Mostrando entradas con la etiqueta Financial Times. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Financial Times. Mostrar todas las entradas

viernes, 6 de febrero de 2015

Ahora, Financial Times: "El gobierno de Cristina está asustado y quizás esconda algo"

La muerte de Alberto Nisman sigue en las tapas de los diarios nacionales hace 19 días. En el exterior, el caso también sigue teniendo repercusiones en la prensa internacional. Ahora, fue el turno del diario británico Financial Times que además de recomendar la creación de un equipo de expertos independientes para investigar la muerte del fiscal -una posibilidad que el Gobierno argentino ya rechazó por considerarla una intromisión “imperialista”-, señala que la Casa Rosada estaría escondiendo algo.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- El influyente diario inglés, Financial Times, publicó un artículo firmado por el periodista John Paul Rathbone acerca del caso Nisman, del que este viernes (6/02) se cumplen 19 días. Tras un breve relato de los hechos sucedidos desde que se conoció la noticia de la muerte del fiscal, Rathbone cuestiona la reacción de la Presidente CristinaFernández y su gobierno: “Fernández sugirió que se trataba de un suicidio. Luego, publicó en Facebook una carta inconexa en la que insinuó que había sido un asesinato a manos de espías que no eran espías, que buscan desacreditarla”.
“El gobierno, que actúa como si fuera más santo que la Madre Teresa, siempre luchó contra las acusaciones”, dice en otro trama el artículo que añade: “La forma de actuar de su gobierno indica que está asustado y que quizás también esconda algo. El comportamiento de Fernández no ayuda. Todavía no ofreció sus condolencias a la familia de Nisman”
Este es el artículo completo firmado por el periodista John Paul Rathbone y publicado en el diario Financial Times este jueves (5/02):
La verdad supera la ficción. Desde que Alberto Nisman fue hallado muerto en su departamento de Buenos Aires, Argentina–o, más precisamente, el gobierno de Cristina Fernández, el refrán quedó corroborado. Nadie inventaría una historia así.
Hace tres semanas, Nisman se preparaba para el momento decisivo de su carrera. El fiscal de 51 años estaba a punto de acusar a la presidenta de haber encubierto la supuesta participación de Irán en el peor ataque terrorista que sufrió Argentina: la bomba que en 1994 mató a 85 personas. Unas horas antes de la audiencia ante el Congreso, la madre de Nisman encuentra muerto a su hijo sobre un charco de sangre.
En un primer momento, Fernández sugirió que se trataba de un suicidio. Luego, publicó en Facebook una carta inconexa en la que insinuó que había sido un asesinato a manos de espías "que no eran espías", que buscan desacreditarla.
Las teorías conspirativas se complican. Los funcionarios culpan a "oscuros intereses". Sin embargo, la mayoría de esas teorías son alimentadas por el mismo Estado.
Los argentinos siguen sospechando, y es comprensible, de sus servicios de inteligencia, los cuales cambiaron poco desde que terminó la dictadura militar en 1983. Eso significa que la idea de Fernández de que los espías planearon la muerte de Nisman no es totalmente improbable. Pero eso no convierte a Fernández en una creíble reformista de los servicios de inteligencia, la tarea que reclamó por televisión en una cadena que se prolongó durante una hora el 26 de enero.
Después de todo, la larga experiencia también lleva a los argentinos a desconfiar de las mentiras del gobierno–sobre casi todo, pero particularmente sobre corrupción e inflación. El gobierno, que actúa como si fuera más santo que la Madre Teresa, siempre luchó contra esas acusaciones.
Pero ahora, atrapado por sus propios errores, ya no puede disfrazar la realidad con palabras. Nadie sugiere que Fernández haya orquestado la muerte de Nisman. Pero la forma de actuar de su gobierno indica que está asustado y que quizás también esconda algoEl comportamiento de Fernández no ayuda. Todavía no ofreció sus condolencias a la familia de Nisman. El miércoles en un viaje a China, también se burló del acento de sus anfitriones, recalcando que el humor era la mejor reacción frente a los agravios.
Ahora toda la atención está puesta en el poder judicial de Argentina. Es lento, ineficiente y quizás corrupto, pero todavía cuenta con gente competente y con mucha experiencia legal. De hecho, su independencia es una razón por la que Argentina no está tan arruinada como Venezuela, pese a que Fernández hace sus mayores esfuerzos por controlarlo.
Hace dos años, por ejemplo, Fernández propuso una reforma que incluía la elección de jueces argentinos por voto popular. Eso supuestamente "democratizaba" el sistema legal. En realidad, lo dejaba a merced de los políticos oficialistas. Finalmente, los tribunales rechazaron la iniciativa, al igual que el acuerdo con Teherán patrocinado por el gobierno por el ataque terrorista de 1994.
No hay que mirar muy lejos para encontrar los motivos que llevan a Fernández a poner el Poder Judicial a su favor. Su riqueza personal creció exponencialmente desde que ella y su fallecido esposo asumieron el poder en 2003. Según la última declaración, en 2013 su riqueza aumentó 15% a u$s 6,6 millones. Pero su presidencia termina este año, no puede aspirar a la reelección y, sin inmunidad quedará legalmente expuesta. El comportamiento de Fernández ofrece a los críticos más motivos para sospechar.
Una solución podría ser que se consiga un equipo creíble de expertos independientes que investigue la muerte de Nisman, y el atentando de 1994. México recibió expertos forenses argentinos para indaguen sobre la muerte de los 43 estudiantes. En forma similar, una comisión respaldada por la ONU estudió la misteriosa muerte de un juez guatemalteco ocurrida en 2009. Buenos Aires podría tomar una medida similar.
Como resultado hay un asesinato que nadie cree que vaya a ser resuelto adecuadamente debido a la complicidad de muchos sectores: el Estado, la presidencia, el Poder Judicial, el Congreso y los servicios de inteligencia. La historia demuestra que Argentina, 32 años después del fin de la junta militar, sigue siendo una democracia defectuosa en el mejor de los casos, y un estado rebelde, en el peor.

miércoles, 25 de junio de 2014

El Financial Times calificó de “extorsión” el fallo de Griesa

El diario económico inglés advirtió que “si Argentina es obligada a pagar a los holdouts en su totalidad, el precio será cargado por los argentinos”. En un editorial califica el fallo como “una extorsión respaldada por el poder judicial de EE.UU.”.


El diario económico inglés Financial Times publicó un artículo en el que defiende de manera férrea la posición de la Argentina frente a los tenedores de bonos.
A través de un duro editorial, el periodista económico Martín Wolf llamó a “defender a la Argentina” en medio de la pulseada que el Estado argentino mantiene con los fondos buitre tras el fallo de la Corte Suprema estadounidense a favor de los holdouts.
En su nota titulada “Defender a Argentina de los buitres”, Wolf señaló que si bien “no es abogado, la idea de igualdad de trato significa tratar mismos casos de la misma manera. Sin embargo, los acreedores que aceptaron intercambios y los holdouts, no son casos iguales”.
Así, “forzar a los deudores a un trato igualitario parece incorrecto. Es más, el argumento de que los holdouts están ayudando a los argentinos a castigar la corrupción del gobierno es absurda. Corresponde a los argentinos elegir al gobierno que ellos desean”.
“Lo que es peor, si Argentina es obligada a pagar a los holdouts en su totalidad, el precio será cargado por los argentinos. Esto, es extorsión respaldada por el poder judicial de Estados Unidos“, agregó el especialista en periodismo financiero.
Además subraya que mientras se castiga al país, existe una gran “facilidad con la que las empresas estadounidenses puedan alejarse de sus acreedores“.
El principal comentarista económico del Financial Times señaló a su vez que “la cuestión inmediata es cómo Argentina podría resolver” el caso con los denominados fondos buitre, tras la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos de no tomar el pedido de revisión de los fallos de tribunales inferiores.
“Las opciones -pagarle a los holdouts, alcanzar un acuerdo con ellos, transferir deuda reestructurada a legislación doméstica y completo default- parecen costosas, humillantes, difíciles o perjudiciales”, dice, a la vez que aclara que “peor son las consecuencias a largo plazo para las reestructuraciones de deuda”.
Entre las posibilidades de acción, según mencionó, está la de “eliminar la cláusula `pari passu`. Otra es introducir cláusulas de acción colectiva más fuertes, sobre todo las que cubren todos los instrumentos pendientes. Otra es la de cambiar la emisión desde Nueva York. Pero las tres, aplicarían solo en el futuro”.
“Otra alternativa sería modificar a ley de Estados Unidos”, agregó Wolf señalando una última opción de “revivir la idea de mecanismo global” -tal lo planteado por el profesor de la Universidad de Columbia, José Ocampo- pero “estas dos posibilidades parecen poco probables”.
Para el analista, “en un mundo de flujos de capitales globales, un mecanismo viable para la reestructuración de deuda soberana no es un extra opcional”. “Es posible que Argentina sea un caso excepcional. Es más probable que la interpretación de la cláusula pari passu y la capacidad de perseguir activos, haga ahora más difícil reestructurar deuda”, finalizó.
25-6-2014

Una alegría para Cristina: El FT pidió defender al país

En medio de la pulseada por la que atraviesa el Estado argentino luego del fallo de la Corte Suprema estadounidense favoreciendo a los holdouts, el prestigioso diario económico inglés 'Financial Times' publicó una encendida defensa de la posición del país frente a los "buitres".


En medio de la pulseada que el Estado argentino mantiene con los fondos buitre luego del fallo de la Corte Suprema estadounidense favoreciendo a los holdouts, el editor del prestigioso diario económico Financial Times, Martin Wolf, llamó a "defender a la Argentina".
 
El reconocido editor advirtió que "si Argentina es obligada a pagar a los holdouts en su totalidad, el precio será pagado por los argentinos" y que esto representa "una extorsión respaldada por el poder judicial de USA".
 
En su nota de hoy titulada "Defender a Argentina de los buitres", Wolf dijo que si bien no es abogado, "la idea de igualdad 
de trato significa tratar mismos casos de la misma manera. Sin embargo, los acreedores que aceptaron intercambios y los holdouts, no son casos iguales".
 
"La sociedad necesita una forma de permitir que la gente empiece otra vez", afirma el analista económico, quien destaca que las economías del primer mundo, "de hecho, permiten eso a los actores privados más importantes". Y subraya, también, que mientras se castiga a al país, existe una gran "facilidad con la que las empresas estadounidenses puedan alejarse de sus acreedores".
 
Wolf firma en su texto que "si Argentina es obligada a pagar a los holdouts en su totalidad, el precio será cargado por los argentinos. Esto es extorsión respaldada por el poder judicial de USA".
 
El principal comentarista económico del Financial Times señaló a su vez que "la cuestión inmediata es cómo Argentina podría resolver" el caso con los denominados fondos buitre, tras la decisión de la Corte Suprema de USA de no tomar el pedido de revisión de los fallos de tribunales inferiores.
 
"Las opciones -pagarle a los holdouts, alcanzar un acuerdo con ellos, transferir deuda reestructurada a legislación doméstica 
y completo default- parecen costosas, humillantes, difíciles o perjudiciales", dice, a la vez que aclara que "peor son las consecuencias a largo plazo para las reestructuraciones de deuda".
 
Entre las posibilidades de acción, según mencionó, está la de "eliminar la cláusula `pari passu`. Otra es introducir cláusulas de acción colectiva más fuertes, sobre todo las que cubren todos los instrumentos pendientes. Otra es la de cambiar la emisión desde Nueva York. Pero las tres, aplicarían solo en el futuro".
 
"Otra alternativa sería modificar a ley de USA", agregó Wolf señalando una última opción de "revivir la idea de 
mecanismo global" -tal lo planteado por el profesor de la Universidad de Columbia, José Ocampo- pero "estas dos posibilidades 
parecen poco probables".
 
Para el analista, "en un mundo de flujos de capitales globales, un mecanismo viable para la reestructuración de deuda soberana no es un extra opcional".
 
"Es posible que Argentina sea un caso excepcional. Es más probable que la interpretación de la cláusula pari passu y la capacidad de perseguir activos, haga ahora más difícil reestructurar deuda", finalizó.

jueves, 19 de septiembre de 2013

Consejo del Financial Times a Cristina: “Es hora de madurar"

Muy duro artículo publicado este jueves 19/09 por el diario británico Financial Times con motivo del pleito judicial de la Argentina con los Fondos Buitre en la Justicia de USA. En línea con las palabras de José Mujica, el matutino apunta a la terquedad de la presidente Cristina Fernández entorno al no pago a los holdouts pero también califican su comportamiento como el de una "adolescente malhumorada” y le recomiendan que ya “es hora de madurar". Adicionalmente es interesante el cuestionamiento a la idea de impulsar reestructuraciones de deuda para abrir mercados.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- El diario británico Financial Times no es el primer medio de peso del exterior en cuestionar con dureza la gestión de Cristina Fernández. El más reciente y recordado fue el caso de El País de España que en octubre de 2012 acusó a la presidente argentina de estar "encerrada en una torre de marfil", por eludir las protestas del #8N. Agregaba el matutino que la primera mandataria estaba "progresivamente encerrada en una torre de marfil, apoyada en una joven camarilla en torno a su hijo Máximo", y afirmaba que la jefa de Estado se comporta de forma "hostil tanto hacia cualquier discrepancia política como a todo periodismo que no sea servilmente laudatorio".
En la misma línea analiza Financial Times el comportamiento presidencial a raíz de un análisis sobre la situación de la Argentina con los Fondos Buitres en la Corte de USA.
El diario británico comienza así hablando de la actitud de la Presidente y su estrategia en relación a los bonistas: "Cristina Fernández, la presidenta, por cierto, ha adoptado una actitud terca de 'no vamos a pagar'. Esto afectó la reputación internacional de Argentina. Esto es un matiz central en su imagen de alguien que lucha contra financistas despiadados y gana. Sin embargo, esto también es ficción".
Seguidamente, enumera los errores de ‘lobby’ de nuestro país sobre el caso de los holdouts que de evitarse podrían haber dejado a nuestro país en mejor situación: "de no haber acumulado tantos enemigos: desde un FMI indignado por sus malas estadísticas nacionales hasta el gobierno español, que sigue mortificado por la nacionalización de Repsol, y acreedores que se llevaron una mala impresión de su incumplimiento de las deudas con el Club de París".
Y adelanta que "limar las asperezas no haría desaparecer el problema de los fondos buitre, pero haría que a estos les resulte más difícil presentar a Argentina como un deudor deshonesto. Fernández ya lleva mucho tiempo comportándose como una adolescente malhumorada. Es hora de madurar".
"El conflicto de Buenos Aires con un grupo de fondos buitre pone de manifiesto lo que está demostrando ser una de las reestructuraciones de deuda más caras de la historia y refleja la necesidad de un mecanismo de reestructuración de la deuda soberana (MRDS)", continúa.
"El mundo ha sido testigo de un caso poco edificante que ya tuvo sede en dos tribunales de Nueva York y que posiblemente también llegue a la Corte Suprema de EE.UU.", prosigue.
Acerca de la utilidad de las reestructuraciones para abrir mercados, el matutino analiza que "no lograron reabrir los mercados internacionales, además de que fueron más generosas con los acreedores de lo que Cristina Fernández alguna vez va a admitir".
"En consecuencia, luego de 12 años de su default original de u$s 100.000 millones, Argentina es un paria financiero que lucha por reunir los fondos que precisa para explotar sus vastas reservas de gas shale y, por ende, es más pobre de lo que podría ser", sentenció. 
También estima que "aunque la Corte Suprema de Estados Unidos juzgue el caso, es poco probable que lo haga antes de octubre de 2014", en tanto "los acreedores acumulan honorarios legales y quieren llegar a un acuerdo. Argentina también está presionada por un posible default técnico. Esto reduciría más la financiación del comercio y, en consecuencia, la ya reducida base de votantes de Fernández".

Ultimas Noticias

Especiales

.

.