Mostrando entradas con la etiqueta Almirante Irízar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Almirante Irízar. Mostrar todas las entradas

viernes, 7 de noviembre de 2014

Avanzan las reparaciones del ‘Irizar’ y estaría listo en 2015

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, se ilusiona con ofrecer a Cristina Kirchner la oportunidad de botar el rompehielos Almirante Irizar antes de que finalice su mandato. El buque se encuentra en reparación desde que sufrió un incendio, en 2007. El costo de esta operación ya alcanzó los 533 millones de pesos y, cada año, el Estado gasta cerca de 20 millones de dólares para alquilar un buque de reemplazo.


Sus antecesores, Nilda Garré y Arturo Puricelli, ya pronosticaron sin suerte la finalización de la obra –que se realiza en los astilleros Tandanor, frente a la isla Demarchi–, para las campañas antárticas de 2009, 2011 y 2013. Para respaldar sus afirmaciones, el ministro invitó a periodistas a visitar el buque.  Durante la visita, el capitán de navío Angel Cuccorese, jefe del proyecto de reparación, ratificó que estará listo en 2015 pero, por las dudas, aclaró que siempre hay “imprevistos”.
—¿El buque estará listo para la campaña del próximo año?
—Lo indicó el ministro. El objetivo es llegar a la campaña antártica 15/16 con el buque listo. Será un buque totalmente distinto, tras la reparación y la modernización, que responderá a las normas internacionales más exigentes.
—¿Cuál es la relación entre el costo de reparación en la Argentina y los precios internacionales?
—Antes de iniciar la reparación, hubo un estudio de factibilidad técnica. Se evaluaron cuatro opciones diferentes, como comprar un buque nuevo, reparar en otro país o comprar uno usado. También hay elementos difíciles de valorizar en la activación de la industria naval argentina y de los eslabones interindustriales. Esa es la parte no valorable,  pero el estudio técnico que se preparó para la decisión política de repararlo en el país mostró que en ese momento un buque nuevo estaba entre 250 y 300 millones de euros. Hagamos cuentas... hay una diferencia abismal. El valor final de la reparación fue creciendo desde las primeras estimaciones. Covengamos que  el valor puede ir escalando, como pasa en cualquier operación de construcción, a medida que pasa el tiempo. Una cosa es la ingeniería y otra es la obra, eso pasa acá y en cualquier lado.
—¿Por qué hubo retrasos en la reparación? Ya se anunció que estaría listo para campañas anteriores
—Eso pasa en todos los astilleros, también en el exterior. La clave está en que si alguien pensó que esto era sencillo, mejor que venga a ver el buque. Convengamos que éste es un rompehielos y es uno de los más pesados del mundo. En Sudamérica no hay ninguno, el más cercano lo tiene Sudáfrica. La complejidad del buque es alta. Estamos aprendiendo, se está reactivando una industria naval que estuvo parada por quince años.
—¿Tiene fe en que llegamos a 2015?
—Sí, tengo fe. Pero los imprevistos están siempre presentes.

lunes, 20 de mayo de 2013

Gestión Puricelli: Convirtiendo al Irízar en Yacyretá II

El ministro de Defensa, Arturo Puricelli, esta siendo investigado por la Justicia por dos licitaciones en el marco de la desastrosa Campaña Antártica. En tanto, según revela este lunes 20/05 el diario La Nación, la recuperación -hasta el momento- del Almirante Irízar muestra números exorbitantes cuyas sumas equivalen a la compra de 4 rompehielos. En febrero de 2008 el astillero finlandés Aker Yards había estimado el costo de los trabajos en poco más de la mitad de la cifra ya gastada por el Gobierno entre arreglos y alquileres de naves.



CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- La gestión de Arturo Puricelli al frente del Ministerio de Defensa atraviesa serias turbulencias no solo ya por su impericia e ignorancia (recordemos que en el caso de la corbetta Espóra y el hundimiento del buque Santísima Trinidad reconoció que "Yo de barcos no sé mucho"), sino también por las denuncias de corrupción en la investigación de dos licitaciones directas donde también fue imputado su hijo (ver notas relacionadas).
Ahora las sospechas se dirigen a las reparaciones del rompehielos ARA Almirante Irízar. En febrero de 2008, los técnicos del astillero finlandés Aker Yards entregaron a las autoridades argentinas un informe sobre el estudio final de daños y el posible plan de trabajo. El costo estimado de reparaciones era de $500 millones.
Desde entonces lo que gastó el Gobierno ha casi duplicado esa estimación. En los últimos seis años, según revela este lunes 20/05  el diario La Nación, el Gobierno destinó $ 914 millones entre la reparación del buque, que se incendió en abril de 2007 en plena campaña antártica, y el alquiler de naves para cumplir las sucesivas tareas de abastecimiento de las bases antárticas.
El monto estipulado por los finlandeses ya se superó en $81 millones, y las reparaciones no finalizaron. A esos $581 gastados en el astillero Tandanor, se suman los $333 millones (US$ 75 millones, calculados sobre la base del dólar oficial, al cierre de cada año) pagados en los últimos seis años por el alquiler de buques internacionales que sustituyeron al inutilizado Irízar en las campañas antárticas.
El total, casi $900, equivale a la compra de cuatro rompehielos (usados, pero en condiciones, a razón de 200 millones por unidad) en el mercado internacional, aclara el matutino.
O comprar sólo uno y reponer la flota altamente deteriorada de la Armada, al extremo de haber visto hundirse en la Base Naval de Puerto Belgrano, el antiguo destructor Santísima Trinidad, el 21 de enero pasado, después de dañarse una de sus tuberías.
Siendo Nilda Garré ministra de Defensa, el Gobierno tomó la decisión de reconstruirlo y arrendar el buque polar ruso Vasily Golovnin -reemplazado este año por el barco holandés Timca- para las siguientes campañas antárticas.
Esa nave luego de quedarse sin combustible y regresar a Tierra del Fuego fracasó en su misión.
El Ministerio de Defensa lleva invertidos $ 491 millones en los trabajos del Irízar, a lo que se suman otros $ 90 millones aportados por la Armada para garantizar las condiciones de seguridad y salvamento (botes, chalecos salvavidas y otros elementos para 313 tripulantes).
Hasta el momento, según revelaron fuentes allegadas al ámbito naval a La Nación, sólo se completaron parcialmente los trabajos previstos para la reconstrucción del rompehielos, por lo que se estima que el buque no estará listo para la próxima campaña 2013/2014.

Ultimas Noticias

Especiales

.

.