Mostrando entradas con la etiqueta CTA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta CTA. Mostrar todas las entradas

jueves, 3 de noviembre de 2016

Para gremios, se aceleró la inflación de octubre: fue del 2,8% (en un año llegó al 42,5%)

El costo de vida de los trabajadores registrados subió un 2,8 por ciento en octubre y se disparó así hasta el 42,5 por ciento en la comparación anual, resultando aún más elevado para los que menos ganan, según un indicador realizado por gremios de la CGT y CTA.


El impacto de la inflación en el bolsillo de los trabajadores en relación de dependencia -por encima de las paritarias- provocó una caída del 6,6 por ciento en el poder adquisitivo de los salarios.

La situación es más apremiante para los trabajadores que tienen salarios más bajos (cercanos el mínimo, vital y móvil) porque el costo de vida se les disparó un 48,8% en los últimos doce meses relevados.

El costo de mantenimiento de la vivienda se disparó un 14,3 por ciento mensual en octubre debido al impacto de la suba de tarifas, principalmente en las boletas que envían las distribuidoras de gas natural a la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano.

Así lo indicó este jueves el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), iniciativa desarrollada por la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) y el Centro de Innovación de los Trabajadores (CITRA), con apoyo del CONICET y más de 45 organizaciones sindicales.

La presentación de las mediciones fue realizada ante la presencia de diversos dirigentes de la CGT y de la CTA; allí, los técnicos explicaron que al menos 241 de los 326 rubros de la canasta que se mide registraron alzas.

La tarifa del gas registró un alza promedio del 239 por ciento mensual en octubre y lideró así el ranking, seguido por alimentos y artículos como el zapallo (34,4%), las alpargatas (29,1%), la carne (13,8%), entre otros.

Este indicador mide la capacidad adquisitiva del salario en función de una pauta de consumo que es la que caracteriza a los sectores trabajadores en general y a cada subsector en particular.

La conformación del IET es una experiencia inédita de trabajo en conjunto de un amplio colectivo de organizaciones sindicales en forma coordinada con investigadores de la UMET y del CONICET.

viernes, 2 de septiembre de 2016

Yasky: "Empezó la cuenta regresiva para el paro nacional"

En un encendido discurso en el marco de la Marcha Federal contra el ajuste, el titular de la CTA, Hugo Yasky, aseguró que "empezó la cuenta regresiva para el paro nacional" y apuntó contra "el grupo empresario al que pertenece Macri que amasó su fortuna chupando de la teta del Estado".


El sindicalista le envió un duro mensaje al presidente y le recomendó "que mire lo que hay en la calle: hay tristeza y miedo al futuro". Yasky indicó que el mandatario "padece un prolongado estado de ceguera y sordera". 

Yasky anticipó una posible unificación de las dos CTA: "Tenemos que buscar el momento para unificarnos". En ese sentido, el sindicalista llamó a "realizar un nuevo acto" con "la unidad de todas las centrales". El principal pedido de Hugo Yasky hacia el Gobierno fue la reapertura de las paritarias para tener "un salario para llegar a fin de mes". 

Las cinco columnas provenientes del interior del país que, desde el miércoles, se movilizaron "contra el tarifazo, los despidos y el ajuste", comenzaron a llegar temprano a la Ciudad de Buenos Aires y en horas del mediodía hicieron su ingreso a la Plaza desde las diagonales sur y norte y por la Avenida de Mayo. 

La Marcha Federal se complementó además con un paro de docentes y médicos bonaerenses, a los que se sumaron la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera), el Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP); CIPEC, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y la Federación de Obreros y Empleados Telefónicos (Foetra Buenos Aires), entre otros.

Tras la masiva Marcha Federal, el Gobierno convocó a las dos CTA

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, convocó a los líderes de la CTA Autónoma y la CTA de los Trabajadores, Pablo Micheli y Hugo Yasky, a una audiencia la próxima semana con la intención de destrabar el plan de lucha anunciado este viernes en Plaza de Mayo.


Dos horas después de concluída la Marcha Federal, que se cerró esta tarde con un multitudinario acto en la Plaza de Mayo, el Gobierno nacional reaccionó y finalmente convocó a los líderes de la CTA Autónoma y la CTA de los Trabajadores, Pablo Micheli y Hugo Yasky, con el objetivo de destrabar el plan de lucha anunciado en el cierre de la manifestación. 

La multitudinaria marcha federal confluyó este viernes en Plaza de Mayo donde Hugo Yasky y Pablo Micheli tuvieron a su cargo el cierre del acto.

"O cambia la política económica o acá va a haber lucha y movilización todo el tiempo, lucha con paros y movilizaciones a lo largo y ancho de todo el país" concluyó Micheli. "Empezó la cuenta regresiva para ese paro nacional convocado por todas las centrales sindicales del país, para decirle al gobierno que hasta acá llegó el ajuste", dijo por su parte Yasky.

Más temprano, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, había admitido "dificultades" que padecen algunos sectores sociales, pero había advertido que la Marcha Federal contra el tarifazo en Plaza de Mayo tenía "tintes políticos e ideológicos".

Pablo Micheli: "Si no nos escuchan va a haber un paro nacional"

Agrupaciones políticas, sociales y gremiales cerraron hoy la "Marcha Federal" con laadvertencia al Gobierno respecto del inicio de una "cuenta regresiva" hacia un "paro nacional" convocado por las centrales sindicales contra el "ajuste" y en reclamo del abordaje una "agenda de los trabajadores".


"Empezó la cuenta regresiva de ese paro nacional convocado por todas las centrales sindicales del país para decirle al Gobierno que hasta acá llegó el ajuste, y a partir de acá discutimos la agenda de los trabajadores", sostuvo el jefe de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, durante el acto de cierre en Plaza de Mayo.

En tanto, el secretario general de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, sostuvo que si "no hay respuestas" de la administración de Mauricio Macri, "va a haber paro nacional más temprano que tarde", al advertir: "O cambia la política económica o acá va a haber lucha todo el tiempo, con paros y movilizaciones". 

Del cierre de la movilización, que fue convocada por las dos fracciones de la CTA y comenzó el 31 de agosto en distintos puntos del país, participaron también sindicatos de la CGT unificada, organismos de Derechos Humanos, agrupaciones políticas, legisladores y dirigentes de distintas fuerzas.

Durante el acto no hubo sólo críticas al Gobierno sino también llamados a la unidad por parte de los jefes de la CTA, quienes se mostraron dispuestos a avanzar en un proceso conjunto en línea con la reunificación de la CGT.

"Si ellos nos logran dividir, van a lograr dominarnos", advirtió Yasky en referencia al macrismo, y amplió: "Si construimos la unidad con la convicción de que es para la lucha por la liberación y emancipación social, somos invencibles".

En esa línea, remarcó además que "la unidad entre la CGT y la CTA crece y se hace fuerte", lo que "permite decir que estamos en camino de la construcción del sujeto colectivo que va a poner la agenda social que el Gobierno se niega a discutir".

Al respecto, Micheli exhortó a "hacer lo que piden los compañeros en cada asamblea y barrio, dejarse de joder con el sectarismo y el interés individual o corporativo y pensar en la patria y nuestro pueblo sin perder identidad".

"Esta diversidad nos tiene que dar la madurez suficiente para decir: 'O estamos juntos y venceremos o hay desunión y nos derrotan'", alertó.

jueves, 2 de junio de 2016

Movilización de las CTA: "Hay que construir un paro nacional, hay que parar el ajuste"

Las dos CTA, comandadas porPablo Micheli Hugo Yasky se reunieron hoy en la intersección de Avenida de Mayo y Piedras para marchar desde allí hasta la Plaza de Mayo en repudio a los despidos efectuados desde el 10 de diciembre, las medidas económica del gobierno de Cambiemos y el veto a la Ley de Emergencia Ocupacional. Las grandes ausentes fueron las tres CGT de Caló, Moyano y Barrionuevo


El titular de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, llamó a realizar un paro nacional junto con la CTA de los Trabajadores de Yasky. "Hacemos un llamamiento a los demás sindicatos, a las demás centrales: hay que construir un paro nacional, hay que parar el ajuste con un paro poderoso de todas las centrales. O lo hacemos todos juntos, o lo hacemos las dos CTA, pero paro va a haber", expresó Micheli.
El líder sindical agregó que el presidente argentino "predica la moral con la bragueta abierta" al mencionar que "tiene cuentas afuera" y criticar el acuerdo firmado ayer en el que se establecen cambios en la delegación de funciones entre el Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas. Por último, expresó que las diferencias entre él y Yazky siguen existiendo pero continuará luchando por la unidad y que "es una actitud madura aceptar que se puede construir en la diversidad".
Por otro lado, Yasky golpeó al gobierno al decir "gobierna para los que tienen plata" y reiterar que ante la continuidad de las medidas tomadas por el oficialismo las dos fracciones de esa central están "dispuestas" a "retomar el camino de la unidad en acción". "Le decimos a los dirigentes de la CGT que estamos dispuestos a retomar el camino de la unidad en acción, esto pedían a gritos en fábricas, talleres y hospitales", dijo según la agencia de noticias DyN y completó: "Hay que estar a altura de ese mandato. Unidos somos invencibles, aunque gobiernen las clases dominantes".
Al referirse a la ley anti despidos sancionada por ambas camaras Yasky dijo que "hace apenas un mes" el país contaba con una ley, aunque "vino" el presidente Mauricio Macri y "con arrogancia y soberbia dijo 'Yo soy el que manda, mi clase es la que manda', y mandó la ley al tacho de la basura", en referencia al veto a esa normativa.

miércoles, 1 de junio de 2016

Sin las CGT, las dos CTA marchan contra el veto, los despidos y el tarifazo

Hugo Yasky y Pablo Micheli ratificaron la movilización a Plaza de Mayo desde las 15. Anticiparon que "vamos camino a un paro general, más temprano que tarde ese paro se va a hacer" y destacaron que la unidad en la acción con las CGT apuesta a "parar la motosierra del ajuste".


Los secretarios generales de la CTA de los Trabajadores y la CTA Autónoma, Hugo Yasky y Pablo Micheli, ratificaron este miércoles laconvocatoria a la marcha que se realizará mañana hacia Plaza de Mayo "en repudio al veto a la ley de emergencia ocupacional, los despidos y el aumento de tarifas". 

En una conferencia de prensa desde la sede de la CTA liderada por Micheli, junto a representantes de las dos centrales sindicales, organizaciones sociales e integrantes de la FUBA, los dirigentes destacaron que la concentración será a partir de las 15 en Avenida de Mayo y 9 de Julio y se espera que culmine en un acto en la Plaza de Mayo alrededor de las 16. 

"Vamos camino a un paro general porque consideramos que más temprano que tarde ese paro se va a hacer", señaló Micheli, agregó que "es un paso más en el camino de lucha" y apuntó que con esta movilización tomaron "la decisión que había que tomar" ante el veto del presidente Mauricio Macri a la ley de emergencia ocupacional conocida también como ley Antidespidos. 

"Vamos camino a un paro general porque consideramos que más temprano que tarde ese paro se va a hacer"

Micheli y Yasky también destacaron que con la marcha buscan "una respuesta del gobierno nacional ante los aumentos de la luz, el gas y el agua" porque coincidieron en advertir que "se trata de garantizar servicios esenciales que hoy ante esta crisis recaen fuertemente sobre las espaldas de los trabajadores". 

El secretario de la CTA Autónoma relató que después de la marcha del 29 de abril pasado, cuando se movilizaron las centrales sindicales por el día del trabajador, desde las dos CTA consideraban que "había que dar una respuesta a los trabajadores", ya que subrayó que ese proyecto de ley también había sido presentado en el congreso por representantes de todas las centrales obreras.

En tanto, Yasky aseguró que en este contexto había que "parar la motosierra del ajuste" y señaló que "no había que abandonar la posibilidad de unidad de acción" de cara al futuro. 

"Hay que parar la motosierra del ajuste, no debemos abandonar la posibilidad de unidad en la acción"

A su vez, recordó que recientemente en el marco de la conferencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) los dirigentes sindicales denunciaron "la situación que se vive en Argentina" y aseguró que "los ojos de las centrales sindicales del mundo están puestos en la Argentina". 

Con respecto a la postura de los titulares de la CGT Azopardo, y de la CGT Alsina, Hugo Moyano y Antonio Caló, de no llamar al paro tras el veto de la ley antidespidos, Micheli recordó que durante la jornada de la Semana Social de Mar del Plata en la que coincidieron todos los dirigentes, conversaron y "no hubo consenso" para llevar adelante esa medida. 

"Nosotros planteábamos que hasta podíamos plantear alguna medida para el 25 de mayo pero para ellos -en referencia a Caló y Moyano- la gente no estaba dispuesta a parar y nosotros consideramos que hay un ajuste y este es un paso más en el camino de la lucha contra los despidos y los aumentos", relató Micheli. 

"Consideramos que hay un ajuste y este es un paso más en el camino de lucha contra los despidos y los aumentos"

Yasky y Micheli informaron que se sumarán a la marcha trabajadores de la Asociación Bancaria liderada por Sergio Palazzo; del Sindicato Aceitero; del Sindicato de las Telecomunicaciones, FOETRA; la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de La Matanza; CGT zona norte, representantes de Clubes de Barrio y de PYMES, entre otros. 

Durante la conferencia también estuvieron Daniel Menéndez, coordinador nacional de Barrios de Pie; Rubén "Pollo" Sobrero, secretario general de la seccional oeste de la Unión Ferroviaria; Eduardo López, secretario general de UTE; Carlos Girotti, director de Comunicación y Difusión de la CTA de los Argentinos, entre otros dirigentes.

viernes, 27 de mayo de 2016

Micheli ya anticipa el fracaso del paro nacional y culpa a la CGT

El titular de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, se refirió este viernes (27/5) al paro nacional que lanzaron las dos versiones de esa entidad en rechazo al veto presidencial a la Ley Antidespidos y contra las políticas de Mauricio Macri. Admitió que el alcance de la medida de fuerza será “parcial” y culpó a las vertientes de la CGT por la falta de apoyo: "quiero pensar bien, que tienen otros tiempos y lecturas políticas", indicó.



Pablo Micheli, titular de la CTA Autónoma, ya está anticipando que el paro nacional que lanzó junto con la CTA de los Trabajadores que encabeza Hugo Yasky, no tendrá el acatamiento ni el efecto suficiente como para llamar la atención del gobierno de Mauricio Macri. La culpa, según Micheli, es de las distintas vertientes de la CGT que no adhieren a la medida de fuerza. El sindicalismo tradicional está enfocado en su reunificación y negocia con el Gobierno el pago de las deudas con las obras sociales que equivalen a $ 70 mil millones. Por eso, Micheli desliza: "quiero pensar bien, que tienen otros tiempos y lecturas políticas".
Sobre el paro nacional, hasta ahora la CGT que conduce Hugo Moyano anunció que haría protestas con ollas populares, mientras que la que encabeza Antonio Caló no se pronunció, mientras que las dos CTA convinieron realizar una Jornada Nacional de Protesta con paralización de actividades a partir del mediodía el próximo 2 de junio.
"No es el paro que habíamos previsto en unidad de acción con todas las centrales, por eso va a ser un paro parcial y desde el mediodía, para que la gente pueda participar de la movilización hacia Plaza de Mayo. Calculamos que tipo 13 horas sería la concentración en avenida de Mayo y 9 de julio",explicó el dirigente en Radio Nacional.
"Las dos CGT dijeron ayer y evidentemente han resuelto esta especie de protestas con ollas populares y en otro momento y no el 2 de junio", sostuvo el sindicalista y agregó que "no tiene la misma contundencia un paro hecho por las dos CTA que por las cinco centrales obreras".
Sobre la decisión de las CGT de no parar Pablo Micheli aseguró que "de seguir las cosas así habremos de rediscutir el camino de unidad de acción, hoy estamos con cosas diferentes. No quiero pensar que tenga que ver con las obras sociales, quiero pensar bien, que hay tiempos de la CGT y lecturas de la realidad que no son las mismas que las nuestras, me parece que es eso, pero es difícil evaluar cuando uno no tiene la verdadera versión del otro lado".

viernes, 20 de mayo de 2016

"Analizaremos si por el veto habrá una protesta o una medida de fuerza"

El titular del sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, adelantó que "este sábado puede llegar a definirse una protesta o una medida de fuerza" tras el veto del presidente Macri a la recientemente aprobada ley de emergencia ocupacional.


"El veto es una provocación más", sostuvo en declaraciones a Radio 10. La reunión de los líderes de las cinco centrales sindicales tendrá lugar en un panel de la Semana Social, organizado por la Pastoral Social de la Iglesia en la ciudad de Mar del Plata. Se espera que asistan Hugo Yasky, Pablo Micheli, Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo.

"Se analizarán las medidas a tomar, puede ser una protesta o una medida de fuerza", detalló.

Moyano describió además que "bajó la actividad en el sector de los camioneros. No tenemos despidos ni suspensiones, pero hay una merma en el transporte de larga distancia en el país e internacional". Agregó que "no se hace la cantidad de viajes que se hacían tiempo atrás", hecho que atribuyó en parte "al no haber obras en rutas, escuelas y universidades"

El gremialista añadió que "es importante que se suba el salario mínimo, pero lo anunciado es muy poco. Representa dos kilos de asado y tres kilos de pan. Tendrían que dar un poco más". Por último, reclamó "que se modifique el impuesto a las Ganancias de forma inmediata".

jueves, 19 de mayo de 2016

La CGT y la CTA se organizan para "salir a la calle" si Macri veta la ley antidespidos

Pablo Micheli afirmó que mantiene conversaciones con Hugo Moyano contra un eventual veto del Presidente. "Las cinco centrales dejamos las diferencias de lado para defender esta ley", dijo y no descartó convocar a un paro nacional.


El secretario general de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, afirmó este jueves que mantiene conversaciones con el titular de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, para "salir a la calle" contra un eventual veto del presidente Mauricio Macri a la ley antidespidos que se aprobó esta madrugada, y no descartó convocar a un paro.

El gremialista remarcó que la reacción de su central ante el presunto veto va a ser que se cumpla lo que se dijo el 29 de abril en la marcha gremial que encabezaron cuatro de las cinco centrales obreras, por lo que remarcó que "debería concretarse un paro nacional".
Sin embargo, el dirigente sindical manifestó que "el Presidente podría apelar al sentido común y pensar que la mayoría de la población está a favor de esta ley" de Emergencia Ocupacional que se sancionó hoy en la Cámara de Diputados.
Micheli indicó que "las cinco centrales estamos maduramente dejando diferencias de lado para defender esta ley" y agregó que "no se puede explicarle a la gente, después de un acto como el del 29 de abril, que no vamos a hacer nada".

"¿Qué hay que hacer, una misa de protesta? Después de una movilización de esa fuerza no queda otra que hacer un protesta nacional, y para mí es un paro", sentenció en declaraciones radiales.

"Por ahora, por las conversaciones que he tenido con Moyano, están dispuestos a salir a la calle frente al (posible) veto del Presidente. No descarto que vayamos al paro", enfatizó. El gremialista también negó que algunos sectores sindicales se reúnan con funcionarios nacionales para decirles que "está bien" y adjudicó estas versiones "al relato que está construyendo el Gobierno".
Sin embargo, remató: "Si los gremios están tibios y frente al veto de la ley presidencial no se concreta un paro nacional o una acción de movilizatoria contundentes voy a creer que esto es realmente así". 

viernes, 13 de mayo de 2016

Sindicatos en alerta: afirman que Gobierno busca prohibir derecho a huelga

El sindicalismo salió al cruce del ministro de Trabajo Jorge Triaca, quien dejó abierta la posibilidad de que en la reunión del Consejo del Salario prevista para el jueves próximo se discuta descontar los días de huelga.


Tal como había adelantado Ámbito Financiero, el funcionario aseguró que esta cuestión necesita una "chance de debate", frente a "la caída en la producción y el alto nivel de ausentismo". 

"Es un intento de empezar a ponerle límite al derecho a huelga, de trasgredir las garantías constitucionales que aseguran el libre ejercicios de la acción sindical", afirmó en dialogo con ámbito.comHugo Yasky. Consultado al respecto, el secretario general de la CTA consideró que "cualquier avance en ese sentido choca contra el convenio internacional que le da sentido y marca el origen de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)".

En ese sentido, advirtió que con una medida de ese tipo, el Gobierno se arriesga a un llamado de atención por parte del organismo multilateral, "como se ha hecho antes con otros gobiernos que han pretendido violar el derecho a la huelga y ponerle límites". A su vez, sostuvo que el Consejo del Salario Mínimo Vital y Móvil no es el ámbito de discusión del tema. "Debería asesorarse porque el texto de la ley que instituye el Consejo establece claramente las funciones y los límites que tiene ese ámbito", afirmó.

Por su parte, el titular de la CTA Autónoma Pablo Micheli dijo que el ministro "en vez de preocuparse por mejoras para los trabajadores, busca impedir que se ejerza libremente nuestro derecho" a huelga. El gremialista explicó que la cuestión del descuento está contemplado legalmente, pero "generalmente se discute con la patronal y para no agravar un conflicto se negocia que no se descuenten los días". "No se estila en la Argentina descontar", afirmó. 

El secretario general de los Metrodelegados, Roberto Pianelli, aseguró a ámbito.com que la idea de un posible descuento salarial por huelga "es un discurso que ya lo escuchamos en los peores momentos de la Argentina". 

El gremialista consideró que "la intención del Gobierno es avanzar sobre el cercenamiento del derecho a huelga". Pianelli recordó que cuando se traspasó el subterráneo a la órbita de la Ciudad de Buenos Aires, "el gobierno de Macri planteó que el servicio era esencial, pero lo que querían era que no haya paros". El metrodelegado también se refirió a idea del ministro Triaca de descontar días por ausentismo y consideró que "el Gobierno debería cambiar la ley de riesgo de trabajo antes de querer que la gente vaya enferma a trabajar". 

En tanto, el dirigente ferroviario, Sergio Sasia, indicó a este medio que si bien no sabe cómo se va a dar la reunión convocada por Triaca, "lo primordial a la hora de convocar al Consejo son los salarios". Al ser consultado por la posibilidad de que se trate temas como la productividad, ausentismo y descuento por huelga, el sindicalista decidió no hacer comentarios porque "todavía no fue formalmente convocada la reunión". 

Sin embargo, Sasia consideró que "el tema al que se le debería dar prioridad es el salario mínimo, vital y móvil". Asimismo, el dirigente de la Unión Ferroviaria también se mostró preocupado por la ola de despidos, pero consideró que "ese tema va por otro canal". 

Producción periodística: Xavier Ibarreche y Belén Papa Orfano.-

viernes, 29 de abril de 2016

Con una multitudinaria marcha, las centrales gremiales unidas reclamaron al Gobierno por inflación y por la ley antidespidos

El movimiento sindical organizado, con la excepción de la CGT de Luis Barrionuevo, confluyó por primera vez en una misma movilización que resultó multitudinaria en el centro porteño, donde reclamó al Gobierno de Mauricio Macri por los despidos, la inflación y el Impuesto a las Ganancias, al tiempo que advirtió que, de no haber una pronta respuesta, se profundizará el plan de lucha.

Foto: Mario Mosca.


El secretario general de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, fue el encargado de cerrar el acto sobre el escenario montado en plena Avenida Paseo Colón e Independencia, a metros del Monumento al Trabajador, acompañado por sus pares de la CGT kirchnerista, Antonio Caló; de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, y de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, que lo precedieron en el uso de la palabra.

Procurando no romper todos los puentes con la administración de Macri, tanto Moyano como Caló coincidieron en que la movilización no fue "en contra de nadie" sino "a favor de los trabajadores", mientras que el camionero, a la vez, dijo que las centrales no son "enemigas del Gobierno", sino de "las políticas que implemente en contra de los trabajadores".

En vísperas del Día del Trabajo, Moyano le pidió al Presidente que "se asesore" y "no se deje llevar por los técnicos" y concluyó su discurso con un mensaje directo al mandatario: "Estamos preparados para luchar hasta las últimas consecuencias".

La nota la dio el líder de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, quien a último momento se ausentó del acto por la presencia de sectores kirchneristas en la marcha y evitó así la asistencia perfecta del movimiento sindical a la convocatoria.

Moyano se quejó de la "inflación desbordante" y de que el Gobierno "se empecina" en rechazar la ley antidespidos que se discute en el Congreso: "Se empecinan en querernos hacernos creer que (la ley) es perjudicial para la economía, (pero) es perjudicial para los sectores que representan. El Presidente debería asesorarse con aquellos que saben", apuntó el camionero.

A su vez, varias veces machacó con las respuestas que ya hubo para sectores como el agropecuario, con bajas de retenciones y giros de fondos, y pidió al Gobierno que haga lo mismo con "los trabajadores, los jubilados y los sectores más débiles" de la sociedad.

"El Gobierno toma medidas para proteger a un sector en forma inmediata y tarda demasiado para proteger a los sectores laborales y de menores recursos. No tardan nada en determinar cómo se producen los aumentos, cómo le dan a otros sectores de la sociedad ventajas, pero para dar una respuesta a los trabajadores nunca tienen tiempo", lamentó el jefe sindical. 

Moyano volvió a reclamar además por el Impuesto a las Ganancias, al que tildó de "perverso" y se quejó porque "en definitiva hoy pagan más trabajadores de los que pagaban en el gobierno anterior"

"Venimos a reclamar cuáles son las medidas que el Gobierno ha tomado para detener la inflación desbordante", sostuvo Moyano, y advirtió: "Yo le diría, Señor Presidente, entienda que todo esto que está pasando no es un capricho de la dirigencia, es un plato de comida más en la mesa de los trabajadores. A lo mejor cree que exageramos porque nunca les habrá faltado un plato de comida".

A la vez, el dirigente camionero criticó que "los funcionarios de turno toman decisiones como si fueran los salvadores de la Patria", cuando "los únicos que pueden salvar a la Patria son los trabajadores". 

Previamente, Caló ratificó que "la unidad de la CGT" se dará el próximo 22 de agosto, cuando se elegirán las nuevas autoridades, al tiempo que resaltó que la "defensa irrestricta" de las centrales obreras "es por los puestos de trabajo".

"Si el Señor Presidente veta esta ley (antidespidos), los trabajadores en su conjunto, los puestos de trabajo los van a salir a pelear en la calle", destacó el líder de la UOM.

El secretario general de la CGT que más cerca estuvo del kirchnerismo puntualizó: "Este es un acto de defensa de los puestos de trabajo, por la suba indebida de la canasta familiar no podemos seguir adelante los trabajadores".

Micheli, en tanto, advirtió que "habrá paro nacional" si el Gobierno "no escucha" y "veta la ley" antidespidos, a la vez que señaló que la movilización "no es contra nadie, sino en defensa propia".

Al abrir los discursos a metros de la escalinata de la Facultad de Ingeniería, Micheli señaló: "Mucha tristeza sería que estuviésemos escondidos y no saliéramos a la calle frente a los despidos, la pobreza y la miseria que cobran nuestros viejos".

"Todas la medidas de este Gobierno son para los grupos concentrados", indicó el dirigente de la CTA y añadió: "No es cierto que el Gobierno tenga un plan para poder cambiar esto, el plan que tienen es que sigamos pagando los trabajadores la crisis".

Por su parte, Yasky planteó: "Vamos a ir al Congreso para que se apruebe la ley antidespidos. Esperemos que Macri no se anime a vetarla. Qué sepa que si veta la ley este acto va a ser una miniatura compradado con el que vamos a hacer". 

El locutor del acto destacó que al acto asistieron "más de 350 mil personas" y entre la multitud se destacó la presencia de afiliados del gremio de Camioneros y de otras organizaciones como, ATE, UOM, La Fraternidad, UOCRA, UPCN, Metrodelegados, Judiciales, Dragado y Balizamiento, Vidrio, Sadop, UDA, Empleados de Peajes, Conductores de Taxis, Luz y Fuerza y Textiles, entre otros.

También asistieron sectores de la política partidaria, como los referentes del Frente de Izquierda Nicolás del Caño, Christian Castillo, Myriam Bregman y Néstor Pitrola, y además se lo vio al exjefe de gabinete kirchnerista Aníbal Fernández, mientras que hubo presencia de militantes de La Cámpora y del partido Miles que lidera Luis D Elía.

Apenas finalizó el discurso de Moyano, los cuatro jefes sindicales posaron para las fotos y por los altoparlantes empezó a sonar la Marcha Peronista, a la que luego le siguió el clásico tema de Patricio Rey y los Redonditos de Ricota, "Ji, ji, ji", mientras la multitud comenzaba a desconcentrarse.

• Documento de las centrales

- Antes de los discursos de los jefes sindicales, el gremialista Juan Carlos Schmid leyó un documento conjunto de las centrales, en el que advirtieron al Gobierno que "las medidas hasta aquí adoptadas, siguen atentando contra el poder adquisitivo y profundizan las necesidades de los sectores populares".
A continuación se detallan los principales puntos del documento sindical titulado "Unidad para la justicia social".

- Las medidas hasta aquí adoptadas, siguen atentando contra el poder adquisitivo y profundizan las necesidades de los sectores populares; para nadie es ajeno que la inflación de la economía nacional se agravó en los últimos meses como resultado, de una pésima gestión en la etapa anterior y del aumento indiscriminado de precios del sector empresario. 

- Exigimos que el Poder Ejecutivo Nacional informe minuciosamente sobre el Plan anti inflacionario que dice estar en marcha y cuáles son los instrumentos para la reactivación del país.

- El aumento generalizado de precios no solo lo padece la Población Económicamente activa, sino nuestros jubilados que aun aguardan el compromiso de campaña sobre la actualización de sus haberes según los fallos de la CSJN (Corte Suprema de Justicia de la Nación).

- La caída de la actividad económica golpea a nuestros compañeros, tanto públicos como privados donde más de 50.000 empleos se han perdido en este último trimestre. A ello se suma la promoción de la apertura de las importaciones sin una clara lógica de protección del mercado interno.

- La promesa de campaña que "el trabajo no es ganancia" del presidente Macri ha sido incumplida.

- Es urgente adoptar medidas de naturaleza socio-económicas para que las soluciones no se dejen libradas al mercado o a promesas de derrame de la riqueza, sino que la política económica y social gire alrededor de una expresión que evite la consolidación de una solución empresaria para los problemas de los argentinos.

- Atento a la caída del empleo tanto público como privado, nos comprometemos a llevar nuestro reclamo, para que el Parlamento Argentino, trate la emergencia ocupacional con la finalidad de impedir cualquier política que genere la pérdida de puestos de trabajo.

Micheli: "Vamos a profundizar la lucha y si no escuchan habrá paro"

El secretario general de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, aseguró que si el gobierno nacional veta la ley de emergencia laboral que ya tiene media sanción en el Congreso "va a haber conflicto" porque "vamos a agudizar la lucha y si no escuchan habrá paro también".


El líder de la CTA fue el primero en tomar la palabra tras la lectura del documento al que dijo suscribía en su totalidad. "Expresa el deseo del trabajador en cada rincón de la patria", analizó. 

"No es menor que en un momento que se habla tanto de la grieta los dirigentes fuimos capaces dejar de lado las diferencias", aclaró respecto a este encuentro de las cinco centrales gremiales en un mismo acto y logrando un documento consensuado. 

Al igual que el resto de sindicalista que intentaron bajar el tono de marcha contra Macri, lanzó: "No protestamos en contra de nadie, lo hacemos en defensa propia, porque nos meten la mano en el bolsillo todos los días".

"Las medidas son todas a favor de los grupos concentrados y nunca a favor de los trabajadores", concluyó.

Yasky: "No queremos volver a los pibes pidiendo comida"

El titular de la CTA de los Argentinos, Hugo Yasky, aseguró en su discurso en el acto de las cinco centrales obreras que "hay compañeros buscando en la basura" y anticipó que "queremos una ley que proteja el salario".


El gremialista también se refirió a la ley antidespidos y afirmó que "vamos a ir al Congreso para que se vote la ley". El sindicalista además agregó que "va a ser la primera medida para los trabajadores y la logramos luchando".

Yasky también se refirió a la posibilidad de que el presidente Macri vete la ley y consideró que "este acto va a ser una miniatura comparado con el que vamos a salir a defender esa ley".

La CGT marcha contra el Gobierno de Mauricio Macri: "Todo lo que hace son platos de comidas que les saca a las familias humildes"

El secretario general de la CTA Autónoma, Pablo Michelli, afirmó hoy que la movilización convocada por las centrales obreras "no es en contra de nadie, sino en defensa propia, porque todas las medidas de este gobierno son a favor de los grupos concentrados de poder".


Además, apuntó al gobierno de Mauricio Macri al expresar que "no es cierto que tengan un plan para poder cambiar" la realidad, sino que "el plan que tienen es que sigamos pagando los trabajadores", y finalizó: "Va a haber conflicto si vetan la ley (antidespidos); si no escuchan habrá paro nacional también". 

Por su parte, Antonio Caló, titular de la CGT Alsina, advirtió: "Si el señor Presidente veta esta ley (contra los despidos) el movimiento obrero en su conjunto, los puestos de trabajo, los va a salir a pelear en la calle". 

Hugo Yasky, titular de la CTA, remarcó: "Esta jornada va a pasar a la historia del movimiento obrero, unido, de pie, pidiendo el respeto al trabajo y al trabajador".

Por último, Hugo Moyano recalcó: "Esta marcha es para defender a los trabajadores y no para hacer política. Esto recién hoy se inicia, con la participación de las cinco centrales, y vamos a seguir trabajando para la unidad de los trabajadores".

Ultimas Noticias

Especiales

.

.