lunes, 31 de marzo de 2014

Un ajuste hecho en el peor momento

El parcial sinceramiento de la economía, en uno de los peores momentos políticos ysindicales que le tocó vivir, es la prueba de dos decisiones de Cristina Kirchner . Quiere llegar a diciembre de 2015 y quiere hacerlo de la mejor manera posible. Tales determinaciones no dejan de ser una novedad en un mundo político en el que abundaron las versiones catastróficas, sobre todo después de su enfermedad y de la d errota política de octubre pasado . En el camino, la Presidenta podrá luchar por el nombre de ese ajuste, pero nunca podrá cambiar el contenido del ajuste. Lo está haciendo con índices cada vez más pobres de imagen popular y cuando los gremios están asediando su nuevo plan económico.


Por Joaquín Morales Solá | LA NACION

En las mediciones de opinión pública, todos los índices marcan un mayor deterioro político del Gobierno. Importantes mayorías sociales no confían en la política económica ni en que la inflación vaya a descender. No creen en la eficacia del Gobierno ni en que la marcha del país tenga una mejor perspectiva. Cristina Kirchner se mantiene en índices bajos de popularidad, alrededor del 30 por ciento de aceptación. "Está débil y su destino es seguir debilitándose", concluyó un analista de opinión pública.
Los sindicatos se sublevan. Nadie podía esperar otra cosa de una política nueva que se sostiene en la reducción del salario real de los trabajadores y en frenar el consumo, que fue la herramienta electoral más eficaz del kirchnerismo durante una década. Antonio Caló, el jefe del mítico sindicato metalúrgico, debe enfrentar un clima cismático en su gremio por haber firmado un aumento inferior al 30 por ciento. El techo que el Gobierno había fijado para las paritarias de este año era del 25 por ciento. Hasta economistas oficiales prevén que la inflación del año alcanzará el 35 por ciento. Aquel techo era la forma de rebanarle poder adquisitivo a los salarios. Pero el techo se cayó. Los aumentos a los docentes elevaron el piso a más del 30 por ciento. La política antiinflacionaria se tambalea.
Muy pocos gremios cerraron sus paritarias. El resto prefiere tener antes algunas certezas. Una de ellas es el nivel del aumento a los docentes. Otra es el ritmo de la inflación. Hugo Moyano percibió que ese mal clima sindical y social necesitaba una catarsis. La huelga general del próximo jueves 10 podría canalizar gran parte de ese malhumor. Moyano no trabaja para Sergio Massa, que es lo que repite Jorge Capitanich. Hace poco le preguntaron al líder camionero si apoyaba a Massa o a Daniel Scioli, y la respuesta fue típica de un peronista pícaro: "Le contesto quince días antes de las elecciones". Un eventual apoyo de Moyano a Massa no le garantizaría, por otra parte, ningún triunfo huelguístico al líder sindical. En cualquier caso, necesitaría del previo descontento social para plasmar su iniciativa en un paro exitoso. Es lo que tiene.
Astuto, Moyano evitó el paro con movilización. Los gremios, paranoicos como pocos, creen que el general Milani está preparando una conspiración para hacerlos quedar mal. ¿Una refriega entre trabajadores e infiltrados durante una marcha? ¿Un herido o un muerto en medio de la trifulca? Es mejor la foto de ciudades muertas por la huelga que la noticia de probables peleas campales.
Cristina Kirchner es, además, una aspiradora de los enojos sociales. Las últimas mediciones de opinión pública señalan que la sociedad bonaerense le atribuye más responsabilidad al gobierno nacional que a Scioli en el conflicto de los docentes de Buenos Aires. El propio Scioli suele decir que eso es injusto. Pero son las cosas que el gobernador consigue increíblemente. Gran parte de la sociedad de su provincia carga, también, sobre las espaldas de los intendentes y del gobierno nacional el enorme problema de la inseguridad. La responsabilidad de Scioli aparece en tercer lugar, cuando es él quien tiene el control de la policía.
Scioli generalizó el aumento a los docentes y lo hizo efectivo en todas las categorías. El porcentaje está en discusión, pero es superior al 30 por ciento. Su límite era el incremento que los maestros habían recibido en la Capital, Santa Fe y Córdoba. Todos ellos ya corrieron, de todos modos, el piso de los aumentos para los otros sindicatos y lo elevaron en cinco puntos, por lo menos. En el conflicto sindical se mezclan también las corrientes internas de los gremios dominadas por una izquierda no kirchnerista, trotskista a veces. Roberto Baradel, de los docentes bonaerenses, sufre ese cerco. El caso se replica en la mayoría de los gremios.
En ese contexto de rabietas y vaivenes, Cristina Kirchner ordenó un tarifazo, al que no llama tarifazo. El precio del agua no se modificaba desde fines de los años 90. El último aumento real del precio del gas fue en 2004, hace diez años. La sinceridad también tiene un límite. No incluyó, por ahora, al transporte ni a la electricidad, que son los servicios públicos más usados permanentemente. El valor del agua estaba tan bajo que era un servicio casi gratuito. Cualquier aumento podría pasar inadvertido. El precio del gas aumentó entre el 100 y el 200 por ciento en dólares. Pero su atraso es del 860 por ciento en dólares. El incremento del precio del gas se sentirá en los próximos meses del invierno.
¿Por qué Cristina autorizó ese megaumento en algunos servicios públicos cuando no se han resuelto aún las paritarias? ¿No podrían los gremios, acaso, tomar ese incremento en las tarifas para elevar aún más sus reclamos salariales? Fuentes oficiales señalaron la necesidad del Gobierno de bajar rápidamente la necesidad de dólares para importar energía. Los primeros fríos comenzarán a llegar en la próxima quincena. Trata, ahora, de que los argentinos no sigan abriendo la ventana para regular la calefacción. El kirchnerismo los acostumbró en los buenos tiempos a esa práctica, única en el mundo.
Otra versión indica que el Gobierno dio una señal de austeridad justo el mismo día en que notificaba a los bonistas que no cobrarían la indexación por el crecimiento del PBI. Economistas privados y el índice del Congreso habían estipulado que el crecimiento del PBI del año pasado fue de entre el 2,9 y el 3,1 por ciento. Los tenedores de bonos sólo cobrarían esa indexación a partir de un crecimiento del 3,22 por ciento. No debían cobrar, por lo tanto, según las mediciones privadas y parlamentarias. Pero el exitismo oficial elevó el crecimiento del PBI en 2013 hasta el 4,9 por ciento, según anunció el Gobierno en diciembre. Hasta que tomó nota que debía desembolsar 3600 millones de dólares de sus debilitadas arcas por esa maniobra. "Era el dibujo más caro del mundo", ironizó un economista.
Al final, el Gobierno fijó el crecimiento de 2013 en el 3 por ciento. Dos puntos menos. Una enormidad. Tenían razón los denostados economistas privados y el Congreso. No les pagará la indexación a los bonistas que habían optado por el crecimiento del PBI. Pero ya mucho antes no les había pagado gran parte de sus intereses a los que tienen bonos indexados por el CER, un indicador de la inflación. La Argentina kirchnerista no tenía inflación alta, contra la generalizada comprobación.
La indexación por el crecimiento de 2013 está en discusión. Hay quienes dicen que el Gobierno leyó mal el cálculo que debía hacer y que debe pagar. Lo que sí debió pagarse durante mucho tiempo es la indexación por inflación. El problema es que un sinceramiento de la inflación desde la intervención del Indec significaría reconocer un 128 por ciento más de costo de vida en los últimos años. Duplicaría la deuda pública. Es otra herencia envenenada que Cristina Kirchner le dejará a su sucesor. Su propósito no es despejarle el camino al próximo presidente, sino llegar al final de su mandato sin grandes sobresaltos económicos. Que su poder muera serenamente de muerte natural.

Cristina, una madre alejada de los problemas de "sus hijos"

Que la Presidente de los argentinos se encuentra distante de la realidad y ella se asiló en su relato, no es ninguna novedad. No obstante, la distancia que esta tiene con los crecientes problemas que tiene la nación y la viuda de Kirchner dejará como herencia, agiganta la dimensión de los obstáculos que el país y, por ende, sus habitantes deberán enfrentar cuando esta abandone el poder y se destape la crisis que ya vivimos, en todas sus formas y con el perjuicio que ninguno de los ítems que la componen están abordados en el presente.


"(...) Cristina se confesó la madre de 40 millones de argentinos, pero muchas madres terminan perturbando a sus descendientes tanto; que estos necesitan reparación psicológica, y alejarse de la conflictiva donde esta no solo habita sino que pone muchos palos en la rueda para alivianar la pesada carga que representa para sus hijos."
por JORGE HÉCTOR SANTOS
Twitter: @santosjorgeh
 
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Especial para Urgente24). Supongamos una familia se halla tremendamente angustiada porque la salud de uno de los integrantes, la cual se presenta muy compleja y el pronóstico de los médicos consultados indica que una solución solo podría caber en manos de un profesional de élite.
 
Con un tremendo esfuerzo monetario los integrantes de ese grupo consiguen los recursos para pagar la consulta, con el único objetivo que este facultativo ponga fuera de peligro a quien lo necesita.
 
Ya en plena entrevista  el galeno comienza a hablar ante el enfermo y sus seres queridos de anécdotas y recuerdos. Entre los que menciona:
 
> Que su madre tiene dos aires acondicionados,
 
> que no se lo regaló él, quien puede porque tiene altos ingresos,
 
> ni se lo regaló nadie porque él es famoso.
 
Y continúa diciendo que su mamá lo pudo comprar porque mejoró la jubilación que cobra ella, y la pensión del orden nacional que percibe de su extinto padre.
 
De ese tema salta a otro, donde indica: Que los inventores mundiales del alfajor triple, le trajeron uno pero de tamaño mini, porque el dueño de la fábrica no lo quiere ver gordo.
 
Y, más tarde, el galeno relata que en un viaje a Roma sufrió un esguince de tobillo y que cuando fue a hacerse atender en un hospital de la capital de Italia, hacía más calor adentro, donde le tomaron la resonancia magnética, que en los pasillos, que eran muy anchos. Cuando salió, agrega, a los pasillos del hospital, se tuvo que poner su abrigo porque se moría de frío y que tenía más calor adentro, con la resonancia magnética, que en el pasillo. Para finalizar diciendo, que  el uso racional de la energía también debe importar.
 
A renglón seguido y sin prestarle atención a ninguno de los graves problemas por los que iba a ser consultado, se despide del enfermo y de sus familiares.
 
Imagine qué pueden llegar a pensar, sentir y decir las indignadas  y desesperanzadas personas que pretendiían una solución, se fueron sin nada y por demás atribulados por el desconcertante personaje que terminóno poniendo remedio algunos a sus padeceres sino aumentándolos.
 
Esto que suena a disparate imaginativo, es lo que sucedió y sucede con la extraña presidente de los argentinos, quien en la útima cadena nacional,  la sexta de 2014, llegó a señalar:
 
"Me siento la madre del país y de los 40 millones de argentinos".
 
Un país sumergido en la más extraña y cruel mentira, donde después de largos años de ingresos extraordinarios, se encuentra con una maraña de problemas, entre los que se incluyen:
 
Una disparatada inflación.
 
Una creciente contracción económica.
 
Una incipiente, pero constante, pérdida de fuentes de trabajo.
 
Falta total de inversiones locales y extranjeras.
 
Un ajuste feroz en medio de una pérdida del poder adquisitvo de la población.
 
Una inseguridad que alarma y cobra cantidad que crece de muertes mensuales.
 
Una escalada del narcotráfico que llegó para quedarse.
 
Una corrupción desenfrenada.
 
Un aniquilamiento de la Constitución Nacional y de la Justicia.
 
Un Congreso que opera como un apéndice del Ejecutivo.
 
Una feroz impunidad  y un descarado manejo de jueces por parte del gobierno central.
 
Enorme cantidad de pobres e indigentes.
 
Enorme cantidad de inmigrantes  ilegales que terminaron teniendo documentos nacionales para poder votar al gobierno que pretendió perpetuarse en el poder.
 
Un quiebre social altamente preocupante, de larga y difícil solución.
 
Y tantos etcéteras como la memoria alcance.
 
Que la Presidente de la Nación utilice la cadena nacional para obviar cualquiera de todos temas y se dedique a hablar de temas de incumbencia de la “doña Rosa” del fallecido Bernardo Neustadt, no es para tomárselo en broma.
 
¿Qué le pasa a Cristina Fernández, viuda de Kirchner?
 
Si Ud. no se lo pregunta porque no le preocupa, o porque cree que siempre ella fue y es así, no por eso deja de resultar altamente alarmante, y no sólo porque es la jefa de Estado, sino porque los problemas que no se reconocen, no se solucionan y se agravan.
 
Ud., a quien  ya no le asombra nada de lo que sucede en el país; no puede ni debe dejar de pasar por alto esta situación porque el futuro más allá de Cristina se verá con una problemática de una dimensión desconocida y muy engorrosa salida. 
 
Que Ud. no tome conciencia del mañana cercano o no quiera preocuparse aún más que lo que ya está, no implica que ya muchos padres se sinceren pensando y expresando que no verán una Argentina diferente en lo que les resta de vida y que sus hijos y nietos, tampoco.
 
No son pocos los jóvenes que piensan emigrar aunque el mundo este complejo a nivel global; el laberinto nacional supera largamente el contexto global.
 
Cristina se confesó la madre de 40 millones de argentinos, pero muchas madres terminan perturbando a sus descendientes tanto; que estos necesitan reparación psicológica, y alejarse de la conflictiva donde esta no solo habita sino que pone muchos palos en la rueda para alivianar la pesada carga que representa para sus hijos.

domingo, 30 de marzo de 2014

INCREIBLE:A RAUL PORTAL NO LE ROBARON POR SU FAMA

El conductor relató el insólito episodio que vivió con dos delincuentes menores de edad. "Me apuntaron con un arma, pero cuando me reconocieron me preguntaron cuándo volvía El Portal de las Mascotas y nos quedamos hablando", contó. Los detalles, aquí. 


Raúl Portal vivió un insólito episodio con dos ladrones que lo intentaron asaltar. En el programa que conduce por A24, el presentador relató: "Iba caminando a la radio a las siete de la mañana y sentí una sensación espantosa, un fierro. Me doy vuelta y había dos chiquitos menores, uno con un chumbo".
"Les dije que se quedaran tranquilos, pero ellos me pedían plata. Por un momento pensé en sacarle el arma, pero no. Entonces, cuando me saco la gorra, uno dice 'mirá quién es este' y me pregunta si no era el de los perritos", continuó.
"Les contesté que era Raúl Portal. Él me dice que me veía siempre. Me dijo que le había puesto a su perra Chicha y me preguntó si vuelve el programa. Empezamos a conversar con un arma en la mano",agregó. 
"Fue insólito. Dos chicos con un revólver que no venían de misa estaban regaladísimos. Me preguntó si podía venir al programa.  Le di una tarjeta y le dije que entraba gratis. Bajó el arma y me fui caminando", añadió Portal.
Luis Majul dialogó con Crónica sobre el debut de La Cornisa, en la pantalla de América, este domingo. Junto al periodista estarán Tomás Bulat, Luis Novaresio, Hugo Macchiavelli yJavier Mozzo. Entrá a la nota. 


Por Viviana Romano
vromano@cronica.com.ar
Sus días transcurren con diversas actividades y reuniones antes de comenzar su programa de radio y otras, explica Luis Majul, después de las 16 cuando finaliza su ciclo por La Red. A partir de este domingo además, le pondrá la cara nuevamente a “La cornisa” por América, en lo que ya se convirtió en un clásico: 16 temporadas al aire. 
Él mismo aclara que sostiene sus proyectos en el tiempo y que, a veces, va a contramano de los medios. 
La vida de un periodista no es relajada; sin embargo, trata de organizarse para hacer actividad física a partir de las 8. “Entreno, luego voy a mi productora, que está ubicada atrás del cementerio de la Chacarita y se llama Margen del Mundo”.
Adelanta que el domingo el público se encontrará con un programa con varios cambios. Se incorporaLucas Morando, que presentará un informe denominado, “El nuevo dueño de la Argentina”, también habrá mesa de periodistas con Tomás Bulat y Luis NovaresioHugo MacchiavelliJavier Mozzoy una mujer “de la que me reservo el nombre, para debatir polémicas de actualidad, mano a mano con invitados”, detalla el conductor.
TOQUE FARANDULERO
A diferencia de otros ciclos del mismo género, Majul se permite dialogar con periodistas especializados en otros temas, como Jorge Rial –primer invitado- y Luis Ventura.
“Creo que se pueden tocar otras cuerdas, desde política dura hasta la actualidad del espectáculo. El gran desafío es abrirse y ser menos prejuicioso”, explica, y aclara que no es él quien escribirá la biografía del conductor de “Intrusos”. “Lo edita mi editorial, Margen Izquierdo, lo que yo hice fue invitarlo a que escriba su propia biografía. La única condición que le puse es que no mintiera y estuviese dispuesto a contar todo. Y le puse como ejemplo lo que leí de Keith Richards, el guitarrista de los Rolling Stones; porque él cuenta que en su camioneta ploteada llevaban heroína y cocaína. Así arranca, con una verdad absoluta. Yo le dije a Rial que iba a ser muy liberador, quiero que cuente su vida profesional y personal”.
SU RELACIÓN CON LANATA
Con respecto a la competencia, señala que el año pasado “La cornisa” ocupaba prácticamente la misma franja horaria que “Periodismo para todos”, el “boom” que tuvo algunas semanas Lanata y, a pesar de eso, le fue muy bien. “Fue el mejor año a nivel rating de mi programa, con 6 puntos de promedio. Aguantamos con dignidad porque mi programa es compacto, y el domingo nos visita Aníbal Fernández, un funcionario del gobierno que hacía mucho tiempo no entrevistaba. Nosotros trabajamos mucho, insistimos, y no voy a bajar los brazos hasta tener a la Presidenta de la Nación. No sé si lo hará dentro de dos meses o cinco, pero la voy a tener”, explica con energía. De su relación con Jorge Lanata es contundente. “Nos llevamos bien. Jorge es una personal temperamental, dice lo que se le antoja, yo no me quedo callado, de modo que la relación es franca, sincera, aunque no sea del agrado del otro, y eso está bueno”, finaliza.

Majul: "Los periodistas que se metieron en la mierda, quedarán con olor"

Luis Majul está convencido que los últimos 40 años de periodismo en Argentina tienen que ser polemizados y debatidos para “enriquecer el oficio”. Es que el conductor de La Cornisa sostiene que el periodismo sufrió un embate feroz por parte del kirchnerismo, donde a través de políticas públicas como la Ley de Medios -sostiene- “se intentó aniquilar el oficio y destruir a las personas” que lo encarnan.


El periodista impulsa ese debate desde todas las plataformas que tiene a su alcance: en un libro que editará Margen Izquierdo, que escribirán Pablo Marchetti y Pablo Sirvén; un ciclo que emitirá Canal A, denominado “Un Mundo con Periodistas” y la muestra interactiva “De Walsh a Lanata, 40 años de periodismo en Argentina”.
Los tres proyectos estarán sustentados en una encuesta que encargó de manera exclusiva, con las que determinará quiénes son los 40 periodistas más influyentes de los últimos 40 años, según explicó en una entrevista que Perfil.com le realizó al periodista en Margen del Mundo, el predio de 400 metros cuadrados donde mudó su productora y piensa montar la muestra con un bar café al “estilo periodístico”.
Perfil.com: ¿Por qué creés que es tan importante ese debate periodístico?
Luis Majul: Primero porque el periodismo de los últimos 40 años es expresión de una grieta cultural que todavía no está saldada. En segundo lugar, porque es necesario una polémica, un debate que esclarezca qué representan esos periodistas. La muerte de Juan Gelman disparó un debate apasionante: si el hombre que había muerto era un hombre que era un gran poeta argentino, que lo era, si era uno de los grandes intelectuales, que lo era, y si también era una persona que defendía haber matado a gente desarmada.
- ¿Cuál es el objetivo?
- Es rescatar el oficio. Es un debate que hay que darse. Y no lo hago por un punto más de rating. Mi objetivo es que en este lugar (Margen del Mundo) se debata, se discuta, se mire. Se van a presentar biografías audiovisuales de cada uno de esos periodistas. Se va a mostrar una época. Los últimos 40 años en Argentina han sido riquísimos. La TV cambió de negro a color. Una dictadura militar. La Triple A. Momentos icónicos de la cultura como cuando se tiró Charly García de un noveno piso, lo que le pasó a Cerati. Pasaron cosas muy fuertes que yo creo que deberían ser debatidas, polemizadas y reivindicadas.
- ¿Ya pasó el furor del gobierno por “democratizar” a los medios?
- De a poco va haciendo mella. Pero para mí, esta guerra va a dejar saldos diversos. Uno es: los que se embadurnaron y metieron la mano en la mierda de la dignidad profesional y humana, van a quedar con algún olor. Que se los vayan o no a sacar con los años, bueno, pero la mierda es mierda.
- ¿Por ejemplo?
- Los he nombrado miles de veces. El tipo que era jefe de la barra brava de Boca, y al otro día es jefe de la barra brava de River. Yo creo que para gente como Diego Gvirtz, o Víctor Hugo Morales, o José Pablo Feinmann. Un montón de tipos que salieron de su eje para convertirse en propagandistas, va a ser complicado recuperar el prestigio y la credibilidad que tuvieron alguna vez. Luego la cosa aflojará. Creo que después hay que rescatar a los que hicieron bien. Pero no es gratuito pasar de informar, periodista, filósofo, historiador, a propagandista. Eso va a dejar una mella. Se va a empezar a rescatar la esencia del oficio.
- ¿Un periodista no puede estar a favor de un gobierno?
- A ver, yo puedo recontra bancar a un periodista que piensa que este gobierno hizo bien las cosas o que no es tan crítico como yo. Pero que haga periodismo. A los que hacen periodismo, yo los banco.
- ¿Pensás que esta guerra sigue ahora, ya sin la Ley de Medios en debate?
- La Ley de Medios fue una excusa política para plantear una trinchera de un lado y del otro. Si la ley hubiera realmente a desconcentrar y a democratizar, no hubiera habido ninguna grieta y ninguna trinchera, se hubiera apoyado sin ninguna disidencia.
- Entonces, ¿con qué fin impulsaron la ley?
- Hubo una estrategia política pensada, elucubrada, para destruir al oficio. Para meterse con el oficio. No es que no estuvieron de acuerdo con lo que yo haya dicho, escrito o publicado, directamente quisieron meterse con las personas. A muchos como nosotros, a mí, incluido, me quisieron destruir como persona. Me quisieron aniquilar: inventaron que era evasor, no lo pudieron hacer. Fui sobreseído. Ni siquiera me pudieron imputar.

(*) De la redacción de Perfil.com.

sábado, 29 de marzo de 2014

Imputaron a Oyarbide por suspender un allanamiento

Imputaron al juez federal Norberto Oyarbide por la suspensión del  allanamiento a una financiera tras recibir el llamado del segundo de la Secretaría Legal y Técnica.


Se trata del allanamiento en la financiera Propyme el 19 de diciembre pasado que fue suspendido luego de recibir un llamado de Carlos Liuzzi, segundo de la Secretaría Legal y Técnica.

A través de dicho llamado, Liuzzi lo puso en alerta de que los policías que estaban a cargo del operativo habían intentado sobornar al empresario con 300 mil dólares.

A partir de ese episodio y de distintas denuncias realizadas, el fiscal Ramiro González impulsó hoy una investigación formal que tiene como imputados al juez Oyarbide y al funcionario Liuzzi.

El requerimiento fue presentado ante el juez federal Luis Rodríguez.

Majul: "El gobierno trató de aniquilarme, pidió mi cabeza muchas veces"

Cuando el reloj marque las 21.30 del domingo, Luis Majul estará comenzando la decimo sexta temporada de La Cornisa y, de esa forma, le estará demostrando a la audiencia que le ganó la pulseada al oficialismo. Es que, según dijo el periodista en diálogo con Perfil.com, el gobierno “trató de aniquilarme, pidió mi cabeza muchas veces y nunca la tuvo”.


El conductor no llegará sólo a la pantalla de América. Lo hará con un staff periodístico renovado y con distintas novedades entre las que se destacan investigaciones sobre “El nuevo dueño de la Argentina” y el anticipo de lo que promete ser el libro más polémico del año: las confesiones de Jorge Rial. “Si cuenta todo lo que me contó a mí, muchas personalidades de la política y la farándula tienen que estar muy preocupadas”, lanzó Majul.
El periodista recibió a Perfil.com en su nueva locación ubicada en el barrio porteño de Chacarita, donde tiene pensado montar un verdadero paraíso periodístico que abrirá sus puertas con una muestra interactiva denominada “De Walsh a Lanata - 40 años del Periodismo Argentino”. Allí, funcionará Margen Izquierdo, su firma editorial, y La Cornisa Producciones. “Lo bautizamos Margen del Mundo, porque algunos pueden pensar que está en el traste del mundo, pero queremos marcar una nueva tendencia”, explicó.
Con la adrenalina que se respira en cualquier productora televisiva una semana antes de salir al aire, el periodista confesó que cada año es más complicado llevar La Cornisa a la pantalla chica. “La producción es cada vez más costosa, la política del gobierno en contra del periodismo hace las cosas más complicadas y el año pasado competí con Lanata y Fútbol Para Todos, pero yo estoy acá con un programa renovado”.
- Perfil.com: En ese contexto, ¿cuáles son las claves para que La Cornisa tenga un buen año?
- Luis Majul: Hay varios factores importantes. Todos los años trato de combinar el buen periodismo, la investigación, la denuncia, con un buen programa de televisión. Yo quiero que el primer programa venga alguno de los hombres fuertes del gobierno, pero cuesta mucho. Yo sé que va a venir. A la Cornisa están invitados desde la Presidenta para abajo, todos.
-  ¿Con qué novedades arranca el ciclo?
- Vamos a hacer una mesa de periodistas (integrada por Luis Novaresio, Tomás Bulat, y María Julia Oliván) que sean capaces de analizar, discutir y debatir. Vamos a tener a un nuevo periodista de investigación, que es Lucas Morando, que también trabaja en PERFIL. Él está trabajando en investigaciones muy serias. La primera tiene que ver con alguien a quién nosotros denominamos “El nuevo dueño de la Argentina”. Estamos trabajando mucho y hace mucho tiempo el tema narcotráfico, vamos a tener una entrevista exclusiva con uno de los que fue calificado como uno de los tres mayores narcotraficantes del mundo. Vamos a tener entrevistas mano a mano con personas que son  interesantes, una del gobierno y otra que va a venir a contar dos informaciones que todavía no se conocen de su vida personal y profesional.
- ¿Se puede decir al menos quién es?
- Va a ser Jorge Rial. Te podría contar que está trabajando, a través de Margen Izquierdo, en un libro que va a firmar él. Lo único que te puedo decir es que si él incluye en el libro las informaciones y datos y escenas y situaciones y hechos y personajes que me contó a mí antes de firmar el contrato, te diría que va a ser uno de los libros que va generar más expectativas. Si cuenta lo que dice que va a contar, se tendría que preocupar gente de la política, de los medios, de la farándula y del espectáculo.
- ¿Cómo se hace para competir con Lanata después de que hiciera 30 puntos de rating?
- El domingo que él hizo el pico yo no estaba al aire todavía. En verdad, la competencia con Lanata no es directa directa porque él arranca bastante más tarde que yo. Por esas cosas, que los dos hacemos programas periodísticos, La Cornisa se volvió como una previa de lo de Lanata.
- ¿Por qué creés que Periodismo Para Todos funcionó tan bien?
- Es la persona indicada, en el momento indicado, en el lugar indicado. Pienso que Lanata estuvo bien puesto, con buena producción. Aún así yo agradezco que me haya ido tan bien el año pasado. Terminé por arriba del share de la radio en La Red y por arriba del promedio general de América. Por eso, ojo, él corre con una Ferrrari, pero yo con un McLaren no me achico.
(*) De la redacción de Perfil.com.

Los huérfanos de la "madre" de los argentinos

El jueves por la tarde, la Presidenta autoproclamada de todos y todas, aseguró por cadena nacional que se sentía “la madre del país, la madre de todos los argentinos” mientras explicaba que cuidará -sin “ánimo de castigar ni de perseguir, ni de controlar, ni de vigilar a nadie”- los subsidios otorgados a las empresas de servicios públicos.


Mientras que la muchachada nacional y popular festejaba el tarifazo revolucionario, una multitud estallaba en las redes sociales preguntando dónde y cuándo podrá reclamar su parte de la herencia de la Santísima Madre Argentina. Dios y el Papa le desean larga vida a la Reina. Es que CFK así se siente mientras elogia las bandejas de comida que ofrece Aerolíneas Argentinas a sus pasajeros y los aires acondicionados que su madre -¿sería la abuela del país?- se ha podido comprar en la década ganada.
Curiosidades discursivas: si el pilar del modelo fue el consumo, hoy Cristina pide austeridad e insinúa el derroche de energía eléctrica que se produce en los hospitales públicos de este bendito país en el que los pacientes se mueren de frío en sus pasillos. No le pareció importante recordar que en esos mismos pasillos suelen correr médicos y pacientes ante la presencia intempestiva de barras bravas sedientos de venganza.
Los temas que toca la Presidenta de la Nación son inversamente proporcionales al interés de la inmensa mayoría de los argentinos, expresado en encuestas de opinión pública y en las últimas elecciones. Cristina ha hecho de la frivolidad de la imaginaria Doña Rosa de Bernardo Neustadt, denostada en sus tiempos intelectualoides en el Congreso de la Nación, una de sus mayores virtudes festejada por la tribu de seguidores que ofrecen sus servicios –no siempre ad honorem- para la liberación.
Horas antes de que la Madre de Todos se quejara de que no le habían ofrecido un alfajor triple de Fantoche, cientos de tucumanos esquivaban las balas de goma de la policía local que los reprimía salvajemente para sacarlos del puente Barros. La mañana del jueves, la agrupación Barrios de Pie, acompañada por las Madres del Pañuelo Negro –mujeres que perdieron a sus hijos por la adicción al paco- eran reprimidos por pedir cajas de comida y mejoras en los planes sociales.
Tucumán es gobernada, desde el año 2003, por José Alperovich, esposo de la senadoraBeatriz Rojkes, que fue tercera en la línea sucesoria hasta hace pocas semanas. Pero a CFKno le pareció importante la protesta ni la respuesta policial, digna de ser transmitida en la cadena del desánimo. Seguramente festejará cuando Fantoche sume sus productos a los precios cuidados.
El día anterior, la Madre de Todos, había festejado la ampliación de parte del aeroparque Jorge Newbery. No todos los argentinos tienen la suerte de viajar asiduamente en avión y muchos otros utilizan los ferrocarriles urbanos para ir a trabajar. Los andenes de la línea Sarmiento no han mejorado mucho desde la tragedia de Once, el 22 de febrero del 2012.
Mientras se desarrolla el histórico juicio, el ex secretario de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime, cruzó por la calle a María Luján Rey, la madre de Lucas Menghini. Su tío Leonardo, abogado que representa a varias de las familias, estaba parado al lado de María Luján cuando escuchó a Jaime decirle que él también buscaba justicia y que había llorado muchísimo ese 22 de febrero. Rey enmudeció ante la repentina presencia del ex funcionario kirchnerista: “Yo sé perfectamente que la gente viaja dónde puede y no dónde debe”, remató Jaime.
Cuando la policía federal y los bomberos hallaron el cuerpo sin vida de Lucas, gracias a la insistencia de su padre por analizar cada uno de los videos del día de la tragedia, la ex ministra de Seguridad, Nilda Garré, dijo que el joven viajaba en un lugar indebido. Jaime le agregó a la Madre que le molestaba que hablasen mal de su hijo. El abogado Menghini le pidió que se retirase de allí y que todo lo que tenía para decir que lo dijese en la causa judicial.
María Luján, quedó muy mal tras ese encuentro supuestamente casual con Jaime. Esa noche, en mi programa en FM Identidad, Leonardo Menghini reflexionó: “Fue una situación en la que no ví congoja sino una situación provocativa. Nosotros no vamos a buscar revancha ni queremos el escándalo, pero consideramos que es una persona responsable de la muerte, no solo de Lucas, sino de 52 personas que iban a trabajar”.
Jaime demostró, como en otras ocasiones lo hizo la Presidenta de Todos y Todas, que le importa más sus sentimientos y sensaciones que los de las víctimas de carne y hueso. Están encima de todos y de todas, a pesar de que Ella diga ser la Madre del País.

SUTEBA aceptó el acuerdo y se inician las clases el lunes

Docentes agrupados en SUTEBA finalmente aceptaron en su mayoría la propuesta del gobierno de la provincia y el lunes arrancarían con las clases. El arreglo llega luego de que ayer la provincia repitiera su oferta del 11 de marzo, lo que había generado un fuerte malestar en las bases. Resta conocer la decisión de grupos minoritarios de la FEB


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - Un 92% de los docentes agrupados en SUTEBA votó en favor de la propuesta presentada por el gobierno de Daniel Scioli esta tarde, dando así por finalizado el paro de 17 días que llevaba los docentes de la provincia.
 
La propuesta, sometida a la votación de las bases, finalmente fue aceptada, por lo que el lunes los docentes volverán a las aulas.
 
"Hoy los docentes van a recibir esta propuesta en asambleas y nos van a dar mandato a nosotros con respecto a la aceptación o el rechazo de la misma. No somos los sindicatos los que vamos a resolver esto porque la lucha fue llevada adelante por el conjunto de los docentes de la provincia de Buenos Aires y la propuesta va a ser considerada por ellos", había advertido el titular de SUTEBA, Roberto Baradel, tras retirarse de la reunión que los gremios mantuvieron con los representantes del gobierno bonaerense.
 
Por su parte la titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, quien destacó que "hubo una decisión política para intentar destrabar este conflicto, que hoy se refleja con una propuesta que puede ser puesta a consideración de los educadores".
 
El primer sindicato en aceptar la oferta fue la Unión Docentes Argentinos (UDA), alineada a la CGT oficialista. Su Secretaria Normalizadora, Edith Contreras, aseguró  que "por la tarde se convocó en nuestra sede de La Plata a una asamblea provincial de delegados en la cual la propuesta fue considerada y aceptada por unanimidad".
 
UDA integra junto a SUTEBA, la FEB y SADOP el Frente Gremial Docente Bonaerense, que lleva 17 días consecutivos de un paro que frenó el inicio del ciclo lectivo 2014 para más de tres millones de los 4,5 millones de alumnos bonaerenses.
 
Aunque el anuncio de SUTEBA de retomar las clases ganó ñas tapas de los diarios, aún resta conocerse la decisión del resto de los grupos, que estarían cerca de cerrar e acuerdo.
 
Entre las claves de la propuesta hecha por el gobierno de Daniel Scioli se destacan:
 
El sueldo inicial pasa de $3600 a $5000 a partir de agosto.
 
El aumento será en dos tramos: marzo, que la Provincia ya liquidó, y agosto. 
 
La Provincia no descontará los 17 días que no hubo clases.
 
Se creará una comisión técnica para recuperar los días que se perdieron por la huelga de los maestros. 
 
Se eliminó el ítem sobre el presentismo, tan cuestionado por los sindicatos. 
 
En el principio de acuerdo figura la cláusula de monitoreo (del salario) pedida por los gremios.

"No hay que ser analista para darse cuenta que la inseguridad hoy es un problema"

Luego de que el jefe de Gabinete nacional, Jorge Capitanich, acusara a los medios de "levantar" el tema de la inseguridad para afectar al Gobierno, el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, exhortó a la Casa Rosada a "asumir" que este problema fue "creciendo" en la Argentina y que las medidas destinadas a enfrentarlo "no tuvieron éxito".


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) El ministro de Justicia y Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, salió este viernes (28/03) al cruce del jefe de Gabinete de la Nación, Jorge Milton Capitanich, quien acusó a los medios de "levantar" el tema de la inseguridad "como estrategia de desgaste" al Gobierno, y pidió convocar a expertos y representantes de las distintas fuerzas políticas para enfrentar esta problemática.
 
"La inseguridad es una realidad, no es una sensación", advirtió Montenegro, y exhortó a las autoridades a "asumir" que este problema fue "creciendo" en la Argentina y que las medidas destinadas a enfrentarlo "no tuvieron éxito".
 
En declaraciones a radio La Red, Montenegro destacó la necesidad no sólo de "llamar a gente de otros lugares donde han tenido políticas exitosas", sino también "sentarnos todos los referentes de los distintos espacios políticos para tratar de planificar una estrategia de acá a los próximos 15 años y mantenerla no importa quién gobierne".
 
Ante una consulta, el funcionario tomó distancia de recientes afirmaciones de Capitanich, quien apuntó a "grupos mediáticos concentrados" por "levantar" el tema de la inseguridad con el fin, dijo, de "imputársela permanentemente al Gobierno" y "soslayar la responsabilidad de otros actores", como las jurisdicciones provinciales o los jueces (ver nota relacionada).
 
"No hay que ser un analista de encuestas para darse cuenta de que la inseguridad hoy es un problema en la Argentina y que fue creciendo", replicó Montenegro, y aseveró que "cuando uno habla con el vecino tanto en la provincia como en la Capital todos tienen sí o sí algún amigo, conocido o familiar que tuvo un problema de inseguridad en los últimos 20 días, un mes".
 
Montenegro insistió en que la "realidad" de la inseguridad "no es solo lo que uno palpa con los medios, sino cuando está en la calle".
 
Realmente, ¿alguien puede negar que la inseguridad no haya aumentado drásticamente en los últimos años? 

Massa promete un proyecto de reforma impositiva

ergio Massa en Nueva York: "Debemos discutir una deuda de 30 años de la democracia: la matriz tributaria de la Argentina. Debemos tratar de construir una matriz más progresiva y no tan regresiva porque en sí misma termina siendo un techo para las posibilidades de crecimiento y desarrollo." La otra frase de Massa: "Argentina tiene hoy una posibilidad única, su ubicación geográfica hace a su estrategia geopolítica. Naturalmente ubicada en Mercosur ha sido parte del diseño núcleo regional pero también tiene la oportunidad única de transformarse en el puente con la Alianza de Pacífico, precisamente por estar en el centro de ambos bloques y por su tradición cultural. Argentina desde su territorio puede realizar la unión de ese bloque si se consigue que en algún momento con un corredor biooceanico que ambos bloques le abran las puertas de las salidas hacia los dos continentes o hacia todos desde el Atlántico y Pacífico."


Massa: "Tenemos un trabajo que no tiene que ver con un candidato, ni un dirigente ni un partido. Este es un trabajo para mirar la Argentina de acá a 30 años. Somos parte de una generación que tiene la obligación de construir el futuro de la Argentina y nos debemos poner vehementes en la defensa de los valores para que nuestro país pueda tener nuevamente oportunidades."
El diputado nacional por el Frente Renovador-Buenos Aires, Sergio Massa, encabezó un encuentro organizado por el Consejo de las Américas, en Nueva York (USA). Allí compartió su pensamiento sobre las perspectivas políticas y económicas de la Argentina, así como las oportunidades que enfrenta el país en 2014 y su futuro.
 
En un espacio creado para intercambiar ideas y crear soluciones a los desafíos del presente y futuro, tal como lo anuncia el evento, Sergio Massa se presentó en Nueva York y disertó en el Council de las Américas. Allí además contestó las preguntas de los periodistas que asistieron. 
 
Discurso de Sergio Massa:
 
Le agradezco al Council por la invitación. Es importante hacer una pequeña introducción respecto a por qué estoy hoy acá.
 
Lo que pasó el último 27 de octubre llegó por un momento anterior que nació de la construcción de un grupo político distinto de lo que ocurre naturalmente en la Argentina. En 2009, un grupo de alcaldes/intendentes empezó a construir más allá de los partidos una propia agenda de trabajo en materia de gestión: seguridad, nuevas prácticas de gobierno, infraestructuras regionales, manejo de transporte y medio ambiente, todo esto de manera asociada, integrada.
 
Ese equipo que inicialmente empezó trabajando temas de gestión se encontró en el año 2013 con una situación política particular, no sólo para discutir la agenda de preocupación local sino también en la necesidad de discutir temas institucionales, el presente y futuro de la Argentina.
 
Tal vez no se recuerde, pero en 2013 hubo temas en la agenda argentina marcada como la independencia o no del poder judicial, si era o no posible modificación de la Constitución y la posibilidad de permitir las reelecciones; entonces un grupo de intendentes de diferentes sectores pensó en convertirse en protagonistas del escenario político nacional.
 
En 70 días construimos un espacio político con identidad propia, desde la propuesta concreta hacia la gente y no desde la discusión del poder que muchas veces está disociado de la realidad. Marcamos visiones y límites, con un cambio de paradigma; pensar en el futuro y dejar atrás el pasado de la Argentina. A lo largo de la historia nuestro país tuvo siempre una visión fundacional, empezando todo de nuevo y tirando todo lo anterior. Trazar una raya y empezar a construir el futuro fue lo que nos planteamos para empezar un tiempo nuevo, rescatando las cosas valiosas y significativas y tratar de corregir aquellas cuestiones que significaban dificultades y problemas y, muchas veces, fracasos en la Argentina.
 
Con la idea de sumar en un mismo espacio empresarios y representantes de trabajadores, sumar a la gente del interior y de la ciudad, sumar peronistas con radicales y vecinalistas, entendimos que lo más importante era la necesidad de dejar de mirar el pasado y pensar en el futuro.
 
La elección dejó un resultado contundente, con un gran respaldo en la provincia de Buenos Aires, y luego de la elección desde distintos rincones del país muchos dirigentes empezaron a plantear que la posibilidad que nos habíamos dado de construir algo distinto en la provincia debía tener su correlato, su oportunidad en la política nacional.
 
El protagonismo no lo marca tanto el volumen de legisladores, sino por nuestra capacidad de generar dos situaciones nuevas en la Argentina: la capacidad de construir equipos y de marcar una nueva agenda nos llevó al resultado del 27 y a cobrar ese interés que se despierta alrededor de lo que elegimos.
 
El hito, nuevo en el escenario tradicional, fue la aparición en términos del imaginario social de que hay un ciclo político que termina en la Argentina, y que hay a partir de 2015 un momento nuevo.
 
Hace algunas horas vinieron también aquí dirigentes de otros partidos, pero con característica común: son parte de una generación hija de la democracia, que creció entendiendo que ése es el mejor mecanismo de representación, sin antagonismos ni peleas del pasado. Gestión como valoración para construir relación con la sociedad y diálogo con los políticos.
 
Hijos de la democracia representarán casi monopólicamente la discusión y futuro de la Argentina. Es una generación que tiene responsabilidades y obligaciones, más allá de la coyuntura.
 
Estos 15 meses o 623 días que faltan para una nueva etapa, tiene hoy temas importantes que resolver: inflación, inseguridad, inversión y dificultades producto de falta de reglas y burocracia son temas que después me preguntarán.
 
Las obligaciones de la generación nueva están atadas a la construcción de políticas de estado: lucha contra la pobreza, seguridad y narcotráfico, con un combate frontal desde el estado, educación y los cambios que requiere, sustentabilidad ambiental y salud son políticas que no pueden estar sujetas a vaivenes, peleas ni miserias de cuestión partidaria.
 
Argentina tiene oportunidades para armar la agenda de responsabilidades en la Argentina con un plan de estrategia de desarrollo. Su riqueza natural, el desarrollo de actividad energética y los hidrocarburos, ahí siento que está la responsabilidad de construir garantías, inversiones a largo plazo, construir certezas que van a significar ingreso de divisas y trabajo y desarrollo de nuestras comunidades.
 
Telecomunicaciones: por un lado están las carencias de servicios que muchas veces siente el ciudadano producto de falta de espectro y la imposibilidad de desarrollo de convergencias, por otro que tenemos la posibilidad y oportunidad de mejorar las comunicaciones y desarrollo de actividad económica en esa actividad para pensar que no solamente puede haber ingreso de divisas sino también innovación, tecnología y capital humano aplicado en ese sector.
 
El déficit habitacional de la Argentina es producto de la falta de crédito para acceso a la vivienda y uno puede sentir que estamos lejos de mejorar las posibilidades de desarrollo humano de los ciudadanos, pero hay posibilidad de mejorar no sólo en infraestructura del hábitat sino también en el desarrollo del crecimiento del producto bruto interno a partir de la polea que significa la actividad del desarrollo inmobiliario en la Argentina. Este déficit genera una responsabilidad y una posibilidad.
 
Con el sector agropecuario y cadena de valor agroindustrial, sabemos que más allá de que muchas veces el Estado ha sido una pata en la cabeza para el crecimiento y desarrollo de la actividad, hay una oportunidad en este  mundo que sigue creciendo su población y va a seguir demandando alimentos. Tenemos la responsabilidad de construir políticas para que el Estado deje de lado los limites burocráticos y que toda la potencia de ese sector aflore.
 
Las infraestructuras en sí mismas son una oportunidad y responsabilidad porque hacen al desarrollo regional. En nuestro país el 80% de su producto viaja en camión a pesar de ser un país construido hace 200 años a la vera del ferrocarril. El transporte fluvial y ferroviario, por volumen más competitivos, no ha crecido. Para un productor del interior es más caro el flete a puerto de Rosario que al puerto de destino final.
 
Las infraestructuras no pueden estar sujetas a capacidad de inversión de un presupuesto que no pueden ser de acuerdo a la evolución anual, sino que deben estar planificadas a mediano y largo plazo porque hacen al desarrollo regional, hacen a la posibilidad de equilibrar las asimetrías que desde el punto de vista logístico, energético y de distintas infraestructuras necesarias se requieren para llevar adelante una actividad económica.
 
Debemos discutir una deuda de 30 años de la democracia: la matriz tributaria de la Argentina. Debemos tratar de construir una matriz más progresiva y no tan regresiva porque en sí misma termina siendo un techo para las posibilidades de crecimiento y desarrollo.
 
Hay obligaciones y responsabilidades, pero también hay cuestiones trascendentales que es cómo nos ven desde afuera y cómo nos relacionamos. En ese sentido dos observaciones fundamentales: el fortalecimiento institucional e independencia de poderes, debemos poner el mayor esfuerzo del Estado para que tenga manejo profesional, sea eficiente e independiente y fortalezas en herramientas para quienes tienen el rol del control desde la oposición.
 
Argentina tiene hoy  una posibilidad única, su ubicación geográfica hace a su estrategia geopolítica. Naturalmente ubicada en Mercosur ha sido parte del diseño núcleo regional pero también tiene la oportunidad única de transformarse en el puente con la Alianza de Pacífico, precisamente por estar en el centro de ambos bloques y por su tradición cultural. Argentina desde su territorio puede realizar la unión de ese bloque si se consigue que en algún momento con un corredor biooceanico que ambos bloques le abran las puertas de las salidas hacia los dos continentes o hacia todos desde el Atlántico y Pacífico.
 
Tenemos un trabajo que no tiene que ver con un candidato, ni un dirigente ni un partido. Este es un trabajo para mirar la Argentina de acá a 30 años. Somos parte de una generación que tiene la obligación de construir el futuro de la Argentina y nos debemos poner vehementes en la defensa de los valores para que nuestro país pueda tener nuevamente oportunidades.
 
No tenemos doble discurso ni doble estándar, somos simplemente políticos que entendimos que hay que decir lo que uno piensa en todo momento y en todo lugar”.

Ultimas Noticias

Especiales

.

.