Mostrando entradas con la etiqueta Alicia Barrios. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Alicia Barrios. Mostrar todas las entradas

domingo, 9 de febrero de 2014

Según Alicia Barrios, Bergoglio no participa de la coyuntura argentina

El argentino más influyente, Jorge Bergoglio o papa Francisco, teme desde hace años (es muy conocido por quienes lo han frecuentado), que se repita el estallido social en la Argentina que él vivió muy cerca, en una Plaza de Mayo incendiada en 2001. Sin embargo, de ahí a suponer que intervendría en la coyuntura argentina, parece haber mucha distancia. Es cierto que Bergoglio es informado por múltiples visitantes al Vaticano y podría realizar sutiles acotaciones. Pero no participará de la volátil política argentina porque es el responsable de los católicos en el mundo, parece ser la idea detrás del desmentido vespertino vía Alicia Barrios/Telam. ¿Que dirán los sindicalistas peronistas, líderes políticos opositores y algunos periodistas que parecían interesados en hacerlo participar del aquí y ahora?


4 enfoques sobre Jorge Bergoglio y la coyuntura argentina.
 
 
“Hoy es mi cumpleaños y me llamó Francisco, como todos los años”, explicó Alicia Barrios, periodista del diario Crónica y amiga personal del Papa, y le consultó al pontífice si él había convocado a una reunión con autoridades del Gobierno, dirigentes sindicales y empresarios, para trasmitirles su "preocupación" por la situación del país, según publicó el diario La Nación.
 
"Eso no es cierto. Es un disparate", respondió Jorge Bergoglio al otro lado de la línea y explicó cuál es su agenda de reuniones con argentinos para el mes que viene: "El 19 acá vienen (presidente del Consejo general de Educación del Arzobispado de Buenos Aires) José María Del Corral y (el titular de Smata) Ricardo Pignanelli, pero es una reunión por la educación. Yo no tengo agendada una reunión de ningún otro tipo".
 
Como justo ese día se cumple el primer aniversario de su entronización al frente de la Iglesia Católica, Francisco le aclaró a Barrios que no habrá ningun tipo de celebración ni homenaje por la ocasión.
 
Por otra parte, el Papa también negó haberse comunicado con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner durante la última semana, como también publicó el matutino porteño.
 
 
2. Horacio Verbitsky en el diario Página/12, acerca de una frase del pontífice católico, contra quien escribió mucho desde hace años:
 
"(...) El debate instalado a partir de la insidiosa frase que el Papa Francisco le transmitió a José Mendiguren para que la repitiera aquí (“hay que cuidar a Cristina”, con todos los subtextos implícitos que cada uno pueda agregarle), es puro artificio. No hay condiciones estructurales para la hecatombe en la que sólo se interesan algunos vivillos irrelevantes, como Yoma, Duhalde o Barrionuevo. (...)".
 
 
3. Hebe de Bonafini, desde Madres de Plaza de Mayo, ya realizó un condicionamiento inicial respecto del pontífice argentino. En su más reciente discurso en las rondas de los jueves en Plaza de Mayo, donde anticipó que Marcelo Tinelli no prosperaría con su proyecto acerca de Fútbol Para Todos, Bonafini también dijo:
 
"(...) Y ahora, vieron cómo el Vaticano también está en el tapete. Vamos a hablar de todo, hay que estar listos y en la onda. Hoy Naciones Unidas le ha pedido algo, una exigencia muy dura y yo quiero recordar que nosotras, las Madres, el 20 de octubre le mandamos la última carta al Papa, que él no nos contestó. Como no la contestó la voy a leer en la Plaza a ver si la escuchan por acá atrás y se la mandan por allá. A nosotros todavía nos preocupan muchas cosas.
 
Bueno, empiezo diciendo: "Estimado Francisco, me atrevo a volver a escribirte ya que en octubre es el mes de las Madres, para pedirte como Madre. A nosotras todavía nos preocupan muchas cosas. Una de ellas es la falta de compromiso del Vaticano en cuanto a reconocer la participación en la dictadura de obispos y sacerdotes pero también esperamos que el Vaticano tome el reclamo por los sacerdotes y monjas asesinadas y desaparecidas como así también por el obispo Angelelli.
 
El compromiso que has tomado desde el día que te eligieron Papa es mucho más de lo que esperábamos, pero las Madres siempre vamos por más.
Desde la Casa de las Madres te pedimos escuches nuestra voz en este "Mes de las Madres". Somos Madres que no abandonamos a los hijos y, como socializamos la maternidad, todos son nuestros hijos. Los sacerdotes, obispos y monjas son nuestros hijos, por eso pedimos y exigimos justicia y cárcel para los asesinos de todos.
 
Francisco, reconozco tu valentía para enfrentar y organizar al Vaticano, ese pequeño país pero con muchísimo poder. Esperando nos escuches, te deseamos lo mejor en esta difícil gestión.
 
Te abraza con respeto, Hebe de Bonafini."
 
Esta carta no fue contestada, ahora con lo de la ONU espero que nos den un poco de bola. Las Madres siempre nos adelantamos, también le pedimos, en otras de las cartas que le mandamos, sobre la pedofilia. (...)".
 
4. Mariano Obarrio en el diario La Nación (Bergoglio es considerado un referente más allá de la coyuntura, y en un medio de comunicación históricamente vinculado a la Iglesia Católica argentina. También los sindicalistas peronistas mantienen una relación histórica con Bergoglio, quien a su vez en su juventud militó, según ha trascendido, en la agrupación peronista Guardia de Hierro. Sin embargo ¿le interesa a Bergoglio participar de la coyuntura argentina o acaso le importa a algunos sindicalistas católicos atraer a Bergoglio a la coyuntura argentina? Esto parecería surgir del escrito de Obarrio, origen de la consulta de Alicia Barrios al Papa:
 
"(...) Francisco presidirá el encuentro, al que ya comprometieron su asistencia el ministro de Trabajo, Carlos Tomada; el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, y su vicepresidente, Daniel Funes de Rioja, y el secretario general de la Uocra (sindicato de la construcción), Gerardo Martínez.
 
No se descarta que participe también el secretario general de la CGT oficialista, Antonio Caló.
 
"La reunión por ahora era reservada. Todavía no había intención de comunicarla", dijeron a LA NACION fuentes directamente vinculadas con la iniciativa. El diálogo convocado por el Papa será "una señal de pacificación" y de promoción de "la cultura del encuentro", agregaron las fuentes, en medio de la escalada inflacionaria, la devaluación y la inminente puja salarial en las paritarias.
 
(...) Fuentes eclesiásticas confiaron ayer a LA NACION que Francisco se preocupó por el discurso de Cristina Kirchner -lee los diarios argentinos por Internet- y le hizo llegar mensajes a la Presidenta para que se reuniera con Caló.
 
Algunos arriesgan que incluso hubo un contacto telefónico entre Bergoglio y Cristina, lo cual no pudo ser confirmado en fuentes de la Casa Rosada.
 
Sin embargo, la invitación de Francisco a Funes de Rioja, Martínez, Méndez y Tomada comenzó a gestarse hace algunas semanas.
 
Según pudo saber LA NACION, el padre Carlos Accaputo, presidente de Pastoral Social porteña y operador político histórico de Bergoglio, llamó a Funes de Rioja y le formuló la invitación del Papa a todos los sectores involucrados.
 
Funes de Rioja habló con Méndez, Tomada y Martínez. El encuentro tuvo la venia de Cristina. Tanto el Papa como la mandataria necesitan bajar las tensiones sociales, aunque la mandataria no acierta el camino.
 
Francisco optó por darle un marco global al diálogo y no tan local. Por eso eligió a los actores argentinos vinculados con la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
 
En tanto, se estima que la Presidenta, Caló y la CGT oficialista comenzarán a conversar este miércoles 12/02 sobre las próximas negociaciones paritarias salariales, los aumentos de sueldos y los precios.
 
La Presidenta convocó el martes último (04/02) a la CGT y a toda la militancia kirchnerista a defender el modelo y supervisar los precios y presionar a supermercados, al punto que la agrupación Unidos y Organizados difundió afiches descalificatorios contra estos empresarios.
 
En rigor, la política kirchnerista no contribuye a pacificar.
 
Según confiaron en la Uocra, interpretaron la invitación del Papa como un gesto "claramente político" vinculado a las paritarias , la inflación y a la creciente puja social. Esperan que Francisco pida "profundizar el diálogo" y "la búsqueda de la unidad" en sentido amplio. Sin embargo, el Santo Padre también deslizó a sus amigos argentinos que propueve la unidad de la CGT. Además, suele mencionar su preocupación por la crispación política, los discursos beligerantes de la Presidenta, la inflación, la devaluación y las próximas paritarias. Convoca así a evitar una eventual crisis social y a trabajar por la pacificación.
 
Es así como a sus interlocutores políticos y sociales de la Argentina, a los que llama por teléfono, les pide promover el "diálogo" y la "cultura del encuentro". La reunión del 19 de marzo podría ser el primer gesto concreto para ese diálogo social que promueve Francisco.
 
De hecho, Méndez pidió públicamente al Gobierno un diálogo con todos los sectores productivos.
 
El Santo Padre considera que la unificación de la CGT evitaría el desborde de la puja distributiva y procura favorecer un diálogo entre las distintas fuerzas políticas.
 
Pero la reunión del 19 en Roma tendrá el marco de la OIT como una manera de Bergoglio de darle un tinte global. Es por ello que irán Gerardo Martínez, representante sindical argentino ante ese organismo, y Funes de Rioja, que además de ser vicepresidente de la UIA y titular de Copal (cámara de alimentos) en junio próximo asumirá como presidente de la Organización Internacional de Empleadores (OIE), que es parte activa de esa organización. (...)".

jueves, 28 de marzo de 2013

LA MEJOR AMIGA DEL PAPA

Alicia Barrios, la periodista del diario Crónica que estuvo presente en la entronización de su "viejo conocido" Jorge Bergoglio, fue entrevistada por la revista Caras. Contó detalles de los momentos que vivió en el Vaticano y de esta amistad que ya lleva 14 años.



Devoción y amistad fueron los pilares de una relación que nació entre ellos hace 14 años y hoy se conserva, a pesar que los designios de Dios hacen que ahora tengan que vivir más distanciados y verse con menos frecuencia.
Alicia Barrios, nuestra periodista del diario Crónica, tuvo la oportunidad de conocer a Jorge Bergoglio, hoy el Papa Francisco, como muy poca gente lo ha hecho.
"Tomábamos mate, le encantaban mis brownies y los palitos de anís", contó en diálogo con la revista Caras. Alicia siempre estuvo al lado de Bergoglio, por lo que se convirtió en su mejor amiga.
"Gracias a él empecé a leer la biblia y aprendí el valor de la frase: 'Quien no vive para servir, no sirve para vivir'", dijo la periodista que tuvo la chance de estar en la entronización del Papa.
Cuando anunciaron que su amigo iba a ser el nuevo Papa, Alicia estaba en la sala de prensa del Vaticano. Desde allí llegó a escuchar que afuera algunos argentinos cantaban el himno. "Se me puso la piel de gallina", contó emocionada.
Alicia fue una de las periodistas elegidas por el Papa para saludarlo después del nombramiento. "Fue como todos sus besos, un beso de hermano, de padre, de amigo. Fueron dos minutos, eternos e inolvidables".
Para cerrar, y luego de contar muchas anécdotas, Barrios dijo: "Llevamos 14 años juntos y creop que es tiempo de soltarlo. El ahora es Papa, se que Dios tiene esa misión para Jorge".

domingo, 17 de marzo de 2013

Nuestro Papa, firme junto a "Crónica"

Francisco eligió a nuestra enviada especial entre más de cinco mil periodistas, y le bendijo una medalla de la Virgen Desatanudos que él mismo le había regalado. Pura emoción en un momento único e irrepetible. Este domingo, suplemento especial sobre "El Papa del pueblo".



Por Alicia Barrios
Enviada especial al Vaticano
Algo me hacía sospechar que iba a poder estar con el papa Francisco. El día anterior a la audiencia con los periodistas, una funcionaria de la Santa Sede me sugirió que era conveniente que fuera vestida respetando, a rajatabla, el protocolo para mujeres en el Vaticano, que es de negro, con un detalle, casi imperceptible, blanco. De inmediato hice una encuesta entre las colegas, que me contestaban que no tenían idea y que ellas no estaban enteradas de nada. A última hora de la noche, recibí una invitación formal para asistir al besamano. Me une al padre Jorge una amistad, lo acompaño, siempre desde “Crónica”, cuando peregrina por todos los lugares en los que ejerce su función de cura. Sé del afecto que me tiene, pero ahora es Papa. No podía creer que me tuviera tan presente.
Cuando llegué al Aula Paulo VI de la Santa Sede y vi que había tanta gente, pense para mí, deben haberse equivocado. De pronto, todo empezó a suceder con la velocidad de la luz, después de los controles de rutina, me presenté ante Vik van Branstegen, holandés, con estatura de vikingo, que es el responsable de seguridad de la Santa Sede. El era el encargado de entregarme en mano el pase para la primera fila del besamano. A esta altura, no sólo me temblaban las piernas, sino también el pelo. En ese espacio reverencial, estábamos todos esperando que Francisco apareciera para saludar.
Por primera vez, estuve cerca de él, vestido de Papa. Todo de blanco. Sonriente y saludando a miles de fieles, que gritaban ¡Viva el Papa! Me parecía que estaba soñando. Este es mi amigo “Carucha”, el profesor de la Inmaculada, que cuando los alumnos, que lo adoraban, no presentaban los prácticos, les hacía rendir el programa completo. Después les ponía 9, no 10, para que no se olvidaran que tenían que cumplir. El mismo, que también era titular de Física y Química, con un ayudante de un sentido del humor sin precedentes, les decía a los jóvenes: “Prepárese para el próximo examen y no se olvide, porque ahí usted va a estar más cagado que tero en una caja”.
“Carucha” está ahí, en la cima del mundo. Es Papa y no se olvidó de mí. El mismo que hace un año, en la víspera del Viernes Santo, le lavó los pies a los adictos en recuperación, en el Centro de la Villa, en Barracas. El mismo con quien vinimos juntos, después de que, en las peticiones, frente al Nuevo Gasómetro de Boedo, dijo: “Bueno, ya que estamos pidamos por San Lorenzo, que no la está pasando nada bien”. El santito lo oyó porque el equipo se salvo del descenso. Este fue, es, será y nunca va a dejar de ser Jorge Mario Bergoglio. Pienso en todos estos momentos, cuando me voy acercando a él. Me voy concentrando, algo a lo que siento cada vez que voy a comulgar. Subo las escaleras de mármol, él abre los brazos. Sonriendo me dice: “Eramos pocos y faltabas vos”.Después tiene conceptos muy elogiosos sobre mí como profesional, ante el vocero Lombardi y el arzobispo Cheli, que no repito por pudor. Le muestro la medalla de la Virgen que Desata los Nudos, que él me regaló y le digo: “Te quería venir a saludar”. Vuelve a bendecirla. Nos emocionamos apenas, me toma de las manos. Me pide que no deje el programa de tele que conduzco por Canal 21 y que le ponga siempre toda la fuerza a “Crónica”. No beso el anillo, tampoco me arrodillo, porque sé que no le gusta, pero permanecemos por unos segundos teniéndonos fuerte. Cuánta energía. Reza por mí, me llama como siempre y nos despedimos hasta pronto, muy pronto. Vuelvo a mi lugar, plena de recogimiento, en estado de gracia.

Ultimas Noticias

Especiales

.

.