sábado, 31 de marzo de 2012

Gigantesca feria de aviones en Chile

Se trata de Fidae, que se realiza en un enorme predio cerca del aeropuerto de Santiago; allí se presentan las últimas novedades de la industria de la aviación





Dos gigantes de la aeronáutica mundial, el A380 de Airbus y el Boeing 787 Dreamliner , se consagraron como las estrellas de Fidae 2012 , la muestra de aviación y armamento más importante de América Latina.
Una de la industria europea y la otra de la estadounidense, las aeronaves causaron sensación al sobrevolar el espacio aéreo de la muestra y de los vecinos que habitan en los alrededores de la terminal aérea de Santiago donde se montó Fidae, que se extenderá hasta el 1 de abril próximo.
La XVII edición de la feria, con medio millar de empresas de 40 países, fue inaugurada el martes por el ministro de Defensa, Andrés Allamand, quién visitó la cabina de mando del imponente Boeing 787 que por primera vez aterrizó en Chile.
Es un modelo que será utilizado por la línea aérea LAN, firma que ya solicitó 32 de estas aeronaves con las que cubrirá las ciudades de Santiago, Buenos Aires, Lima, Los Ángeles, Madrid y Fráncfort, en su primer año de operaciones, con una inversión de 3.500 millones de dólares.
Airbus participa por segunda vez en la muestra aérea, con dos de las aeronaves mas grandes del mundo que sorprenden por sus dimensiones: el A400M Grizzly 2, de Airbus Military, considerada como el avión de transporte militar más versátil del siglo XXI y el A380 de pasajeros.
En Fidae 2012 también se hace presente Lockheed Martin, la empresa comercial de Estados Unidos con mayores ingresos del mundo por concepto de productos y servicios entregados a diversos departamentos de Gobierno en material aeroespacial, defensa y seguridad. Participan, además, el consorcio industrial europeo EADS, matriz de Airbus y de Eurocopter y el conglomerado ruso United Aircraft Corporation.
Según los organizadores, este año los expositores esperan superar la cifra de negocios de unos 250.000 millones de dólares que se alcanzaron en la pasada edición, en 2010. En armamentos, destaca la tecnología "Iron Dome", utilizada recientemente para contener el ataque con cohetes y misiles de Gaza al sur de Israel "que consiste en un sistema de misiles antimisiles más moderno del mundo", según los analistas de defensa.

Cristina sigue 'rifando' imagen positiva

Cayó más de 10 puntos la imagen positiva de Cristina, de acuerdo al director de la consultora Poliarquía, Fabián Perechodnik, quien señaló que la baja se produjo por la tragedia de Once, el caso Ciccone y la política acerca de los subsidios. De todos modos, la jefa de Estado mantiene una imagen positiva "muy alta", de entre el 50% y 55%. El interrogante es cómo hará para dejar de caer.





CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Desde que inició su 2do. mandato consecutivo, 3ro. del Frente para la Victoria, Cristina Fernández de Kirchner pierde imagen positiva cono tendencia incesante aunque el ritmo es irregular, y todavía se ubica por arriba del 50%.
 
Sin embargo, ¿dejará de caer? Hasta ahora ella no ha logrado revertir la erosión por 'goteo' que sufre su popularidad.
 
El analista político y director de la consultora Poliarquía, Fabián Perechodnik, afirmó que la imagen positiva de la presidenta Cristina Kirchner cayó 20 puntos en lo que va de su 3er. mandato, como consecuencia de "la tragedia de Once, la quita de subsidios y el caso que involucra al vicepresidente Amado Boudou".
 
Perechodnik explicó que la Presidenta tenía "un 70% de imagen positiva" tras los comicios y que, por un lado, "es muy difícil mantener eso", pero también contribuyó en su baja casos sensibles para la opinión pública.
 
"Ahora está en el rango de 50 o 55 puntos porcentuales, que igual es muy alto", le dijo al programa Sintonía Fina, por FM Milenium. 
 
No obstante, él señaló que "hay que esperar a ver cómo decantan los sucesos" que, según él, afectaron la imagen positiva de la Presidenta.
 
Marzo
 
En marzo, el nivel de aprobación de la gestión del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner registró un descenso de 5 puntos porcentuales, en comparación con la medición de febrero. 
 
Así, el 65% de los ciudadanos encuestados dijo aprobar la gestión de la Presidente, mientras que su nivel de desaprobación ascendió siete puntos, hasta ubicarse en el 34%, señalan las consultoras en general.
 
A su vez, las perspectivas positivas sobre la evaluación del país experimentaron un descenso con relación a la última medición. 
 
De este modo, el 43% de los entrevistados consideró que la situación actual de la Argentina es Muy Buena o Buena –5 puntos menos que en el registro de hace 30 días– mientras que el 20% evaluó de forma negativa al país. 
 
Al realizar una evaluación retrospectiva, el 38% de los ciudadanos afirmó que la situación actual mejoró en comparación con la de 1 año atrás –igual que en la medición de febrero– mientras que el 36% sostuvo que se mantuvo igual y el 26% opinó que empeoró.
 
La inseguridad (23%) continúa al tope de las preocupaciones de los ciudadanos, y se encuentra muy por encima del resto de los problemas del país mencionados. 

Se enfrían las Pascuas en la clase media

La desaceleración de la economía producirá un quiebre en los sucesivos booms de personas que se lanzan al turismo los fines de semana largo. Esta Semana Santa muestra que cayeron las reservas en los destinos y medios de transporte típicos de la clase media plena, que el año pasado pudo sumarse al millón de familias ABC1 y de clase media alta que colman las principales rutas.





Más de veinte empresas de transporte, agencias de viaje, cámaras del sector y fuentes oficiales dieron cuenta en los últimos días que caería el número de viajantes respecto de 2011 y que los índices de reservas hoteleras “son altos pero muy lejos de los números récord”. La indefinición de las paritarias y la suba de precios todavía parece no afectar a los más acaudalados, que prácticamente agotaron los pasajes a Uruguay, Estados Unidos e incluso Brasil y Chile.
Las tasas de reservas de hoteles tres estrellas o menos y los pasajes de ómnibus a la Costa Atlántica y otros destinos del país muestran como, pese a que por primera vez en cuatro años la Semana Santa es precedida por otro fin de semana largo, la ocupación sería de entre 10% y 20% menor a la del año pasado. El año pasado un récord de 2,6 millones de turistas se movilizaron por el país, un número que ahora parece “inalcanzable” con tasas de reserva de apenas 50% y 60% en la Costa Atlántica, según los últimos datos oficiales del gobierno bonaerense.
Las partidas de ómnibus desde Retiro muestran el impacto de la desaceleración. Mientras que en Semana Santa de 2011 hubo 1.064 servicios adicionales, hasta ayer sólo había menos de 800, es decir una caída de 25%. El dato tiene en cuenta no sólo los servicios adicionales del miércoles, sino los de ayer y hoy.
Desde la Cámara Inmobiliaria de Pinamar expresaron que esta Semana Santa habrá una caída de 15% en la cantidad de inmuebles alquilados. El cambio de tendencia es atribuido por cuatro empresas de transporte consultadas a varios factores, entre ellos la suba de precios, la no resolución de las paritarias, la indefinición sobre si iban o no a otorgar asueto el martes y miércoles próximo, la consecución de fines de semanas largos y el hecho de que muchos trabajadores no cobran hasta empezada la semana. Todo se da en una escenario de caída de expectativas económicas por parte del público, según relevamientos privados.
El caso de la Costa Atlántica es elocuente. Según el gobierno bonaerense, la tasa de reservas en hoteles y hospedajes, el jueves, era de 50% en Mar del Plata y Pinamar, y de 60% en San Bernardo. Una semana antes del feriado por Carnaval el número era de 90%. “Las reservas para Semana Santa son más livianas porque venimos de varios fines de semana largos. La gente que tiene la opción de irse toda la semana por el feriado del 2 de abril puede irse a Miami o a Brasil”, advirtió a PERFIL Eduardo Palena, vicepresidente de la Asociación Hotelera Gastronómica de Mar del Plata.
Ayer, el índice de reserva en Mar del Plata era de 70%, pero Palena hizo una salvedad: “Los hoteles de 4 y 5 estrellas alcanzan una capacidad del 100% pero el promedio lo bajan los hoteles de menos categoría”.
La Asociación de Hoteles de Turismo de Argentina coincidió: en Pinamar-Cariló, Mar del Plata y Mar de las Pampas, las reservas llegan al 70% u 80%, siempre que sean de las más altas categorías. Destinos como Tandil e Iguazú acusan reservas mejores que el año pasado, pero en Mendoza, Córdoba y Entre Ríos, no esperan el histórico 90% de ocupación para la época.

Argentina desoye el reclamo de 40 países


Entre otros, Estados Unidos, la Unión Europea, Japón y México cuestionaron la política comercial argentina ante la Organización Mundial del Comercio por ser "de facto".



Buenos Aires. Estados Unidos, la Unión Europea y otros 12 países elevaron una fuerte queja en contra de la Argentina ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por las restricciones a las importaciones dispuestas por el Gobierno argentino a través del Ministerio de Industria y de la Secretaría de Comercio. Se trata del mayor cuestionamiento diplomático que ha recibido el país –dado que fue coordinado por 40 de los 157 países miembros nucleados en la OMC– por su política comercial, que busca preservar el superávit, ya que es la única fuente de financiamiento por la falta de crédito internacional.
El documento fue presentado en Ginebra por el embajador estadounidense ante la OMC, Michael Punke, y lleva la firma también de Israel, Japón, Corea, México, Nueva Zelanda, Noruega, Panamá, Suiza, China Taipei, Tailandia, Australia y Turquía. El accionar conjunto de las principales naciones desarrolladas sorprendió a las autoridades nacionales. El hecho se produjo luego de que una funcionaria de la Cancillería argentina, la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Nahón, expusiera ante el Comité de Mercancías de la OMC ayer en Ginebra.
Por la tarde, el Gobierno nacional sacó un comunicado oficial, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, para rechazar los cuestionamientos recibidos, en el cual aseguró que se continuarán aplicando las políticas que generaron “el mayor crecimiento económico del país en su historia”.
La respuesta argentina sostiene, además, que nuestro país seguirá aplicando las normativas de la OMC pero –advierte– “rechazando cualquier tipo de injerencia externa”.
El texto suscripto por los 40 países reclama que la Argentina explicite cuáles son las herramientas que se están aplicando en Buenos Aires para proteger los productos argentinos, ya que consideran que hay un régimen de “restricción de importaciones de facto, para todos los productos”. Básicamente, cuestionan el uso generalizado desde 2008 de las Licencias No Automáticas (LNA) y el nuevo sistema de preaprobación de importaciones.
El documento contiene, además, una advertencia al recordar que Argentina es miembro del G-20 y, por lo tanto, está comprometida a incentivar el comercio global y no poner más barreras. Algunos analistas entendieron por ello que estos países están presionando diplomáticamente a la Argentina, siguiendo la misma línea de acción que tomó esta semana Washington al sacar a nuestro país del Sistema General de Preferencias –que privilegiaba la compra de importaciones argentinas en diversos rubros– por el no cumplimiento de fallos del Ciadi (el tribunal arbitral del Banco Mundial) a favor de empresas norteamericanas.
La queja diplomática de los 40 países –entre ellos dos latinoamericanos (México y Panamá)– plantea que “las exigencias de las LNA deberían tener un máximo período de procesamiento de 60 días, pero muchas empresas creen que el sistema de licencias tiene un efecto de restricción del comercio e informaron una espera de hasta seis meses o más. En algunos casos, a las empresas se les niega las licencias, sin justificación ni explicación”.
Por otro lado, el reclamo agrega que “hay falta de transparencia” que “crea inseguridad profunda tanto para los importadores y exportadores potenciales, como para los inversores”. Además, la embestida sostiene que “la Argentina ha dejado en claro a través de declaraciones públicas que ha adoptado un informal equilibrio del comercio” y, en otro punto, el texto dice que “las empresas que desean importar productos deben exportar un dólar por un dólar o establecer para su producción instalaciones en la Argentina”.
En tanto, la Cancillería argentina señaló que es llamativo que “países que han aumentado sus exportaciones a la Argentina en un 25 por ciento superando su nivel de exportaciones promedio al resto del mundo y en un año en el cual la Argentina fue el país que más aumentó sus importaciones entre los miembros del G20, contribuyendo de esta forma a la recuperación económica de los países en crisis económica”.
La respuesta argentina se pone más firme cuando señala que nuestro país “ve con alarma la insistencia de los países que siguen levantando barreras comerciales artificiales para dificultar el ingreso de productos agroindustriales de los países en desarrollo, al tiempo que ejercen presiones políticas para obligar a estos países a recibir la producción de bienes que sus mercados domésticos no pueden absorber por la situación económica que atraviesan desde el 2008 y que son las verdaderas trabas para la construcción de un sistema económico multilateral más equilibrado”.
La Cancillería también destacó que “importantes socios comerciales como los países del Mercosur, la gran mayoría de los países latinoamericanos, China, Rusia e India no suscribieron la declaración”.
Giorgi: Cuidar el trabajo argentino
Justificación. La ministra de Industria, Débora Giorgi, rechazó el planteo realizado por un grupo de naciones ante la OMC y afirmó que hoy la Argentina “tiene una economía dos veces más abierta que en los ’90”.
Lavagna: El fruto de la torpeza
Condena política. “La queja se debe a la torpeza de los funcionarios argentinos. Hay muy pocos antecedentes de que tantos países hayan hecho una declaración de este tipo, que es una advertencia”, dijo el ex ministro Roberto Lavagna.

Para Gran Bretaña, la Argentina no es una amenaza bélica

LONDRES.- Cuando sólo faltan tres días para el 30° aniversario de la Guerra de Malvinas , y por primera vez desde el recrudecimiento de la tensión por la soberanía de las islas, el gobierno británico admitió públicamente que la Argentina ya no constituye una amenaza bélica.





"No tenemos razón alguna para suponer que hay una amenaza militar en torno a las Falklands [Malvinas]", sostuvo ayer el ministro de Defensa de Gran Bretaña, Philip Hammond.
"La gente debe recordar que la Argentina no ha comprado un solo jet de combate desde la guerra, de modo que están volando Mirages que ya tienen 40 años. Nosotros tenemos Typhoons, probablemente los aviones de combate más avanzados y poderosos del mundo", indicó.
Hammond añadió que el gobierno estaba listo para reforzar la seguridad "si la necesidad se presentara", pero al mismo tiempo subrayó: "No tenemos ninguna evidencia de que la Argentina tenga inclinación o capacidad de intervenir militarmente en las Falklands [Malvinas]".
El titular de la cartera de Defensa consideró "posible", sin embargo, que veteranos argentinos o algún grupo de ultraderecha trate de emprender un "espectáculo de invasión" para marcar el 30° aniversario.
"La policía de las Falklands [Malvinas] está muy al tanto de ese riesgo y lista para responder", sostuvo.
Sus declaraciones fueron realizadas durante una entrevista concedida al matutino The Times. La nota, titulada para consumo doméstico "Gran Bretaña puede derrotar a la Argentina en un nuevo conflicto de Falklands [Malvinas]", fue publicada en la página 15 del matutino como un recuadro al pie de una nota más extensa sobre el estado de situación de las fuerzas británicas desplegadas en el mundo, especialmente en Afganistán.
La admisión del ministro de Defensa forma parte de un esfuerzo por bajar los decibeles de la retórica en torno al conflicto, lo cual, según fuentes diplomáticas británicas reconocieron en charla con LA NACION, "no ayuda a nadie".
La coalición conservadora-liberal encabezada por David Cameron se apresta a reducir el presupuesto de defensa de las islas de 101 a 96 millones de dólares anuales este año para incrementarlo levemente a 98 millones durante el período 2013-2014. Aun así, esto significa una enorme caída en relación con los 227 millones de dólares que el Reino Unido desembolsó, por ejemplo, en el período 2005-2006.
Lo que realmente preocupa aquí es el daño que la ofensiva diplomática argentina puede causar tanto al prestigio como a los intereses británicos tanto en América latina como en los foros internacionales.

LA CAMPAÑA

"Nosotros tomamos muy seriamente lo que ahora se ha convertido en una campaña bastante sostenida, intensa y a veces agresiva -destacó a LA NACION un alto funcionario del Foreign Office-. En Buenos Aires creen que si presionan lo suficiente nos terminarán arrastrando a la mesa de negociación, pero eso no va a suceder."
El gobierno británico se apresta a responder a estos "ataques" diplomáticos con una "campaña de concientización" en América latina, durante la cual una treintena de ministros y diplomáticos aprovecharán viajes oficiales previstos para promover inversiones y lazos empresariales en la región para exponer el punto de vista del Reino Unido sobre el diferendo.
Durante esas giras, anunciadas hace más de un año por el canciller William Hague en un discurso realizado en Canning House, los visitantes repartirán folletos producidos por el gobierno de las islas en inglés y en castellano para marcar el 30° aniversario del conflicto bélico entre Gran Bretaña y la Argentina.
Con el título "Nuestras islas, nuestro hogar", el folleto que distribuirá Londres consiste en una serie de perfiles y relatos personales de jóvenes isleños acompañados con un recuadro en color sepia, donde se cuenta cómo sus padres vivieron la guerra.
La narración que divulga el gobierno británico como parte de esta campaña de concientización tiene por fin destacar el avance económico registrado por las islas en los últimos años, así como anunciar que "las Falklands [Malvinas] tienen las puertas abiertas para hacer negocios".
También Londres sostiene que las islas cuentan "con una próspera industria de exploración petrolera con buenas credenciales medioambientales, la cual está involucrada en la vida de la comunidad y en la de organizaciones no gubernamentales".

La Iglesia pide ampliar el debate por la reforma del Código Civil

Desde la Conferencia Episcopal, monseñor José María Arancedo no descarta pedir una audiencia con la presidenta Cristina Kirchner por el tema. Le preocupa el alquiler de vientres, la fertilidad asistida y el "divorcio exprés".




La Iglesia en la persona de monseñor José María Arancedo reclamó a la presidenta Cristina Kirchner un mayor debate del anteproyecto para reformar el Código Civil antes de enviarlo al Congreso y le sugirió que "no se apure" en sancionarlo por incluir una serie de tópicos que se contraponen con la doctrina cristiana.

Fuentes eclesiásticas confirmaron a la agencia DyN que el titular de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor José María Arancedo, "no descarta" pedir una reunión con la primera mandataria para dialogar sobre esta iniciativa elaborada por un grupo de juristas.

Los obispos católicos ya expresaron "preocupación" por algunos "eufemismos" incluidos en el anteproyecto como el llamado "divorcio exprés" para referirse a la rápida disolución del vínculo o la maternidad subrogada para plantear el alquiler de vientres.

También a otros puntos que los referentes eclesiásticos consideran "delicados" como la fertilización asistida con la consiguiente manipulación y descarte de embriones, que para la doctrina católica es una vida humana en gestación o la fecundación post mortem.

A principios de marzo, en el marco de una reunión de obispo, el Episcopado ya pidió hacer su "aporte" a la reforma del Código Civil al recordar que la Iglesia "tiene una larguísima tradición en temas referidos a la vida, la familia y la dignidad humana".

Ahora, peritos eclesiásticos y laicos consideraron que el Poder Ejecutivo debe tomarse más de 30 días para analizar el anteproyecto antes de cursarlo al Congreso para su debate, y hasta criticaron cierto "apuro" que dicen percibir en las autoridades por aprobar los cambios antes de fin de año. Tal como la jefa de Estado estimó al recibir la iniciativa del titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti.

"Es harto llamativo el apuro que se percibe en la Casa Rosada por avanzar hacia la sanción del nuevo Código Civil y Comercial. En un país serio el debate sobre esta cuestión de fondo como ésta puede durar años", dijo Eduardo Sambrizzi, titular de la Corporación de Abogados Católicos.

Fuente: La Nación / DyN

Para los Moyano, "es cada vez más la bronca" con el gobierno nacional


Pablo, hijo de Hugo y secretario adjunto del gremio de Camioneros, consideró que existe "un ninguneo" a los reclamos gremiales que realizan en el último tiempo. "Si no se nos escucha, en algún momento va a haber una reacción de los trabajadores", advirtió



Infobae.com.ar | 31/3/2012-00:00 hs. |
Luego de que se anunciase la decisión de levantar el paro anunciado para hoy, Pablo Moyano volvió a reiterar los reclamos del gremio de Camioneros por la situación de unos 2.300 empleados que quedaron sin trabajo tras la quiebra de la cadena de supermercados Eki.

"Desde el Ministerio de Trabajo nos han convocado ayer de apuro y lamentablemente nos han ofrecido el famoso Repro [NdR: Plan de Recuperación Productiva]: 800 pesos miserables, cuando hace cinco meses que no cobran un sueldo", cuestionó en diálogo con Ciudad GotiK.

El secretario adjunto del gremio de Camioneros explicó que la decisión de levantar la medida de fuerza se debió a que "[Hugo] Moyano habló ayer directamente con uno de los posibles compradores, que es Carrefour". "Por un gesto de buena voluntad hemos levantado la medida, no porque el Ministerio de Trabajo hizo una medida estratégica", sostuvo.

En ese sentido, el hijo del líder de la CGT consideró que desde el gobierno nacional hay "un ninguneo y una soberbia que no se aguantan más". "Si no se nos escucha, en algún momento va a haber una reacción de los trabajadores", advirtió, aunque se negó a hablar sobre la posibilidad de un paro general.

"Lo que sé es que es cada vez más la bronca", advirtió antes de concluir: "En las reuniones, puertas para adentro, todos reclaman lo mismo que nosotros".

Frente a otro Moyano


El jefe sindical rearmó poder y volvió a reclutar adhesiones con reclamos salariales. La Presidenta lo sabe y hasta se baja de la sintonía fina.

Por Roberto García


Hugo Moyano cree que vive su momento de mayor esplendor. Por lo menos, si mira hacia el pasado reciente y compara. Hace seis meses temía por su libertad (estaban en prisión dos colegas), temblaba al escuchar la palabra Oyarbide (por el juez que, se supone, investiga la adulteración de troqueles en los medicamentos) y, resignado, si se salvaba del tormentón, se imaginaba recluido en su gremio como último refugio de su salida de la CGT, este venidero 12 de julio, mientras algún colega sindical (Antonio Caló) entonaba el responso probándose el traje del camionero. En esos tiempos, ni saludaba a sus adversarios de cúpula (de Luis Barrionuevo a “los Gordos”) y algunos prósperos laderos insinuaban distanciarse (del judicial Piumato al taxista Viviani, quien debía pensar en guarecerse en Roma si arreciaba el aguacero). Moyano entonces le rogaba a Cristina que lo recibiera como premio a viejas y discutibles lealtades; al menos, que le atendiera el teléfono. Ella, para él, era la jefa indiscutida, le rendía tributo, se comprometía con Julio De Vido a cualquier pedido y, por supuesto, para la platea juraba que sólo le interesaba compartir el proyecto. No hablaba por tele ni radio, menos con cronistas díscolos, insultaba al Grupo Clarín y hasta permitía que uno de sus hijos lenguaraces se acercara a La Cámpora, se vistiera de bisoño cubanito y le cantara en un cumpleaños algún bolero a la hija presidencial, la cinéfila Florencia (a quien su madre, comprensiva, en ocasiones se empacha con films los fines de semana para tener más temas de diálogo con la ennoviada adolescente).
Hoy, Moyano piensa distinto; es otro, como gusta decir la Presidenta de sí misma. Por ejemplo, se colocó en la primera fila de la desértica oposición, fogoneado inclusive por propios y ajenos (Barrionuevo, Fernández, Cirielli, Venegas), le cambió la letra y la opinión a las canciones de su hijo, trasladará al inodoro cualquier citación de Oyarbide, se ilumina con la promesa peronista de su entorno de que darán la vida por él (caso Viviani en el asado de hace cuatro noches), reclutó en apariencia más votos para hacerse reelegir en la CGT, se presenta –siempre moderado y enternecedor– en todos los programas de TV existentes o no, contrarios o no, al mismo tiempo que Clarín lo mudó de tenebroso sindicalista a fraile de clausura. Y en consonancia, La Nación (él, a su vez, ya bloquea la distribución de diarios). Se burla además de los candidatos a sucederlo que animan desde el Gobierno (del metalúrgico Caló, categoría peso mosca, al obeso con tiradores Pignanelli de Smata, quien ya se ganó el mote de Einstein por alguna teorización trunca), planea, en fin, el camino de la gloria sin haberlo transitado. Y, a Ella, más que pedirle una audiencia se la exige, la amenaza con un paro en el cual no cree, la fastidia y desafía buscando un mamporro y, en la arrogancia del poder, ya no le molesta que lo reconozcan como autor del gracioso calificativo que le endosó a Máximo Kirchner: “Mínimo”. Por otra parte, la supuesta influyente agrupación La Cámpora ni se acerca al movimiento obrero, carece de bases y dirigentes en ese sector, respetan o desconocen lo que hacen los sindicalistas; más bien, como dice y repite todo el mundo –quizás con la característica falaz de las leyendas populares–, sus integrantes parecen sólo interesados en los cargos y poco afectos al trabajo.
Si al Gobierno se le imputa cierta lejanía con la realidad, la realidad cotidiana del sindicalismo motivó el brote primaveral de Moyano. Ha convencido a muchos con la reflexión brechtiana de que si a él lo condena el gobierno en la Justicia, a ellos los pasarán luego a degüello. Mas los reúne a todos la depresión del goteo a las obras sociales, el dinero que dicen corresponderles y que se lo queda la Casa Rosada –deuda por otra parte incumplible– y la certeza de que ni siquiera habrá favoritismo para los elegidos, como sí ocurrió con él en tiempos de Néstor (por los fondos del APE, los recursos cuantiosos que antes manejaban y desmanejaban con las enfermedades terminales). Ni siquiera a Caló lo bendijeron con ese monitoreo, puede afirmar, Cristina lo escrituró a su nombre con la ex diputada Kronenfeld. Ya no se trata de hincarse y obedecer –como también sostienen los gobernadores–, sino de que esa postura y ejecución es insuficiente, depende más bien del gusto y placer del beneficiario, la venia o no del reino. Por si no alcanzaran estos argumentos, se estancó en lo que más aprecia y recurre: el salario. Como le enseñó su maestro Ricardo Pérez –al que luego desplazó, como corresponde–, siempre hay que volver de las negociaciones con un aumento, apreciable si es posible. Y en esa concurrencia de interés hay comunión general: sólo se acepta 20 o 22% de incremento en las paritarias. Eso sí: hasta julio, cuando se volverá a discutir de acuerdo a la evolución inflacionaria; la de los supermercados, claro. Un notición en el hígado del oficialismo económico –por no hablar del privado– que, a principios de la nueva etapa de Cristina, pretendía una sintonía fina con la quita de subsidios, suba de tarifas y un salario por todo 2012 que no superara l2% de ascenso.
Descubre el jefe de la CGT su repertorio, parte de las cartas, mientras el Gobierno –se supone– dirime una estrategia diferente. Quien más, quien menos, sospecha que Cristina convocará a los más adictos para recordarles las bondades del modelo, las ventajas obtenidas por el movimiento obrero en blanco –los salarios, el año pasado, superaron el costo de vida de supermercados o de consultoras privadas– y, de paso, les reconocera a los que no son de Moyano, aunque sea por un día, exigencias que Moyano declama desde hace unos meses. Aparte de abrirles esas cajitas musicales a la que son tan afectos los gremialistas por la música embriagadora que contienen. Le toca al Gobierno jugar, los otros ya lo han hecho: todos los colegas del sindicalismo saben quién es Moyano, conocen vida y milagro del ascenso económico de su gremio, también el de los minúsculos que se hicieron mayúsculos a su alrededor, de su afán por arrebatar afiliados de otros sindicatos (Comercio) en beneficio propio y hasta de quedarse inclusive con algunos sindicatos (Peajes). Conocen entonces su discresionalidad, lo desprecian y en alguna forma le temen, pero no ignoran que del otro lado también prevalecen formas arbitrarias, silenciosas y secretas, a las que ellos no pueden acceder. De ahí que Moyano sea otro y por el momento goce de un esplendor que hace seis meses parecía utópico. La bolilla empezó a rodar sin que se hayan completado las apuestas.

Moyano se endurece: amenazó a Cristina con una huelga general

Hugo Moyano parece dispuesto a dejar atrás la pelea retórica con el Gobierno y pasar directamente a la acción . Ayer, en un acto en recuerdo a la marcha del 30 de marzo de 1982 contra la dictadura militar (ver Aquel sinsentido ...), amenazó por primera vez y de manera concreta con la convocatoria a un paro general y una movilización a la Plaza de Mayo en caso de que Cristina Kirchner siga sin atender sus demandas. “Cuando nos aprietan demasiado o cuando no dan respuesta a nuestros reclamos, vamos a reaccionar de la misma forma que los trabajadores españoles”, amenazó refiriéndose a la huelga general que hubo ayer en España.





También advirtió: “Estamos cansados de reclamar por nota, de pedir audiencias y que no haya ningún tipo de respuesta.
Si no hay respuesta, habrá respuesta de los trabajadores . No le están dando respuesta a los trabajadores y esto para un gobierno que se ha definido como nacional y popular es muy grave. Estamos agotados, ¿qué más vamos a esperar?”.
Aliado incondicional del Gobierno hasta el año pasado, ayer Moyano calificó a la administración de Cristina Kirchner de“conservadora” y “soberbia” . “Estos gobiernos que se creen queporque han ganado con un porcentaje importante de votos desbordan soberbia permanentemente , eso hace que los trabajadores que con todo derecho reclaman legítimamente se pongan con un poco de bronca y tengan que ir a la Plaza de Mayo”.
El camionero también le pegó a la Presidenta porque “recibe a cualquiera que anda dando vueltas por ahí y que no recibe a los trabajadores. Nos estamos agotando, se está acabando nuestra paciencia ”.
El duro discurso de Moyano podría interpretarse como una forma deposicionarse en la interna sindical y de conseguir aliados para sus aspiraciones reeleccionistas en la CGT. Hay sectores, como el del gastronómico Luis Barrionuevo, que le vienen reclamando que convoque a una marcha contra el Gobierno. Del acto de ayer los únicos dirigentes que participaron son los que están alineados con su conducción.
Pero también es cierto que el camionero está harto del ninguneo que le dispensa la Casa Rosada. La CGT reclama desde hace meses la actualización de Ganancias, la eliminación de los topes a las asignaciones familiares y la cancelación de la millonaria deuda que el Estado tiene con las obras sociales. Pero el Gobierno sigue sin siquiera responderle que “no”.
El acto por los 30 años de la marcha a Plaza de Mayo contra la dictadura convocada por la CGT se realizó en el salón Felipe Vallese de la CGT. Sentado en primera fila estuvo el hijo de Saúl Ubaldini, el histórico sindicalista que encabezó aquella protesta. “Saulito” fue aplaudido de pie . Como en todos los últimos actos cegetistas, hubo cánticos por la reelección de Moyano y contra los antimoyanistas: “A todos los traidores los vamos a matar”. Al final de su discurso, Moyano describió como un “verso” la distribución de la riqueza y se burló de la pretensión del Gobierno de ponerle un techo del 18% a las paritarias de este año.
“Cómo pueden poner tope si todo el mundo sabe que la inflación del supermercado es del 25%” . También tiró otra estocada: dijo que el Gobierno “dilapidó” los recursos que tuvo en todos estos años.

"Si el Gobierno no da respuestas, la Plaza volverá a ser lugar de protestas"

Durante un acto conmemorativo que se llevó a cabo en la CGT, Hugo Moyano volvió a exigir que el oficialismo responda a sus pedidos. "Se nos está acabando la paciencia. Si no nos quieren recibir, que no lo hagan; pero sepan que vamos a reclamar", advirtió





El titular de la Confederación General del Trabajo (CGT) se presentó en el encuentro por el 30º aniversario de una masiva movilización sindical que lideró Saúl Ubaldini en reclamo del retorno de la democracia. Allí, el líder gremial subió el tono de su reclamo al Gobiernopor la falta de respuestas ante los planteos que la central obrera realiza desde hace meses. 
En el arranque de su discurso, Moyano se solidarizó con los españoles que ayer realizaron un paro general y utilizó el tema como introducción para lanzar una advertencia al kirchnerismo: "Si los aprietan y presionan, los trabajadores argentinos van a reaccionar de la misma forma que los españoles; que no le quepa duda a nadie".
Luego, el líder sindical apuntó directamente contra el oficialismo, por hacer caso omiso de sus reclamos. "Cómo puede ser que un gobierno nacional no reciba a la CGT en la Casa Rosada. Yo no lo entiendo, a lo mejor es porque no quieren dar respuesta a los reclamos legítimos", indicó.
Acompañado por cánticos desafiantes que pedían su reelección, Moyano elevó aún más el tono de su reclamo y advirtió: "Si no hay respuestas a los reclamos, la Plaza de Mayo se va a volver a convertir en el lugar de protesta que tuvimos durante muchos años".
"Somos respetuosos de la voluntad del pueblo, no negamos que el Gobierno ha sido elegido por la inmensa mayoría, pero que nos nieguen la representatividad... Se están agotando los tiempos, estamos cansados de que reciban a cualquiera que anda dando vuelta por el mundo y no a los trabajadores", se quejó Moyano.
"Nos estamos cansando, nos estamos agotando, se está terminando nuestra paciencia. Si no nos quieren recibir, que no lo hagan; pero les digo a los compañeros: preparémonos, porque vamos a ejercer el legítimo derecho que tenemos los trabajadores", advirtió el titular de la CGT.
En su discurso, Moyano repasó cuáles son los ejes centrales del reclamo, con una crítica a Cristina Kirchner: "Todos los días vemos por TV a la Presidente anunciando no sé qué cosa. (...) La mayoria de la gente espera otras respuestas: ¿Qué pasa con el impuesto a las ganancias? ¿Qué pasa con los topes de las asignaciones familiares? ¿Qué pasa con la plata de las obras sociales?".
Luego, el líder de la central obrera se refirió a las paritarias: "No es posible que hayan puesto un tope a la discusión; ¿cómo van a hablar del 18%, si todos saben que la inflación del supermercado supera el 25%?".
Sobre el final de su encendida alocución, Moyano volvió a  amenazar con una manifestación: "Hemos ido muchísimas veces a la Plaza de Mayo, durante años nos sentimos más cómodos ahí que en la Casa de Gobierno. Peleamos contra el neoliberalismo y vamos a volver a hacerlo con un Gobierno que no da respuesta y se ha identificado, a mi entender, como un gobierno conservador".
El cierre fue un resumen de todo lo expuesto. "No podemos permitir que no nos den respuesta a los derechos de los trabajadores. Después que no vengan con el verso de la distribución de la riqueza; ¿dónde está, si le ponen tope a la discusión salarial?; contra eso vamos a luchar. Por eso, en este dia histórico, ratificamos nuestro espíritu de lucha", concluyó el titular de la central obrera.

jueves, 29 de marzo de 2012

Analizan establecer dos feriados extraordinarios

La comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados pondrá en discusión dos nuevos feriados extraordinarios, uno para este 2012 y otro para 2013.

La comisión presidida por Luis Cigogna se reunirá la próxima semana en la sala 3 del Anexo de la Cámara Baja y discutirá, entre otros temas, la designación del 24 de septiembre de 2012 como feriado nacional, por única vez, en conmemoración del bicentenario de la Batalla de Tucumán; y del 3 de febrero de 2013 para celebrar el “Día del Bicentenario del combate de San Lorenzo”.




Las propuestas están en sintonía con el reciente feriado del bicentenario de la creación de la bandera nacional, del 27 de febrero. 

La propuesta de la conmemoración por la Batalla de Tucumán fue presentada por el diputado del FPV Alfredo Dato y el jefe del bloque oficialista, Agustín Rossi

Además, en la comisión aguardan su tratamiento como posibles feriados el 20 de febrero de 2013, "Día de la Batalla de Salta", y el 25 de junio de 2012 por el centenario del "Grito de Alcorta".

Macri acusó a Cristina Kirchner de ser la presidenta que más atropelló el federalismo

 El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, rechazó esta tarde la propuesta de Cristina Kirchner para concretar el traspaso de subtes y colectivos a la Ciudad de Buenos Aires y la acusó de ser "la Presidenta que más ha atropellado el federalismo" en la historia argentina.





En una conferencia de prensa en el palacio de Gobierno, Macri sostuvo que la mandataria "no dialoga" y quiere "tirarle por la cabeza el servicio", por lo que subrayó que "en estos términos no va a haber traspaso" y volvió a pedir una reunión.

   "Hace falta un convenio que se construya trabajando de buena fe ambos gobiernos y luego ir a la Legislatura. No hay ninguna ley del Congreso que esté por encima de la Constitución Nacional", sostuvo Macri. (NA)

La propuesta de la presidenta

   La presidenta Cristina Kirchner le propuso hoy al gobierno porteño "compartir" por un año los subsidios que se otorgan a las 33 líneas de colectivos que circulan por la trama de la ciudad en mitades iguales, de la misma forma que habían acordado hacer con los subtes.

   "Para dar una muestra más de que no estamos con intenciones de perjudicar a nadie", afirmó la presidenta en Casa de Gobierno al explicar su postura, y precisó que esos subsidios para los colectivos rondan los 1.180 millones de pesos.

   "Vamos a pedirle a la Ciudad que durante un año podamos compartir el 50 por ciento de ese subsidio. La mitad por la Nación y la otra mitad por la Ciudad", dijo y agregó que le solicitará también "que nos ayuden a auditar la aplicación de los subsidios". (DyN)

Cristina defendió la minería

   La presidenta Cristina Kirchner ponderó esta noche la unión de gobernadores de provincias mineras en la OFEMI, defendió la actividad ante las protestas ambientalistas y advirtió a las corporaciones que "se requieren mayores responsabilidades ante la sociedad".

   "Si se hacen bien las cosas y con responsabilidad, no hay industria que no sea amigable con el medio ambiente y sustentable", señaló la mandataria al inaugurar una mina en Puerto San Julián, Santa Cruz.

   Además, pidió "no negarnos la oportunidad de una actividad que en argentina está subexplotada" y dijo que está dispuesta a "dar todos los debates y discusiones" sobre el tema, ya que se mostró convencida de que "muchísima riqueza puede ser extraída para el bienestar de los pueblos en forma absolutamente sustentable". (NA) 

Ultimas Noticias

Especiales

.

.