joven Julio Coronel. La pulseada comenzó en la disco Esperanto y luego siguió en Miami. Todo indica que la ganó Pires... por ahora.
 
Antes de todo eso, a Miguel Ángel Pires lo buscaba la Unidad Fiscal de Investigaciones hasta que apareció el vínculo con Lázaro Báez, de acuerdo a lo que, en agosto de 2012, denunció Héctor Alderete, en la web Seprin. 
 
Pires es un personaje importante: a través suyo, varios políticos y empresarios vinculados con la política lavarían dinero y concretarían otros negocios basados en la transferencia de derechos comerciales y federativos de jugadores profesionales de fútbol. Su socio es Cristian Villalba, su ex pareja y actual mecenas de la 'socialité' Charlotte Caniggia.
 
Pero Pires no nació en cuna de oro. Él era el cadete de Fernando Hidalgo, quien era el cadete de Gustavo Mascardi, agente de Bolsa que se hizo famoso con la transferencia de derechos comerciales y federativos de jugadores de fútbol. Hidalgo aprendió el negocio y se quedó con muchos de los representados por Mascardi, fundando la empresa HAZ (Hidalgo, Arribas, Zahabi), famosa por triangular jugadores de River Plate a través del pequeño club Locarno, de Suiza.
 
Uno de los representados por Hidalgo era Juan Sebastián Verón. Pires trabajaba para Hidalgo, y frecuentaba a Verón. Luego, ambos rompieran con Hidalgo. Pires se convirtió en el hombre de confianza de Verón. 
 
A su vez Pires ya gozaba de la confianza del empresario Lázaro Báez, a quien conocía desde hacía años, a través de su hijo, Martín Báez, quien vivió en la casa porteña de Pires.
 
-------------------
 
 
 
-------------------
 
 
 

-------------------
 
Con Lázaro Báez como personaje de confianza de Néstor Kirchner, quien era el hombre más poderoso del país, Pires tomó vuelo... y eso le convino también a Verón... y a Estudiantes de La Plata.
 
“Hay un mito en todo lo que se dice sobre mi influencia en Estudiantes. Yo le doné US$ 500.000 al club del pase de Enzo Pérez”, dijo Pires en su momento. 
 
Luego ganó influencia en Racing Club de Avellaneda, gracias al vínculo Lázaro/Néstor.
 
Pires incrementó su portfolio de jugadores: “Yo tengo la mitad de Gabriel Mercado, Gastón Fernández y Leandro González”. Dice que representa a todos ellos y a Maximiliano Núñez y Raúl Iberbia". 
 
Pires vendió a Marcos Angeleri al Sunderland, a Marcos Rojo al Spartak de Moscú y a Enzo Pérez al Benfica. 

Afirman que Kirchner compró pases de jugadores para Racing

El programa Periodismo Para Todos aseguró ayer que Néstor y Máximo Kirchner compraban “con fondos de la ruta del dinero K” jugadores de fútbol para Racing, el club del cual era hincha el ex presidente.



Según lo que se vio anoche en el programa de Jorge Lanata, las adquisiciones de los pases se hacían a través del representante Miguel Ángel Pires, quien fue al menos dos veces a la Quinta de Olivos a buscar dinero y también a la financiera SGI en el edificio Madero Center de Puerto Madero, conocida como “La Rosadita” en el ambiente financiero por su cercanía al Gobierno nacional.

A través de esa operatoria, en la que también habría estado involucrado el grupo de empresas de Lázaro Báez -sindicado como testaferro de Néstor Kirchner– llegaron a Racing Marcos Cáceres en 2007 y Pablo Lugüercio y Leandro González, en 2008, entre otros jugadores.

Pires es un hombre de mucha confianza con la familia Báez. Inclusive, Martín Báez, el hijo de Lázaro que hoy preside Austral Construcciones y que también es el titular de la empresa fantasma panameña que mantiene una cuenta en Suiza observada por la justicia helvética, vivió cuatro años en la casa de la madre de Pires en Bernal.

El programa de Lanata también informó que Pires tiene un petit hotel al lado de la Asociación de Fútbol Argentino, donde hoy funcionan las oficinas, que compró cuando trabó relación con Báez.

Desde 2005, dos años después de su llegada a la Presidencia de la Nación, Néstor Kirchner comenzó a interesarse por Racing. Su interlocutor con la dirigencia por esos años era Julio Alak, hoy ministro de Justicia de la nación y ex intendente de La Plata.

La relación entre Pires y Lázaro Báez comenzó en 1995, cuando el hoy multiempresario con acceso a la intimidad de la familia presidencial era empleado del banco de Santa Cruz.

En los años en que la relación comercial de Pires con Racing llegó a su mayor cercanía, la barra brava del club solía desplegar banderas en las tribunas con la imagen de un pingüino, en referencia a Néstor Kirchner.

Ultimas Noticias

Especiales

.

.