Mostrando entradas con la etiqueta La Nación. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta La Nación. Mostrar todas las entradas

miércoles, 27 de julio de 2016

Llamativo: Por 1ra. vez, La Nación y Clarín coinciden en criticar a Macri

Primer cuestionamiento fuerte y coincidente del diario La Nación y el Grupo Clarín a Mauricio Macri a raíz de la resolución firmada este martes (26/7) por la cual los datos de los jubilados de la Anses pasarán a la Secretaria de Comunicación. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, y las autoridades del organismo previsional salieron ayer a aclarar la cuestión sin dar marcha atrás, pero no fue suficiente. La oposición ya motoriza en el Congreso proyectos contra esa medida y denuncia la utilización de la información personal de los jubilados con fines de campaña. A eso se sumó la reunión que el presidente mantendrá este mediodía con Marcelo Tinelli, todo por un conflicto desatado por campañas en Twitter y la satirización del presidente.



Nunca antes el Grupo Clarín y el diario La Nación había coincidido en un cuestionamiento tan claro a Mauricio Macri. La razón: la resolución publicada ayer (26/7) en el Boletín Oficial por la cual la Anses le brindará sus bases de datos a la Secretaría de Comunicación. Una polémica decisión que genera dudas acerca del uso que se le dará a esa información sensible de los jubilados y que el arco opositor considera que terminará siendo utilizada con fines propagandísticos. Tanto el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, como las autoridades del organismo previsional salieron ayer a aclarar la situación y a defender la legalidad de la medida. Pero no fue suficiente. Y ahora desde la oposición parlamentaria quieren sancionar una ley que impida la utilización de la base de datos de la Anses. Ya se encolumnaron los bloques del kirchnerismo, el Frente Renovador, los socialistas, el GEN de Stolbizer y la izquierda de Del Caño.
En cuanto a los dos diarios mencionados, además sumaron críticas por la reunión con Marcelo Tinelli, prevista para este mediodía. El Grupo Clarín viene criticando ese encuentro incluso desde su canal de noticia TN. Hoy (27/7) uno de los principales editorialistas del diario, Ricardo Kirschbaum, se refiere al tema. También hace lo propio La Nación, con Joaquín Morales Solá, aquí un repaso por ambas columnas.
En paños menores, Ricardo Kirschbaum en Clarín:
Macri y Tinelli hicieron política chiquita, pero consiguieron lo que buscaban: uno, aire para el gobierno y el otro, aire para el ratingQuerer poner en el centro de la escena (y casi lograrlo) una polémica por una imitación es, francamente, un desatino, más para un presidente que para un animador de tevé, por más popular que sea. Se creía que este tipo de cosas habían quedado en el pasado. No fue así.
Está claro también que Tinelli no imita a cualquiera ni a todos, como por ejemplo a Cristina Kirchner. Y que la oportunidad de imitarlo a Macri fue contemporánea con su frustración en la AFA. Es decir que eligió hacerlo en determinado contexto aunque nadie puede censurarlo por eso. Para darle todavía más trascendencia a esta parodia, se anunció que Macri recibirá a Tinelli en Olivos para “sellar la paz”, algo un tanto grandilocuente que muestra, más que nada, la trascendencia que el macrismo le otorgó a esta cuestión.
Cualquiera que no esté demasiado distraído sabe que Tinelli fue corrido de sus sueños por el fútbol por Macri, como en su momento lo fue por Máximo Kirchner. Y que se trata de cuestiones que lastiman cualquier ego.
La comunicación para el oficialismo es una estrategia permanente. Esa creencia de que allí se basa la fortaleza política del PRO, certeza que quedó magullada con las tarifas, da una pauta del porqué de la reunión de Macri con Tinelli. Pero, cuidado, no hay que confundir comunicación con propaganda usando la lista del ANSeS.
“En las redes de lo mediático”, Joaquín Morales Solá en La Nación:
El sentido de la oportunidad no figura entre las virtudes del gobierno de Mauricio Macri. Resolvió utilizar para la comunicación política los datos personales que se archivan en la Anses justo cuando discutía con Tinelli sobre si fue el Gobierno -o no- el que impulsó un masiva crítica de tuiteros al conductor televisivo.
La resolución que dispuso la captación de todos los datos personales de los argentinos que aportan al sistema previsional (y de los que cobran) debería precisar para qué serán útiles en otros organismos del Estado. Esa información no es propiedad del Estado, sino de cada uno de los argentinos que están inscriptos en la Anses para un fin específico.
Esa doble faz de las redes sociales (su contribución a la rápida difusión de una información, por un lado, y su uso también rápido para diseminar cosas falsas, por el otro) es lo que hace más preocupante la decisión del Gobierno de contar con los datos personales de los argentinos para la comunicación política. Cualquiera que conozca al presidente Macri sabe que él no usaría las redes sociales con fines perversos, pero no será él quien manejará personalmente el sistema que se pondrá en funcionamiento. Y un equipo de personas está siempre integrado por buenas y por malas personas.
¿Para qué crearle un nuevo capítulo a la discusión ya inservible con Tinelli? Tinelli es, además de un conductor televisivo, un protagonista de la política porque a él le gusta ese protagonismo. Su condición de ofendido en los últimos días porque 30.000 tuiteros lo criticaron por las sátiras sobre el Presidente es el mejor certificado de que vivió sin problemas durante los últimos doce años.
Los segmentos más ácidos contra Macri en el programa de Tinelli sucedieron cuando éste se notificó de que no tendrá la conducción de la AFA, que era su proyecto más preciado. El Gobierno dijo que fueron los clubes los que no querían a Tinelli. Puede ser cierto; si lo hubieran querido, nadie habría podido vetarlo.
Seguramente, Macri y Tinelli acordarán hoy una tregua. Macri podría conseguir cierta morigeración al efecto destructivo de la sátira tinelliana. Tinelli ya logró lo que quería: colocarse, otra vez, como protagonista en el principal escenario de la política.

martes, 3 de mayo de 2016

Lanata acusó a Macri de "apretar" a La Nación y Clarín por los Panamá Papers

El periodista de Clarín Jorge Lanata contó en la radio una polémica interna entre el gobierno de Macri y los mediosLa Nación y Clarín, para relativizar la importancia de la publicación de la investigación Panamá Papers, en las que hallaron que el Presidente figuraba en una sociedad offshore.


"Lo que hicieron para evitar el impacto fue llamar a La Naciónpara apretarlos para que no saliera en la tapa La Naciónles dio bola. Después llamaron aClarín para que no saliera en la tapa y Clarín no les dio bola. Y por eso se volvieron a pelear con Clarín. Eso es textualmente lo que pasó", disparó Lanata.
Luego, el exconductor de PPT criticó la manera de comunicar del gobierno macrista: "La comunicación del gobierno no es buena. Ni la interna y menos la externa. El gobierno sabía que el Panamá Papers iba a salir 10 días antes. Y a Macri se lo dijeron ese día. Es una locura total. ¿Cómo el presidente no va a saber que eso iba a salir? Y cuando vos les preguntas hoy porqué no se lo dijeron te dicen 'no pensamos que iba a tener tanta entidad'".
Por último, se refirió a la justificación del Jefe de Estado ante estas dos sociedades offshore a su nombre: "Conociéndolo desde hace mucho, yo creo que la respuesta de él con los Panamá Papers es la lógica de él pura. Él dijo esto enserio. Él dijo 'es legal, no me queda ningún quilombo, me olvido del asunto'", concluyó.

lunes, 27 de julio de 2015

Los tuits de Cristina Kirchner contra los diarios Clarín y La Nación: "Fábrica de mentiras y operaciones"

La presidente Cristina Fernández de Kirchner sufre un cuadro de laringitis que la obligó a suspender todas sus actividades oficiales durante 48 horas por prescripción médica, incluido su viaje a la provincia de Chubut, donde hoy se celebra el aniversario número 150 del desembarco de los primeros colonos galeses en tierra patagónica.


Ante esta situación, los diarios Clarín y La Nación publicaron notas en las que insinuaban que los motivos de la presidente para acudir a dicho acto diferían de lo que ella había planteado. Fernández de Kirchner realizó su descargo en contra de tales insinuaciones a través de su cuenta de Twitter:






martes, 7 de abril de 2015

CFK atacó a La Nación y a sus "amigos de la Corte"

La Presidente criticó al matutino por la supuesta deuda que mantiene con la AFIP y al máximo tribunal por el fallo que avaló la medida cautelar que suspende el pago.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La presidenteCristina Fernández criticó duramente este martes al diario La Nación y a la Corte Suprema por el fallo de máximo tribunal que avaló la medida cautelar que suspende el pago de una supuesta deuda impositiva del matutino a la AFIP.
En cadena nacional desde el Museo del Bicentenario, la Presidente reaccionó por una editorial del diario en el que denuncia "el saqueo" de la ANSES y considera que el Gobierno se dio "el lujo" de ampliar la moratoria para jubilaciones sin aportes.
La Presidente respondió que "lujo es ser una empresa tan importante y tener jueces en la Corte que ampara fallos para seguir demorando pago de impuestos".
"Eso es saquear la ANSES", dijo.
"Lujo es permitir que la gente millonaria no pague impuestos", dijo la Presidente quien calificó la situación del diario La Nación como un "saqueo legalizado".
En octubre último, la Corte Suprema de Justicia avaló la medida cautelar en la que se ampara un grupo de diarios de la Ciudad y el interior para evitar el pago de una deuda impositiva que demanda la AFIP desde hace más de una década.
Lo hizo al revocar el fallo de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal que la había dejado sin efecto.
En 2003, el entonces presidente Eduardo Duhalde había eliminado el cómputo de las contribuciones patronales como crédito fiscal, excepto para los medios de comunicación y el transporte de carga.
Si bien la medida tenía una vigencia determinada, esos diarios, a través de una cautelar, lograron seguir exentos del pago de ese impuesto. La situación se prolongó una década, al no resolverse la cuestión de fondo.
La Corte resolvió en octubre reponer la medida cautelar y consideraron que "no debe considerarse en mora a las entidades actoras que hayan cumplido con sus obligaciones fiscales con los alcances concedidos por aquella medida".
No obstante, pidieron que con celeridad se resuelva "en forma urgente la cuestión de fondo".
"Se encuentra amenazada la libertad de expresión" ya que la magnitud de los montos involucrados, que se estima en unos $280 millones, "ponen en serio riesgo de desaparición a las empresas del sector", lo que "justifica el mantenimiento de la medida cautelar", indicó el fallo.

martes, 16 de diciembre de 2014

Ruta del dinero K | Lanata criticó a Clarín y La Nación

Jorge Lanata se enojó con los diarios Clarín y La Nación por el tratamiento de la información en torno a las decisiones judiciales en Nevada a raíz de la investigación de "La ruta del dinero K".


Es que el juez Cam Ferenback autorizó el viernes a la abogada de Lanata para discutir con las partes la divulgación de la declaración que realizó Carmen Amunategui, quien se encargó de registrar 124 empresas.
El equipo de Lanata Sin Filtro(Radio Mitre) habló con el abogado Ignacio Boulin sobre el caso y allí explotó el periodista:"A la gente de La Nación como a la de Clarín, le están dando información parcializada. Yo veo que en la edición de La Nación, Silvia Pisani pone el sábado que esto significó una postergación de conocer los datos. Yo publico una nota en Clarín ayer explicando la situación y veo que hoy publican todo lo contrario, o el editor deClarín del lunes no leyó el diario del domingo o hay gente operando en el juzgado para decir una cosa o decir otra", sentenció.
El abogado Boulin explicó que "había un acuerdo entre ellos para mantener la información de manera confidencial. La intervención tuya (le dijo a Lanata) lo que logró fue decirle al juez 'mire esto al entrar dentro del juzgado, ya no puede ser confidencial, sino publico como son todos los documentos y otras pruebas dentro de un juicio'. El juez lo que hizo fue aceptar este argumento y permiten a tus abogados ver lo que está pasando en los expedientes. No es una demora".
Ante esta respuesta, Lanata pidió aclararles "a Silvia Pisani de La Nación, a Ana Barón de Clarín y a la presidenta de la Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, que esto no significó un atraso en nada, que por favor lean el fallo".

jueves, 11 de diciembre de 2014

Elisa Carrió: "Clarín miente"

La diputada de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, disparó con todo contra los diariosClarín La Nación.


Esta vez las polémicas frases no salieron de su boca, sino que las escribió por Twitter. Allí acusó al multimedios de mentir y denunció a ambos por haber"creado" al líder del Frente Renovador, Sergio Massa.
El enojo de Carrió no fue por nada, sino que llegó a partir de la publicación de una columna de opinión titulada  “Habla Carrió y tiembla la oposición”, firmada por Eduardo van der Kooy, quien cuestionó la denuncia de la diputada sobre el pacto secreto de sectores de la oposición.
“Tengo que hacerlo porque ustedes le mienten a la sociedad”, escribió Carrió en su cuenta de Twitter y agregó: “Se molestan porque les descubrí el juego”.

“Los inventores, Clarín y La Nación, de Sergio Massa, ahora banquénsela. Aquí lo importante es no ir al narcoestado”, concluyó la líder de la CC.

martes, 20 de agosto de 2013

De Vido furioso con el diario La Nación/Pagni por las represas para Electroingeniería

El Ministerio de Planificación desmintió un artículo del diario La Nación, firmado por Carlos Pagni, acerca de la construcción de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic. La nota se llama "La increíble licitación de dos represas en el sur, camino al escándalo". Julio De Vido afirma que es un "show mediático". El artículo afirmó, por ejemplo: "Hay otras deficiencias. Además, ¿cuánto costará el kilowatt/hora que se producirá en Santa Cruz? Los analistas calculan, con un costo financiero de 11%, que es el que afronta cualquier iniciativa argentina, unos 300 dólares. En la actualidad, las familias pagan el kilowatt/hora 8 dólares. Y las industrias, 60. Quiere decir que para que las nuevas represas sean rentables haría falta un tarifazo colosal. Es un problema relevante, porque la inversión corre por cuenta de los contribuyentes."

Planificación afirmó que "el cambio de nombre (de las represas) no fue un antojo de nadie sino una decisión autónoma de la provincia de Santa Cruz" que, mediante leyes provinciales promulgadas por el propio Peralta, llevó a que las ex Condor Cliff y Barrancosa pasen a denominarse Néstor Kirchner y Jorge Cepernic.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El ministerio de Planificación Federal calificó como un "show mediático" a los cuestionamientos realizados en el diario La Nación a la construcción de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, que serán adjudicadas el miércoles 21/08 por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner
 
El ministerio conducido por Julio De Vido respondió a un artículo del periodista Carlos Pagni, titulado "La increíble licitación de dos represas en el sur, camino al escándalo", al que la cartera se refirió como un "compendio de mentiras y fabulaciones para cuestionar el proceso de licitación de una obra estratégica para el desarrollo de nuestro país". 
 
"Sin duda, la misiva enviada por Pescarmona a título personal, la denuncia de diputados opositores y las charlas que el titular de IMPSA mantuvo con el periodista de La Nación, forman parte de uno de los habituales shows mediáticos que suelen pergeñar empresarios, medios monopólicos y políticos serviles cuando el Gobierno toma decisiones favorables para el conjunto de los argentinos", señaló un comunicado de Planificación. 
 
A través de ese texto, el ministerio aclaró también que "no es cierto que la anterior licitación de la represas se haya anulado porque el Gobierno Nacional `retaceó` fondos a Santa Cruz ni que haya existido una "sigilosa" gestión de De Vido para que desista el grupo ganador, integrado por IMPSA, Corporación América y Camargo Correa". 
 
Dicho consorcio, explicó el ministerio, no logró en 2010 reunir el financiamiento necesario y luego de dos años de extender plazos, la Provincia y la adjudicataria acordaron darlo por terminado. 
 
También desmintió que esa decisión "se deba a `chisporroteos políticos` con (el gobernador de Santa Cruz, Daniel) Peralta", y recordó que "el 13 de junio de 2013 el Poder Legislativo de Santa Cruz sancionó la ley 3.320 y luego el Gobernador Peralta firmó el decreto 844 del 3 de julio del 2013". 
 
Además, Planificación afirmó que "el cambio de nombre (de las represas) no fue un antojo de nadie sino una decisión autónoma de la provincia de Santa Cruz" que, mediante leyes provinciales promulgadas por el propio Peralta, llevó a que las ex Condor Cliff y Barrancosa pasen a denominarse Néstor Kirchner y Jorge Cepernic
 
Por otra parte, Planificación negó que sea "cierto que con el cambio de nombre haya `cambiado el precio`", al afirmar que "el valor de la presente licitación es más bajo que la actualización del que había concretado la provincia de Santa Cruz". 
 
"El costo por megavatio instalado es 2,24 millones de dólares, lo que implica un 30 por ciento más barato que cualquier proyecto de los que están en construcción o fueron terminados recientemente en el mundo", aclaró la cartera. 
 
Como ejemplos, citó los casos de Chaglla (Perú - 406 Mw): u$s 2,97 millones/Mw (33% más cara); Santo Antonio (Brasil - 3.150 Mw): u$s 3,10 millones/Mw (38% más cara); Tocoma (Venezuela - 2.250 Mw): u$s 3,11 millones/Mw (38,5% más cara); Sogamoso (Colombia - 820 Mw): u$s 3,13 millones/Mw (39,7% más cara); y Simplicio (Brasil - 334 Mw): u$s 3,26 millones/Mw (45,5% más cara). 
 
"No es cierto -continuó el comunicado- que el consorcio integrado por CPC y Cartellone Construcciones Civiles se haya retirado por `sugerencia del ministro De Vido`. No fueron calificadas porque no presentaron financiamiento firme". 
 
También desmintió la versión del diario La Nación acerca de las ofertas económicas: "Ferreyra comenzó a saltar y gritar que había ganado, mientras exigía a los funcionarios que leyeran una inesperada Carta de Descuento. No existió ninguna exclamación ni observación de ese tipo durante el acto, que fue transmitido en vivo y está grabado, así como tampoco consta en las actas notariales correspondientes". 
 
Además, Planificación señaló que "no se entiende cómo puede el diario La Nación cuestionar el descuento de la oferta, dado que es favorable al Estado Nacional", y expresó que "sólo dos empresas realizaron manifestaciones individuales que no fueron avaladas por el resto de los integrantes de los consorcios, en las formas exigidas en los pliegos". 
 
Por otro lado, desmintió que el Ministerio de Economía haya tenido 24 horas para aprobar la oferta, ya que "en todo momento formó parte de la Unidad Técnica Mixta Evaluadora (UTME) que fue quien analizó las ofertas y estableció el orden de mérito". 
 
Además, la cartera conducida por De Vido aclaró que "las tres ofertas calificadas y evaluadas presentaron la carta de firme financiamiento y cumplieron con todos los requisitos de los pliegos en términos del financiamiento y de todos los aspectos". 
 
Con respecto a la versión difundida por el diario de La Nación de que "en su Carta de Descuento, el ganador especificó que parte de la obra se pagaría en dólares en el exterior", Planificación indicó que "la mecánica que se establece en la oferta ganadora es de uso común en todos los procesos de financiamiento externo, conocidos en nuestro país por las obras financiadas por el BNDES". 
 
"Los bienes y servicios extranjeros los abona el ente financiero directamente en el exterior", subrayó. 
 
Por último, el ministerio también desmintió la versión del matutino de que para que "las nuevas represas sean rentables haría falta un tarifazo colosal". 
 
"La Nación ha demostrado durante muchos años que se puede informar sin informarse, que deformar la información en beneficio propio es un gran negocio", concluyó el comunicado.
 
La otra cara de la moneda
 
 
La Presidenta se ha propuesto demostrar que, al menos para un sector de la dirigencia nacional, ella sigue siendo la "dueña de la pelota".
 
Pasado mañana reunirá en Río Gallegos a empresarios y sindicalistas para que aplaudan una iniciativa que está ingresando en la historia kirchnerista del escándalo: la adjudicación de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic a Electroingeniería, una empresa que creció en los últimos diez años a la sombra de la Casa Rosada.
 
El nuevo acto de campaña de Cristina Kirchner es el desenlace de un proceso insólito. Comenzó en el verano de 2007, con un concurso provincial para hacer las centrales Cóndor Cliff y Barrancosa. Un emprendimiento privado que la crisis de 2008 hizo naufragar.
 
En 2010 se lanzó una segunda licitación. La ganó un consorcio integrado por Impsa (Enrique Pescarmona), Corporación América (Eduardo Eurnekian) y el grupo brasileño Camargo Correa. La oferta fue de $ 16.400 millones.
 
La Legislatura de Santa Cruz aprobó el trámite con una ley. Pero la Nación retaceó los fondos para comenzar los trabajos. Después de una gestión sigilosa de Julio De Vido, la provincia y el consorcio ganador acordaron "dar por finalizado el proceso por causas ajenas a ambas partes y sin ninguna clase de reclamo indemnizatorio".
 
Se oyeron varias explicaciones: chisporroteos políticos con el gobernador Daniel Peralta y el interés de China por la obra. Lo cierto es que el 20 de abril del año pasado se llamó a una nueva licitación. El negocio pasó a la órbita del gobierno nacional.
 
Las represas fueron rebautizadas Kirchner y Cepernic, en memoria del esposo de la Presidenta y de quien fue gobernador de Santa Cruz en 1973 y dejó el cargo en 1974, por una asonada lopezreguista en la que participó Alicia Kirchner.
 
Con el cambio de nombres cambió el precio: las obras serían 5000 millones de pesos más caras. Como los problemas de financiamiento se habían agravado, los oferentes deberían conseguir 50% del dinero. La señora de Kirchner fijó la presentación de ofertas para el 12 del 12 del 12 a las 12. Explicó que "el 12 en la quiniela es el soldado. Y Kirchner y Cepernic eran dos soldados".
 
Se formaron cinco consorcios. El de Cristóbal López y José Cartellone, que al poco tiempo se retiraron por sugerencia de Julio De Vido. Lázaro Báez -que había comprado las tierras a inundarse- se unió a Chediak, Esuco, la china Sinohydro y la argentina Iecsa, a cuyo frente figura Angelo Calcaterra, el primo de Mauricio Macri. El capital vendría del Banco Comercial de China. Pescarmona, separado de Eurnekian, se presentó con Odebrecht y Alstom, con el Bndes brasileño. Eurnekian se asoció a Panedile, Isolux, Eleprint y los rusos de Power Machines e Inter Rao. Gerardo Ferreyra, de Electroingeniería, formó un grupo con los chinos de Gezhouba, con un financiamiento similar al de Lázaro Báez.
 
Las propuestas técnicas de Báez, Pescarmona, Eurnekian y Ferreyra fueron aprobadas. Hubo impugnaciones, pero el Estado no las contestó. El 11 de junio pasado se pasó a la oferta económica.
 
En esa oportunidad, como doce días más tarde relató Diego Cabot en la nacion, se produjo un episodio disparatado. El monto ofrecido por Lázaro Báez fue, si no se considera la carga impositiva, el más económico: $ 20.479 millones. Le siguió Eurnekian, con $ 21.817 millones. Tercero se ubicó Ferreyra, de Electroingeniería, con $ 22.948 millones. Y cuarto Pescarmona, con $ 23.992 millones.
 
Para sorpresa de todos, Ferreyra comenzó a saltar y gritar que había ganado, mientras exigía a los funcionarios que leyeran una inesperada Carta de Descuento. En esa carilla Electroingeniería reducía su precio en un 17,4%. De modo que su oferta quedó primera, con $ 18.947 millones.
 
¿Ferreyra se equivocó al calcular los costos en su presentación inicial? ¿Había fijado sobreprecios de los que después se arrepintió? ¿Es posible modificar en cuatro párrafos un examen de costos kilométrico? Misterios.
 
La documentación fue remitida a Hernán Lorenzino para su análisis económico. En sólo 24 horas el ministro detectó que la presentación más ventajosa era la de Ferreyra. Una mente brillante.
 
Veinte días después, el Ministerio de Planificación convalidó esa opinión al consignar que la oferta de Pescarmona ni siquiera fue evaluada porque carecía de financiamiento firme. Era verdad. Sólo que Electroingeniería presentó un borrador de la banca china que aclaraba que se trataba de un cálculo aproximativo, no vinculante.
 
El triunfo sorpresivo de Electroingeniería hizo que los concursantes pidieran ver las ofertas de sus competidores. Apareció otra excentricidad. En su Carta de Descuento, el ganador especificó que parte de la obra se pagaría en dólares en el exterior. Era insólito: por lo menos tres veces, ante consultas de los concursantes, los responsables de la licitación establecieron que la cotización y los pagos se harían en pesos. Quiere decir que, por fuera del trámite formal, Electroingeniería consiguió una ventaja importantísima: sus proveedores chinos, fabricantes de turbinas, estarán a salvo de la inflación y de la expectativa devaluatoria que encarece cualquier operación en el país.
 
¿Cómo se explican estas irregularidades? La hipótesis más persuasiva es que el Gobierno debió reemplazar a Báez, socio de la Presidenta en emprendimientos inmobiliarios, por otro empresario amigo. Para el 11 de junio, día en que se presentaron las ofertas económicas, ya habían pasado casi dos meses de las explosivas revelaciones de Leonardo Fariña sobre lavado de dinero que divulgó Jorge Lanata. Ferreyra mantiene una relación fraternal con su comprovinciano cordobés Carlos Zannini.
 
¿Ferreyra era desde el comienzo de la licitación el "muleto" de Báez? ¿Su asociación con los chinos garantizaba que la sustitución preservaría compromisos internacionales? Son interrogantes de difícil respuesta. Sobre todo uno, que acaso la Presidenta y su hijo Máximo no se formularon: ¿habrá tenido algo que ver Ferreyra, o su compinche Zannini, con la catarata de información que se filtró sobre las fechorías económicas de Báez? Más misterios.
 
Los enigmas de las represas no se agotan en Ferreyra. Eurnekian, que había ganado el primer concurso, es otra esfinge. ¿Por qué, si quedó muy bien rankeado en una segunda licitación con irregularidades, no presentó una objeción? En el empresariado afirman que La Cámpora lo tiene amenazado con arrebatarle los aeropuertos. Ni siquiera pudo quedarse con el banco Interfinanzas, que ya había comprado, por un sumario que le iniciaron en el Banco Central. A pesar de todo, Cristina Kirchner espera que este "dueño de la pelota" aplauda a sus verdugos en Río Gallegos.
 
Es posible que la licitación, a pesar de ser un tren fantasma, no sea el aspecto más controvertido de la construcción de las represas. El verdadero acertijo es si tiene sentido realizarlas. Según algunos expertos energéticos, construir centrales de semejante porte en el río Santa Cruz es un despropósito. Esos especialistas sostienen que se gastará un dineral en montar represas que provean 1740 megawatts de potencia en un curso de agua que sólo permite generar unos 500 megawatts promedio. Es decir, sólo un tercio del año esas usinas funcionarán en el máximo de su capacidad.
 
Hay otras deficiencias. Además, ¿cuánto costará el kilowatt/hora que se producirá en Santa Cruz? Los analistas calculan, con un costo financiero de 11%, que es el que afronta cualquier iniciativa argentina, unos 300 dólares. En la actualidad, las familias pagan el kilowatt/hora 8 dólares. Y las industrias, 60. Quiere decir que para que las nuevas represas sean rentables haría falta un tarifazo colosal. Es un problema relevante, porque la inversión corre por cuenta de los contribuyentes.
 
¿Cabe imaginar que las obras que adjudicará la Presidenta no lleguen nunca a completarse? Es posible. Pero es un problema del futuro, dimensión a la que el kirchnerismo ha sido siempre indiferente. En Río Gallegos habrá un acto de campaña. El largo plazo está en octubre.
 
Aun así, la señora de Kirchner debería evaluar si su anuncio no será contraproducente. Sin haber sido presentado, su emprendimiento ya soporta una denuncia penal. Los diputados radicales Ricardo Gil Lavedra y Manuel Garrido demandaron a De Vido; a Lorenzino; al secretario de Obras Públicas, José López; al secretario de Energía, Daniel Cameron, y al subsecretario de Recursos Hídricos, Edgardo Bertolozzi, por negociaciones incompatibles con la función pública, defraudación al Estado e incumplimientos de los deberes de funcionario público. El caso quedó radicado en el juzgado de Rodolfo Canicoba Corral. El fiscal que lo investigará es Miguel Osorio, militante de Justicia Legítima.
 
La Presidenta corre el riesgo de alimentar con sus represas el proselitismo opositor. No sólo Carrió levanta la bandera de la regeneración moral. También Massa, que no tocaba el tema, descubrió que es imposible ser candidato en la Argentina sin hablar de corrupción.

domingo, 26 de mayo de 2013

Un 25 de Mayo kirchnerista

La celebración del aniversario de la Revolución de Mayo de 1810 y de nuestro primer gobierno patrio fue acompañada, esta vez, con menos fervor cívico, menos balcones embanderados y menos escarapelas. La lamentable apatía con que no pocos ciudadanos vivieron esta trascendente jornada puede merecer distintas interpretaciones. Las preocupaciones crecientes por problemas crónicos como la inseguridad y la corrupción pública pudieron haber impactado algo, al igual que las dificultades económicas que empiezan a percibirse en forma creciente en todos los hogares. Hay, sin embargo, una cuestión que podría explicar mejor aquella apatía, que se vincula con el afán del Poder Ejecutivo Nacional por acentuar los enfrentamientos sociales y apropiarse de fechas patrias.


por Lanacion.com

Los festejos organizados ayer por la Presidencia de la Nación en la histórica Plaza de Mayo dieron cuenta de esa triste intención del oficialismo por transformar al 25 de Mayo en el día en el que Néstor Kirchner llegó al poder para cambiar la Argentina. La gesta de 1810 pasó a un segundo plano.
La ornamentación del escenario levantado de espaldas a la Casa Rosada y de sus alrededores fue una demostración de esta nueva obra del relato kirchnerista. Las pancartas que conmemoraban el 203° aniversario de la Revolución de Mayo apenas podían competir con aquellas que exaltaban "una década ganada construyendo porvenir", en referencia a los diez años transcurridos desde el 25 de mayo de 2003, cuando Kirchner asumió la jefatura del Estado, y con las banderas que con sus "Gracias, Néstor" o "Fuerza, Cristina", personificaban los supuestos logros de este período.
La fecha patria tuvo así un tinte claramente partidario; la concurrencia al acto en la Plaza de Mayo estuvo básicamente ceñida a la militancia kirchnerista y las palabras de la primera mandataria, que no escatimó cuestionamientos hacia los críticos de su gestión, parecieron más dirigidas a sus partidarios que al conjunto de los argentinos.
"El saqueo se les ha hecho costumbre y ahora nos quieren robar también el 25 de Mayo", sostuvo el diputado nacional del Frente Amplio y Progresista Roy Cortina. Tal mensaje puede resumir buena parte del sentimiento con que vastos sectores de la oposición política vivieron la celebración organizada por la Presidencia de la Nación.
La conmemoración de la gesta revolucionaria de 1810 pareció así quedar reducida a la exhibición de un balance de la gestión del matrimonio que gobernó la Argentina en los últimos diez años.
La propaganda oficial ha hablado y seguirá hablando de la "década ganada" y hasta de una "refundación de la Argentina". Sin caer en el error de considerar que no hubo logro alguno en la gestión kirchnerista, un repaso de estos diez años, y en especial de los últimos seis, nos permite afirmar que, antes que de una década ganada, deberíamos hablar de una década desaprovechada.
Pocas veces, nuestro país se vio beneficiado, como en la última década, por un contexto mundial tan favorable, a partir de los elevados precios de nuestras commodities y de las bajísimas tasas de interés internacionales, donde gran parte de los inversores globales pusieron su mirada en las economías emergentes y, en particular, en América latina.
Nuestro presente escenario, fruto de años de desaciertos del actual Gobierno, muestra a la Argentina acorralada por un burdo cepo cambiario y por continuas restricciones económicas y comerciales, además de una inquietante y permanente caída de reservas internacionales, en momentos en que otros países de la región, como Uruguay, Chile o Brasil, no saben qué hacer para que no les sigan lloviendo dólares y sus monedas no se sigan apreciando.
¿Puede hablarse de década ganada cuando la palabra inflación ha vuelto a colarse en la vida diaria de los argentinos como en los años 80? ¿Puede hablarse de década ganada cuando hemos perdido el autoabastecimiento energético? ¿O después de que "el país de las vacas" haya sufrido una de las más devastadoras caídas de stock ganadero y perdido su posición de privilegio como exportador de carne? ¿O cuando la infraestructura en materia de transporte nos ubica entre los países más atrasados del planeta, al extremo de que viajar en tren se ha convertido en una de las aventuras más riesgosas del mundo?
¿Puede hablarse de década ganada cuando nuestra política exterior nos ha conducido a insólitas alianzas con regímenes autoritarios como los de Venezuela o Irán? ¿O cuando sufrimos un creciente desprecio por parte de la comunidad de países más desarrollados y democráticos, al tiempo que nuestros recurrentes conflictos con naciones vecinas han conducido a la virtual desaparición del Mercosur?
¿Es lógico hablar de década ganada cuando, a pesar de los años de fuerte crecimiento económico de la mano de la revolución del campo, hoy todavía hay cuatro de cada diez niños y adolescentes en situación de pobreza?
Finalmente, cabe preguntarse si es factible hablar de década ganada en una Argentina donde la división de poderes que establece nuestra Constitución se ha transformado en letra muerta, donde el Poder Ejecutivo, en su afán de ir por todo, intenta subordinar al Poder Judicial y coartar mediante diversos caminos la libertad de prensa para silenciar las opiniones críticas.
La libertad y la igualdad, dos de los grandes valores por los que bregaron los próceres de mayo de 1810, están hoy gravemente amenazados. Y, lamentablemente, lo seguirán estando mientras nuestros gobernantes privilegien un proyecto de poder por encima de cualquier proyecto de país.

viernes, 10 de mayo de 2013

El blanqueo de dólares: otro manotazo de ahogado

El anuncio del sorpresivo proyecto del gobierno nacional para propiciar un amplio blanqueotendiente a captar moneda extranjera no declarada en poder de argentinos, tanto dentro como fuera del país, se produjo curiosamante en momentos en que crece la conmoción por el escándalo a partir de denuncias de lavado de dinero vinculadas con negocios del poder político. Parece una broma de mal gusto. Pero da cuenta de la desesperación de las autoridades nacionales por hacerse de fondos para paliar la insuficiencia de recursos del Estado nacional necesarios para atender inversiones en el sector energético y sostener la actividad inmobiliaria y de la construcción, gravemente afectadas desde la implantación del cepo cambiario.



Que el Gobierno apueste a los evasores para financiar su déficit es otro indicador de que el relato oficial hace agua por todos lados. En los últimos días, al tiempo que la cotización del dólar paralelo perforaba permanentemente sus techos y la brecha cambiaria avanzaba hacia el ciento por ciento, altos funcionarios, como el vicepresidente Amado Boudou y el ministro de Economía, Hernán Lorenzino , se jactaban de que "el dólar no le importa a nadie" o bien minimizaban el impacto del mercado marginal de divisas. Un año atrás, la propia presidenta de la Nación llamaba a "desdolarizar" el pensamiento de los argentinos e instaba a todos a vender sus dólares y colocarlos a plazo fijo en pesos. El hecho de que su gobierno aparezca ahora tan inquieto por captar dólares de donde sea y como sea revela las falacias de aquel discurso oficial.
Ningún blanqueo de capitales es en sí justo, en tanto tiende a favorecer al que evadió y a castigar a quien está al día con el fisco. La iniciativa que acaba de anunciar el gobierno kirchnerista, conocida a tan sólo cuatro años de la sanción de otra ley que permitió la repatriación de fondos no declarados en el exterior o en el país, terminará beneficiando a los evasores y no a quien siempre cumplió con sus obligaciones fiscales y que hoy, como muchos asalariados, ven fuertemente reducido su ingreso por los abusivos impuestos al trabajo.
Como en otras oportunidades de nuestra historia, no sería extraño que, también en esta ocasión, empresarios cercanos al grupo gobernante se encuentren entre los grandes animadores del blanqueo. No está de más recordar que el proceso de exteriorización de capitales lanzado en 2009 tuvo como protatonistas a varios de ellos: entre otros, al socio comercial del vicepresidente Boudou, José María Núñez Carmona. Habrá que esperar que la propuesta del Poder Ejecutivo, que ingresó ayer en el Senado, no termine siendo una mera ley de autoamnistía para que algunos amigos del poder no queden a expensas de la Justicia.
No hay dudas de que la medida impulsada por el Gobierno se asemeja a un manotazo de ahogado. Las reservas del Banco Central han perforado el piso de 40.000 millones de dólares por primera vez en seis años, al tiempo que cayeron unos 12.000 millones desde enero de 2011 y un tercio de esa pérdida se produjo sólo en los últimos cuatro meses. El superávit comercial en el primer trimestre de este año cayó a la mitad respecto de igual período de 2012. El déficit financiero del Estado nacional fue el año último cercano al doble del registrado en 2011 y la inflación real sigue rondando niveles cercanos al 25% anual. Por si esto fuera poco, la estampida del dólar marginal, cuya cotización ya duplica a la del tipo de cambio oficial, está impactando gravemente sobre la economía, paralizando al mercado inmobiliario y desalentando las inversiones productivas y el empleo.
Muy difícilmente este contexto será superado por la convocatoria del Gobierno a un blanqueo. El intento de Cristina Kirchner de mostrar anteayer un equipo económico homogéneo choca con la desgastada imagen de los cinco funcionarios carentes de toda credibilidad que brindaron precisiones sobre el proyecto. Apenas cabe destacar como dato positivo que esta vez ofrecieran una conferencia de prensa en la que se permitieron preguntas.
No parece muy lógico que aquellos argentinos que atesoren dólares sin declararlos por su desconfianza en el actual gobierno les vayan a confiar esos dólares a los mismos funcionarios que les han prohibido acceder normalmente a la compra de moneda extranjera en el mercado oficial. Son los funcionarios de un gobierno que ha decidido que los capitales que ingresen al país no tengan garantías de que podrán salir.
Es menester insistir en que la fuga de capitales y la huida del peso argentino residen en un insoportable proceso inflacionario y en una creciente inseguridad jurídica, que conforman dos de los mayores problemas de la economía argentina y se suman a la falta de un piloto que despierte un mínimo de credibilidad. Ninguna de esas cuestiones hallará solución con un blanqueo que sólo agravará la desconfianza.

sábado, 4 de mayo de 2013

La Nación y Corriere della Sera pidieron disculpas a Cristina tras el fallo

Después de que la Justicia italiana condenara al diario Corriere della Sera por la falsa difamación de Cristina Fernández Kirchner, el periódico italiano admitió su error y pidió disculpas. Al igual que cuando replicó la noticia sobre la Presidenta, el matutino argentino La Nación también publicó una nota hoy para enmendar su error. 



"La Nación lamenta haberse hecho eco del contenido de aquella crónica y presenta públicamente las disculpas del caso a la Presidenta y a los lectores", dice la nota del diario argentino. Además hace una breve explicación de por qué publicó la información sin constatar si se trataba de un dato falso o no.
"Cuando LA NACION reprodujo el artículo publicado dos días antes en el Corriere della Sera por la periodista italiana Maria Egizia Fiaschetti, en el que se daba cuenta de un presunto tour de compras de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por lujosas tiendas de Roma, este diario privilegió la extensa trayectoria del diario decano del periodismo italiano", indicó el matutino.
"Se consideró en esa ocasión el prestigio y la seriedad que tradicionalmente han caracterizado a un medio centenario como el Corriere della Sera", agregó.
Además, explicó que un día después, también publicaron la desmentida oficial por parte del por entonces vocero de la Jefa de Estado, Miguel Nuñez. "Pero aún cuando La Nación actuó en todo momento de buena fe, fue vehículo en sus páginas de una falsa información que, además, no pudo ser chequeada con el Gobierno por la sistemática negativa oficial a responder preguntas de periodistas de éste y de otros diarios", dice el texto.
Así mismo, el director del diario italiano Corriere della Sera, Ferruccio de Bortoli, pidió disculpas ayer por haber publicado el artículo en donde sostenía que Cristina había ido de compras a unas lujosas tiendas de Roma durante una cumbre de la Organización Mundial de la Alimentación.
 "El Corriere della Sera se disculpa oficialmente por el error cometido , hemos perdido un juicio y yo admito la culpa aunque en ese momento no era director del diario, sino Paolo Mieli. Y me disculpo con La Nación, que reprodujo el artículo, y con la presidenta de la Argentina, Cristina Kirchner", dijo al diario La Nación el director del Corriere della Sera.
Además, en su portal online, el diario italiano tituló "No era verdad el shopping de Kirchner,Corriere della Sera condenado por un artículo" y así demintió la noticia que el periódico había publicado el 4 de abril del 2008. Sin embargo, la cuestionada periodista italiana, Maria Egizia Fiaschetti, anticipó que va a apelar el juicio ya que se trata de la primera instancia.

Ultimas Noticias

Especiales

.

.