Mostrando entradas con la etiqueta Madres de Plaza de Mayo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Madres de Plaza de Mayo. Mostrar todas las entradas

sábado, 12 de diciembre de 2015

La Justicia condenó a Madres de Plaza de Mayo a pagarle 33 millones de pesos a la Ciudad de Buenos Aires

La Justicia porteña condenó hoy a la Fundación Madres de Plaza de Mayo a pagar 33 millones de pesos por incumplimiento de contrato, en el marco del juicio que le había entablado la Corporación Buenos Aires Sur y con la que se había asociado para fabricar paneles de construcción de casas.


Según se informó, la justicia porteña hizo lugar al reclamo efectuado por incumplimiento contrato, en donde se señala que la Fundación no cumplió con el pago por la compra de los activos correspondientes a la Sociedad del Estado local, tras la disolución en el año 2008 del "Consorcio de Cooperación" creado un año antes para desarrollar y concretar planes de vivienda. En la sentencia también se ordena el reintegro de los costos asumidos por la Corporación ante alquileres impagos del edificio ubicado en Pedro de Mendoza al 3800, entre los años 2008 y 2010.

La decisión fue tomada por el juez Marcelo López Alfonsín, del juzgado N° 18 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, y fue firmada el 10 de noviembre último, aunque recién se conoció hoy a través de la página de noticias del Consejo de la Magistratura porteño.

En el 2007, Sergio Schoklender, quien representaba a las Madres en el consorcio que integraron con la Corporación Buenos Aires Sur, promocionaba la planta que se había inaugurado en la calle Pedro de Mendoza frente al Riachuelo, un edificio de 5000 metros cuadrados que fue alquilado por 10 años. Pero en el 2008 se disolvió el consorcio de cooperación y, según se desprende del fallo conocido hoy, la Fundación de las Madres se habían comprometido a comprar los activos correspondientes a la sociedad creada con la Corporación Buenos Aires Sur.

Ahora, el juez López Alfonsín condenó a la Fundación Madres de Plaza de Mayo a abonar a la Corporación Buenos Aires Sur la suma de 33.754.413,42 pesos, más sus intereses y costas, por incumplimiento de contrato.

La suma de la condena impuesta se compone de "32.460.617 pesos correspondientes al capital adeudado conforme lo dispuesto en el convenio de disolución del Consorcio de Cooperación, en el cual la Fundación, ante su interés de continuar con el proyecto, acordó comprar por dicho monto la participación de la Corporación en el consorcio".

DyN. 

viernes, 24 de octubre de 2014

Que Hebe suba el cuadro de Rodríguez Saá: Puso los votos para estatizar

Hebe de Bonafini le debe un cuadro a Adolfo Rodríguez Saá. El puntano puso los votos de sus diputados para estatizar la Universidad de las Madres después de que la titular de la Fundación tildó de “enemigos” a los opositores que cuestionaron el salvataje a su casa de estudios. Sin el quórum aportado por los de San Luis y sus manos levantadas el kirchnerismo no hubiera podido lograr la estación el miércoles (22/10) en Diputados. Fueron los únicos opositores que apoyaron al oficialismo.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Este miércoles (22/10), antes de la votación en Diputados del proyecto que estatizó la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo, la titular de la Fundación, Hebe de Bonafini, calificó de “enemigos” a los opositores que cuestionaron el salvataje a esa casa de estudios por la deuda generada y la causa por malversación de fondos en la construcción de viviendas sociales en el marco del Madresgate.
Pero Hebe desconocía que el kirchnerismo no tenía los votos para estatizar su universidad y la titular de la bancada oficialista, Juliana Di Tullio, tuvo que apelar a arduas negociaciones con algunos opositores para lograr el quórum y luego la sanción de la norma.
A quien Hebe debería agradecer y disculparse es al opositor Adolfo Rodríguez Saá, cuyos diputados terminaron aportando al quórum y los votos necesarios para convertir en ley la estatización de las Universidad de las Madres.
Hubo 132 votos afirmativos, 88 negativos, 5 abstenciones y 31 ausentes. El oficialismo contó con el apoyo del Frente Cívico por Santiago; Nuevo Encuentro; el PJ La Pampa; el Movimiento Solidario Popular, de Tierra del Fuego, el Frente Renovador de la Concordia y el Movimiento Popular Neuquino. Hasta aquí, los aliados tradicionales, nada nuevo.
Pero Compromiso Federal, de San Luis, fue el único bloque opositor que acompañó al oficialismo. Fue parte de un acuerdo al que arribó Di Tullio con el jefe del bloque, Walter Aguilar. A cambio, Rodríguez Saá consiguió que aprobaran la creación de su universidad. Así lo explicó Aguilar en la sesión: “Hoy está en consideración un proyecto anhelado por la gente de nuestra provincia, por el que se crea la Universidad Nacional de los Comechingones. Esta iniciativa fue elaborada por el doctor Adolfo Rodríguez Saá conjuntamente con la senadora Negre de  Alonso y el acompañamiento del senador Pérsico”.
He escuchado algunos discursos que me precedieron e interpreto que se habla desde el centralismo de la Capital Federal. ¿Cuán importante es una universidad en los pueblos del interior? Esta universidad tendrá su cabecera en la ciudad de Merlo…” explicó luego largamente los beneficios de esa casa de estudios en las regiones aledañas.
Al final del día, Rodríguez Saá y Hebe de Bonafini tuvieron lo que querían, separados pero unidos por la gestión de la kirchnerista Di Tullio, aunque Hebe le deberá siempre al puntano la ayuda que le dio.

lunes, 28 de julio de 2014

Apuntan, otra vez, a las Madres por el manejo de fondos (y la mano de Boudou)

Después del escándalo de Sueños Compartidos, la Fundación de las Madres vuelve a estar en la mira por el fideicomiso, puesto por el Gobierno, cuyo administrador pasó de cobrar el 1% al 16% de todo el dinero que pasa por la entidad, en una construcción de la cual también fue parte Amado Boudou, vía su ex secretario privado.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24Después del escándalo de Sueños Compartidos, la administración de la Fundación Madres de Plaza de Mayo se concentró en un fideicomiso, armado por el Gobierno, cuyo administrador es un mendocino con aceitados nexos políticos, que cobra de honorarios el 16% del giro de fondos destinados a emprendimientos que lleve adelante la institución.
 
El contrato original, firmado el 24 de agosto de 2011, establecía que los honorarios del administrador iban a ser sólo del 1%. Pero el 29 de marzo de 2012 esa cifra se incrementó al 16,6% de "cualquier ingreso que registre o corresponda al giro de la Fundación", señala el contrato, según publicó el diario 'La Nación'.
 
Además, establece que "el fiduciario" cobrará el 16% "del beneficio neto que genere la venta de paneles para construcción", a lo que se deben restar los gastos generales operativos.
 
El administrador es el ingeniero mendocino Luis Debandi, que cobra $150.000 por mes, según dijeron al matutino fuentes de la Fundación.
 
"Eso es mucha plata", reaccionaron empleados de las Madres, asombrados por un salario así en un organismo de derechos humanos con serios problemas económicos y asfixiado por una deuda de 200 millones de pesos, que se está pagando.
 
En el fideicomiso sostienen que esos contratos "hoy no están vigentes", que hubo una "modificación natural" y que lo que se cobra "es prácticamente una suma fija".
 
Con la nueva administración, se redujo el personal de la Fundación de 5800 personas, que eran en su mayoría obreros de la construcción que hacían las casas, a 200 operarios y se terminaron las obras que tenía la Fundación o que están en proceso de hacerse, explicaron en el fideicomiso.
 
El secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, ya promovió la realización de dos auditorías a la Fundación, que no arrojaron irregularidades, dijeron fuentes de las Madres y confirmaron que hubo otros controles al fideicomiso, bautizado Ni un Paso Atrás.
 
Debandi es un hombre que llegó al fideicomiso de la mano del intendente de Quilmes, Francisco "Barba" Gutiérrez, y los hermanos Raúl y Alejandro Olmos.
 
Fuentes que conocen la administración del fideicomiso dieron a entender que hay atrasos en los pagos de honorarios, que los fondos que se manejan no son tantos como los que se pensaba en un principio y que la prioridad es pagar las deudas de la Fundación, generadas tras el escándalo de Sueños Compartidos, que estalló en 2011 y dejó más de 200 millones de pesos en rojo.
 
Cuando se desató la crisis, el 25 de mayo de 2011, tras la pelea de los hermanos Sergio y Pablo Schoklender con Hebe de Bonafini, se cortó el ingreso de fondos que enviaba el Estado mediante el Ministerio de Planificación a los distritos para construir viviendas sociales. Se transfirieron en total 760 millones de pesos y se investiga si hubo desvíos de esos fondos en una causa donde los Schoklender están acusados.
 
Ahora Sergio Schoklender, ante esta novedad, señaló: "El contrato del fideicomiso prueba que el dinero se lo llevaron ellos y se lo están repartiendo, y no me lo llevé yo".
 
El fideicomiso Ni un Paso Atrás apareció como la solución para proteger de embargos los dineros que debía cobrar la Fundación por las obras en marcha, por la venta de paneles premoldeados para construir las casas y por los ingresos de la Universidad de las Madres y de la radio de esa misma entidad.
 
El fideicomiso, dijeron fuentes de la Fundación, fue armado por el Gobierno. Gutiérrez y Olmos le llevaron la idea a Parrilli, que la aprobó. Intervino en la construcción del asunto el vicepresidente,Amado Boudou, mediante su ex secretario privado Roberto Aybar Domínguez.
 
Tras estas gestiones Domínguez Aybar quedó en la Fundación, pero hace menos de un mes Hebe de Bonafini lo echó porque -dijeron en Madres- "cobraba mucho dinero y hacía poco". Tenía la misión de contactar a intendentes para interesarlos en el sistema constructivo de casas mediante paneles premoldeados. Se construyeron de hecho algunas casas en General Madariaga y Pinamar por este sistema.
 
Pero lo determinante de la salida de Aybar Domínguez fue que apareció mencionado en los cruces de llamadas del caso Ciccone.
 
El primer contrato del fideicomiso, fue firmado por Hebe de Bonafini y Debandi como presidente de Fideglob SA, la empresa fiduciaria. Intervino el escribano Santiago Quinos.
 
Fideglob SA fue inscripta en 2006 para brindar servicios financieros y fiduciarios y su presidente era Raúl Olmos, según consta en el 'Boletín Oficial'. El 29 de agosto de 2011, cinco días después de la firma del contrato con Hebe de Bonafini, se publicó en el 'Boletín Oficial' que en una asamblea realizada el 22 de marzo de ese año Olmos renunció y Debandi fue designado presidente.
 
Ese contrato prevé que el fideicomiso (CUIT 30-71198992-3) realice la "administración integral y completa de la Fundación, la percepción de todos los ingresos correspondientes al fiduciante [la Fundación], los fondos, ingresos y derechos de cobro de los contratos (...) vigentes o que se devenguen en el futuro", aplicándolos al pago de compra de materiales, las deudas y gastos de funcionamiento".
 
Entre los bienes incluidos en el fideicomiso están los contratos de consultoría con cooperativas, municipios y provincias, los contratos de asesoramiento técnico, los convenios para el suministro de materiales de construcción, el convenio con la corporación del Sur y todos los ingresos futuros de las Fundación.
 
El contrato es generoso con Debandi: le da indemnidad y la Fundación renuncia a reclamarle indemnización o compensación por daños o reclamos relacionados con el ejercicio de sus funciones, e incluso se compromete a indemnizarlo en caso de cualquier reclamo, incluido el pago de gastos por asesoramiento legal.
 
El capítulo sobre los honorarios dice que Debandi percibirá "el 1% más IVA del total de los ingresos de la Fundación pagaderos dentro de los primeros cinco días hábiles de cada mes". Pero en la modificación de marzo de 2012 los honorarios aumentaron. Debandi percibe, según esta nueva versión del contrato, el 16,6% por las nuevas obras, el 16% del beneficio neto que genere la venta de paneles constructivos y el 16% de cualquier ingreso que corresponda al giro de la Fundación, al que se le restarán los gastos generales operativos.
 
Entre ambos contratos hubo un cambio en la actividad de la Fundación, que dejó de fabricar paneles, ya que entregó su fábrica y las maquinarias a Cassaforma, empresa que produce los paneles Emmedue y ahora cobra un porcentaje por la venta de los paneles que se utilicen en la construcción de viviendas sociales promovidas por los municipios.
 
Según 'La Nación', en el fideicomiso aseguran que sus números están en orden, que fueron auditados y que es "todo transparente". En Madres de Plaza de Mayo toman distancia, pero reconocen que no hay irregularidades en la auditoría, mientras esperan que se apruebe en el Congreso la estatización de la Universidad de las Madres, cuyas finanzas hoy maneja el fideicomiso.

jueves, 26 de junio de 2014

Piden que se le quite la personería jurídica a la Fundación de Madres de Plaza de Mayo

A través de una carta elevada al Ministro de Justicia y Derechos Humanos Julio César Alak, la diputada del GEN y referente de FA UNEN, Margarita Stolbizer solicitó quitarle la personería jurídica a la Fundación Madres de Plaza de Mayo por las graves irregularidades en el otorgamiento de la misma, como así también en la actuación de la entidad. Además, el pedido se apoya en un informe de la Auditoría General de la Nación denuncia que la Fundación Madres de Plaza de Mayo desvío más de $40 millones.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Este jueves 26/06 a través de una misiva dirigida al Ministro de Justicia y Derechos Humanos Julio César Alak, la diputada del GEN,Margarita Stolbizer  solicitó quitarle la personería jurídica a la Fundación Madres de Plaza de Mayo por las graves irregularidades en el otorgamiento de la misma, como así también en la actuación de la entidad.
En su carta, Stolbizer fundamenta que las fundaciones deben cumplir con estas características: objeto de bien común, ausencia de finalidad de lucro, patrimonio propio, capacidad para adquirir derechos y contraer obligaciones, imposibilidad de subsistir únicamente de asignaciones del Estado. Además, debe presentar el plan trienal de actividades que es el relato pormenorizado año por año, de cuáles son las que va a realizar la fundación para cumplimentar su objeto social y las bases presupuestarias consistentes en un cuadro de ingresos y egresos.
Stolbizer argumentó “El plan trienal presentado por la Fundación se refiere únicamente a la Universidad Popular Madres de playo. Allí se exponía que la Universidad necesitaba aproximadamente $150.000 por mes para funcionar. Esa cifra no coincidía con los $12.000 pesos iniciales aportados para dar comienzo a la fundación cuyo objetivo iba a ser llevar adelante la universidad y tampoco podría cubrirse con las $40.000 anuales que las fundadoras se comprometían a aportar” establece la diputada.
También Stolbizer analiza “Lo más grave es el supuesto resumen de bases presupuestarias totalmente irregular efectuado a mano por Sergio Schoklender del cual surge que el patrimonio inicial es de $12.000, las donaciones $120.000 e ingresos adicionales (sin detallar a que se refiere) a $60.500, indicando que el total sería de $192.500. Detalla a continuación que los gastos serian de $117.434,50, indicando un saldo de caja de $ 75.050,50 para el primer año. No indica que sucede el segundo ni el tercer año”.
La quita de la personería jurídica argumenta Stolbizer se debe al irregular manejo de fondos“Resultaba imposible el desarrollo de las actividades propuestas con los aportes efectuados y las promesas de donación, sin embargo y sobre la base de un plan trienal manuscrito e ilegible se autoriza para funcionar a la fundación” y agrega que “La IGJ estaba facultada para suspender las resoluciones contrarias al estatuto y a la ley, y para solicitar la nulidad judicial. No lo hizo. Durante años la fundación funciono de manera irregular y nadie la controlo”
En la carta, Stolbizer también menciona que se destaca que del acta constitutiva de la Fundación, el compromiso a mantener la independencia de los partidos políticos como así también de no participar de campañas partidarias.
Además considera necesario averiguar la responsabilidad de “Todos los Inspectores Generales desde el otorgamiento de la personería (año 2005) hasta la fecha, en virtud de los graves vicios que posee la personería de la fundación, como así también la carencia de fiscalización posterior sobre la misma”.
El Informe de la Auditoría General de la Nación
El informe de la Auditoría General de la Nación denuncia que la Fundación Madres de Plaza de Mayo desvío más de $40 millones, además de detectar otras irregularidades en el plan de construcción de viviendas sociales. También cuestiona la falta de control y el incumplimiento de diversas normas por parte del Estado. Además, se detectaron pagos a personas físicas, en forma sistemática, con cheques por sumas inferiores a $ 50.000 cobrados por ventanilla, por un monto total de $ 30.000.000. Sin embargo, una sola persona cobró la suma de $ 4 millones mediante 85 cheques. Las mismas personas han operado cuentas de la Fundación, por lo que podría tratarse de empleados de la entidad o tener alguna vinculación contractual, señalan los auditores. Se hallaron pagos a funcionarios públicos, tanto de nivel nacional como provincial, que tenían responsabilidad de control y aprobación de gestiones relacionadas con las obras realizadas por la FMDPM por una suma de $ 225.000.   

lunes, 16 de septiembre de 2013

Revés judicial para la Fundación de Madres de Plaza de Mayo

Un ex empleado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, quien se desempeñó como “seguridad” en el desarrollo de viviendas sociales en el barrio porteño de Lugano y fue despedido cuando estalló el escándalo con los hermanos Schoklender, ganó un juicio laboral por más de 25 mil pesos.El juicio se realizó en virtud del despido “sin causa” que sufrió el 9/08/2010, cuando el conflicto entre Hebe de Bonafini y los hermanos Sergio y Pablo Schoklender tomó conocimiento público.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).-Un ex empleado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, quien se desempeñó como “seguridad” en el desarrollo de viviendas sociales en el barrio porteño de Lugano y fue despedido cuando estalló el escándalo con los hermanos Schoklender, le ganó un juicio laboral por más de 25 mil pesos.
Pablo Damián Soler inició acciones legales contra la Fundación en virtud del despido “sin causa”que sufrió el 9/08/2010, cuando el conflicto entre Hebe de Bonafini y los hermanos Sergio y Pablo Schoklender tomó conocimiento público.
Soler denunció que ingresó y trabajó bajo relación de dependencia de Madres “a fin de realizar tareas de seguridad el 10 de marzo de 2010 en la sede ubicada en el complejo Lugano 1 y 2 de esta ciudad, cumpliendo un horario de lunes a sábados de 9 a 17, por lo que percibía una remuneración mensual de 3.206 pesos”.
El 9/08/2010 “fue despedido sin causa y pese a sus reiterados reclamos, la accionada nunca le abonó la liquidación final indemnizatoria”.
El juez laboral de primera instancia Fernando Vilarullo, primero, y la Sala Segunda de la Cámara del Trabajo, ahora, le dieron la razón al trabajador y condenaron a la Fundación Madres de Plaza de Mayo a indemnizarlo con “la suma de 25.301,30 pesos con más los intereses”; la entidad humanitaria deberá pagar, además, las costas del juicio.
La propia Fundación admitió la presencia laboral del trabajador en el complejo Lugano 1 y 2, donde reconoció “no realizó otra tarea en ese lugar que no fuera la relacionada a la construcción de viviendas sociales”.
Los jueces Miguel Ángel Pirolo y Miguel Ángel Maza, además, rechazaron incorporar al trabajador al régimen legal de trabajo para el personal de la industria de la construcción, creado por la ley 22.250, sancionada durante la última dictadura (en 1980) e invocada por Madres de Plaza de Mayo.

Ultimas Noticias

Especiales

.

.