Mostrando entradas con la etiqueta EL ESCÁNDALO GLOBAL DE WIKILEAKS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta EL ESCÁNDALO GLOBAL DE WIKILEAKS. Mostrar todas las entradas

lunes, 28 de marzo de 2011

Cuatro países denunciaron la corrupción K

Nuevos cables de WikiLeaks revelan el malestar de Estados Unidos, España, Finlandia y Alemania. Julio De Vido, en la mira. Las papeleras y las coimas.


Estados Unidos, Alemania, España y Finlandia denunciaron corrupción en la Argentina en los últimos años e, incluso, la embajada norteamericana, en 2008, evaluó el nivel de irregularidades en el gobierno kirchnerista "tan malo o peor que con (Carlos) Menem", según nuevos cables secretos divulgados en el sitio Wikileaks.

El matutino La Nación publicó hoy en primera plana, según se desprende de once cables difundidos por ese sitio de Internet, que funcionarios y diplomáticos de esas cuatro naciones intercambiaron en los últimos años información "sobre los pedidos de coimas que afrontaron sus empresas en la Argentina".

El diario porteño citó un despacho reservado de febrero de 2008, en el que el entonces embajador estadounidense en Buenos Aires Earl Anthony Wayne afirmó que el nivel de corrupción oficial detectado parecía "tan malo o peor que con (Carlos) Menem". "En el área petrolera, dos viejos amigos de Néstor Kirchner han ganado muchas de las concesiones ofertadas públicamente", advirtió Wayne, en alusión a los empresarios patagónicos Lázaro Báez y a Cristóbal López.

En otro cable confidencial, hacia finales del mandato de Kirchner, Wayne señaló que "en un sentido casi perverso, cuando los funcionarios del gobierno argentino dicen constantemente que 'hay dinero para hacer en la Argentina', quizás el verdadero mensaje es que, sí, hay dinero para hacer, siempre que sepas cómo -y con quién- realmente se 'hacen negocios' en la Argentina".

Para Estados Unidos, siempre de acuerdo a los cables secretos divulgados por Wikileaks y cedidos a La Nación, la "corrupción en la Argentina" se debe a un marco institucional "débil y castrado".

En un cable de diciembre de 2007, la diplomacia nortemericana informó a Washington que "el ineficaz sistema legal torna casi imposible la investigación de casos sensibles y políticamente complejos". En el caso de Alemania, el entonces embajador Wolf Rolf Schumacher enmarcó las anomalías presuntamente detectadas en una "corrupción generalizada" y en un cable secreto puntualizó que el presidente de una compañía germana "fue a ver al ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, para quejarse porque uno de sus segundos había pedido una coima y el CEO se había negado".

Según Schumacher, "De Vido no demostró interés en obtener el nombre del funcionario involucrado y, en cambio, le recomendó al CEO que filmara y grabara el siguiente pedido de coima".

En base a otros despachos confidenciales que salieron a la luz se advierte que una diplomática finlandesa y un alto funcionario del gobierno español de José Luis Rodríguez Zapatero también tuvieron opiniones similares.

El secretario general de la Presidencia española, Bernardino León, expresó su "preocupación" por el "tono populista" del gobierno argentino y su "nivel de corrupción", según surge del reporte que envió el encargado de negocios norteamericano en Madrid, Hugo Llorens, en mayo de 2008.

León manifestó esta inquietud durante una reunión mantenida con el entonces máximo responsable del gobierno de Estados Unidos para las Américas, y actual embajador en Brasil, Tom Shannon.

Según Llorens, León dijo haber registrado "gente y movimientos complicados" en la Casa Rosada y "sugirió que algunos viven según el viejo adagio que dice que 'un político pobre es un pobre político'".

"Ocho meses antes, la encargada de negocios de la embajada finlandesa con jurisdicción en la Argentina y Uruguay, Petra Theman, señaló la corrupción como causa determinante del conflicto por las papeleras que abrió el enfrentamiento diplomático entre Montevideo y Buenos Aires, con la firma Botnia de por medio", consignó el medio argentino.

Añadió que "Theman afirmó que la Argentina -y Entre Ríos, en particular- había procurado llevar las papeleras a su territorio, pero que los 'altos niveles de corrupción' locales, 'comparados con los mucho más bajos en Uruguay' fueron uno de los factores por los que las inversiones optaron por radicarse al otro lado del río fronterizo".

Fuente: DyN.

viernes, 11 de marzo de 2011

La "retórica" Kirchner, en cables de WikiLeaks

La "retórica" del ex presidente Néstor Kirchner intensificó el bloqueo de los asambleístas de Entre Ríos a los puentes que conectan con Uruguay por el conflicto por Botnia, según cables que filtró WikiLeaks y reprodujo hoy el diario El País, de Montevideo.



"Cuando el presidente uruguayo Tabaré Vázquez no respondió positivamente a la insistencia de Kirchner para que Uruguay detuviera la construcción de dos plantas de celulosa en la frontera con Argentina y se hicieran estudios ambientales adicionales, la retórica de Kirchner alentó a los residentes de las provincias afectadas a intensificar su bloqueo", aseguró el ex embajador de Estados Unidos ante el país Lino Gutiérrez.

Según ese despacho diplomático, las protestas de los ambientalistas derivó en "millones de dólares de pérdidas comerciales y de turismo para Uruguay". 

El cable, fechado en junio de 2006, habló del "Estilo-K" para el manejo de conflictos políticos. 
"Kirchner, al menos al principio, tomó una línea dura en el conflicto de Uruguay por las plantas de celulosa, a pesar del daño al MERCOSUR y a las relaciones regionales, porque el público argentino tenía una fuerte preocupación por las plantas de celulosa, particularmente en la provincia de Entre Ríos, gobernada por el partido oficialista", informó Gutiérrez.

10 de marzo de 2011 15:12

domingo, 13 de febrero de 2011

WikiLeaks revela que los bancos lanzaron créditos baratos para promocionar a CFK

Otro cable señala que antes de las elecciones de 2007 "el Ejecutivo argentino sólo quería los titulares de prensa y prometió no comprobar si habían sido concedidos".


Los bancos argentinos aceptaron promocionar créditos baratos para satisfacer los objetivos electorales de Néstor Kirchner, según detalla un cable de la Embajada de Estados Unidos en Buenos Aires, fechado el 4 de febrero del 2008, consignó hoy el diario español El País.

El periódico español, que tuvo acceso a 250.000 despachos diplomáticos difundidos por el portal Wikileaks.org, señaló que la Embajada en Buenos Aires asegura que las entidades aceptaron dar créditos baratos para aumentar la popularidad de Cristina Fernández, poco antes de las elecciones generales de 2007.

"El Ejecutivo argentino sólo quería los titulares de prensa y prometió no comprobar si los préstamos habían sido concedidos, de acuerdo con la confidencia efectuada por la presidenta de un banco nacional a Anthony Wayne, entonces embajador norteamericano", indica el diario español.

El País consignó que "Clarisa Lifsic, presidenta del Banco Hipotecario, comentó al embajador -siempre según el cable- que el Gobierno argentino había demostrado pocos conocimientos sobre cómo expandir el mercado de los préstamos a medio y largo plazo".

"Los bancos lo firmaron porque el presidente de la Asociación de Bancos (Jorge Brito, presidente del Banco Macro) les aseguró que el Gobierno solo quería los titulares de prensa y nunca comprobaría si los prestamos habían sido emitidos", según trasladó a Washington el diplomático. El presidente de la Asociación de Bancos se refirió en otra de las reuniones del jefe de la legación norteamericana al tema de los créditos baratos, según El País.

"El Gobierno ha comenzado de nuevo a urgir a los bancos para que concedan créditos a bajo interés, pero ¿cómo puede un banco emitir un crédito a cinco años al 7% si tiene que desembolsar el 10% para lograr un depósito a 60 días?, se preguntó retóricamente [Brito]", según la gráfica reconstrucción del embajador difundida por El País.

Los banqueros consultados por Wayne señalan, según los cables difundidos por el diario español, que uno de los principales problemas del Gobierno de Cristina Fernández son sus políticas a corto plazo, cuando Argentina necesita políticas a largo plazo. El informe comunica al Departamento de Estado otro dato sobre Argentina: sólo el 65 por ciento del dinero fluye a través de sistema formal, y el 35 por ciento restante se evade por canales informales, según la información de Jorge Brito consignada por los cables difundidos por El País.

"Muchos empresarios luchan, denodadamente, para que esa evasión siga así y ahorrarse aproximadamente un 25 por ciento que permitiría sufragar las pensiones y la sanidad", escribe el embajador, tras hablar con el presidente de ADEBA.

Según el diario El País, la seguridad jurídica de los contratos argentinos es otro de los asuntos contenidos en los despachos de la embajada. Según la información recogida por el periódico español, Eduardo Elsztain, presidente de Inversiones y Representaciones (IRSA) y directivos de otros grupos, dijo al jefe de la Embajada norteamericana que "sus inversiones en Brasil están valoradas tres veces más que similares inversiones en Argentina, en buena parte porque la gente tiene más confianza en la legalidad de los acuerdos firmados en Brasil".

En relación con el empresario Jorge Estrada citó el caso de dos amigos de Néstor Kirchner: "Han ganado muchas de las concesiones puestas a subasta en el sector de los hidrocarburos porque las reglas fueron designadas para que ganaran".

Fuente: DyN.

sábado, 12 de febrero de 2011

EE.UU. indagó sobre la relación de Kirchner con los piqueteros

Un nuevo cable reveló que la Embajada entendía ese vínculo como "una conveniencia". D´Elía como el portavoz encubierto.


Wikileaks, la creación de Julian Assange que hizo temblar a los jefes de Estado del mundo entero y en especial a los Estados Unidos, volvió con un nuevo cable sobre Argentina: ésta vez referido a la relación del Gobierno con los piqueteros, definida por la Embajada como "un matrimonio por conveniencia".

El diario El País, de España, publicó el reporte que la sede diplomática envió a Washington asegurando que a diferencia su antecesor en de Néstor Kirchner, su marido y antecesor en su cargo, Cristina Fernández mantiene distancia de los movimientos sociales que la presionan para ser incluídos en el manejo de los planes sociales. 

En ese sentido, los piqueteros se dividen en 60 grupos y aglutinan a unas 300 mil personas que “compiten entre sí por los recursos gubernamentales” y "se odian unos a otros". Al mismo tiempo, acusan a Luis D´Elía por apoyar al régimen iraní (y haber viajado a ese país, invitado por el Gobierno) y porque “no tendría ningún problema en matar a algunos de esos" (por los "oligarcas"), reflejó la Embajada norteamericana.

D'Elía, continúa la información suministrada por El País, "ha servido como alter ego de Néstor Kirchner, promoviendo feas y racistas opiniones sin explícitamente relacionar al Gobierno con sus palabras” y su par, Emilio Pérsico, es visto como el más "oportunista" de todos. 

Según encuestas pedidas por Estados Unidos, los piqueteros son rechazados por la clase media argentina y la sociedad en su conjunto le reprocha sus métodos de protesta, como los cortes de calles. Puesto en números: pasaron de 27 piquetes en 1997 a 7269 protestas contabilizadas hasta el año 2005.

La lectura le apunta a un supuesto interés de las organizaciones sociales por los subsidios y su administración y le apunta al titular de la Confederación General del Trabajo (CGT), Hugo Moyano que hizo "a la pareja gobernante más dependiente que nunca del sindicato (la CGT), siempre listo para rentabilizar su apoyo al Gobierno" y sugiere que el desembarco del Mariano Recalde en el manejo de Aerolíneas Argentinas tiene que ver directamente con esas presiones.

miércoles, 9 de febrero de 2011

Wikileaks: para Estados Unidos la corrupción K era "generalizada"

Un informe de la Embajada hablaba en 2009 de ilícitos habituales en las áreas políticas, judicial y policial. Impunidad, coimas del 15% y acusaciones contra De Vido.


"El sistema judicial en el país sudamericano es frágil y también la impunidad de quienes delinquen. Sin auténtica voluntad política para erradicarla, la corrupción es generalizada en la judicatura y la policía, y alcanza a la política", denuncia un informe de la Embajada de Estados Unidos en Buenos Aires que se filtró a Wikileaks, según reveló el diario madrileño El País.

El memo estaba dirigido a Alberto R. Gonzales, entonces Fiscal General de Estados Unidos, poco antes de que viajara a la Argentina a inicios de 2009. El cable agrega que "los recientes movimientos del gobierno argentino socavan la independencia y la eficacia de los organismos con jurisdicción sobre casos de corrupción", condenó la embajada.

El detonante para estas afirmación, según El País, fue la renuncia, en marzo de 2009, del fiscal anticurrupción Manuel Garrido, presionado por el matrimonio Kirchner para que no investigara a funcionarios denunciados. De 100 pesquisas no pudo lograr una sola condena.

La de la embajada estadounidense no fue la primera advertencia a Washington sobre la corrupción K. El 1 de diciembre ya se había filtrado un cable de la delegación de Estados Unidos en Madrid en el que el gobierno español también expresaba su "preocupación" por la corrupción K.

Coimas. De acuerdo a los cables que publica El País, el ex Ombudsman, Eduardo Mondino, confesó al entonces embajador, Anthony Wayne, que investigaba denuncias sobre "la sistemática comisión del 15% cargada por el gobierno argentino a todos los contratos privados con un tercer país" .

Un cable incluso implicó al ministro Julio De Vido, en un caso de cohecho: el consejero delegado de una empresa alemana se quejó ante el ministro de que uno de sus ayudantes le había pedido dinero. "De Vido no tuvo interés en conocer el nombre del funcionario que ofendió (al consejero delegado) y en cambio le recomendó que grabara y filmara la próxima solicitud de soborno", reveló otro memo de la Embajada.

La delegación diplomática alude también de la corrupción entre los militares , cuyas "consecuencias rara vez son penales". Otro informe señala la captación política de los jueces con causas importantes a su cargo.

Y hubo más: dos abogados consultados por la embajada norteamericana coincidieron en que el gobierno de Cristina Kirchner presionó muchísimo para que el Congreso aprobara la ley de blanqueo de capitales en 2009 para "permitir a funcionarios del gobierno y sus cómplices en el sector privado blanquear el efectivo procedentes de las comisiones, sobornos y otras formas de corrupción oficial", agrega otro memo.

Revelacion anti K. Los cables de Wikileaks han generado varios dolores de cabeza al kirchnerismo. El último, dado a conocer el viernes, señalaba que Carlos Reutemann admitió ser "muy pesimista" sobre el futuro del país, al considerar que "el campo minado" que dejaban las gestiones de Cristina y Néstor Kirchner. "Complicará seriamente a los próximos gobiernos y será muy difícil volver a la normalidad", le confió "Lole" a diplomáticos estadounidenses en 2009, según un memo filtrado.

Pero antes, los cables de la organización de Julian Assange revelaron que Hillary Clinton pidió un informe sobre la salud mental de la Presidenta, así como que Estados Unidos dio por sentado que Chávez financió la campaña K en 2007. Hubo de todo: se desempolvaron críticas de España y Chile a CFK , se revelaron cuestionamientos de Estados Unidos contra Aníbal Fernández por el narcotráfico, cruces de éste con Alberto Fernández y Sergio Massa y hasta exabruptos de Luis D'Elía.

Wikileaks: para Reutemann, los gobiernos K dejarán "un campo minado"

En 2009, Lole habría dicho a diplomáticos estadounidenses que era "muy pesimista" sobre el país, porque la herencia K "hará muy dificíl volver a la normalidad"


Los cables de Wikileaks volvieron este jueves a apuntar a la Argentina: según reportes diplomáticos norteamericanos, Carlos Reutemann admitió ser "muy pesimista" sobre el futuro del país, al considerar que "el campo minado" que dejan las gestiones de Néstor Kirchner y su esposa, Cristina Fernández, "complicará seriamente a los próximos gobiernos y será muy difícil volver a la normalidad". Esas opiniones de "Lole" ante diplomáticos estadounidenses habrían sido realizadas en setiembre de 2009, bastante antes de la muerte de Kirchner.

La evaluación de Reutemann en su contacto con la embajada americana fue anticipado por el diario madrileño El País, bajo el título "El candidato a la presidencia argentina, Reutemann, rechaza la herencia de los Kirchner". Allí, el ex gobernador de Santa Fe dio a entender que la administración de los Kirchner complicará la gestión de futuros gobierno y se declaró "muy pesimista" sobre el futuro argentino. El ex gobernador consideró que cuestiones ya aplicadas como "la nacionalización de los planes privados de pensiones y los impuestos a las exportaciones agrícolas", entre otras, dejarán "un campo minado" a la administración que asuma a fin de 2011.

Reutemann también criticó el vínculo del Gobierno con sectores sociales y juzgó que "será complicado sacar de la política nacional a piqueteros como Luis D'Elía y Emilio Pérsico, de los que los Kirchner son muy dependientes". En 2009 Lole destacó además que el peronismo necesitaba elecciones internas para elegir a su candidato presidencial, pero admitió que "las reglas de juego no están claras". El informe de la Embajada identifica a Reutemann como "un político de perfil bajo, sin estridencias, reservado y definitivamente diferente a los demás, que admira abiertamente Estados Unidos".

La indefinición de la candidatura presidencial de Reutemann, que hasta el momento no fue ratificada, apareció en el cable que data del 2009, donde se afirma que "su rechazo a confirmar su candidatura puede responder a un deseo de protegerse. Puede estar también calculando que un prematuro anuncio le expondrá innecesariamente a un prolongado fuego de Kirchner y otros candidatos presidenciales".

El cable diplomático también se refiere al vicegobernador bonaerense Alberto Balestrini -que en abril de 2010 se alejó de su cargo por un accidente cerebrovascular- y comenta que el funcionario apostó a que Cristina Fernández no volverá a presentarse porque "perciben que su suerte ha menguado". En ese contexto, citó a Reutemann como "uno de los dos peronistas mejor situados para la nominación".



Fuente: DYN y diario El País, Madrid.

EE.UU. resaltaba la corrupción K en nuevos cables de WikiLeaks

Un informe de la Embajada señalaba en 2009 que los ilícitos son "generalizados" en política, Justicia y la Policía. Coimas del 15% y acusaciones contra De Vido.


"El sistema judicial en el país sudamericano es frágil y también la impunidad de quienes delinquen. Sin auténtica voluntad política para erradicarla, la corrupción es generalizada en la judicatura y la policía, y alcanza a la política", denuncia un informe de la Embajada de Estados Unidos en Buenos Aires que se filtró a Wikileaks, según reveló el diario madrileño El País.

El memo estaba dirigido a Alberto R. Gonzales, entonces Fiscal General de Estados Unidos, poco antes de que viajara a la Argentina a inicios de 2009. El cable agrega que "los recientes movimientos del gobierno argentino socavan la independencia y la eficacia de los organismos con jurisdicción sobre casos de corrupción", condenó la embajada.

El detonante para estas afirmación, según El País, fue la renuncia, en marzo de 2009, del fiscal anticurrupción Manuel Garrido, presionado por el matrimonio Kirchner para que no investigara a funcionarios denunciados. De 100 pesquisas no pudo lograr una sola condena.

La de la embajada estadounidense no fue la primera advertencia a Washington sobre la corrupción K. El 1 de diciembre ya se había filtrado un cable de la delegación de Estados Unidos en Madrid en el que el gobierno español también expresaba su "preocupación" por la corrupción K.

Coimas. De acuerdo a los cables que publica El País, el ex Ombudsman, Eduardo Mondino, confesó al entonces embajador, Anthony Wayne, que investigaba denuncias sobre "la sistemática comisión del 15% cargada por el gobierno argentino a todos los contratos privados con un tercer país" .

Un cable incluso implicó al ministro Julio De Vido, en un caso de cohecho: el consejero delegado de una empresa alemana se quejó ante el ministro de que uno de sus ayudantes le había pedido dinero. "De Vido no tuvo interés en conocer el nombre del funcionario que ofendió (al consejero delegado) y en cambio le recomendó que grabara y filmara la próxima solicitud de soborno", reveló otro memo de la Embajada.

La delegación diplomática alude también de la corrupción entre los militares , cuyas "consecuencias rara vez son penales". Otro informe señala la captación política de los jueces con causas importantes a su cargo.

Y hubo más: dos abogados consultados por la embajada norteamericana coincidieron en que el gobierno de Cristina Kirchner presionó muchísimo para que el Congreso aprobara la ley de blanqueo de capitales en 2009 para "permitir a funcionarios del gobierno y sus cómplices en el sector privado blanquear el efectivo procedentes de las comisiones, sobornos y otras formas de corrupción oficial", agrega otro memo.

Revelacion anti K. Los cables de Wikileaks han generado varios dolores de cabeza al kirchnerismo. El último, dado a conocer el viernes, señalaba que Carlos Reutemann admitió ser "muy pesimista" sobre el futuro del país, al considerar que "el campo minado" que dejaban las gestiones de Cristina y Néstor Kirchner. "Complicará seriamente a los próximos gobiernos y será muy difícil volver a la normalidad", le confió "Lole" a diplomáticos estadounidenses en 2009, según un memo filtrado.

Pero antes, los cables de la organización de Julian Assange revelaron que Hillary Clinton pidió un informe sobre la salud mental de la Presidenta, así como que Estados Unidos dio por sentado que Chávez financió la campaña K en 2007. Hubo de todo: se desempolvaron críticas de España y Chile a CFK , se revelaron cuestionamientos de Estados Unidos contra Aníbal Fernández por el narcotráfico, cruces de éste con Alberto Fernández y Sergio Massa y hasta exabruptos de Luis D'Elía.

Gran preocupación de USA por la corrupción oficial en la Argentina

La embajada de Estados Unidos en Buenos Aires envió al Departamento de Estado más de 100 despachos confidenciales en los que alertaba sobre la impunidad de quienes delinquen en nuestro país. En estos informes se destacaban las investigaciones sobre el sospechoso incremento patrimonial del matrimonio Kirchner y de funcionarios del entorno presidencial.

CIUDAD DE MADRID (El País) El fenómeno de la corrupción oficial en Argentina preocupa a Estados Unidos, cuya embajada en Buenos Aires envió al Departamento de Estado más de cien despachos confidenciales, a lo largo de varios años, alertando sobre la fragilidad del sistema judicial en el país sudamericano y, consecuentemente, sobre la impunidad de quienes delinquen. Sin auténtica voluntad política para erradicarla, la corrupción es generalizada en la judicatura y la policía, y alcanza a la política, según denuncia un informe enviado a Alberto. R. Gonzales, entonces Fiscal General de EE UU, poco antes de su viaje a Buenos Aires.

La mayoría de los países de América Latina ocupan, con Venezuela a la cabeza, puestos lamentables en la clasificación de Transparencia Internacional (TI), ya que la corrupción atraviesa los negocios y la política, y las denuncias no resueltas sobre comisiones ilegales y sobornos son innumerables. Venezuela, Argentina, Paraguay, México Honduras, Ecuador o Bolivia figuran entre las naciones más castigadas por la corrupción oficial y la impunidad.

La renuncia del fiscal argentino anticorrupción Manuel Garrido , en marzo de 2009, alegando la imposibilidad de cumplir con su trabajo, maniatado por restricciones normativas, fue recibida con desagrado por la legación diplomática norteamericana. La embajada había seguido atentamente las investigaciones de Garrido sobre el sospechoso incremento patrimonial del matrimonio Kirchner y de funcionarios del entorno presidencial. "Los recientes movimientos del gobierno argentino socavan la independencia y la eficacia de los organismos con jurisdicción sobre casos de corrupción", condenó la embajada.

A pesar de que el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos dispone de una oficina anticorrupción, esta se ha centrado fundamentalmente en investigar los casos ocurridos durante las administraciones de Carlos Ménem (1980-1999) y de Fernando de la Rúa (1999-2003). "Pero apenas se ha ocupado de las acusaciones contra la Administración Kirchner" , subrayan los funcionarios norteamericanos. Las apreciaciones sobre los Kirchner son imputables a todos los gobiernos argentinos, cuyos responsables ignoraron o minimizaron en su día las denuncias en su contra.

La frustración del juez Garrido, que después de más de cien investigaciones no pudo lograr una sola condena, es entendible a tenor del promedio judicial argentino: desde 1986, únicamente se han registrado 50 sentencias condenatorias. La mayoría de las causas que llegan a los tribunales acaban extinguiéndose puesto que los procesos se eternizan una media de 14 años, según el Centro para el Estudio y la Prevención de los Delitos Económicos. Solo 15 de cada 750 acaban en el procesamiento de los denunciados. Casi todo está bajo sospecha en los cables de la embajada: desde el vértice del Estado hasta el funcionario, el comandante de provincias o el policía de comisaría enlodado con la prostitución y el tráfico ilegal.

Investigación de comisiones

El formato del fenómeno es variado. El ex Ombudsman, Eduardo Mondino, confesó al entonces embajador, Anthony Wayne, que investigaba denuncias sobre "la sistemática comisión del 15% cargada por el gobierno argentino a todos los contratos privados con un tercer país" . La oficina de Mondino trataba de determinar si se trataba de soborno o de malversación, y si el dinero obtenido fue depositado en un banco de Estados Unidos. El embajador prometió ayudar con cautela dado lo "delicado" del asunto.

Un cable implicó, de nuevo, al ministro de Planificación, Julio De Vido, en un caso de cohecho: el consejero delegado de una empresa alemana se quejó ante el ministro de que uno de sus ayudantes le había pedido dinero. "De Vido no tuvo interés en conocer el nombre del funcionario que ofendió (al consejero delegado) y en cambio le recomendó que grabara y filmara la próxima solicitud de soborno".

Los episodios vividos por empresarios y banqueros de diferentes nacionalidades podrían certificar la veracidad del contenido de las denuncias recogidas por la embajada norteamericana. Un banquero español escuchó una y otra vez en Buenos Aires, al principio con incredulidad, que debía contactar con el denominado "grupo K" para solucionar sus problemas. La conclusión del diputado conservador Federico Pinedo fue que las relaciones con Néstor Kirchner (fallecido el pasado año) "son más importantes que las instituciones". Las declaraciones fueron efectuadas a raíz del escándalo por presunta corrupción en el manejo de fondos públicos que golpeó directamente al jefe del Ejército, general Roberto Bendini, en 2008.

Corrupción entre militares

La embajada alude también de la corrupción entre los militares , cuyas consecuencias rara vez son penales. "Los escándalos por corrupción en Argentina comienzan con mucho ruido para disiparse después en el olvido, debido a la parsimonia de las "investigaciones" y el interminable peloteo judicial a los que son sometidos", resume un despacho, que cita la debilidad de la arquitectura anticorrupción nacional como fundamento de todos los males.

Otro informe recoge otra forma de corrupción: la captación política de los jueces con causas importantes a su cargo . Los magistrados, si aceptan, deben abandonar esas causas o paralizarlas, el objetivo pretendido por quienes les ofrecieron espacio en su listas electorales. La envergadura del problema es enorme: los argentinos sacaron del país en torno a los 130.000 millones de dólares, la mayoría procedentes de la evasión fiscal y la corrupción política. Para tratar de lograr su regreso, el gobierno aprobó una ley de amnistía impositiva, sobre cuyos resultados y verdaderas intenciones aun existen recelos.

Dos abogados consultados por la embajada norteamericana coincidieron en que el gobierno de Kirchner presionó tanto para que aprobara esa ley, pese a las dudas sobre su efectividad, para "permitir a funcionarios del gobierno y sus cómplices en el sector privado blanquear el efectivo procedentes de las comisiones, sobornos y otras formas de corrupción oficial, y legitimar negocios turbios, por ejemplo el juego".

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Uribe le dijo a EEUU que Argentina no rompería con Chávez porque financió la campaña K

Fue en 2008, cuando el colombiano acusaba al presidente de Venezuela de dar refugio a las FARC. El pedido a los norteamericanos.


Minutos antes de que el ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe, visitara ayer el despacho de la presidenta Cristina Kirchner, se conoció un cable del Departamento de Estado norteamericano filtrado por WikiLeaks, que sin dudas dejó mal parado al colombiano.

Allí Uribe le dijo a autoridades norteamericanas que el gobierno kirchnerista era reacio a enfrentar a Hugo Chávez porque éste había financiado la campaña electoral, según informó el diario La Nación.

El cable de WikiLeaks muestra la desconfianza que Uribe tenía con el gobierno argentino en enero de 2008, en medio de su crisis con Chávez, al que acusaba de dar protección a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Según el cable filtrado, Uribe pidió a Washington que "convenciera a los países latinoamericanos de que el acercamiento de Chávez a las FARC es equivocado y puede dañar a Colombia y a la democracia en la región". El gobierno de Estados Unidos, añadía Uribe, "debería liderar una campaña pública contra Venezuela". En ese discurso consideraba aliados posibles a México, Honduras, Chile Panamá y Costa Rica. Incluso decía que Cuba tomaba cierta distancia de Venezuela. A Brasil lo calificaba de "amigo de Colombia", pero neutral.

El cable finalizaba de la manera más dura: "Uribe vio lealtades mezcladas en otros líderes latinoamericanos. La Argentina sigue siendo una dificultad, ya que Venezuela compró bonos argentinos y Chávez hizo aportes a la campaña de la nueva presidenta."

En un cable anterior, Estados Unidos ya había dado por sentado que Chávez había financiado la campaña de Cristina con el valijagate. Incluso la Presidenta le había manifestado a los norteamericanos que estaba en contra de las expropiaciones del líder caribeño.

sábado, 11 de diciembre de 2010

En España veían a CFK como "una marioneta" de Néstor y a Chávez lo trataban de "payaso"

Los duros calificativos de Aznar y Rodríguez Zapatero. El temperamento de la Presidenta y su equipo "lamentable". Calderon y Lula, los mejores vistos.


Los últimos cables secretos de la Embajada de Estados Unidos en España que reveló el sitio WikiLeaks son realmente comprometedores. Las relaciones de España con los líderes latinoamericanos parecen no haber sido tan diplomáticas. O al menos, detrás de lo políticamente correcto se escondían opiniones muy duras sobre algunos mandatarios, entre las que se destacan definiciones sobre Cristina Kirchner y Hugo Chávez.

Trinidad Jiménez, la actual ministra de Exteriores, se quejaba de la dependencia que la presidenta Cristina Fernández tenía de su marido. En uno de los cables de WikiLeaks, en mayo de 2008, el ex presidente español José María Aznar opina que es “una marioneta de su marido”.

Javier Sandomingo, director general de Exteriores para Latinoamérica, llegó a señalar que Cristina "podría incluso ser más inconsistente y temperamental que su marido, Néstor, que ya es decir" y Bernardino León, secretario general de la oficina del presidente español, calificó como “lamentable” al equipo que acompaña a la jefa de Estado. No fue todo, antes advirtió sobre la corrupción en Argentina. 

En esta nueva entrega de revelaciones, los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez y de Nicaragua, Daniel Ortega, aparecen entre los más cuestionados por los funcionarios europeos. 

En noviembre de 2007, la entonces secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez definía al caribeño como “un payaso” tras recordar el tristemente célebre reto de rey Juan Carlos: "¿Por qué no te callas?". Pero Jiménez era todavía más dura al considerar que está “en otro mundo” y que es “un bestia, pero no un estúpido”. 

Otros dos críticos furiosos del venezolano fueron el director general de Política Exterior del Ministerio de Exteriores, Rafael Dezcallar y el portavoz de Exteriores de los socialistas en el Congreso, Rafael Estrella: el primero decía que Chávez “no tiene estómago para ser dictador” y es su propio enemigo. El segundo, en tanto, observaba su dependencia del petróleo. Si los precios del crudo caían creía que se convertiría en un “populista autoritario”. 

Tanto el presidente José Luis Rodríguez Zapatero como su principal rival en las elecciones que lo consagraron presidente, Mariano Rajoy, coincidían en que Venezuela “es un desastre de país” y el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, llegó a decir en la Embajada norteamericana en Madrid que “todos en Latinoamérica están preocupados por la conducta de Hugo Chávez, que se está haciendo cada vez más megalomaníaco”. 

Otro presidente resistido por Zapatero era el nicaragüense Ortega con el que no aceptó reunirse, según los cables de la Embajada, por “errático e imprevisible”. Jorge Romeu, director general para México, Centroamericana y el Caribe llegó a calificarlo de “loco” y la mismísima Trinidad Jiménez expresó que era “el peor de todos los líderes con quien ella trabaja”. 

En el caso de Evo Morales, presidente de Bolivia, hasta octubre de 2005 “no es peor que varios otros líderes latinoamericanos con que hemos tratado en el pasado o ahora”, decía Javier Sandomingo, embajador de España en Lima.

Los líderes mejores vistos eran el mexicano Felipe Calderón y Lula Da Silva, de Brasil. El primero, según Jiménez, es “el mejor del actual grupo de jóvenes líderes de Latinoamérica” y el carioca, hasta 2007, era visto como un hombre que hacía las cosas bien.

lunes, 6 de diciembre de 2010

EE.UU. aseguró que "llevará tiempo" recomponer la relación con Argentina

Así lo sostuvo la embajadora Vilma Martínez, quien se mostró preocupada por los impactos negativos que el escándalo de WikiLeaks "pudiera tener a nivel personal". 


En su primera declaración tras el escándalo de WikiLeaks, la embajadora de los Estados Unidos, Vilma Martínez reconoció que "El incidente Wikileaks constituye un golpe a estos esfuerzos y reconocemos que tomará tiempo recuperarse de sus efectos. Los gobiernos e instituciones pueden superar adversidades como éstas, pero nuestra mayor preocupación se centra en los impactos negativos que esto pudiera tener al nivel personal".

La funcionaria remarcó que "estoy orgullosa de tener la oportunidad de contribuir a este esfuerzo como Embajadora de Estados Unidos en la Argentina" y lamentó "profundamente que información destinada a ser privada haya sido difundida públicamente. Lamentamos especialmente la violación que esto implica a la vida privada de muchas personas. Entiendo que mucha gente se sienta apenada por lo que está escrito en los informes. Nosotros también nos sentimos apenados por lo ocurrido".

Martínez aseguró que el gobierno de Barack Obama "implementará cambios en el contenido y la forma de nuestras comunicaciones, en especial, en lo que respecta a la mención de nuestros contactos. También estamos tomando todas las medidas necesarias para prevenir futuras fallas en la seguridad de nuestros sistemas de comunicación". Sobre el final del comunicado que apareció publicado en la página web de la embajada de los Estados Unidos, la funcionaria señaló: " Mantenemos el compromiso de seguir trabajando para construir la mejor relación posible entre la Argentina y Estados Unidos. Creemos que ambos países se benefician de la asociación e interacción y esperamos seguir trabajando en pos de este objetivo en los meses y años que vendrán.

Ultimas Noticias

Especiales

.

.