Mostrando entradas con la etiqueta Jorge Fontevecchia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Jorge Fontevecchia. Mostrar todas las entradas

miércoles, 1 de julio de 2015

Scioli en los Premios Fortuna: “Cuando empecé, todos me subestimaban”

Por primera vez desde que fuera designado como único precandidato a presidente por el Frente Para la Victoria, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, lanzó un gesto de diferenciación con el núcleo duro del kirchnerismo al asistir a la Bolsa de Comercio para felicitar a dos empresarios que fueron distinguidos por Editorial Perfil, en el marco de la entrega de los Premios Fortuna 2015.


Scioli llegó a la sede de la Bolsa de Comercio invitado por Eduardo Eurnekian (Premio Fortuna a la Trayectoria empresarial) yRubén Cherñajovsky (Fortuna de Oro). En principio, su presencia no estaba confirmada, y no tenía previsto pronunciar discurso alguno.
Sin embargo, una vez en el escenario para entregar las distinciones a ambos ejecutivos, el mandatario provincial tomó el micrófono y  felicitó al CEO de Editorial Perfil, Jorge Fontevecchia, a la revista Fortuna y a todos los galardonados.
“La pasión por emprender es lo que más tenemos que promover en este momento en la Argentina, el desarrollo”, dijo el presidenciable.
Después, narró sus inicios en la actividad política y cómo algunos de los premiados lo ayudaron en momentos críticos de su carrera. A Cherñajovsky lo describió como  “un apasionado, con una gran trayectoria, un padre de familia”. “Yo he visto esa exigencia en él y esa cultura del esfuerzo”, continuó.
Sobre Eurnekian, destacó: “No para de tener proyectos, es un empresario que no sólo busca los resultados desde los balances, sino también desde lo social. Me consta cómo en homenaje a su hermano ha desarrollado un hospital en la Provincia de Buenos Aires”.
“Cuando yo empecé mi carrera política en el ’97 todos me subestimaban, me decían ‘este qué viene a hacer acá si es corredor de lanchas’. Me pegaban de todos lados. Hasta que un día me llama Eduardo y me dice ‘te pongo en el noticiero, vos defendete como puedas’. Ahora lo miro y le digo ‘Eduardo, hasta acá llegué”, se despidió.

sábado, 7 de febrero de 2015

La Justicia solicitó a Noticias el acta sobre la supuesta amenaza a Arroyo Salgado

Luego de que la Jueza Federal Sandra Arroyo Salgado, exesposa de Alberto Nisman, denunciara que en un ejemplar de la revista Noticias previo a la muerte de Nisman, apareciera una foto de éste con un punto negro en la frente, la Justicia decidió investigar el hecho, iniciando por la planta de impresión de la Editorial Perfil. 


El titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal n°9, Luis Rodríguez, pidió al Presidente de la Editorial Perfil,Jorge Fontevecchia, que se constatara si existen ejemplares con idéntica irregularidad a la denunciada por Arroyo Salgado. 
A tales efectos, se convocó al escribano Armando Paganelli, quien comprobó que no existen, efectivamente, ningún otro ejemplar con esa “anomalía”, habiendo seleccionado más de cincuenta ejemplares al azar. 



domingo, 18 de mayo de 2014

Té de tilo para Lanata

Todo comenzó con un mail de Lanata recibido a la 1.08 de la madrugada del lunes pasado, en el que yo estaba copiado, y leí al levantarme. Decía: “Javier, acabo de llegar de la tele. Esta noche –no sé el promedio porque recién sale mañana –calculo que les habremos ganado a los cocineros por dos puntos aproximadamente. Ellos nos ganaron el domingo pasado por MEDIO PUNTO. Sin embargo, eso fue suficiente para que PERFIL, en su tapa de hoy, publicara un artículo donde explica “por qué los cocineros le ganaron a Lanata”. ¿El domingo que viene qué van a poner? ¿Por qué no le ganaron? O ustedes no entienden un pomo de televisión, lo que es probable, o lo hicieron de mala leche. En cualquiera de los dos casos, quería decirte que me rompe las pelotas. Copio este correo a Jorge. Saludos”.


Por Jorge Fontevecchia

Independientemente de la contestación de Javier (Calvo, jefe de Redacción de PERFIL), pensaba responder privadamente a Lanata, recomendándole calma, porque si ya llegaba al punto de sospechar que justo en PERFIL, donde siempre más solidariamente se lo recibió, se podía tener mala leche contra él, era porque estaba pasado de revoluciones.
Sin filtro. Pero, pocas horas después, en su programa de radio de ese lunes, Lanata hizo una editorial enardecida (que se reproduce como subnota en esta misma columna, en Dijo Lanata...), donde mostró niveles de ofuscación preocupantes. Que un programa de cocineros lograra lo que ni siquiera pudo la gran mayoría de las veces el fútbol: ganarle el promedio de rating a Lanata –aunque terminara siendo sólo el último domingo–, era algo destacable. En la nota, opinaron cocineros como Maru Botana, Massey y los chefs de Tarquino y Coco Café, quienes no se dedicaron a marcar desaciertos de Lanata, sino a explicar las causas del fenómeno que resulta un programa de cocina con tanta audiencia, al que además reprocharon su formato de reality (ver PDF de la nota completa tal cual salió impresa).
Nunca PERFIL dijo “cómo el programa de cocina ‘destrozó’ a Lanata” (como él cree haber leído), sino que, por el contrario, se lo mencionó elogiosamente (“el tanque de El Trece”), destacando el rating de este programa de cocineros y lo inusual del hecho. Tampoco se habló de falta de éxito del programa de Lanata, sino que, a pesar de su éxito, había otro programa que había crecido en rating 50% el último mes.
Nadie duda de que para evaluar la trascendencia del programa de Lanata debe medirse su audiencia en relación con otros programas periodísticos y nunca de entretenimientos. ¿De dónde le vendrán esos fantasmas?
60 minutes, el programa de periodismo de investigación más premiado de la historia de la televisión mundial, fue también el más visto en su país, Estados Unidos, en 1979, 1982, 1992, 1993 y 1994. Desde entonces, los programas más vistos fueron otros: American Idol (2003-2011), series como CSI (2003), NCSI (2013) y ER (1999), comedias como Seinfeld (1995 y 1998) o Friends (2002), el reality Survivor (2001), y hasta un programa de preguntas y respuestas (Who Wants to Be a Millionaire, 2000). Pero a nadie se le ocurriría decir que 60 minutes no siga siendo el programa más influyente de la TV norteamericana. Lo mismo sucede en Argentina: no precisa Lanata hacer el programa de más rating del mes o del día para ser el más influyente.
Sin memoria. Respecto de si quienes hacen el suplemento Espectáculos de PERFIL puedan ser brutos, ignorantes y sepan o no de televisión, se podría decir que su editora jefa –Marita Otero– cubre ese medio desde antes que Lanata comenzara a hacer televisión, y el hecho de que haya sido el único diario que destacó el éxito de MasterChef de por sí indica un radar ajustado para descubrir las novedades, función primordial de todo buen periodista. Sobre la parte donde Lanata dice: “Primero vendé ejemplares, Javier Calvo, Fontevecchia”, vale responderle que, todas las veces que nos tocó competir por el reconocimiento de la audiencia en gráfica (el diario Crítica versus PERFIL o la revista XXI versus la revista Noticias), las publicaciones de Editorial Perfil tuvieron siempre promedios de venta de ejemplares(equivalente al rating en la TV) superiores a las publicaciones de Lanata. Desde ya, eso no quiere decir que hayan sido mejores en cada uno de esos momentos ni tampoco más influyentes, atributo que no se mide cuantitativamente, sino cualitativamente.
Té de tilo para Lanata, quien precisa bajar un cambio de su frenético ritmo de trabajo (ese lunes contó haber dormido sólo algunas horas) porque, a doscientos kilómetros por hora en un auto, no se ve bien el paisaje. Y si hoy ganara el Martín Fierro de Oro, que no vuelva a acelerar. 

sábado, 10 de mayo de 2014

Luis Ventura acusó de violador al periodista Jorge Fonteveccia

Luis Ventura se molestó por la tapa de la revista Noticias, que lo calificaba a él y a su amigo y colega Jorge Rial como "reyes del apriete". Lejos de amilanarse con la tapa, Ventura cargó fuerte contra el director de la revista, Jorge Fonteveccia, acusándolo de violador cuando el periodista se estaba divorciando de su mujer.


apa de "Noticias" que irritó a Ventura
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - Molesto con la tapa que la revista Noticias le dedicó junto a su colega Jorge RialLuis Ventura se refirió a Jorge Fonteveccia, Cofundador, presidente y CEO de Editorial Perfil, en un tuit acusatorio que levantará polvareda.
 
El título de tapa de la revista de Fonteveccia reza "El show del apriete. Rial & Ventura S.A.”, y en la nota señala que los paparazzis armaron su propio multimedios para generar miedo. La lógica: "El que se mete con nosotros, pierde”.
 
Así es como en la tarde del viernes, pasadas las cuatro de la tarde, el mundo de Twitter se paralizó por el tuit que le dedico el periodista de espectáculos a Fonteveccia cuando escribió "¿Rey del apriete? Justo vos, que cuando te separabas de Miriam desnudaste a María del Carmen en el ascensor y la violaste en la habitación del hotel”.


Las referencias de Ventura sobre Fonteveccia siguen el mismo modus operandi que usó Rial con Marianela Mirra cuando la ex concursante de Gran Hermano publicó en su cuenta de Twitter las conversaciones picantes que mantuvo con el conductor a través del sistema de mensajería WhtasApp.

lunes, 11 de noviembre de 2013

Fontevecchia: "Los anti K fanáticos lo son tanto como los K"

"Otra vez nos toca entregar el Premio a la Libertad de Expresión y a la Inteligencia cuando los medios y los periodistas tenemos un protagonismo fuera de lo normal", comenzó Jorge Fontevecchia, el CEO de la Editorial Perfil, su discurso de apertura en el Sheraton Libertador, donde fueron distinguidos periodistas, académicos e intelectuales.




Para sustentar su sentencia inicial, el directivo enumeró: "La Corte Suprema declarando constitucional todos los artículos de la Ley de Medios, importantes periodistas presentando en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos una queja de persecución a los periodistas, y ayer un fallo de la Justicia obligando a informar las contrataciones de la TV Pública con productoras privadas".
En esa línea, explicó que cuatro de los siete periodistas que iniciaron el reclamo ante la OEA (Magdalena Ruiz Guiñazú, Pepe Eliachev, Alfredo Leuco y Nelson Castro) son columnistas del diario PERFIL y recordó que Mariel Fitz Patrick, quien inició la demanda judicial para concer los contratos de 678, "hizo esa presentación como redactora de la revista Noticias".
"A pesar de esto, en las últimas semanas, en los últimos meses, la Editorial Perfil está siendo acusado de ser kirchnerista por fanáticos antikirchneristas, que son tan fanáticos como los fanáticos kirchneristas", remató Fontevecchia. De esa forma, el CEO de Perfil sintetizó el momento de "paranoia y crispación" que atraviesa la opinión pública, antes de agradecer a los presentes y felicitar a los premiados.

sábado, 1 de junio de 2013

A quién le habla Cristina

A quien le habla Cristina no es a Scioli ni a Massa. O no es esencialmente a ellos, sino que además le habla al post kirchnerismo. Cristina le habla al futuro, y en el futuro sólo está el pueblo, el único sujeto político permanente.



Por Jorge Fontevecchia 

Su último discurso –el del jueves, en el que invitó a desconfiar de “los que quieren quedar bien con todo el mundo y tener un millón de amigos”– llamó más la atención por tener a Scioli sentado al lado y estar a sólo una semana de la presumible definición de la candidatura de Sergio Massa. Pero ya en el discurso del 25 de Mayo en la Plaza había iniciado este diálogo con el más allá de 2015.

Fuera Scioli, Massa, De la Sota, Macri, Capitanich (especulan que después de octubre Cristina podría nombrarlo ministro de Economía con poder real para que en 2015 sea lo que fue Dilma para Lula) u otro post kirchnerista, la cuestión de fondo para la Presidenta es el modelo y la supuesta necesidad de un carácter firme y también agresivo para continuarlo.
Cristina anticipó su crítica a los tibios en su discurso del 25 de Mayo cuando dijo que ella y su marido fueron, después de Perón y Evita, “las dos personas más difamadas, atacadas, ultrajadas y descalificadas de toda nuestra historia”, que esto pasa siempre cuando “se afectan intereses defendiendo a los sectores más vulnerables” y que “estas medidas que trajeron felicidad al pueblo no fueron medidas fáciles para el Gobierno” porque “por cada medida, un ataque”.
Y concluyó con que “es necesario empoderar al pueblo de estas conquistas para que ya nunca nadie más pueda arrebatárselas”, porque cuando “hablan del fin del ciclo en realidad a lo que se están refiriendo es a que cuando yo me vaya se va a acabar todo lo que hemos conquistado en esta década ganada. Tenemos los argentinos el deber de no depender de una persona, de empoderarnos nosotros mismos de esas conquistas y de esos derechos y de organizarnos para defenderlos”.
Muchos de quienes comparten con la Presidenta la visión de que la función de la política es mejorar la calidad de vida de la mayoría de los habitantes pueden no coincidir con que este modelo sea la forma de lograrlo, y mucho menos de lograrlo de manera sustentable.
Cuando el kirchnerismo se queja de que quienes hablan del atraso cambiario están pidiendo devaluación, invierte el orden de los factores transformando consecuencia en causa. El atraso cambiario lo produce la inflación, y la inflación la produce la política económica del Gobierno. Lo mismo sucede con las mejoras económicas que Cristina teme que se pierdan en un cambio de ciclo. Si hubiera cambio de ciclo, sería porque esas mejoras ya se estarían diluyendo por la propia política económica que no sirvió para consolidar esos beneficios, y la sociedad votaría por otros candidatos que garantizaran mejor la ampliación de esos beneficios. Si no, ganaría el kirchnerismo.
Quienes pretendan suceder a Cristina Kirchner en la presidencia tendrán que aspirar a formas superadoras de la asignación universal por hijo y de los planes de ayuda en general a los que se refirió la Presidenta, quien citó –con razón– aquello de “donde hay una necesidad hay un derecho”.
Quizás otro modelo económico pueda producir mayor desarrollo haciendo que haya menos necesidades, por la creación de empleos genuinos, productivos y competitivos utilizando, por ejemplo, la inversión como polea del crecimiento, haciendo que mejoren los ingresos reales de la gente aun con menores subsidios.
¿Por qué el único modelo de crear progreso y mejorar la calidad de vida de la población debe ser uno que por aumentar el consumo presente desatienda todas las otras áreas importantes de la economía? Más aún cuando la historia muestra que los modelos inflacionarios que sólo prestaron atención a maximizar el aumento del consumo presente –siempre exitoso al comienzo cuando existe un stock de capital acumulado u oportunidades que permitan recrearlo– terminaron destruyendo las propias mejoras que produjeron al no invertir en generar las condiciones de posibilidad futura de sustentación de esas mejoras.
Estuve esta semana en Brasil, en el funeral de Roberto Civita, el mayor editor iberoamericano de todos los tiempos, sobre quien escribiré mañana, y entre los allí presentes –ex presidentes, candidatos a serlo y ex ministros de Economía– encontré una mirada común sobre lo que para ellos es la falta de desarrollo en la Argentina.
Y se lo podría sintetizar en una metáfora: hay gobiernos que plantan árboles y no llegan a recolectar sus frutos, gobiernos que recogen sus frutos y al mismo tiempo plantan árboles para sus sucesores, gobiernos que sólo recogen frutos sin plantar árboles y gobiernos que, además de los frutos, cortan los árboles para usarlos como combustible.
Siempre quedará la discusión sobre qué se considera árbol y qué fruto, algo que también se modifica como concepto en distintas épocas por los cambios tecnológicos. Pero lo que resulta equivocado desde su lógica misma es creer que existe un solo modelo que le dará felicidad al pueblo. Ese mismo error lleva a creer que quienes critican a los únicos que pueden producir felicidad al pueblo están en contra de la felicidad del pueblo.
Psicológicamente se lo puede explicar como celos del líder por el amor de su pueblo (su único heredero, según Perón) cuando percibe que otros comienzan a probarse la ropa que va a dejar: “Sólo a mí, quiéranme sólo a mí.”

sábado, 25 de mayo de 2013

Todos presos

Al ver lo que sucede con Lázaro Báez, aquellos que se enriquecieron gracias al kirchnerismo activaron sus planes de contingencia. Enfrentan el mismo riesgo –ir todos presos si este gobierno termina mal– pero no son todos lo mismo. Están los que ya habían hecho fortuna antes de la llegada de los K y la multiplicaron (Cristóbal López, Eskenazi o Cirigliano), y los que proporcionalmente poseían tanto menos que hoy, o casi nada, que se podría decir que hicieron su fortuna con los Kirchner (Lázaro Báez, Szpolski o Rudy Ulloa).


Por Jorge Fontevecchia


Las aspiraciones de cada grupo son lógicamente distintas y están en proporción a sus recursos. En El Padrino III, los Corleone, después de haberse hecho millonarios con los casinos, tratan de legitimarse invirtiendo en empresas normales, se internacionalizan y patrocinan a artistas y sujetos de prestigio social.
Cristóbal López tiene una trayectoria empresaria y la comparación con El Padrino es injusta, pero la necesidad de cambiar su imagen de “rey del juego” frente a la sociedad es la misma. Y su técnica también es parecida: usar las ganancias de los casinos para comprar otras actividades que reduzcan la importancia del juego en el total de sus negocios, extranjerizar la sociedad que concentrará todos su bienes y contratar artistas que le derramen su imagen positiva.
Pero Cristóbal López corre el riesgo de lograr lo opuesto a lo buscado porque no es lo mismo asociarse con Tinelli (o casarse con una celebridad) que comprar medios con contenidos periodísticos como C5N y Radio 10. Una cosa es el entretenimiento y otra el periodismo; ambos géneros pueden usar cámaras y micrófonos pero no tienen mucho que ver. Al quedarse con C5N y Radio 10, Cristóbal López aumentó su riesgo político en lugar de reducirlo porque, además de reprochársele enriquecimiento por favoritismo del kirchnerismo, se le reprochará censura a periodistas, echar a Longobardi y poner al servicio K los medios de Hadad para algo más que hacer oficialismo. El tener medios periodísticos (“fierros mediáticos” en la visión oficialista) puede resultarle tanto el escudo antibalas que lo salve como ser un foco que, iluminando su exposición, le agregue pesares.
Tampoco parece muy inexpugnable, ante eventuales futuras venganzas anti K, la estructura financiera con la que su mano derecha, Fabián de Sousa, pretendió explicar de dónde sacarían los dólares para comprar Petrobras Argentina si hubieran aprobado su oferta. Justificar que sería con créditos de bancos encendió la sospecha de lo que se llama back to back: autopréstamos donde lo que hace el banco es  sólo darle un crédito por la misma cantidad que el deudor tiene depositada como plata propia en el mismo banco.
Y el riesgo país se mantiene porque, así como nadie puede en Argentina comprar dólares para pagar inversiones, nadie podría descartar que la prohibición a las empresas de girar sus utilidades al exterior pudiera en el futuro ampliarse a los pagos de los créditos. Si fuera tan fácil conseguir hoy préstamos bancarios de casi 1.000 millones de dólares a tasas de interés pagables para la explotación petrolera en Argentina, YPF tendría otra estrategia. La señal de que anticipaba el post kirchnerismo surgió cuando De Sousa, junto con el modo de financiación de una eventual compra de Petrobras Argentina, anunció que el grupo de empresas de Cristóbal López saldría a la Bolsa justo antes de las elecciones de 2015: “Dentro de 18 o 24 meses”. Si parte de las acciones de sus casinos está en manos de muchos inversores esparcidos por el mundo, se le hará más difícil a un futuro gobierno declarar nulos los decretos de Kirchner favoreciendo a sus empresas.
Otro elemento en común que comparten Lázaro Báez y Cristóbal López (y en esto se diferenció siempre Eskenazi) es el de haberse escondido de la prensa durante años con la excusa de preservar su intimidad a niveles que no coinciden con la visibilidad de sus realizaciones, alimentando una imagen yabranesca. Y como le pasó a Yabrán, cuando no les queda alternativa y salen a mostrarse, todo lo que hacen es leído por la audiencia en su contra porque la comunicación tiene leyes donde la acumulación juega papeles determinantes. Si quien nunca se mostró y construyó una figura hermética de pronto sale a exhibirse, genera sospechas de que algo extraordinario está sucediendo y, en lugar de transmitir la normalidad de alguien que no se esconde, metacomunica escándalo.
La vinoteca de Lázaro Báez es un buen ejemplo. Creer o no creer es un acto de fe para la audiencia y no una suma de evidencias. Cuando la gente se cansa de un gobierno y quiere creer, cree aunque se le muestren indicios de lo contrario. Y viceversa en los momentos de romance con su gobierno, no cree nada malo aunque se le pongan pruebas frente a sus ojos.
Pero hay diferencias no sólo patrimoniales sino también operativas entre los negocios de Lázaro Báez y Cristóbal López. Báez es obra pública; terminado este gobierno, tendrá que remar cada futura licitación. En cambio, los casinos de Cristóbal López tienen concesiones que trascienden largamente el año 2015. Su amenaza reside en que el humor de la población se torne tan antikirchnerista que los políticos de entonces precisen apelar a chivos expiatorios que calmen socialmente.
Siendo dueño de medios, tendrá siempre una carta negociadora frente a políticos de otro signo a quienes ofrecerles apoyo a cambio de protección. Pero el uso de los medios de comunicación para otros fines fue tan debatido durante la década kirchnerista que quizá tampoco eso le alcance.
Hay ejemplos de reconversión, como el de Manzano, pero tuvieron que pasar veinte años delRobo para la corona, el libro emblemático del menemismo que escribió Verbitsky, además de suerte, mucha paciencia y laboriosidad, para dejar atrás aquel pasado que siempre lo acecha como una espada de Damocles.
De los tres que eran ricos antes de 2003, dos ya quedaron heridos: Cirigliano y Eskenazi. Lo mismo: de los tres que no eran ricos antes de la llegada del kichnerismo, dos ya cayeron en desgracia: Lázaro Báez y Rudy Ulloa. Todos por distintos motivos.
Quedan Cristóbal López y Szpolski que, a pesar de las asimetrías del tamaño de sus empresas y del origen pre K, los une que ambos acumularon medios de comunicación durante el kirchnerismo. ¿Serán los medios el salvoconducto para sobrevivir el post kirchnerismo? ¿O serán un acelerador de lo contrario?
El final está abierto, del juego sólo participan personas que no tienen aversión al riesgo sino que, a juzgar por sus comportamientos, hasta gozan surfeando tsunamis. Del otro lado de 2015 puede estar la cosecha o el desierto. Faltan casi mil días (930 para el 10 de diciembre de 2015), habrá subas y bajas en esta montaña rusa.

Ultimas Noticias

Especiales

.

.