Mostrando entradas con la etiqueta Mario Poli. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mario Poli. Mostrar todas las entradas

miércoles, 23 de marzo de 2016

Obama homenajeó a las víctimas del atentado a la AMIA

El presidente de Estados Unidos,Barack Obama fue recibido hoy en el atrio de la Catedral Metropolitana. Allí, rindió homenaje a las víctimas del atentado de la AMIA y visitó el mausoleo donde reposan los restos del general José de San Martín.


El jefe de Estado visitó el mural en homenaje a las víctimas del Holocausto judío, instalado por el fallecido cardenal Antonio Quarracino en 1997 y realizó un tributo a "las víctimas de la bomba contra la comunidad judía" en Buenos Aires "hace 22 años", en alusión al atentado a la AMIA el 18 de julio de 1994 en el que murieron 85 personas, según informó la agencia DyN.
Acompañado por funcionarios y por el arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, el cardenal Mario Poli, el mandatario norteamericano recorrió la Catedral durante unos 20 minutos, tras haber mantenido la primera actividad oficial junto al presidente Mauricio Macri en la Casa de Gobierno. 
Obama llegó al lugar a las 14, acompañado por la canciller Susana Malcorra. Lo esperaban el arzobispo, el rector y un reducido grupo de invitados, entre ellos, el secretario de Culto, Santiago de Estrada y los obispos auxiliares, Joaquín Sucunza y Enrique Eguía Seguí.

Obama visitó la Catedral y recordó a José de San Martín

Agenda cargada. El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, fue de visita a la Catedral Metropolitana, donde formó parte de una ceremonia en la que rezó una "oración por la paz" y homenajeó al generalJosé de San Martín.


El mandatario norteamericano fue recibido por el arzobispo de Buenos Aires,Mario Poli y luego se dirigió hacia el mausoleo del Libertador.
Obama se trasladó desde el Palacio Bosch -el lugar en el que se aloja- rumbo a la Casa Rosada para mantener un encuentro con el Presidente Mauricio Macri, donde dialogaron sobre temas de interés bilateral.
El líder estadounidense había aterrizado a la 1.10 en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, a bordo del avión Air Force I. Llegó junto a su familia yuna numerosa comitiva que partió de inmediato a la residencia del Embajador de su país en Argentina, Noah Mamet.
Se espera que Obama esté presente mañana en un homenaje a realizarse por el 40° aniversario de la dictadura militar en Argentina, más allá del fuerte repudio generalizado en asociaciones de Derechos Humanos cuando se oficializó su participación.




lunes, 15 de junio de 2015

La Iglesia salió en defensa de Fayt

La embestida K contra el juez de la Corte Suprema, Carlos Fayt, motivó a la Iglesia a salir en defensa del magistrado. Lo hizo a través de una carta firmada por el arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, quien destacó la valía del juez de 97 años, que lleva casi 32 en su cargo.


La embestida del kirchnerismo contra Carlos Fayt motivó a la Iglesia a salir en defensa del magistrado más longevo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, a través de una carta firmada por el arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, quien destacó la valía del juez de 97 años, que lleva casi 32 en su cargo.
 
En la misiva, el líder religioso calificó a Fayt como un "venerable y sabio letrado" y le expresó su "solidaridad y gratitud" a modo personal y por "el servicio que entrega generosamente" a la Argentina.
 
"Motiva mi carta el cuestionamiento a vuestra persona porque entiendo vulnera no sólo el orden constitucional sino las normas éticas fundamentales de la convivencia pacífica", señaló Poli, en alusión el pedido de juicio político que el kirchnerismo impulsa contra el magistrado.
 
En la carta que difunde el diario 'Perfil', el arzobispo porteño destaca que tuvo "la suerte" de formarse "como obispo junto al que ahora es el papa Francisco" y, por lo tanto, conoce "su pensamiento ante el atropello y postergación de los ancianos por el sólo hecho de serlo".
 
En otro fragmento de la nota, Poli vuelve a hacer alusión al Sumo Pontífice al recordar que "hace poco más de un año", el líder de la iglesia Católica "afirmó que es conveniente escuchar a los jóvenes y a los ancianos. Ambos son la esperanza de los pueblos".
 
"Los ancianos representan la memoria y la sabiduría de la experiencia, que invitan a no repetir las nuevas tendencias de la humanidad y del evangeli gaudium", apuntó el cardenal argentino.
 
El juez de la Corte Suprema agradeció el gesto de la Iglesia mediante otra carta en la que señaló: "Tan emocionante mensaje y muestra de bondad me estimulan para continuar con más fuerzas, cumpliendo de la mejor manera mi destino terrenal".
 
El ministro del Máximo Tribunal continúa en su cargo con numerosas muestras de apoyo, pero debe convivir con las presiones del kirchnerismo, que pretende removerlo con el argumento de que, por su avanzada edad, no se encuentra apto para continuar en funciones.
 
En una entrevista con 'Infobae', la magistrada Elena Highton de Nolasco salió en defensa de su compañero de tribunal al no avalar las denuncias que apuntan contra la lucidez de Fayt: "No estoy en condiciones de avalar las versiones que ponen en tela de juicio su aptitud psicofísica para continuar desempeñándose como miembro de este Tribunal".
 
La salud del juez volvió al centro de la escena el pasado miércoles, durante un tenso debate que se llevó a cabo en la cámara de Diputados, donde el jefe de la bancada radical, Mario Negri, cuestionó que el impulso del oficialismo a la investigación contra Fayt, aprobada en esa comisión, se apoye en un artículo de la Constitución –el 99, que establece la edad de 75 años para la jubilación de los jueces– que la Corte Suprema declaró "inconstitucional".

viernes, 14 de marzo de 2014

Mario Poli, sobre el papa Francisco: "Despierta una nueva identidad en la Iglesia"

 El día que se cumple un año de la elección de Jorge Mario Bergoglio como papa, el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli encabezó una misa en la catedral metropolitana, en la que elogió a Francisco al destacar sus gestos y palabras de "buen pastor" y su entrega "sin reservas" a la Iglesia.


El purpurado porteño afirmó que el mensaje del pontífice argentino "va despertando una nueva identidad en la Iglesia y un entusiasmo en los fieles por ser protagonistas". Y alabó "la total inspiración en la Palabra de Dios", así como el llamado a los cristianos a "salir de la comodidad e ir a las periferias existenciales".
"Nos sentimos desbordados por su magisterio rico, luminoso y sabio, que suscita el compromiso de llevarlo íntegro a la vida pastoral", sostuvo en una misa colmada de fieles, concelebrada por el nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig, y los obispos auxiliares de Buenos Aires Joaquín Sucunza, Eduardo García, Enrique Eguía Seguí, y prelados.
El cardenal Poli dijo: "Francisco quiere que llevemos la salvación al mundo nuestro, así como está, así como viene la vida, necesitada de respuestas que alienten y den vigor en el camino".
"La Iglesia tiene que ser el lugar de la misericordia gratuita, donde todo el mundo pueda sentirse acogido, amado y alentado a vivir la vida buena del Evangelio", expresó. Y agregó: "Esta es la Iglesia que predica el Papa".
Poli también se refirió a su creación como cardenal: "Cuando se conoció el nombramiento, me acordé de San Cayetano, que le da trabajo a todos", bromeó.
Estuvieron presentes el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, y el director general de Cultos porteños, Alfredo Abriani.

domingo, 23 de febrero de 2014

El arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, ya es cardenal

El papa Francisco designó a 19 nuevos cardenales, 5 de ellos latinoamericanos, entre los que se encuentra el argentino Mario Poli, sucesor de Jorge Bergoglio en el arzobispado de Buenos Aires. Los nuevos purpurados recibieron de manos del Papa argentino el anillo y el capelo cardenalicio, en una ceremonia austera en el interior de la basílica San Pedro. Asistió el Papa emérito, Benedicto XVI, en lo que es su primera reaparición pública en un evento desde su renuncia. En representación del gobierno argentino, participaron de la celebración el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, y el embajador argentino ante el Estado pontificio, Juan Pablo Cafiero.


creó este sábado cardenal a Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires, y a otros 18 purpurados del mundo, en el marco de una ceremonia en la basílica de San Pedro a la que asistió el papa emérito Benedicto XVI. El pontífice argentino le entregó el capelo y el anillo cardenalicio a su compatriota y sucesor en la sede primada. 
 
Francisco también le confirió la diaconía de San Roberto Belarmino, titularidad de una iglesia de Roma, la misma que tenía él como cardenal. Al dirigirse a los nuevos cardenales, Francisco recordó que “Jesús no vino a enseñar una filosofía, una ideología, sino una vía, un camino y la calle se aprende caminando”.
   
El papa Francisco creó este sábado 22/02 cardenal a Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires, y a otros dieciocho purpurados del mundo, en el marco de una ceremonia en la basílica de San Pedro a la que asistió el papa emérito Benedicto XVI. 
 

El pontífice argentino le entregó el capelo y el anillo cardenalicio a su compatriota y sucesor en la sede primada. 
 
Francisco también le confirió la diaconía de San Roberto Belarmino, titularidad de una iglesia de Roma, la misma que tenía él como cardenal. 
 
Al dirigirse a los nuevos cardenales, Francisco recordó que “Jesús no vino a enseñar una filosofía, una ideología, sino una vía, un camino y la calle se aprende caminando”. 
 
“Si prevalece la mentalidad del mundo prevalecen rivalidades, envidias y las facciones”, advirtió. 
 
Francisco sostuvo que la Iglesia “necesita de su compasión, sobre todo en estos momentos de dolor y sufrimiento en tantos países del mundo'' y expresó “cercanía espiritual a las comunidades eclesiales y a todos los cristianos que sufren discriminación y persecución”. 
 
“La Iglesia también necesita de nosotros para que seamos hombres de paz y construyamos la paz con nuestra obras, nuestros deseos, nuestras oraciones; por ello imploramos la paz y la reconciliación de los pueblos que en estos tiempos sufren la prueba de la violencia y de la guerra”, subrayó. 
 
Aplausos para Benedicto XVI 
En ese marco, Francisco abrazó a Benedicto XVI, quien se ubicó en la primera fila, al lado de los puestos de los miembros del Colegio Cardenalicio. 


 
Benedicto XVI recibió un saludo "con afecto y veneración" del Secretario de Estado, cardenal Pietro Parolin, quien además dijo, en medio de aplausos, que "estamos encantados de su presencia ente nosotros". 
 

El resto de los cardenales 
 
Además del purpurado argentino, otros 5 latinoamericanos recibieron el capelo rojo: son los arzobispos de Managua (Nicaragua), Leopoldo José Brenes Solórzano; de Río de Janeiro (Brasil), Orani Joao Tempesta, y el arzobispo de Santiago de Chile, Ricardo Ezzati Andrello; el arzobispo de Les Cayes (Haití), Chibly Langlois, y el arzobispo emérito de Castries (Santa Lucía), Kelvin Edward Felix. 
 
El obispo de Roma también entregó el birrete cardenalicio al arzobispo de Uagadugu (Burkina Faso), Philippe Nakellentuba Ouédraogo; al arzobispo de Cotabato (Filipinas), Orlando Quevedo; al arzobispo de Abiyán (Costa de Marfil), Jean-Pierre Kutwa, y al arzobispo de Seúl (Corea del Sur), Andrew Yeom Soo Jung, entre otros. Todos estos provienen de zonas periféricas, y sus sedes episcopales tradicionalmente no eran revestidas con la mayor dignidad eclesiástica.

viernes, 15 de noviembre de 2013

Mario Poli: "El narcotráfico es una realidad cada vez más grave que hay que parar"

El arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, monseñor Mario Poli, pidió hoy "parar" el avance del narcotráfico al presidir la sexta misa en solidaridad con los excluidos, las víctimas de la trata de personas y las drogas en plaza Constitución.


El prelado hizo una reseña del reciente documento en el que la Conferencia Episcopal Argentina expresó su preocupación por el "flagelo" de las drogas y advirtió que si no se toman "medidas urgentes, costará mucho tiempo y mucha sangre erradicar las mafias" del narcotráfico.
"El avance es una realidad cada vez más grave que hay que parar", subrayó Poli al convocar a una jornada de ayuno y oración para el 7 de diciembre por el "drama" de las drogas.
En esa oportunidad "vamos a pedir a Dios que mueva y sostenga los corazones y las voluntades de quienes tienen en sus manos la responsabilidad de los recursos de la ley, para frenar la perversa y devastadora fuerza de las drogas", subrayó.
Estas misas fueron iniciativa del cardenal Jorge Bergoglio, hoy papa Francisco, quien hasta el año pasado acompañó este oficio religioso cuyo lema es Por una sociedad sin esclavos, ni excluidos.
Durante la celebración religiosa, una joven dio testimonio de su lucha contra las drogas y lo que para ella significaba llevar "una vida sana", tras años de estar "atrapada" por la adicción.
Poli presidió por primera vez la misa en plaza Constitución junto a los costureros de La Alameda, los miembros del Movimiento de Trabajadores Excluidos, también conocidos como los "Cartoneros del Papa", y familias que buscan a mujeres víctimas de la trata de personas.

miércoles, 7 de agosto de 2013

Poli pidió por las víctimas de Rosario y cuestionó los afiches electorales del Papa

El arzobispo de Buenos Aires, Monseñor Mario Poli, encabezó la misa central de San Cayetano y pidió hoy que se terminen los desencuentros entre los argentinos."Hay que cultivar y trabajar por una cultura del encuentro. Basta de desencuentros entre los argentinos, escuchemos al Papa", proclamó ante miles de fieles frente al templo del barrio porteño de Liniers.


El sucesor de Jorge Mario Bergoglio en el arzobispado porteño aseguró que "cuando se cierran las puertas unas a otras, como a muchos ustedes, Dios abre las puertas del santuario y de la esperanza".
Antes de iniciar la ceremonia, el sacerdote puso entre las intenciones de la misa el "dolor del pueblo de Rosario" a raíz de la explosión de un edificio, y pidió rezar por las víctimas mortales y sus familiares."Que Dios ponga la mano sobre ese desastre y se encuentre a las personas desaparecidas", rogó.
También mencionó la presencia del Papa Francisco en los afiches electorales"Hay fotos del Papa en todos lados. Hay también algunas fotos de afiches", dijo, y agregó que "no quisiera el Papa que (su imagen) muera en un afiche, sino que recuerden sus enseñanzas".
Durante la homilía, el prelado leyó parte del mensaje que el Papa transmitió anoche a los peregrinos e hizo hincapié en párrafo en el que Francisco lamentó que "haya tanto desencuentro. Líos en la familia, siempre; líos en el barrio; líos en el trabajo; líos en todos lados. Y los desencuentros no ayudan".
Poli sostuvo que el encuentro con San Cayetano es para "alimentar la fe". Esa fe que nos mantiene de pie a pesar de las dificultades, que nos devuelve la alegría ante las amarguras de la vida y las pruebas, no saca el miedo y no nos deja caer los brazos", prosiguió.
"No se dejen abatir por el desaliento. Cada vez que visitamos el santuario es una invitación a renovar la fe con alegría. Alegría verdadera, de la buena, la que dura", comentó.
Otra posta. Además, el arzobispo se dio lugar para bromear con los devotos: "Estaban acostumbrados a escuchar al cardenal (Bergoglio) y ahora aparezco yo, que decepción", a lo que los fieles respondieron con un "no".
Poli alentó a salir al encuentro de quienes más necesitan y sufren, e instó a "cultivar y trabajar por una cultura del encuentro. Basta de desencuentro". "Recemos por él y si les sobra un poquito, también por mí", concluyó.


sábado, 25 de mayo de 2013

Cómo fue el primer Tedeum del sucesor de Bergoglio en la Catedral

El arzobispo de Buenos Aires, monseñor Mario Poli, hizo hoy un fuerte llamamiento a la unidad "sin miedo" a la variedad de ideas, e instó a superar los desencuentros y a tomar la Gesta de Mayo como punto de referencia para "imaginar y pensar una Nación donde no haya excluidos".



El prelado advirtió que la comunión "va más allá de simples convenciones de ocasión" y aseguró que "una convivencia razonable tiene la capacidad de construir la unidad deseada a partir de la saludable diversidad de personas, que lejos de confundirla, más bien la manifiesta". "Debemos apostar por una comunión que no le tenga miedo a la variedad de ideas", aseveró delante del jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, y otros funcionarios de la Ciudad.
El sucesor de Jorge Bergoglio en la arquidiócesis primada sostuvo que los argentinos "si queremos, sabemos cómo encontrarnos", aunque reconoció que "la democracia ha transitado una dolorosa experiencia de enfrentamientos". "En nuestra historia hay virtuosos ejemplos de convivencia, tolerancia y diálogo fecundo: gracias a ellos se superaron desencuentros", afirmó.
"Después de 200 años no perdemos la esperanza de hacer juntos el camino", subrayó.
La presidenta Cristina Fernández no asistió al oficio religioso en el escenario "histórico" del templo porteño, porque prefirió una vez más llevar el tedeum "oficial" a la basílica de Luján y escuchar la homilía de un arzobispo "amigo" de la Casa Rosada como Agustín Radrizzani.
Poli sostuvo que "el argentino cree en la fraternidad y no claudica en construir la unidad, siente que esos momentos fundacionales son un valioso y obligado punto de referencia para imaginar y pensar una Nación donde no haya excluidos, como lo soñaron quienes hoy recordamos con gratitud de familia". "Digo familia porque la Nación de hoy es como una herencia grandiosa repartida entre hermanos, pero que no da frutos si no mantenemos la integridad del patrimonio heredado", añadió. El primado consideró que este tedeum es "singular" por la próxima beatificación del Cura Brochero, quien "supo unir a su misión pastoral el servicio de promoción humana de una amplia zona muy postergada", y le elección pontifica de "nuestro querido" Bergoglio.
Tras recordar que el Papa alertó que "el odio, la envidia, la soberbia ensucian la vida", llamó como él lo hizo a "custodiar" la vida y "no tenerle miedo" a la bondad. Informa la agencia DyN que mientras Poli reflexionaba sobre la fecha patria en la catedral porteña delante de autoridades del macrismo, la militancia oficialista comenzaba a llegar a la Plaza de Mayo para celebrar lo que el kirchnerismo considera "la década ganada" por sus diez años en el poder.

sábado, 20 de abril de 2013

Mario Poli asumió como arzobispo porteño en reemplazo de Jorge Bergoglio

Frente a las presencias del vicepresidente, Amago Boudou, y del jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, asumió hoy como nuevo arzobispo de Buenos Aires monseñor Mario Poli, sucesor de Jorge Bergoglio.



La presidenta Cristina Kirchner, ausente por estar enVenezuela, ordenó a Boudou encabezar la comitiva gubernamental, en otro gesto para acercar a la Iglesia tras la elección del papa Francisco.
El flamante primado hizo un llamado para que pastores y pueblo fiel hagan "juntos el camino de la evangelización" y, tras destacar el "renovado gozo" de muchos argentinos de pertenecer a la Iglesia a raíz de la elección de Bergoglio papa, invitó a "ofrecer la riqueza del Evangelio a los que viven, trabajan y pastor nuestra Ciudad, de tal manera que conozcan a Dios Padre y sus dones de justicia, amor y paz".
"Que no me falte en este servicio el amor a los pobres, sufrientes y excluidos, que inspiró a nuestro patrono, el obispo San Martín de Tours, quien supo remover de su corazón toda indiferencia", sostuvo en una misa concelebrada por decena de obispos que llegaron desde Pilar en micros tras el plenario episcopal y cientos de sacerdotes.
Las parroquias porteñas, que suspendieron sus actividades, recibieron este mediodía al nuevo pastor porteño con el repicar de las campanas y cuatro horas después se realizó la ceremonia en la que Poli tomó posesión de la cátedra episcopal e inicio de su gobierno pastoral como duodécimo arzobispo de Buenos Aires.
La ceremonia comentó en el interior de la catedral, donde el prelado fue recibido por los obispos, sacerdotes, diáconos y seminaristas. Al ingreso, el vicario general, monseñor Joaquín Sucunza, le presentó el crucifijo, al que Poli besó.
Seguidamente, se le entregó la llave de la catedral, de la cual es su primer titular, y tras visitar al Santísimo Sacramento, comenzó la procesión hasta el frente de la catedral, donde se hizo la celebración eucarística.
El nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig, inició la ceremonia con un mensaje en el que le pide a Poli que "enseñe y cuide al pueblo de Dios mostrándose como ejemplo de caridad del sumo y eterno pastor de nuestras almas".
También dio la bienvenida y saludó al primado como representante del Papa, quien, aseguró, "nos acompaña desde Roma".
Luego entregó al canciller de la curia, monseñor Fernando Risotto, la bula en la que el Papa argentino autoriza a Poli a "tomar posesión de esta sede arzobispal de Buenos Aires".
El momento culminante fue cuando Poli se sentó -en medio del repique de campanas- en la "cátedra arzobispal", el sillón donde preside las celebraciones el arzobispo, que por única vez se trasladó desde el interior del templo mayor hasta el altar levantado frente a la Plaza de mayo.
En tanto, monseñor Sucunza transmitió el saludo de cercanía de obispos, sacerdotes, laicos y "con especial énfasis" de los enfermos, los que sufren y los que están detenidos en las cárceles, quienes ofrecieron sus oraciones y sufrimientos por el ministerio del nuevo arzobispo.
Luego expresaron su comunión filial al arzobispo los sacerdotes Emilio Riamonde y Mariano Rodríguez, los religiosos Emilio Andrada y Eduardo Rozas, las monjas Leonor y Cecilia, la consagrada Karina Ledesma, los laicos Javier Castello, Ramona Mantilla y César Mele, los jóvenes Tomás Persino y Rocío Santa Cruz, y los niños Tomás Koch y Julieta Calebibich.
Boudou estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina; el ministro del Interior, Florencio Randazzo; la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner; el secretario de Culto, Guillermo Oliveri; y el titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, un católico práctico con aceitados vínculos eclesiásticos.
También asistieron el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, la vicejefa María Eugenia Vidal y otros funcionarios y diputados de la Ciudad..
El Gobierno es "optimista" con el nuevo Arzobispo. El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, aseguró hoy que es "optimista respecto de la nueva etapa que ha iniciado la Iglesia", tras participar de la ceremonia de asunción de Mario Poli como nuevo arzobispo de Buenos Aires, y destacó la nueva relación que se abrió entre el Gobierno y el papa Francisco. "Estamos convencidos de que el papa Francisco es una persona mucho más terrenal que el anterior pontífice, es latinoamericano, argentino y muy cercano a lo que creemos que debe ser un hombre al frente de la Iglesia", señaló.

Ultimas Noticias

Especiales

.

.