Mostrando entradas con la etiqueta Juan Carlos Fábrega. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Juan Carlos Fábrega. Mostrar todas las entradas

viernes, 3 de octubre de 2014

Efecto Fábrega: Capitanich sale a hacer buena letra contra USA y Lorenzetti

Esta mañana (03/10), el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en su habitual conferencia de Prensa chicaneó a USA, que calificó de “inverosímiles” las acusaciones de Cristina Fernández cuando pidió mirar “al Norte” si algo le pasaba, en clara alusión a los EE.UU. también le contestó al titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, por sus críticas a la lucha contra el narcotráfico: "¿Por qué los jueces no pagan Ganancias?", preguntó el chaqueño que parece haber entendido que si no se convierte en un ‘soldado’ del modelo puede tener un final como el de Juan Carlos Fábrega, no solo eyectado del Gobierno sino con un familiar investigado.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Jorge ‘Coki’ Capitanich parece haber entendido algo: si no se convierte en un disciplinado ‘soldado’ del Gobierno puede tener un final como el de Juan Carlos Fábrega. Al ex titular del Banco Central, Cristina lo empujó a la renuncia después de un fuerte cuestionamiento público que incluyó acusaciones de inacción, complicidades con bancos y quita de funciones en favor de su enemigo interno Axel Kicillof. Por último, se inició una investigación contra el hermano de Fábrega por poseer supuestamente una ‘cueva’.
Quizás por todo eso, este viernes (03/10) el chaqueño se ocupó en su conferencia de prensa habitual de ‘chicanear’ a los Estados Unidos y criticar al titular de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, que había osado cuestionar la lucha contra el narcotráfico.
Sobre USA, el Departamento de Estado había calificado de “inverosímiles” las acusaciones deCristina Fernández, quien esta semaa en un acto advirtió que si algo le pasaba había que mirar “al Norte” en clara alusión a los EE.UU.
"Tienen cola de paja, porque Cristina dijo ‘miren al Norte’ y eso es muy amplio", dijo Capitanich desde Casa Rosada.
"La Presidenta de la Nación dijo ‘miren al norte’. [El mundo] se divide en el hemisferio norte y sur a partir de Ecuador. El norte es demasiado amplio", añadió y sostuvo que Estados Unidos "tiene en la República Argentina voceros calificados".
Luego se ocupó de Lorenzetti, quien ayer (02/10) en la VI Conferencia de Jueces había criticado los proyectos del Poder Ejecutivo para "no criminalizar" a los consumidores de drogas. Además había hecho foco en la inseguridad y había cuestionado la política oficial de subsidios
Pero Capitanich no respondió sobre estas críticas y disparó: "¿Por qué teniendo el mayor presupuesto de la historia del Poder Judicial, no existe un correlato en términos de eficiencia y calidad de gestión?".
Y siguió preguntando: "¿Por qué después de 30 años de democracia los jueces no pagan Impuesto a las Ganancias, constituyendo esto un privilegio abolido en la Asamblea de 1813?" y remató: "¿Y por qué los miembros del Poder Judicial gozan con la facultad de no garantizar el acceso a sus declaraciones juradas?"
Capitanich podría empezar por dar a conocimiento público la integridad de sus declaraciones juradas, ya que deja información importante en los anexos que no se publican.

miércoles, 1 de octubre de 2014

Confirmado: Renunció Fábrega y lo reemplaza Vanoli de la CNV

Tras el desaire público que sufrió el martes por parte de la mismísima Presidente, el titular del BCRA presentó su dimisión. La renuncia del funcionario y la designación del actual titular de la Comisión Nacional de Valores como sucesor fueron confirmadas por el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Juan Carlos Fábrega ya no es el presidente del Banco Central y en su lugar será promovido el actual titular de la Comisión Nacional de Valores, Alejandro Vanoli. 
 
La dimisión de Fábrega se produjo un día después de haber sido sometido a críticas públicas por parte de la presidente Cristina Fernández. La salida de Fábrega tuvo como primer impacto una profundización de la caída de la bolsa. El Merval, al momento de la confirmación oficial, se hundía un 8,24%. 
 
La renuncia del funcionario y la designación de Vanoli como sucesor fueron confirmadas por el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro. De esa forma quedó descartado que la entidad monetaria sea conducida por un hombre del riñón del ministro de Economía, Axel Kicillof. 
 
Tal como informó Urgente24, Fábrega fue blanco de cuestionamientos públicos por parte de la Presidente de la Nación. Esto se suma a la pulseada que el titular del BCRA mantiene con el ministro de Economía.
 
En su discurso del martes en la Casa Rosada, Cristina recordó que a principios de septiembre el Central rebajó del 30% al 20% el porcentaje de activos en moneda extranjera que pueden tener en sus carteras las entidades financieras y dijo que antes de esa medida "parece que se filtró información, porque hubo bancos con información privilegiada que cuando todos compraban dólares, ellos vendían, como si supieran que después se iban a tener que desprender".
 
No sólo fueron reproches, Cristina anunció que además le quitaría funciones a Fábrega en favor de su enemigo interno en el Gobierno: Kicillof. "También voy a instruir al Ministerio de Economía para que se haga una denuncia acerca de cotizaciones paralelas del dólar y la modificación de la posición general de monedas extranjeras de los bancos", dijo la mandataria otorgándole funciones a Economía que le corresponde al Central.
 
Luego, apuntó a las sociedades de Bolsa Mariva y Ballanz Capital: "Sólo dos sociedades de Bolsa concentran el 58% de las operaciones realizadas a través del dólar contado con liquidación, por el cual se compran ‘títulos en dólares’ y son efectivizados en el exterior para sacar divisas del país", y pidió a la Comisión Nacional de Valores que se ocupa de este ítem.
 
En esa línea, y atenta a la idea de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), que preside el fiscal Carlos Gonella (el que borró a Lázaro Báez del expediente sobre Lavado de Dinero) desde la cual se agita una reforma del Régimen Penal Cambiario para atacar las cotizaciones paralelas del dólar oficial, Cristina rescató la propuesta que le quita al Banco Central la función de controlar el mercado cambiario informal.

martes, 26 de agosto de 2014

Cristina le mostró a Kicillof la carta que más detesta

Con el aval de la Presidente y en una renovada vorágine por el dólar, el presidente del BCRA ordenó una suba en las tasas de interés para los depósitos bancarios, en clara colisión con el pensamiento del ministro de Economía. La movida de este martes vuelve a reforzar la teoría de por qué Cristina no le entrega el BCRA a Kicillof.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La suba de las tasas de interés para los depósitos bancarios en pesos es una medida económica, pero que guarda un fuerte condimento político vinculado a la interna más feroz que se desarrolla por estas horas en el Gobierno Nacional. 
 
La suba de un punto porcentual en el retorno para las Letras del Banco Central (LeBaCs) que se licitan este martes 26/08 fue leído en el ambiente político y el mercado como un avance, pequeño pero avance al fin, de Juan Carlos Fábrega en desmedro de Axel Kicillof
 
Al ministro de Economía  y el titular del BCRA los separa un mar de diferencias respecto a cuál debe ser la política monetaria. Fábrega apunta a estimular levemente el ahorro en pesos,desincentivando la corrida al dólar y el recalentamiento de la inflación. Esto choca contra la postura de Kicillof, que ve en la suba de las tasas el deterioro del consumo y la actividad
 
Quien termina desempatando es, como siempre, Cristina Fernández. En los últimos tiempos, la Presidente ha optado por su ministro de Economía. Esto se vio muy claramente cuando, por sugerencia de Kicillof, desactivó el plan para que bancos privados locales compraran la deuda de los holdouts, en el marco de un conflicto que llevó a la Argentina a su 2do default en 13 años. Fábrega fue impulsor de esa estrategia.
 
Un recorte de las tasas hace 2 semanas también había sido visto como otro retroceso de Fábrega empujado por Kicillof, quien quiere sacarse de encima al titular del BCRA y poner allí a uno de los suyos. Dicen que ese hombre sería el actual titular de la secretaría de Comercio Interior, Augusto Costa
 
Pero este martes, Kicillof chocó contra el paredón que le puso Cristina. El BCRA subió las tasas de interés y, por el momento, el ministro de Economía quedó pedaleando en el aire. 
 
La medida se sustentó en la aceleración de la dolarización de las carteras que se vio en los últimos días, con un dólar paralelo que comienza a estabilizarse en torno a los $14.  La inflación y el cada vez mayor convencimiento de que el default viene para quedarse por un tiempo indefinido lleva a los inversores y ahorristas a comprar dólares como cobertura.
 
Como consecuencia de ello, las reservas del BCRA crujen: en los últimos 3 días hábiles retrocedieron casi US$300 millones. 
 
La movida de este martes vuelve a reforzar la teoría de por qué Cristina no le entrega el BCRA a Kicillof. Tal como lo consignó Urgente24 (ver nota relacionada), Fábrega sería un dique para contener la voracidad del ministro, que si bien cuenta con (casi) todo el poder, aún no ha mostrado ningún resultado exitoso sobre los puntos que más preocupan respecto a la situación económica del país.

viernes, 1 de agosto de 2014

La cabeza de Fábrega y la única batalla que ganó el "heroico" Kicillof

La idea de Juan Carlos Fábrega de dejar el gabinete de Cristina Fernández no es novedosa, como tampoco lo es la interna que mantiene con el ministro de Economía, Axel Kicillof, quien se plantó frente al intento de rescate que ensayó el banquero Jorge Brito, auspiciado por el propio Fábrega, a pedido de Cristina Fernández, quien finalmente lo hizo abortar el plan. La consecuencia: el default no se evitó, Kicillof ganó otra batalla al titular del Central, cuyo pedido de renuncia aún pende de las manos del mandatria para "forzar" a la banca extranjera para que tome cartas en el asunto. El resultado podría verse después de las 12.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24La idea de Juan Carlos Fábrega de dejar el gabinete de Cristina Fernández no es novedosa, como tampoco lo es la interna que mantiene con el ministro de Economía, Axel Kicillof.
 
Esta vez, según 'El Cronista Comercial', el titular del Banco Central habría presentado su renuncia al cargo. Noticia que cayó como bomba hasta a los propios banqueros, a quienes controla y regula, y quieren que se quede en el cargo. 
 
Fábrega estuvo detrás de las furiosas negociaciones con puntuales bancos para impulsar una suerte de "salvataje" que permitiera conformar a los fondos buitre. Pero fue el propio Kicillof quien cuestionó algunos aspectos de la propuesta que los bancos privados llevaron a Nueva York.
 
"El Gobierno no se opone a un acuerdo entre privados", dijo el ministro. Pero de inmediato aclaró: "Me vengo a desayunar que los bancos iban a poner plata para comprarle la deuda a los buitres, pero querían cubrirse con plata de Sedesa", un fondo de garantía que se creó en 1995 con los "depósitos de todos los argentinos".
 
Según dejaron trascender en el entorno de Kicillof, esta operación con Sedesa no podría concretarse sin un visto bueno del Banco Central. Por eso, la última frase del ministro pareció tener como destinatario no sólo a los bancos sino también al titular del BCRA: "Ser generoso con plata de otro es malo. Y serlo con la plata de todo un pueblo es peor".
 
En efecto, desde un primer momento, cuando se conoció la gestión de los bancos privados en Nueva York se supo que estaban "apadrinados" por Fábrega y por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich. Motivo más que suficiente para que Kicillof le bajara el pulgar.
 
"Personajes oscuros como el banquero del poder Jorge Brito (Banco Macro) parecen reinventarse, en menos de 24 horas, en próceres comparables a Don José de San Martín. Todo luego de encabezar -si hay que atenerse a lo denunciado por Elisa Carrió- a un negociado de dimensiones gigantescas en la trasnoche del miércoles 30. La chaqueña también se ocupó de advertir a Juan Carlos Fábrega (titular del Banco Central y de quien se informa presentó su renuncia, luego rechazada) que sería pasible de ser denunciado penalmente, si acaso se recurría a dinero de ahorristas (encajes) para hacer frente a lo reclamado por los acreedores con base en Nueva York", publicó el sitio 'El Ojo Digital'.
 
Fábrega no sólo había sido el gestor del frente negociador de bancos de capital nacional, encabezado por Jorge Brito, titular de ADEBA, para que las entidades pudieran comprar la deuda de los fondos buitre, sino que también para esa gestión, el titular del BCRA había recibido la aprobación del Gobierno algunos días atrás, el propio jefe de Gabinete, Jorge Capitanich había participado de encuentros. 
 
El diario 'La Nación' publicó ayer la carta que tenía preparada Adeba para dirigirla a Fábrega, solicitándole acceso a divisas y cambios en regulatorios, que ya habían sido acordados de palabra.
 
Pero sorpresivamente, recibió un llamado de la Presidenta desautorizando el potencial acuerdo. "Es inexplicable por qué Fábrega recibió un llamado de la Presidenta desautorizando la gestión cuando algunas horas antes se le había permitido intentarla", dijo una fuente allegada.
 
Ayer, Cristina Fernández respaldó rotundamente a Kicillof por cadena nacional y lo sentó a su lado (no son pocos los kirchneristas que afirman que a Fábrega le queda poco tiempo).
 
En el otro rincón entienden que Fábrega es víctima de un sinfín de operaciones por parte del ministro. Voceros del titular del BCRA negaron, otra vez, cualquier vinculación con la operación Adeba. Pero quienes conocen la operación insisten que el hombre de presidente del BCRA alcanzó una solución (la de Adeba) por pedido de Cristina. 
 
Para la banca, Fábrega es el hombre racional y Kicillof, algo así como un caprichoso. Esa lógica se repitió en la explicación de Adeba ante la frustración del acuerdo: cuando vieron en la televisión que Kicillof dijo desde Nueva York que no se pagaría más que el canje, dieron por finalizadas las tratativas para comprar el juicio a los buitres. NML y Aurelius, en tanto, afirmaron que no recibieron ofertas que merecieran ser consideradas.
 
Fábrega quería evitar el default, indicaron en el sector financiero. Kicillof considera que puede manejar esta situación de estrés y que "firmar cualquier cosa", como dijo Cristina hubiera sido más complicado. Quienes estuvieron en Nueva York cuentan que representantes de NML corrieron al ministro con el default. "Yo puedo soportar ser el ministro del default, pero ustedes van a tener que hacer la cola para cobrar", les respondió.
 
Según publica 'El Cronista', "fuentes de Gobierno descartan que Cristina le vaya a aceptar la renuncia. Es más: sostienen que es parte de un “plan” para que otras entidades bancarias como el HSBC, JP Morgan o Citi se hagan cargo de las negociaciones, lo que implicaría la posibilidad de que se negocie por un monto menor a los u$s 1.500 millones del pre-acuerdo que habían obtenido los bancos en ADEBA".
 
En ese juego, vuelve a ganar Kicillof la interna...
 
Según analizó esta mañana el diario 'Ambito Financiero', el mensaje presidencial de ayer tuvo 2 elementos centrales: "la afirmación "Argentina no entró en default", por un lado y la entronización de Axel Kicillof como el héroe de la historia que se enfrentó, por primera vez según la Presidente, a los buitres (...).
 
La idea de salvar al país de un default, revivida a principios de semana durante una cena en Puerto Madero, tuvo choques desde el principio con Kicillof convocada para reiterar la idea de ADEBA de un salvataje por parte de los bancos. El ministro no sólo sostuvo siempre la conveniencia de no acordar aun al costo de entrar en default en lugar de convalidar un acuerdo de bancos que conllevaba el peligro de activar también la cláusula RUFO, sobre todo en la negociación por el recupero de los fondos que las entidades pretendían comprometer.
 
Esa estrategia comenzó a naufragar al día siguiente de esa cena cuando Juan Carlos Fábrega introdujo la posibilidad de utilizar fondos de SEDESA, el sistema de seguro de depósitos. Jorge Capitanich entonces consultó con Cristina de Kirchner y también con Kicillof. Allí terminó esa opción, pero para ese momento representantes de ADEBA ya negociaban en Nueva York. 
 
La anécdota anticipa las posiciones que luego tomó cada protagonista en la historia que corrió las 48 horas siguientes, pero no invalida la opción de negociación que ayer seguía en pie con participación de bancos extranjeros, pero sin contemplar manejo alguno de encajes o menos esos fondos de reaseguro y en la que sí participa Capitanich."

Ultimas Noticias

Especiales

.

.