Mostrando entradas con la etiqueta CEPAL. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta CEPAL. Mostrar todas las entradas

martes, 26 de julio de 2016

La CEPAL empeoró pronóstico sobre PBI de la Argentina: -1,5% en 2016

Al igual que el FMI la semana pasada, el organismo con sede en Santiago de Chile revisó a la baja las expectativas de crecimiento de la Argentina y confirmó la recesión de la economía. Así, la contracción económica esperada para este año será mayor a la esperada inicialmente.


El PBI de la Argentina sufrirá durante 2016 una caída del 1,5%, desde un cálculo previo de -0,8%, según indicó este martes la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

El pronóstico es similar al que estimó la semana pasada el Fondo Monetario Internacional (FMI) en las perspectivas de América Latina y el Caribe.

Por su parte, la economía de América Latina y el Caribe se contraería un 0,8% este año, arrastrada por el complejo escenario que enfrenta Brasil y caídas mayores a las previstas en Argentina y Venezuela, aseguró este martes Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL.

Bárcena señaló que el nuevo retroceso que se prevé en la región, luego de la caída del 0,5% el año pasado, está marcado por una situación adversa en comercio exterior e inversiones debilitadas.

"El momento económico que vive la región son shock de términos de intercambio, en donde siguen cayendo los precios de las materias primas", dijo Bárcena. "Con estas cifras y números, lo que se puede determinar es que va a ser más caro el financiamiento, pero la región seguirá teniendo acceso", agregó.

La jefa del organismo multilateral con sede en Santiago, dijo que la desaceleración regional es heterogénea y Sudamérica es el bloque que resulta más afectado, con una caída estimada de su Producto Bruto Interno de un 2,1 por ciento este año.

martes, 14 de abril de 2015

El FMI confirma a la CEPAL: Recesión en el último año de CFK

El Fondo Monetario Internacional estimó en 0,3% la caída de la economía este año, además de un nuevo retroceso "de la inversión y las exportaciones". Por otro lado, el FMI pronosticó que 2015 terminará con una inflación anual del 18,6%. Este martes emitiría su informe final sobre las estadísticas del INdEC.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó este martes que la Argentina tendrá en 2015 una caída del 0,3% de su Producto Bruto Interno (PBI) con una "caída de la inversión y las exportaciones"
 
De esa manera, el organismo acompaña los pronósticos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), que anticipó la semana pasada que la economía del país permanecerá en recesión durante el último año de mandato de Cristina Fernández. 
 
"Las perspectivas económicas de Argentina en 2015 han mejorado desde octubre gracias a la moderación de las presiones sobre la balanza de pagos, pero aun así se prevé una ligera contracción del PIB (–0,3%)", dice el FMI en su informe 'Perspectiva Económica Mundial' publicado este 14/04.
 
"Se proyecta que en Argentina el crecimiento será ligeramente negativo en 2015, y que la caída de la inversión y las exportaciones se verá compensada en parte por un gasto público más fuerte y un mayor consumo privado", agrega.
 
Por otro lado, el FMI pronosticó que 2015 terminará con una inflación anual del 18,6%. La cifra se ubica mucho más cerca de la estimación oficial (15%, de acuerdo al Presupuesto), que de las estimaciones privadas, que la sitúan en torno al 25%. 
 
Más cercano a ese pronóstico es la expectiva del organismo para 2016. Entonces el nuevo Gobierno deberá lidiar con una inflación anualizada del 23,3%. 
 
La suba estaría motorizada por el repunte económico que, aunque leve, se anticipa para ese año: 0,1%
 
El informe del FMI incluye estadísticas de inflación por primera vez luego de la moción de censura contra el país por las sospechas de falsificación de datos. 
 
Este mismo martes el directorio del organismo se reúne y se espera que eleve su informe final sobre el seguimiento al saneamiento de las estadísticas oficiales de la Argentina.
 
En diciembre último, la directora del Fondo, Christine Lagarde, dijo que si bien  "aún queda mucho para hacer" reconoció que "muchos progresos se han hecho" en ese sentido a partir del trabajo en conjunto realizado entre el organismo y el Gobierno.

miércoles, 8 de abril de 2015

CEPAL: CFK dejará a la Argentina en recesión

Las proyecciones del organismo de Naciones Unidas anticipa que la economía local no crecerá en 2015. En 2014 estimó una caída del 0,2% del PBI.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) revisó este martes a la baja su previsión de crecimiento para la Argentina en 2015. El resultado arroja que la economía local permanecerá en recesión por 2do año consecutivo.
Según la Tabla de Proyecciones de PBI 2015 del organismo de Naciones Unidas, la Argentina tendrá este año un crecimiento del 0,0%, es decir nulo. La previsión anterior -de diciembre último- señalaba que el país iba expandir su Producto Bruto un 1%.
De esta manera, el último año de gobierno de Cristina Fernández se caracterizaría por una economía fría, lejos de "las tasas chinas" que supo mostrar "el modelo" en su apogeo.
Se trataría además el 2do año consecutivo de recesión, ya que para el año pasado la CEPAL estimó una retracción de la economía del 0,2%.
Según la Tabla del organismo, Brasil también sufrirá una caída en su economía del 0,9%,aunque no llega al -3,5% de Venezuela, la que más retrocede en toda la región.
Panamá se anota con el mayor crecimiento -6%- y le siguen Antigua y Barbuda, y Bolivia con tasas que oscilan alrededor del 5%.
En líneas generales, la CEPAL revisó a la baja su proyección de crecimiento económico para la región y la estimó en 1%.
"Esta revisión refleja un entorno global caracterizado por una dinámica económica menor a la esperada a fines de 2014. Con excepción de Estados Unidos, las proyecciones de crecimiento han sido revisadas a la baja en los países industrializados, y las economías emergentes se siguen desacelerando", dice el organismo en su reporteBalance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe 2014.

martes, 2 de diciembre de 2014

"Importante" aporte de la Argentina para acelerar la inflación de la región

De acuerdo al último reporte de la CEPAL, junto con Venezuela, el país contribuyó con su "alza sostenida" y de "forma importante" a la aceleración de la suba de precios regional. Prevén una caída del PBI del 0,2% para este año.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La alta inflación registrada en la Argentina durante 2014 fue una determinante para el alza en el promedio del índice de precios regional, informó este martes la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).
 
En su informe 'Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe', el organismo de la ONU señaló que contribuyeron de "forma importante" a la aceleración de la suba de precios "la sostenida alza de la inflación oficial de la Argentina y la elevada tasa de inflación al consumidor anotada en la República Bolivariana de Venezuela". 
 
De acuerdo a recientes estimaciones del ministerio de Economía, la inflación oficial de 2014 rondaría el 24%, aunque las mediciones privadas la ubican no inferior al 35%. 
 
Si se lo compara con el resultado oficial de 2013 (10,9%), el Índice de Precios al Consumidor (IPC) más que se duplicó. 
 
"La inflación promedio acumulada en 12 meses a octubre de 2014 fue de un 9,4%2, frente a un 7,6% registrado en diciembre de 2013", indica el informe en cuanto a la región.
 
"A pesar de que en la mayoría de los países de la región se verificó un aumento de la inflación en comparación con la de 2013, se observan significativas diferencias entre países", agrega. 
 
"Al promedio regional contribuyen en forma importante la sostenida alza de la inflación oficial de la Argentina y la elevada tasa de inflación al consumidor anotada en la República Bolivariana de Venezuela", concluye.
 
Por otro lado, el informe explica que el aumento de la inflación regional "obedeció tanto al alza de los precios de  los alimentos, como al incremento de la inflación subyacente", esta última es la que excluye los precios de los bienes y servicios más volátiles. 
 
"Los precios de los alimentos mostraron un repunte notorio a partir de mayo de 2014. Por su parte, la inflación subyacente presentó durante la primera mitad del año una aceleración en la mayoría de los países", dice el documento. 
 
Crecimiento
 
En cuanto a los pronósticos de incremento del PBI de la Argentina para 2015, la CEPAL estima una expansión del 1%, en contraste con una caída del 0,2% que proyecta para 2014. 
 
Según el presupuesto aprobado para el próximo año, el Gobierno proyecta una expansión del PBI del 2,8%, mientras que para 2014 estimó una suba leve del 0,5%. 
 
Por su parte, la economía regional crecerá un 2,2% promedio en 2015, previó.
 
"Esta moderada alza se dará en un contexto de una lenta y heterogénea recuperación de la economía mundial, con una baja en los precios de las materias primas", añadió la entidad.
 
La futura expansión económica, superior al 1,1% en que está cerrando el 2014, será liderada por Centroamérica y el Caribe de habla hispano, con un crecimiento de 4,1%. Sudamérica, en cambio, elevará su producto interno bruto sólo 1,8%. 
 
Según la CEPAL, el débil dinamismo futuro está ligado a las lentas recuperaciones previstas para la Argentina y Brasil (1,3 por ciento), además de la recesión en Venezuela.
 
En contraste, Bolivia, Colombia y Chile empujarán la expansión sudamericana con tasas de crecimiento que oscilarán en 2015 entre 5 y 3%.

lunes, 27 de octubre de 2014

Con Menem la inversión en infraestructura fue el doble que con Cristina

En su inexplicable enojo con Carlos Menem, Grupo Clarín construyó muchos de los 'clichés' que el kirchnerismo utiliza acerca de los años '90. Una enorme tontería de Héctor Magnetto, con costo elevado aún cuando sobreviva a Cristina Fernández de Kirchner. Ahora, que el kirchnerismo explique (n especial ese ridículo sabelotodo Axel Kicillof) cómo es esto de que la inversión en infraestructura en los días de Menem era el doble que en los días K. Es decir que la telefonía, el gas, el agua potable, las cloacas, las rutas, los puertos, la energía eléctrica, el petróleo, etc. era más moderna con Menem que con los K. Al final de cuentas ¿cuál fue la Década Ganada? Impecable trabajo del Instituto para el Desarrollo Social Argentino.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Idesa). La inversión en infraestructura tiene una importancia central en el desarrollo económico y social.
 
Por un lado, incide decisivamente en las posibilidades de expandir la producción (trenes de carga, hidrovías y puertos, energía, telecomunicaciones).
 
Por el otro, determina de manera directa la calidad de vida de la población (autopistas, agua potable, cloacas).
 
En este sentido, un reciente estudio de la CEPAL alertó sobre la insuficiente inversión en infraestructura que prevalece en Latinoamérica, planteando que se debería destinar aproximadamente 6,2% del PBI para satisfacer los requerimientos de un crecimiento con sostenibilidad e inclusión.
 
Varios factores explican la subinversión en infraestructura. Generalmente los proyectos de infraestructura requieren esquemas de financiamiento sofisticados porque involucran grandes volúmenes de recursos, con plazos extendidos y mucha capacidad de gestión por tratarse de obras complejas que demandan planificación y administración. No menos importante es que exigen alta calidad política porque los beneficios no siempre son visibles ni redituables en el corto plazo.
 
La CEPAL estima para cada país de la región lo invertido en transporte, energía, telecomunicaciones, agua y saneamiento en las últimas tres décadas. Con relación a la Argentina, señala que:
 
> Entre los años 1980 y 1989 el país invirtió 2,9% del PBI en infraestructura.
 
> Entre los años 1990 y 1999 la inversión en infraestructura subió al 5,7% del PBI.
 
> Entre los 2004 y el 2012 la inversión en infraestructura volvió a ser de 2,9% del PBI.
 
Estos datos muestran que la Argentina no escapa a la situación regional de una marcada insuficiencia de inversión en infraestructura. En la década de los ’80 la crisis de la deuda externa tuvo una influencia importante.
 
La situación se modificó en la década de los ‘90 cuando la tasa de inversión se duplicó. Superada la crisis del año 2002, la inversión en infraestructura se recuperó, aunque de manera muy modesta. Resulta muy llamativo que en un contexto de histórica bonanza internacional, que le permitió a la Argentina recibir más de U$S 500.000 millones en concepto de exportaciones, y con tasa de interés internacionales inéditamente bajas, la inversión en infraestructura entre los años 2004 y 2012 haya sido similar a la década del ’80 y apenas la mitad a la de la década del ‘90.
 
Las diferencias en los niveles de inversión se explican por el sector privado. La fuerte expansión de la década de los ´90 se produjo porque se pasó de una situación en la que el Estado tenía el monopolio absoluto a otra donde el factor dinamizador fue la inversión privada. El ejemplo de las telecomunicaciones es muy ilustrativo. A partir de mediados de la década pasada el sector publico vuelve a tener un rol más protagónico (pasó del 0,7% al 2,1% del PBI) pero no llegó a compensar el desplome de la inversión privada (que pasó de 5% a 0,8% del PBI).
 
Esta regresión está asociada a que en la mentalidad oficial el sector privado no debe invertir en infraestructura. La realidad es que la exclusión del sector privado a lo largo de estos años no fue sustituida con inversión pública. Pero además en el sector público no sólo operaron limitaciones de gestión sino también el hecho de que resulta mucho más simple y atractivo el gasto público corriente que la inversión en infraestructura.
 
Hacer una autopista, dragar un puerto, enterrar una red de desagüe requieren estudios técnicos, licitaciones transparentes, mecanismos de control de calidad, ejecución de obra y los resultados no son inmediatos. En cambio, los programas asistenciales, como el Argentina Trabaja o el Progresar, requieren escasos esfuerzos de instrumentación y los beneficios electorales se capitalizan de manera directa e inmediata.
 
No hay posibilidades de desarrollo si no se duplica la inversión en infraestructura. Esto requiere, por un lado, salir de la atávica controversia ideológica público versus privado. El punto relevante no es la cuestión instrumental de quién financia y gestiona la inversión sino si los proyectos se ejecutan con eficiencia y calidad. Por el otro, el desarrollo de infraestructura requiere una dinámica política menos condicionada por la improvisación y el oportunismo, y más propensa a definir y sostener políticas de Estado de largo plazo.

Ultimas Noticias

Especiales

.

.