Mostrando entradas con la etiqueta Benedicto XVI. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Benedicto XVI. Mostrar todas las entradas

jueves, 8 de septiembre de 2016

Benedicto XVI no se arrepiente y agradece a Dios por haber renunciado

El Papa emérito reaparece en un libro de entrevistas que será publicado mañana en Alemania. Sostuvo que su decisión "no fue fácil" y que "era el momento" apropiado.


El papa emérito Benedicto XVI no tiene ningún arrepentimiento por haber renunciado y "agradece a Dios" por esta decisión, que le dio "su libertad", según un libro de entrevistas que aparecerá este viernes en Alemania.

"Agradezco a Dios que esta responsabilidad, que ya no podía cargar, no pese más sobre mí, que pueda en absoluta humildad avanzar hacia Él, poder vivir con los amigos y que los amigos me visiten", declara en la obra "Conversaciones finales", del periodista alemán Peter Seewald.

Si bien reconoce que su decisión, tomada en febrero de 2013, de ser el primer Papa en siete siglos que renuncia al pontificado "por supuesto no fue fácil", pero Ratzinger subraya "que era el momento" apropiado.

El papa emérito explica que su reflexión comenzó tras su viaje a México y Cuba en marzo de 2012. Entonces comprendió que no tendría fuerzas para participar en las Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ) en Rio de Janeiro al año siguiente.

La obra no contiene ninguna revelación sobre el escándalo de los sacerdotes pedófilos, pero Benedicto XVI asegura "haber tomado las cosas (entre manos) desde que llegaron", cuando era aún prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe (la antigua Inquisición).

sábado, 2 de abril de 2016

Benedicto XVI reapareció luego de los rumores sobre su estado de salud

El Papa Emérito vive "una vida de monje", según explicó su secretario personal, pero esta semana se mostró en los jardines vaticanos junto a un grupo de religiosos italianos.



Benedicto XVI reapareció en público esta semana tras la difusión de rumores sobre su estado de salud que fueron provocados por su secretario personal. El Papa Emérito se mostró junto a tres religiosos italianos en los jardines del Vaticano.

Las fotos salieron a la luz este sábado a través de la agencia de noticias francesa Agence I.Media. La última vez que el mundo vio a Benedicto XVI fue el 8 de noviembre del año pasado, cuando acompañó a Francisco en la apertura de la Puerta Santa de la Basílica de San Pedro.

Desde entonces, su secretario personal, Georg Gänswein, declaró a una revista que la vida del Papa Emérito "es como una vela que lenta y serenamente se apaga". Benedicto XVI, cuyo nombre de nacimiento es Joseph Ratzinger, cumplirá 89 años el próximo 16 de abril.

Tras dejar su cargo como líder de la Iglesia Católica, Benedicto XVI se recluyó en el monasterio Mater Ecclesiae, ubicado dentro del Vaticano, donde vive "voluntariamente una vida de monje", según su secretario personal, quien reside junto a él.

"Está sereno, en paz con Dios, con él mismo y con el mundo. Se interesa por todo y conserva su humor fino y sutil. Mantiene una correspondencia bastante amplia pero ya no escribe libros", contó Gänswein, quien aseguró que Benedicto "no está aislado", sino que reza, lee, escucha música, recibe visitas y toca el piano.

martes, 8 de diciembre de 2015

El Papa inició el Jubileo de la Misericordia abriendo la Puerta Santa del Vaticano

El papa Francisco dio inicio oficialmente al año del Jubileo Extraordinario de la Misericordia y abrió la Puerta Santa de la basílica San Pedro que llevaba cerrada 15 años. Además de los miles se fieles que se congregaron a pesar del clima lluvioso en Roma, estuvo presente el papa emérito Benedicto XVI, por lo que se convirtió en una jornada histórica. 


La puerta, que estará abierta hasta el 20 de noviembre de 2016, es decir, todo el año jubilar,fue atravesada por dos papas, Bergoglio en ejercicio y el emérito Joseph Ratzinger, por primera vez en toda la historia. 
"Entrar por la Puerta significa descubrir la profundidad de la misericordia del Padre que acoge a todos y sale personalmente al encuentro de cada uno. Será un año para crecer en la convicción de la misericordia", declaró el Papa durante la misa. 
Además, Francisco llamó a "un encuentro marcado por el poder del espíritu que empujaba a la Iglesia a salir de los escollos que durante muchos años la habían recluido en sí misma, para retomar con entusiasmo el camino misionero".





jueves, 16 de abril de 2015

El "festejo alemán" de Benedicto por sus 88 años

El papa emérito Benedicto XVI celebró sus 88 años junto a una colectividad del estado federado de Baviera, perteneciente al sur alemán, que se acercó a las puertas de la residencia “Mater Ecclesiae”, donde festejaron con cervezas y prácticas costumbristas de su región de origen.




Aunque en la Santa Sede es tradición celebrar los cumpleaños, esta vez el exjefe de la iglesia católica prefirió quedarse en Roma. Desde allí, escuchó las palabras del papa Francisco que recordó la fecha durante una misa celebrada en la casa Santa Marta, dedicada a su predecesor en la sede de San Pedro, a quien considera “el abuelo sabio que vive en casa”.
"Me gustaría recordar que hoy es el cumpleaños de papa Benedicto XVI. He ofrecido la misa a él e invito a rezar por él, para que el Señor le sostenga y le conceda gozo y felicidad", dijo Francisco, consignó Radio Vaticano.
Según se observa en las fotos recogidas por las agencias, el papa emérito celebró con cervezas, música tradicional de Alemania y firmando banderas de su lugar de origen, el estado de Baviera.
Será una semana de celebraciones y aniversarios para Benedicto XVI, ya que sólo tres días más tarde, el domingo 19, se cumplirán 10 años de su elección como el Papa número 265 de la Iglesia católica.




jueves, 10 de julio de 2014

En el Vaticano se habla de "La final de los dos Papas"

Los argentinos que se encuentran en la santa sede palpitan “la final de dos papas” en referencia a Francisco y su predecesor el alemán Benedicto XVI. El Sumo Pontífice seguramente vea por televisión el domingo la final del Mundial entre Argentina y Alemania, pero es "improbable" que la vea junto a su antecesor el alemán Benedicto XVI, informó hoy el padre Federico Lombardi, portavoz del Vaticano. Si bien es conocido su fanatismo por el fútbol, el Papa le prometió neutralidad a la Presidenta de Brasil, Dilma Rouseff.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).-Muchos piden un gesto del Papa Francisco para la Final del Mundial el próximo domingo 13/07 cuando Argentina se enfrente con Alemania.
Sin duda, una de los interrogantes es con quien mirará el partido el Sumo Pontífice.
 El Papa Francisco seguramente vea por televisión el domingo la final pero es "improbable" que la vea junto a su antecesor y Papa emérito, el alemán Benedicto XVI, informó hoy, jueves 10/07 el padre Federico Lombardi, portavoz del Vaticano.
Es probable que el Papa argentino y fanático del fútbol (hincha ferviente de San Lorenzo) siga el desenlace del partido desde su residencia en la Casa de Santa Marta, aunque no exprese ninguna opinión sobre el encuentro ya que en una cita previa al inicio de la Copa del Mundo, le prometió a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, que se mantendría neutral.
Lombardi, el vocero manifestó que "El partido será a las 21 (hora de Roma) y Francisco se suele acostar sobre las 22, podría querer ver la final pero no tengo información al respecto a tres días del evento", explicó.
Días atrás, en la previa al partido por los octavos de final que en el que la Argentina enfrentó a Suiza, el Papa bromeó con los efectivos de la Guardia Suiza que diariamente velan por su seguridad: "Va a ser la guerra", les dijo. Ellos lo invitaron a ver el partido junto, pero el pontífice se negó.
La final del Mundial ya se palpita en el Vaticano y los argentinos allí hablan de “la final de dos papas” en referencia a Francisco y su predecesor el alemán Benedicto XVI.
“Los dos rezarán por igual, pero uno es Papa y el otro emérito”, dijo con humor el sacerdote Guillermo Karcher, oficial de protocolo de la Santa Sede, y afirmó que “el gol de los argentinos se sintió en toda Roma”.
Antes del partido, el diario vaticano L’Osservatore Romano ya especulaba con una eventual final entre Argentina y Alemania.

domingo, 27 de abril de 2014

El histórico saludo entre Francisco y Benedicto XVI

El papa Francisco declaró santos a sus dos predecesores Juan XXIII y Juan Pablo II ante unas 800.000 personas el domingo, en una ceremonia de canonización sin precedentes, que tuvo otro ribete histórico con la presencia delpontífice emérito Benedicto XVI.


Nunca antes un Papa en funciones y otro retirado habían oficiado misa en público, mucho menos en un acto en el que se celebraba a dos de sus más famosos predecesores.
La presencia de Benedicto XVI también refleja el balance que Francisco tuvo en consideración al canonizar a Juan XXIII y Juan Pablo II, que muestra la unidad de la iglesia al honrar a un papa conservador y un liberal.
El papa emérito, quien renunció al trono de Pedro en 2013, asistió vestido con la sotana blanca a la ceremonia concelebrada por 150 cardenales y mil obispos. A su llegada fue recibido por un caluroso aplauso y saludado con un abrazo especial tanto al inicio como al final de la ceremonia por Francisco, en un gesto de fraternidad.
Por primera vez en dos mil años de historia de la Iglesia una canonización ha sido concelebrada por dos papas vivos para elevar a los altares a dos papas muy diferentes -quizá tan diferentes como ellos-, cuyos pontificados fueron muy populares.
Benedicto XVI había prometido permanecer "oculto frente al mundo" después de que renunciara el año pasado, sin embargo, Francisco lo convenció de salir de su retiro y le solicitó que participe en las actividades públicas de la iglesia.
Benedicto estuvo sentado al lado de otros cardenales en la plaza de San Pedro durante el rito al inicio de la misa del domingo. Él y Francisco se saludaron brevemente a la llega del actual pontífice.


sábado, 26 de abril de 2014

Roma se prepara para el "día de los cuatro papas"

El papa Francisco valoró el legado de sus predecesores Juan Pablo II y Juan XXIII, que serán canonizados este domingo en una ceremonia histórica, de la que participarán un millón de peregrinos y numerosos jefes de Estado. 


Con la casi segura presencia del papa emérito Benedicto XVI  en la ceremonia, la Iglesia católica se prepara para vivir lo que se ha denominado como el "día de los 4 papas": en presencia de dos pontífices vivos serán convertidos en santos dos papas fallecidos,  los más populares del siglo XX. 

Dos tapices con las imágenes de Juan Pablo II y Juan XXIII ya se exhiben desde esta mañana en la fachada de la basílica de San Pedro. 

"Estoy agradecido a Juan Pablo II por su incansable servicio,  su guía espiritual, por haber introducido a la Iglesia en el tercer milenio de la fe y por su extraordinario testimonio de santidad", dijo hoy el papa argentino Jorge Bergoglio, en un video mensaje al pueblo polaco, retransmitido por la televisión y la radio nacional de Polonia. 

Francisco lo calificó además como "un gigante de la fe" que  "abrió a Cristo a sociedad, cultural, sistemas políticos y económicos". 

Además, en una carta enviada a la diócesis de Bérgamo -de la  que era oriundo Juan XXIII- Francisco lo calificó también de un "gran regalo" para la Iglesia católica de todo el mundo. 

En tanto, la ciudad del Vaticano se empezó a poblar con  fieles llegados de todas partes del mundo, que colapsaron los alojamientos disponibles e incluso algunos pernoctarán en la noche del sábado en la plaza San Pedro para lograr las mejores ubicaciones en la ceremonia del domingo. 

Solamente de Polonia, la tierra natal de Juan Pablo II, se espera que lleguen 1.700 micros, 58 aviones y 5 trenes. 

En la víspera de la ceremonia, se realizará la "Noche Blanca  de Plegaria", en la que once iglesias romanas ofrecerán homilías en seis idiomas: italiano, español, portugués, inglés, francés y árabe.
Entre los líderes mundiales que estarán presentes, ya confirmaron su presencia los reyes de España; los presidentes de 

Ecuador, Rafael Correa; de Paraguay, Horacio Cartes; y de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, con quien Francisco se reunió hoy. 

Con un plan diseñado hace meses, las fuerzas de seguridad,  servicios médicos, voluntarios y autoridades de la ciudad de Roma se preparan para recibir el aluvión de peregrinos que comenzaron a llegar durante la semana.

Fuente: Télam

domingo, 23 de febrero de 2014

El Papa le pidió a los nuevos cardenales que eviten “las intrigas, habladurías y favoritismos”

El papa Francisco pidió hoy a los 19 nuevos cardenales, entre ellos el argentino Mario Poli, evitar los comportamientos "cortesanos", sobre todo las intrigas, y los exhortó a permanecer unidos y aspirar a la santidad.


El Papa celebró la misa en la basílica de San Pedro ante los miembros del Colegio Cardenalicio, tras la jornada histórica de ayer en la que creó nuevos purpurados en una ceremonia a la que asistió el papa emérito Benedicto XVI.
Francisco advirtió a los purpurados que "entran en la Iglesia de Roma, no en una corte" y por esto los instó a "evitar hábitos y comportamientos cortesanos, intrigas, habladurías, camarillas, favoritismos, preferencias".

"Que nuestro lenguaje sea el del Evangelio: 'Sí, sí; no, no'; que nuestras actitudes sean las de las Bienaventuranzas, y nuestra senda la de la santidad", sostuvo.
“Amemos a quienes nos son hostiles, bendigamos a quien dice mal de nosotros, saludemos con una sonrisa a quien tal vez no la merece, no aspiremos a hacernos valer, respondamos con la dulzura a la tiranía, olvidemos las humillaciones sufridas", sugirió.

En otro momento de la homilía, el Papa alentó a los cardenales del mundo a permanecer "unidos en Cristo y entre nosotros. Les pido su cercanía con la oración, el consejo, la colaboración".

Además de Poli, otros cinco cardenales creados ayer son latinoamericanos: Leopoldo José Brenes Solórzano, de Managua (Nicaragua); Orani JoÆo Tempesta, de Río de Janeiro (Brasil); Ricardo Ezzati Andrello, de Santiago de Chile; Chibly Langlois, de Les Cayes, Haití y Kelvin Felix, de la isla antillana de Santa Lucía. El eje continental se completa con el canadiense Gerald Lacroix (Quebec).

Del total de flamantes purpurados, 16 son electores y los tres restantes tienen más de 80 años, por lo que no participarán en la elección de un Papa. En la actualidad hay 122 cardenales en condiciones de elegir en un cónclave: 75 europeos, entre ellos 29 italianos, frente a 25 americanos, 13 africanos y 12 asiáticos.

(Fuente: DyN)

El arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, ya es cardenal

El papa Francisco designó a 19 nuevos cardenales, 5 de ellos latinoamericanos, entre los que se encuentra el argentino Mario Poli, sucesor de Jorge Bergoglio en el arzobispado de Buenos Aires. Los nuevos purpurados recibieron de manos del Papa argentino el anillo y el capelo cardenalicio, en una ceremonia austera en el interior de la basílica San Pedro. Asistió el Papa emérito, Benedicto XVI, en lo que es su primera reaparición pública en un evento desde su renuncia. En representación del gobierno argentino, participaron de la celebración el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, y el embajador argentino ante el Estado pontificio, Juan Pablo Cafiero.


creó este sábado cardenal a Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires, y a otros 18 purpurados del mundo, en el marco de una ceremonia en la basílica de San Pedro a la que asistió el papa emérito Benedicto XVI. El pontífice argentino le entregó el capelo y el anillo cardenalicio a su compatriota y sucesor en la sede primada. 
 
Francisco también le confirió la diaconía de San Roberto Belarmino, titularidad de una iglesia de Roma, la misma que tenía él como cardenal. Al dirigirse a los nuevos cardenales, Francisco recordó que “Jesús no vino a enseñar una filosofía, una ideología, sino una vía, un camino y la calle se aprende caminando”.
   
El papa Francisco creó este sábado 22/02 cardenal a Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires, y a otros dieciocho purpurados del mundo, en el marco de una ceremonia en la basílica de San Pedro a la que asistió el papa emérito Benedicto XVI. 
 

El pontífice argentino le entregó el capelo y el anillo cardenalicio a su compatriota y sucesor en la sede primada. 
 
Francisco también le confirió la diaconía de San Roberto Belarmino, titularidad de una iglesia de Roma, la misma que tenía él como cardenal. 
 
Al dirigirse a los nuevos cardenales, Francisco recordó que “Jesús no vino a enseñar una filosofía, una ideología, sino una vía, un camino y la calle se aprende caminando”. 
 
“Si prevalece la mentalidad del mundo prevalecen rivalidades, envidias y las facciones”, advirtió. 
 
Francisco sostuvo que la Iglesia “necesita de su compasión, sobre todo en estos momentos de dolor y sufrimiento en tantos países del mundo'' y expresó “cercanía espiritual a las comunidades eclesiales y a todos los cristianos que sufren discriminación y persecución”. 
 
“La Iglesia también necesita de nosotros para que seamos hombres de paz y construyamos la paz con nuestra obras, nuestros deseos, nuestras oraciones; por ello imploramos la paz y la reconciliación de los pueblos que en estos tiempos sufren la prueba de la violencia y de la guerra”, subrayó. 
 
Aplausos para Benedicto XVI 
En ese marco, Francisco abrazó a Benedicto XVI, quien se ubicó en la primera fila, al lado de los puestos de los miembros del Colegio Cardenalicio. 


 
Benedicto XVI recibió un saludo "con afecto y veneración" del Secretario de Estado, cardenal Pietro Parolin, quien además dijo, en medio de aplausos, que "estamos encantados de su presencia ente nosotros". 
 

El resto de los cardenales 
 
Además del purpurado argentino, otros 5 latinoamericanos recibieron el capelo rojo: son los arzobispos de Managua (Nicaragua), Leopoldo José Brenes Solórzano; de Río de Janeiro (Brasil), Orani Joao Tempesta, y el arzobispo de Santiago de Chile, Ricardo Ezzati Andrello; el arzobispo de Les Cayes (Haití), Chibly Langlois, y el arzobispo emérito de Castries (Santa Lucía), Kelvin Edward Felix. 
 
El obispo de Roma también entregó el birrete cardenalicio al arzobispo de Uagadugu (Burkina Faso), Philippe Nakellentuba Ouédraogo; al arzobispo de Cotabato (Filipinas), Orlando Quevedo; al arzobispo de Abiyán (Costa de Marfil), Jean-Pierre Kutwa, y al arzobispo de Seúl (Corea del Sur), Andrew Yeom Soo Jung, entre otros. Todos estos provienen de zonas periféricas, y sus sedes episcopales tradicionalmente no eran revestidas con la mayor dignidad eclesiástica.

sábado, 22 de febrero de 2014

2 Papas juntos en San Pedro

Ante los nuevos 18 cardenales católicos (1 no asistió a la ceremonia) y el pontífice predecesor, Joseph Ratzinger, el papa Francisco expuso en la Basílica de San Pedro el manifiesto espiritual y el "vademécum" para quienes sirven a la Iglesia en lugar de servirse de ella. "Ser discípulos de Jesús es embarcarnos en una aventura de santidad y de amor, cuya medida es la de no tener medida, y que puede exigir incluso el don de la vida, como ha sucedido y sucede para tantos cristianos en el mundo", explicó el neo-cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado vaticano, en nombre de los demás nuevos purpurados.

Francisco y Benedicto XVI se habían reunido ya en el pasado reciente pero nunca habían compartido una ceremonia pública.


El papa católico Francisco y el papa emérito Benedicto XVI han estado juntos durante la celebración en la Basílica de San Pedro de una ceremonia en el que se han creado 19 nuevos cardenales. Fue la 1ra. vez en la Historia que coincidieron 2 papas en un acto público en el Vaticano.
 
La presencia del ex Benedicto XVI no estaba prevista, y ocurrió 1 semana antes de que se cumpla 1 año desde que se hizo efectiva la renuncia del ahora Papa emérito. Antes del inicio del acto, Benedicto XVI ha entrado en la Basílica y se ha sentado frente al lugar donde se situaría Francisco más tarde.
 
A su llegada, el Papa actual se apartó de la procesión hacia el altar para saludar con un emocionado abrazo a Benedicto XVI. 
 
Posteriormente, Ratzinger ha seguido la celebración desde su asiento, sonriendo en ocasiones y acompañando las oraciones de los presentes.
 
A pesar de que fue la 1ra. vez que coincidieron en un acto público, Benedicto XVI y Francisco han mantenido diversos encuentro en privado a lo largo del último año. 
Además, el Papa ya invitó al Papa emérito a participar en un acto público, con la presentación de la escultura de San Miguel en los Jardines Vaticanos el pasado mes de julio.
 
En cualquier caso, Benedicto XVI y Francisco podrían volver a coincidir el 28/04 para la canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII, según anticipó el vocero vaticano Federico Lombardi, quien explicó que no hay razones para confirmar ni excluir la presencia del Papa emérito, dejando en manos del propio Ratzinger la decisión de acudir.
 
Esta reaparición pública de Benedicto XVI casi coincide con el 1er. año desde su renuncia: 11/02/2013, cuando el pontífice se encontraba celebrando el consistorio para la canonización de los mártires de Otranto y eligió ese lugar y ese momento para hacer un anuncio histórico en latín. 
 
Ente los pocos periodistas que cubrían el evento, una periodista de la agencia ANSA entendió las palabras del Papa y las difundió.
 
Pocos minutos después de que los medios de todo el mundo comenzaran a anunciar la renuncia de Benedicto XVI, el Vaticano lo confirmaba y anunciaba además que la renuncia se haría efectiva el 28/02, momento a partir del cual, comenzaría la Sede Vacante hasta la celebración del Cónclave.
 
Ese mismo día, Benedicto XVI abandonó el Vaticano en helicóptero con destino a Castel Gandolfo. Desde el balcón de la residencia de verano de los Pontífices, el que había sido Papa durante ocho años, se dirigió a las personas congregadas en la Plaza para decirles: "Soy simplemente un peregrino que inicia la última etapa de su peregrinaje en esta tierra".
 
En Castel Gandolfo vivió durante 2 meses, mientras se realizaban las adaptaciones oportunas en la que iba a ser la nueva residencia del ya Papa emérito, en el antiguo monasterio 'Mater Eclesiae'. No obstante, durante esos 62 días, no estuvo solo. De hecho, las primeras imágenes 'robadas' del Pontífice lo mostraban paseando por los jardines junto a su secretario personal, Georg Gänswein.
 
Además recibió alguna visita como la de su sucesor, Francisco, que se trasladó hasta Castel Gandolfo el 23/03. Ese día, las primeras imágenes de ambos Papas juntos abrazándose delante del helicóptero y rezando en la capilla arrodillados en el mismo banco, dieron la vuelta al mundo.
 
Poco más de 1 mes después, Benedicto XVI regresó al Vaticano donde le esperaba Francisco para darle la bienvenida. A partir de entonces, Benedicto XVI comenzó una nueva vida en el monasterio 'Mater Ecclesiae' junto a las 4 'memores Domini' (Rossella, Loredana, Carmela y Cristina), las laicas consagradas de Comunión y Liberación que le asisten desde entonces, y el prefecto de la Casa Pontificia y secretario particular del Papa emérito, Georg Gänswein.


martes, 11 de febrero de 2014

Así es la tranquila vida de Benedicto XVI a un año de su renuncia

Al cumplirse un año de su renuncia, el papa Benedicto XVI vive apaciblemente en una residencia del Vaticano, protagonizando la hasta ahora nunca vista convivencia de dos papas vivos. Aislado del mundo, como anunció antes de abandonar el trono de Pedro, el papa eméritoapareció públicamente en este último año con el papa Francisco tan sólo cuatro veces y optó por una vida absolutamente discreta.


Entrevistado por la Radio 1 de Italia, monseñor Georg Gänswein, secretario del papa emérito y prefecto de la Casa Pontificia, recordó el “shock” que significó la inesperada renuncia del papa Benedicto, el 11 de febrero de 2013: “El me comunicó no sólo una idea, una reflexión, sino una decisión, y yo comprendí de inmediato -aunque instintivamente dije: ‘¡Padre Santo, no es posible!’- que era una decisión tomada, madurada después de mucha reflexión, con plegaria al Señor. No había nada más que hacer", explicó. “Es importante comprender bien que este acto valiente no era una fuga, sino una decisión tomada con gran responsabilidad”, agregó Gänswein.
En palabras del obispo colombiano Octavio Ruiz, citado por la agencia Afp, Benedicto XVI “ha cumplido con lo que prometió, no ha interferido” en las decisiones y actividades de su sucesor, Francisco. “Mi única y última tarea es sostener con la oración el pontificado de Francisco”, escribió en enero el papa emérito en una carta enviada al teólogo progresista suizo Hans Kung, en la que recalca que comparte con Francisco “una gran identidad de puntos de vista”.
Tras abandonar El Vaticano el 28 de febrero de 2013, día en que oficializó su renuncia, Benedicto XVI vivió en el palacio de verano de los papas, Castel Gandolfo, en las afueras de Roma. Desde allí pronunció sus últimas palabras públicas, donde afirmó que ese día se iniciaba “la última etapa de su peregrinaje en esta tierra”.
Permaneció en Castel Gandolfo 62 días -recibiendo la visita del papa Francisco el 23 de marzo- y luego se instaló discretamente en El Vaticano acompañado y asistido por cuatro “memores Domini” (Rossella, Loredana, Carmela y Cristina), las laicas consagradas de Comunión y Liberación así como por Georg Gänswein.
Desde mayo del año pasado el papa emérito permanece en su residencia ubicada dentro de los Jardines Vaticanos y donde, hasta finales de 2012, funcionaba el monasterio “Mater Ecclesiae”, acompañado por un grupo de monjas de clausura. Aunque pasa sus jornadas alejado de la vida pública, Benedicto XVI “estudia, lee, se ocupa de su correspondencia y también recibe visitas”, según Gänswein.
“Está en paz consigo mismo y pienso que está incluso en paz con el Señor”, afirma Gänswein. “Está bien, pero por cierto que carga con el peso de sus años. Es un hombre físicamente viejo, pero muy vivaz y claro de espíritu. Caminamos rezando el rosario, suele tocar el piano, y todo eso en la medida en que puede hacerlo un hombre de 86 años”.
Según el padre Paolo Asolan, citado por la agencia informativa Europa Press, el sentido de “esconderse del mundo tiene para el papa emérito un valor apostólico y pastoral” y su opción por la vida monástica pretende ofrecer y mejorar la “misión y la vida de la Iglesia”. También subrayó que el papa Francisco define a Benedicto como “un abuelo sabio”.
Quedando atrás los rumores de que Benedicto padeciera una profunda depresión tras su renuncia, ahora parece haber recuperado fuerzas y no se descarta que participe en la ceremonia de canonización de los papas Juan XXIII y Juan Pablo II, el próximo 27 de abril. Según monseñor Gänswein, hay muy bien "feeling" entre los pontífices, quienes “se escriben, se llaman por teléfono, conversan y se visitan mutuamente”.
El padre Federico Lombardi, portavoz del Vaticano, entrevistado por Radio Vaticana, aseguró que Benedicto “siempre ha sido un hombre de oración en toda su vida y deseaba, probablemente, tener más espacio para vivir esta dimensión de oración con totalidad y profundidad. Y ahora dispone de ese tiempo”.
“Una vida de oración, de reflexión, de lectura, de escritura, en el sentido que responde las cartas que le envían, pero también recibe personas que le son cercanas y con las que considera útil dialogar y que además le piden consejo o cercanía espiritual”, agregó el portavoz vaticano.
Lombardi dijo que la salud de Benedicto XVI es “maravillosa” y que, a pesar de la “fragilidad” propia de una persona de 88 años, permanece “muy sereno, tranquilo” y con “la mente perfecta”. Además puntualizó que, aunque vive en un modo discreto sin una vida pública, ello no significa que “viva aislado”. Hoy, Benedicto, quien fuera 265º sumo pontífice de la iglesia Católica vive como “un simple peregrino que inicia la última etapa de su peregrinaje en esta tierra”.

martes, 24 de diciembre de 2013

Por Navidad, los Papas se encontraron y hasta intercambiaron regalos

El Papa Francisco se encontró con su antecesor, Benedicto XVI, intercambiaron regalos y además rezaron en conjunto.Las imágenes dadas a conocer por el periódico perteneciente al Vaticano, muestran a los dos pontífices vestidos con hábitos blancos conversando en una habitación de la casa de retiro de Benedicto y pertenecen a este lunes 23/12. También rezaron juntos en la capilla adjunta. Además Francisco envió un mensaje a la juventud a través de la red social Twitter.




El Papa Francisco y Benedicto XVI se encontraron hoy lunes 23/12, intercambiaron regalos y rezaron juntos
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).-Este lunes 23/12, el periódico del Vaticano publicó el encuentro entre el actual Sumo Pontífice, el Papa Francisco y su antecesor, Benedicto XVI.
Las imágenes dadas a conocer por el periódico muestran a los dos pontífices vestidos con hábitos blancos conversando en una habitación de la casa de retiro de Benedicto y pertenecen a este lunes 23/12. También rezaron juntos en la capilla adjunta.
Los sacerdotes sólo se habían reunido en público una vez
Las imágenes muestran a los dos religiosos de buen estado de salud, aunque Benedicto usó un bastón para apoyarse mientras rezaban.
Esta es la primera ocasión en que se muestra al público el interior de la residencia de Benedicto. La habitación y los muebles son blancos. Una corona de adviento adorna la mesa para café.
En esta oportunidad, según un comunicado, los dos religiosos rezaron y conversaron durante unos 45 minutos en el convento dentro de los muros del Vaticano en el que reside Benedicto. No trascendió qué se regalaron.
El Papa Francisco eligió Twitter para enviar un mensaje a la juventud
A través de la red social de los 140 caracteres, Francisco pidió una "navidad sin ruidos".  Allí escribió "Nos vendría bien estar un poco en silencio, para oír la voz del Amor", escribió el Papa en su cuenta @Pontifex_es.
El papa Francisco advirtió sobre el consumismo, los festejos y el ruido de las fiestas de Navidad, y pidió estar "un poco en silencio" y "hacerle un lugar a Jesús".  En la misa del lunes a la mañana en Santa Marta, subrayó que Dios visita cada día su Iglesia y nos pone en guardia ante una actitud de cierre de nuestra alma. El cristiano, aseguró, debe siempre vivir vigilante, "a la espera del Señor".
 Navidad está cerca y en estos días que preceden el nacimiento del Señor, el papa Francisco -dijo la Radio Vaticana.
Mañana, martes 24/12, el Papa presidirá su primera misa de Navidad en la Plaza San Pedro. El comienzo de la larga ceremonia (dura hasta la medianoche, momento en que se celebra el nacimiento del Niño Jesús) está fijado a las 21:30, hora de Italia.
El día de Navidad, 25/12, será el turno de la bendición Urbi et orbi desde el balcón de la Basílica Vaticana de San Pedro.

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Benedicto XVI habló sobre los casos de abuso sexual vinculados a la Iglesia

En un extenso comunicado publicado en el periódico italiano La Repubblica, el papa emérito Benedicto XVI aseguró que "nunca" intentó esconder los casos de abusos sexuales de menores por parte de sacerdotes católicos. Lo hizo en respuesta a los argumentos teológicos y morales de Piergiorgio Odifreddi, un matemático y ateo italiano que escribió sobre Benedicto en 2011.


Desde su renuncia el 28 de febrero, Joseph Ratzinger había mantenido un bajo perfilmientras continúa su vida en un monasterio detrás de la Basílica de San Pedro, pero ahora salió a dar su declaración. Además, esta carta llega apenas días después de la extensa entrevista que Francisco brindó a la revista La Civitta Cattolica.

"En lo que concierne a su mención del abuso moral de menores por parte de sacerdotes, sólo puedo, como sabe, reconocerlo con profunda consternaciónPero nunca traté de encubrir estas cosas", indica Benedicto en el escrito.

En ese sentido, Bárbara Dorris, de la Red de Sobrevivientes de aquellos Abusados por Sacerdotes (SNAP, según sus siglas en inglés, aseguró: "Después de una carrera clerical de más de seis décadas, no hay un solo obispo, sacerdote, monja o seminarista abusador que Benedicto haya expuesto":

Ratzinger también señaló que a pesar de que los sociólogos han determinado que el porcentaje de curas acusados de abusar de menores no es significativamente más alto que en otras profesiones, el dato "no tranquiliza" a la iglesia. También hizo referencia a los encubrimientos que la Iglesia hizo a los abusadores.

sábado, 6 de julio de 2013

Tras reformar la curia y las finanzas, Francisco se concentra en la religión

Luego de haber encarado batallas tan terrenales como la reforma de la curia romana, el combate contra la corrupción en el Banco Vaticano y la lucha contra la pedofilia en la Iglesia católica, el papa Francisco le dio su turno a la fe. En el mismo día, la Santa Sede publicó la primera encíclica papal del Pontífice argentino, Lumen Fidei (en latín, La luz de la fe) escrita “a cuatro manos” junto a Benedicto XVI, y Jorge Bergoglio autorizó la canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII.


Francisco firmó un decreto que reconoce la atribución de un milagro por intercesión de Juan Pablo II. El papa polaco, fallecido en 2005, ya había sido proclamado beato en 2011 tras la admisión de un primer milagro, pero para su canonización era necesario que se reconociera un segundo hecho inexplicable desde el punto de vista científico.
El primer milagro atribuido a Karol Wojtyla había sido la curación de la monja francesa Marie Simon Pierre del mal de Parkinson que padecía. Ahora, Francisco le reconoció la sanación de una mujer costarricense con un aneurisma cerebral en mayo de 2011, el mismo día en que Juan Pablo II fue proclamado beato en una multitudinaria ceremonia en el Vaticano.
Según la oficina de prensa de la Santa Sede, una comisión de siete médicos consultada en abril por la Congregación para la Causa de los Santos aceptó como un milagro el desenlace inexplicable de la enfermedad de la mujer. En el caso de Juan XXIII, papa entre 1958 y 1963 y artífice del histórico Concilio Vaticano II, Francisco aprobó la decisión de los cardenales y obispos pese a que no se constató un segundo milagro atribuido a su intercesión.
Así, ambos pontífices se convertirán en santos de la Iglesia católica. La fecha de la ceremonia de canonización aún no fue fijada, aunque el vocero del Vaticano, el padre Federico Lombardi, estimó que podría ser a fin de año. Según la prensa italiana, la fecha en mente para ambas canonizaciones sería el 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción.
Casi en simultáneo con el decreto sobre la santificación de Juan Pablo II y Juan XIII, la Santa Sede dio a conocer ayer la encíclica La luz de la fe.
Las encíclicas son cartas que los papas dirigen a los obispos y fieles de todo el mundo, que se publican en ocasiones especiales y en las que imponen doctrina religiosa. Según reconoció el propio Francisco, el trabajo fue comenzado y casi terminado por su antecesor Benedicto XVI, y Bergoglio hizo algunos aportes al texto.
El documento reivindica valores tradicionales de la Iglesia y reafirma la oposición total al casamiento entre personas del mismo sexo. Allí se habla del matrimonio como “unión estable de un hombre y una mujer: nace de su amor, signo y presencia del amor de Dios, del reconocimiento y la aceptación de la bondad de la diferenciación sexual, que permite a los cónyuges unirse en una sola carne y ser capaces de engendrar una vida nueva”.
Con definiciones como esa, Francisco asienta su imagen de papa progresista en cuestiones sociales y conservador en materia doctrinaria.
En el texto, que tiene 82 páginas en su edición en español y consta de cuatro capítulos, se percibe la mano de Benedicto XVI cuando se trata la relación entre fe y razón, una preocupación constante de Joseph Ratzinger durante su papado.
“En la época moderna se ha pensado que la luz de la fe podía servir para las sociedades antiguas, pero no para los tiempos nuevos, para el hombre culto, orgulloso de su razón”, puede leerse en Lumen Fidei.
En el documento también se destaca que “la fe no es algo privado, una concepción individualista, una opinión subjetiva” sino “un bien para todos, un bien común” que “está al servicio concreto de la justicia, del derecho y de la paz”.
En la introducción del texto, Francisco deja en claro: “Estas consideraciones sobre la fe, en línea con todo lo que el Magisterio de la Iglesia ha declarado sobre esta virtud teologal, pretenden sumarse a lo que el papa Benedicto XVI ha escrito en las cartas encíclica sobre la caridad y la esperanza. El ya había completado prácticamente una primera redacción de esta carta encíclica sobre la fe. Se lo agradezco de corazón y, en la franternidad de Cristo, asumo su precioso trabajo, añadiendo al texto algunas aportaciones”.
Durante la presentación del documento, cuando le preguntaron por qué Lumen Fidei sólo lleva la firma de Francisco, el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Gerhard Ludwig Müller, respondió sin vacilar: “No tenemos dos papas, tenemos un Papa y por eso no hay dos firmas. La encíclia es un testimonio de unidad”.
Con ese mismo espíritu, ayer Francisco y su antecesor volvieron a abrazarse públicamente durante la inauguración de una estatua del arcángel San Miguel en los jardines vaticanos. Los líderes de la Iglesia católica intentan recorrer juntos un camino inédito.

jueves, 2 de mayo de 2013

El día que Benedicto volvió al Vaticano

Poco más de dos meses después de formalizar su renuncia al papado, Joseph Ratzinger volvió a la ciudad del Vaticano, donde fue recibido porel actual pontífice Francisco. Ambos sacerdotes se encontraron en el monasterio Mater Ecclesiae, que será la residencia definitiva del alemán, aunque "oculto para el mundo". Así, será la primera vez en la historia que dos papas conviven en el Vaticano.




"El papa Francisco le ha dado la bienvenida con gran y fraterna cordialidad. Después, juntos, se dirigieron a la capilla del monasterio para rezar", expresó la Santa Sede en un comunicado.
Benedicto XVI, de 86 años, "ahora está feliz por volver al Vaticano, donde pretende, como él mismo dijoel 11 de febrero -día en el que anunció su renuncia- dedicarse al servicio de la Iglesia, sobre todo con la plegaria", precisó el vocero Federico Lombardi, según la agencia EFE.
Ratzinger también prometió "respeto incondicional y obediencia al nuevo papa", por lo que todos los observadores vaticanos, conociendo su personalidad y discreción, aseguran que no habrá "interferencias".
Lombardi agregó también que el Papa emérito se encuentra bien de salud, sin problemas específicos, más allá de las limitaciones físicas de su edad, en un intento por revertir la preocupante imagen de Ratzinger que dejó el encuentro entre ambos pontífices en marzo, en el palacio pontificio de Castel Gandolfo.
El papa emérito estará acompañado por la llamada familia pontificia, cuatro laicas consagradas de la comunidad "Memores Domini" que lo cuidan. Además, se ha reservado una habitación para su hermano mayor, el padre Georg Ratzinger, quien reside en Alemania.

Ultimas Noticias

Especiales

.

.