Mostrando entradas con la etiqueta Fracaso. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Fracaso. Mostrar todas las entradas

viernes, 25 de noviembre de 2016

"La caída de la actividad económica fue peor de lo que se esperaba"

El economista jefe de la Fundación FIEL, Daniel Artana, dijo hoy que la caída de 3,7% en la actividad económica en septiembre "fue un poco peor de lo que se esperaba", y que la industria "va a seguir la tendencia declinante".


El economista jefe de la Fundación FIEL, Daniel Artana, dijo hoy que la caída de 3,7% en la actividad económica en septiembre "fue un poco peor de lo que se esperaba", y estimó que el año próximo debería haber una recuperación a partir del sinceramiento fiscal y una mejor cosecha agrícola.
En diálogo con radio Mitre, Artana mencionó que la economía argentina "entró en recesión a fin del año pasado", que después continuó por la crisis en Brasil, la devaluación y el ajuste de tarifas. "Todo eso genera ruido", indicó.
Artana señaló que "la construcción, después de una caída muy fuerte, tocó fondo a mediados de año y a partir de ahí ha recuperado un poco", donde está ayudando la obra pública y el blanqueo.
En cambio, consideró que la industria "va a seguir la tendencia declinante", que si bien "octubre dio un poco mejor que septiembre", continúa "dentro de una tendencia que no viene bien".
Para Artana, el 2017 se presenta con tendencias expansivas como el blanqueo y una mejor cosecha, por lo que estimó que la economía "debería tener una recuperación el año próximo".

jueves, 24 de noviembre de 2016

Duro revés para Macri: Pichetto & gobernadores no apoyarán la Reforma Electoral

Luego de reunirse con los gobernadores, el bloque Frente para la Victoria-PJ anunció este jueves (24/11) que no firmarán dictamen para apoyar el proyecto del oficialismo de Reforma Electoral -que incluye la Boleta Electrónica-, que ya cuenta con media sanción en la Cámara de Diputados. Mauricio Macri apostaba a aprobar este año la iniciativa, que tiene sanción de Diputados, pero sin ese aval parlamentario es imposible que se convierta en ley.



El bloque mayoritario del FpV-PJ en el Senado decidió no apoyar el proyecto de Reforma Elecroral que impulsa el presidente Mauricio Macri, y propone implementar la boleta única electrónica en todo el país en las elecciones de 2017. Así se decidió en una reunión con gobernadores del PJ que encabezó este jueves (25/11) Miguel Ángel Pichetto. Sin ese aval parlamentario es imposible que el proyecto se convierta en ley.

En un comunicado conjunto se explica que se recogieron las objeciones de los expertos informáticos en las reuniones en comisión, en cuanto alta vulnerabilidad de algunos de los métodos electrónicos, "lo cual imposibilita el apoyo al proyecto tal cual fue aprobado en Diputados".

Además explican que valoran la posibilidad de incorporar "de manera gradual" tecnología al proceso electoral pero que ofrezcan plena "confiabilidad de transparencia para la expresión de la soberanía popular". Y advirtieron que todo proceso de reforma debe contar con "el consenso y el acuerdo de las distintas fuerzas políticas".

También en el comunicado aseguran que se trató "de manera prioritaria y extensa la preocupación central de los gobernadores y senadores por la crítica situación económica y social".
"Como conclusión, el bloque de senadores del PJ-FpV seguirá analizando herramientas que permitan mejorar el sistema electoral, garantizando plena confiabilidad de resultados y facilitando la competencia política de todas las fuerzas democráticas que participan de la política argentina", finaliza el escrito. 

Entre los gobernadores que asistieron a la reunión, se encuentran Gildo Insfrán (Formosa), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Sergio Uñac (San Juan), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Casas (La Rioja) y Carlos Verna(La Pampa).

También asistieron los vicegobernadores Pablo González (Santa Cruz) y Emilio Neder (Santiago del Estero); el secretario de la gobernación de Chaco, Horacio Rey; y el diputado y presidente del Partido Justicialista Nacional, José Luis Gioja.

El Gobierno apostaba a aprobar este año la reforma electoral, que tiene sanción de Diputados pero no logró ahora el respaldo del FPV-PJ en el Senado para avanzar. El apoyo explícito de los mandatarios provinciales que desayunaron con Mauricio Macri en Olivos no fue suficiente.  Desde el macrismo se habían mostrado dispuestos a aceptar algunas modificaciones, pero advirtieron que "no es negociable" la eliminación del conteo electrónico. 

El pasado 15/11, Mauricio Macri reunió a ocho gobernadores para pedirles el apoyo de sus legisladores a la reforma política que instaura la Boleta Única Electrónica (BUE) en todo el país a partir de 2017. El debate en el Senado está frenado por la reticencia del kirchnerismo, que objeta el chip en las boletas y reclama gradualidad en la instauración del nuevo sistema de votación. 

Días atrás, Teresita Luna, senadora nacional por La Rioja del bloque FpV-PJ, le había metido presión a Miguel Pichetto, titular del bloque del FpV-PJ, que mantiene un enfrentamiento con el sector ultrakirchnerista de su bloque que lo cuestiona por su acercamiento a las posturas del Gobierno y recientemente a raíz de sus opiniones sobre la inmigración: "Mi gobernador no ha sido invitado a la reunión de hoy con el Presidente. Si los gobernadores que van hoy apoyan el inmediato tratamiento, al oficialismo le darían los números. Espero que el Gobierno no cuente con el consenso de Pichetto", dijo entonces Luna. Y finalmente, Macri no lo tendrá.

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Más disgusto para Macri con sus ministros: El déficit fiscal subió 336% en octubre

Si Mauricio Macri está disconforme con algunos de sus ministros por el desempeño de la economía, los datos del aumento del 336% del déficit fiscal en octubre no será un dato más. El sector público registró el mes pasado un déficit primario de $62.958,7 millones. Se trata de un aumento en términos interanuales del 184% según admitió la Secretaría de Hacienda.


La presidencia de Mauricio Macri va camino a batir el récord de déficit fiscal en 60 años y los datos de octubre confirman ese rumbo a pesar del fastidio del mandatario con algunos de sus funcionarios por la falta de resultados económicos. Según la Secretaría de Hacienda hubo un aumento del 336% del déficit fiscal en octubre. Además,  el sector público registró el mes pasado un déficit primario de $62.958,7 millones. El incremento interanual es del 184%.
El Informe Mensual y Acumulado de octubre indicó que el rojo financiero alcanzó los $77.500,46 millones, pasando de los $ 17.762 millones.
El déficit primario acumulado sin rentas financieras en el período enero-septiembre ascendió a $286.023 millones, ubicándose un 69% por encima en términos interanuales.
Además, las transferencias del Banco Central aumentaron un 81,2% y las de la ANSeS un 53,3%.
Sin embargo, el rojo de las cuentas públicas se alcanzó con menores gastos de capital, que aumentaron en términos nominales un 6,1%, mientras los intereses de la deuda crecieron un 65,4%: pasaron de $ 87.036 millones a $ 143.945 millones, indicó el diario Clarín.
La Secretaría a cargo de Gustavo Marconato recordó el objetivo asumido a principio de año de reducir el déficit primario al 4,8% del PBI, lo que implica un acumulado anual de $378.000 millones. El comportamiento del déficit acumulado fue resultado de un crecimiento de los ingresos primarios en $253.680,5 millones (+25,9% interanual) y de un aumento del gasto primario en $370.517,1 millones (+32,2%). El resultado financiero acumulado, en tanto, registró un déficit de $261.460,7 millones, verificándose una suba interanual de dicho indicador del 66%, acotó Ámbito Financiero.
Cabe destacar que hubo una fuerte desaceleración de los ingresos por la recaudación de impuestos: aumentaron el 22,1%. Esto se debió a la recesión, a la reducción y/o eliminación de las retenciones a las exportaciones agrarias y a la baja del consumo que afectaron los ingresos por el IVA.
Según lo proyectado por algunos economistas para 2017, que es año electoral, el déficit puede llegar a ser el más importante de los 52 años en que hubo signo negativo, tomando a partir de 1961.

lunes, 21 de noviembre de 2016

La economía, la nueva grieta que Macri no ve venir

Desde el 10/12/2015, Urgente24 intentó mostrarse independiente: se critica tanto a los K como a la Administración Macri, sin 'coronita'. Muchos lectores se dijeron decepcionados porque esperaban un respaldo al gobierno de Cambiemos. La decisión editorial de Urgente24 fue trabajar sin grietas, tal como lo había prometido Macri, y no cumplió. La única forma de impedir el regreso de los K es eliminar la grieta que ellos inventaron. Sin grieta, no hay K. El problema hoy día es que crece una nueva grieta, que es socioeconómica: la percepción de que Mauricio Macri es un rico que gobierna para ricos. Tampoco al respecto es eficiente la respuesta de Macri, apostando a un contraste sociocultural que le permita mantener el caudal electoral 2015 cuando son elecciones diferentes, escenarios distintos. La Administración Macri está legitimando la nueva grieta. En la medida que el apoyo a Macri conserve 50% de apoyo, y la oposición atomizada se dispute el restante 50%, la Casa Rosada se manifiesta conforme. Pero es muy riesgosa esa disección preelectoral, y además falta mucho. ¿Qué ocurre si el aval a Macri sigue cayendo? La Administración Macri estaría limitada por la grieta que ayudó a cavar. La grieta nunca es negocio, sostiene Urgente24. Aquí va un ejemplo, a través de cómo ve esa grieta un medio de comunicación K, tal como es el Página/12 de Víctor Santa María.



Raúl Kollman, en Página/12, entevista a Roberto Bacman, director-fundador del Centro de Estudios de Opinión Pública, que en los años '90 fue tan cercano a Grupo Clarín (tal como hoy día lo es Management & Fit), y en el siglo 21 ingresó al Mundo K:
> "(...) 7 de cada 10 personas evalúan la economía con un mal o muy mal. De ese 70% duramente crítico, la mayoría considera que el actual gobierno es responsable de lo que está pasando y, poco a poco, son cada vez menos los que dicen que la culpa la tiene el gobierno anterior."
> "Cuando se le pide a los ciudadanos que califiquen globalmente, de 1 a 10, la gestión del gobierno, la nota promedio que le asignaron los encuestados fue de 3,98 puntos."
> Roberto Bacman: "(...) es posible afirmar que la economía ha vuelto a ocupar el centro de la escena. A tal punto que la inquietud por la inflación y la marcha de la economía han crecido nuevamente hasta ubicarse en el eje del 46%. Si se le suma la percepción de desocupación es posible concluir que las preocupaciones estrictamente relacionadas con los temas económicos impactan prácticamente a las tres cuartas partes (75%) de los argentinos. (...)”.
> "Otro semáforo amarillo (o casi naranja) que se enciende es el siguiente: algo más de 8 de cada 10 jóvenes manifiesta su enojo con la realidad económica de estos tiempos”.
> “No me sorprende concluir que según la percepción lisa y llana de la opinión pública el argumento de la ‘pesada herencia’ va perdiendo peso y consistencia a medida que transcurren los meses –señala el titular del CEOP–. (...) Este mes casi 6 de cada 10 personas (57,3% para ser exactos) que evaluó de modo negativo lo actuado en materia económica por la actual gestión, está convencido que justamente es el propio gobierno nacional el principal responsable del deterioro”.
> “Una pregunta se viene repitiendo y cada vez con mayor insistencia: ¿Macri gobierna para los ricos? Para el 65% de los argentinos esta afirmación es cierta, incluso creciendo con respecto al mes de agosto en casi 5 puntos porcentuales –afirma Bacman–. Y podría pensarse que la pregunta fue mal intencionada o mal formulada. Todo lo contrario, se preguntó del siguiente modo: ‘¿Cuál es el sector de la sociedad que más se benefició durante estos once meses de gestión de Mauricio Macri? Las opciones para responder fueron cuatro: la clase alta, la clase media, la clase baja o todos por igual.
> "(...) El principal sostén del gobierno de Macri, desde el punto de vista económico, es que hay una franja que cree que las cosas van a mejorar. Mirando ese dato parece expresarse la llamada grieta. Es que la mitad de las personas consultadas (50% exacto) creen que en 6 meses la economía va a estar mejor y prácticamente la otra mitad (46,8%) sostiene que la situación va a empeorar. (...) Está claro que hay un núcleo duro que está del lado del oficialismo y un núcleo duro del lado opositor. Y lo que sucede es muy sencillo: la clave se localiza en el segmento de los independientes. Son los que más se resisten a perder la esperanza; por tal motivo, 6 de cada 10 independientes apoyan la idea del mejoramiento económico para los próximos meses y de esta perspectiva de la esperanza se convierten en el núcleo periférico de sostén de la actual gestión. (...)"
-------------
Ficha Técnica
Encuesta realizada por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), que dirige el sociólogo Roberto Bacman. 
En total se entrevistaron 1.200 ciudadanos de todo el país, respetándose las proporciones por edad, sexo, nivel socioeconómico y lugar de residencia. 
Las entrevistas fueron telefónicas y el CEOP hace un seguimiento, mes a mes, de las respuestas a las preguntas sobre política y economía.

Crece el debate sobre la estanflación que no cesa y un Gobierno que "no arranca"

Semana de Conferencia de la Unión Industrial Argentina, en la que se confirmará la caída de la producción en la industria manufacturera, la destrucción de 50.000 puestos de trabajo y la persistencia de la estanflación. Habrá muchísimo debate sobre competitividad, un tema que no tiene resuelto la Administración Macri, que insiste en postergar todos los temas para después de las elecciones 2017. Luce preocupado Claudio Chiaruttini en su editorial dominical, con una coyuntura de Cambiemos que arroja dudas sobre el futuro.


por CLAUDIO M. CHIARUTTINI
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Sin Saco y Sin Corbata). A poco de cumplir 1 año en el poder, la falta de “brotes verdes” y la desconfianza de que lleguen en el corto plazo, están desnudando la debilidad política de Mauricio Macri, tanto en el Congreso Nacional como en la negociación con la oposición; confirmando que, pese a que se cedieron miles de millones de pesos a Intendentes y Gobernadores, no hay dinero que alcance para suplantar el ejercicio efectivo del poder político.
Mauricio Macri tiene
> una aliada que le produce enormes problemas internos y que avanza con su agenda personal sin medir costos para la Casa Rosada, Elisa Carrió;
> un partido centenario de asociado, pero los radicales no son capaces de apoyar públicamente 1 sola medida que lleve adelante el Presidente de la Nación;
> los Gobernadores, a los que se les condonó deuda, se le concedió plazo de pago y se les otorgaron subsidios, créditos, autorizaciones para endeudarse y obras públicas, no ceden un palmo de poder en sus distritos y rechazan el “voto electrónico”;
> los grupos piqueteros y colectivos sociales kirchneristas, reciben más dinero que cuando gobernaba Cristina Fernández, pero le disputan la calle al PRO y quieren 1 millón de salarios para financiar sus estructuras políticasque enfrentarán a “Cambiemos” en las urnas 2017.
El PRO tiene un forma “light” de ejercer el poder, en especial, luego de un hiperpresidencialismo ultraverticalista que duro 12 años, encabezado porNéstor Kirchner y Cristina Fernández, lo que hace que las fuerzas panperonistas y opositoras menosprecien el “estilo macrista”. Pero, dado que en las filas del PRO se repulsa la política, o directamente no se la sabe ejercer, creen que el camino de negociar por dinero todo lo soluciona. Ya es hora que se den cuenta que no es así.
De todos modos, más allá de la falta de ejercicio inteligente de la política y de la comunicación política, y el abuso en el uso de la “billetera” para articular alianzas, es la falta de una reactivación económica lo que está ahondando la debilidad intrínseca que le inyectó a la Administración Macri el ajustado resultado electoral que se obtuvo hace un año y que sólo se puede superar con un enorme éxito en las urnas 2017, algo que por estas horas, aparece como muy difícil de alcanzar.
Expliquemos. Todas las simulaciones realizadas, tanto en el Gobierno como en las fuerzas opositoras, concluyen que “Cambiemos”, ante el mejor resultado electoral, no tendrá mayoría propia ni en el Senado ni en Diputados y, con viento a favor, llegará a ser la fuerza minoritaria N°1 en la Cámara baja y fuerza N°2 en la Cámara Alta.

Entonces, el Gobierno se encuentra en una encrucijada: Por más esfuerzo que haga para obtener la mejor votación el año que viene, van a tener que seguir negociando, a capa y espada, contra el panperonismo y contra los colectivos sociales que viven de las arcas del Estado. La diferencia si la Casa Rosada tendrá que negociar desde una posición de debilidad o de fortaleza provendrá de una rápida y fuerte reactivación de la economía, del consumo y de la producción.
Y las noticias del mundo económico no son buenas
Entre lunes y martes, en Parque Norte, se realizará la 22da. Conferencia de la Unión Industrial Argentina, en donde la central patronal dejará en claro el pésimo momento que vive el sector, con una caída de la producción del sector de 4,5% del PBI en 12 meses, una destrucción de 50.000 puestos de trabajo y con dudas sobre la fortaleza que tendrá la reactivación.
Es cierto que el sector industrial sufre profundamente los malos indicadores de la industria brasilera, 40% de lo que producen las industrias argentina se venden a Brasil; la recesión en la Unión Europea y USAtampoco ayudan a que el sector pueda reaccionar; y la pérdida de competitividad del peso impide ganar mercados en reemplazo de los que hoy están en procesos recesivos.
El presidente de la 22da. Conferencia Industrial, Miguel Acevedo, hombre del sector agroindustrial, no teme en calificar al Banco Central de “Enemigo Nº 1” de la industria por su política de altas tasas de interés, pero también considera como “Enemigos Nº 2” de la industria a los bancos Nación, Provincia de Buenos Aires y Ciudad. Todos administrados hoy por el PRO. El mensaje es claro.
El titular de la Unión Industrial Argentina, Adrián Kaufmann Brea (Arcor), promete una docena de medidas fiscales, sin costo para el erario público, que pueden beneficiar al sector; también reclamarán una política de “administración inteligente” del comercio exterior, lo que implica poner cupo a las importaciones y se pondrá énfasis en las economía regionales, dado que 40% de sus producciones tenía por destino Brasil, pero hoy no encuentran mercado para vender y neutralizan el auge que se vive en el campo.
La UIA promete no hablar de tipo de cambio, uno de los efectos de la menor influencia de José Ignacio de Mendiguren en la central patronal, dicen sus detractores (aunque, en verdad, todo depende de la popularidad de Sergio Massa, al que está vinculado 'el Vasco'). Sin embargo, será reemplazado por el tema “competitividad”, otra cara de la misma moneda.

Los problemas políticos y económicos tienen efecto directo en el Gabinete de Mauricio Macri, por eso, el mismo Presidente de la Nación “blanqueó” las rencillas internas y ahora se intenta rehacer los lazos entre los ministros del Gabinete Nacional con un encuentro de 3 días en Chapadmalal, en el que cada uno de los funcionarios invitados deberán explicar cómo salieron de la recesión los países o etapas históricas que les dieron para investigar y anticipr los planes y medidas para el 2017.
Asombra la estructura empresarial conque se plantea el encuentro en Chapadmalal. Hoy el Gobierno tiene un enorme déficit de ejecución de medidas, planes y programas anunciados. El problema está en la gestión, en llevar a la acción lo decidió o en decidir, dado que las reuniones para alcanzar consenso para tomar una medida suelen ser muy extenso. El macrismo es burocrático, deliberativo, dilata los plazos y abusa de los excels, los gráficos y los “power points”.
La obra pública es el mayor ejemplo de este “padecimiento” que tiene el macrismo. Mauricio Macri es el 2do. Presidente de la Nación de profesión ingeniero y quiere que su mandato quede marcada por la obra pública, tal como hizo en la Ciudad de Buenos Aires con la parquización de plazas, la bicisenda, el Metrobus y la solución a las inundaciones en el barrio de Belgrano. Lo mismo quiere repetir ahora, a nivel nacional. Decenas de programas y planes se anunciaron, pero no están ejecutándose.
Las partidas presupuestarias, están. Los planos de obra, están. Los problemas están concentrados en los “mecanismos de transparencia”, los sistemas de actualización de precios y las formas de adjudicación, para que no se crea que haya preferencias hacia alguien. Sin embargo, como todo está demasiado “charlado”, las únicas obras públicas que arrancaron son las financiadas por la Nación... que ejecutan municipios o provincias, más efectivos para lanzar y adjudicar las licitaciones. Así, el dinero lo pone la Casa Rosada y el rédito político es para el intendente o gobernador a cargo.
Hace 3 semanas, Mauricio Macri decidió que la campaña 2017 se basará en inaugurar una obra pública diaria y a protagonizar anuncios de inversión. Así, la obra pública no sólo tiene su efecto reactivante sobre la economía y la producción, sino también, es la llave de crear una percepción de un Gobierno “cerca de la gente” y “solucionando problemas”.
Sin embargo, hoy, la frase que se repite en los estudios de opinión pública es la mismo que dice la oposición: “el Gobierno no arranca”. Es increíble que a 11 meses y medio de gestión, exísta la idea de que la Administración de Mauricio Macri no logra comenzar a funcionar. Así, aunque hagan 100 timbreadas, la idea de imponer la sensación de que “se está cerca de la gente”, no deja de ser un deseo.
Gestión, política y comunicación ya se combinan para crear la idea de “debilidad” que invade al panperonismo y lo envalentona para suponer que van a volver al poder en poco tiempo, o los empresarios, que postergan comenzar con las inversiones anunciadas hasta que el macrismo reconfirme su poder político o los inversores extranjeros, que no quieren arriesgar capital hasta que algunos indicadores macroeconómicos se “normalicen”.
Y acá surge un nuevo frente de tormenta para el Gobierno de Mauricio Macri: Nadie niega ni minimiza la enorme tarea que implicó desatar los “nudos económicos” que dejó el kirchnerismo. Pero los problemas que se generaron en ese proceso, ya son leídos por empresarios, banqueros e inversores extranjeros como fruto del “modelo macrista”.
El déficit cuasifiscal ha entrado en el “radar” de las consultoras económica ortodoxas. El déficit fiscal kirchnerista se extendió al 1er. año del macrismo y lo hará en el 2do. año. La inflación baja por efecto de la merma de poder adquisitivo del salario. Las tasas de interés no bajan para poder controlar el circulante. El abuso en el endeudamiento comienza a generar dudas. El consumo no se recupera, al contrario, sigue cayendo.
Para muchos economistas, el escenario macro es tan complejo como el que tuvo que enfrentar Mauricio Macri y su equipo el 11/12/2015. Sin embargo, la diferencia con respecto a ese momento es que no queda claro si el Gobierno tiene una “hoja de ruta”, para no pedir un “plan”, algo que el Presidente de la Nación nunca tuvo en 8 años de Jefe de Gobierno porteño. Es más, el macrismo parece esperar que la solución de los problemas surja por fuera de la gestión.
No hay campaña para incentivar el “blanqueo” fiscal. No hay medidas para reducir el inmenso déficit fiscal. Para que el Banco Central bajar la tasa de interés, Federico Sturzenegger tuvo que reunirse con Mauricio Macri y recibir una orden directa. La reforma fiscal está en veremos. No se conocer plan para bajar el stock de Lebacs y reducir el déficit cuasifical.
En pocas horas más se cumple 1 año de que “Cambiemos” ganara imprevistamente el balotaje. Ya es hora de que aparezcan soluciones.

1 año de Macri: El modelo es lo que falla

Cuando se insiste en la necesidad de realizar cambios en el gabinete de Mauricio Macri, y el propio Presidente debate el tema (tanto el diario Claríh, en entrevista a Macri; como el diario La Nación, en off the record de Casa Rosada, abordan el tema), Agustín Monteverde, de Massot & Monteverde, afirma que el problema es el modelo que eligió el Presidente, más allá de sus colaboradores elegidos para ejecutar sus definiciones. Él no entiende cómo se llama a sesiones extraordinarias del Congreso para llevar a 45% la alícuota del Impuesto a las Ganancias. Y explica la coyuntura que no le está dando buenos resultados a Cambiemos en las encuestas de opinión pública.



por AGUSTÍN MONTEVERDE
CIUDAD DE BUENOS AIRES (InC). Hay errores de diseño del modelo y de diagnóstico que conspiran contra la salida de la recesión y el regreso de la inversión.
 Se considera, por un lado, que es posible motorizar el consumo apoyándose casi exclusivamente en ampliar y facilitar el crédito.
 Por otro, en los despachos oficiales se cree que la inversión no se hace notar porque aún no se ha logrado instalar el cambio de humor que correspondería al cambio de clima operado desde diciembre pasado.
** Esa perspectiva es doblemente equivocada.
 En primer lugar, el determinante clave del consumo es el ingreso disponible, no la posibilidad de tomar crédito. La gente no necesita —ni puede, como lo consigna el informe de la CAME— endeudarse más; lo que requiere es gozar de más ingreso disponible.
 En cuanto a la inversión, ésta no se mueve con arreglo a impulsos emocionales o subjetivas condiciones anímicas.
# Sus determinantes son bien racionales y concretos: la oportunidad de realizar ganancias en un marco jurídico que asegure los derechos de propiedad.
# Y lo primero que el inversor observa es que la demanda —el consumo, las exportaciones— está en retroceso.
# A los capitales no es necesario convocarlos; pujan solos por venir cuando es atractivo invertir.
** En lo que se refiere al consumo, la capacidad de compra de las familias marcó en octubre una retracción de poco menos de 10%.
 El deterioro de la capacidad de compra es el resultado de que la suba de los precios nominales —sea por inflación, sea por recomposición de los precios relativos— aventaja a la de los ingresos familiares —que además se ven recortados por la altísima presión impositiva.
# Otro elemento que incide es el deterioro del empleo; en los 12 meses transcurridos hasta agosto se llevaban perdidos más de 107.000 puestos de trabajo formal.
# Un último factor que ha afectado la capacidad de compra de las familias es la retracción que ha sufrido el crédito de consumo; pero se debe en buena medida a que se saturó la capacidad de tomar deuda.
** El dato positivo es que la capacidad de compra de las familias se mantiene relativamente estable desde julio.
** Y la Fundación Mediterránea estima que para el 1er. semestre de 2017 habrá una mejora interanual de 3,7% en el poder adquisitivo, lo que contribuirá a dinamizar la actividad.
 La estrella serán los jubilados, que verán mejorar sus ingresos reales en 9,7%.
 Los planes sociales tendrán mejoras de 5,8% y, por último, los asalariados incrementarían en 2, % su poder de compra.
** En cuanto a las inversiones, su llegada se demora por la sencilla razón de que hoy no es atractivo invertir.
 Dejando de lado que el marco jurídico y político aún no ofrece las garantías que serían deseables, el primer escollo que surge es una presión impositiva récord.
Nunca hemos estado tan cargados como ahora de impuestos y para–impuestos de todo tipo, y eso está ahogando —literalmente— al sector privado.
• Otro poderoso disuasor es la apreciación cambiaria.
# El tipo de cambio está muy atrasado —es decir, está artificialmente sobrevaluado— y eso es un obstáculo formidable para la inversión.
# Nadie acepta que le paguen por sus dólares menos bienes de capital o mercadería que la que obtendría en cualquier otro país.
# Además del impacto negativo en la competitividad, los inversores son conocedores de que detrás de todo proceso artificial de apreciación cambiaria se incuba una recomposición más o menos brusca, desordenada y dolorosa.
** Lo que da existencia a todos estos ahuyentadores de capitales es —como siempre— en la alarmante situación fiscal.
• La Argentina, no ha reducido el gasto estatal; por el contrario, se ha disparado.
 Esta insolvencia fiscal —cada vez más manifiesta— no se resuelve acumulando deuda.
 La deuda resuelve la coyuntura trasladando y potenciando el problema hacia delante: llegado el momento, además de efectuar el ajuste que no se quiso hacer, se requiere un ajuste mayor para devolver el capital y los intereses.
• Eso nos devuelve al problema de la presión tributaria: los inversores saben bien que el agravamiento de la situación fiscal y el consiguiente endeudamiento acelerado se pagarán indefectiblemente con más sacrificios por parte de los contribuyentes.
** Otro punto no menor es que, en una amplia variedad de áreas decisivas para la inversión, las reglas de juego todavía no se terminaron de clarificar.
 Es cierto que se han tomado algunas medidas indispensables para proveer un clima de negocios algo más favorable.
 Pero hay todo un denso marco normativo, plagado de regulaciones de detalle, en gran medida ridículas o incumplibles, que desalientan la inversión; no sólo es difícil de desmontar sino que su complejidad sigue creciendo día a día.
 Las normas laborales, de higiene, de seguridad urbana e industrial y sanitarias implican costos exorbitantes, que vuelven inviables los proyectos.
** Por último, juega en contra el cierre de la economía, que obliga a trabajar con insumos extraordinariamente caros y de mala calidad.
** La Argentina ha pasado muchas veces por ciclos de alto déficit fiscal financiado con endeudamiento externo, tipo de cambio atraso, y economía cerrada; en todos los casos el final sobrevino con una crisis de balance de pagos.

jueves, 17 de noviembre de 2016

En el final del 1er. año de Macri-Presidente, la economía no arranca y la inflación va a penales

Federico Sturzenegger asoma como un potencial reemplazante del arquero de la selección, Sergio Romero, por su especialidad en atajar los penales monetarios que le patean desde todos los ángulos, a fin de evitar que la aún no domada inflación se convierta en un colador. Mientras desactiva los Lebacs como hacía Tom Cruisse en las películas con las bombas, las tapas de los diarios de la fecha lo sumergen en la intrincada temática social: un Papa Noel linyera trae el famoso bono compensador para los estatales, que enojará a las provincias, no satisfará a ATE y apenas moverá el amperímetro del consumo de fin de año, pero que le costará a la maquinita un mini Ahora 2: $350 millones en dos pagos sin interés. De yapa, la oposición le hizo la travesura legislativa de colarle en el Senado una emergencia social en términos de aumento de la Asignación Universal por Hijo y de creación de un millón de puestos de trabajo a pagar por el Tesoro, que Macri tuvo el arrebato de vetar, pero tendrá que pensarlo bien porque andan dando vueltas la reforma política, la de ganancias, la del mercado de capitales, la participación privada en obras públicas: toda una andanada legislativa con la que pretende echar a rodar inversiones apelando a una maquinaria financiada por el blanqueo, ya que de las lisonjas del mini Davos en Buenos Aires y las de los que se decían amigos empresarios no hay ni noticias.



Mientras el calendario avanza hacia fin de año “a paso redoblado”, como en la Marcha de San Lorenzo, vuelve a cobrar dimensión el bono en la consideración de los medios gráficos. La Nación, Clarín, El Cronista Comercial, Ámbito y BAE Negocios le dedican títulos en tapa a las distintas facetas de implementación.
Los $3.500 que el gobierno acordó con los gremios estatales para compensar las remuneraciones más bajas y $2.000 para las que les siguen se anticipan a la protesta programada para mañana, pero principalmente constituyen un pasaje a unas fiestas en relativa paz sindical con el nutrido sector público que la Casa Rosada “compró” a cuenta de mayores cantidades echando mano al deficitario erario. BAE Negocios calcula el costo fiscal en $350 millones divididos en 2 cuotas.
El presidente del Banco Central, que no sabe más qué inventar para atajar los penales monetarios que le patean de todos los wines, pergeña fórmulas para sacar de la vista los papeles con yaguaretés y ballenas dando la vuelta al refrán de que “si hay miseria que no se note” para sustituirlo por “si hay abundancia” refiriéndose a la emisión.
Además de desacelerar Lebacs procura digitalizar de todas las formas posibles el llamado M2 (multiplicador del circulante) mediante pagos electrónicos por tarjeta de tarjetas y alternativas a Banelco y la red Link con débitos para los movimientos inmediatos. Ya lo consignó La Nación en una de sus propuestas de tapa: “La recesión no llegó a los consumos con tarjeta”, tituló.
El síndrome diciembre, con los villancicos como letanía, recalentó la maquinita de hacer billetes que hacía suspirar a Amado Boudou y perfectamente podría ser llevada a refrescar a la fuente de Plaza de Mayo como hiciera él con sus pies. Las provincias quedaron que trinaban con ese refuerzo salarial y le devolvieron gentilezas, al apoyar en el Senado la emergencia social que la oposición pretende imponerle a Mauricio Macri. Implica destinarle un aumento del 15% a la Asignación Universal por Hijo y crear 1 millón de puestos de trabajo por afuera del disperso programa económico que coordina el peñista Mario Quintana, endeuda el gradualista Alfonso Prat Gay, fogonea el ortodoxo Federico Sturzernegger, zarandea Juan José Aranguren y negocia Rogelio Frigerio nieto. Si hay tantas manos en el mismo plato, ¿por qué los senadores se privarían de añadirle la versión legislativa del filme de Miguel Pereira, estrenado en 1988, “La deuda interna”, como Página 12 califica al proyecto que hizo gruñir al perro Balcarce que suele sentarse en el sillón presidencial?
Ya el gobierno tuvo que adelantar, contra su voluntad, la vigencia de los cambios en el impuesto a las ganancias al 1 de enero, a fin de calmar a los leones herbívoros de Azopardo, cuya sede oculta el imponente edificio de la facultad de Ingeniería. El devenir de la historia repartió en porciones el poder de la CGT y sepultó los sueños justicialistas que llevaron a construir en 1950 esa catedral neoclásica de columnas y capiteles dóricos cuyo destino era ser el comando de la Fundación Eva Perón y terminó siendo la facultad de Ingeniería. Caprichos de la modernidad, la dirigencia sindical encanece, dispersa, en los fondos de una imponente casa de estudios que emite una insuficiente cantidad de graduados.  
Pero mientras la oposición pretende colarle por la ventana al “equipo” económico de Macri un millón de puestos de trabajo, éstos le venían apuntando los cañones a la pirámide de la estructura jerárquica de las Fuerzas Armadas para racionalizar uniformes. El ministro de Defensa, Julio Martínez, le puso por escrito a los jefes del Ejército, teniente general Diego Suñer; de la Armada, almirante Hipólito Srur y de la Fuerza Aérea, brigadier general Enrique Amrein, que hay que trazar una línea en los 38 años de antigüedad para retirar tanto a 35 generales y 25 almirantes y brigadieres, como a una parva de oficiales y suboficiales.
Clarín lo destaca en la portada y le pone número al recorte: 1.000 efectivos, entre ellos, 60 altos oficiales. Y aunque la plana mayor de la redacción haya estado por estos días en Mar del Plata, la primicia periodística recibió su carga editorial anti K: “se desarma la herencia dejada por Milani”. Lo que equivale a decir, por Cristina, quien es blanco de una artillería judicial a mansalva.
La cárcel para Cristina, un eje forzado de la política
En tal sentido, la edición global de El País consigna muy destacadas unas furibundas declaraciones de Margarita Stolbizer, en las que afirma que “no es malo que (la ex Presidenta) acabe en la cárcel”. Las adereza con la denuncia a la madre de CFK que “agita a la Argentina”.
Por más que Jaime Durán Barba, henchido por la victoria de las redes sociales sobre el establishment periodístico que le pronosticara a Donald Trump, haya estado transmitiendo en sus comentarios que Macri deberá plebiscitar su gestión de gobierno en los comicios legislativos del año que viene y no ampararse en la corrupción kirchnerista que fogonean el grupo Clarín y Lilita Carrió, lo cierto es que ese “poncho” no les cae nada mal para cubrir la transición de bajo vuelo económico con la que convivirá la campaña electoral. 
El jefe de Gabinete, Marcos Peña, confía en la ley que acaba de aprobarse para poder aplicar la fórmula blanqueo-obras públicas/privadas que concibió el emprendedor- innovador que tiene como ladero: Mario Quintana, quien además de haber trasplantado exitosamente el sistema de multirrubro farmacéutico al país puso a funcionar el fondo común de inversión Pegasus que antes acaparaba proyectos privados y ahora es uno de los principales “parking” del régimen de sinceramiento y exteriorización de capitales.
El instrumento que la complementa salió con fritas para el Congreso desde el edificio de la Bolsa de Comercio, a pocas cuadras de la Casa Rosada: la reforma a la ley del mercado de capitales para adecuarla a los blanqueadores y permitirles desgravar las ganancias que saquen por las inversiones hacia las que orienten los fondos. El Cronista Comercial lo destaca. 
Macri, que conoce muy bien el pedigree de quienes alguna vez fueron sus colegas, los empresarios vernáculos, tomó nota de la encuesta de la consultora BDO según la cual la cantidad de ejecutivos que ven al país como destino de sus fondos bajó del 88% de la última medición a 67%. Pero también imagina un marzo rebosante de dólares escondidos que serán declarados y, por lo tanto, obligadamente tendrán que elegir un destino. Al estar parado el aparato privado, sólo el foco estatal podrá guiar ese tránsito: infraestructura de rentabilidad económica y social anke energías renovables (de Vaca Muerta a molinos de viento, paneles solares y combustibles verdes). También algo de real estate en las áreas VIP metropolitanas, donde se reavivan pujas por terrenos codiciados como los de la franja Retiro-Puerto Madero y de Campana, que el Cronista Comercial y BAE Negocios llevan a la tapa.
Y, como suele entender el Pro la política, para contraponer a una medida que beneficie negocios un fundamento social (a veces traído de los pelos) Horacio Rodríguez Larreta mudó su despacho cerquita de uno de los más atractivos epicentros inmobiliarios, en la Villa 31de Retiro, como operó difundir en Ámbito, y le dio manija al Distrito del Deporte en la zona sur, que hizo publicar con un enorme titular en el diario gratuito del grupo Clarín, La Razón, cuyas portadas son bien visibles en las bocas de entrada y circulación de la Ciudad de Buenos Aires.
Mientras el alcalde porteño se saca fotos con los habitantes del nuevo barrio que eligió para sus oficinas, su vecina de distrito y compañera de timbreos, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, mueve la frazada corta del presupuesto entre los docentes y las fuerzas de seguridad, pero nadie queda conforme ni se garantiza ningún resultado positivo. La Nación revela en una nota de tapa que los Ministerios de Seguridad nacional y provincial y 26 municipios destinan a la seguridad en el candente Gran Buenos Aires apenas $ 4 per cápita, menos que los $5,43 que se lleva la educación a nivel nacional, pero más que los $ 2,48 para salud en todo el país. Por sí solos los números no dicen gran cosa, frente a resultados en la aplicación que no dejan sabor a nada en ninguno de esos rubros de alta sensibilidad ciudadana.
La magnificación mediática de la causa de las cooperativas fraguadas para repartir sobresueldos, en la que se involucró forzada y confusamente a la madre de la ex presidenta CFK, o las casas allanadas de Lázaro Báez en Pinamar sólo para ser tasadas, o la herencia del general Milani en el presupuesto militar ayudan a pasar el día a día pero no alcanzan a disimular el estado de ánimo que embarga a la sociedad y se manifiesta en la inusitada agresividad que caracteriza a las relaciones.
No escapa, aunque sí amplifica, al nuevo campo de batalla que libra el populismo en otras partes del planeta y hoy le toca a Francia, según sitúa como broche de la tapa de la edición de hoy (17/11) La Nación.
Quizá la obsesión para que Cristina vaya presa de una parte de la política nacional, alineada tras el odio visceral que expresa el círculo rojo contra el kirchnerismo, esté orientada en aquella dirección.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

La frustración de Macri: Dos reuniones, dos fracasos

En los últimos días Mauricio Macri mantuvo dos encuentros de carácter "informal" que representaron dos grandes fracasos personales para el Presidente, quien no pudo convencer a sus interlocutores de desistir de sus intenciones. "Nadie me puede domesticar”, dijo Elisa Carrió como respuesta a la reunión con Macri, y salió a marcar la cancha, asegurando que será candidata en las elecciones legislativas 2017. Como contrapunto, Jorge Macri se calzó el traje de candidato y criticó a Lilita. La otra reunión en la que el mandatario fracasó fue con Marcelo Tinelli, a quien no logró convencer -y eso que le ofreció 'el oro y el moro'-de que se baje de la postulación a la presidencia de la AFA.



Hay impotencia y decepción en la Casa Rosada. En los últimos días,Mauricio Macri mantuvo dos reuniones clave. Y en las dos habría fracasado. La primera tiene que ver con Elisa Carrió. La otra, con Marcelo Tinelli.
El lunes por la noche, Macri se reunió con Carrió en la Quinta de Olivos. Tras el encuentro, del que sólo se difundió oficialmente un escueto comunicado que hacía más hincapié en lo que cocinó Juliana Awada que en la agenda de la reunión, ambas partes se abstuvieron de realizar declaraciones.
La relación venía tensa por las críticas de Carrió a Daniel Angelici, a quien días antes, en el programa de Mirtha Legrand, calificó de "delincuente". El tema Daniel Angelici, sin dudas, habrá estado presente en la charla. Carrió lo considera un operador del Presidente en la justicia y le preocupa que continúe muy cerca del primer mandatario. Y se lo habría repetido una vez más.
Sin embargo, para Macri, lo más importante era intentar convencer a Lilita de que desista de su candidatura a senadora nacional por Buenos Aires. Pero a juzgar por los sucesos de las últimas horas, no lo habría logrado: tanto Carrió como Jorge Macri salieron a marcar la cancha.
Recordemos que Carrió quiere ser candidata a senadora nacional por Buenos Aires en nombre de Cambiemos, cuando la mayoría del PRO favorece a Jorge Macri, quien, a su vez, no oculta su anhelo de encabezar la boleta de Cambiemos el próximo año en el principal distrito electoral, donde el gobierno de Macri se jugará buena parte de su destino.
Carrió confirmó anoche que será candidata en las elecciones legislativas de 2017, aunque no dijo en qué categoría y distrito competirá (pero ya se sabe cuál es su deseo).
Voy a dar la batalla política el año que viene en las urnas”, lanzó. Y, consultada respecto de su reunión con Macri el lunes en la residencia presidencial, destacó que “él acepta que nadie me puede domesticar”.
Así parece, Macri fracasó en su intento de 'domesticar' a Carrió y convencerla de bajarse de la candidatura.
Por su parte, el primo Jorge, intendente de Vicente López, presidente del Grupo Bapro y uno de los artífices de la victoria de María Eugenia Vidalcomo jefe de campaña, salió hoy a competirle abiertamente el traje de candidato a Carrió. 
"No ando por la vida criticando a los demás", lanzó esta mañana Jorge Macri, diferenciándose de Lilita.
“Cambiemos es un espacio donde las diferencias conviven. Carrió es muy importante en Cambiemos, fue un puente al acuerdo con el radicalismo. Obviamente tenemos un estilo distinto, a mí me gusta gestionar y hacer, no ando por la vida criticando a los demás, pero los estilos distintos también te enriquecen y te dan variedad. Tener a alguien que desde adentro te controle no está mal, es positivo”, apuntó, cuando Zona Norte Diario le preguntó si Carrió podría ser un factor desestabilizante de cara a los comicios.
Cuando se le consultó por su posible postulación, dijo que "si a María Eugenia le sirve que yo sea candidato voy a estar". "Como el día que me pidió que sea su jefe de campaña y estuve. Más allá de lo que a uno le guste, a veces toca hacer otras cosas", dijo (ver nota relacionada).
Estas declaraciones de Jorge Macri también pueden leerse como un intento de marcar la cancha, ante el fracaso del Presidente con Carrió.
El otro fracaso reciente de Macri fue con Marcelo Tinelli. El viernes último, el conductor de TV y vicepresidente de San Lorenzo fue a Olivos y mantuvo un encuentro con el Presidente, donde el fútbol ocupó la mayor parte de la charla. 
En realidad, el tema excluyente habría sido la AFA: Tinelli quiere la presidencia de la máxima asociación de fútbol del país. Macri, por su parte, no quiere a Tinelli en la AFA (dicen que ese podría ser el salto del conductor televisivo a una futura candidatura presidencial de la Argentina...)
Los detalles de lo conversado no trascendieron, pero en los últimos días la candidatura de Tinelli para convertirse en el próximo mandamás del fútbol argentino cobró fuerza. “Me preparé para ser presidente de la AFA y sería un honor que me eligieran”, dijo días atrás.
Para intentar lograr este objetivo, el empresario y conductor televisivo sumó el apoyo de Hugo Moyano. Y mantuvo una reunión cumbre con los dueños de la mayoría de los votos asamblearios: Daniel Ferreiro (Nacional B y vice de Chicago), Claudio Tapia (Ascenso Metropolitano, presidente de Barracas Central) y Pablo Toviggino (presidente del Consejo Federal del Fútbol). Dicen que la foto enervó a la Casa Rosada.
Las versiones indican que Macri le habría ofrecido 'el oro y el moro' a Tinelli para desista de su postulación. Pero, al igual que le ocurrió con Carrió, no habría podido convencerlo: Tinelli está decidido a ir por la presidencia de la AFA (¿y de la Argentina?).

Ultimas Noticias

Especiales

.

.