Mostrando entradas con la etiqueta JORGE HÉCTOR SANTOS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta JORGE HÉCTOR SANTOS. Mostrar todas las entradas

miércoles, 22 de julio de 2015

Un país poco serio para poder analizarlo

Hace tiempo que no escribo, por mi propia decisión. La bruma que invade y se respira en la Argentina debilitó mis ganas de hacerlo. Hoy, regreso, sin embargo, le pido sepa disculparme; un país poco serio impide un análisis serio.


"(...) Un país que tiene de todo; pero le faltan habitantes pensantes y que no se conformen con dádivas; de los cuales salgan dirigentes que sean honestos, respetables y que respeten al pueblo. (...)"
por JORGE HÉCTOR SANTOS
Twitter: @santosjorgeh
 
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Especial para Urgente24). Hoy, después de muchos meses, me siento frente a la computadora con  ganas de escribir un análisis de la situación argentina.
 
Pero, vaya, vaya; lo primero que viene a la cabeza son los impedimentos reales para llegar a obtener ese objetivo.
 
¿Cuáles son?, en realidad son tantos, que no se si abarcaré todos, pero algunos los podré señalar; ya que es muy difícil poder analizar un país, donde:
 
1. La mitad de la población, o más o menos eso, está enfrentada con la otra parte por cuestiones políticas impuestas por el gobierno que hace 12 años debió haberlos unido.
 
2. La realidad ya no se sabe bien qué es. La mentira, tampoco.
 
3. La pobreza se discute por un rato, pero los pobres se acumulan y el gobierno mira para otro lado.
 
4. Los pobres cuantos más sean y menos educación tengan, mejor, resulta para una marca obsoleta llamada peronismo. Con estos requisitos tienen hacen décadas un caudal de votos que nadie conseguiría de una manera noble.
 
5. Los subsidios a todo han reemplazado el trabajo y lo peor, han llegado a  llenar de hijos a familias que con ello creen vivir mejor.
 
6. El trabajo en “blanco” es tan caro para el empleador y el empleado que ambos llegan a ponerse de acuerdo para cobrar parte “en negro”. Otros, muchos, directamente o trabajan en negro o no tienen lugar. Hasta en el propio Estado hay empleo ilegal.
 
7. Como Perón y Evita son demasiados antiguos para los jóvenes de hasta de 40 años, los gobernantes que se instalaron en el poder venidos del sur, los están reemplazándolos lenta, pero sin pausa, por Néstor y Cristina.
 
8. Con Néstor y Cristina, los muchachos de la nueva juventud peronista  (JP) “paga” con dineros de todos, se han convertido en la llamada “La Cámpora”.
 
9. Los que en la década de los años '90 se hicieron millonarios con la privatización de Aerolíneas Argentinas, ahora, reniegan de eso y hacen perder a los argentinos US$2 millones diarios bajo la consigna de que con ello “Tenemos Patria”.
 
10. Los que se opusieron a la confiscación de Aerolíneas Argentinas, para poder conseguir votos, deben declararse amigos de la estatización.
 
11. Los pueblos de todo el país siguen votando con alguna excepción, muy poca, a los mismos señores feudales que los mantienen en la pobreza extrema; mientras ellos son multimillonarios.
 
12. La sociedad ha desaparecido -por obra y gracia del gobierno nacional- y se ha convertido en, simplemente, habitantes -40 millones dice la locutora oficial- que mientras todo pasa duermen la siesta como si les pasara a otros.
 
13. Todos miran para el costado -hasta los medios hegemónicos en los primeros años- pero de un señor y una señora feudal de Santa Cruz, qué se podía esperar. Feudalismo a nivel nacional.
 
14. Ese feudalismo destruyó irremediablemente las instituciones de la República, volviéndolas escribanías del Poder Ejecutivo. Primero, con el voto cómplice de los ciudadanos, fue el Congreso Nacional; y, ahora, lo es el Poder Judicial.
 
15. Ya con toda la suma del poder público en manos de la presidenta, Mirtha Legrand no se equivoca al decir, que “esto es una dictadura”. ELLA decide todo.
 
16. ELLA decide tanto, que calculó hasta cuando mantener el luto que le permitió sacar el 54% de los votos (voto lástima); o más cercano, y contra su propia digestión aceptar que Daniel Scioli, sea el“arrastra” votos, mientras Carlos Zannini lo controle y ELLA los maneje.
 
17. Con este panorama, más una oposición que se debate en los miserables egos personales, ¿cómo el dólar paralelo no va a ser el refugio del miedo al futuro? Si muchos piensan y sienten que  Argentina, se convertirá en una extensión de Venezuela.
 
18. Los peronistas históricos, cada vez quedan menos, no pueden creer lo que viven; aunque en el fondo de su memoria, deben recordar que esto se asemeja a las viejas prácticas de Juan Domingo Perón.
 
19. El honorable ministro de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Fayt, se convirtió en “viejo” por un rato, hasta que monseñor Mario Aurelio Poli, cercano al Papa Francisco –el nuevo y carnal amigo de Cristina- le escribió una carta que lo convirtió en joven de golpe.
 
20. El Acuerdo con Irán será constitucional sacando los jueces que hagan falta; mientras el fiscalAlberto Nisman, que denunció a la presidenta se encuentra muerto -desde hace 6 meses- y ya nadie se acuerda de él. Ni siquiera se sabe si se mató o se suicidó.
 
21. La corrupción, que es un mal de muchos miles de millones de dólares en la Argentina, parece queno cuenta para la mayoría del pueblo. O no entienden de qué se trata, o a nadie le importa que se roben el dinero de todos.
 
22. Teníamos autoabastecimiento de petróleo y gas y ahora no. ¿Quién tiene la culpa? Nadie. Sí, nadie tiene la culpa de nada. Todo es responsabilidad de los centros de poder contra los cuales la Presidenta lucha diariamente (de palabra). Dígame Ud. en qué país del mundo se puede encontrar semejante delirio.
 
23. Las cadenas nacionales, que por ley están sujetas a una necesidad extrema, son utilizadas para cualquier cosa que nomalmente encierran una épica más de los Kirchner. Ya van 30 hasta aquí en lo que va de 2015. Y algún día hablamos de las alocuciones similares de Hugo Chávez. ¿Vio?, todo llega.
 
24. La economía está en terapia intensiva de alta complejidad. Abrir el paquete de lo que encierra la mentira, puede ser horroroso.
 
25. El narcotráfico encontró en la corrupción su principal aliado para instalarse y crecer.
 
26. La inseguridad mata a diario muchas vidas; sin embargo, se sigue hablando de los derechos humanos de los subversivos de los años '70. Los muertos de hoy, al parecer, carecen de esos derechos.
 
27. El conurbano bonaerense, gobernado por el peronismo históricamente, cada día acumula más atraso y pobreza. Sin embargo, sus habitantes siguen votando a los que los condenan a esos padecimientos. ¿Cómo se explica?
 
La lista es tan grande que cualquiera de los lectores podría agregar muchos ítems más.
 
Sin embargo, luego de toda esta descripción enunciativa, dígame, ¿cómo se puede analizar un país como Argentina, seriamente?
 
Un país que tiene de todo; pero le faltan habitantes pensantes y que no se conformen con dádivas; de los cuales salgan dirigentes que sean honestos, respetables y que respeten al pueblo.
 
Es mucho pedir, ¿no?
 
Hasta la próxima.

martes, 5 de mayo de 2015

"A la TV basura se le suma la radio basura: nunca había ocurrido"

Los kirchneristas dicen encontrarse orgullos del 'modelo cultural' de la mal llamada 'Década Ganada'. Sin embargo, el resultado se encuentra a la vista, y no sólo en el fracaso de la enseñanza primaria y secundaria ni en el incremento de los adolescentes excluídos sino también en la radio y la TV que prevalecen. Mucho escribió Jorge H. Santos, durante años, en Urgente24 acerca de los 'medios basura' que hoy día ya ni atrapan a los más jóvenes, que se enfocan directamente en las redes sociales y sin profilaxis alguna. Ahora, Santos fue entrevistado por Urgente24 Radio (Concepto FM 95.5) sobre tan delicada problemática, y su conclusión fue aún peor.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Un River Plate vs. Boca Juniors y sin público visitante, con apenas 32.4 de rating (Ibope), es preocupante: en mayo de 2011, Showmatch medía 33  puntos. 
 
Una TV en la cual el programa más visto, en una noche de temperatura fría, llegó apenas a 22.0 (Las mil y una noches, Canal 13), es otra demostración de desinterés: en 2012, Graduados (por Telefe) no bajaba de 26 y por eso lideraba. 
 
Que a un producto le resulta suficiente 12,5 para estar en el Top Five, refuerza esa conclusión. En enero de 2004, el encendido promedio era de 32,1 puntos de 2004. En marzo fue de 2015, 25.4  puntos.
 
Pero el problema no es sólo el desinterés del televidente. También la preferencia por la chabacanería y la mala educación, que es mucho más grave.
 
“Hay mucha gente que hace televisión y hace radio y viceversa, con lo cual se hacen las 2 cosas relativamente mal porque antes la radio era para la gente que hacía radio y la televisión para la gente que hacía televisión, esto fue cambiando con el tiempo pero nunca se llegó a tanto. Hoy a las 8 de la mañana, en cualquier programa periodístico, se dice cualquier palabrota y en el horario central se ve cualquier cosa. Lo ridículo es que no dejan ver a los chicos el noticiero porque ‘ver lo que pasa en la calle puede provocarle un problema’, ¿y ver lo que pasa en la televisión?”, reflexionó el periodista Jorge Santos, en Urgente24 Radio sobre las consecuencias que trajeron los medios de comunicación en la actualidad. 
 
Luego, apuntó: “Es un país que ignora la realidad, entonces las leyes ignoran la realidad. La radio ha perdido presencia de los jóvenes, los oyentes que salen al aire son de 30 años para arriba. Cuando quieren comunicarse con un adolescente, ese adolescente no existe. Por otro lado puede ser que el adolescente que escucha radio sea de una clase social muy baja que no ha tenido acceso a internet. En la televisión ya no quedan adolescentes”.
 
El diálogo
 
Edgar Mainhard: -Jorge Santos, ¿por qué persiste el interés por la TV basura?
 
Jorge Santos: -Me llamás para uno de los temas que considero más delicados en este momento, los medios de comunicación: a la televisión basura ahora se le agrega la radio basura. Lo veo muy mal, por 1 punto de rating se puede hacer lo peor que he visto en toda mi vida. 
 
EM: -¿Y por qué pasa esto? Hemos conocido otros tiempos en los que no era así.
 
JS: -Se fue degradando todo y la creatividad quedó al margen. Hay mucha gente que hace televisión y hace radio y viceversa, con lo cual se hacen las 2 cosas relativamente mal porque antes la radio era para la gente que hacía radio y la televisión para la gente que hacía televisión, esto fue cambiando con el tiempo pero nunca se llegó a tanto. Hoy a las 8:00, en cualquier programa periodístico, se dice cualquier palabrota y en el horario central se ve cualquier cosa. Lo ridículo es que no dejan ver a los chicos el noticiero porque ‘ver lo que pasa en la calle puede provocarle un problema’, ¿y ver lo que pasa en la televisión?  
 
EM: -¿Y cuál es el horizonte?
 
JS: -Estamos navegando en aguas turbias. Me imagino que si el proceso electoral arroja algo distinto que no sea la continuidad K es probable que algo cambie. Pero si es más de lo mismo, nada cambiará sino todo lo contrario en la oferta de la televisión. 
 
EM: -¿Creés que bastaría que el futuro no fuese K para garantizar que no siga este derrumbe progresivo?
 
JS: -Sí. Y con el tiempo. La decadencia social a la que hemos llegado abarcó todos los órdenes, la agresión y el lenguaje reducido de los chicos en la calle, donde la palabra soez está al tope del vocabulario. Es un problema de tiempo. No va a pasar de un día para el otro. Es cierto que en la medida que haya un poquito más de control de los entes que deben controlar, algo se puede rescatar aunque esto no significa que haya que censurar sino de que se cumpla lo establecido. Hay que llamar a la reflexión a los comunicadores.
 
EM: -Me planteaste el otro día algo muy interesente: ‘los chicos ya no escuchan radio ni van a la televisión sino que se refugian en las redes sociales’, ¿ahí no hay retorno de las nuevas generaciones hacia los medios convencionales?
 
JS: -No, ahí no hay retorno. Los chicos no tienen retorno, se han fugado de las FM, por ejemplo. Prácticamente ya no hay música en la programación de la Frecuencia Modulada, y las que tienen música son escasas. Los chicos están mucho más compenetrados con la música que suena en el mundo antes que los musicalizadores de las radios que aún quedan transmitiendo música. Por ese motivo, cuando en la Aldea Global uno escucha estupideces como que hay que pasar música nacional para revindicar la argentinidad, es tremendo. En las redes sociales se accede a toda la música del mundo. 
 
EM: -Esa fue una de las grandes tonterías de la mal llamada 'Ley de Medios' que supimos conseguir y que ignora la realidad. 
 
JS: -Es un país que ignora la realidad, entonces las leyes ignoran la realidad. La radio ha perdido presencia de los jóvenes, los oyentes que salen al aire son de 30 años para arriba. Cuando quieren comunicarse con un adolescente, ese adolescente no existe. Por otro lado puede ser que el adolescente que escucha radio sea de una clase social muy baja que no ha tenido acceso a internet. En la televisión ya no quedan adolescentes. Cris Morena ha trabajado para las redes usando la televisión. Fue un éxito en el teatro y por televisión fue un fracaso. 
 
EM: -Fue un éxito en las redes también pero no en el rating. 
 
JS: -En la televisión fue un fracaso a tal punto que sólo se utilizó el soporte como forma de publicitar su presencia en las redes sociales. 

lunes, 25 de agosto de 2014

Ella fue por todo y dejó a los argentinos sin nada

Observar la realidad, después de tantos años de haber vivido en la falacia, no es nada placentero. Mucho más cuando esta muestra un presente muy complicado con problemas a solucionar que llevarán mucho tiempo. Al final de esta nota queda algo cierto, queObservar la realidad, después de tantos años de haber vivido en la falacia, no es nada placentero. Mucho más cuando esta muestra un presente muy complicado con problemas a solucionar que llevarán mucho tiempo. Al final de esta nota queda algo cierto, que solo los muy fanatizados pueden discutir: Cristina cumplió. solo los muy fanatizados pueden discutir: Cristina cumplió.


por JORGE HÉCTOR SANTOS
Twitter: @santosjorgeh
 
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Especial para Urgente24). En Argentina no se estila hablar mal de los muertos. Hasta los más perversos terminan siendo buenos cuando abandonan el mundo de los vivos. No queda claro, sin embargo, si esta consideración es por el miedo humano a la muerte o porque, en el fondo, deviene en una alegría que el maligno se haya ido; pero públicamente queda mal decirlo.
 
La muerte de Néstor Kirchner produjo ese efecto, tal como era previsible. Para muchos con él se estaba bien y con su desaparición, se acabó la dicha.
 
Si Ud. discrepa que con Néstor Kirchner se estaba bien, acepte la invitación de apelar a un dicho muy común: Néstor y Cristina eran tal para cual. Si duda y se opone, entonces pregunte -si lo expresado no es cierto- a los habitantes de Santa Cruz que pudieron conservar criterio propio en medio de extensos años de sometimiento feudal K.
 
Eso sí, tal vez unos y otros coincidan en algo que en estos tiempos no es poco; con Néstor, Cristina estaba contenida. Era como el tapón para el contenido de una botella.
 
Ambos siempre hicieron del Estado un cosa propia. Ese dinero que es de todos les sirvió hasta para amasar una fortuna familiar aparentemente incalculable. Esta labor la iniciaron en el sur y la continuaron una vez que se “apoderaron” como viviendas propias de La Rosada y de la quinta de Olivos.
 
A tal punto llegaban las aspiraciones que soñaban que, por años, uno, iba a suceder al otro en la Presidencia del país. Pero Dios, dispuso lo contrario.
 
Sin embargo, los 12 años que habrán transcurrido a fines de 2015 con los K en el poder central son por demás elocuentes de lo que los Kirchner pretendían hacer de la Nación, y en gran parte lo lograron: la destruyeron.
 
Cristina Fernández viuda de Néstor Kirchner, dijo en una de sus reapariciones, tras sus clásicas escapadas ante una tragedia -que compromete a su gobierno- en este caso como la ocurrida en la estación de trenes de Once-: “Vamos por todo”. Y ella cumplió; fue por todo.
 
Ella fue por todo aquello que en vida de Néstor aún quedaba en pie.
 
Él y Ella; Ella y Él -el orden de los factores no altera el resultado- con sus ambiciones desmedidas y sus pretensiones de poder total, hicieron trizas las instituciones que le dan existencia a la democracia en su máxima expresión y a la misma República.
 
Cuando se destruye lo esencial tambalea todo. Es como le ocurre a un edificio si fallan los cimientos.
 
Aniquilaron a la sociedad. La dividieron y la enfrentaron. Le inculcaron odio, venganza, intolerancia, violencia.
 
Fueron por los medios de comunicación del Estado y obviamente pasaron a ser medios propios. Con dineros de todos crearon más medios propios, vía testaferros o empresarios K, solventados por la publicidad oficial.
 
Desprestigiaron y atacaron sin piedad a medios críticos.
 
------------------
 
 
 
 
------------------
 
Los testaferros y empresarios privilegiados K consiguieron múltiples negocios, el primordial, sin lugar a dudas, el manejo del juego –vía bingos y casinos- en todo lugar y toda hora.
 
Las fuerzas armadas y de seguridad tuvieron tantas purgas que estas, bien podrían entrar dentro del libro Guinness de los récords.
 
Los DDHH (derechos humanos de los perseguidos por las fuerzas de seguridad y militares a partir de una orden impartida por un Gobierno constitucional a causa del desafío de organizaciones armadas al mandato popular en las urnas), que tanta tela dieron para cortar, sirvieron para una visión parcializada de los mismos y para grandes negociados.
 
La realidad se cambió por el relato. Vale decir que mientras Argentina era mejor que Suiza, en verdad iba cayendo por debajo de países vecinos que antes eran mirados desde arriba.
 
El país crecía a tasas chinas y las obras que nunca se hacían se anunciaban con bombos y platillos.
 
Tal como la gente tenía dinero en el bolsillo a través de aumentos salariales,  subsidios y una mayúscula creación de empleo estatal; la ficción que se vivía, mientras la presidente iba por todo, se toleraba.
 
Así se multiplicaron los votos que renovó el mandato de la mujer que, por entonces, ya vestía de luto.
 
Ante el menor problema y siempre por cadena nacional, la primera mandataria, acusaba por ello a terceros ajenos a su séquito y a los poderes multinacionales; como si a alguno de ellos le importase desestabizarla.  
 
La soja y sus altos ingresos fue la suerte que sostuvo el cuento de los Kirchner.
 
La pésima administración de la economia y el descaro con que se manejaron enormes sumas de dineros públicos en beneficio de determinados bolsillos, algún día iba a terminar con la fortuna que mantenía artificialmente el alto rating de la llamada “Cristina eterna”.
 
La mentira se puede mantener pero nunca todo el tiempo. Así fue que a la  inseguridad, a la inflación se le agregaron la recesión, la pérdida de puestos de trabajo, las suspensiones, la merma del poder adquisitivo, la droga, la inserción del narcotráfico, algunos aditivos adicionales y la verdad saltó a la superficie; la ficción acabó antes de tiempo (debía estirarse hasta fines de 2015).
 
Se multiplicó el malhumor social ya que gran parte del pueblo comenzó a darse cuenta que habían sido engañados con una cruel irrealidad.
 
Los holdouts o fondos buitre no tienen nada que ver con este desolador panorama; pero le agregó una cuota más a la desazón general.
 
Hasta el default de 10 años antes que estaba supuestamente enterrado, resucitó en una versión más light pero que no deja de ser preocupante.
 
Ni siquiera los argentinos tienen lo que tenían cuando este ciclo K comenzó, ya no hay autoabastecimiento de petróleo ni de gas.
 
Las cifras de pobreza alcanzan al 30% de la población, 12 millones de personas.
 
Las cifras de desempleo, de subsidiados que se consideran para el cálculo como con trabajo,  losni-ni, los trabajadores en negro…elevan la cifra de desempleo o con empleo precario a límites alarmantes.
 
¿Qué queda de estos 12 años, entonces? 
 
Queda una conclusión: Cristina cumplió.
 
Sí, cumplió.
 
Ella fue por todo y dejó a los argentinos sin nada.

lunes, 18 de agosto de 2014

Un país saqueado por el peronismo

Los números indican que el peronismo ha gobernado la Argentina la mayor parte de los años en que se produjo la caída más abrupta en todo. Si la solución a los acuciantes problemas que se enfrentan, en 2015, vuelve a caer en las mismas manos de un país saqueado se puede llegar a uno aún peor.


por JORGE HÉCTOR SANTOS
Twitter: @santosjorgeh
 
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Especial para Urgente24). Juan Domingo Perón (a quien los argentinos que tienen 40 años de edad no conocieron) comenzó a gobernar el país el 4 de julio de 1946.
 
Desde ese día hasta diciembre de 2015, el llamado peronismo (con Perón, Héctor José Cámpora, Raúl Alberto Lastiri, María Estela Martínez de Perón, Italo Argentino Luder (como presidente provisional), Adolfo Rodríguez Saá, Ramón Puerta, Eduardo Caamaño, Eduardo Duhalde, Carlos Saúl Menem, Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchnerhabrá gobernado 36 años y 5 meses.
 
La Unión Cívica Radical, a través de Arturo Illia, Eduardo Frondizi –quien tuvo que pactar con Perón para poder llegar a la Casa Rosada- , Raúl Alfonsín y la llamada Alianza, estuvieron a cargo del Estado central 15 años y 4 meses.
 
Mientras que, desde 1946, los gobiernos militares totalizaron 17 y 3 meses.
 
En síntesis:
 
En los últimos 69 años, Argentina fue gobernada por el peronismo el 53% de ese tiempo.
 
Le siguen los gobiernos de facto, los militares, con el 25.07%.
 
Cierra el radicalismo y la Alianza con el 21.9%.
 
Vale decir que el peronismo más de la mitad del tiempo gobernó la Argentina en los últimos 69 años.
 
Y, desde el regreso a la democracia, con la elección del radical Raúl Alfonsín, los gobiernos con rótulo peronista a fines de 2015 habrán ocupado la Casa Rosada 22 años, sobre 32 años, vale decir el 68.8%.
 
Hay un trillado dicho que señala que sólo el peronismo puede gobernar un país difícil como la Argentina. Pues bien todos los números indican que es el peronismo el que ha llevado (por tiempo en el poder) a la otrora pujante nación a esta decadencia sin igual que padece.
 
El populismo que caracteriza al movimiento creado por Juan Domingo Perón del cual se cuelgan las más diferentes vertientes para seguir prolongando su existencia “ganadora” en las urnas ha socavado la independencia de poderes, la justicia, ha hecho una exaltación sin igual de la impunidad, del robo constante de los dineros públicos en beneficio de los gobernantes en forma directa o a través de sus testaferros y de una legión de amigos, los cuales siempre han cultivado el robo para la corona.
 
Un extenso país con poca población, carece de infraestructura vial y eliminó la red ferroviaria; con lo cual las vidas se pierden cotidiamente en las pésimas rutas del país que además están aranceladas generando las prohibidas aduanas interiores.
 
La pobreza alcanza al menos a 12 millones de los 40 millones de argentinos.
 
Esa pobreza no solo está expresada en cuestiones de ingresos sino de alarmante falta de educación, siendo sus escasos recursos los subsidios estatales sin contraprestación. Conformando de esta forma la base electoral de un peronismo que los “exprime” en su favor a la hora de votar bajo la amenaza de perder las dádivas.
 
El autoritarismo reinante es tal que hasta la Conferencia Episcopal se asustó y no produjo informe por escrito que marque el acuciante problema de la pérdida de empleo, la espiralizada inflación y el avance dramático del narcotráfico.
 
La corrupción produce, para quienes la entienden y no la justifican, una verdadera repulsión ante una mafia gobernante que no tiene reparo alguno en robar y seguir robando; mientras apaña a los ladrones como una demostración evidente de que nadie se salva de estar complicado, en mayor o menor medida, en el saqueo de los dineros del Estado.
 
Los feudos provinciales son una muestra cabal de la ignorancia y sometimiento de la mayor parte de las poblaciones argentinas a la familia reinante en cada lugar, para poder conservar básicamente el empleo público que predomina en el país.
 
La prostitución, los casinos, bingos y salas de  máquinas tragamonedas no faltan en ningún lado; por el contrario se han convertido en casi lo más desarrollado en los años de las administraciones justicialistas, junto con la incesante inseguridad.
 
La Argentina se sinceró mucho en estos últimos años. Es a todas luces un país mafioso en todos sus estratos sociales y en buena parte de sus actividades.
 
Desde el poder central baja la corrupción, los modos mafiosos, la falta de respeto a las leyes, el robo, la falta de castigo al delito, la actitud barrabrava, y tantas otras deformaciones de la conducta humana que asusta y genera repulsión.
 
Los problemas se acumulan y angustian a una sociedad quebrada.
 
Perón, muerto hace 40 años, sirve para todo; incluso para creer que un supuesto peronista que participó o participa de este último gobierno kirchnerista puede salvar a la República de caer en el abismo, estando al borde del mismo.
 
Evidentemente el país para salir de este descalabro terminal necesita generar un cambio en su gente.
 
Ese cambio o se da en las urnas o aún se conocerán estadíos más profundos para seguir cayendo en todo, todos.

lunes, 11 de agosto de 2014

El agobiante presente era previsible

La angustia y la preocupación son inseparables. Estas hoy acechan a la mayor parte de los argentinos. Se transita un presente que se venía venir y llegó; ni siquiera aún con su mayor fuerza. La crisis en la que la Argentina está metida es resultante del descaro y la improvisación con que han sido manejados años únicos donde se podría haber cambiado el derrotero del futuro; y, por el contrario, se ha caído en una decadencia que no encuentre piso para seguir desplomándose. En tan solo tres añejas notas de opinión -de quien escribe- se puede observar que se iba a arribar a este luctuosa situación.


"(...) ¿Qué es ser peronista? Esa sería la pregunta a hacerse hoy…y más a generaciones enteras que ni siquiera lo saben y lo votan. ¿Por qué ideas se votan? Siempre la respuesta sería al misma, ideas peronistas…cuáles son las ideas peronistas… las de aquél Perón que enfrentó a los argentinos persiguiendo a los que no pensaban igual que él o las del Perón anciano que buscó unirlos. Las de aquél Perón estadista o las del Perón dictador. (...)"

por JORGE HÉCTOR SANTOS
Twitter:@santosjorgeh
 
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Especial para Urgente24). Recurriendo tan solo a tres notas de opinión (*) publicadas por Urgente24, por quien escribe, se podía adelantar situaciones de alta complejidad, que lamentablemente se fueron dando y complicando un presente y un futuro de no fácil salida.
 
Entre otros conceptos, en mis opiniones decía:
 
Los copiosos discursos de Néstor Kirchner, primero y de Cristina Fernández, luego, propalados desde el recurrente y viajero atril de las extensas y recurrentes cadenas nacionales han machado en la alteración de realidad, en la propagación del odio, y en la creación para ello de diabólicos personajes; muchos de los cuales, hasta esos momentos, eran desconocidos por la gran mayoría.
 
Todos estos habitantes yacían en el infierno y cocinaban en las sombras, las más perversas conductas para postrar los sueños populares y conspirar contra la familia santacruceña alojada en la Rosada la cual venía -según sus dichos- a reivindicar a esa gran parte del pueblo más pobre, desamparado frente a semejantes monstruos, tanto nacionales como internacionales.
 
La suerte de la soja a precios siderales y de las exportaciones de autos a Brasil le brindaron a la economía argentina y por consiguiente a Néstor y a Cristina una cuota enorme de ventajas como para ser considerados como magos de la prosperidad que sacaron al país de un cáncer terminal y lo transformaron en un envidiable atleta, muy distante de su viejo lecho en la unidad de cuidados intensivos.
 
El saldo de los frondosos dineros que alimentaban la mentada “Caja K” se expresaban en un color azul profundo. Tanto, que subsidios para todo y para casi todos fueron distribuidos, a lo largo y a lo ancho del país, siempre a cambio de una incondicionalidad política absoluta que debía ser inalterable para que los mismos no se cortasen.
 
El gobierno llegó a tanto que creyó no necesitar de funcionarios probos pero sí obsecuentes.
 
El resto de sus prácticas gubernamentales no presentaban mayores novedades.
 
Los Kirchner, que habitaba la quinta de Olivos, implementaba de a poco las mismas prácticas reñidas con la más pura democracia que había ensayado en la lejana provincia del sur que convirtieron en su feudo.
 
A paso agigantado, los Kirchner fueron creando con dineros públicos un inmenso monopolio informativo propio, compuesto por amigos que se hicieron propietarios de medios; por indecorosos dueños de medios que se arrodillaron por cuantiosas pautas publicitarias oficiales ante Él y/o Ella; y los medios del Estado que tomaron como propios.
 
Como si eso no bastara subsidiaron el fútbol y lo emplearon como elemento masivo de difusión de sus más viles campañas para denostar a quienes se oponían a su voluntad “de ir por todo”.
 
La venda que cubría los ojos de muchos se fue cayendo, más tarde que temprano, porque la fortuna del viento a favor se fue apagando.
 
Por más que el relato buscó y busca encontrar causas exógenas, el desmanejo de los problemas que fue cosechando la ausencia de gestión o la malas praxis ejercida principalmente por Cristina Kirchner, ha llevado al país a enfrentarse con una nueva crisis.
 
La desazón se fue apoderando del clima social.
 
Si el gobierno nacional, hoy, no está aún en peores condiciones es porque tiene una larga experiencia (ganada durante años) para destruir todo lo que encuentra a su paso.
 
Desde las instituciones, los jueces, hasta los partidos políticos.
 
Al igual que la capacidad que maneja para enfrentar a los argentinos y a las clases sociales entre sí.
 
Todo está devastado.
 
La Constitución Nacional y las leyes son letra muerta.
 
Los valores se han hecho añicos.
 
La irritación ha llevado a que el consumo de ansiolíticos se haya disparado varias veces.
 
La salud psíquica y física de la población es mala, tanto como su calidad de vida.
 
Los árboles que se multiplican a diario, no permiten (a veces) ver el bosque.
 
Si el bosque pudiera ser observado, el humor social empeoraría y mucho.
 
El presente, si malo, es mejor que el futuro que se aproxima.
 
Todo está fuera de lugar.
 
Generar enfrentamiento entre hermanos para acumular poder es incalificable
 
La imposición del pensamiento único es propio de un gobierno totalitario.
 
La perversión es tan alta que se oculta que uno de cada tres argentinos es pobre y uno de cada diez pasa hambre.
 
El latrocinio es tan macabro que mientras se multiplican los sin techos y los habitantes de las villas; los funcionarios públicos acrecientan sus patrimonios y lucen millonarios departamentos en Puerto Madero.
 
La lista es inmensa y en forma sucinta se pueden citar la inseguridad, que ni siquiera se reconoce; o la inflación con la que se financia el gobierno el gobierno, mientras atormenta los más desposeídos.
 
La puerta de emergencia del país para salir de este asfixiante  panorama parece estar cerrada.
 
Si la alternativa para transitar un futuro diferente sigue siendo al parecer solo el peronismo, el país no tiene escapatoria.
 
Los peronistas se enojan cuando se afirman conceptos semejantes pero nada hacer en concreto para cambiar sus acciones.
 
¿Qué es ser peronista? Esa sería la pregunta a hacerse hoy…y más a generaciones enteras que ni siquiera lo saben y lo votan.
 
¿Por qué ideas se votan? Siempre la respuesta sería al misma, ideas peronistas…cuáles son las ideas peronistas… las de aquél Perón que enfrentó a los argentinos persiguiendo a los que no pensaban igual que él o las del Perón anciano que buscó unirlos. Las de aquél Perón estadista o las del Perón dictador.
 
Cuántos políticos argentinos se han colgado y lo siguen haciendo de la llamada doctrina peronista para llegar al poder y enarbolar banderas que en realidad ya no significan nada y tampoco son válidas en el mundo de hoy, pero con ellas se convierten en explotadores perversos de las clases más bajas para conseguir votantes, igual que lo hizo, en su momento, el  tres veces presidente muerto al cual invocan.
 
Perón ha servido para todo, lo bueno y lo malo. También para acuñar inmensas fortunas personales prohijadas a través de una repulsiva corrupción, la cual no es otra cosa que robarle dinero al pueblo. Ese mismo pueblo al dicen defender de un supuesto demonio que si llega al poder y no es peronista no los va a proteger. ¿Menem, Duhalde, Néstor, Cristina defendieron o defienden al pueblo o lo usaron/usan?
 
Los tiempos que se viven son  temibles.
 
El peronismo se enfrenta con el propio peronismo.
 
El peronismo no es ni por lejos la solución, todo lo contrario, es el gran problema…fracciones de este están enfrentadas como antes, como hoy, tal vez como mañana.
 
Los argentinos están metidos en una película donde se enfrentan patoteros y  mafiosos.
 
El hombre común luce preocupado y abatido. La alegría que alguna vez se expresaba en una sonrisa, se esfumó.
 
La gente está intratable. A pocos parece importarle el futuro. Es una sociedad que vive el hoy.
 
Gigantescos nubarrones se ciernen en el horizonte.
 
-----------------
 
(*) Notas citadas:
 
> La puerta de emergencia del país parece estar cerrada (22/03)2011).
> La ley contra uno solo, es venganza (30/11/2012).
> La Argentina del odio (30/11/2012).

Ultimas Noticias

Especiales

.

.