Mostrando entradas con la etiqueta Adela Segarra. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Adela Segarra. Mostrar todas las entradas

jueves, 17 de diciembre de 2015

Fin del cepo al dólar - Se cierra la grieta: todos vamos a ser más pobres

Con la devaluación, los pesos valdrán un 40/50% menos y tu salario no subirá. Todos vamos a estar de acuerdo con esto y se cierra la grieta: con esta medida vas a ser más pobre.


Por Luciano Fryszberg

Periodista

El gobierno de Mauricio Macri anunció el fin del cepo al dólar. Con la "unificación" del tipo de cambio habrá una importante devaluación y los pesos valdrán un 40/50% menos. Lo más terrible para el trabajador es que su salario no subirá. Se cierra la grieta. Todos vamos a estar de acuerdo con esto. Con esta medida vas a ser más pobre.

Se terminó lo que para muchos fue una pesadilla para la economía argentina que comenzó hace cuatro años. Por ese entonces y a través de una cadena nacional, el ministro de Economía, Amado Boudou, anunció la implementación del cepo cambiario para libre compra y venta de divisas. Hacía solo un mes que Cristina Kirchner había sido reelecta con el 54% de los votos.  Aquella medida dejó al Banco Central sin reservas propias, ya que la mayoría son prestadas o de extraños, como bonistas o depositantes privados en las entidades financieras. Cuando se anunció el cepo, el dólar en el mercado único era de $ 4,40 mientras que en el mercado libre y el de las operaciones de contado con liquidación, en el mercado de capitales, era de $ 4,80, con una brecha menor al 10%. Pasados cuatro años, el dólar oficial cotizó a $ 9,60, en tanto el contado con liqui se ubicó en $ 13,61 y el libre cerró octubre al filo de los $16, marcando un brecha del 64%.

Con el levantamiento de las restricciones se conoce también el valor del dólar, que tras la devaluación se supone que rondará entre los 14 y los 15 pesos. En realidad se dejará libre y el mercado le pondrá un valor. El que quiera. Ante la desesperación de la gente para comprar la divisa norteamericana, el mercado jugará y el dólar podría estar más caro. Todas estas decisiones repercutirán en los precios.

El Estado dejará de percibir el 20% o 35% que venía percibiendo cada vez que alguien compraba dólares. Ese porcentaje quedará en el mercado financiero. Además, el Gobierno dejará de cobrar retenciones al trigo y al maíz entre otros y dentro de poco también a la soja. Ese margen quedará para los empresarios del campo. No para los laburantes del campo.

El Estado dejará de recibir impuestos por las exportaciones industriales, ese volumen de dinero quedará en empresas como Techint que invierten más afuera que acá. El Gobierno recuperará ese dinero reduciendo el Gasto Público, pidiendo deuda en el extranjero y quitando subsidios a los servicios. Siempre termina pagando el que menos tiene.

La sociedad eligió un cambio y no un retroceso. La Argentina ya vivió muchos años con estas políticas y se hundió. Con la liberación del cepo, todos nosotros dependeremos de la "buena" voluntad del mercado. Cuando vayas al supermercado todo te va a salir más caro. Todos sabemos que los empresarios en lo único que piensan en ganar más plata. 


"Habrá que declararse incompetente en todas las materias del mercado. Habrá que declararse un inocente o habrá que ser abyecto y desalmado"... Los mercados vuelven a ganar, los trabajadores a lucharla. La única diferencia es que hoy la sociedad está mejor preparada  y tiene más herramientas para pelear lo que le corresponde. Hay conquistas, poder ciudadano y lo más importante: MEMORIA.

viernes, 29 de mayo de 2015

El humor todo lo puede

En el año 1959, una comedia alocada y frenéticamente divertida sacudió la monotonía ramplona de un género que después de haber dado títulos magistrales mostraba signos de estancamiento rutinario, convirtiéndose en un clásico instantáneo. Su nombre es "Una Eva y dos Adanes" en su traducción para la Argentina ( en España se llamó "Con faldas y a lo loco", mientras que en su original inglés se conoció como "Some like it hot" aludiendo al hot jazz de moda en los años veinte y con el doble significado de "caliente" por hot, o sea, "a algunos les gusta caliente") estos guiños traviesos y picarescos debidos al gran especialista Billy Wilder, europeo de nacimiento y crianza y norteamericano por adopción por causa de su exilio debido al nazismo que lo obligó como a tantos a huir de su lugar natal, fueron las inteligentes vueltas de tuerca para burlar la rígida censura que desde 1933 se había instalado en la pujante industria cinematográfica norteamericana con el nefasto "código Hays", que prohibía, entre muchos otros ítems, mostrar la homosexualidad.


Por Enrique Pinti |  Para LA NACION

Algunos creadores habían logrado insinuar ciertos comportamientos "dudosos" disfrazándolos con caracteres grotescos y presuntamente cómicos en mayordomos, modistos y bailarines amanerados o en carceleras o presidiarias con características de "marimachos" borrosamente lesbianas en films de cárceles femeninas clase B. Estaba absolutamente prohibidas cualquier muestra explícita de relaciones homosexuales y solo en los finales de la década del sesenta algún policial como "El investigador" con Frank Sinatra se atrevió a mostrar un caso de asesinato de un rico homosexual cometido por un político con problemas de bisexualidad no asumida que en un rapto de emoción violenta luego del acto sexual masacraba al millonario.

Lo interesante del film es que las sospechas recaían sobre un taxi boy desequilibrado antiguo amante del occiso a quien por medio de acoso psicológico en interrogatorios brutales se lo forzaba a declararse culpable manipulando una confesión que lo lleva a la silla eléctrica. Cuando la verdad se revela el detective renuncia a su cargo considerándose responsable de haber forzado a un inocente a declararse culpable por prejuicios homofóbicos. Este film es de 1968, pero la comedia de Billy Wilder data de 1959 y en una clave totalmente distinta a "El investigador" narra el equívoco de dos músicos de jazz que, habiendo sido involuntarios testigos de un crimen de la mafia de los años veinte en plena ley seca, se ven obligados a vestirse de mujer e incorporarse a una orquesta de señoritas y hasta ahí nada es demasiado original y explota el viejo esquema del hombre heterosexual que por enredos de comedia debe aparentar lo que no es. Desde Shakespeare en "Noche de Reyes" (mujer vestida de hombre, a "La tía de Carlos" hombre vestido de mujer) el tema ha sido abordado desde los orígenes del teatro. Pero la audacia y genialidad de Wilder está en el antológico final del film. Un millonario se ha enamorado de la supuesta mujer y en una alocada fuga en lancha le ofrece matrimonio. El músico trata de zafar diciéndole que no es rubia natural, que no le va a poder dar hijos y ante la indiferencia del millonario que a desestima todas esas confesiones finalmente le grita "¡Soy un hombre!" y el viejito sin mover un músculo de su cara le contesta ¡nadie es perfecto! La explosión de carcajadas en el cine fue estruendosa y abrió una puerta en los prejuicios de toda una época, no es poco.

jueves, 3 de julio de 2014

El increíble papelón al aire de la diputada K, Adela Segarra

Fue en una entrevista radial este jueves (02/07) con el programa Cada Mañana, del periodista Marcelo Longobardi (Mitre). Adela Segarra es la titular de la Comisión de Juicio Político que esta tarde debe analizar los pedidos de la oposición para abrir una investigación al vicepresidente Amado Boudou. La diputada kichnerista explicó que el bloque K dará a conocer “el informe que hemos hecho” sobre los pedidos opositores pero cuando se le preguntó a quien le compró el Estado la empresa Ciccone cuando se estatizó, tras varios titubeos respondió “me están llamando para otra nota…”


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Reeditando el “me quiero ir” del ex ministro de Economía, Hernán Lorenzino, cuando una periodista griega le preguntó sobre la inflación, este jueves (02/07) la diputada nacional del Frente para la Victoria, Adela Segarra, eludió responder a quien le compró el Gobierno nacional la empresa Ciccone cuando se sancionó la estatización. Ante la pregunta del periodista Marcelo Longobardi sobre ese punto, titubeó y tras varios silencios se excusó diciendo “me están llamando para otra nota…”.
En entrevista con el programa Cada Mañana, de Radio Mitre, la legisladora comenzó explicando que ya hay un informe acerca de los pedidos de juicio político al vicepresidente: “soy respetuosa del informe que hemos hecho” pero aclaró que “prefiero no adelantar… (el contenido)
Sobre Boudou opinó: “La Justicia está interviniendo y debe definir” y agregó que “confío en que las instancia judiciales van a investigar y cumplir con su rol”.
Luego ocurrió la conversación sobre la propiedad de Ciccone donde la diputada no pudo responder. Este es un framento del audio que puede escucharse aquí:
Marcelo Longobardi - Ud votó la estatizcaión de Ciccone?
Adela Segarra - Si
- Y como votó?
- A favor
- Sabía a quien se estaba comprando la compañía?
- (…) si yo sabía?
- …a quien le estaba comprando la Nación la compañía Ciccone
- Nos parecía que estaba bien.
- Toda estatización supone una compra…
- Si, si …
- Como YPF a Repsol…
- Claro…
- Entonces, le pregunto si ud, sabía a quien le compraba la empresa al Estado agentino.
- Si, si por supuesto.
A quien?
- A Ciccone, estábamos estatizando Ciccone Calcográfica…
Pero Ciccone no era más el dueño.
Acompañé el proceso de estatización me parecía bien.
Pero viene a resultar el caso que el Congreso le compró la empresa al vicepresidente...
- No está comprobado que fuera de Boudou.
- Si no era de Boudou de quien era, de los Fondos Buitre?
Yo te estoy hablando con respecto…me parecía que estaba bien que hubiera una empresa del estado y no se monopolice en un solo sector. En virtud de eso apoyamos ese proceso de estatización. Pero no le compramos una empresa a Boudou ni mucho menos.
Entonces, ¿si no es a Boudou a quien se la compramos?
- A una empresa que estaba atravesando una situación crítica…
No, Ciccone había quebrado, estaba en manos de un juez.
- Bueno, pero la decisión política fue beneficiar a un sector y empresa que pudiera competir competitivamente y en muchos casos monopolizada por una sola empresa.
- Si se prueba la tesis del juez Ariel Lijo, de que Boudou era el dueño, la Cámara de Senadores y Diputados cometieron un acto incalificable de ocultamiento…
- No, todo lo contrario, estoy orgullosa de todas las cuestiones que hemos votado en el recinto.
Luego, la legisladora señaló a los medios por atentar contra la institucionalidad democrática. El periodista replicó:
ML - Quien atenta contra la institucionalidad democrática es Boudou, Sra. Diputada.
AS - Bueno, yo no estoy de acuerdo.
ML - …no la gente que discute el caso, sino la gente que ha sido cómplice del caso más escandaloso que yo recuerde en 25 años que veo casos escandalosos en la Argentina…
- Bueno, ehh, Marcelo…me están llamando para otra nota. Si querés después de las 15 podemos seguir conversando, o mañana podemos seguir conversando después del informe…

Ultimas Noticias

Especiales

.

.