Mostrando entradas con la etiqueta #24A. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta #24A. Mostrar todas las entradas

jueves, 25 de abril de 2013

A pocas horas de su sanción, la reforma puede ser declarada "inconstitucional"

Mientras la oposición todavía cuestiona las condiciones en que fueron aprobados los proyectos discutidos ayer y hoy en Diputados, abogados de todo el país pedirán ante la Justicia que la reforma promovida desde el Ejecutivo sea declarada “inconstitucional”.



De acuerdo con un comunicado difundido por la Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA), la entidad "exigirá la inconstitucionalidad en tanto considera que las leyes a sancionarse vulneran a la Constitución Nacional y a los principios republicanos que enuncia".
Para el organismo, la reforma tiende a "agudizar la injerencia del sector político sobre el Poder Judicial y sobre el resto de los estamentos que componen el Consejo de la Magistratura; y a obligar, además, a jueces, abogados y académicos a participar en listas de partidos políticos, contrariando así a la Carta Magna que sólo admite la elección popular para representantes de los órganos políticos".
El pedido de la FACA se suma a las advertencias de del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal (CPAFC) y a la Asociación de Magistrados (AMFJN), y algunos legisladores de la UCR, que habían adelantado días atrás que, de aprobarse los proyectos, recurrirían a la Justicia, una vez que se promulgaran.
Advertencia radical. "No tengan duda de que vamos a pedir la inconstitucionalidad si se aprueban los proyectos, había adelantado el titular de la UCR, Mario Barletta, durante su paso por la Carpa por una Justicia Independiente. Horas más tarde, todo el arco opositor acusó al Frente para la Victoria de haber cometido fraude durante la votación que aprobó el proyecto que atañe a la elección de jueces para el Consejo de la Magistratura y se retiró del recinto.
La ultrakirchnerista Diana Conti insistió en rechazar los cuestionamientos de sus adversarios políticos: "El fraude es de ellos en su mentira, en su hipocresía", retrucó, mientras duraba una sesión en la que no faltaron agresiones verbales, botellazos ni intentos de golpes de puño.
Ya sin la oposición, el Frente para la Victoria convirtió en ley, con el apoyo del oficialismo y algunos aliados, pero aún sin la presencia de la mayoría de la oposición, los proyectos para regular y limitar los recursos cautelares contra el Estado, y para crear tres nuevas cámaras federales de Casación propuesto por el Poder Ejecutivo en el marco de las medidas que impulsa para lo que denomina "democratización" del Poder Judicial. Lo hizo en una sola votación en general y en particular que resultó con 126 votos afirmativos contra 8 negativos.
A la Justicia. Una de las pocas que quedaron en sus bancas fue la legisladora de la Coalición Cívica, Elisa Carrió. La diputada dejó su lugar para presentar ante el juez federal Rodolfo Canicoba Corral el escrito que envió a la OEA en el que advirtió sobre una "grave alteración del orden constitucional" en Argentina a raíz de la reforma judicial, además de "las dos cartas que salieron del Poder Judicial con sus diferencias".
Luego de haber acusado al titular de la Corte, Ricardo Lorenzetti, de celebrar un "pacto espurio" con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, Carrió amplió su denuncia, involucrando a otros legisladores y magistrados.
"Acá hay un acuerdo. Pero hubo muchos acuerdos en el Consejo de la Magistratura y voy a decirlos todos", adelantó la diputada. "El concurso 140 por la que acceden jueces federales, fue votado por (integrante del Consejo de la Magistratura, Alejandro) Fargosi en un acuerdo de Mauricio Macri con el Gobierno", acusó. "Y no digan que es mentira, porque lo denunciaron el diputado (Oscar) Aguad y el diputado (Andrés) Gil Lavedra", prosiguió Carrió.
"Este acuerdo corporativo sigue, cuando votaron a Gils Carbó", remarcó. "¿Ustedes creen que el ataque formidable de toda la oposición del primer candidato fue para decir que Gils Carbó era candidata?", se preguntó.
La denuncia de Carrió también incluyó a legisladores de su propio bloque. "Allí (en ese acuerdo) está incluida hasta la senadora María Eugenia Estenssoro, de la propia Coalición Cívica", exclamó.
De las duras acusaciones de Carrió sólo se salvaron tres legisladores radicales: "Jorge Cimadevilla, Laura Montero y Arturo Vera".

Tras el papelón, Rossi pidió disculpas por su reacción

"Pido disculpas a los compañeros por momentos que no son propios de un compañero", expresó hoy el jefe del bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, al término de una jornada de casi 21 horas de acalorada discusión de tres de los proyectos de reforma judicial.


Al término del debate de la reforma del Consejo de la Magistratura, visiblemente exaltado especialmente con el bloque radical, Rossi le exigió a los gritos a su par Miguel Bazzeque lo increpaba: "Callate, callate, callate, dale, callate la boca".
Otro momento que el mismo jefe del bloque kirchnerista consideró "impropio" fue cuando, ya casi fuera de sí, tomó la copa que tenía en su banca con supuesta intención de arrojarla y fue detenido por la vicepresidenta del bloque, Juliana Di Tullio.

Después, cuando la oposición cuestionó la votación en particular del artículo segundo del proyecto, cuyo primer resultado dio negativo para el oficialismo, Rossi amagó con ir a pelear al bloque de la UCR y fue contenido, esta vez, por Edgardo Depetri.

Los K consiguieron los 130 diputados pero ya es inconstitucional

Con 130 votos a favor y 123 en contra, la polémica reforma del Consejo de la Magistratura deberá retornar para su revisión a la cámara de origen, el Senado; y recién sería convertida en ley en la sesión del 08/05. Otras 2 iniciativas del paquete enviado por el Gobierno al Congreso -la que restringe la presentación de medidas cautelares contra el Estado y la que propone crear 3 nuevas cámaras de casación- se convertirían hoy en ley, y luego de su publicación en el Boletín Oficial podrá reclamarse su inconstitucionalidad. La votación fue poco después de las 5:30. Antes, el diputado nacional Agustín Rossi corroboró que es un matón de baja monta.



CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La instrucción recibida desde la Casa Rosada fue que el paquete de las leyes se tratara de corrido, en una sola sesión, por lo que no se descartaba que pudiera extenderse por más de 24 horas seguidas. 
 
Precisamente, a la hora de la votación el kirchnerismo pidió no votar artículo por artículo y el 2do. artículo, que lleva de 13 a 19 los miembros del Consejo de la Magistratura, tuvo 128 votos en la pantalla, o sea, 1 menos que lo necesario.
 
El presidente de la Cámara baja, Julián Domínguez, aclaró que había 2 diputados que no se habían identificado. La neuquina Alicia Comelli confirmó que no había sido identificada y por lo tanto era el voto que faltaba. La oposición sostenía que ella se había abstenido. 
 
De pronto, el presidente del bloque oficialista, Agustín Rossi, se exaltó y amenazó con cruzar al sector de la UCR e intentar cruzar golpes con algunos de sus colegas opositores. Fue detenido por Edgardo Depetri. 
 
Rossi propuso repetir la votación pero la oposición no aceptó excusas y se marchó del recinto.
 
Antes, Rossi había intentado impedir la votación en particular pero la oposición protestó y Carrió anunció que a las 8:00 denunciaría penalmente a Domínguez. 
 
Los diputados de extracción gremial Omar Plaini y Facundo Moyano, y el oficialista díscolo Jorge Yoma y la esposa del gobernador santacruceño, Blanca de Peralta, no contribuyeron al quórum. 
 
Pero el oficialismo contó con el apoyo de los diputados del Frente Cívico de Santiago del Estero; la salteña renovadora Cristina Fiori, Alfredo Olmedo (Salta somos Todos) y Mariana Veaute, del Frente Cívico de Catamarca. 
 
También los del Movimiento Popular Neuquino.
 
La sesión comenzó a las 12:07, con un quórum de 132 legisladores. No hubo que recurrir al jefe del Afsca (con licencia en su banca), Martín Sabbatella. 
 
La kirchnerista Diana Conti defendió la reforma y dijo que con los cambios a la media sanción del Senado "ponen un límite claro" a lo que "siempre fue un problema: la administración de la Corte y la del Consejo de la Magistratura". 
 
En el caso de las modificaciones al Consejo de la Magistratura es necesario una mayoría especial: la mitad más uno del total de la Cámara Baja (129). Para las otras leyes, basta con simple mayoría: mitad más uno de los presentes. El oficialismo confía en que tiene los números necesarios para aprobar todos los proyectos. 
 
Las denuncias de Elisa Carrió dominaron la escena. También se destacó el contrapunto entre el cordobés Oscar Aguad (UCR) y la tucumana Stella Maris Córdoba. "Ustedes no son peronistas. Al único pueblo que no le temen es al que movilizan con choripanes", dijo él. "Prefiero comer choripanes con los compañeros que tomarme fotos con Menéndez", le retrucó ella, en relación a Luciano Benjamín Menéndez, ex jefe militar condenado por represor.
 
Durante la jornada, miles de ciudadanos se acercaron a la "Carpa por una justicia independiente", montada frente al Congreso, recolectaban firmas en rechazo a la reforma judicial del kirchnerismo. "Adhiero a la declaración de rechazo al intento del control de la Justicia por parte del Gobierno nacional", explicaba la planilla. 
 
No es cierto que hubiese menos público que en otras ocasiones. El cronista Martín Torino, del diario El Cronista Comercial, o el subdirector de Clarín, Ricardo Roa (no estuvo en el lugar, solo lo siguió por TV), quienes comentaron eso, erraron feo: la misma cantidad de gente había a las 14:00 que a las 23:00: la rotación del público en la Plaza de los 2 Congresos fue enorme. La gente pasaba, hacía su acto de presencia y se marchaba. Fueron cientos de miles de personas que pasaron por el lugar durante la jornada, tal como constató la Policía Federal Argentina.
 
Durante la sesión, los opositores expresaron fuertes cuestionamientos. “El Gobierno ha buscado justificar lo injustificable, el proyecto es inconstitucional a todas luces ”, expresó el radical Mario Negri. 
 
“Buscan un pacto de impunidad para el robo de los dineros públicos. Lo que acá está en disputa es la suma del poder público y el manejo discrecional de los tres poderes de la República”, dijo Fernando Solanas. 
 
“Con esta sanción vamos a tener un Poder Judicial dependiente del Ejecutivo por los próximos dos años”, auguró el peronista disidente Gustavo Ferrari.
 
“Con las cámaras de Casación y las cautelares están dilatando justicia para los jubilados que van a cobrar muertos”, planteó Claudio Lozano, del FAP.
 
Ulises Forte (UCR) comparó el paquete con “las leyes de autoamnistía”. 
 
Y la macrista Laura Alonso remató su discurso: “El que vote este proyecto merece ser llamado traidor a la patria. ¡Traidores! ¡Traidores!”.
 
Acerca de lo que ocurrió en la Cámara baja, buena columna de Hernán Haines:
 
Ayer, al inicio de la sesión en la cámara baja, la legisladora Diana Conti injurió a la diputada Elisa Carrió. Ninguno de los presentes abrió la boca. Una verdadera vergüenza.
 
Recuerdo cuando en agosto de 2009, el desaparecido el diario Crítica de la Argentina publicó una extensa nota sobre la despreciable conducta de la ex senadora y actual diputada nacional Diana Conti.
 
Según aquella crónica periodística, mientras era senadora –banca a la que accedió tras la renuncia de Raúl Alfonsín- contó con la asistencia de, al menos, un empleado en negro al que le pagaba 700 pesos por mes.
 
Cuando finalmente decidió blanquearlo, lo hizo a partir del 1° de septiembre de 2004, en la categoría A3, con una remuneración mensual de 1810 pesos.
 
Días más tarde, en diciembre de aquel año, el asistente de la senadora cobró el equivalente a los sueldos de septiembre, octubre y noviembre, es decir, casi 5430 pesos. Inmediatamente, la propia legisladora le hizo saber que de esa suma debía retirar 1000 pesos y entregarle el resto. La bondadosa parlamentaria había decidido aumentarle el salario.
 
Si la historia realmente ocurrió, Diana Conti debió haber sido sometida a un juicio político.
 
La nota también señalaba que, como otros senadores, la señora Conti contaba con una larga lista de asesores que jamás pisaron el Congreso, hasta un hijo suyo.

Reforma Judicial: mientras se debate en el recinto, la protesta se hace sentir afuera

Convocados por la oposición, que regresó a su carpa "por la Justicia independiente",cientos de personas protestaron hoy frente al Congreso Nacional en contra de la reforma judicial impulsada por el Gobierno.



Con pancartas en las que se leía "Justicia independiente" y "basta de impunidad", los manifestantes se reunieron en torno de la carpa en la Plaza del Congreso, cuyos accesos permanecieron cerrados al tránsito vehicular durante toda la jornada, y tenían previsto permanecer allí hasta la votación final, entrada la madrugada de este jueves.
  
A través de una pantalla gigante, el debate de la Cámara de Diputados fue transmitido en directo en las puertas del Parlamento, donde llovieron los abucheos hacia los diputados oficialistas, así como los aplausos a quienes anticipaban su voto en contra.
  
Inicialmente, la oposición había convocado a un acto, pero finalmente dirigentes de distintos sectores del arco antikirchnerista pasaron por allí durante la tarde y expresaron su rechazo a las seis iniciativas giradas al Congreso.

Las protestas contra la "colonización de la Justicia" en el Congreso

Durante la jornada en la que la cámara baja trataba los tres proyectos más polémicos sobre la reforma judicial, las puertas del Congreso estuvieron copadas por manifestantes contra “la colonización de la Justicia". Algunos de ellos le dijeron a Perfil.com que se quedarán en vigilia durante toda la noche.



Empezaron a llegar al mediodía, cuando la "Carpa para la Justicia Independiente", que la oposición colocó el martes, comenzó a quedar chica. Desde agrupaciones de izquierda, pasando por militantes opositores, sindicalistas y hasta una gran cantidad de "autoconvocados" que asistieron "por obligación moral", siguieron los discursos por la pantalla colocada en la calle Rivadavia.
"¿Por qué quieren impulsar una reforma tan mala como esta sin el más mínimo debate?", se preguntó el diputado Fernando Pino Solanas durante su discurso. "Para no ir en cana", gritaron en coro desde las puertas del parlamento donde por momentos se revivió el clima del #8N y #18A.
“Vine a hacer mi uso de derecho de protesta”, le dijo Francisco, uno de los convocados que llegó al Congreso con una bandera Argentina en sus espaldas, a Perfil.com. “Los kirchneristas dicen que roban pero hacen. Yo digo que si roban, se acabó el debate”, explicó.

Otro de los presentes, cacerola en mano, contó que "vine por una simple obligación moral. Y hay muy poca gente en relación con la que debería haber. No coincido prácticamente con nada de lo que hace este gobierno. Mienten, esta mujer usa la imagen de su marido para hacer política, eso es muy triste pero desde lo humano", sentenció.
La Plaza de los dos Congresos se envolvía en silbidos cada vez que un diputado del Frente para la Victoria agarraba el micrófono. Eso fue lo que pasó cuando el diputado Carlos Hellermanifestó su acuerdo con la reforma. "Chorros, ladrones, hijos de puta", comenzaron a llover insultos de los convocados.
Mientras expuso el legislador oficialista Ricardo Mongelo, un grupo de personas intentó tirar las vallas de seguridad que se colocaron alrededor del Congreso de la Nación para evitar desmanes, según consignó la agencia DyN
El clima era otro cuando hablaban los opositores. Al momento que Felipe Solá agarró el micrófono, sin regalar aplausos, los silbidos cesaron y celebraron algunas de las consignas del diputado. Cada vez que un diputado hablaba de impunidad, los aplausos aparecían y el clima de fiesta crecía. "Olele / Olala / Si aprueban la reforma, los vamos a buscar", cantaban.
"Justicia Colonizada = Re, re garantizada", decía un cartel de Será Justicia, una de las agrupaciones que llegó en cantidad para las 19.30 horas, cuando la convocatoria comenzó a hacerse masiva.
Distintos manifestantes le dijeron a Perfil.com que se quedarían frente al Congreso hasta que se conozca el resultado de la votación que, se estima, recién se conocerá después de las 5 de la madrugada.

UCR pedirá la “inconstitucionalidad” de la reforma judicial

El titular de la UCR, Mario Barletta, afirmó esta noche que, si se aprueban en el Congreso, su partido pedirá la "inconstitucionalidad" de las leyes sobre la reforma judicial, proyecto que definió como "un paso en contra de la democracia".



"No tengan duda de que vamos a pedir la inconstitucionalidad si se aprueban los proyectos", adelantó Barletta a la agencia DyN, durante su paso por la Carpa por una Justicia Independiente.
Acompañado por Ricardo Gil Lavedra, los dirigentes del FAP Victoria Donda y Gerardo Milman, y el diputado de la Coalición Alfonso Prat Gay, Barletta celebró también que "la ciudadanía se movilice para defender las instituciones y la República".
Freno ciudadano. Asimismo, el diputado Ricardo Alfonsín advirtió que la reforma K -que, según su apreciación, "lamentablemente" se convertirá en ley- al kirchnerismo "le van a poner un freno" en las próximas elecciones legislativas.
"Les van a poner un freno. Si le pusimos un freno y le dijimos 'nunca más' a los abusos de las dictaduras militares, también le vamos a decir 'nunca más' a los abusos de un gobierno con legitimidad democrática", afirmó.
"Estas iniciativas pueden ser aprobadas hoy en el Parlamento, lamentablemente lo digo”, reconoció el radical. “Lamentablemente van a ser aprobadas, pero seguramente (los dirigentes del kirchnerismo) no aprobarán el examen del 2013, van a tener que someterse a unaciudadanía que no está dispuesta a que le saquen las instituciones de la República", indicó.

Toda la Corte Suprema respaldó las cartas de Lorenzetti a CFK

La Corte Suprema de Justicia de la Nación respaldó hoy a su presidente,Ricardo Lorenzetti, luego de las denuncias de la diputada de la Coalición Cívica-ARI Elisa Carrió, quien se refirió a un presunto "pacto espurio" entre el titular del máximo tribunal y la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.



La Corte señaló que "fue una decisión unánime de este cuerpo colegiado" la carta enviada a la Presidenta y al titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, en la que advertían sobre la quita de facultades de administración del máximo tribunal que proponía la reforma judicial.
Los siete jueces de la Corte firmaron la nota, tras las críticas surgidas desde distintos sectores hacia Lorenzetti por un presunto "pacto" con el Gobierno nacional en el marco de la discusión por la reforma judicial que se está llevando en el Congreso.
La carta de los camaristas llegó a manos del presidente de la Corte el jueves 18. El mismo día, Ricardo Lorenzetti se la reenvió, con aclaraciones, al presidente de la Cámara de Diputados, Julián Dominguez. El duro documento, que alarmó sobre una "paralización de la Justicia", también llegó a manos de Cristina, quien habilitó que se le efectuaran algunas modificaciones al proyecto.
A continuación, el comunicado completo de la Corte Suprema:
La Corte Suprema de Justicia de La Nación informa que fue decisión unánime de este cuerpo colegiado que su presidente y Vicepresidenta remitieran a la Cámara de Diputados de la Nación la nota firmada por el presidente de la Junta de Cámaras Nacionales y Federales en la que se nos hacía saber que, de sancionarse algunas de las normas de los proyectos de Reforma Judicial, puede producirse una verdadera paralización del Poder Judicial.
También fue decisión unánime de esta Corte que en la comunicación enviada a la Cámara baja se manifestara que "esta Corte tiene la obligación constitucional de abstenerse de opinar en temas que están en tratamiento en el Congreso de la Nación o que puedan ser materia justificable".

Quiénes son los legisladores y camaristas a los que acusó Carrió

La diputada de la Coalición Cívica Elisa Carrió amplió hoy su denuncia sobre un "pacto espurio"entre el titular de la Corte Suprema,Ricardo Lorenzetti, y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, al señalar a distintos legisladores como partícipes de un "acuerdo coorporativo que se inició cuando votaron a Gils Carbó".




Ayer, la legisladora había denunciado que entre Lorenzetti y Fernández de Kirchner había un "pacto espurio" en un acuerdo de "caja". Carrió explicó que en la carta que los camaristas le enviaron al presidente de la Corte y éste lo reenvió a Diputados, pero "hubo un párrafo que faltaba".
"Yo sospechaba algo. Algo raro se estaba gestando porque los diputados oficialistas y opositores no podíamos tener un papel. Lo que se estaba escondiendo era el pacto de la Presidenta con la Corte", lanzó hoy en el recinto.
"Esto es un acuerdo de caja. El Presidente de la Corte vive, igual que el vicepresidente de la República (Amado Boudou), en Puerto Madero. Y se reúne para muchas negociaciones en el restaurante Y", continuó Carrió.
"Acá hay un acuerdo. Pero hubo muchos acuerdos en el Consejo de la Magistratura y voy a decirlos todos", adelantó la diputada. "El concurso 140 por la que acceden jueces federales, fue votado por (integrante del Consejo de la Magistratura, Alejandro) Fargosi en un acuerdo deMauricio Macri con el Gobierno", acusó. "Y no digan que es mentira, porque lo denunciaron el diputado (Oscar) Aguad y el diputado (Andrés) Gil Lavedra", prosiguió Carrió.
"Este acuerdo corporativo sigue, cuando votaron a Gils Carbó", remarcó. "¿Ustedes creen que el ataque formidable de toda la oposición del primer candidato fue para decir que Gils Carbó era candidata?", se preguntó.
La denuncia de Carrió también incluyó a legisladores de su propio bloque. "Allí (en ese acuerdo) está incluida hasta la senadora María Eugenia Estenssoro, de la propia Coalición Cívica", exclamó.
De las duras acusaciones de Carrió sólo se salvaron tres legisladores radicales: "Jorge Cimadevilla, Laura Montero y Arturo Vera".
En su denuncia de ayer, Carrió había sostendio que "cuando uno lee el texto final (de la carta que le reenvió Lorenzettí a Domiguez) curiosamente sólo se habla de la caja", dijo en referencia a la modificación que aceptó ayer el kirchnerismo y que le permite a la Corte mantener la administración del presupuesto. "¿Cuál es el párrafo que le falta?", se preguntó Carrió en medio del recinto.
"El párrafo que le falta decía que la modificación de la mayoría calificada de tres cuartas partes de la Magistratura (para elegir jueces) se aleja de la Constitución", continuó. "Acá alguien se olvidó de un párrafo de los jueces de las cámaras federales. Justamente, el párrafo donde se referían a la mayoría agravada que se necesita para nombrar jueces", insistió.

Moyano calificó de "mentira" la democratización de la justicia

Hugo Moyano encabezó el reclamo de los sindicatos contra la Reforma Judicial en la jornada de protestasfrente al Congreso de la Nación, mientras la Cámara de Diputados debate los proyectos.



El líder de la CGT opositora calificó de "mentira" la democratización de la justicia y la comparó con la llamada "ley Banelco".
"Quieren democratizar, entre comillas, la justicia. Esta es una mentira más de las que ya estamos acostumbrados, pero que no soportamos más, los argentinos", proclamó desde un camión del sindicato de Judiciales estacionado frente al congreso, acompañado del titular del gremio,Julio Piumato.
Moyano sostuvo que "seguramente van a votar la ley, porque el coro de alcahuetes y chupamedias seguramente van a votar. Esto me hace acordar lo que pasó con la Banelco. Los senadores votaron la Banelco pero ninguno fue reelecto, fueron castigados por la sociedad".
"Cuando tengamos que definir en octubre no nos olvidemos de estos señores que han actuado en contra de la mayoría de nuestro pueblo", reclamó el camionero, y aventuró que el sindicalismo va a tener "mayoría en la Cámara de Diputados y vamos a tener senadores y vamos a diseñar cómo se conducen los destinos de un país".
Luego apuntó contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su esposo, al recordar: "Cuando se privatizó YPF, hacíamos movilizaciones y muchos instruían a sus diputados desde el sur de nuestro país para que voten a favor de la privatización. No solamente alentaban la privatización, también festejaron la privatización".
"Se rasgaban las vestiduras, entre ellos la señora presidenta, porque habían logrado recuperar YPF para los argentinos. Y en el momento de hacer las privatizaciones fueron un negocio, y las reestatizaciones también fueron un negocio que lo paga el Estado", criticó Moyano.
El secretario general de la CGT opositora argumentó que "la presencia de los trabajadores en un día laboral demuestra que estamos junto al conjunto de la sociedad" y reiteró los reclamos de la central obrera: "No es posible que se siga discriminando a los hijos de los trabajadores".
"No vamos a abandonar la lucha en defensa de los trabajadores. Somos los que siempre estuvimos al lado del pueblo trabajador y lo vamos a seguir estando", concluyó.

miércoles, 24 de abril de 2013

Primero perdieron Plaza de Mayo, ahora la del Congreso, luego las urnas

Fin de época a paso acelerado: el Frente para la Victoria no controla la calle. Si no le paga a algunos estrellas del rock nacional, no puede reunir gente (ahí acaba su apuesta a la juventud). No asume que ganó los comicios 2011 por la lástima popular que inspiraba una viuda que se decía acongojada por al muerte imprevista de su marido, pero ella no hizo lo que prometía y desde que asumió su 2do. mandato consecutivo, pierde apoyo popular. Lo más grave: no sabe cómo recuperar el favor de los ciudadanos y la economía va para abajo. Los K se van en retirada.



24/04/2013: Un integrante de la columna de la Union Empleados Judiciales de la Nacion protestan frente al Congreso durante la Sesion de la Camara de Diputados que trata la reforma Judicial. Foto NA: H.Villalobos
por EDGAR MAINHARD
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Cuando los de Gente de Derecho, la agrupación de Jorge Rizzo en el Colegio de Abogados de Ciudad de Buenos Aires, ingresó a la Plaza de los 2 Congresos, en traje y corbata, inicialmente se ubicó junto a una columna de laCentral de Trabajadores Argentinos/Corriente Clasista y Combativa, donde abundaba el olor a hamburguesas y a empanadas (era hora de almuerzo). Al lado, frente a la enorme puerta de hierro del Palacio, sobre la avenida Entre Ríos, se ubicaba la columan delMovimiento de Trabajadores Socialistas, y más allá estaban juntos los del Sindicato de Choferes de Camiones y la Unión de Empleados Judiciales. En la carpa blanca, en la vereda de la Plaza, estaban los de La Solano Lima, de Propuesta Peronista. Todavía no había llegado la gente suelta, convocada para las 17:30 cuando apenas eran las 14:30.
 
¿Qué demuestra el relato periodístico? La heterogénea convocatoria del anti cristinismo.  Es la consolidación de un cambio progresivo pero fundamental: el Frente para la Victoria, nacido de acuerdos plurisectoriales y multipartidarios realizados por Néstor Kirchner hasta alcanzar el control de la calle, las movilizaciones multitudinarias, aún cuando fueran clientelares, ha devenido en una minoría sin presencia popular, a menos que se contrate una docena de grupos de rock nacional, quienes asisten a cambio de un millonario presupuesto.
 
El problema del Frente para la Victoria ha sido creer su propia mentira: asumir como propio el 54,11% ocasional conseguido en las urnas de octubre de 2011, decidiendo ignorar que más de la mitad de ese caudal era, apenas, una concesión a una viuda llorosa, dándole una oportunidad para construir -tal como ella lo prometía- algo diferente a lo que había intentado su arrogante, violento y corrupto (según parece) marido, Néstor Kirchner, quien había perdido en 2009 e iba hacia un descalabro y por eso le estalló el corazón.
 
Por incumplir con su promesa, y así agotarse la confianza expresada en las urnas (a partir delcepo cambiario que se había jurado no profundizar), desde diciembre de 2011, Cristina Fernández de Kirchner no puede detener su caída en la consideración popular. Ni tiene la menor idea acerca de cómo conseguirlo, en especial porque la economía va para abajo con tanta fuerza como la paridad del dólar libre empuja hacia arribaSin crecimiento e inflación del 30% anual, la calamidad golpea a las puertas del Frente para la Victoria, y entonces apelan a reformas institucionales para intentar conseguir, con triquiñuelas, lo que ya no podrán en las calles. Y eso fue evidente en la Plaza de los 2 Congresos.
 
Derrota
 
Cristina Fernández de Kirchner perdió Plaza de Mayo, definitivamente, el 13S, que fue la conclusión de varios cacerolazos durante las semanas precedentes, y amenazas de avanzar sobre esa Plaza.
 
Luego, el 8N Cristina perdió la Plaza de la República, que cobija al Obelisco porteño, y esa noche volvió a perder Plaza de Mayo porque había tanta gente movilizada que excedió la capacidad del lugar de la convocatoria y utilizó como espacio secundario Plaza de Mayo.
 
El 18A Cristina perdió la Plaza de la República y la Plaza de Mayo, pero también la Plaza de los 2 Congresos, donde concluyó la movilización de esa noche, con la firme promesa de regresar el24A, para consolidar la demostración de que el Frente para la Victoria carece de capacidad de convocar aunque prometa el estipendio tradicional: dinero + vianda.
 
El Frente para la Victoria se recluye resignándose, igual que todos los gobiernos en retirada, en que goza del apoyo de la "mayoría silenciosa", que se expresarán cuando lleguen las urnas, intentando desconocer la importancia de lo que sería, según su punto de vista, la "minoría vocinglera", en la formación de opinión de toda la sociedad, en especial de los dubitativos o inseguros.
 
Néstor y la Plaza
 
La última vez que el Frente para la Victoria colmó la Plaza de los 2 Congresos fue consecuencia deuna convocatoria de Néstor Kirchner a Hugo Moyano y a los alcaldes llamados 'Barones del Conurbano' para contrarrestar la convocatoria que la Mesa de Enlace y los productores autoconvocados realizaban en contra de la Resolución 125, que superó a la de Kirchner en términos cuantitativos y cualitativos con su concentración cerca del Monumento a los Españoles.
 
La frustración de todo el episodio fue de tal magnitud que Kirchner renunció a la disputa de la calle y comenzó a esbozar su nueva teoría de que lo importante era el control de los medios de comunicación y por eso comenzó a prestarle atención al proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que hasta entonces no era una prioridad.
 
Desde entonces es patética la impotencia de cada movilización del Frente para la Victoria. La pérdida de Hugo Moyano agravó esa situación. Precisamente Moyano fue quien consiguió las últimas movilizaciones oficialistas, que no fueron del Frente para la Victoria sino de la Confederación General del Trabajo, que todavía estaba unificada, para intentar ganar espacio en el kirchnerismo. Fueron convocatoria inútiles porque resultaron tan clientelares que los Kirchner no les prestaron atención, y Moyano inició su derrumbe en el Frente para la Victoria.
 
En abril de 2013, ese movimiento al que sólo aglutina el enojo con Cristina Fernández de Kirchner ha colmado la calle. El Frente para la Victoria corre un grave peligro al desafiar a esa gente dispuesta a movilizarse por las consecuencias futuras en términos de resistencia pacífica, y otras formas de demostración del malestar. El Frente para la Victoria no está considerando que la gente que se moviliza cree que es un gobierno corrupto y autoritario, más allá de lo que se difunda en la TV. Y el desafío puede costarle muy caro. La gente cree que son ladrones que hacen una reforma judicial para no ir presos, y Cristina ha decidido confrontar con la gente, confirmando así todas las sospechas.
 
¿Cómo golpea hacia adentro del Frente para la Victoria el descubrirse ya casi impopulares? Hay confusión y también preocupación. Abundan las consultas de las encuestas de opinión pública y el debate interno. Cada día que pasa, crecen los interrogantes porque ya es evidente que Cristina Fernández de Kirchner puede no conseguir la reforma constitucional y que el llamado'modelo' no goza de buena salud.
 
Y recién pasaron 114 días del ajetreado 2013... Todo conduce a 2009, famosa derrota que comenzó a llevarse a Néstor. Lo apasionante será saber cuáles serán las consecuencias ahora.

Contraataque de Carrió a un Lorenzetti desdibujado

La polémica se inició ayer, martes 24/04 en el plenario de comisiones de la Cámara de Diputados de la Nación, donde Elisa Carrió denunció un pacto entre el titular de la Corte de Justicia, Ricardo Lorenzetti y la Presidenta Cristina Fernández. Tras la repercusión que tuvo la denuncia, los siete miembros de la Corte salieron a respaldar a su titular. A pesar de esta actitud, Carrió no dio marcha atrás con sus dichos y redobló la apuesta diciendo “La Corte Suprema de Justicia ratificó a Lorenzetti pero no ha negado que hay un párrafo de la carta original que no está, implícitamente lo reconoció cuando dijo que había temas que no querían incluir”. Carrió se diferenció de los jueces y dijo que su compromiso es con la gente.



CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).-La polémica se inició el martes 23/04 en el marco de la discusión por las reformas al sistema judicial, iniciativa del oficialismo que este miércoles se trata en ambas Cámaras del Congreso de la Nación.
 Una de las protagonistas de la jornada fue la diputada nacional de la Coalición CívicaElisa Carrió.
Durante su alocución la diputada nacional no solamente llevó adelante una dura crítica hacia las reformas de la Justicia, sino que también denunció que las modificaciones que se introdujeron eran el resultado de un pacto que realizó el titular de la Corte de Justicia, Ricardo Lorenzetti y la Presidenta Cristina Fernández.
“Acá hay un pacto entre el Presidente de la Corte y la Presidenta de la República Argentina” expresó efusivamente.
Además dijo “siempre desconfié de este Presidente (Lorenzetti) pero hay un pacto”.
Además cuestionó  “¿Que le da el Gobierno al Presidente de la Corte?, le da el manejo del dinero, el manejo del presupuesto y del personal más allá de lo que le dice la Constitución”.
Carrió describió “Es un acuerdo espurio de punta a punta. Entre la corporación política y la corporación judicial”, dijo en el plenario de comisiones de la Cámara baja y agregó “Acuerdos corporativos como este, sólo recuerdo el Pacto de Olivos”.
“¿Qué le va a dar (Ricardo) Lorenzetti a Cristina (Kirchner)?, porque es Pj. ¿Le dará un fallo favorable por la Ley de Medios o por el cepo al dólar?”, se preguntó Carrió.
En respuesta a los dichos de la legisladora, que alcanzaron gran repercusión, La Corte Suprema de Justicia respaldó hoy miércoles 24/04 a su presidente, Ricardo Lorenzetti, al señalar que "fue una decisión unánime del cuerpo colegiado" la carta enviada a la presidenta Cristina Fernández, en la que se remitía una misiva de los magistrados que pedía que el Máximo Tribunal conservara la administración del presupuesto de la Justicia.
Tras la denuncia de Carrió, los siete jueces integrantes de la Corte firmaron una nota respaldando a su titular y desmintiendo las versiones de un supuesto “pacto” entre Lorenzetti y Cristina Fernández en el marco del debate por la reforma judicial que se está llevando en el Congreso.
 Tras el comunicado emitido hoy por la Suprema Corte de Justicia, la diputada Nacional de la Coalición Cívica ARI, Elisa Carrió les respondió que “La Corte Suprema de Justicia ratificó a Lorenzetti pero no ha negado que hay un párrafo de la carta original que no está, implícitamente lo reconoció cuando dijo que había temas que no querían incluir”. Carrió además declaró  “Me debo al pueblo de la Nación, ni a la Corte, ni al Poder Ejecutivo, ni a los partidos políticos. Y no hay nada escondido que no deba salir a la luz”.

Lorenzetti se cubre: "Fue decisión unánime de la Corte"

Tras las acusaciones de Elisa Carrió sobre un "pacto espurio", el Máximo Tribunal emitió un breve comunicado con la firma de todos sus ministros en el que aclara que la carta enviada a Diputados fue avalada por todos los ministros.



CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La Corte Suprema de Justicia, con la firma de todos sus ministros, emitió este miércoles (24/4) un comunicado en el que aclara que el envío a la presidencia de la Cámara de Diputados de la carta que acompañó otra con objeciones de la Junta de Cámaras Nacional y Federales sobre el proyecto de Reforma Judicial, fue "una decisión unánime"de los miembros del Máximo Tribunal. 
El breve comunicado parece ser una respuesta a las acusación de la diputada Elisa Carrió, quien denunció un "pacto espurio" entre el presidente de la Corte,Ricardo Lorenzetti, y el gobierno de Cristina Fernández para aprobar el cuestionado proyecto de "democratización" del Poder Judicial. 
 
"A mí me dijeron muchos jueces de Cámaras Federales que la carta que se mostró ayer no es lo que ellos escribieron, que acá falta un párrafo", acusó Carrió este miércoles en Diputados y lanzó:"Hornos negoció un texto por orden de Lorenzetti" (ver nota relacionada). 
 
La Corte también transmitió que "fue decisión unánime" que en la nota se incluyera la aclaración de que el Máximo Tribunal "tiene la obligación constitucional de abtenerse de opinar en temas que están entratamienro en el Congreso de la Nación o que puedan ser materia justiciable".
 
De esa forma, la responsabilidad quedó repartida entre todos los miembros de la Corte, mientras por estas horas todas las miradas apuntaban a su presidente. 

Al "pacto espurio" de Lorenzetti con Cristina, Carrió sumó a la oposición

La diputada Elisa Carrió aseguró que en la carta de los magistrados que la Corte Suprema hizo pública "faltó un párrafo" que cuestionaba la falta de mayoría agravada en la Magistratura para nombrar jueces. "Acá hubo un pacto entre el presidente de la Corte Suprema y la Presidenta de la República Argentina", aseguró. Y denunció la existencia de un "acuerdo" entre el oficialismo y algunos partidos de la oposición, como el radicalismo y el macrismo.



CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) La diputada Elisa Carrió denunció este miércoles (24/04) durante su alocución en la Cámara de Diputados donde se debate la reforma judicial, un "pacto espurio" entre el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, y la presidente Cristina Fernández.
"Esto no me lo imaginé de  Menem ¿Qué le pasó a esta mujer?", se preguntó Carrió en alusión a Cristina Fernández. Y lanzó: "Les está haciendo votar a ustedes lo que ella jamás hubiera votado. Esto es obediencia debida"
Entonces aludió a un "pacto espurio". "Hoy cuando vi la carta de los jueces, me quedó claro: Acá hubo un pacto entre el presidente de la Corte Suprema y la Presidenta de la República Argentina", denunció Carrió.
La diputada de la CC aseguró que en la carta que los magistrados le entregaron a la Presidente "faltó un párrafo" que cuestionaba la falta de mayoría agravada en la Magistratura para nombrar jueces.
"Vengo a acusar con certeza al señor presidente de la Corte por haber celebrado un pacto espurio. La Presidenta le da la caja, le da más de lo que dice la Constitución y a cambio Lornezetti le puede dar sentencias", inició Carrió al reiterar su denuncia de ayer.
 
Y allí avanzó: "A mí me dijeron muchos jueces de Cámaras Federales que la carta que se mostró ayer no es lo que ellos escribieron, que acá falta un párrafo". Y lanzó: "Hornos negoció un texto por orden de Lorenzetti".
 
"El señor Lorenzetti junto con Elena Highton de Nolasco remitieron un escrito de la Junta de Presidentes de las Cámaras Nacionales y Federales del país. Las reuniones se hicieron en un restaurante de Puerto Madero. Pero el texto no lo firmaron todos, sino Gustavo Hornos", prosiguió.
 
"Cuando uno lee el texto final curiosamente sólo habla de la caja", dijo en referencia a la modificación que aceptó ayer el kirchnerismo y que le da a la Corte la administración del presupuesto. "Cuál es el párrafo que le falta", se preguntó Carrió.
 
Y aseguró: "El párrafo que le falta decía que la modificación postulada que modifica la mayoría calificada de tres cuartas partes [para elegir jueces] se distingue de la Constitución". "Acá alguien se olvidó un párrafo de los jueces de las cámaras federales, justamente el párrafo donde se referían a la mayoría agravada que se necesita para nombrar jueces", insistió.
 
"¿Qué es lo que retiene el Poder Judicial, qué es lo que le da el Gobierno? Lo que le da es el manejo del dinero, del presupuesto y del personal, aún más allá de lo que dice la Constitución. Le dan todo. Es un acuerdo espurio de punta y punta", explicó.
 
"¿Qué le va a dar Lorenzetti a la Presidenta? ¿Le dará un fallo favorable en la ley de medios, le dará rechazar los juicios por el cepo cambiario?", se preguntó luego.
 
 "Curiosamente Lorenzetti vive en Puerto madero donde vive Bodou y este acuerdo se hizo en el restaurante", agregó.
 
"Están rompiendo el orden constitucional", le dijo a los diputados del kirchnerismo.
 
Por otra parte, Carrió calificó hoy como "naif" a la oposición que concurrió a la carpa instalada frente al Congreso mientras se debatía la reforma judicial.
 
"No confío en la inocencia de la oposición. En todo caso, tenemos una oposición naif, que se iba a la carpa en el momento que se estaba votando este pacto espurio", dijo.
 
Carrió extendió sus denuncias hacia la “oposición”, en particular a la UCR. “¿Por qué Diana Conti no muestra esto? Yo ya no confío en la inocencia de la oposición. Cuando dicen lean la carta y Ricardo Alfonsín dice no, ahora los oradores (…) Algo raro se estaba gestando porque ni los diputados oficialistas ni opositores podíamos tener un papel. Lo que se estaba escondiendo era el pacto de la presidenta con el presidente de la Corte…”, dijo sobre el plenario de este martes donde se presentó la carta de los magistrados. 
 
Y contó: “Hace dos semanas alguien” me vino a comentar que el presidente del Banco Macro, (Jorge) Brito, estaba preocupado porque en la Corte había un caso del ‘cepo cambiario’ y que Lorenzetti lo manejaba con la presidenta (Cristina Kirchner). No lo creí. ¿Cómo iba a creer que el presidente de la Corte iba a estar negociando en estos términos? Esto es el escándalo del cambio de la forma de gobierno”, agregó.
 
Carrió denunció la existencia de un "acuerdo" entre el oficialismo y algunos partidos de la oposición, como el radicalismo y el macrismo, para la elección futura de integrantes del Consejo de la Magistratura.
 
Al referirse a los requisitos para la elección de los candidatos a consejeros del Consejo de la Magistratura, Carrió afirmó que "este acuerdo dice que solo van a poder presentar candidatos a consejeros aquellos partidos que tengan representación en 18 distritos, a saber, el PJ, la UCR y el PRO". 
 
En esta línea la diputada de la CC-ARI denunció otro “pacto corporativo” entre el oficialismo y la UCR en el seno del Consejo de la Magistratura y que en el Congreso “se plasmó en la designación de Alejandra Gils Carbó” como procuradora general de la Nación.
 
Pero fue más lejos aún e incluyó en la denuncia a la senadora de la CC María Eugenia Estenssoro. Salvo tres senadores de la UCR que denunciaron en su bloque el pacto: Mario Cimadevilla (Chubut) del cual excluyo de los negocios del consejo de la Magistratura y la senadora Laura Montero (Mendoza) y Arturo Vera (Entre Ríos)”.
 
Este acuerdo sigue (porque el proyecto) dice que sólo van a poder presentar candidatos a consejeros aquellos partidos que estén e 18 distritos: a saber, el PJ, la UCR y el PRO”, agregó Carrió sobre el último cambio introducido al proyecto para la elección popular de los miembros de la Magistratura.
 
“Uno no sería auténtico si no dice la verdad de la degradación moral. ¿Qué es el diálogo? El diálogo sin verdad es hipocresía. Yo no soy ni intolerante ni insoportable y todo el mundo sabe que he sido muy generosa en política al punto de que hay más de 50 bancas de diputados que me traicionaron. Fui muchas veces traicionada porque soy una referente moral”, añadió la chaqueña.
 
Finalizando su discurso Carrió se permitió otro cruce, esta vez con el diputado radical Oscar Aguad, quien minutos antes había dicho que el oficialismo le tiene miedo a las marchas como las del 18 de abril pero “no le tienen miedo al pueblo que viene con choripanes y dádivas”.
 
“No creo que la gente pobre sea pobre sólo por un choripan, esa es una concepción reaccionaria”, se diferenció la diputada.
La sesión comenzó este mediodía con el discurso explicativo de la reforma judicial a cargo de la diputada nacional K Diana Conti (Frente para la Victoria-Buenos Aires), quien denostró al Consejo de la Magistratura de la Nación vigente, resultado de una reforma que impulsó el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, y la propia Conti.
Antes, Elisa Carrió y Diana Conti chocaron públicamente. Carrió presentó una cuestión de privilegio y Conti dijo que algunos conceptos de Carrió críticos a los diputados oficialistas se los meta en el cajón donde iría a parar la cuestión de privilegio en la Comisión de Asuntos Constitucionales.
"Ayer la diputada Carrió, en los canales de televisión, insultó a todos los diputados oficialistas y aliados, diciendo que ya no servimos ni siquiera para elaborar una modificación en un cambio legal. Que la lengua, que la tiene larga y filosa para injuriar a la República, a la democracia y a la representatividad, se la meta justo en el lugar donde va a quedar cajoneada la cuestión de privilegio", fustigó.
“La ideología que sustentamos es la misma que se le hizo en aquella modificación, tratando de que la participación popular sea concreta en el Consejo de la Magistratura, tema que esperamos logre los deseados frutos de democratizar el Poder Judicial, que pese a la prestigiosa Corte de Justicia no ha logrado superar los ímpetus”, señaló la miembro informante del oficialismo.
Conti dedicó varios tramos de su discurso al “prestigio” del máximo tribunal. “En cuatro horas pasó a ser una Corte pactista, espuria y repugnante”, dijo primero, en clara referencia a los dichos de Elisa Carrió, quien denunció un pacto entre el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, y la presidenta Cristina Kirchner en torno a los últimos cambios al proyecto.
 
En este marco, Conti apuntó al “mito golpista” creado sobre la reforma a la Magistratura: “El jurado de enjuiciamiento es el que destituye a un juez y va a tener la misma conformación. Y ahí se exige la mayoría de dos tercios de los votos”, precisó, para negar que con la nueva ley baste una mayoría simple para destituir a un magistrado.
Conti también llamó "mito golpista" a la carpa blanca que la oposición instaló afuera del Congreso.
Luego, el diputado nacional Oscar Aguad (UCR-Córdoba) explicó la inconstitucionalidad de la reforma judicial propuesta por Cristina Fernández de Kirchner.
 
Aguad dijo que es la inmoralidad política más severa que se ha ejecutado en este país.
 
"Solo el autoritarismo desconoce el derecho de las minorías", dijo Aguad.
 
"Hoy tratamos una ley de vida efímera... y esto es porque no es mejorar la ley, sino acomodarla a sus intereses", agregó y fue cuando comenzaron a batallar verbalmente Tunessi (UCR-Buenos Aires) vs. Carlos Kunkel (FpV-Buenos Aires).
 
Aguad: "Estamos frente a quienes la ley es solo para satisfacer conveniencias,quieren destituir jueces con mayoria simple!!"
 
LaTamboriniMosca ‏@TamboriniMosca 1min
Tunessi esta hecho un loco, a los gritos con Kunkel no dejan hablar a Aguad... :P
 
Cuando Aguad habló de la impunidad de los funcionarios corruptos, comenzó la batalla oral entre el oficialista Carlos Kunkel y el radical Juan Pedro Tunessi.

Ultimas Noticias

Especiales

.

.