Mostrando entradas con la etiqueta Memoria. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Memoria. Mostrar todas las entradas

jueves, 27 de diciembre de 2012

Este 27/12 se cumple un año del ‘falso’ cáncer de Cristina

Un año se cumple este jueves (27/12) de una de las peores mentiras del kirchnerismo en el 2011: el falso cáncer de Cristina. El 27/12 de 2011 Alfredo Scoccimarro anunciaba que “durante la realización de estudios rutinarios, se detectó a la señora Presidenta un carcinoma papilar en el lóbulo derecho de la glándula tiroides, pero a mediados de enero de este año, se conoció que la mandataria no tuvo ni tiene cáncer.



CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Fue el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro quien informaba, el 27/12 de 2011 que “durante la realización de estudios rutinarios, se detectó a la señora Presidenta un carcinoma papilar en el lóbulo derecho de la glándula tiroides”. El 28/12 (Día de los Inocentes aunque no se trató de una broma) en la única aparición pública en la que habló del tema, Cristina Fernández contó que tenía cáncer y pidió “a todos la necesaria prudencia, equilibrio y contribución”.
Pero a mediados de enero de este año, se conoció que la mandataria no tuvo ni tiene cáncer. ¿Fue un mal diagnóstico? ¿Estrategia política para protagonismo vía victimización? ¿Generación de un hecho para entretenimiento de la opinión pública cuando llegaba el final de los subsidios energéticos? Son las preguntas que siguen resonando a un año del anuncio de la falsa enfermedad.
El 1er. análisis sobre los nódulos de la Presidenta fue hecho en Diagnóstico Maipú. Una versión que publicaba en ese entonces Clarín indicaba que esa institución habría evaluado que el nódulo que se le detectó a la Presidenta era “sospechoso”, y no un “carcinoma”, aunque ningún médico del lugar desmintió al Gobierno cuando se difundió que la Presidenta padecía cáncer.
 Ni los médicos presidenciales, ni Pedro Saco, quien operó a Cristina, dieron explicaciones públicas sobre el tema.
A pocos días de la operación, el parte médico presidencial, firmado por los doctores Luis BuonomoMarcelo Ballesteros, decía que Cristina “se encuentra en óptimo estado general”, por lo que se había autorizado su alta de la internación en el Hospital Austral.
Luego de eso, Cristina usó su Twitter para contar que se encontraba en la Quinta de Olivos. Le agradeció “a todas las personas, ciudadanos, militantes y personalidades, por las muestras de afecto y preocupación”. Y “a Dios y a todo el pueblo argentino por las bendiciones recibidas...”.
No hubo comunicado que profundice las causas que podrían haber generado el fallido diagnóstico inicial que determinó que padecía un cáncer.
Ningún funcionario, ni los médicos que están a cargo de la salud presidencial, habían informado que existía una posibilidad de error, aunque mínima, en el diagnóstico inicial sobre la afección que se le había descubierto a la Presidenta el 22/12 de 2011.

jueves, 29 de marzo de 2012

Analizan establecer dos feriados extraordinarios

La comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados pondrá en discusión dos nuevos feriados extraordinarios, uno para este 2012 y otro para 2013.

La comisión presidida por Luis Cigogna se reunirá la próxima semana en la sala 3 del Anexo de la Cámara Baja y discutirá, entre otros temas, la designación del 24 de septiembre de 2012 como feriado nacional, por única vez, en conmemoración del bicentenario de la Batalla de Tucumán; y del 3 de febrero de 2013 para celebrar el “Día del Bicentenario del combate de San Lorenzo”.




Las propuestas están en sintonía con el reciente feriado del bicentenario de la creación de la bandera nacional, del 27 de febrero. 

La propuesta de la conmemoración por la Batalla de Tucumán fue presentada por el diputado del FPV Alfredo Dato y el jefe del bloque oficialista, Agustín Rossi

Además, en la comisión aguardan su tratamiento como posibles feriados el 20 de febrero de 2013, "Día de la Batalla de Salta", y el 25 de junio de 2012 por el centenario del "Grito de Alcorta".

miércoles, 25 de mayo de 2011

25 de Mayo de 1810, un repaso del origen argentino

En la jornada del 25/05/1810 todo estaba ya precipitado para el desplazamiento del marino y administrador colonial español Baltasar Hidalgo de Cisneros. Los grupos civiles contrarios al régimen virreinal elevaron la presión en las calles y las milicias (organizaciones militares locales) se rebelaron.




CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Al alba del viernes 25/05/1810, algunos grupos esperaban en la Plaza Mayor. Dicen que hacía frío y llovía. Se distinguían por sus brazaletes y cintasblancas, cuyo uso era impulsado por los entusiastas Domingo French y Antonio Luis Beruti
 
Fue un día de grandes decisiones, aunque no declaración de la independencia. También el origen de muchas antinomias argentinas porque la junta elegida para gobernar (Junta Conservadora de los Reales Derechos de Fernando VII, hoy día llamada Junta de Mayo o 1ra. Junta) tenía unaimposible convivencia entre su presidente, Cornelio Saavedra, y el secretario Mariano Moreno.
 
Es curioso: nunca se ha planteado el 25/05/1810 como una jornada de reflexión acerca de cómo evitar las recurrentes antinomias que sufre la sociedad argentina.
 
La junta gobernante estaba integrada por Cornelio Saavedra, Manuel Belgrano, Juan José Castelli, Manuel Alberti, Juan Larrea, Miguel de Azcuénaga, Domingo Matheu, Juan José Paso y Mariano Moreno.
 
 
"(...) el nombre que tomará la primera junta de gobierno es el de Junta Conservadora de los Reales Derechos de Fernando VII. Mucho se ha escrito y dicho sobre este período de la historia nacional, algunos confunden la patria y la argentinidad con esta fecha. En realidad se trata de un período de transición entre lo que dio en llamarse el Antiguo Régimen y la Modernidad. 

Estimo que es más apropiado en este caso hablar de un camino que llevará después de muchos años a la formación de la Nación argentina. Hechos similares se replicaron en toda Hispanoamérica en aquellos años. Lo que se dio fue una lucha entre las elites criollas y españolas por los espacios de poder. 

Ambos grupos, a la luz de lo que estaba aconteciendo en España, querían tomar el control del vacío político dejado por la ausencia del monarca. Y si bien la puesta en práctica de las ideas ilustradas era una novedad para la región, éstas no implicaban la incorporación masiva de las masas populares al juego político. 
 
La experiencia de lo que había sucedido con la Revolución Francesa y los excesos cometidos en nombre de la libertad y la igualdad actuaban como un toque de atención ante la movilización de los sectores bajos. 

En realidad, se trata de un momento de cambios pero sin saber exactamente cuál será el resultado final de los mismos. Inclusive, esto se aprecia en la reacción que tuvieron las provincias ante la decisión inconsulta tomada por la gente de Buenos Aires. Tradicionalmente, se nos ha enseñando que el 25 de mayo todo el mundo sabía perfectamente qué hacer y hacia dónde íbamos, tachando de traidores o antipatriotas a aquellos que se opusieron a lo decidido por el Cabildo. 
 
Pero lo que subyacía detrás de todos los debates que se dan entre 1810 y 1820 es qué forma de gobierno se iba a adoptar y quién iba a ejercer ese nuevo gobierno. Y en este sentido, las posiciones pasaban desde una monarquía constitucional hasta la forma republicana, organizadas bajo la forma unitaria o federal. 

La falta de consensos en este aspecto demoró la organización nacional por cerca de 40 años. Fue recién en 1853 que se pudo sancionar una constitución que fuera aceptada por todas las provincias (excepto la de Buenos Aires, que lo haría en 1860). Luego, tomaría unos 20 años más hasta que todo el país se encontrara definitivamente organizado como lo vemos hoy. 

Sin duda que el 25 de mayo es una fecha importante en nuestra historia, pero hay que tomarlo como punto de partida hacia la formación de la identidad nacional. Suponer que los que lideraron la revolución en 1810 sabían que lo estaban haciendo en nombre de la Nación argentina es caer en un anacronismo demagógico. Como en todo proceso histórico, el trayecto es mucho más largo y complicado de lo que muchos creen (o nos quieren hacer creer): el mundo estaba cambiando y nuestros líderes se encaramaron detrás de ese cambio. Las nuevas ideas que propiciaban una mayor participación política y una apertura económica fueron las que motivaron su accionar. 

Quizás el error de las autoridades peninsulares fue el de no querer aceptar ese cambio y abrir el juego político en sus colonias, por este motivo la corona española vio cómo cada uno de sus territorios se le fue independizando en esos años. (...)".
 
Contexto internacional
 
No se puede comprender en el Río de la Plata ysin tener en cuenta los conflictos internacionales de la época y su repercusión en América.
 
En mayo de 1804, se estableció el Imperio Francés y Napoleón Bonaparte se convirtió en Napoleón I. Y él continuó su expansión por la Europa continental.
 
Su principal rival fue una isla: Gran Bretaña, que se encontraba, en este momento, en la 1ra. Revolución Industrial, un obstáculo para los intereses comerciales de Francia, ya que Inglaterra saturaba los mercados con su producción y su desarrollada marina mercante.
 
Napoleón estableció en 1806 un bloqueo continental al comercio inglés.
 
Portugal, país aliado de Gran Bretaña, no pudo sostener el bloqueo de sus puertos. Napoleón invadió y sometió al territorio portugués.
 
Las tropas francesas, para llegar a Portugal, debieron atravesar España, previa autorización del gobierno español, representado por su ministro Manuel Godoy
 
La llegada del ejército francés fue rechazada por los españoles. El rey de España, Carlos IV, abdicó en favor de su hijo Fernando, quien asumió el trono como Fernando VII.
 
Pero Carlos IV se arrepintió de su acción, y  reclamó nuevamente su reino. 
 
Napoleón, aprovechando esa situación de inestabilidad política, decidió actuar como mediador e invitó a la familia real española a reunirse en la ciudad francesa de Bayona para solucionar el conflicto. 
 
Napoleón logró que Fernando VII devolviese la corona a su padre, quien se la entregó a Napoleón.
 
Femando VII fue tomado prisionero y José Bonaparte, hermano del Emperador francés, asumió el trono de España como José I
 
Esos sucesos se conocen como “La Farsa de Bayona”.
 
Desaparecida la autoridad legítima, los españoles sostenían que la soberanía volvía al pueblo, quien debía elegir un gobierno provisorio. 
 
Así surgieron juntas de gobierno en cada ciudad española, coordinadas por una Junta Central, establecida en Sevilla.
 
En enero de 1810, el ejército francés logró disolver la Junta Central.
 
En las colonias americanas, los criollos desconocieron al monarca francés como autoridad legítima. 
 
Una paradoja porque desde Francia, la Revolución francesa habla difundido principios de libertad, fraternidad e igualdad de todos los hombres ante la ley que se extendieron con vitalidad tanto en países europeos como en países americanos.
 
En las principales ciudades de la América Española, ocurrieron movimientos revolucionarios que remplazaron a las autoridades virreinales por juntas de gobierno.
 
Inglaterra, aprovechó esta debilidad del Imperio Español para desprestigiar el monopolio comercial y alentar los movimientos revolucionarios americanos.
 
Sin embargo, Inglaterra también tuvo sus inconvenientes: unos años antes, las colonias inglesas de América del Norte, habían logrado la independencia de Gran Bretaña, naciendo los Estados Unidos de Norte América, con división de poderes, organización federal, y libertad de expresión, de prensa y de reunión. 
 
Local
 
En el Río de la Plata había un descontento criollo porque la mayoría de los cargos de gobierno era desempeñados por funcionarios españoles quienes no conocían en profundidad las problemáticas locales. 
 
Había una rivalidad entre criollos y peninsulares, que se acentuó con la llegada de nuevos españoles con cargos prominentes al territorio americano.
 
Durantes las invasiones inglesas se habían creado milicias para la defensa de la ciudad de Buenos Aires que se encontraba muy mal protegida. 
 
Esa situación originó una nueva elite urbana no española: los criollos con mando militar.
 
Al recibirse las noticias de la caída de la Junta Central de Sevilla, los criollos vieron la oportunidad decuestionar la autoridad del virrey del Río de la Plata, Baltasar Hidalgo de Cisneros, quien había sido nombrado por la Junta Central de Sevilla en 1809.
 
Entonces se decidió pedir al virrey la convocatoria a un Cabildo Abierto, con el propósito de discutir la posición a asumir ante los sucesos desencadenados en España.
 
El virrey concedió su aprobación, y el 21 de mayo se enviaron 450 invitaciones a los vecinos más importantes para la reunión de un Cabildo Abierto, que se llevarla a cabo al día siguiente.
 
El 22 de mayo de 1810, se realizó la Asamblea con la presencia de los comandantes de los cuerpos militares, y de los vecinos más importantes de la ciudad. 
 
En esa oportunidad se debatió la continuidad o no de la autoridad virreinal. Existieron 3 posturas en el debate:
 
a) Posición española, representada por el obispo Lué y Riega, quien sostenía que el virrey debía continuar en su cargo.
 
b) Posición del Cabildo, sostenida por el general Pascual Ruiz Huidobro, quien propuso que el Cabildo era la institución que debía asumir la conducción del gobierno y defender los derechos de Femando VII.
 
c) Posición de los criollos, representada por Juan José Paso, Juan José Castelli, y Cornelio Saavedra, entre otros, quienes propusieron que el pueblo debía elegir un nuevo gobierno, facultad que podía asumir Buenos Aires en caso de urgencia.
 
Realizada la votación, se decidió que la soberanía pasaría al Cabildo con la finalidad de constituir una Junta de Gobierno. 
 
El 23 de mayo se le comunicó al pueblo el cese del virrey. 
 
El 24 de mayo, quedó constituida la Junta Provisional Gubernativa cuyo presidente era Baltasar Hidalgo de Cisneros. Los criollos no aceptaron al virrey en la Junta y renunciaron a sus cargos.
 
El 25 de mayo de 1810, reunido nuevamente el Cabildo, los “vecinos, comandantes y oficiales”eligieron una Junta Conservadora de los Reales Derechos de Fernando VII.
 
Las antinomias
 
En la Junta existió desde el inicio un choque entre

> Saavedra, un rico hacendado y líder militar nacido en Potosí, de ideología conservadora; y

> Moreno, joven abogado que reivindicaba los ideales de la Revolución Francesa, pensaba que los enemigos del movimiento de mayo de 1810 debían ser eliminados
 
Ocurrió que otros cabildos virreinales se sienten en igualdad de condiciones con el de Buenos Aires y desconocen la autoridad del Cabildo de Buenos Aires.
 
Moreno cree que es legítimo construir una república independiente de España, fundada en una Constitución, con los principios de igualdad y libertades públicas de la Revolución Francesa (era lector de Jacques Rousseau, autor del concepto de soberanía popular). 
 
La 1ra. Junta anuncia el 26/05/1810 la convocatoria a representantes del interior del Virreinato para un Congreso Constituyente que decidirá la forma de gobierno
 
Pero esos diputados elegidos por los cabildos entre la "parte principal y más sana de la población"¿debían representar a sus ciudades o a un poder centralizado, único dueño de la soberanía?
 
Saavedra creía que las ciudades eran soberanas y sus diputados, delegados de sus cabildos. No se oponía al ideal de independencia, pero seguía la tradición hispanocolonial: hay tantas soberanías como ciudades en el Virreinato. 
 
El 08/12/1810, Moreno publica su "decreto de supresión de honores" que le quita a Saavedra el mando de las acciones militares y se lo devuelve a la 1ra. Junta, pero es la aceptación de los diputados del interior en la Junta Grande lo que derriba a Moreno, ese mismo diciembre. 
 
Moreno y los vocales de la Junta creen que los diputados del interior —aliados de Saavedra— deben integrar un Congreso Constituyente, pero no gobernar. 
 
"Considero la incorporación de los diputados contraria al derecho y al bien general del Estado", escribe Moreno, quien acepta una misión diplomática en Inglaterra y muere en marzo de 1811.
 
Los morenistas se agrupan en un club —antecedente de la Sociedad Patriótica creada por Bernardo de Monteagudo en 1812— que presionará a Saavedra. 
 
En abril de 1811 los alcaldes de barrio dirigen un levantamiento en apoyo de Saavedra. Losmorenistas que aún quedaban en la Junta Grande son expulsados. 
 
Todo esto ocurría mientras había serios problemas para legitimar la autoridad de la Junta y preservar la unidad territorial del virreinato.
 
Varías ciudades del interior aprobaron y reconocieron al nuevo gobierno, sin embargo Asunción, Córdoba y Montevideo no estuvieron de acuerdo, a pesar que el gobierno se presentó como heredero de la administración virreinal y leal a Fernando VII.
 
Esta oposición significó la guerra, que se abrió en distintos frentes.
 
Ese 1er. capítulo guerrero ocurrió entre 1810 y 1814 (cuando ocurrió la restauración de Fernando VII en España y entonces el conflicto escaló a otro contexto porque la Corona envió hombres y elementos de guerra a América para sofocar los focos de revolución).
 
Los revolucionarios de mayo de 1810, sabían que era necesario ganar la guerra para que el nuevo gobierno pudiese sobrevivir y desarrollarse. Entonces los cuerpos de milicias, creadas en Buenos Aires durante invasiones inglesas, fueron transformados en cuerpos militares permanentes, decir un ejército semiprofesional.
 
La guerra fue difícil de sostener económicamente, se necesitaban recursos para armamentos, uniformes, cabalgaduras, municiones, textiles, objetos talabartería, ganado.
 
La forma corriente de obtener fondos fue las contribuciones voluntarias y mayor medida las contribuciones forzosas. La obtención de estos recursos fue una preocupación constante de la 1ra. Junta y de los sucesivos gobiernos porteños.

sábado, 26 de febrero de 2011

El Milagro de Los Andes

Con 45 pasajeros a bordo, en su mayoría jugadores del Old Christian's uruguayo, el avión de la Fuerza Aérea Uruguaya que los trasladaba a santiago de Chile se estrelló en la Cordillera de los Andes el 13 de octubre de 1972. Más de una decena murió en el momento del accidente, otros fallecieron en los días siguientes por las heridas sufridas y un tercer grupo pereció asfixiado y congelado en un alud que sepultó al fuselaje del avión. Cuarenta y ocho horas antes de la Nochebuena, Roberto Canessa Urta y Fernando Parrado Dolgay (dos de los sobrevivientes) escalaron la montaña y caminaron por la nieve durante siete días consecutivos hasta ser avistados y rescatados por el arriero y pastor chileno Sergio Catalán Martínez. Tras resistir 72 días en condiciones extremas, sólo 16 sobrevivieron. 



Esta historia quedó reflejada en el libro "Viven... la tragedia de los Andes", que el inglés Piers Paul Read escribió en 1974 (tiene 16 ediciones y fue publicado en varios idiomas) y sirvió de guión oficial a la película del mismo nombre. Además, se editaron y son reconocidos oficialmente "Entre mi hijo y yo, la luna" (Carlos Páez Vilaró, en 1982), "Después del día diez" (Carlitos Páez, en 2003), "Milagro de los Andes" (Nando Parrado y Vince Rouse, en 2006) y "La sociedad de la nieve" (Pablo Vierci, en 2008).

Ultimas Noticias

Especiales

.

.