Mostrando entradas con la etiqueta Especiales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Especiales. Mostrar todas las entradas

lunes, 8 de junio de 2015

El crucial y polémico papel de Raúl Alfonsín en la caída de Fernando De la Rúa

El ex presidente Raúl Alfonsín, el último líder de la Unión Cívica Radical, se llevaba mucho mejor con el peronista Eduardo Duhalde que con su correligionario Fernando de la Rúa. Durante la victoriosa campaña electoral de 1999 esas diferencias en el radicalismo no se notaron, pero emergieron no bien comenzaron los problemas del gobierno, es decir muy pronto.


Por Ceferino Reato

Y se hicieron muy evidentes en los caóticos últimos meses de la presidencia de De la Rúa, quien el 20 de diciembre de 2001 al atardecer redactó a mano su renuncia rodeado de un menguado y lloroso grupo de funcionarios y amigos, ya sin el apoyo de su partido ni de Alfonsín, que a esa hora se reunía en sus oficinas de la avenida Santa Fe al 1600 con parte de la plana mayor de su corriente interna.
“Fue un acto en soledad. De mi partido, la UCR, no vino nadie a acompañarme”, recuerda De la Rúa en su departamento de la avenida Alvear.
Por la mañana de aquel día trágico, Alfonsín se negó a acompañar al titular del bloque de senadores radicales, Carlos Maestro, a una nueva reunión con De la Rúa.
—Raúl, lo voy a ver a Fernando; la situación es dramática.
—Carlos, no me pida que lo acompañe. Yo no voy más a la Casa Rosada; para mí, esto está agotado.
Alfonsín y De la Rúa encarnaban las dos almas que animan al radicalismo desde su fundación, en 1891: una, más socialdemócrata, de centroizquierda; más estatista, y otra, más liberal o conservadora, de centroderecha; menos dirigista. Eran los herederos de Hipólito Yrigoyen y Marcelo Torcuato de Alvear, líderes de los “personalistas” y los “antipersonalistas”. Pero, sólo en el plano ideológico porque Alvear encabezó un gobierno firme y exitoso que incluso está siendo ahora valorado por dirigentes alfonsinistas.
Sin embargo, De la Rúa y Alfonsín eran dos radicales ilustrados: cuidaban las formas, se trataban con cortesía y refinamiento. Una relación entre caballeros. “Claro, caballeresca, pero me pasé catorce meses viajando desde la residencia de Olivos hasta las oficinas de Alfonsín para tratar que no se pelearan”, confía Chrystian Colombo, el dinámico jefe de Gabinete de De la Rúa. Colombo pertenecía al “alfonsinismo”, pero acompañó a De la Rúa hasta el final.
Colombo, apodado “El vikingo” por su aspecto físico, volvió a su actividad de empresario, con inversiones en distintas áreas. “Yo creo que el último Alfonsín –sostiene– consideraba a De la Rúa de derecha. Y lo dijo alguna vez. De hecho, cuando Ricardo López Murphy, en marzo de 2001, estaba haciendo su plan económico, Alfonsín estaba reunido en la avenida Santa Fe con su equipo para criticar ese plan” (...)
Los radicales tienen una cultura política muy particular: son respetuosos de las libertades, la ley, los partidos y las instituciones, pero se enfrascan en peleas internas, en especial cuando su partido ejerce el gobierno. “Mi mujer –agrega Colombo– dice algo muy sabio: ‘Cuando el radicalismo está en el poder, para un radical no hay nada peor que otro radical’.
”En ese punto, los radicales admiran la vocación de poder del peronismo, que provoca un realineamiento casi automático y sin chistar de la mayoría de sus dirigentes y militantes una vez que queda definido quién es el o la líder. Como dice el versátil operador Juan Carlos Mazzón, un peronista siempre oficialista: “En el peronismo, peor que la traición es el llano”.
“El peronismo –explica De la Rúa– es muy distinto a la UCR: hay un líder y valoran la lealtad, al menos mientras ese líder tenga poder o le vaya bien. Nosotros, en mi gobierno, por presentar el mejor gabinete posible, nos creamos muchos problemas. Por ejemplo, Rodolfo Terragno, mi primer jefe de Gabinete, fue una gran decepción: él no hizo política para el Gobierno sino para él. Ahí aprendí que la mejor virtud es la lealtad y después la eficacia; y si coinciden, mejor”.
Alfonsín tenía la misma opinión: “El peronismo se alinea detrás del poder más fácilmente”, le dijo en 2007 al periodista y editor Jorge Fontevecchia.
Las elecciones legislativas del 14 de octubre de 2011 reflejaron la anemia política del presidente, cuyo gobierno no fue defendido ni siquiera por los escasos candidatos de su partido que vencieron en sus distritos. Algo inédito, por lo menos desde 1983. Lo peor para De la Rúa ocurrió en su propio reducto, la Capital Federal, donde el 12 de agosto sus candidatos habían sido derrotados en la interna radical por una lista encabezada por Terragno, su jefe de Gabinete hasta el 6 de octubre del 2000. Es decir: no pudo ganar ni dentro del radicalismo porteño y a pesar de que sus adherentes manejaban el aparato partidario.
“Era una interna que no podíamos perder de ninguna manera. Yo iba por la reelección y era el presidente de la Cámara de Diputados. Ahí ya se veía la situación del gobierno”, sostiene Rafael Pascual. Luego, en octubre, Terragno ganó y fue elegido senador, pero con un discurso muy crítico hacia la gestión nacional y, en especial, contra el ministro de Economía, Domingo Cavallo y el mantenimiento de la Convertibilidad, el plan que establecía la paridad fija entre el peso y el dólar, el 1 a 1.
Aquel día fueron elegidos todos los miembros del nuevo Senado, surgido de la Constitución reformada –dos por la mayoría y uno por la minoría en cada provincia y en la Capital Federal– y la mitad de la Cámara de Diputados.
El peronismo se impuso a nivel nacional; ganó en dieciséis provincias, entre ellas Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. De esa manera, reforzó su dominio en el Senado y desplazó al radicalismo al segundo lugar en Diputados. La oposición pasó a controlar el Congreso.
Duhalde resultó el gran ganador: fue elegido senador al vencer por más de veinte puntos a su amigo Alfonsín, quien, a pesar de la derrota entró al Senado por la primera minoría. “El presidente debe escuchar el ultimátum de las urnas”, fue el mensaje del vencedor.
Las elecciones de mitad de mandato dejaron a De la Rúa en jaque. El ex presidente cuenta ahora que, pocos días después de esos comicios, recibió en la residencia de Olivos a Alfonsín, con quien dice que se produjo el siguiente diálogo:
—Fernando, he estado con Duhalde y él me ha dicho que tiene que terminar el mandato presidencial la fuerza que ganó las elecciones, la Alianza, pero, eso sí, con otro presidente.
—Me imagino que lo habrás mandado a la miércoles.
—Le dije que no.
Duhalde y Alfonsín mantenían un acuerdo tan intenso al frente del PJ y la UCR en la provincia de Buenos Aires que sus críticos hablaban del Partido Bonaerense. Uno de los motivos de esta unión era su posición común contra el 1 a 1 que De la Rúa había heredado de su antecesor, Carlos Menem.
Sostiene De la Rúa que su caída fue “un golpe civil para que el presidente sea Duhalde; lo que pasa es que se mete Adolfo Rodríguez Saá y Duhalde no puede llegar. Rodríguez Saá también estaba en contra de la devaluación del peso y también lo voltean para imponer la pesificación y la mega-devaluación, con el mismo dispositivo que habían aplicado contra mi gobierno”.
Tanto Duhalde como los partidarios de Alfonsín niegan este “golpe no tradicional” o “golpe blando”, que fue investigado por la Justicia. En Doce noches recopilé indicios a favor y en contra de esa presunta conspiración, suficientes para que cada lector se forme su propia opinión.

sábado, 28 de junio de 2014

El antes y el después de la Primera Guerra Mundial: ¿cómo están hoy las zonas afectadas?

Hoy se cumplen 100 años del asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria, lo que terminó siendo el detonante de la Primera Guerra Mundial. Un siglo después, las zonas de guerra siguen en el mismo lugar, pero reconstruidos:


  • Al recuperar la Alsacia - Lorena, se celebró en la Place de la Concorde (París) con aviones alemanes caídos

Antes


Después


  • Cuando el canal Somme francés estaba helado, lo transitaba el Ejército Británico

Antes


Después


  • Alemanes descansaron en la puerta del ayuntamiento de Vareddes tras la batalla del Mame

Antes


Después 


  • Así lucía la catedral de Reims durante un bombardeo

Antes


Después 


  • Así quedó el Campanario de Arras (Francia) durante la Primera Guerra Mundial

Antes


Después


  • Cientos de hombres esperando para entrar a la Oficina de Guerra para trabajar con las municiones, en Scotland Yard

Antes


Después


  •  "La necesidad de hombres para luchar es urgente", decía el cartel detrás de los nenes formando en el Trafalgar Square de Londres

Antes


Después


  • Tres grandes batallas se desarrollaron en la ciudad belga de Ypres. Les Hallesquedó destruida debido a los bombardeos

Antes


Después


  • La estación de trenes de Roye (Francia) quedó destruida luego de la Guerra

Antes


Después


Un siglo del detonante de la Primera Guerra Mundial: la primera matanza

Hoy se cumple un siglo del detonante inicial para el comienzo de la Primera Guerra Mundial. El 28 de junio de 1914, un joven nacionalista serbio, Gavrilo Princip, mató a balazos al príncipe heredero del Imperio Austro-húngaro, Francisco Fernando, y fue el motivo para que toda Europa se declarara la guerra. 


Un día como hoy, pero hace cien años, Europa estaba sumergida en una paz armada. Los nacionalismos y las rivalidades económicas de los Imperios estaban en su punto máximo, esperando un detonante para empezar un conflicto armado. El asesinato de Francisco Fernando fue tomado como tal para empezar una de las guerras más mortíferas de la humanidad.



Gavrilo Princip era integrante de un grupo nacionalista serbio, La Mano Negra. Austria-Hungría tenía dentro de sus fronteras varias nacionalidades diferentes en un momento que el sentimiento de pertenencia nacional era muy fuerte. Además, las condiciones económicas impuestas por los grandes imperios fueron otro de los motivos para el comienzo de una guerra mundial.


Francisco Fernando viajó a Sarajevo, actual Bosnia-Herzegovina y anterior provincia austro-húngara, y sufrío un atentado, cuando un compañero de Princip lanzó una bomba al coche imperial, pero que no afectó al príncipe. Minutos más tarde, el joven serbio atacó a los tiros al heredero y a su esposa, que murieron minutos más tarde. 


Este hecho desencadenó que Austria-Hungría lanzara un ultimátum a Serbia. Un mes más tarde, el Imperio Austrohúngaro le declaró la guerra a Serbia. Rusia le declaró la guerra a Austria-Hungría en su carácter de defensora de los pueblos eslavos. Alemania defendió a Austria-Hungría por un pacto anterior y declaró la guerra a Rusia, lo que provocó que Inglaterra Francia le declararan la guerra a Alemania, por el pacto de la Triple Entente. El escenario estaba listo.


La guerra duró desde el 28 de julio de 1914 al 11 de noviembre de 1918. Fue el primer conflicto armado que alcanzó el nivel mundial, con el ingreso de Estados Unidos, la participación de Japón y la guerra en Asia, el Imperio Otomano contra las colonias francesas y británicas, y en la África repartida a placer por las potencias europeas.



Fue la primera guerra que contó con la aviación como un objeto para la guerra. Hubo luchas en los mares y en el plano terrestre se utilizó la guerra de trincheras. Fue una guerra de desgaste, con pocos avances territoriales, pero con muchos tecnológicos: se crearon las ametralladoras, los gases venenosos, los tanques. Estas armas fueron las más mortíferas de su tiempo.





En medio de la guerra hubo un suceso que fue una luz de esperanza: la tregua de Navidad en 1914. Cuando las tropas alemanas, inglesas y francesas confraternizaron y pasaron la fiesta juntos. Sin embargo, los altos mandos se encargaron que ese "reblandecimiento" no sucediera en los años posteriores.


La Primera Guerra Mundial fue una de las guerras más mortíferas: más de 10 millones de personas perdieron la vida y fue la caída de los grandes imperios europeos: el ruso, el alemán, el austrohúngaro y el otomano. El tratado de paz de Versailles fue el inicio de una paz que solo duraría 20 años y sería, sin saberlo, el desencadenante de la peor guerra de la humanidad: la Segunda Guerra Mundial.


sábado, 9 de noviembre de 2013

Conociendo a Bergoglio: Reformar a través de la normalidad

"La máxima preocupación del sector conservador es que Francisco anule el 'motu proprio Summorum Pontificum' con el que Benedicto XVI a mediados de 2007 rehabilitó la antigua misa en latín, algo bastante improbable por cierto. Con él, Benedicto XVI había querido reconciliarse con esos grupos tradicionalistas de la Iglesia Católica que nunca habían diferdido la reforma litúrgica de 1970, fruto del Concilio Vaticano II, que significó la gran revolución de las misas habladas en los idiomas nacionales, con el sacerdote enfrentado a la asamblea. (...) Pero Francisco es demasiado inteligente. Lejos de resistirse al uso del latín, desde el primer día de pontificado celebra también en latín, el tradicional idioma de la Iglesia romana, si no toda la misa, al menos partes de ellas. Durante su primera canonización, más de 800 mártires decapitados en Otranto, al sur de Italia, en 1480, (...) los vaticanistas advierten que el Papa (...) elimina de un plumazo la referencia al Imperio Otomano que había en el texto preparado y entregado antes a los periodistas. Francisco, un político nato, recuerda bien el traspié en Ratisbona de Benedicto XVI, cuando, a fines de 2006, en una clase magistral ofendió a los seguidores de Mahoma (...)": el texto explica bastante de Jorge Bergoglio y también del estilo de la autora del libro "Francisco", Elisabetta Piqué.


Hay una frase estupenda del politólogo y periodista de La Stampa, Domenico Agasso Jr.: "El Papa está reformando la Iglesia a través de la normalidad". ¿En qué consiste la 'normalidad' para Bergoglio? Por ejemplo, "Para mí, por ejemplo, es muy importante permanecer ante el Tabernáculo; es estar en presencia del Señor, dejarse guiar por Él. Y esto calienta el corazón, mantiene encendido el fuego de la amistad, te hace sentir verdaderamente su mirada, que está cerca de ti y que te quiere".
por EDGAR MAINHARD
 
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Primero, Elisabetta Piqué es admiradora de Jorge Omar Bergoglio, quien bautizó a sus 2 hijos y confía en ella. Luego, Piqué es periodista, conocida en la Argentina como corresponsal del diario La Nación en Italia y el Vaticano.
 
Es importante ofrecer al lector esa precisión porque su texto "Francisco - Vida y Revolución"(Editorial El Ateneo - 334 pag.) no es una crónica neutral sino que fue escrita desde la subjetividad de quien conoce al personaje más allá de su profesión, a la vez que su profesión se vincula con el personaje. Para completar el cuadro, su marido, Gerard O’Connell (a él, Piqué le dedicó el libro), informa desde Roma sobre Asuntos Vaticanos para publicaciones católicas como The Universe (Reino Unido), Our Sunday Visitor (USA), y The Southern Cross (Sudáfrica), además de Vatican Insider, la web especializada que habilitó el diario La Stampa, de Turin (de la familia Agnelli/Fiat).
 
Es cierto que muchos de los comentarios y anécdotas que Piqué revela, vinculados a la elección de Bergoglio como papa Francisco, fueron obtenidos como consecuencia de esa relación amistosa que, con honestidad, Piqué no oculta sino que subraya. Para ella, el Papa sigue siendo "el padre Jorge", y para sus hijos también. Por lo tanto es un texto de alborozo por el papado de Bergoglio antes que un análisis profundo de las dificultades del catolicismo en la sociedad presente, en especial en Europa. El jefe de los católicos tiene varios frentes de conflicto, a la vez.
 
Resulta imposible para un lector no especular que personas de la confianza de Bergoglio pueden haber aportado alguna información a Piqué. Por ejemplo, acerca de la reconstrucción del Colegio Cardenalicio reunido para elegir al nuevo pontífice de la Iglesia Católica Apostólica Romana. La erosión progresiva de la candidatura del cardenal Angelo Scola es relatada de forma concisa pero impecable; también la certeza que tenía Bergoglio, ya en la 2da. votación del miércoles 13/03/2013 que él sería el sucesor de Joseph Ratzinger.
 
Bastante antes, según ella, su marido Gerry lo había visto venir: "(...) Vuelvo a casa. me pongo a escribir la crónica para el día siguiente, convencida de que sí puede llegar a haber fumata blanca ese día. En 2005, de hecho, la fumata llegó al segundo día, después del cuarto escrutinio. Es verdad, esta vez hay más indecisión, ningún candidato fuerte como era entonces Joseph Ratzinger, pero mi intuición es esa. 
 
Llega Gerry, mi marido, vaticanista irlandés ahora contratado para cubrir el cónclave por un canal de televisión canadiense, que ha estado congelándose en una terraza al lado de la plaza transmitiendo en vivo la fumata. Los canadienses están sobre ascuas ante la perspectiva de un Papa de aquellos lares, el cardenal Marc Ouellett.
 
"Mañana Bergoglio puede ser Papa", dice Gerry, entrando en nuestro escritorio. Me paralizo ante mi computadora. Desde antes del cónclave de 2005 que Gerry está convencido de que Bergoglio puede ser Papa. "Pero tiene 76 años, tuvo su oportunidad en 2005, no la tomó, y ahora ya no es su momento", le contesto, recordándole los habituales argumentos de los vaticanistas que no lo incluyeron en sus listas de papables. Empiezo a ponerme nerviosa, o mejor dicho, histérica. Si Bergoglio, a quien conozco desde que fue creado cardenal, en febrero de 2001, llega a ser Papa, mi vida va a cambiar radicalmente, pienso. (...)".
 
En tanto, es inevitable concluir, aunque no sea el propósito de Piqué, que es un ejercicio de hipocresía mutua importante el amable diálogo entre Bergoglio y Leonardo Sandri, que ella describe con minuciosidad. En verdad, ambos tienen estilos diferentes de expresar sus diferencias pero Sandri integró (aunque ahora intente olvidarlo o minimizarlo), junto al obispo de La Plata,Héctor Rubén Aguer, y el senador italiano Esteban Juan Caselli, un grupo de presión paramenguar la influencia de Bergoglio y, de ser posible, quitarle el Arzobispado de Buenos Aires, o bien definir su heredero.
 
Piqué: "(...) Vení, sentate a mi lado, comamos juntos", le dice Bergoglio a Sandri, según cuenta el segundo. El menú de la noche es 'zuppa di verdura'. Sandri no está bien de salud, tiene una especie de faringitis y le lagrimean mucho los ojos. Bergoglio, que ha estudiado química, examina el antibiótico que está tomando y le aconeja qué cantidad de miligramos de tal o cual sustancia debería tomar para curarse. Pero no pueden evitar hablar del cónclave, el motivo por el que están sentados juntos en el comedor de Santa Marta, cuyo nivel mediocre de cocina es bastante criticado por los cardenales 'buongustai' italianos de paladar exigente.
 
"Preparate querido", le dice Sandri a su compatriota, quien ha entendido que hay un grupo consistente de cardenales, entre los cuales se cuentan latinoamericanos, asiáticos, africanos y algunos italianos, dispuestos a catapultarlo al trono de Pedro, una verdadera papa caliente. (...)".
 
Es el estilo del libro: políticamente correcto, una suerte de biografía autorizada de Bergoglio, una respuesta a muchas de las acusaciones de quienes no lo quieren, tal como es el caso de Horacio Verbitsky, el presidente del Centro de Estudios Legales y Sociales, y columnista principal del matutino kirchnerista Página/12. Aún así es muy interesante conocer anécdotas y puntos de vista o no muy conocidos o inéditos de Bergoglio, hoy día un personaje de moda en la Argentina y en el resto del mundo católico.
 
La conclusión es que Francisco cambia el estilo y el enfoque al aproximarse a los temas, pero de ninguna manera alterará el dogma, en el que fue educado. De todos modos, también es cierto, que eso ya es muchísimo para millones de devotos, y también para los clérigos, acostumbrados a un estilo y un enfoque en ocasiones engorroso, inútilmente conservador y, a menudo, magro en cordialidad cristiana.
 
Bergoglio será un Papa que se atreverá a intentar que su jerarquía sea popular, y cuya mayor preocupación es reunificar a una Iglesia dividida, enfrentada por intereses mezquinos, que fue la herencia que le dejó Benedicto XVI (y a quien él respeta y cita: "La Iglesia no crece por proselitismo sino por los testimonios"). 
 
Hasta ahora le va espléndido y tiene muchos planes para intentar movilizar a la grey, recuperar un esquema más apoyado en los laicos y menos en la curia, según explica Piqué. Habrá que seguir el tema con atención.
 
Hay una frase estupenda del politólogo y periodista de La Stampa, Domenico Agasso Jr.: "El Papa está reformando la Iglesia a través de la normalidad".
 
¿En qué consiste la 'normalidad' para Bergoglio? Por ejemplo, "Para mí, por ejemplo, es muy importante permanecer ante el Tabernáculo; es estar en presencia del Señor, dejarse guiar por Él. Y esto calienta el corazón, mantiene encendido el fuego de la amistad, te hace sentir verdaderamente su mirada, que está cerca de ti y que te quiere". 
 
Seguramente será una característica a rescatar del papado de Francisco: la decisión de ir a evangelizar las periferias, tal como Jonás hizo con Nínive cuando fue vomitado por la ballena. Nínive se arrepintió y sobrevivió. Lo interesante es que Bergoglio aceptó comenzar su amonestación por la propia Iglesia Católica, donde la corrupción ya era moneda corriente: desde el varias veces quebrado banco vaticano IOR hasta los sobreprecios en las obras edilicias de la ciudad-Estado. Habrá que seguir el tema con atención.

domingo, 6 de octubre de 2013

Gualeguaychú (3): La hipocresía de Urribarri en el tema ambiental

Mientras el gobernador entrerriano Sergio Urribarri y sus genuflexos colaboradores ya no saben cómo despotricar contra Uruguay, aplicando conceptos muy controversiales, es calamitosa la real situación ambiental de esa provincia, sin que le provoque interés a los del Frente para la Victoria y sus amigos de Gualeguaychú.


Imagen de basural en Paraná, Entre Ríos: ¿y la causa ambiental?
PARANÁ (Especial para Urgente24). Patético el senador provincial por Gualeguaychú, Natalio Gerdau, al afirmar que “Si José Gervasio "Artigas estuviera vivo se hubiera suicidado al ver como lo traiciona (José) Mujica”.
 
No es posible calificar al muy primario ministro de Cultura y Comunicación de Entre Ríos, Pedro Báez, afirmando que “Mujica antes estaba con los indios, ahora está con John Wayne", en un revisionismo histórico que debería llevar a Hollywood.
 
El kirchnerismo especula que podrá hacer que esta situación se torne favorable a sus propósitos electorales, pero ello ocurrirá así sólo si la oposición decide no reclamarle a Sergio Urribarri que rinda cuentas del pasivo ambiental que existe en Entre Ríos, más allá del reclamo de los de Gualeguaychú. 
 
El basural de Paraná
 
En febrero de este año, ante la insoportable situación que se vivía en la capital provincial, Paraná, por el humo que emanaba del volcadero municipal, el gobernador Urribarri anunció lo que él llamó “la solución histórica” para ese grave problema con el que debían convivir los paranaenses. 
 
¿En qué consistió semejante “solución”? 
 
Simple (y no es una broma): tapar con broza (mantillo vegetal) las 8 hectáreas del inmenso retrete de la ciudad. Es decir, como comúnmente se dice, tapar la basura bajo una alfombra. Una lucidez descomunal la del gobernador y los encargados de la política ambiental de su administración...
 
Para aplicar la alfombra de broza, se recurrió a extraer y transportar la carga equivalente a 2.500 camiones desde la zona del Nuevo Parque (70.000 m3), extraídas de una zona declarada como ¡reserva natural protegida! 
 
Resultado: a 8 meses de la “solución histórica”, y tal como anticiparon y denunciaron varias organizaciones ambientales de verdad, el basural, tal o si un volcán hubiera entrado en erupción, ha vuelto a lanzar sus humos nauseabundos sobre los sorprendidos ciudadanos de Paraná.
 
Las aguas saladas
 
El desarrollo turístico entrerriano tiene en las termas que se ubican en distintos lugares de la provincia uno de sus pilares, pero al mismo tiempo esa actividad conlleva un serio riesgo que afecta gravemente al medioambiente. Son muchísimas las denuncias que se han hecho a lo largo de los últimos años por parte de organizaciones ecologistas. 
 
En las zonas donde se ubican las termas de Villa Elisa y María Grande los daños que ya se registran son muy preocupantes. La perforación de las termas de María Grande se hizo sobre el Acuífero Guaraní, una de las reservas de agua dulce más grande del mundo y las aguas saladas ya utilizadas de la terma son volcadas en la superficie afectando todo el ecosistema de la zona.
 
Más grave aún es la situación en la terma de Villa Elisa, donde el vertido de aguas saladas a arroyos y cañadones ha producido que tierras cultivables comiencen a ser invadidas por salitres muy tóxicos. Varios kilómetros antes de llegar a Villa Elisa, se puede ver a simple vista el deterioro ambiental. 
 
Sin embargo nada de todo esto pareciera preocuparle a Urribarri. Es importante agregar que las aguas servidas de la terma de Villa Elisa derivan en el Cañadón del Zorro, y este en el arroyo San Pascual que a su vez desemboca en el Río Gualeguaychú, que finalmente termina en el Río Uruguay, frente a la planta de UPM
 
Código Ambiental y Ley de Bosques
 
En la Legislatura provincial esperan para ser tratadas leyes tales como la de bosques nativos y la de agroquímicos, como así también la reglamentación de lo estipulado en los artículos 83, 84 y 85 de la Carta Magna Provincial, que ordenan la creación del Código Ambiental. Desde el año 2008, en que se aprobó la nueva Constitución, la provincia estuvo gobernada solo por Urribarri por lo que no puede hacerse el distraído o pretender culpar de esto a un gobierno anterior.
 
La falta de un Código Ambiental en Entre Ríos, que entre otras cosas evite que se siga intoxicando por las fumigaciones con agro tóxicos a los chicos que concurren a las escuelas rurales, es exclusividad del actual gobierno y es una muestra cabal de la hipocresía del gobernador, los funcionarios y los legisladores oficialistas que ahora hacen como si les importara el tema Botnia.
 
En tanto, Entre Ríos es una de las pocas provincias que aún no sancionó su ley de bosques nativos. La norma establece la adhesión a lo estipulado por la ley nacional 26331 de Presupuestos mínimos para la protección ambiental.
 
Megadepósito de basura en Ceibas
 
Y si falta algo para demostrar la falsedad de las acciones de Urribarri y de todos estos payasos que lo siguen como bufones y que se llenan la boca de frases grandilocuentes como si con eso se ganaran el cielo, lo que está ocurriendo en la localidad de Ceibas, también en el sur de la provincia, es una muestra cabal.
 
Ceibas se encuentra sobre la ruta 14 y viven allí algo más de 2500 habitantes. Es un lugar rodeado de extrañas dunas de arena, lagunas, bañados, riachos, arroyos y una diversidad faunística muy importante, conformando un ecosistema dentro de un humedal donde la naturaleza conserva aún sus rasgos sin haber sido muy modificados por la mano del hombre.
 
Pues bien en ese lugar, que es un pequeño paraíso en el que viven orgullosos sus habitantes, el gobernador del “gran sueño” ha permitido la instalación de una planta de procesamiento de residuos de todo tipo, que por supuesto no son producto de la basura local, sino traídos desde otras ciudades cercanas. La empresa en cuestión se denomina 3 R Ecología S.A.
 
“Traen basura de otros lugares. Vienen de curtiembres, fábricas. Hasta de un frigorífico de pollo”, dijo Rosa, una vecina que se sumó a una manifestación de autoconvocados del pueblo para exigir que deje de funcionar la planta.
 
Es que, hasta ahora, la planta parece no realizar otro procesamiento que no sea el de tapar los residuos con tierra y cal. O sea, sepultar la basura, y nada menos que en un terreno donde las napas de agua están muy próximas a la superficie lo que agiganta el peligro de contaminación. Sin embargo, la planta cuenta con la aprobación de la Secretaría de Ambiente de Entre Ríos. 
 
Por Resolución 108, del 25 de marzo de 2013, se le otorgó el certificado de Aptitud Ambiental (se puede ver en la página de la empresa: www.3recologia.com) y tuvo luz verde para funcionar sin inconvenientes legales. A todas luces un evidente negociado en el que sin dudas debe haber intereses de alguno de “los preocupados” funcionarios y legisladores del kirchnerismo entrerriano.
 
“Hay chicos con problemas respiratorios. Tenemos que convivir con este olor las 24 horas”, insisten los vecinos que no quieren escuchar promesas de cambios ni de mejoras sino que decididamente piden que la planta deje de funcionar.
 
Todo lo mencionado, y fundamentalmente esta última patraña llevada a cabo en Ceibas, en el más absoluto silencio y a espaldas de todo el pueblo entrerriano, es la prueba más evidente que para Urribarri, para sus funcionarios y para todos los legisladores provinciales oficialistas, el problema causado por UPM, la “gran causa nacional”, como dijera el ex presidente Kirchner, no les interesó nunca en lo más mínimo. Solo cuando por cuestiones electorales ven que pueden aprovecharlo en su propio beneficio.
 
Los opositores entrerrianos deberían tomar nota de todo esto y no permitir ser usados una vez más por las mentiras y las urgencias electorales de estos personajes. La agenda no debe pasar, sobretodo en este momento, y a pesar de la gravedad de lo que ocurre con la planta instalada en Fray Bentos, solo por las urgencias electorales de Urribarri y todo el kirchnerismo que van a pretender hacernos creer una vez más que el tema Gualeguaychú es “una causa nacional”.

Gualeguaychú (2): Barrabrava de la Asamblea Ambiental

Resulta imposible debatir una cuestión que va desde lo ambiental hasta lo jurídico internacional. Intentar aplicarle conceptos futboleros puede dirigir hacia lo chabacano: eso es lo que intentó, sin éxito, explicarle el senador uruguayo Ernesto Agazzi Sarasola (hoy Movimiento de Participación Popular / Frente Amplio, en el pasado Movimiento de Liberación Nacional - Tupamaros), al integrante de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú, Hugo Almeida. El debate, que ocurrió ante los micrófonos de la radio uruguaya AM 1410 y fue reproducido en el diario La República, de Montevideo, exuda un aire de intolerancia de parte de los entrerrianos.


Foto de la planta de UPM, ex Botnia, en Fray Bentos, Uruguay, en la orilla oriental del río Uruguay.
 
 
El senador Ernesto Agazzi debatió en Mesa de Noticias con el integrante Asamblea Ambiental Gualguaychú, Hugo Almeida. El uruguayo defendió la posición del gobierno de José Mujica, en tanto su contraparte criticó que “antes como tupamaro andaba en alpargatas, y ahora anda haciéndole el lobby a una multinacional”.
 
Almeida catalogó de “triste” la decisión del gobierno uruguayo de permitir el aumento de producción de UPM en 100 mil toneladas porque “se trata de un engaño” y a fin de cuentas “una desgracia”.
 
“Queremos que se respeten nuestros derechos”, enfatizó, en tanto puntualizó que ambos gobiernos “son funcionales a la empresa” y “aflige la incoherencia de los discursos”.
 
El asambleísta se refirió al canon que paga UPM al gobierno uruguayo y criticó que las exoneraciones impositivas que se le aplican no se extiendan a pequeños productores. Asimismo, reiteró el problema ambiental que genera y denunció que el gobierno uruguayo “no da datos de contaminación”.
 
El senador Ernesto Agazzi respondió a tal acusación y afirmó que hace dos años que se tienen los datos y que fue el gobierno argentino el que no los quiso difundir.
 
Al respecto, Almeida retrucó que al pueblo de Gualeguaychú “no le tienen que contar lo que produce UPM porque se nota la afectación y el saqueo de los recursos” y ejemplificó que la planta toma más de 100 millones de litros de agua del río y él como ciudadano “tiene que pagar para tomarla”.
 
Agazzi contestó que “bueno sería que podamos enfrentar ese destino juntos sin dividirnos”, a lo que Almeida indicó que Uruguay “no escucha ni conversa”.
 
“Eso hace que nos muestren como divididos; y yo lo que quiero es sentarme con mi hermano uruguayo a decirnos si por algunos empleos vale la pena todo esto”, añadió.
 
El senador se refirió a las plantas de celulosa que tiene Argentina en su territorio y que “contaminan mucho más” y aseguró que “debemos soldarnos pensando en hacer cosas juntas y no que empresarios vengan a dividirnos”.
 
Durante el debate, el asambleísta criticó a Agazzi por hacer una defensa de la empresa “sin criterio” y por “tener la camiseta puesta”; e incluso le lanzó que “antes era tupamaro, andaba de alpargatas y ahora le hace el lobby a una multinacional”.
 
El ex ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca retrucó que la discusión “no debe ser de barras bravas” y afirmó que “parecería que Uruguay no tiene derecho a tener sus plantas y por eso se traen argumentos tirados de los pelos”.
 
Almeida sentenció que “eso lo inventó Uruguay para victimizarse” porque “si se junta el 60% de las pastera argentinas no se llega a producir ni la mitad de lo de UPM”.

Gualeguaychú (1): En Cerro Largo construirán la 3ra. planta de celulosa

UPM explota la planta que le compró a Botnia en Fray Bentos, Uruguay. En tanto, Montes del Plata construye construye una 2da. planta de producción de pasta de celulosa que será inaugurada en 2014. Y habrá una 3ra. planta en Cerro Largo, en la zona de Paso de las Piedras, en el marco de una fuerte apuesta de Uruguay a industrializar sus recursos forestales, aunque se insiste en que deberán respetarse todas las normas ambientales. Por lo tanto, el horizonte de conflicto con los de la Asamblea Ambiental en Gualeguaychú es... muy largo.


La celulosa se obtiene de la madera, el algodón, el lino, el yute, el cáñamo, la paja, y de plantas de crecimiento rápido. La celulosa es insoluble en todos los disolventes comunes y se separa fácilmente de los demás componentes de las plantas. - La celulosa se usa en la fabricación de papel, celofán, rayón, viscosa, productos químicos, - En el proceso de la elaboración, los troncos se hacen pasar por una desfibradora para obtener la pasta.
por J.P. CORREA y N. ARAUJO
 
MONTEVIDEO (El País). Ya hay una posible ubicación para la tercera planta de celulosa que analiza UPM y que será más grande que la que inaugurará el próximo año Montes del Plata: la 9ª sección judicial de Cerro Largo, al oeste de ese departamento en la zona de Paso de las Piedras. El intendente de Cerro Largo, Sergio Botana, y el de Durazno, Benjamín Irazábal, coincidieron en señalar que les consta el interés de la empresa en esa zona, por su cercanía a importantes masas forestales y al río Negro.
 
UPM ya construyó con sus recursos un puente de 150 metros de largo, que costó US$ 1 millón, sobre el arroyo El Cordobés, límite entre Cerro Largo y Durazno, para enviar madera a su planta de Fray Bentos y reducir el recorrido de los camiones con la materia prima en 100 kilómetros. Tanto Botana como Irazábal señalaron que cualquier gestión para la construcción de la planta es prerrogativa del gobierno nacional y que la empresa no se ha contactado directamente con ellos pero confirmaron que ha puesto su mira en la zona.
 
Botana explicó que su departamento tiene 38.000 hectáreas declaradas de prioridad forestal y que la masa forestal se concentra en la 9ª sección judicial, una zona muy poco poblada. "Allí se pudo reunir un ejército para luchar por la libertad (en alusión a los levantamientos nacionalistas de Aparicio Saravia que tenía su estancia El Cordobés en la zona) y hoy no se puede juntar gente allí para un asado. Es una zona donde falta electricidad y comunicación, donde la caminería es escasa y los centros de educación distantes", dijo.
 
Botana consideró que sería "muy buena cosa" que su producción saliera por un eventual puerto de aguas profundas en el departamento de Rocha. El intendente señaló que la planta insumiría una inversión bastante superior a los US$ 3.000 millones y tendría una capacidad de producción superior a la fábrica que instalará Montes del Plata el próximo año, que será de 1,3 millones de toneladas de celulosa anuales.
 
Desde Durazno se ve con muy buenos ojos el posible emplazamiento de la planta en esa zona porque reduciría mucho la distancia que tendría que recorrer la madera de los productores de localidades como Blanquillo y San Jorge. Irazábal dijo que Durazno tiene unas 60.000 hectáreas forestadas básicamente con eucaliptus, la mayoría en esa zona del centro y noreste del departamento cercana a Cerro Largo, y una cantidad aun muy superior de superficie declarada de prioridad forestal. A esto se debe sumar que el vecino Tacuarembó tiene una masa forestal que supera las 120.000 hectáreas.
 
El intendente duraznense desestimó cualquier posible objeción ambiental. "Los eventuales efluentes de la fábrica llegarían al río Negro diluidos y rediluidos. No tiene sentido plantear" que puedan causar contaminación en el río Uruguay, dijo Irazábal.
 
La administración del río Uruguay es compartida con Argentina que ha objetado fuertemente el funcionamiento de UPM en Fray Bentos.
 
La zona prevista para la nueva planta está muy despoblada. De acuerdo con el censo de 2011, Cerro Largo tenía una población de 84.486. Y de esa cifra, 69.602 personas se concentraban en solamente tres localidades: Melo, Río Branco y Fraile Muerto.
 
Arévalo, la localidad más cercana al probable emplazamiento de la planta tenía, según el censo, 272 habitantes. Los habitantes de la zona que quieran viajar a Melo tiene que hacerlo a través de caminos de tierra en muy mal estado para llegar a la ruta 7. Si quieren dirigirse a Tacuarembó, necesitan cruzar el río Negro con una balsa que no puede utilizarse si hay bajante. Botana y su colega de Tacuarembó, Wilson Ezquerra, analizaron recientemente la posibilidad de instalar allí una balsa a motor con el ministro de Transporte, Enrique Pintado, para atender las necesi-dades de desplazamientos de maestros y trabajadores rurales.
 
En cuanto a Durazno, Irazábal explicó que las zonas que se beneficiarían son las más despobladas de su departamento. El censo de 2011 indicó que vivían en ese departamento 57.088 personas, de las cuales en Blanquillo residían 1.084 y en San Jorge 502. En la zona la ganadería ha retrocedido por el fuerte avance de la forestación.
 
UPM puso más específicamente su mira en Paso de las Piedras, sobre el río Negro, porque se trata de un punto donde el curso de agua es angosto, lo que facilitaría la construcción de un puente. A su vez hay cerca un espejo de agua natural que, en caso de ser represado, podría proveer el agua necesaria para la fábrica.
 
Entrevistado por El País el gerente general de UPM, Ronald Beare, no quiso confirmar el interés por una tercera planta, pero dijo que "estamos buscando oportunidades de crecimiento en celulosa a nivel mundial".
 
Mujica
 
Mientras a ambos lados del Río de la Plata se suceden reproches luego de la decisión de Uruguay de permitirle a UPM producir 100.000 toneladas adicionales, Mujica explicó ayer en su audición de M24 las razones de su decisión.
 
"Quiero señalar que los gobiernos no tienen, en el fondo, escapatoria, tienen que luchar implacablemente por más trabajo para su gente, por más ingreso para su gente, que se multiplique la riqueza y que se puedan aplicar impuestos que se pagan, que sirven para acortar la brecha social que tenemos. Para todo ello hay que crecer, ir para delante", enfatizó Mujica. Y aseguró, refiriéndose a UPM, que "nunca tuve dudas, no porque fueran señores buenos o inocentes (…) Tienen mucha experiencia y dadas las condiciones de nuestro medio es mucho lo que tienen que ganar, saben más que nosotros que tienen que cuidar el medio ambiente si quieren perdurar en el tiempo".
 
"No quieren matar la gallina de los huevos de oro, esto hay que entenderlo", agregó. Las fábricas de celulosa, explicó, son cada vez más eficientes y de mayor porte.
 
A su juicio, se debe armonizar la preservación de la naturaleza, crecientemente presionada, y el trabajo. "En esta batalla por el medio ambiente tenemos una pinza terrible, nuestra civilización, nuestra forma de vivir", sostuvo.
 
El prosecretario de la Presidencia, Diego Cánepa, afirmó que más allá de lo ocurrido con UPM el resto de la agenda bilateral con Argentina se desarrolla con normalidad, y pidió "no dramatizar", en momentos en que el vecino país afirma que Uruguay rompió el diálogo unilateralmente y amenaza con denunciarlo ante la Corte Internacional de La Haya.
 
"No adelantemos ni dramaticemos ni generemos que esto sea igual a lo que pasó, que es una película repetida; hagámoslo paso a paso. Nosotros estamos haciendo el esfuerzo, convencidos de que tenemos un caso muy sólido, que hemos hecho las cosas correctas y jurídicamente perfectas, y que hemos tomado las decisiones que le corresponden al país, de acuerdo a los intereses nacionales que entendemos son los que prevalecen en estos temas", sostuvo.
 
"No es deseable que un diferendo puntual que quedó encapsulado se exacerbe en una especie de pasión, como si estuviéramos en un partido de fútbol. Hay que aplacarse, quitarle dramatismo, dejar que las cosas sucedan con naturalidad y tomando las precauciones del caso", dijo.

Ultimas Noticias

Especiales

.

.