Mostrando entradas con la etiqueta EDGAR MAINHARD. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta EDGAR MAINHARD. Mostrar todas las entradas

viernes, 25 de noviembre de 2016

Acerca del Gran Error 2016 de Cambiemos: Renunciar al cambio

En 2013 ocurrió el notable ascenso electoral de una fuerza político-electoral novedosa que proponía la renovación (Frente Renovador), y en 2015 la sociedad argentina eligió a otra fuerza político-electoral que prometió el cambio (Cambiemos). Es decir que hace 4 años que la mayoría de la sociedad argentina reclama modificaciones. El gran error de Mauricio Macri es subestimar a sus votantes y, luego de semejantes mensajes, aplicar un peligroso inmovilismo tanto de propuestas como de acciones.



por EDGAR MAINHARD
La alianza Cambiemos atraviesa horas de angustia, reproches domésticos y murmuraciones sobre sus adversarios, tal como le sucedió al Frente para la Victoria hace 1 año, y al Frente Renovador cuando perdió fuelle entre 2014 y 2015.
Urgente24 ya ha sostenido que un error inicial de Cambiemos fue intentar ignorar que en la 1ra. vuelta electoral, Mauricio Macri obtuvo menos sufragios que Daniel Scioli, y en el balotaje ganó con votos de Sergio Massa.
Esta realidad obligaba a Macri a articular una coalición más amplia que Cambiemos, porque los votos de su fuerza político-electoral no habían sido suficientes para ganarle al Frente para la Victoria.
Sin embargo, Macri no sólo decidió comportarse tal como si hubiese conseguido los sufragios necesarios para ganar por sí mismo, sino que hasta prescindió de sus aliados en Cambiemos -tanto la Unión Cívica Radical como la Coalición Cívica/ARI- para gestionar el Estado. Cada uno se lo factura como puede: la UCR manifestando una apatía notable a la hora de respaldar a la Administración Macri, y la CC/ARI asumiendo un rol feroz, por momentos, de crítica a decisiones del Ejecutivo Nacional.
Por otra parte, los de Massa le cobran a precio de oro cada respaldo que le conceden al Ejecutivo Nacional, y el peronismo disidente del kirchnerismo concreta algo peor: tasa bien alto su respaldo pero luego no cumple según las previsiones de la Administración Macri.
El 2do. semestre 2016 ha resultado mucho más complicado que el 1ro., cuando todavía había un período de gracia para el Presidente y su equipo. En particular el mes de noviembre fue una acumulación de desastres.
El fondo
Es hora de señalar un 2do. error conceptual llamativo de parte de la Administración Macri.
Todo indica que no comprendió el motivo profundo del deterioro de los Kirchner en el poder. Este desconocimiento provocó no sólo un análisis casi frívolo de la situación sino que las medidas que ejecuta no generan empatía con sus electores, a los que sólo les vincula hoy día con Macri un par de conceptos de verificación dudosa:
** "(Daniel) Scioli o Massa hubieran hecho lo mismo", y/o
** "Hay que apoyar a Mauricio para que no regresen los K".
Por estas horas, lo primero que habría que definir es el alcance del compromiso de cambio de Cambiemos. ¿Fue sólo marketing o realmente consistió en una convicción?
La duda aparece cada vez que aparece el debate, por ejemplo, del déficit fiscal.
Hasta la fecha, Cambiemos ha repetido el enfoque que ocurrió durante los años K, a partir de la pérdida del superávit fiscal, en días de Néstor Kirchner: todo se circunscribe a discutir el costo de los subsidios energéticos y del transporte público, cuando el problema de fondo, probablemente, es el costo de la política de la gobernabilidad tal como la plantean los líderes de la democracia presente.
Macri decidió no abordar el tema ni en la discusión presupuestaria ni en la reforma política que luego limitó a apenas una reforma de régimen electoral (que perdió) ni en las negociaciones con sus 'amigos' gobernadores. Jamás apareció en la Administración Macri alguna mención, por ejemplo, a un eventual presupuesto Base Cero, un ejercicio intelectual que permitiría abordar algo más que el maquillaje anual permanente desde hace décadas.
Una amplia mayoría de la sociedad percibe que la política consume excesivos recursos en la Argentina, y es uno de los motivos del hartazgo e impopularidad de la política.
El PRO, a través del especialista en marketing Jaime Durán Barba se ufana de comunicar situaciones simpáticas o humanas como respuesta a la insatisfacción de la política, en vez de honrar su nombre de Cambiemos y promover no sólo un debate sino cambios concretos en esta cuestión tan grave: el 50% del déficit fiscal tiene que ver con la financiación del sistema que hace mucho que dejó de ser representativo.
Elecciones
En general, al déficit fiscal se llega como consecuencia del gasto público, cuya formulación sobredimensionada es la verdadera política de Estado que existe en la Argentina: peronistas, radicales y el PRO han acordado mantener el gasto público creciente, y sólo se diferencian en cómo lo financian. Hay un pacto profundo entre los políticos argentinos que pasa por no reducir el gasto. Para mantener oculto el tema le proponen a la sociedad debatir el déficit fiscal sin revisar el gasto público
La crisis logró velocidad en los días K cuando la financiación del déficit se volvió imposible a causa de la elevada presisón tributaria y el incremento de la inflación que provocaba la emisión de moneda necesaria para mantener la escalada del gasto público.
Pero apenas arribó la Administración Cambiemos, decidió mantener la escalada del gasto público y del déficit fiscal, limitándose a sustituir la financiación, ahora vía endeudamiento externo. La propuesta a la sociedad no fue un cambio sino un maquillaje, quizá hasta un ocultamiento.
Macri no advirtió que resultaba un suicidio porque el reclamo de la sociedad consistía/consiste en una baja inmediata en la presión tributaria y en la tasa de inflación. En eso consistía el cambio para la gente. Y, consecuencia de que un tema lleva a otro, pasaba por reducir el costo de la política.
El gran fracaso del 1er. año de Mauricio Macri es que no resolvió ninguno de ambos reclamos: inflación aún elevada, y deficit fiscal más elevado que en 2015.
El gobierno de Cambiemos destina tiempo y esfuerzo a explicar por qué motivo no puede cambiar la estructura impositiva, culpando a sus 'amigos' gobernadores y a la coparticipación federal de impuestos vigente, que tampoco intentó cambiar.
Si Macri pudiera, subiría aún más los impuestos, es la conclusión de una porción del electorado de Macri con cierta sensibilidad al impacto del Fisco en sus bolsillos.
Los políticos argentinos estan atrapados, y Macri debería percibirlo: en este escenario, la estructura impositiva es ineficiente porque los contribuyentes se encuentran al límite. La recaudación resulta decreciente en términos reales, por lo menos. El Fisco no puede cobrar los tributos que desea sino los tributos que el contribuyente está dispuesto a pagar porque es un acuerdo social fundacional del Estado.
Los Kirchner fueron/son/serán ignorantes, no lo entendieron y por eso no volverán. Pero los de Cambiemos, al menos en sus subdivisiones PRO y Coalición Cívica se ufanan de formación académica. Y que Massa vaya tomando conocimiento también, ya ambiciona heredar a Macri, que alguien tiene que acabar con el pacto de los políticos contra la gente.
A la hora de cortar el gasto hay muchísimas asignaciones posibles pero sólo podría concretarlo una Administración que sobreviva al lobby, y eso no sucede en el equipo que designó Macri, donde cada funcionario representa algún interés específico.
En tanto, la percepción popular cambia y la inflación que escandalizaba con Cristina Fernández de Kirchner no representa ya el mayor problema porque en aquellos días, dicen algunos, había más dinero en bolsillo. Por lo tantohay argentinos dispuestos a canjear mirar hacia otro lado en la cuestión de la inflación a cambio que le devuelvan dinero a sus bolsillos. Esto es muy grave porque resulta un traspié de la batalla cultural impresionante en la construcción de una sociedad diferente.
Y tiene impacto electoral 2017.
Bolsillos vacíos
En el enfoque presente hay otro problema: muchos agentes económicos evadían impuestos para mantener su poder adquisitivo. Pero los aumentos tarifarios no pueden evadirse. Muchos argentinos llegan a la conclusión que ahora tienen menos dinero que antes.
Luego, Cambiemos -pero en especial el PRO- ha perdido la calle, que la han recuperado las organizaciones de piqueteros y neopiqueteros mal llamados 'luchadores sociales'. La pérdida de la calle tiene que ver con la ausencia de un relato vigoroso, de una mística de cambio.
Los políticos opositores se frotan las manos porque saben que, con una posible restricción al endeudamiento externo en 2017, todo el sistema montado por la Administración Macri corre peligro de quedar sin financiación o de tener problemas de financiación.
Ni hablar del freno a la espuma del blanqueo destinado a la construcción privada que resulta de la flamante legislación de alquileres, con regulaciones de topes indexatorios y extensiones a más de 3 años obligatorios, un epitafio para los inversores que ya desconfiaban y esperaban alguna señales antes de apoyar a este gobierno.
Demasiadas cuestiones para remontar sólo meneando la imagen positiva de María Eugenia Vidal. Cuidado con jugar con fuego, no sea que se termine devaluando anticipadamente el capital político de la gobernadora bonaerense.

jueves, 18 de agosto de 2016

Derrota de Macri-Lopetegui-Quintana que obliga a una reflexión

Nunca hay que demostrar que el cachetazo dolió, en especial cuando uno puso el rostro para el golpazo: "Queremos dejar claro que tal como hemos dicho en estos meses y antes en la campaña, gran parte de lo que implica el cambio en la Argentina es que las instituciones funcionen, que esa sea la normalidad. Cada poder tiene su tarea y su rol dentro de la democracia", sostuvo Marcos Peña. En una conferencia de prensa en la Casa Rosada, dijo que la sentencia de la Corte "significa que las instituciones están funcionando, por lo que el Gobierno no quiere discutir ni opinar sobre el fallo, sino cumplirlo". El comentario es bien interesante para introducir algunas reflexiones:




por EDGAR MAINHARD
El periodista Guillermo Kohan afirmó por FM Milenium que el fallo de laCorte Suprema de Justicia de la Nación demuestra, sostuvo él con énfasis, que hay un universo importante del Poder Judicial, que trasciende a Justicia Legítima, que tiene un enfoque "extremadamente conservador" de las cuestiones tarifarias; y los periodistas del diario La Nación, José Crettaz y Diego Cabot, con quienes hacía la transferencia de un programa a otro, agregaron "populista". ¿No estarán exagerando?
El comentario es compartido por todo el universo hipermacrista y zonas de influencia, pero es incorrecto. Sucede que así se pretende fundamentar quesí o sí debía prosperar la decisión administrativa del Ejecutivo Nacional (imaginada por Gustavo Lopetegui, Mario Quintana y Mauricio Macri) como única posibilidad cuando el propio ministro de Energía y Minería, el vapuleado Juan José Aranguren, habia propuesto un plan trianual de recomposición del cuadro tarifario.
En verdad, el Presidente de la Nación eligió no retroceder en su capricho -porque él decidió transformar su decisión en obsesión- desperdiciando toda la feria judicial, y apostar a convencer a los jueces de la Corte Suprema, exhibiendo un abanico de acciones que fuerondesde la seducción a la extorsión. La decisión de la Corte Suprema eraprevisible para cualquiera que no compartiera el ánimo voluntarista que abundaba entre los genuflexos de Macri, tan empalagosos como lo eran los genuflexos de los Kirchner.
Urgente24 ya fundamentó en el pasado los motivos que tenía la Corte Suprema para fallar tal como falló, pero es interesante observar que varios,desde el PRO (no desde Cambiemos porque es un abanico muy heterogéneo y donde los de la UCR y de Coalición Cívica-ARI no avalanacciones tales como el llamado 'tarifazo'), que respaldaron a la Corte Suprema cuando falló sobre la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual en forma diferente a tal como lo exigía Cristina Fernández de Kirchner, ahora la cuestionan porque no cedió al capricho de Macri-Lopetegui-Quintana.
Para la Corte Suprema hay beneficios en el marketing propio que supone esta equidistancia, y consigue ratificarse como conducción del Poder Judicial, uno de los tres poderes republicanos, estructura vilipendiada durante la década anterior, error institucional que provocó algunas de las carencias funcionales que padece la Argentina, tal como la inseguridad jurídica.
En cambio para el PRO, más allá del anuncio del jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, de que se acata la decisión de la Corte Suprema, no estaba en juego un intríngulis institucional sino que se trataba solamente de un problema de precios relativos y la necesidad de recuperar el precio del gas en boca de pozo para atraer las inversiones extranjeras en Vaca Muerta y otros campos de hidrocarburos.
No fue oportuno el anuncio de que el fallo de la Corte Suprema obligará al Ejecutivo Nacional a reprogramar obras públicas con el argumento de que hay una decisión de mantener el objetivo de reducción del déficit fiscal porque la Administración Macri ha incrementado el gasto públicoconfiando en que lo financiaría con endeudamiento (en el 1er. semestre de 2016, la emisión de deuda pública de Argentina fue superior a la suma de deuda pública emitida en igual período por Chile, Brasil, México y Perú) + laabrupta reducción del subsidio a los usuarios de servicios públicos.
En algunos borradores del proyecto de Presupuesto 2017 -elaboración que viene con demoras- tampoco aparece una reducción del gasto públicopara el próximo ejercicio fiscal. Esto quiere decir que Mauricio Macri imaginó para la Nación un escenario similar al que ejecutó en Ciudad de Buenos Aires durante 8 años, y muy parecido al que aplicaron los Kirchner durante 12 años: incrementar los recursos, a costa de los contribuyentes. Así se llegó a una economía de 53% de presión tributaria, si se consideran también los aportes patronales; y CABA es una metrópolis muy onerosa.Que con ese esquema el PRO haya ganado una y otra elección tiene que ver más con el antikirchnerismo que con el macrismo. Pero lo más importante es que la Nación es mucho más compleja que la Ciudad de Buenos Aires.
Luego, volviendo a Kohan, si los jueces argentinos tienen una cierta tendencia no liberal, también podría afirmarse que los políticos argentinos tienen una peligrosa tendencia al gasto público ilimitado.
Un tema importante consiste en que la Administración Macri asumiócompromisos anticipados con los gobernadores (Rogelio Frigerio desde el Ministerio del Interior es tan generoso con los recursos de los contribuyentes que provoca temor la posibilidad de que alguna vez llegue a administrar el Presupuesto Nacional. La ausencia de política la compensa transfiriendo recursos). Muy probablemente habrá que actualizar todos esos entendimientos; en especial porque algunos de esos gobernadores tomaron rápida nota de que el Presidente encontró un límite, al menos formal, en la Corte Suprema; y los líderes políticos son muy veloces en elaborar conclusiones acerca de lo que le ocurre a otros.
Es correcta la apreción del periodista Pablo Fernández Blanco, del diario La Nación, acerca de que la situación es similar a cuando la Corte Suprema falló acerca de la llamada 'ley de Medios': tanto Cristina Fernández de Kirchner como Héctor Horacio Magnetto (Grupo Clarín) se consideraron satisfechos, pero, en verdad, Magnetto tenía razones mucho más interesantes que Cristina para fundamentar su satisfacción. En esta ocasión, es una derrota para el presidente Macri porque él fue quien lideró la metodología de recomposición tarifaria, y él fue quien se negó a revisarla apenas comenzaron a sucederse los fallos judiciales adversos, convencido de que la Corte Suprema le resultaría satisfactoria.
Es cierto que el no ajuste de la tarifa de gas se aplica sobre el 30% del total de consumo del hidrocarburo, pero también lo es que ese 30%, en la estación fría, supera el 30% y era el segmento con tarifa rezagada mientras que casi todo el 70% restante ya estaba actualizada y no recibía subsidios.
La cuestión es que en las encuestas de opinión pública, cuando se le pregunta a los consultados, cuál es el éxito de la economía de Macri una apabullante mayoría sigue mencionando el levantamiento del cepo cambiario y la unificación del tipo de cambio; esto quiere decir que, desde entonces, la Administración Macri no consiguió otro triunfo que sea reconocido por la opinión pública.
Hay muchas dudas acerca de cómo funcionará el sinceramiento fiscal o blanqueo. Pero si se considera que el Estado tendrá que seguir pagando subsidios tarifarios, que quizá la recaudación por el blanqueo resulte inferior a la que muchos esperaban, y que el Ejecutivo Nacional ha comprometido un incremento del gasto público, el déficit fiscal + cuasifiscal resultante le pone condiciones a la baja de la tasa de inflación, más allá de todos los esfuerzos realizados por el Banco Central.
El presidente Macri sigue contando a su favor con el enorme desprestigio de los K y la obsesión de CFK por seguir participando, pero no está consiguiendo éxitos propios en la gestión de gobierno. Probablemente sea un tiempo apropiado para serenarse y reflexionar acerca del rumbo y cómo conseguirlo. Se aproxima un año electoral, en el que el PRO tiene depositadas muchas expectativas. Pero a las expectativas hay que ayudarlas con logros.

miércoles, 13 de julio de 2016

¿La Corte Suprema es un colegiado o es Lorenzetti?

La estrategia del tarifazo fue errada pero en vez de revisarla, el Presidente pretende que la Corte Suprema le auxilie a legitimar el desacierto, y para eso busca comprometer a Ricardo Lorenzetti, o al menos difunde esa 'sensación'. Una equivocación no se enmienda con otra.



"Mauricio Macri y el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, se vieron cuatro veces en las últimas 72 horas. El tema principal de las conversaciones fue, según admiten en la Casa Rosada, la controversia judicial generada por el aumento de las tarifas de gas que impulsa el Gobierno. Funcionarios del Poder Ejecutivo admiten que esos contactos entre las cabezas de dos de los tres poderes del Estado son “habituales”. Esa cercanía quedó demostrada ayer a las 16.55, cuando Lorenzetti entró al despacho de Macri en la Casa Rosada, pocas horas después de firmar junto a sus pares del tribunal una acordada en la que le solicitó al Poder Ejecutivo información sobre los cuadros tarifarios para poder resolver si habilita o no las subas. (...)".
Santiago Fioriti,
diario Clarín.

por EDGAR MAINHARD
Existe la impresión, de acuerdo al enfoque difundido por los 2 diarios tan cercanos a la Administración Macri (Clarín y La Nación) que el Ejecutivo Nacional no sólo pretende eludir todos los fallos judiciales adversos que, por impericia propia, acumuló en instancias inferiores a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, sino que considera que Ricardo Lorenzetti 'maneja' el colectivo de Tribunales más o menos como Daniel Angelici, por mencionar a un amigo del Presidente muy conocido en el Poder Judicial, gestiona el club Boca Juniors.
El peligro que ahora enfrenta Mauricio Macri es la posibilidad de cometer otro error más en días en que él y su equipo han acumulado una seguidilla tan llamativa como peligrosa. A Macri no le apetecen los temas judiciales, siempre sospecha acerca de cómo abordarlos, no hay abogados en su círculo más cercano y ha protagonizado polémicas y extensas causas judiciales que obligaron a sus letrados a negociaciones complejísimas. Pero él debería poner más empeño en comprender la trama.
En este caso, Macri se aproxima a la Corte Suprema considerando a Lorenzetti como el referente del tribunal, y ahí existe un error de apreciación considerable de parte del Presidente: el Ejecutivo Nacional es un sistema vertical y presidencialista mientras que la conducción del Poder Judicial es un colegiado.
En el Ejecutivo Nacional, el Presidente decide; el jefe de Gabinete de Ministros es una figura que permite al Presidente desentenderse del día-a-día pero él no delega ni la responsabilidad ni la autoridad, y puede remover tanto al jefe de Gabinete como a los ministros, secretarios de Estado, subsecretarios, etc.
Esto no sucede en la Corte Suprema: el presidente de la Corte tiene una responsabilidad formal, se encarga de la representación institucional de 'la casa' y de designar y monitorear a los responsables administrativos, pero en sus decisiones, conocidas como 'acordadas', es un colegiado donde hay votaciones, si fuese necesario, y gana la decisión que sumá más apoyos de los magistrados, quienes se expresan a través de sus fallos. El voto del titular de la Corte tiene igual valor que el de cualquiera de sus colegas. Y él no puede remover a ninguno de ellos porque no encuentre satisfacción en su desempeño.
En el Ejecutivo Nacional hay un líder, habitualmente el Presidente es quien tracciona los sufragios, triunfa en la elección y alcanza un rol institucional que le permite, interpretando la Constitución Nacional, ejercer el presidencialismo previsto en la Carta Magna.
En la Corte Suprema es bien diferente, porque cada integrante del colegiado tiene sus antecedentes académicos para fundamentar su fallo, y su considerable ego, que compiten con cualquier otro colega. Precisamente, el ego ha marcado historias y tragedias del Poder Judicial, no sólo la capacidad de fundamentar las decisiones.
El enfoque que está difundiendo la Casa Rosada hacia los medios de comunicación 'amigos' del poder eventual consiste en que Macri se reúne con Ricardo Lorenzetti, presidente de la Corte Suprema, y resuelve la cuestión de las tarifas.
Un Presidente que ha enfrentado graves desilusiones a manos de las divisiones de Ascenso en la Asociación del Fútbol Argentino (por mencionar una obsesión de Macri), que decidieron desafiar a los 'grandes' + el Fútbol para Todos, o sea el Presidente, debería comenzar a entender quedestrabar las negociaciones es una cuestión más compleja que intentar soplar y hacer botellas.
El Presidente no tiene que dar cuenta de sus decisiones a sus subordinados, para comenzar. Pero Lorenzetti tiene que ser muy cuidadoso no sólo en presentar su esbozo de doctrina ante sus pares del colegiado sino que hay camaristas y jueces observando en el resto del Poder Judicial, y considerando cuáles son las señales que envía la Corte, y hasta pueden discrepar en sus decisiones.
Por lo tanto, la imagen que difunde la Casa Rosada, de un Presidente resolviendo el 'tarifazo' porque se encierra con el titular de la Corte, no es buena para el propio Lorenzetti, más allá del ego tan conocido del magistrado designado por los Kirchner, y luego enfrentado a ellos en especial por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.
En verdad, la Casa Rosada tendría que corregir realmente el desaguisado que provocó. La Casa Rosada no tiene una política energética sino que decidió utilizar el 'tarifazo' para remediar el déficit fiscal sin suprimir gasto público. En teoría, una posibilidad pero en la realidad, un fracaso.
Entonces, la Casa Rosada no le puede exigir, ni tan siquiera sugerir, a la Corte Suprema que le destrabe la confusión dialéctica que tiene el Presidente de la Nación, que fue quien avaló el tarifazo, luego de que en la reunión de gabinete la mayoría de sus colaboradores le advirtiera sobre las consecuencias. Más tarde ocurrió la reunión de Macri y su ministro Juan José Aranguren durante una visita a USA, y al regresar el Presidente avanzó sin contemplaciones.
Ahora él corre a buscar a Lorenzetti para que éste convenza a los magistrados que elaboren un fallo que le permita al Presidente superar el obstáculo y no enmendar el error.
Cuidado: el asunto aún puede complicarse mucho más.
Joaquín Morales Solá, quien conoce personalmente a varios ministros de la Corte Suprema pero también a Mauricio Macri y a Marcos Peña, en el diario La Nación, confirma lo que había anticipado Urgente24 durante el fin de semana: la tontería de plantear el 'per saltum', tema sobre el cual giró toda la estrategia gubernamental durante la semana que pasó, comenzando por el torpe ministro de Justicia, Germán Garavano:
"(...) Sólo anteayer (N. de la R.: lunes 11/07el Gobierno dejó de anunciar que le pediría a la Corte Suprema un recurso de per saltum. Sin embargo, el per saltum murió mucho antes, el lunes 4 de julio, cuando una Cámara Federal de Córdoba suspendió los aumentos de las tarifas de gas en toda esa provincia. Tres días después, el 7 de julio, la Cámara Federal de La Plata suspendió los aumentos de gas en todo el país. El per saltum es un recurso por el que la Corte Suprema toma una decisión de un juez de primera instancia y decide pasar por encima de la segunda instancia, que son las cámaras. La actual Corte Suprema no aplicó nunca el per saltum mientras no estuvo reglamentado por una ley. La ley la hizo Cristina Kirchner y la Corte usó el per saltum una sola vez, cuando estaba en discusión la reforma judicial y se avecinaban elecciones nacionales en las que se elegirían por el voto popular los miembros del Consejo de la Magistratura. La Corte declaró inconstitucional esa reforma. El per saltum se justifica sólo en circunstancias en las que están en juego graves cuestiones institucionales.
"(...) Sólo anteayer el Gobierno dejó de anunciar que le pediría a la Corte Suprema un recurso de per saltum. Sin embargo, el per saltum murió mucho antes, el lunes 4 de julio, cuando una Cámara Federal de Córdoba suspendió los aumentos de las tarifas de gas en toda esa provincia. Tres días después, el 7 de julio, la Cámara Federal de La Plata suspendió los aumentos de gas en todo el país. El per saltum es un recurso por el que la Corte Suprema toma una decisión de un juez de primera instancia y decide pasar por encima de la segunda instancia, que son las cámaras. La actual Corte Suprema no aplicó nunca el per saltum mientras no estuvo reglamentado por una ley. La ley la hizo Cristina Kirchner y la Corte usó el per saltum una sola vez, cuando estaba en discusión la reforma judicial y se avecinaban elecciones nacionales en las que se elegirían por el voto popular los miembros del Consejo de la Magistratura. La Corte declaró inconstitucional esa reforma. El per saltum se justifica sólo en circunstancias en las que están en juego graves cuestiones institucionales.
Las resoluciones de las cámaras de Córdoba y La Plata (sobre todo la de ésta, porque extendió la suspensión a todo el país) eliminó cualquier instancia intermedia para llegar a la Corte Suprema. La próxima instancia ahora es la Corte. ¿Por qué, entonces, un per saltum? No se necesitaba de ningún per saltum. (...)".
Haría bien Macri en leerlo para comenzar a entender algunas cuestiones judiciales.

martes, 12 de julio de 2016

Entre la Cámara y la Corte obligan a Macri a replantear las tarifas

Demasiado esperó el Ejecutivo Nacional, con una velocidad de tortuga y cintura de pollo. Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Jujuy, La Pampa, Catamarca, Rio Negro, Neuquén: ya casi no quedaban provincias que no hubieran frenado el aumento de tarifas en los servicios públicos. Luego, la sentencia de la Cámara Federal de La Plata paralizó el tarifazo de gas en todo el territorio nacional. Pero la Administración Macri confiaba en que la Corte Suprema la socorrería ante la virtual paralización del cobro del servicios, ya que los tribunales ordenaron refacturar las boletas al 31/03/2016. Sólo cuando fue evidente que la Corte no iría al rescate del Ejecutivo, éste decidió modificar parcialmente su resistida acción original.



por EDGAR MAINHARD
Luego de 8 meses de resistir en el error no sólo administrativo sino también político, la Administración Macri anuncia que retrocede en su cuadro tarifario tan cuestionado.
¿Por qué el Presidente de la Nación decidió revisar su posición? Porque, tal como lo había anticipado Urgente24, la Corte Suprema de Justicia de la Nación no iba a intervenir en forma inmediata según las necesidades del Ejecutivo Nacional.
Además, la Corte Suprema no iba a desestimar caprichosamente las decisiones de las instancias inferiores sino que aplicaría su punto de vista y sus procedimientos. El consejo al Ejecutivo Nacional fue que intentara que el fallo de las cámaras federales de Córdoba y La Plata devenga en abstracto con un nuevo cuadro tarifario, en vez de sólo modificar la situación porque esto puede prestarse a confusiones en cuanto a lo que le importa al Ejecutivo Nacional: suspender la aplicación de los amparos.
Sin embargo, luego de la conferencia de prensa en Casa Rosada, el problema no se encuentra resuelto, por motivos políticos, técnicos y jurídicos.
Desde lo político, Macri prometió, en su discurso inaugural del 10/12/2015,generar consensos pero en la definición del cuadro tarifario 1 (el que se conoce) y del cuadro tarifario 2 (el que debe anunciar), ese compromiso brilló por su ausencia.
El sociólogo Eduardo Fidanza, de Poliarquía, le explicó al periodista Joaquín Morales Solá (en TN, el lunes 11/07), que el enfoque que minutos antes había expuesto Marcos Peña, no sólo jefe de Gabinete de Ministros de la Nación sino alter-ego de Mauricio Macri, era "ingenuo" en el escenario presente.
Él reiteró las enormes dificultades de la sociedad argentina para articular consensos, motivo por el cual tanto el sistema republicano como el federal, periódicamente padecen crisis, al punto tal que, luego de décadas, ni siquiera se puede abordar un nuevo régimen de coparticipación de impuestos.
En concreto, si Macri comprendiera que muchos de sus electores en el balotaje no lo votaron a él sino votaron contra Cristina Fernández de Kirchner y contra Aníbal Fernándezél trabajaría para obtener el ya mencionado consenso, imprescindible cuando delante se le presenta elabanico peronista, en el marco de una sociedad que prefiere el consumoantes que el ahorro y le fascina vivir por encima de sus posibilidades.
Boca de pozo
En Canal 26, Roberto García entrevistaba a Daniel Gerold, un ingeniero que es profundo conocedor de los problemas energéticos, e insistió en queresolver el problema tarifario demandará mucho tiempo, probablemente más de 4 años, y por eso es necesario que Macri consulte la opinión de sus opositores políticos, recibiendo y estudiando las alternativas propuestas para que lo que se decida represente al mayor denominador común posible.
Gerold -quien en febrero había anticipado en el mismo espacio que las tarifas públicas se encontraban 500% atrasadas- se dijo sorprendido de que la Administración Macri haya intentado actualizar todo de golpe y planteó una contradicción: el mayor incremento tarifario, en el caso del gas, apuntó a mejorar el precio del m3 del fluido al pie del pozo y así lograr inversiones. Sin embargo, en este contexto, no ocurrirá la inversión adicional por la incertidumbre emergente.
Por si faltaran elementos para la confusión, las empresas Transportadora Gas del Sur y del Norte (TGS) y (TGN), actores de reparto de la cadena (producción/transporte/distribución), difundieron un comunicado afirmando que la "operación de los gasoductos troncales de alta presión requiere un elevado nivel de inversiones directamente relacionadas con la calidad, seguridad y confiabilidad del servicio, por ello, los mayores ingresos están destinados a inversiones que garanticen la prestación", y "los aumentos están atados a muy exigentes planes de obras obligatorias que en el caso de ambas transportistas superan los $1.800 millones para el año 2016".
Tal y como recordó García, y fue tema de una nota de Urgente24, el Estadono parece dispuesto a ceder su participación en el incremento, a favor de los usuarios.
Gerold estimó el peso tributario en 36% de la tarifa final, y García se preguntó por qué motivo el Estado Nacional no decidió reducir progresivamente esos impuestos mientras aumenta la tarifa técnica, lo que permitiría que el usuario no reciba tanto ajuste.
Urgente24 ya hizo notar que el Estado se esmera en recaudar más pero no en gastar menos, y esto se refleja en la estructura del cuadro tarifario, repitiendo la tendencia de la gestión Macri en la Ciudad de Buenos Aires. En este caso, la consecuencia fue nefasta al punto que la Casa Rosada tuvo que anunciar una revisión de lo resuelto hace meses, de acuerdo a la conferencia de prensa de Marcos Peña, y los ministros Germán Garavano y Juan José Aranguren.
Gerold consideró que, en ese acuerdo hipotético entre oficialismo y oposición sobre las tarifas como cuestión de Estado -a causa del enorme impacto que tienen sobre la población y la economía en su conjunto-,podría introducirse el renunciamiento del Estado a parte de su exagerado componente tributario sobre las tarifas de servicios públicos.
La Plata
De todos modos, la cuestión clave en las próximas horas será la Cámara Federal de La Plata, cuyo fallo suspendiendo el ajuste tarifario del gas es el que más considera la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
La Sala II de la Cámara Federal platense (jueces César Alvarez, Olga Calitri y Leopoldo Schiffrin) declaró nulas ambas las disposiciones del Ministerio de Energía y Minería por no haber sido precedidas de audiencias públicas, como argumento central, y ordenó suspender por 3 meses el ajuste en el cuadro tarifario eléctrico para los usuarios bonaerenses.
El Estado Nacional ha informado su voluntad de apelar el fallo.
Las opciones de la Cámara Federal son 3, que podrían sintetizarse en:
> 'efecto suspensivo',
> 'efecto devolutivo', 
y
> 'rechazo in limine'.
Nadie conoce cuál será la decisión, y todas son especulaciones acerca de las 3 posibilidades. La palabra clave de lo que ocurrirá en las próximas horas es "sustanciado" (En Derecho, conducir o tramitar un proceso hasta el estado de sentencia).
A la vez, el Ejecutivo tendrá que exhibir en el Boletín Oficial si es una modificación del cuadro tarifario que ya se conoce o si es uno nuevo que reemplaza al anterior.
En cualquier caso, la Administración Macri ha demostrado una torpeza y descoordinación importantes. En especial, una carencia de flexibilidad para superar atolladeros, o sea cierta incapacidad de reacción.
Por otra parte, el juez platense Luis Federico Arias, aconsejó no pagar las facturas que se emitieron con aumento, y aseguró a radio La Once Diez: "Más allá de lo que diga la Corte Suprema, esa no va a ser la última palabra. Muchos usuarios podrán ir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos o a otros tribunales internacionales porque esto no solamente está vinculado a la economía, sino a la satisfacción de derechos humanos fundamentales".
El juez platense aseguró que si el costo de la energía supone la afectación de una parte importante del salario, "para no afectar derechos, no queda otro remedio que subsidiar esa actividad, tal como se hace en muchas partes del mundo. Lo que recomiendo es que por el momento no se pague ninguna factura, porque esto está en pleno debate”.
Desde el Centro de Estudios para la Promoción de la Igualdad y la Solidaridad (CEPIS), una de las entidades que presentó el recurso de amparo ante la Cámara Federal luego que el juez de 1ra, instancia, Alberto Recondo (pro Cambiemos, dicen), ordenara al Estado Nacional convocar a las audiencias públicas, pero sin suspender la vigencia de los aumentos en las tarifas, adelantaron su voluntad de presentar una nueva medida cautelar “para que se dejen sin efecto todas las facturas de gas que se hayan emitido, y todos aquellos usuarios que ya la hubieran pagado, tengan un crédito a su favor”.
El reloj corre y tendrá que apresurarse la Administración Macri.

martes, 29 de diciembre de 2015

Si "preservan" a Macri... ¡qué oportunidad pierde el Presidente!

Los planificadores de la imagen presidencial no deberían perder tiempo en intentar "preservar al Presidente" de las derivaciones de la Triple Fuga bonaerense. Mauricio Macri enunció como 1 de sus 3 banderas a desplegar, la guerra al narcotráfico. Por lo tanto, si el Presidente escucha a esos consejeros de dejar sola a María Eugenia Vidal en el vendaval, pierde una estupenda oportunidad para exhibir su condición de líder, y para asumir la defensa de la bandera que ya anunció. Por otra parte, la narcopolítica es un tema con el que chocará en forma inevitable durante su gestión porque existen situaciones muy graves en la Argentina post K, al igual que la narcojusticia, el narcodeporte, etc. etc.


por EDGAR MAINHARD
 
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Fue una pésima noticia la que explicó Jaime Rosemberg en el diario La Nación, en la mañana del martes 29/12:
 
"(...) Preservar al Presidente es, hoy por hoy, la principal consigna. Por segundo día consecutivo, el Gobierno derivó en la administración bonaerense, que encabeza María Eugenia Vidal, las repercusiones del misterioso y espectacular escape de los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, acusados por el triple crimen de General Rodríguez, que se fugaron en la madrugada del domingo del penal de General Alvear.
 
"Es un tema que lleva Vidal", contestaron cerca del jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien sin embargo ordenó la coordinación de tareas entre funcionarios de seguridad nacionales y bonaerenses, que comenzó horas después de conocida la fuga de los tres presos, uno de los cuales -Martín Lanatta- involucró durante la campaña electoral al ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández con el crimen.
 
La estrategia del día comenzó a delinearse en la reunión de comunicación que Peña encabezó en la Casa Rosada, minutos después de las 8. Allí, el jefe de Gabinete; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, y el secretario de Medios, Jorge Grecco, entre otros, coordinaron acciones con el ministro de Comunicación bonaerense, Federico Suárez. Según pudo saber LA NACION, en esa reunión se evaluó la repercusión mediática de la fuga y se acordó expresar el "pleno apoyo" del Gobierno a Vidal, pero sin involucrar en el caso al presidente Mauricio Macri, que descansa en Villa La Angostura junto a su familia. (...)".
 
¿Por qué "preservar" al Presidente de un gravísimo hecho provocado por gente del narcotráfico si el Presidente se ha comprometido con la guerra contra el narcotráfico?
 
En verdad, hoy martes 29/12, el presidente Macri debería llamar por teléfono a María Eugenia Vidal y darle todo su respaldo para acometer no sólo la lucha contra organismos estatales corruptos, fuera de control y ausentes de eficiencia, sino comprometerse a acompañarla en la guerra contra el narcotráfico.
 
Provincia de Buenos Aires lidera el ranking del PBI narcodelictivo en la Argentina. Dentro del Conurbano bonaerense, el ranking narcodelictivo, según la socióloga Laura Etcharren, tiene el siguiente orden: La Matanza / San Martín / Lanús / Lomas de Zamora. Luego, hay un triángulo en grave evolución, que integran Malvinas Argentinas, José C. Paz y San Miguel. Y una situación explosiva en el círculo Morón, Merlo y Moreno, que afecta también a Ituzaingo.
 
Por lo tanto, María Eugenia Vidal tiene una dificilísima tarea por delante, en la que precisará todo el respaldo que le pueda brindar Macri. Y la Triple Fuga dispara ese escenario de narcotraficantes con fuertes vínculos con la política y las fuerzas de seguridad.
 
Cuando visitó el Coloquio de IDEA, en Mar del Plata, Macri dijo que, para que “no haya más narcotráfico, Vidal debe ser la gobernadora y no Aníbal Fernández” en la provincia de Buenos Aires.
 
En su última visita a Rosario, en condición de candidato presidencial, Macri dijo: "Vengo a decirles que a partir del 10 de diciembre vamos a estar trabajando todos juntos para que a Argentina le vaya mejor y para expulsar definitivamente al narcotráfico que amenaza y daña a nuestros jóvenes”.
 
En su discurso ante la Asamblea Legislativa, hace 19 días, Macri dijo:
 
> "La mayoría de los argentinos que votó por nuestra propuesta lo hizo basada en tres ideas centrales. Ellas son: pobreza cero, derrotar el narcotráfico y unir a los argentinos."
 
> "Otro de los grandes desafíos que va a tener nuestro gobierno es el de combatir el narcotráfico como ningún otro gobierno lo hizo antes. Miles de personas a lo largo de todo el país me transmitieron su profunda preocupación por este tema. Hay jóvenes que matan y mueren sin saber por qué, actuando bajo los efectos del paco y de la droga. La droga arruina la vida de familias enteras. No podemos resignarnos ni aceptar esta realidad como algo natural. Vamos a encarar este tema de frente y vamos a trabajar con inteligencia y decisión para devolver tranquilidad y seguridad a las familias argentinas en todo el país.
 
Aunque el narcotráfico ha crecido en los últimos años de manera alarmante estamos a tiempo de impedir que se consolide. El tema es difícil y complejo, pero vamos a crear los mecanismos necesarios que nos permitan llegar a la solución que queremos. La forma de lograr estos grandes objetivos es simple: el diálogo, el respeto, la suma de visiones son objetivos comunes, y su realización requiere como paso fundamental que nos unamos para alcanzarlos. Ese objetivo, el de unir a los argentinos, el de poner nuestros puntos en común sobre nuestras diferencias integrándolas y respetándolas, es la clave de la construcción de la Argentina del siglo XXI a la que nos encaminamos hoy."
 
Por lo tanto, al aparecer el primer acontecimiento grave vinculado al narcotráfico, en forma de desafío al Estado y sus instituciones, ¿cómo la prioridad de los consultores de imagen va a ser "preservar"al Presidente?
 
Los Kirchner huían ante los acontecimientos graves. Se refugiaron en El Calafate durante las horas siguientes al incendio del local República Cromañón. Y volvieron a ocultarse luego del asesinato del joven Axel Blumberg a manos de sus secuestradores. Y nunca estuvieron presentes en las horas oscuras porque se decía que afectaba su imagen pública. Macri no debería imitarlos. Futbolero como él es, sabe muy bien que el capitán del equipo no huye de su responsabilidad sino que en esas situaciones difíciles es cuando se revalida su condición de líder.
 
De ninguna manera "preserven" a Macri. Involucren al Presidente. Permítanle asumir su compromiso.Que sea el Macri que desean los ciudadanos.

Ultimas Noticias

Especiales

.

.