Mostrando entradas con la etiqueta Domingo Cavallo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Domingo Cavallo. Mostrar todas las entradas

viernes, 2 de septiembre de 2016

Cavallo criticó al equipo económico y aseguró que Macri "no está funcionando bien"

El exministro de Economía Domingo Cavallo consideró que el presidente Mauricio Macri "no está funcionando bien" en su intento de poner orden en la economía, aunque estimó que si se baja la inflación el año que viene la argentina "volverá al crecimiento y al desarrollo". 


Cavallo afirmó al referirse a la situación económica que "no culpo a Prat Gay ni a los ministros, ni a Sturzenegger, porque cada uno hace lo mejor que puede", en declaraciones a Canal 26. 

"Me parece que el que no está funcionando bien es el presidente Macri, porque no ha conformado un buen equipo económico sólido y con un liderazgo claro", señaló. 

El exministro resaltó que "ahora no hay corrupción y hay cuestiones resueltas" y señaló que "ojala el año que viene tengamos una inflación menor al 17%". Sostuvo que para ello "antes de fin de año se debe anunciar un plan integral claro y convincente de estabilización y desarrollo de la economía".

Dijo que el gobierno de Macri "tampoco ha explicado bien las medidas económicas que anunció y para estabilizar la economía es fundamental convencer a la gente que, por ejemplo, la inflación del año que viene va a ser como máximo del 12%".

"Si las decisiones que toman empresarios, inversores, sindicatos y la gente se deciden en base a esa expectativa la inflación bajará y la economía puede crecer" añadió el ex ministro.
"Macri está siendo muy parecido a Menem por cómo está gobernando y en el primer año y medio gobernó como lo está haciendo Macri ahora" explicó el ministro.

El economista aconsejó al actual presidente que "si quiere aprovechar las experiencias (históricas) y no quiere mirar la de Menem, que mire la de Frondizi". "Para hacer subir el precio del dólar tienen que relajar la tasa monetaria" opinó y sostuvo que valor de la moneda la debe decidir el mercado.

Cavallo opinó que con el blanqueo "le va a ir muy bien al gobierno, porque mucha gente va a querer normalizar su situación" aunque sostuvo que esa medida "tiene que venir asociada a las inversiones capaces de hacer crecer al país y necesitamos que vengan capitales de largo plazo".

Al comparar su gestión con la del exministro de economía del kirchnerismo sostuvo que "yo era un organizador de la economía y Axel Kicillof era un arbitrario". Opinó también que para solucionar el conflicto de tarifas "hay que derogar las normas que se dictaron desde el 2002 en adelante y desregulando el mercado" de la energía.

martes, 6 de octubre de 2015

Ningún dirigente serio apoya la política exterior de Cristina

Desde hace mucho tiempo es muy claro que ningún dirigente político serio apoya la política exterior de Cristina. Yo lo señalé en los primeros párrafos del epílogo de mi libro Camino a la estabilidad.


Por Domingo Cavallo

Aníbal Fernández, siguiendo una orden de Cristina, salió a criticar al gobernador Juan Manuel Urtubey por sus declaraciones ante el Consejo de las Américas en Nueva York. Entre las muchas extravagancias de nuestra Presidente, la más temeraria de todas es, precisamente, la pretensión de que quienes se postulan para sucederla se comprometan a mantener su política exterior.

Desde hace mucho tiempo es muy claro que ningún dirigente político serio apoya la política exterior de Cristina. Yo lo señalé en los primeros párrafos del epílogo de mi libro Camino a la estabilidad. Dije entonces:

"A fines de marzo de 2014, cuando estoy terminando de escribir este libro, en la ciudad de Cambridge y he podido seguir desde acá la visita a Estados Unidos de Daniel Scioli, Mauricio Macri, Sergio Massa y un grupo grande de políticos que participaron en un seminario en la Universidad de Harvard, incluidos Ernesto Sanz y Juan Manuel Urtubey, no me caben dudas de que el nuevo Gobierno, cualquiera sea su signo político, va a producir un giro importante en la política exterior de Argentina. La virtual alianza ideológica de los Gobiernos de los Kirchner con el régimen venezolano y el denominado socialismo del siglo XXI desaparecerá y Argentina retomará la línea de política exterior de los Gobiernos de [Carlos] Menem y [Fernando] de la Rúa."

"Será muy importante que Argentina, que en 1998 consiguió ser incluida en el G-20, aproveche esa pertenencia para demostrar que está dispuesta a respetar las reglas de juego que emergen de los tratados internacionales que el país firmó y ratificó y a apoyar un creciente proceso de integración global en el que prevalezca la paz y todas las naciones puedan avanzar hacia el mejoramiento de la calidad de vida de sus pueblos."

Estoy seguro de que Urtubey fue sincero y dijo la verdad cuando habló de política exterior en nombre de Scioli. Lo asombroso es que Cristina no lo haya advertido. En realidad, lo sabe desde hace mucho tiempo. Pero su estrategia, de una perversidad sin límites, es seguir poniendo condicionamientos a Daniel Scioli, a quien dice apoyar, pero dejando en claro que está dispuesta a entregarle el Gobierno, pero no el poder.

Ojalá Scioli, si llega a la Presidencia, comience designando canciller a Juan Manuel Urtubey. Estará enviando una primera señal importante de cambio, tal como lo hizo Menem en 1989, antes incluso de definir con claridad la nueva organización económica y social que impulsaría durante su Presidencia.

lunes, 24 de agosto de 2015

Kicilloff y Cristina cada vez hunden más a Scioli

Cuando Cristina le enrostra a Scioli su amistad con Macri y Kiciloff le llama a Macri aplaudidor de Menem, están tratando de humillarlo y mostrar que si es elegido Presidente se verá obligado a continuar con sus mismas políticas, aunque signifiquen el fracaso estrepitoso de su gobierno.



Por Domingo Cavallo

Todo el mundo sabe que tanto Néstor Kirchner como Daniel Scioli aplaudieron a Menem desde posiciones de expectancia mucho mayores que las de Mauricio Macri, al punto que Kirchner hizo muchas campañas acompañando a Menem desde su provincia, comenzando por la de 1991, cuando ganó la gobernación de Santa Cruz gracias al impacto positivo de la convertibilidad. A Scioli, Menem le pidió que aceptara ser candidato a Diputado Nacional en 1997 para presentar una figura que pudiera competir conmigo. Yo acababa de crear Acción por la República y estaba muy enfrentado conMenem por mis denuncias sobre las mafias enquistadas en el poder.  Y en 2001 fue el PJ Menemista el que me propuso que nos aliáramos para presentar candidatos nacionales en la Capital Federal. Así surgió la Candidatura de Scioli para Diputado Nacional y la de Horacio Liendo para Senador en la elección de Octubre de aquel año.

Por los blogs circula una copia de aquel voto y la crónica de la campaña de esos días. Leyendo esa crónica de 2001, la gente puede pensar que en lugar de votar a Macri (intención que me atribuye Kiciloff sin que yo lo haya dicho) voy a votar a Daniel Scioli. Debo decir que lo haría de no ser porque creo que las circunstancias historícas lo han colocado a Scioli en una posición desde la que le resultará imposible revertir la estanflación y la decadencia general a la que nos han llevado las políticas del Kirchnerismo.

Aún así, si Scioli tiene la mala suerte de ser elegido Presidente con todo el condicionamiento que le está planteando el Kirchnerismo, haré votos para que Dios le de fuerza y valentía para sacarse de encima esta mochila perversa e intente gobernar como le dicta su conciencia y su sentido común. Sigo pensando, como en 2001, que Scioli es una persona bienintencionada y que tratará de obrar bien.

miércoles, 6 de mayo de 2015

Cavallo no se rinde: Advierte que se viene la noche

Casi nadie quiere denunciar la verdad: que la Argentina K se encuentra casi en quiebra. Es como si se le permitiera al Frente para la Victoria instalar el discurso que más le conviene: que todo está bajo control, cuando la situación que dejará como herencia es dramática. Será tierra arrasada, y eso hay que enfrentarlo hoy día. Ahí andan los presidenciables afirmando que con "sintonía fina" y gradualismo puede resolverse la situación cuando se precisarán decisiones complicadísimas, difíciles y drásticas. Es lo que precisamente advierte Domingo Cavallo, a quien sin embargo enseguida le recuerdan el final de Fernando De la Rúa, como si se ignorase que hubo un golpe de Estado del que participaron el PJ bonaerense y la UCR bonaerense, en especial. Es decir, en definitiva, que los K son hijos de un golpe institucional, algo que es gravísimo para quienes creen que mean agua bendita. Luego, antes de arrojar lo de Cavallo al tacho de basura intelectual (una decisión difícil, considerando la mediocridad generalizada de la sociedad argentina, y en especial de un debate cultural que Beatriz Sarlo acaba de considerar que es "muy aburrido"), mejor leer un poco qué es lo que él está advirtiendo.


por DOMINGO CAVALLLO
 
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Cavallo). El próximo gobierno deberá enfrentar un contexto externo muy diferente al que vivimos desde 2003 en adelante.
 
El cambio comenzó a insinuarse desde mediados del año pasado. Los precios de las principales materias primas producidas por los países ricos en recursos naturales tienen desde entonces una tendencia declinante. Desde mediados de 2002 habían mostrado una clara tendencia ascendente. En forma paralela y no independiente, el Dólar de los Estados Unidos comenzó a apreciarse frente a la mayor parte de las monedas mientras que desde mediados de 2002 en adelante la tendencia había sido a la depreciación.
 
Las políticas monetarias que fueron en general muy laxas, fundamentalmente en los Estados Unidos y luego en la mayor parte de los países del mundo, están comenzando a endurecerse. Por consiguiente las tasas de interés en casi todas las monedas importantes fueron y siguen siendo muy bajas, pero se insinúa una tendencia al aumento, que ya se observa en las economías emergentes y que, a partir de 2016, muy probablemente se observará también en los Estados Unidos.
 
Entre las economías más avanzadas, la única que consiguió tasas de crecimiento parecidas a las históricas es la economía de los Estados Unidos. Japón no ha conseguido aumentar significativamente su ritmo de crecimiento, y Europa parece condenada a un crecimiento muy bajo por muchos años no sólo por las crisis de endeudamiento excesivo de las economías del sur de Europa, sino por una cuestión de envejecimiento y estancamiento poblacional.
 
Los países de Asia del Este y del Sur mantienen su dinamismo. Es probable que China crezca 3 o 4 puntos porcentuales menos que en los últimos 30 años porque su crecimiento ya no se basará tanto en la acumulación rápida de capital y en la producción de bienes exportables sino en la expansión de actividades más trabajo-intensivas orientadas a su mercado interno. Al mismo tiempo, India, beneficiada por el menor costo de las materias primas y el proceso desregulatorio y modernizador de la infraestructura que ha comenzado a implementar el nuevo gobierno es probable que logre aumentar su crecimiento en 2 o 3 puntos porcentuales anuales. Por consiguiente, Asia, en su conjunto, seguirá siendo el área más dinámica de la economía global.
 
Las economías emergentes de América Latina, de la Ex Unión Soviética y de África, casi todas ellas muy importantes productoras y exportadoras de materias primas, van a sufrir el impacto del deterioro de sus términos del intercambio y, en la medida que no tengan una relación comercial suficientemente fluida con las áreas dinámicas, básicamente El Este y el Sur de Asia y los Estados Unidos de América, van a encontrar un techo bajo para sus perspectivas de crecimiento, amén de que van a sufrir presiones inflacionarias por la tendencia a la depreciación de sus monedas frente el Dólar y las monedas asiáticas.
 
En América Latina, México, Colombia Perú y Chile van a poder compensar el impacto negativo de la baja de los precios de sus productos primarios de exportación con una intensificación del comercio con los Estados unidos de América y con los países del Este y del Sur Asiático porque han negociado tratados de libre comercio con los Estados Unidos, son miembros de la APEC (Asia Pacific Economic Cooperation) y están participando activamente en las negociaciones comerciales de la cuenca del Pacífico (TPP, Transpacific Partnership). Los países de América Central también se beneficiarán de su estrecha relación comercial con los Estados Unidos.
 
Las economías a las que les resultará más difícil encontrar motores de crecimiento son las de Brasil, Argentina y Venezuela, donde, además de no tener ningún tipo de tratamiento preferencial para sus exportaciones de manufacturas a los mercados más dinámicos, la bonanza de los últimos 12 años sirvió para financiar políticas populistas y se crearon desequilibrios macroeconómicos serios, extremos en Venezuela, agudos en Argentina y menos acentuados pero igualmente difíciles de revertir en Brasil debido, fundamentalmente, a razones políticas.
 
En la campaña electoral del año pasado en Brasil, el candidato de la oposición, Aecio Neves, planteó reformas profundas, tanto en la política exterior como en las políticas macroeconómicas y de organización económica interna. Eran, sin lugar a dudas, las reformas que Brasil necesitaba para enfrentar al nuevo contexto externo y resolver los desequilibrios creados por las políticas populistas del segundo gobierno de Lula y el de Dilma Rousseff. Lamentablemente para los brasileros y, creo yo, para la misma Dilma Rousseff, el candidato de la oposición no logró ganar la elección. 
 
Ahora, la Presidenta reelecta no tiene otra alternativa que aplicar las reformas con las que había hecho campaña Aecio Neves, pero sufre graves problemas de credibilidad y enfrenta la oposición de quienes la votaron atraídos por sus promesas electorales. Por eso, a pesar de que intentará aplicar las políticas necesarias, es probable que los resultados sean magros. Ello significa que nuestro principal socio comercial va a enfrentar varios años de estancamiento y presiones inflacionarias.

miércoles, 4 de marzo de 2015

“Una reforma monetaria con mercado único de cambios”

Él es el economista más cuestionado por el kirchnerismo, y a quien Cristina Fernández de Kirchner critica siempre que puede, quizá porque lo considera el ícono de la economía neoliberal de los '90 o porque es una forma de ocultarle a los militontos que gracias a él su marido Néstor quintupublicó los famosos 'fondos de Santa Cruz' (que llevó al exterior). Lo cierto es que Domingo Cavallo sigue siendo uno de muy pocos economistas argentinos que tiene un plan articulado y hasta redactado para salir de la crisis, y que conoce dónde está y cómo se utiliza "la botonera", un concepto muy utilizado en la jerga de cualquier administración gubernamental porque arribar a una función pública no equivale a poder gestionar. Por lo demás, coincide con la visión de Urgente24 acerca de que la reforma monetaria es el procedimiento más sencillo y menos conflictivo para reordenar los precios relativos, que es una ciclópea tarea que deberá emprender la próxima Administración, así como actualizar la Emergencia del Estado de 1989 sería el abordaje más apropiado para introducir un plan de achique del déficit fiscal. En fin, Cavallo fue entrevistado por Urgente24 Radio (Concepto FM 95.5).




Cavallo: "La deuda exigible que el próximo gobierno va a tener que atender o consolidar y refinanciar en 2016 asciende a más de 40 mil millones de dólares y no de 2 mil quinientos millones como ella señaló en su discurso. Los 40 mil millones se componen de las deudas con China y con el Banco Central de Francia que se han utilizado para dibujar las reservas externas, las deudas con los holdouts que han conseguido sentencias definitivas a su favor y más de 10 mil millones de dólares de deudas con jubilados que también tienen sentencias definitivas a su favor por la falta de ajustes entre 2002 y 2007."
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Activo como siempre Domingo Cavallo consigue tener la economía argentina en la cabeza, tal como ha sucedido casi siempre, y no cesa de escribir aunque ya redactó el texto que cree es lectura indispensable para el próximo Presidente (“Camino hacia una Estabilidad”). Sin duda, una frustración para él porque ninguno de los 3 con más posibilidades (Sergio Massa, Mauricio Macri y Daniel Scioli) es lector de estas cuestiones complejas vinculadas a la Administración del Estado.
Por supuesto que Cavallo ha cometido errores pero eso no impide el aporte de ideas y conceptos que serán indispensables para reconstruir la Argentina luego de la terrible Década Ganada, que dejará al país en el 7mo. infierno, tal como decía el Gran Desfilfarrador santacruceño.
A continuación, parte del diálogo con Cavallo: 
Edgar Mainhard: -Si hay un economista que Cristina ha criticado y que el Frente para la Victoria estigmatiza como el símbolo de la economía neoliberal noventista, es Domingo Cavallo. ¿Cómo se siente usted cada vez que lo nombran?
Domingo Cavallo: -A mí me llena de orgullo si mis ideas económicas y las que puse en marcha mientras fui ministro de Economía resultan la antítesis de la economía kirchnerista, que se caracteriza por haber despilfarrado la bonanza externa inédita a favor de la Argentina, que se produjo del 2003 hasta el 2012. Durante los Kirchner hemos tenido los términos del intercambio 4 veces más altos que los que tuvimos en los ´90 y 5 veces más altos que en el año 2001 y con tasas de intereses bajísimas, del 2% o 3%, cuando en la década del ´90 estaban en el 6% o 7%. Hoy tenemos una  economía no sólo estancada sino en recesión y una inflación inédita para estas épocas. Tuvimos inflación alta en el pasado pero cuando en el mundo había inflación, no como ahora, cuando en el mundo no hay inflación pero sí en Venezuela y la Argentina. Cristina se ha creado una economía totalmente artificial que es la que 'relata' pero no existe. 



EM: -Usted escribió, en su página: www.cavallo.com.ar: "(...) El supuesto desendeudamiento es también una mentira. La deuda pública que el gobierno de Cristina va a dejar asciende a 250 mil millones de dólares, es decir más de 100 mil millones de dólares por arriba de la que existía al final del 2001. Como porcentaje del PBI, la deuda pública representará, a fines de 2015 el mismo porcentaje del PBI que representaba al final de 2001. (...)". ¿Vamos a una reprogramación general de vencimiento y condiciones de la deuda pública?  
 
DC: -Lo 1ro. que tendrá que ocurrir es una reestructuración de la deuda. Habrá que hacerse cargo de todas las sentencias judiciales, no sólo las del exterior sino la sentencia de la Corte Suprema de Justicia que benefician a los jubilados. Toda esta plata que le están pidiendo a los chinos y al Banco Central de Francia, con lo cual dibujan las reservas, todo eso también es deuda a corto plazo que habrá que buscar una solución en el 2016. Toda la deuda que coloca el Banco Central en el sistema financiero es la forma que tiene de lograr los recursos que le da mucha plata al gobierno para que financie su déficit. La deuda contabilizada es bastante más alta de lo que era a fines del 2001 pero además hay unos 40.000 millones que no están contabilizados. Los pasivos que tendrá que enfrentar el próximo gobierno son del orden de los 250.000 millones. Mucha de esa deuda no está todavía documentada, no tiene plazos precisos de vencimiento sino que es toda una deuda por consolidar y tendrá que ser necesario un régimen de consolidación de pasivos como el que creamos en el año 1991 (recordar la emisión de Bocones). El próximo gobierno tendrá una tarea enorme. 
 
EM: -Imaginemos que el próximo Presidente le dice: “Cavallo, cuénteme 3 medidas por dónde habría que comenzar a poner orden” ¿cuáles serían? 
 
DC: Bueno yo les diría, “señores lean mi libro “Camino hacia una Estabilidad”. No se puede resumir en 3 medidas. 
 
EM: -¿Arrancamos por el frente fiscal o por estabilizar los precios relativos? 
 
DM: -¿Se acuerdan cuando (Rogelio) Frigerio y (Arturo) Frondizi, hablaban de economía? No, Uds. son más chicos... pero había una expresión que usaban siempre: “Lo primero que hay que hacer, es un sinceramiento de la economía”. Siempre existió un montón de inflación reprimida con congelamiento de tarifas y subsidios, con impuestos distorsivos como las retenciones, los no ajustes por inflación y los controles de precios. Lo primero que hay que hacer es dejar que esa inflación reprimida aflore de una buena vez porque si se la mantiene así, prácticamente creará una inercia inflacionaria y se perpetúa en el tiempo impidiendo que los problemas se resuelvan. Tienen que liberar precios, dejar que las tarifas cubran los costos de producción y eliminar los subsidios que están representando el 5% del PBI. 
 
Claudio Chiaruttini: -Cavallo, estos sinceramientos siempre han tenido un costo social muy importante, sobre todo para los sectores sociales más bajos, ¿cómo responde usted a este argumento contra el llamado 'sinceramiento'?
 
DC: -No, no. En forma simultánea hay que poner en marcha un plan de estabilización bien diseñado, que es lo que planteo en el libro “Camino a la Estabilidad”, que requiere un régimen monetario nuevo.
 
EM: -Coincidimos Cavallo. Hay que hacer una reforma monetaria…
 
DC: -Así es. Una reforma monetaria se tiene que caracterizar por unificar y liberalizar totalmente el mercado cambiario, o sea, eliminar el cepo y dejar que el mercado cambiario sea libre y el Banco Central no intervenga en ese mercado. Sólo tiene que comprar si necesita dólares para que el gobierno pague su deuda. A causa de que la gente no va a convertir en pesos todo los dólares que tiene en el país,y como no puede ser que todos los dólares que están estén fuera de la economía sigan quedando afuera, hay que permitir que esos dólares se reciclen y para ello lo aconsejable es que la Argentina funcione con pesos y dólares en competencia. Pesos y dólares tendrán la misma capacidad para cumplir con los contratos y los pagos. El régimen bimonetario es el que existe en Perú desde el año 1991, en Uruguay; y en menor medida en Bolivia. Si hay libre funcionamiento del mercado cambiario, el Banco Central estará obligado a estabilizar el valor del peso con políticas monetarias. Una vez que la gente vea esto, la inflación va a bajar rápidamente. En lo que se diferencia esta propusta de lo que fue el Plan de Convertibilidad es que ahora no se fijará el tipo de cambio porque hay que dejar que flote. Escuchen, es probable que al comienzo la moneda se devalúe en exceso pero luego tendrá que venir una apreciación de la moneda local. Ahí la gente se dará cuenta que la economía marcha a una estabilización. El gobierno tiene que trabajar para reducir el gasto público pero también es fundamental que desde un primer momento se eliminen todos los impuestos distorsivos. No hay que cobrar Impuesto a las Ganancias sobre ganancias que son puramente resultado de la inflación, hay que eliminar las retenciones, hay que dejar que se ajusten las escalas del Impuesto a las Ganancias para que los sueldos bajos no lo paguen. Hay que dejar que el 'impuesto al cheque' se tome a cuenta de IVA y Ganancias para que no se trasforme en una carga, y exigirle a las provincias que eliminen los Ingresos Brutos sobre las etapas intermedias de producción porque todos estos impuestos desalientan a la inversión productiva por parte del sector privado y sobre todo le quitan competitividad a la economía. La estanflación, que es el problema, también era el problema que tenía la economía estadounidense en la década de los ´70. Resolvieron el problema desde la Junta de la Reserva Federal con una política monetaria restrictiva (Paul Volcker en días de Ronald Reagan), y una política fiscal expansiva. En Argentina para salir de la estanflación será necesario aplicar la política monetaria restrictiva y una política fiscal expansiva, por una baja de impuestos y no por aumento del gasto. Hay que reducir el gasto porque es excesivo pero sólo se puede hacer si se logra recrear el crédito público. 
 
EM: -Cavallo tenemos que asimilar todo esto. Mande el libro, lo leemos y volvemos a conversar.
 
DC: -Ya mismo hablo con José Luis (Giménez, su asistente de siempre) para que se los haga llegar.

lunes, 2 de marzo de 2015

Cavallo sobre las mentiras de Cristina: Desendeudamiento y superbonos

Domingo Cavallo: "El supuesto desendeudamiento es también una mentira. La deuda pública que el gobierno de Cristina va a dejar asciende a US$250.000 millones, es decir más de US$100.000 millones por arriba de la que existía al final del 2001. Como porcentaje del PBI, la deuda pública representará, a fines de 2015 el mismo porcentaje del PBI que representaba al final de 2001."


por DOMINGO CAVALLO
 
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Cavallo). Cristina comenzó su discurso tomando el Twitter de un periodista del Financial Times, en el que destaca que Argentina logró que los bonos de su deuda reestructurada se coticen sobre la par, como un elogio a su gestión. De inmediato el propio autor del Twitter se encargó de señalarle lo que todos los especialistas en mercados de capitales saben y lo vienen diciendo desde fines de 2013: los bonos argentinos comenzaron a valorizarse a partir del momento en que quedó descartada su reelección. 
 
Mientras más claro queda que el Kirchnerismo y sus ideas económicas quedarán sin influencia alguna, los bonos de la deuda se valorizan. Este fue el primer sofisma de su discurso, pero no el único.
 
Sostuvo que los problemas de nuestra economía del último año fueron causados por la manipulación del dólar y del precio del petróleo por los intereses geopolíticos de los Estados Unidos. 
 
La verdad es que desde 2003 hasta el año pasado el dólar estuvo perdiendo valor y el precio del petróleo y de la soja estuvieron aumentando en proporciones mucho mayores a la reversión parcial de 2014 y eso explica el grueso de los logros económicos que ella atribuyó a sus políticas. Otro sofisma.
 
El supuesto desendeudamiento es también una mentira. La deuda pública que el gobierno de Cristina va a dejar asciende a US$250.000 millones, es decir más de US$100.000 millones por arriba de la que existía al final del 2001. Como porcentaje del PBI, la deuda pública representará, a fines de 2015 el mismo porcentaje del PBI que representaba al final de 2001. 
 
La gran diferencia es que la década del '90 dejó  una economía fuertemente capitalizada: se habían invertido más de US$70.000 millones en el sector energético, por ejemplo. Por el contrario, Cristina va a dejar una economía energética desquiciada.
 
La deuda exigible que el próximo gobierno va a tener que atender o consolidar y refinanciar en 2016 asciende a más de US$40.000 millones y no de US$2.500 millones como ella señaló en su discurso. 
 
Los US$40.000 millones se componen de las deudas con China y con el Banco Central de Francia que se han utilizado para dibujar las reservas externas, las deudas con los holdouts que han conseguido sentencias definitivas a su favor y más de US$10.000 millones de deudas con jubilados que también tienen sentencias definitivas a su favor por la falta de ajustes entre 2002 y 2007.
 
Podría seguir enumerando muchos sofismas más. Pero no quiero cansar a mis lectores. Una simple lectura del discurso de la Presidenta permite advertir que es una sucesión de mentiras disfrazadas para que la gente crea que son verdades.

lunes, 6 de octubre de 2014

Domingo Cavallo y su absolución: "No fue probado ningún delito y yo estoy contento"

Este lunes fue absuelto el exministro de Economía Domingo Cavallo en a causa del megacanje. El fallo produjo indignación en los distintos arcos de la política, por lo que el exfuncionario salió a dar su versión de los hechos en el programa radial "Hola Chiche""La justicia toma las decisiones que corresponden", sostuvo.


"Lo que salió fue el pedido de la Sra. fiscal que obviamente, tal como ella lo había planteado, conducía a la absolución", detalló Cavallo ante la consulta de Chiche Gelblung"De los cargos que me acusaba antes yo ya había salido inocente", contó.

El economista se descargó contra los medios de comunicación, a los que acusó de haber "mentido" y publicado artículos en su contra durante diez años. "Yo me sometí a la infamia. Me convirtieron en el chivo expiatorio para justificar todos los defectos de la Argentina", se quejó.

"Yo creo que la Justicia es independiente y tomas las decisiones que corresponden", resaltó el exministro de Economía. Además, destacó: "En el caso mío nadie puede decir que alguien me está defendiendo"

"No fue probado ningún delito y yo estoy contento", sostuvo. Sin embargo, Chiche Gelblung le preguntó al economista si con el fallo de este lunes se cerraban todas las causas en su contra. El exfuncionario debió admitir que aún se lo imputa de otros delitos.

"Quedan otras causas. Queda la causa de La Rural. El Gobierno nos acusa de haber malvendido el predio de La Rural. Seguramente van a inventar algo, porque para inventar causas están mandados a hacer", expresó.

Por otro lado, Cavallo admitió haber sido amigo del matrimonio Kirchner, pero que, una vez que Néstor y Cristina "llegaron al poder", dejaron de apoyar sus medidas y lo convirtieron en "el chivo expiatorio". Antes, sus sus palabras, era frecuentemente consultado por el difunto expresidente Néstor Kirchner.

Megacanje: Absolvieron a Cavallo

El ex ministro de Economía, Domingo Cavallo, había sido acusado por el delito de negociaciones incompatibles con la función pública en el marco de la causa por el “Megacanje. Específicamente, en la causa se investigaba la intervención de Cavallo en la selección de las entidades bancarias encargadas de la colocación de bonos de la deuda. Antes de conocerse la sentencia, el ex funcionario de la Alianza dijo que es "un chivo expiatorio" y que los Kirchner “apoyaron todas las medidas" que implementó en los 90.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 4 de la Capital absolvió este lunes (06/10) al ex ministro de Economía Domingo Cavallo en un juicio oral y público en el marco de la causa por el “Megacanje”, en donde se investiga si el Estado Nacional se vio perjudicado en sus intereses como consecuencia de las operaciones de canje de títulos de la deuda pública llevadas a cabo en los años 1997/98, 2000 y 2001.
Cavallo había sido acusado por el delito de negociaciones incompatibles con la función pública. Específicamente, en la causa se investiga la intervención de Cavallo en la selección de las entidades bancarias encargadas de la colocación de bonos de la deuda.
El tribunal -integrado por los jueces Néstor Costabel, Enrique Pose y Patricia Mallo- fijó para el 14 de octubre próximo la audiencia de lectura de los fundamentos de la sentencia.
Cabe destacar que la Fiscalía había pedido para Cavallo la pena de tres años de prisión por el supuesto delito de "negociaciones incompatibles con la función pública".
Más temprano, al presentar un escrito con sus últimas palabras antes de conocerse la sentencia, el ex ministro dijo que conoció "muy bien” a Néstor Kirchner Cristina Fernández, y señaló que ellos “apoyaron todas las medidas" que implementó en los 90.
Cavallo defendió el proceso de "megacanje" y negó que haya favorecido al grupo de bancos: "Se pagaron las comisiones habituales para este tipo de servicios, incluso menores a las habituales",sostuvo y agregó que mediante el proceso de reemplazo de bonos "el Estado redujo la deuda en 9 millones de dólares, una cifra pequeña pero reducción al fin".
Además, aseguró haber sido el "chivo expiatorio" para justificar la "terrible crisis" que vivió el país desde el 2001. "Nos sacaron del Gobierno justo cuando estábamos por completar la reestructuración de la deuda", y la "dirigencia política, que quería hacer caer a De La Rúa, no nos dio tiempo", afirmó el exfuncionario en la sala de audiencias de Comodoro Py 2002, en una exposición que siguió su esposa Sonia entre el público, en una sala colmada.
"El más terrible de los default fue después, robarle los depósitos a la gente", agregó Cavallo como parte de una exposición que cortó el presidente del Tribunal Néstor Costabel, quien le pidió brevedad.
Cavallo dijo ser "víctima de ataques injustificados", y recordó que la "señora presidente dijo que el 2001 fue la causa del actual default" en un discurso, aunque el presidente del Tribunal no lo dejó seguir con ese aspecto de sus exposición.
"La nueva crisis que ya ha comenzado a perfilarse, en materia de costos sociales promete ser tan grave como la de aquella época, a pesar de las formidables condiciones externas favorables que enfrentó el país desde el 2003", dijo Cavallo en ese escrito entregado al Tribunal.

lunes, 29 de septiembre de 2014

Cavallo advierte: "Por los dólares, buscan malvender los recursos de Vaca Muerta"

El ex ministro de Economía, Domingo Cavallo, analizó la nueva ley de hidrocarburos impulsada por la Casa Rosada que comenzará a tratarse este martes en el Senado, aseguró que con el proyecto, el kirchnerismo podrá conceder la explotación sin licitación, y advirtió: "El Gobierno se propone malvender los recursos de Vaca Muerta para hacerse de dólares".


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) "El proyecto de ley prevé que en el caso de los recursos hidrocarburíferos no convencionales, el Gobierno podrá conceder su exploración y explotación por negociación directa (es decir sin licitación) con la posibilidad de que esas concesiones se renueven sine die, es decir a perpetuidad", explicó el ex funcionario menemista Domingo Cavallo en su blog.
 
Cavallo señaló que "sería muy perjudicial para los intereses del país que se firmen concesiones sin licitación con el propósito de hacerles aportar capitales financieros a los concesionarios en lugar de crear condiciones para que hagan inversiones eficientes y aporten al país la máxima renta posible en una perspectiva de mediano y largo plazo".
 
"A principios de la década de los '90, los acreedores querían que vendiéramos las empresas del Estado como monopolios, con el argumento que de esa forma se obtendrían más recursos para afrontar el pago de las deudas", recordó. 
 
"Yo siempre me opuse a esa propuesta porque las privatizaciones, como las concesiones, deben llevarse a cabo para asegurar un proceso eficiente de inversión y de producción sostenible de bienes y servicios al mínimo costo social", aseguró.
 
Y remarcó que "las privatizaciones que se hicieron durante 1990, cuando todavía había alta inflación y no se había creado un clima de inversión, enfrentaron muchos inconvenientes y sus contratos debieron ser renegociados luego de la puesta en marcha de la convertibilidad, porque en medio de una gran incertidumbre, habían tenido que aceptarse condiciones inconvenientes para el país".
 
"El rumor de que George Soros podría comprar la deuda de los fondos buitres, pedir el 'stay' a (el juez de Nueva York, Thomas) Griesa y conseguir a cambio un contrato de concesión de Vaca Muerta otorgado en forma directa y en condiciones diferenciales a otros contratos como para compensarle la pérdida en la que incurriría, conformaría una pseudo-solución al problema de la deuda mucho peor que la que la Presidente frustró cuando los banqueros locales estuvieron a punto de hacer la misma operación esperando una eventual compensación de SEDENSA", finalizó el ex ministro de Economía.

jueves, 11 de septiembre de 2014

"Los Kirchner son mentirosos. Tienen deuda pública de US$250.000 millones"

Durante ningún gobierno anterior la Deuda Pública argentina aumentó más que en los años del Kirchnerismo (de Néstor Kirchner a Cristina Fernández de Kirchner), escribió Domingo Felipe Cavallo.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Cavallo). Muchos lectores se van a sorprender por la afirmación que he puesto como título de este post. El relato oficial dice que los años del Kirchnerismo fueron de “des-endeudamiento”. Pero como en tantos otros temas, el relato es absolutamente mentiroso.
 
La Deuda Pública, bien medida, ascendía al último día de 2013 a US$238.000 millones, contando los “holdouts”, no por el monto de la sentencia de Griesa, sino por los valores nominales y los intereses originalmente pactados y no pagados. Dentro de los US$238.000 millones se incluyen US$20.000 millones de duda con jubilados por el fallo “Badaro” de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Si se agregaran los reconocimientos adicionales a los holdouts que ha hecho Griesa en sus sentencias, la deuda puede llegar, fácilmente, aUS$250.000 millones.
 
En el cuadro siguiente se muestra la evolución de la Deuda Pública, bien medida desde 1975 en adelante, para los sucesivos períodos de Gobierno. También se incluyen los datos mentirosos utilizados en el relato oficial y se indica la magnitud de la mentira.
 
Durante los años del gobierno de los Kirchner la deuda pública aumentó US$59.000 millones, bastante más que en los períodos de Alfonsín, del Gobierno Militar y del Gobierno de Duhalde, que son, en ese orden, los períodos en que más había aumentado la deuda con anterioridad. 
 
Cristina Kirchner, en sus discursos por cadena nacional, asigna la responsabilidad de la deuda que ha dado lugar a la sentencia del Juez Griesa al endeudamiento tomado durante los Gobiernos de Menem y de De la Rúa, es decir durante los años a los que ellos se refieren como “neoliberales”.
 
Además de esconder que ella y su marido apoyaron las políticas de estabilización y de reorganización económica que tomaron esas dos administraciones, y las acompañaron con políticas semejantes en la Provincia de Santa Cruz, mienten sobre cuáles fueron los períodos en los que más aumentó la deuda pública, comenzando por el que ellos han presidido.
 
En el próximo post, explicaré en detalle cuál fue el monto de deuda pública en forma de bonos que podía llevarnos al default y necesitaba ser reestructurada que quedó al 31 de diciembre de 2001.Quedará claro que los juicios que Argentina viene perdiendo en los tribunales de Nueva York se deben no a las características o condiciones de los bonos que pasaron del Gobierno de De la Rúa al Gobierno de Duhalde, sino al pésimo manejo de la deuda pública que se hizo a partir del 2 de enero de 2002, incluido, por supuesto, el proceso de re-estructuración de la deuda de 2005.

miércoles, 18 de junio de 2014

Cavallo salió al cruce de una Cristina, enredada en la telaraña

El ex ministro de Economía, Domingo Cavallo, envió una carta a la mandataria en la que afirmó que lo que dijo en su discurso del lunes "sobre la convertibilidad, el blindaje y el megacanje como causas del default y el conflicto con los holdouts no tiene sentido". Cavallo acusó a la presidente Cristina Fernández de realizar un discurso "plagado de mentiras e hipocresía" tras el rechazo de la Corte Suprema estadounidense a intervenir en el caso de los fondos buitres. El ex funcionario aseguró que "todo lo que dijo sobre la convertibilidad, el blindaje y el megacanje como causas del default y el conflicto con los holdouts no tiene ningún sentido". Además, en el texto subrayó: "Obviamente no prestó ninguna atención al esfuerzo que hice para sacarla del errado relato sobre la deuda en el que ha caído, error en el que ella y Néstor Kirchner no habían caído en los '90 ni en el que estaban a principios de 2002". Asimismo, Cavallo criticó: "La Presidenta es refractaria a cualquier intento de ayudarla a salir de la telaraña en la que ha quedado enredada".


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Cavallo). El discurso de anoche de la Presidente Cristina Fernández de Kirchner estuvo plagado de mentiras e hipocresía. Todo lo que dijo sobre la convertibilidad, el blindaje y el megacanje como causas del default y el conflicto con los hold outs, no tiene ningún sentido. Es la historieta que escribe Alfredo Zaiat en su libro“Economía a contramano”, al que dedico el primer capítulo de mi libro “Camino a la estabilidad”.
 
Obviamente no prestó ninguna atención al esfuerzo que hice para sacarla del errado relato sobre la deuda en el que ha caído, error en el que ella y Nestor Kirchner no habían caído en los noventas ni en el que estaban a principios de 2002. Yo explique la verdadera relación entre la convertibilidad, el blindaje y el megacanje con el default en mi artículo “La lucha por evitar el default y  la devaluación” , que presenté ante el juez Ballesteros en abril de 2002. A este artículo lo publiqué como apéndice en mi libro “Estanflación” y volví a referirme a él en “Camino a la estabilidad”.
 
Para que ustedes adviertan cómo la Presidente es refractaria a cualquier intento de ayudarla a salir de la telaraña en la que ha quedado enredada, a continuación transcribo la carta que le envié el 5 de junio pasado.
 
Estimada Señora Presidente,
 
Me dirijo de esta forma a Usted y no a través del “Querida Cristina”, como lo hubiera hecho antes de que asumiera sus altas funciones, no porque mis sentimientos hacia Usted sean diferentes a los de entonces, sino por respeto a su investidura.
 
Le hago llegar un ejemplar de mi nuevo libro “Camino a la estabilidad”, que escribí pensando precisamente en los problemas que Usted tiene que enfrentar de aquí al final de su mandato. Y en los problemas que deberá resolver quien sea elegido para sucederla. Se trata del mismo propósito que me animó a escribir “Estanflación” en el año 2008.
Como Usted verá, dedico el primer capítulo a explicar los errores conceptuales y de evaluación de la realidad del libro de Alfredo Zaiat, titulado “Economía a contramano”. Decidí hacerlo porque luego de escuchar sus elogios y constatar la semejanza de los razonamientos del autor a los del Ministro Axel Kicillof, me preocupa que esos errores puedan llevarla a Usted a adoptar medidas que agraven la situación inflacionaria y recesiva que estamos viviendo.
 
Se trata de la misma razón por la que dedico el segundo capítulo a criticar la interpretación de la inflación y de lo que se necesita hacer para derrotarla, que presenta mi amigo Federico Sturzenegger en su libro “Yo no me quiero ir”. Me preocupó escuchar a Mauricio Macri sostener que resolver el problema de la inflación  es sólo cuestión de “hacer un poco de austeridad” y que no es un problema muy difícil. Ojalá el Jefe de Gobierno de la Ciudad salga de este error, porque si no lo hace y llega a ser elegido Presidente de la Nación, va a reducir en gran medida sus posibilidades de éxito.
 
También dedico un capítulo a explicar por qué Duhalde y Lavagna son, incluso, más responsables que Usted y que Axel Kicillof y sus anteriores Ministros de Economía de muchos de los problemas que estamos padeciendo. En este sentido quiero destacar que Usted estaba en lo cierto cuando sostuvo en la Cámara de Diputados de la Nación, al tratarse la derogación de la ley de Convertibilidad, que se trataba de un grave error, por lo que se abstuvo de apoyar esa propuesta de Duhalde.
 
Fue la pesificación forzosa y la gran devaluación que se produjo como consecuencia de esa decisión, la que creó todos los desajustes de precios relativos que explican la crisis energética y muchos otros problemas que hoy le adjudican a su gestión, precisamente algunos de los que inspiraron aquellas decisiones equivocadas.
 
En el capítulo dedicado a la historia de la inflación, me extiendo en detalle sobre la experiencia de los años 2001 y 2002. Si Usted lee esta historia, advertirá que tanto Néstor Kirchner como Usted, no estaban equivocados cuando valoraban la convertibilidad, brindaban apoyo a la reestructuración y privatización de YPF y criticaban, como recuerdo lo hacía Néstor con énfasis, el excesivo gasto y endeudamiento de las provincias a partir de que Duhalde y Menem comenzaron a competir por la candidatura presidencial del Justicialismo entre 1997 y 1999.
 
Mis únicas críticas sobre las decisiones de Néstor en aquellos años son dos:
 
Primero, que no haya utilizado los 700 millones de dólares que, siguiendo mi consejo, había podido ahorrar luego de cobrar las regalías que la Nación debía a la Provincia de Santa Cruz, para formar un consorcio con empresarios petroleros locales que compraran el paquete de acciones de YPF que el Presidente Menem decidió vender por licitación en 1999. De haber promovido la Provincia de Santa Cruz ese consorcio,  aprovechando que ya tenía un buen porcentaje de acciones de la petrolera, en lugar de venderlas a Repsol, Ustedes, junto a empresarios petroleros argentinos, podrían haber pasado a controlar YPF.
 
Segundo, que cuando le propuse a Néstor, en julio de 2001, que la Provincia de Santa Cruz aportara sus 700 millones de Dólares para integrar un Fondo Monetario Interprovincial que receptaría además una cantidad equivalente de la Nación y 1.600 millones de dólares del paquete que estaba aprobando el FMI, cuyo consejo de administración presidiría Néstor Kirchner, él me dijo que no confiaba en los gobernadores de las provincias que necesitaban asistencia financiera y que prefería dejar los fondos de Santa Cruz en el exterior.
Por supuesto, mis críticas a la gestión económica desde el 25 de mayo de 2003 hasta la actualidad son muchas más, tal como lo destaco en mi libro, pero no las hago para adherirme a los ataques que Usted está recibiendo de parte de muchos de los que son más responsables que Usted de los errores cometidos, sino para ayudarla y ayudar a quienes se postulan para gobernar a la Nación desde el 10 de diciembre de 2015, a encontrar soluciones.
 
El Presidente Menem, a quien entre 1996 y 1999 yo critiqué con la misma intención con la que ahora lo hago a su gestión, me ha reconocido que mi actitud fue mucho más leal y constructiva  que la de aquellos que entonces se desvivían por aplaudirlo y elogiarlo y que, tan pronto perdió el poder, se dedicaron a denostarlo. Lamentablemente vi y sigo viendo a muchos de esos personajes, tener hacia Usted la misma actitud que tenían hacia Menem. No me gustaría que cuando Usted ya no esté en el poder, hagan leña del árbol caído, como lo siguen haciendo con el Presidente Menem.
 
Mis libros fueron, son y serán, o al menos procurarán ser, aportes a la construcción de una Argentina estable, con desarrollo económico y progreso social. No me anima ningún otro propósito.
 
La saludo con la mayor consideración y le deseo éxito en el final de su gestión.
 
Afectuosamente,
 
Domingo F Cavallo

martes, 3 de diciembre de 2013

Cavallo presentó receta para "atenuar los efectos negativos del cepo"

El ex ministro de Economía, Domingo Cavallo, aseguró que "lo único que el Gobierno puede hacer es legalizar el mercado paralelo" y así propone liberalizarlo.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24)  "Lo único que el Gobierno puede hacer para atenuar los efectos negativos del cepo cambiario es legalizar el mercado paralelo, transformándolo en un mercado financiero y turístico libre, sin restricciones a la compra y venta de divisas", así propuso el ex ministro de Economía, Domingo Cavallo, en su blog.
 
Su receta apunta a "derivar hacia ese mercado la demanda de dólares para turismo, pagos de dividendos, pagos financieros y repatriación de capitales".
 
A su vez, el economista sugiere que se debería "permitir que los ingresos de capital y las inversiones directas puedan liquidarse también en ese mercado libre".
 
De este modo, la iniciativa consiste en una "reunificación gradual, favoreciendo en el tiempo a las exportaciones que más están sufriendo el atraso cambiario, como las de las economías regionales y de las manufacturas".
 
Por último, Cavallo aclaró que esta medida supondría que un porcentaje de las divisas generadas por las ventas al exterior se pudieran liquidar en el mercado libre

Ultimas Noticias

Especiales

.

.