lunes, 29 de febrero de 2016

Lilita volvió a desafiar al Presidente

Esta semana, Elisa Carrió le pidió públicamente a Macri que lo saque a Jorge Todesca del Indec y la reponga a Graciela Bevacqua. Antes había hecho otras críticas. Conviene recordar que calificó a Angelici, el presidente de Boca, como “operador judicial” de Macri. Carrió fue una dirigente indispensable para romper el frente de centroizquierda, que incluía al socialismo de Santa Fe y a Stolbizer junto a la UCR. Fue indispensable, igual que Sanz, para abrir el camino de Macri a la presidencia. El servicio de Carrió al PRO fue grande, pero sus críticas actuales demuestran que no es una incondicional. Para Carrió hay vida después de Macri.


Por Beatriz Sarlo 

El Presidente no parece un hombre agradecido ni generoso. Lo primero que dijo después de que se armó Cambiemos es que su futuro gabinete no representaría esa alianza. No le dio a Sanz lo que Sanz creyó que le correspondía. Tanto que Sanz, otro albañil radical de Cambiemos, descubrió que extrañaba su lejana Mendoza y la vida en familia. En cuanto a Carrió, probablemente ella prefiere no deberle mucho a nadie y colocarse por encima del tráfico cotidiano para ser la fiscal de la república.
Lejos de tomar esto como una ironía, hay que recordar que las acusaciones de Carrió casi siempre demostraron tener bases sólidas. Eso sucedió con las que hizo durante años contra Aníbal Fernández, que quizás hoy puedan probarse ante la Justicia. Carrió siempre tuvo excelente información, aunque la usara como si manejara sólo unos datitos sueltos. O sea que su descripción de Angelici como lobista judicial de Macri no debería olvidarse. Sobre todo no debería ser olvidada por el lugar que el fútbol y Boca ocupan en el espíritu del Presidente.
Macri no ha invitado a Carrió a ninguna de las mesas donde se sentó su Comando de Imagen y Discurso (un problema suplementario es que Carrió no juega al fútbol). Imposible saber si alguna vez, desde que Macri es presidente, se reunieron a solas. Pero no es imposible tener la hipótesis de que el sin-corbatismo cool de Macri se opone a la beligerancia caliente de Carrió. Son temperamentos que no tienen rasgos de sensibilidad en común.
Hay algo que separa a Carrió de Macri. Las cuestiones no negociables son diferentes para cada uno de ellos. Las convicciones de Macri son sobre decisiones económicas. Es frío como una anguila. Le saca las retenciones a la minería y punto. Está convencido de que todas las consecuencias de esa resolución pesan menos que sus beneficios. Fuera de las decisiones económicas, Macri tiene un programa moral que muestra una indigencia de concepto: la felicidad de la gente.
Conversaba hace poco con mi amigo el economista Rubén Lo Vuolo sobre las mediciones de “felicidad”. Lo Vuolo me indicó algunos índices. Para quien le gusten las listas está el Informe Mundial de la Felicidad difundido por las Naciones Unidas, correspondiente a 2015. Los países más felices son: 1. Suiza; 2. Islandia; 3. Dinamarca; 4. Noruega; 5. Canadá; 6. Finlandia; 7. Holanda; 8. Suecia; 9. Nueva Zelanda; 10. Australia. Estos países, con diferentes sistemas políticos, tienen en común un fuerte estado de bienestar fundado en la mayor parte de ellos por gobiernos de centroizquierda, pero mantenido sin cambios dramáticos por gobiernos de centroderecha.
Si Macri quiere realmente que la gente sea feliz, que se ocupe de recaudar impuestos entre los que más tienen para financiar educación, salud y servicios de la misma calidad para pobres y ricos. Hay otras listas con otras metodologías que ordenan a  los países de manera diferente. Pero la de las Naciones Unidas da ese resultado, que es el menos sorprendente de todos.
Recalculando la herencia. Muchos partidarios del Gobierno le piden que denuncie la “pesada herencia”, llamada ahora “enorme trampa”; confían en que sus consejos sean incorporados al discurso que pronunciará Macri ante el Congreso el 1º de marzo.
Sin embargo, no sucedió que los funcionarios fueran mudos sobre la “herencia/trampa”.  Prat-Gay fue bestialmente claro y pronunció las palabras “basura” y “grasa”, a falta de mejores imágenes. El ministro de Energía describió una situación de catástrofe, casi parecía que describía una escena de posguerra. El sindicalismo docente difunde sus reclamos basados en la inflación pasada y futura, y ningún negociador del Gobierno los desmiente afirmando que la herencia no es tan pesada, sino que, a los tumbos y con inconsistencias, parecen darle la razón. Finalmente, muchos de los que votaron a Macri lo hicieron sabiendo que no era Flash Gordon (ni con música de Queen), y que recibía un país en problemas. De todos modos, si Macri sigue los consejos de una parte de su equipo, podría pronunciar un dramático “estado de la nación”.
Hay dos razones para no haberlo hecho todavía. La primera es que no lo hizo durante la campaña, porque su estado mayor lo juzgó contraproducente (algo así como la versión política de tirar pálidas en un casamiento). La segunda es que su campaña se basó en la idea de un candidato feliz y un futuro país feliz. Guarangadas como la de Prat-Gay estaban fuera de lugar.
¿Quién le escuchó nunca a Marcos Peña decir cosas desagradables? Corre el rumor de que es una lumbrera y, por lo tanto, debe hacerlo por decisión política. En cambio, una tropilla de antikirchneristas desalmados le está pidiendo al Presidente que se ponga el uniforme de combate y hable de la maldita herencia. Basta esperar hasta el 1º de marzo en el Congreso para ver si la herencia es más importante que la “unión y felicidad” de todos y todas.

Con el objetivo de cambiar la imagen, Macri anunciará beneficios sociales

Mauricio Macri intentará convencer a su auditorio más hostil. En la apertura de sesiones del 1º de marzo, con un discurso de 45 minutos, el presidente anunciará beneficios para sectores sociales medios y bajos. Así buscará compensar el clima inflacionario, los despidos estatales y privados, la devaluación y la quita de retenciones a la minería y al agro. Casi por primera vez en 80 días de gobierno, Macri tratará de hacer dudar a los que se encuentran a un paso de consolidar sus prejuicios sobre el Gobierno.


Si bien el equipo del jefe de Gabinete Marcos Peña quiere mantener el efecto sorpresa del discurso, los anuncios de Macri serían la ampliación de la Asignación Universal por Hijo para los monotributistas y el descuento del IVA de la canasta básica para los beneficiarios de planes sociales.
Ambas medidas están en agenda desde la campaña, y en las últimas semanas la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, apuró el trabajo coordinado con el Ministerio de Hacienda (por la quita del IVA) y con Anses y Trabajo, para pulir detalles sobre la AUH. El resultado de esos cruces ya fue remitido a la tribu comunicacional de Peña.
Nos cuesta convencer a cierta clase media y a las organizaciones sociales”, afirma uno de los funcionarios que mete mano en el speech del Presidente. Hijo de la patria contratista y heredero de uno de los mayores grupos empresarios, Macri arrastra esa desconfianza desde que se metió en política, hace 15 años. En la campaña presidencial los focus group del PRO volvieron a revelar el dato, y un reciente informe de Ibarómetro lo confirmó.
Según la encuestadora, un 45% de la población cree que el macrismo favorece a la clase alta. Y algo más: en febrero, a pocos días para que empiecen las clases y las paritarias, la preocupación por la economía desplazó a la inseguridad.
Ni siquiera el anuncio de la suba del mínimo no imponible pareció conformar al sector sindical más afín al Gobierno. Si bien evitaron hacer críticas estridentes, las tres CGT (las de Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo) se agruparon con eje en el tema del impuesto a las ganancias.
Para el núcleo propio, un universo que mantiene en carne viva su enfrentamiento con el kirchnerismo, Macri también dedicará un gesto. En contra de la tesis del asesor Jaime Duran Barba, quien proponía dejar de “revolver la basura”, los primeros 20 minutos del discurso harán foco en el famoso lastre recibido. Será una concesión al reclamo de los aliados radicales, funcionarios propios (como el ministro del Interior, Rogelio Frigerio), algunos periodistas y gran parte de su base electoral.
Para graficar el “desastre” heredado, Macri no abundará en cifras, porcentajes ni macroeconomía. Apelará a un par de ejemplos bien visuales: el deterioro de un hospital público o una escuela anunciada, pero nunca construida.   
Así, el Presidente tratará de contener a dos públicos: el incondicional y el que sospecha. A riesgo de no colmar las expectativas de ninguno, al menos lo intentará.

Con críticas a Macri, Massa y Stolbizer presentaron su acuerdo parlamentario

Este lunes 29/02 los líderes del Frente Renovador, Sergio Massa y el GEN, Margarita Stolbizer presentaron una agenda legislativa compartida entre ambos espacios políticos. Reclamaron más lugares en los órganos de control de la administración pública.



Este lunes 29/02 se presentó el acuerdo parlamentario entre las fuerzas que lideran, Sergio Massa y Margarita Stolbizer.
Ambos opositores reclamaron al Gobierno mayor participación de la oposición en los organismos de control. "La lucha contra la corrupción debe ser más preventiva", aseguró la jefa del bloque del GEN. "La sociedad no le dio un cheque en blanco a nadie en las elecciones, por el contrario. Nos exige diálogo y consenso", reflexionó el titular del interbloque de UNA.
Durante el acto conjunto que hicieron en un hotel del barrio porteño de Retiro, los ex candidatos presidenciales se mostraron también contrarios a la reforma del Impuesto a las Ganancias dispuesta por el Gobierno y pidió que se permita al Congreso definir los cambios en las escalas para que entren en vigencia este año y no en el 2017, como sostuvo Mauricio Macri.
Holdouts
Sobre el acuerdo con los fondos buitre y la necesidad de derogar la ley cerrojo para que pueda entrar en práctica, dijeron que quieren ver primero "los detalles del proyecto". De todos modos, Stolbizer anticipó que "nos parece un mal acuerdo, pero somos racionales y ponemos en la balanza la necesidad que Argentina tiene", por lo que se da por seguro que el Frente Renovador y el GEN darán su voto afirmativo.
Sobre su postura frente a Macri, coincidieron en señalar que "no somos parte del Gobierno, pero tampoco estamos en contra".

Vaticano: "Fueron 22 minutos de diálogo protocolar" (con CFK, 1 hora 45 minutos)

Mauricio Macri dijo: "Estoy muy contento con la reunión. Fue volver a reencontrarnos dos viejos conocidos en un rol que era imposible de imaginar algunos años atrás: él obispo de Buenos Aires y yo alcalde de la Ciudad; y hoy él Papa y yo representando a todos los argentinos". También: "Tuvimos una agenda de conversación sobre el momento que se vive en la Argentina y las cosas que pasan en el mundo y ratificar la vocación de que para aquello que podamos colaborar en conjunto, estar en contacto como corresponde a la relación de años que tenemos". La visión del Vaticano parece ser algo diferente, menos cálida.



por ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO (Vatican Insider). Sin chistes de ocasión, sin miradas cómplices ni sonrisas distendidas. Así fue el primer encuentro entre el papa Francisco y el presidente de Argentina, Mauricio Macri. Apenas duró 22 minutos el coloquio privado entre ambos, la mañana de este sábado en la biblioteca personal del pontífice en el Palacio Apostólico. Al final hubo un sobrio intercambio de regalos y una foto institucional.
Macri llegó al Patio de San Damaso a las 9:30 horas. Allí lo esperaba un piquete de la Guadia Suiza Pontificia, la bandera argentina izada en el mástil, una línea de gentilhombres del Papa y el prefecto de la Casa Pontificia, Georg Gaenswein. Del auto principal bajó con su esposa, Juliana Awada. En vehículos aparte arribaron los miembros de la delegación.
En total 10 personas: el jefe de Gabinete Marcos Peña, la canciller Susana Malcorra, los secretarios de Culto y de Planeamiento Estratégico, Santiago de Estrada y Fulvio Pompeo, respectivamente. Con ellos tres gobernadores, dos de oposición: Rosana Bertone, de Tierra del Fuego; yJuan Manuel Urtubey, de Salta. Además de Alfredo Cornejo, de Mendoza.
Todos ellos fueron acompañados por los gentilhombres papales hasta el piso diplomático. En la Sala del Troneto tuvo lugar el primer saludo mutuo.“Buenos días señor presidente, ¿cómo le va?”, dijo el Papa. “¿Cómo está Francisco? Un gusto”, replicó el mandatario. Y, en italiano, el líder católico invitó a entrar con un “avanti”.
Ya adentro de la biblioteca ambos se sentaron ante un gran escritorio de madera. Allí mantuvieron un cara a cara de 22 minutos. Evidentemente escasos, incluso en comparación con otros presidentes latinoamericanos: Con el mexicano Enrique Peña Nieto se extendió por 25 minutos, pasó media hora con Ollanta Humala de Perú o Dilma Rousseff de Brasil; 45 minutos con el uruguayo José Mujica, cuando todavía estaba en funciones, y un tiempo similar con Michelle Bachelet, de Chile. Mucho más largos fueron los encuentros con la antecesora de Macri, Cristina Fernández de Kirchner. Con ella almorzó en dos ocasiones. La última gran reunión, en el Aula Pablo VI, se extendió por espacio de una hora y 45 minutos.
Volviendo a la conversación de este sábado, tras el diálogo privado el Presidente introdujo a la comitiva que lo acompañaba. A todos Bergoglio saludó de mano, salvo a Bertone a la cual dio un beso en la mejilla y trató con más familiaridad. Luego tuvo lugar el intercambio de regalos. Macri obsequió un poncho marrón, atuendo tradicional argentino, una cruz de matará (que recuerda la evangelización en el país) y una docena de discos compactos con música folclórica nacional.
En cambio recibió un medallón con la imagen de un árbol de olivo partido al medio y unido por una rama, acompañado por la inscripción: “Busca lo que une, supera lo que divide”.
“Me gusta regalar este medallón a los jefes de Estado, que en el medio está separado por algo que no funciona pero lo une el olivo. Es lo que le deseo a todos ellos”, señaló el Papa, quien además obsequió copias de su exhortación apostólica “Evangelii Gaudium” y de su encíclica “Laudato Sii”. 7 minutos duró ese momento.
Tomada la foto oficial, el presidente se reunió  -también en privado- con el“N°2” del Vaticano, el secretario de Estado, Pietro Parolin, quien estuvo acompañado por el responsable para las Relaciones con los Estados, Paul Richard Gallagher.
El coloquio fue calificado como “cordial” por la sala de prensa de la Santa Sede, que reveló los temas “de mutuo interés” tocados en la reunión: “La ayuda al desarrollo integral, el respeto a los derechos humanos, la lucha a la pobreza y al narcotráfico, la justicia, la paz y la reconciliación social”.
“En tal contexto ha sido subrayada la positiva contribución, sobre todo en el ámbito de la promoción humana y de la formación a las nuevas generaciones, ofrecida por el episcopado y por las instituciones católicas en la sociedad argentina, de manera particular en la coyuntura económica actual. Por último se hizo referencia a algunos temas de mayor relevancia e interés en el ámbito regional y mundial”, añadió la declaración vaticana.
Por su parte, en una conferencia de prensa, Mauricio Macri se mostró “muy contento” por la reunión “de dos viejos conocidos”. Aseguró que ambos recorrieron “una agenda del actual momento argentino” y expresaron su voluntad de “colaborar en conjunto”. Añadió que abordaron también la preocupación de su gobierno por unir a los argentinos, dejar atrás las disputas, atacar la pobreza y el narcotráfico.
Reconoció que hablaron “en general” sobre estos asuntos y que el Papa subrayó la importancia de recuperar la cultura del trabajo, “la educación de los chicos” y el deporte. Además el mandatario invitó formalmente a Francisco a viajar a su país y este le respondió que en 2016 sería imposible porque su agenda no se lo permite, pero que “en la primera ocasión útil lo hará”.

viernes, 26 de febrero de 2016

El Banco Central sigue sacrificando las reservas para mantener al dólar debajo de los $16

Desde el miércoles, la autoridad monetaria decidió intervenir fuerte en la plaza para contener a la moneda estadounidense que no para de subir. El último día de la semana, la divisa sumó otros 13 centavos y finalizó a $15,60. La explicación del titular del BCRA sobre los motivos de la intervención 



La cotización del dólar no detiene su escalada pese a las intervenciones que realizó el Banco Central en la última semana.
En la rueda de este viernes, ascendió 5 centavos y cerró a $15,65 para la venta, según el promedio realizado por el BCRA con valores de la city porteña.
También hubo un alza en el segmento mayorista, de 5 centavos, hasta los $15,50. Así, desde la liberación del cepo cambiario, acumuló un repunte de casi el 60 por ciento.
Durante la semana, el minorista subió 30 centavos, a pesar de las continuas y masivas intervenciones del Banco Central.
Justamente, lo más relevante de la última jornada, otra vez, tuvo que ver con la notable injerencia de la autoridad monetaria que finalizó con un saldo neto vendedor por casiu$s110 millones.
Sucedió en un día en el que el volumen de operaciones fue el más alto en lo que va del año.
A lo largo del mes, al que sólo le queda una sola rueda, el Central acumula una pérdida de sus tenencias nada menos que por u$s1.520 millones.
El titular del BCRA, Federico Sturzenegger, dio una explicación sobre la situación durante su estadía en China, donde participa de la Asamblea del G-20: "Las intervenciones son para corregir picos evoluciones que no tienen relación con los fundamentos".
"No son para sostener un tipo de cambio fuera de equilibrio", se encargó de recalcar el funcionario, quien además insitió en que el el BCRA "no fija niveles de cambio".
En medio de las tensiones en el circuito financiero, la entidad se vio obligada intervenir en cuatro de las últimas jornadas, perdiendo reservas por u$s620 millones durante la semana.
Precisamente el último día, el total operado ascendió a u$s488 millones, a los que hay que agregar otros u$s159 millones transaccionados en el mercado de futuros.
Una de las claves para descifrar lo que está sucediendo está relacionada con el incremento en la demanda de divisas por parte de importadores, en un contexto de notable merma en laliquidación de los sojeros. (ver nota: ¿Traición sojera?: aun con devaluación y sin retenciones, el campo "encanuta" y espera un dólar más alto). 
El volumen de operaciones, por impulso de la demanda, creció de un promedio de u$s240 millones diarios del mes pasado a los u$s488 millones de este viernes.
La sostenida demanda proviene de los importadores que tenían parte de sus pedidos de divisas retenidos desde la época del cepo.
En el segmento mayorista “con la suba experimentada el último día de la semana, la moneda norteamericana acumuló un aumento de 41 centavos respecto de los valores anotados en el final del viernes pasado, la segunda suba semanal más alta del año en curso”, indicó el analista Gustavo Quintana.
“La proximidad del fin de mes y la necesidad de cubrir posiciones por operaciones pactadas para liquidar el lunes contribuyó a alimentar la demanda y a adicionar presión sobre losprecios”, agregaron desde una mesa de cambios.
En tanto, Quintana aclaró que “la intervención del Central estuvo destinada a suplir el faltantede oferta genuina y a corregir el ajuste del tipo de cambio en un escenario en el que todavía muestra un notorio desbalance entre la oferta y el requerimiento de dólares por parte de privados”.
El martes, en la que fue su segunda intervención en los mercados en la era Sturzengger, elBCRA jugó fuerte hacia el final de la jornada. La medida consiguió impactar en el dólar mayorista pero no recortó la fuerte suba que había mostrado en el segmento minorista.
El miércoles, cambió su estrategia: intervino desde temprano en pequeñas dosis marcando precios que luego los operadores prefirieron no superar.
Así, logró bajar 9 centavos el mayorista con menos reservas y consiguió además frenar la suba en el minorista que, desde entonces, se mantiene casi sin cambios.
Este viernes repitió la estrategia y vendió casi u$s110 millones en distintas tandas a lo largo de la jornada.
Desde diferentes sectores creen que la presión sobre el Banco Central se vincula con el programa fiscal del Gobierno, que promueve un ajuste gradual de las cuentas públicas.
Y que si existen dudas sobre el modo de financiar el rojo fiscal, el equipo económico se verá obligado a emitir pesos cada vez más devaluados hasta fin de año, con la consecuente subade las tasas de interés.
En este contexto, desde algunas consultoras apuestan a que el BCRA tendrá que volver a elevar el costo de dinero en la próxima licitación de Letras (Lebac), el próximo martes.
El mercado brasileño también le está poniendo presión a la Argentina. Por la fuga de capitales, allí el dólar volvió a elevarse y terminó la semana en los 4 reales.
Lo más parecido a lo visto en las últimas jornadas ocurrió durante la primera semana del año. En aquel momento, el tipo de cambio pasó de $13,30 en los días posteriores al levantamiento del cepo, a $14,20 en apenas cinco ruedas.
En aquella instancia, los operadores se preguntaban si el billete verde no requería de unempujón adicional para que la economía recuperara la competitividad perdida desde la instalación del cepo. Unas semanas más tarde, los cuestionamientos pasaron a ser otros.
Se vinculaban no tanto con el valor del billete verde en sí mismo sino con la rapidez y eltiming de ese movimiento alcista.
Sobre este último punto, no debe perderse de vista que las paritarias no comenzaron y la suba del tipo de cambio podría recalentar la dinámica inflacionaria.

Allanaron empresas de transporte atribuidas al kirchnerista Luis D'Elía

El juez federal Julián Ercolini ordenó hoy allanar cuatro empresas de transporte de combustibles que zona tribuidas al kirchnerista Luis D'Elía y vinculada a la empresa estatal de energía Enarsa, durante el gobierno de Cristina Kirchner.


Gendarmería Nacional realizó cuatro allanamientos, según informó Infobae, en las cuales se incautó documentación comercial y societaria de las empresas, y tres equipos informáticos.

Uno de los allanamientos se realizó en la casa de una mujer del circulo intimo de D'Elia,Lucia Paione. Cuando los efectivos llegaron al lugar, la mujer salía con dos cajas con documentación que fue rápidamente secuestrada.

Junto a estos allanamientos, el juez ordenó el retiro de documentación de Enarsa, que había sido pedida durante el gobierno de Cristina Kirchner y que no había sido cumplida.

De la Casa Rosada a Comodoro Py, las causas que acorralan a Cristina

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner se encuentra acorralada en la Justicia por distintas investigaciones que podrían generarle más de un dolor de cabeza.


La dirigente, que fue citada a declarar hoy por el juez Claudio Bonadio, acumula denuncias por hechos de corrupción, malversación de fondos, encubrimiento y especulación económica.
La investigación más avanzada es la de la causa Hotesur, que era instruída por el propio Bonadio hasta que fue removido. La exmandataria está siendo investigada por supuesto lavado de dinero junto a su difunto marido Néstor Kirchner.
La acusación sostiene que el matrimonio K alquilaba las habitaciones de su hotel de una forma "fantasma" como posible blanqueamiento de fondos que provenían de la corrupción. Por eso, en el caso son investigados los empresarios "reyes" de la obra pública y claros favorecidos por el Estado como Lázaro Báez y Cristóbal López.
Cristina podría ser citada a indagatoria en los próximos días, luego de que el juez Daniel Rafecas se declarara incompetente y le dejara la instrucción a su colega Julián Ercolini. "No pueden seguir demorando más la citación", lanzó hoy la diputada del GEN Margarita Stolbizer.
La denuncia de Nisman es otra de las causas que podrían acorralar a la exmandataria. Si bien había quedado descartada, el fiscal Gerardo Pollicita dio curso la semana pasada a la dura acusación que había efectuado Alberto Nisman antes de morir.
El difunto fiscal sostuvo que la entonces presidenta "pactó" con Irán olvidar el atentado a la AMIA a cambio de beneficios comerciales. Ahora, Cristina se encuentra formalmente imputada por el supuesto encubrimiento, junto con el excanciller Héctor Timerman, el diputado Andrés Larroque y los dirigentes Luis D'Elía y Fernando Esteche. Todos ellos aparecieron en las escuchas del fiscal.
Hoy, Bonadío se anotó el primer llamado a indagatoria a la expresidenta, en la investigación por la presunta especulación en la venta del dólar futuro. Se trata de sumas millonarias que debió afrontar el Banco Central durante los últimos días de su gobierno, donde otorgó la divisa extranjera a un valor irrisorio. También están citados el extitular del organismo Alejandro Vanoli y el exministro de Economía, Axel Kicillof.

Duhalde: "Hay gente que no llega al día 20”

El ex presidente Eduardo Duhalde advirtió que “se debe tener mucho cuidado con lo que pase en los próximos meses” en la Argentina porque, consideró, "la gente tolera la corrupción y la inseguridad, pero no tolera que no le alcance la plata para comer. Esto puede traer problemas como ya tuvimos en 2001".



El ex presidente Eduardo Duhalde advirtió este viernes (26/02) que “se debe tener mucho cuidado con lo que pase en los próximos meses” en la Argentina, al recordar la crisis económica de 2001 que derivó en la caída del gobierno de la Alianza, encabezado por Fernando de la Rúa.
“Hay que tener mucho cuidado con lo que pase en los próximos meses. La gente tolera la corrupción y la inseguridad, pero no tolera que no le alcance la plata para comer. Esto puede traer problemas como ya tuvimos en 2001. Hay gente que no llega al día 20”, insistió en diálogo con la radio La Once Diez.
Además, opinó sobre los primeros meses de gobierno de Mauricio Macri, al que vio “más flaco y demacrado” por el cargo.
“Veo que están haciendo un esfuerzo enorme, conozco a muchos funcionarios y son gente muy probada y seria. Pero no advierten esto y es muy grave. Nadie está en desacuerdo con los tres objetivos básicos de Macri: unir a los argentinos, luchar contra el narcotráfico y pobreza cero, que fue un error, ni siquiera Estados Unidos la tiene”, completó.
Por otro lado, se refirió a lo sucedido en el último Congreso del PJ y dijo no haberse sorprendido por los incidentes, a los que calificó de “grititos” y “pavaditas”.
“Eso no es nada, antes eran mucho más fuertes los congresos, había peleas en serio. Ahora son grititos, son pavaditas”, aseguró.
En tanto, Duhalde minimizó la disputa entre los sectores tradicionales y el kirchnerismo duro, y aseguró que La Cámpora nunca tuvo "incidencia" en el Justicialismo.
“La Cámpora nunca ha tenido incidencia cierta en el PJ, todo tiene que ver con que hubo una conducción en el Justicialismo que los benefició pero no porque tenía representación propia”, remarcó Duhalde.
“Es un sector del justicialismo que no posee legisladores en cantidades, ni intendencias ni gobernaciones”, añadió.
Asimismo, el ex gobernador bonaerense le pidió a la Justicia que proteja a los partidos políticos y pidió por una reforma de la ley que los regula.  No obstante, opinó que el Justicialismo está en una “etapa de degradación”desde hace tiempo y pidió por una reforma: “Me preocupa que tarde tanto la Justicia en darse cuenta que hay que proteger a los partidos políticos, no puede ser cómplice de que no funcionen”.
“En la Capital hay decenas de partidos que no tienen ni afiliados ni hacen elecciones, es una vergüenza. Tenemos que tener nuevas normas, no pueden estar estos saltimbanquis que van de un partido a otro. Pareciera que está bien y no lo está”, consideró.
Consultado sobre una posible reunificación de la CGT, consideró que “no creo que haya una unidad total del gremialismo argentino, pero sí ponerse de acuerdo en mantener el valor del salario cuando advierten que en el gobierno se toman a la ligera el aumento de los precios alimenticios”.
A los problemas complejos es muy difícil encontrarle soluciones simples, este problema es la excepción y no sean dado cuenta porque no lo han estudiado”, añadió.
Remarcó que “el tema que tenemos en el Gran Buenos Aires es que hay un solo mercado mayorista, es insólito”.
“Esto lo impuso la dictadura en 1982 y nunca se cambió. Es inverosímil que pase esto, hay que volver al sistema anterior que era igual al europeo de hoy. Se acerca al productor, sobre todo al pequeño, con el consumidor. Acá hay un montón de intermediarios, esto se soluciona en seis meses”, pronosticó.

Los ultra-K quieren marchar a Tribunales, pero ¿irá CFK el 13/04?

Tras el llamado a indagatoria de la exPresidente en una causa por presunta defraudación, la militancia kirchnerista ya convoca a una movilización en las puertas de Comodoro Py para el día de la cita. Pero en ámbitos tribunalicios se especula con la líder del FpV intentará dilatar los tiempos.



El juez Claudio Bonadío citó este viernes a declaración indagatoria a la expresidente Cristina Fernández imputada como participe de una maniobra de defraudación contra el Estado por la venta de contratos de dólares a futuro en la inminencia de una devaluación.
Ante esto, desde el kirchnerismo más dúro convocan a respaldar a su líder con una manifestación frente a tribunales el 13/04, día en que el que debería presentarse a declarar.
"Si la citan a #Ella, nos citan a todos. El 13/4 vamos a Tribunales", escribió en Twitter, el extitular de la AFSCA Martín Sabbatella.
La frase pretendería convertirse en un slogan. También la replicó la diputada del  Parlasur Gabriela Cerruti a través su cuenta en la red social.
Cerruti es militante del espacio Nuevo Encuentro, del que Sabbatella es líder.
En tanto, desde la cuenta del Frente para la Victoria señalaron que el"regreso de Cristina es irreversible" y que "por eso están apurando los trámites", en alusión a la resolución judicial.
"El 13/4 tenemos una cita en Tribunales. Vamos a acompañar a Cristina. #ATribunalesConCFK #TodosConCristina", agregaron.
Mientras el kirchnerismo planea la movilización, cabe preguntarse si Cristina Fernández irá a la convocatoria del juez Bonadío.
En ámbitos judiciales no descartan alguna acción por parte de la defensa de la exPresidente, como la recusación del juez federal que haga caer sus medidas.
La familia Kirchner ya había conseguido apartar al magistrado de la causa Hotesur, que investiga si a través de sus empresas hoteleras se realizaron maniobras de lavado de dinero. El caso quedó a cargo del juez Daniel Rafecas, quien ahora busca desentenderse del expediente.
Por otro lado, la exmandataria también podría solicitar una prórroga de la presentación, invocando diversos motivos. De todos modos, queda en manos del juez la decisión de aceptar el pedido o no.
"Este es un claro gesto persecutorio político y un hermoso regalo que le hace el juez (Claudio) Bonadio a Mauricio Macri a pocos días de que inaugure un nuevo período de sesiones ordinarias en el Congreso", declaró la diputada Diana Conti, otra militante ultracristinista.
En diálogo con minutouno.com, la legisladora del FpV atribuyó la decisión del magistrado a las presiones de distintos sectores políticos y periodísticos que insisten una y otra vez con la idea de que la ex mandataria debería estar presa.
"Vienen presionando hace tiempo con esta idea ¿no? que tiene que estar presa, y lo hacen desde varios medios y partidos políticos" aseguró.
El magistrado también citó a declarar al ex ministro de Economía, Axel Kicillof, y a Alejandro Vanoli, ex titular del Banco Central.
La denuncia apunta a que la operaciones de venta de dólares a futuro operaciones estaban generando un perjuicio para la próxima administración prometiendo dólares baratos que tendría que pagar quien asuma en diciembre. Y se enmarca bajo la figura de "defraudación al Estado".

Llegó el día: Bonadio citó a declarar a Cristina Fernández

El juez Claudio Bonadio citó a declaración indagatoria a la ex presidente Cristina Fernández para el 13 de abril próximo, a las 10.00. El magistrado también convocó al ex ministro Axel Kicillof y a Alejandro Vanoli, ex titular del Banco Central. Es por la causa que investiga la operatoria de venta de dólares de futuro.



El juez Claudio Bonadio citó a declarar a la ex presidente Cristina Fernández en el marco de la causa que investiga irregularidades en la operatoria de venta de dólares de futuro. La ex mandataria fue convocada para el 13 de abril próximo.
El magistrado también citó a declarar al ex ministro de Economía, Axel Kicillof, y a Alejandro Vanoli, ex titular del Banco Central.
La denuncia, presentada por Federico Pinedo (PRO) y el radical Mario Negriapunta a que esas operaciones estaban generando un perjuicio para la próxima administración prometiendo dólares baratos que tendría que pagar quien asuma en diciembre. Y se enmarca bajo la figura de "defraudación al Estado".
La acusación surgió luego de que las operaciones de contratos de moneda extranjera a futuro en el mercado de la ciudad de Rosario (ROFEX) treparon hasta un máximo histórico de 1,2 millones de contratos ó u$s 1.200 millones durante la semana previa a las elecciones.
En su momento, el ahora sucesor de Kicillof, Alfonso Prat Gay, declaró que Vanoli llevaba vendidos "casi u$s 15.000 millones en el futuro; esto es como un seguro de cambio para las grandes empresas que son los que tienen acceso a este dólar, que es ilimitado".
"Esto tiene una implicancia patrimonial muy grave para el Banco Central porque está vendiendo a 10 lo que podría vender a 15", advirtió en aquel momento Prat Gay. Y alertó: "Vanoli está entregando dólares ilimitados a grandes especuladores, a grandes empresas, a bancos a un precio más barato que el que paga la gente con el dólar ahorro".
Al comprar “dólar futuro”, los inversionistas apostaban a que en marzo de este año el valor del dólar oficial superará los $10,50. El Banco Central vendió los futuros a ese precio y, en caso de que en marzo del próximo año la cotización de la divisa supere ese monto, la entidad bancaria deberá pagar a cada inversionista la diferencia entre la cotización de ese momento y los $ 10,50 a los que negoció los futuros.
"De acuerdo con los testimonios brindados en autos por Alfonso Prat Gay, Martín Redrado, Juan Carlos Fábrega, Diego German Fernández, Lucas Llach, Horacio Liendo, Mariano Flores Vidal entre otros" y tras analizar los informes presentados por el Mercado a Termino de Rosario S.A. (ROFEX), el Mercado Abierto Electrónico (MAE) y el BCRA "se desprende que el Banco Central de la República Argentina ha tenido un quebranto por las posiciones vendidas de futuros de dólar en el Mercado ROFEX en los meses de diciembre 2015 y enero del año en curso de PESOS SIETE MIL QUINIENTOS SETENTA Y CINCO MILLONES SEISCIENTOS UN MIL SEISCIENTOS NOVENTA Y OCHO ($7.575.601.698,2 ) y se deberá afrontar un pago (teniendo como parámetro el tipo de cambio de referencia al 12/02/16) por las posiciones abiertas de febrero a junio del año en curso en este mismo mercado, estimado en PESOS TREINTA Y NUEVE MIL OCHOCIENTOS SETENTA Y NUEVE MILLONES, DOSCIENTOS SETENTA Y TRES MIL TRESCIENTOS SETENTA Y OCHO ($39.879.273.378,00). Asimismo el BCRA debió abonar sumas millonarias además por las operaciones de venta de dólar futuro concertadas en el Mercado MAE, por las posiciones de diciembre 2015 a junio 2016", se informa en la resolución.
"Encontrándonos, entonces de acuerdo con el informe brindado por la Gerencia Administrativa Judicial del BCRA que por los contratos cerrados (septiembre a diciembre 2015) el BCRA registró una pérdida de $1.552 millones, mientras que por los contratos que se encontraban activos (enero a junio 2016) se registró un saldo negativo de $27.724 millones. Todas estas pérdidas en contratos de futuros de dólar que debe honrar el BCRA se producen por las posiciones abiertas por la entidad entre septiembre y noviembre del año 2015, que alcanzaron aproximadamente a DOLARES ESTADOUNIDENSES DIECISIETE MIL MILLONES (U$S 17.000.000.000,00)", agrega.

jueves, 25 de febrero de 2016

Alberto Rodríguez Saá: "No veo que el Gobierno de Macri tenga un plan"

En diálogo con Radio 10, el gobernador de San Luis consideró que hace falta "un plan fuerte e importante de obra pública que signifique políticas activas que muevan la economía" y criticó el Presupuesto 2016 por "falta de equilibrio".


El gobernador de San Luis Alberto Rodríguez Saá aseguró sobre la marcha del Gobierno de Mauricio Macri que "le falta contarnos el plan. No veo que lo tengan".


En diálogo con Radio 10, el puntano consideró que hace falta "un plan fuerte e importante de obra pública" y criticó el Presupuesto 2016 por "falta de equilibrio".

Se derrumba la confianza de los consumidores: 9,7 por ciento menos en febrero

Según un relevamiento de la Universidad Torcuato Di Tella, la confianza de los consumidores cayó 16,5% con respecto a enero pasado y en el desagregado por regiones dicho índice alcanza el 20,8% en el Gran Buenos Aires. Según el estudio, el tarifazo eléctrico, entre las claves para comprender el panorama.


La confianza de los consumidores en febrero cayó 9,7 por ciento respecto de igual mes del año pasado, período en el que gobierno anunció la rebaja en los subsidios de la electricidad y aumento de tarifas que impactará en incrementos de hasta el 500 por ciento en las boletas.

Nota Relacionada: Directora desplazada del Indec prevé tres puntos más de inflación por el tarifazo
Así lo registró el Centro de Investigación en Finanzas de la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella, que en su último informe destaca que la confianza de los consumidores bajó 16,5 por ciento respecto de enero.

"Entre los subíndices que componen el índice, los subíndices de Bienes Durables e Inmuebles, de Situación Personal y de Situación Macroeconómica registran bajas de 33,1%, 12,4% y 9,7% respectivamente", indica la UTDT. 

El reporte agrega que la confianza de los consumidores cayó 20,8 por ciento en el Gran Buenos Aires, 12,4%, en la Capital Federal y 7,9 por ciento en el Interior del país, con relación a enero.

Por otro lado, el relevamiento estableció que la confianza de los consumidores cayó 17,1 por ciento para los sectores de menores ingresos y 13,3% para los sectores con mayores ingresos.

Respecto de las expectativas en la macroeconomía, la UTDT detectó que la confianza baja 9,7 por ciento a nivel nacional respecto al mes anterior. "El factor que mide la perspectiva para el corto plazo cae 13,7% con respecto al mes anterior, mientras que el factor que captura las expectativas a mediano plazo cae 5,8% en el mismo período", aclara el informe.

El trabajo señala que "en el desagregado regional y respecto al mes anterior, el componente que mide las perspectivas macroeconómicas de corto plazo cae 19,4 por ciento para la región del GBA, 11,5% para Capital Federal y 5,2 por ciento para el Interior del país".

"El componente que mide las perspectivas macroeconómicas a mediano plazo, por otro lado, cae 10 por ciento en el Gran Buenos Aires, 2,4% en la Capital Federal y 0,4 por ciento en el Interior del país", indica el informe.

Con relación a la percepción del público sobre su situación personal, se verificó una caía del 12,4 por ciento a nivel nacional respecto de enero.

"El factor que captura las expectativas del encuestado acerca de su situación económica personal en los próximos doce meses cae 12,7 por ciento desde el mes pasado", indica el reporte.

El informe indica que "la percepción del encuestado respecto de su situación actual en términos de la de hace un año atrás cae 12 por ciento con respecto al mes anterior".

"En el desagregado regional se registran caídas intermensuales de 18,7 por ciento en el GBA, de 8,3 en la Capital Federal y 3,9 por ciento en el Interior del país", indica la UTDT. 

Ultimas Noticias

Especiales

.

.