domingo, 30 de octubre de 2011

Confusión en el mundo K: El dólar se devoró el 53,9% y no hay Plan B

El dólar que importa, de ahora en más, es el 'blue' o marginal, porque es al que podrán acceder la mayoría de los argentinos que pretendan hacerse de moneda extranjera. El dato político sigue siendo el que ya indicó Urgente24: la corrida hacia el dólar (que no empezó ahora) puso en jaque a la Administración triunfa en las urnas.




CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Estupor en la prensa oficialista. Ningún medio gubernamental o paragubernamental ofrece alguna respuesta al escenario político nuevo que provoca los sucesos cambiarios, lo que está ocurriendo en los bancos desde que la ANSeS retiró sus depósitos y las derivacioens dentro de la Administración (Amado Boudou no consultado por Cristina Fernández).
 
La prensa oficialista permanece con una fotografía antigua: el triunfo electoral deo domingo 23/10 pero ¿a quién le importa eso hoy cuando los acontecimientos se suceden y sin duda habrá novedades?
 
Hay una situación más grave: la sospecha de que no hay Plan B. Es decir, que todo pasa por insistir con lo que ya se conoce y que no ha resultado tan bueno: US$ 64.000 millones acumulan los capitales fugados durante el mandato de Cristina Fernández. Mucho consumo y poca inversión.
 
 
"(...) Heriberto Muraro, sociólogo, titular de Telesurvey y un veterano analista del peronismo, sostiene que “el sano sentido común indica que con ese nivel de popularidad el kirchnerismo va a acentuar lo que está haciendo, que yo definiría como la utopía kirchnerista, utilizado el término utopía en el mejor sentido. ¿En qué consiste esa utopía? En devolverle al Estado el poder que perdió durante la dictadura y durante el menemismo. Los críticos dicen que eso es populismo hegemónico. Lo cierto es que efectivamente fortalecer el Estado es fortalecer el Gobierno. En concreto, significa cuatro cosas: poner en caja a los sectores financieros, a los sectores agropecuarios, a los sindicatos y a los medios. Ese es el proyecto y lo van a acentuar. Los obstáculos son esencialmente dos: la crisis internacional y la inflación argentina. Incluyo esto último en especial porque es lo que desajusta el control sobre los sectores de poder de los que hablamos antes. Los cambios de nombre, para mí, no tienen importancia. Si está Guillermo Moreno o no está, no cambia el cuadro. La realidad es que en combinación con Brasil, el gobierno argentino y, por supuesto, Moreno, están tomando medidas proteccionistas. Y eso a la derecha internacional no le gusta. Diría entonces que se acentúa el proyecto, es continuidad de lo anterior, pero eso no es un hecho menor”.(...").
 
El ex presidente del Banco Central, diputado nacional Alfonso Prat Gay, sostuvo que la única opción que tiene el Gobierno para frenar la demanda de dólares es vender reservas o devaluar el peso.

“Como no quiere tomar ninguna de las dos, busca la alternativa de decirle que al que quiere comprar dólares que no los compre, y al que no quiere vender dólares que los venda”, señaló Prat Gay a radio Mitre, advirtiendo que “esto ya lo vimos en la Argentina y dura muy poco”.
 
Él agregó que “este es un gobierno que no ha hecho nada por contener la inflación” y remarcó que “no hay ningún país en el mundo donde muchas cosas suban 25% y otras no”.
 
Sin embargo, la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), dio su apoyo a la medida del gobierno, aunque hizo algunas aclaraciones: "Momentáneamente no se podrán canalizar operaciones por cajeros automáticos, banca por Internet y banca telefónica, hasta tanto se haga la adecuación técnica necesaria de los sistemas", indicó ABA a través de un comunicado. 
 
ABA, que representa a los bancos extranjeros, trabaja durante el fin de semana para implementar a partir del lunes 31/10 el Programa de Consulta de Operaciones Cambiarias establecido por la AFIP mediante resolución 3210/11. 
 
En tanto, el presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Adelmo Gabbi, intentó el zig-zag y por eso consideró “probable que estas medidas sean por muy poco tiempo porque de mantenerse por mucho tiempo serían muy perniciosas”, a la vez que -eterno amigo de Julio De Vido- él señaló que “de la lectura de la circular se puede determinar claramente que aquel que justifique para qué va a utilizar los dólares puede comprarlos” y reconoció que “no hay una variación tan grande con respecto a lo que pasaba en días anteriores”.
Pero la realidad pasa por otro lado, no por Gabbi ni su Bolsa minúscula, alejada del mercado de capitales que precisa la Argentina.

Algunas lecturas interesante.
 
 
"Todo indica que mañana (lunes 31/10) será una jornada más que complicada en bancos y casas de cambio. Quienes necesiten o deseen comprar dólares se encontrarán ante una suerte de juego electrónico a través del cual la AFIP los autorizará o no a hacerlo.

Si en la pantalla del cajero aparece "Validado", podrán adquirir sólo el monto que surja de su capacidad contributiva declarada. En cambio, la leyenda "Con inconsistencias" sentenciará un "game over", aunque con consecuencias ulteriores: la AFIP se encargará de investigarlos y eventualmente denunciarlos por delitos de evasión o lavado de dinero. También existe la opción de evitarse este último mal trago con una consulta anticipada al sitio web de la AFIP y, obviamente, la abstención de comprar.

Muchos cajeros de entidades, que la semana última tuvieron a distancia la infrecuente compañía de gendarmes, prefectos o policías, se enteraron por los medios este fin de semana de que ahora habrán de convertirse en virtuales detectives o inspectores impositivos y, quizás, en blanco de reclamos ajenos a su tarea específica.
 
Los banqueros tuvieron apenas algo más de suerte: fueron informados del nuevo sistema por el Banco Central a media tarde del viernes; pero cuando en las sucursales no quedaba nadie a quien instruir de la novedad. Aunque con reparos formales, todos se comprometieron a colaborar en esta cruzada contra el fraude fiscal, si bien en su fuero íntimo más de uno descontara que el objetivo es desalentar la imparable demanda de divisas. (...)".
 
 
 
"¿Qué fue lo que pasó? Parece que, en lugar de ganar las elecciones, las hubiésemos perdido", se quejó, con amargura, un secretario de Estado con despacho en Balcarce 50. En verdad, para no pocos hombres de negocios y analistas independientes, el triunfo en sí mismo de Cristina Fernández y la espectacularidad de las cifras logradas fueron, de algún modo, los que generaron ese efecto contrario. Eso, hay que decirlo, y frases temerarias que sus autores poco se cuidaron de que trascendieran a los medios, como aquella promesa de Juan Manuel Abal Medina en la noche de la victoria, en el bunker del barrio de Monserrat: "Ahora, vamos por todos".

Primera conclusión: un triunfo tan amplio de Cristina sobre una oposición que quedó a distancias siderales, lamiendo sus heridas, podría estar generando un efecto contrario en la población y en ahorristas e inversores. Como lo graficó un operador de la zona bancaria: "Si dicen que ahora vienen por todo o por todos, la gente se pregunta si eso significa los depósitos, los bancos, las ganancias de las empresas". Ese mismo operador recordó que el tremendismo que provocó el viceministro de Economía, Roberto Felletti, con aquella advertencia de que el populismo como herramienta del gobierno bien podía llegar hasta a apropiarse de la renta misma, dejó sus huellas, que ahora parecen profundizarse con lo que viene ocurriendo con la fiebre por hacerse de dólares.

Segunda conclusión: igual que aquellos funcionarios desorientados, el ala específica del gobierno y la propia presidenta de la Nación parecieron quedar atrapados involuntariamente de ese clima enrarecido. Pruebas al canto: hubo primeros amagues de algunos funcionarios de segunda línea, amparados en un par de análisis que entregaron desde Carta Abierta y desde un banco amigo, de salir a denunciar un intento por desestabilizar a Cristina (o, en una variante de mínima, de buscar poner frenos a tantas ínfulas de los victoriosos del gobierno), con la sola herramienta de mostrar a los diarios el crecimiento de la compra de dólares por parte de particulares. Por suerte para la salud de la ya deteriorada calidad institucional, el viejo recurso de la teoría conspirativa detrás de cada puerta quedó sepultado aquella mañana del 27 de octubre de 2010.

Lo segundo que ocurrió es más palpable: el gobierno se mantuvo, durante tres o cuatro días, tras salir de la ordalía de festejos, en un cono de sombras. "Hace 72 horas que no hablamos de otra cosa que del dólar", se sinceró aquel confidente. El gobierno adoptó una posición errática, sin saber adónde ir, durante todo ese lapso. Así vinieron las medidas que, a ojos de muchos, han provocado más incertidumbre que la que se quiere evitar, como los decretos para obligar a mineras y petroleras a liquidar sus divisas en el país, y la orden a las aseguradoras de riesgo del trabajo para que traigan de regreso unos mil ochocientos millones de dólares que tienen depositados en el exterior. (...)".
 
 
 
"Dos elecciones ganadas ampliamente en apenas 70 días. Cristina Kirchner es la única presidenta argentina que debió preguntarles dos veces a los argentinos, en un mismo proceso electoral, si la querían como jefa del Estado. Las dos veces le dijeron que sí. Parte de esos argentinos que la votaron salieron corriendo después (y salen ahora) a comprar dólares. ¿Qué explicación tiene esa contradicción entre la confianza política y la desconfianza económica? ¿Qué hace, o qué no hace, el gobierno recientemente ratificado para promover una salida de capitales que está obligando al Banco Central a dictar una resolución tras otra?

Muchos sectores sociales se han beneficiado durante estos años de prosperidad económica. El empresariado privado (que no incluye a los de servicios públicos) ganó en 2010 unos 20.000 millones de dólares. En el mejor momento del menemismo, ese núcleo empresario ganaba por año entre 5000 y 7000 millones de dólares. Los aumentos salariales para los trabajadores en relación de dependencia superaron en casi todos los años del kirchnerismo a la tasa de inflación real.

Los subsidios para los sectores más pobres compensaron la falta de trabajo en blanco. La clase media (y también la media alta) disfrutó del período más generoso que se recuerde de subsidios al consumo de servicios públicos. Están incluidos el transporte, el agua, la electricidad y el gas. El valor de la tierra de los productores rurales aumentó entre cinco y diez veces desde 2003. El precio de la hectárea de tierra con cultivo de soja es el que más aumentó.

Podría llegarse a la conclusión de que el voto a Cristina Kirchner fue también un acto social, tal vez inconsciente, de agradecimiento. Esta es una parte de la historia. La otra parte de la narración debe consignar que esas glorias políticas convivieron con el momento más espectacular de la salida de capitales o, llamado de otro modo, de la huida social hacia el dólar. Empresarios, clase media, trabajadores comunes y corrientes, y hasta jubilados, eligieron la moneda norteamericana como el refugio más seguro. ¿Por qué? (...)".
 
 
 
"Alguien aseguraría que hace apenas una semana Cristina Fernández fue reelecta con el 54% de los votos? Los comicios del domingo pasado resultaron, tal vez, los más atípicos desde 1983. Por la dimensión de la victoria, por lo previsible, por el raquitismo opositor, por la inexistencia de campaña y también la desaparición del tiempo poselectoral . El de la prospectiva y el balance. El Gobierno abrió la caja en la que acostumbra vivir hasta que salió el sol del lunes. Luego volvió a cerrarla y la política del poder continuó su derrotero de misterio.
 
No fue sencillo recoger alguna reflexión de los ministros o simples kirchneristas expectantes. Los que abrieron la boca lo hicieron para realzar a Cristina. Los legisladores electos tampoco quisieron arriesgar hasta conocer el destino que puede aguardarles en Diputados o el Senado. Sólo Daniel Scioli paseó su mensaje inofensivo . Jorge Capitanich, el gobernador del Chaco, retrocedió luego de haber insinuado palabras sobre la sucesión del 2015. En la oposición diezmada hubo más temperatura poselectoral que en el oficialismo robustecido.

Detrás de toda aquella ocultación existe un país que aguarda pistas . La mayoría de ese país resolvió renovarle la confianza a Cristina, pero sólo recibió como promesa que el modelo será profundizado. (...)".
 
 
 
"(...) La rigidez del "modelo" y la formación de sus cultores ideológicos impide a quienes conducen la economía pensar en otras soluciones que no sean las implementadas, herramientas que atienden más a las consecuencias que a las causas del problema. Lo que aconseja un economista experimentado es que "saquen a los gendarmes de la tapa de los diarios" y que "piensen en un plan integral fiscal, monetario y cambiario que vaya eliminando las distorsiones".

Las cabezas ciento por ciento intervencionistas que deciden la política económica, que niegan la inflación y no creen que la crisis sea más fiscal que cambiaria, han ido a fondo con los controles (prohibiciones encubiertas) con la idea de disuadir con medidas laterales que lo que hacen es complicar a otros mercados y afectan la seguridad jurídica. Tanta ha sido la pasión por generar este tipo de mecanismos que ni siquiera se reparó que lo mismo que sucede ahora ha sucedido -con más gravedad- debido a que la restricción del sector externo era un clásico, en otros momentos de la historia y que siempre se salió por el lado de las devaluaciones traumáticas.
 
Pero, lo peor que le ha pasado a la credibilidad oficial es que desde el propio Banco Central se plantó la idea de que las reservas actuales están comprometidas y que por eso hay que conseguir dólares a como diere lugar para asegurar la oferta. Después de lo sucedido durante la semana no le falta razón a los que contabilizan los U$S 48.000 millones de reservas en el activo y a quienes le restan todos los pasivos que hay que atender, incluidos los préstamos tomados del exterior, las Lebac y las Nobac surgidas de la emisión y la base monetaria. Así, el patrimonio del BCRA se torna vidrioso. Uno de los factores que elevan los precios en la economía es la escasez y ésta es la sensación que hay, sobre todo cuando las medidas que se tomaron son para desestimular la demanda, a partir de que sea la AFIP la que determine, tras analizar hasta el recibo de sueldo de quienes se acercan a los mostradores, quien puede comprar dólares subsidiados ($4,265) o quien concurrirá al mercado paralelo ($4,60), adonde la brecha se ampliará cada vez más para utilidad de los importadores de billetes. (...)".

jueves, 27 de octubre de 2011

Lanata: "Cristina inventa el mito de Kirchner para poder gobernar"

El periodista analiza la política y la construcción de poder de la Presidenta, luego del fallecimiento de su esposo. Clarín, la corrupción y los negocios K.



El martes 18 de octubre, Jorge Lanata recibió a Perfil.com en su departamento, para hacer un balance de lo que cambió luego de la muerte de Néstor Kirchner. Unos días después, el periodista fue internado e intervenido por una disfunción renal, de la que se está reponiendo.
- Casi se cumple un año del fallecimiento de Kirchner, desde un punto de vista estrictamente político ¿La muerte de Néstor benefició a Cristina?
-Dicho así parece premeditado y en realidad no lo fue. El gobierno estaba en una crisis política grande, venía de perder una elección parlamentaria, había un punto donde Néstor no encontraba un lugar en la política, acordate que se había ido a Puerto Madero, estaba armando cosas...no estaba muy claro. Primero se había dicho que iba a desaparecer. Después él no podía con sí mismo, no podía desaparecer por su personalidad, seguía manejando todo. Y estaba el tema del doble comando. El post 125 fue el peor momento político del gobierno, que tuvo un correlato en la realidad electoral, perdieron una elección. No es que les sale gratis, pero tuvieron una capacidad de recuperación muy grande. La muerte de Néstor ayudó a algo, cuyos efectos vamos a ver más adelante, que tiene que ver con la creación del mito de Néstor. La muerte de Néstor es un mito más de imagen que de contenido. ¿Te acordás de algún discurso de Néstor? Es curioso. Venimos de una época en la que nos acordábamos de los discursos de los políticos, y hace un tiempo en el que los discursos de los políticos quedaron vacíos. Siempre digo para saber si la nota es buena o mala es acordarte de lo que leíste. A veces uno lee a periodistas y dice 'que bien escriben' y después no te acordás lo que leíste. Los estadistas hacen discursos y proponen cosas y en general te acordás de los discursos. Bueno no me acuerdo de una frase de Néstor. Sin embargo, hay un fanatismo como no hubo nunca desde Perón para acá. Nunca se inauguraron tantas plazas, obras públicas, libros, campeonatos de fútbol...

-¿Y por qué se da eso?
-Es una construcción deliberada, audaz e inteligente de parte del Gobierno. Creo que empieza con el velorio de Néstor, Cristina necesitaba ese mito para gobernar. Cristina inventa el mito de Kirchner para poder gobernar. Néstor es una invención de Cristina, pero es una invención en proceso, que no está terminada. Yo trabajo en la "Cadena Ser" de España y una vez por semana hacemos una tertulia, con Vargas Llosa, Boris Izaguirre y otros. Cuando conté por primera vez al aire que a Néstor ella lo llamaba “El”, se rieron diez minutos. A nosotros nos parece normal, pero no lo es. No es normal que lo llame “El” como si fuera Dios.
 
-Pero obviamente el duelo existe...
-Por un lado el duelo es una prerrogativa personal y hay que ser respetuoso con eso, es difícil decirle a una persona en que momento dejar de estar de duelo. Cada uno verá en su corazón cuando deja de estar de duelo o no. Pero es difícil no evaluarlo políticamente porque Cristina es una persona política. No es casualidad lo que hace. En los avisos electorales aparecía de blanco, de espaldas, no de negro Ese aviso lo debe haber visto. Debe haber pensado que hago 'lo dejo o lo saco'. Eso se transforma en un símbolo. Ya no es inocente que lo siga teniendo luto. No es que lo usa deliberadamente, lo usa porque es lo que le está pasando y encontró una manera de capitalizar eso políticamente. Ella, a lo mejor sea más animal político que Néstor. O entiende la política de otra manera, Néstor la entendía como un juego de alianzas, ella no, ella la entiende como algo más cerrado, mucho más de orga. La mesa chica de ella es chica realmente y es cada vez menor, Zannini, Boudou, cada tanto, De Vido, uno nunca sabe si lo dejan o no estar ahí. Ella tiene una pequeña relación con María Laura Leguizamón, pero más como de una confesión personal, no política
 
-¿Te parece peligrosa la construcción de Néstor como un mito?
-Los mitos se construyen de abajo para arriba. Nadie decide si hacer un mito, lo decide la gente. Si un mito se construye al revés a mi no me gusta porque me parece que se hace por algún motivo que no es legítimo. 
 
-¿Pero esa construcción no empezó justamente desde abajo, con la masividad que tuvo el velatorio de Néstor?
-Sí, fue masivo y hubo una partipación de jóvenes que para muchos fue inusitada, pero también hubo una preparación televisiva para el velatorio, con tipos a los que hicieron saludar dos veces ante la cámara...no hubo tanto de improvisación como parecía. Fue todo muy armado. Uno hubiese esperado que en una situación de dolor no hubiese estado todo tan premeditado...
 
-Sí, lo único que no se pudo manejar fue el mal clima que se vivió cuando llegó Moyano al velatorio y que se atribuyó a que Néstor había discutido con él muy fuerte la noche antes de fallecer.
-Sí. Bueno, también después, en las biografías, que más que biografías son como las exégesis que se escribieron después sobre Kirchner, se han contado distintos finales. De que ellos estaban juntos, no estaban juntos, si estaban con tal o con cual, y por poco murieron haciendo el amor... sabemos que no es así. Kirchner murió en el hospital, no murió tampoco en su casa.
 
-¿Eso formó parte de la construcción?
Para mí es parte de lo mismo, el cómic de la Cámpora con El Eternauta. El transformarlo en un personaje, las canciones...
 
- Es verdad, pero también toda esa construcción del mito es evidentemente peronista.
Yo creo que este gobierno es muy peronista en muchas cosas. Y si vos ves un poco la historia del primer peronismo, hay un montón de paralelos. Yo siempre recomiendo el último libro de Pablo Sirvén, sobre el primer gobierno de Perón y la relación con la prensa, donde ves ahí calcada la pelea que hoy está sucediendo con Clarín, pero que era el diario la Prensa. Y lo que está pasando hoy con Papel Prensa, no se llamaba Papel Prensa, pero la discusión era la misma. El Estado quería garantizar la provisión de papel y el cupo de papel a los diarios opositores. Por eso salían ediciones de diarios de seis, ocho páginas. No había plata para papel. Pero la discusión era muy parecida. Y la introducción a medios de comunicación de capital privado vinculado al gobierno que es lo que está pasando hoy también, porque cuando se habla de medios estatales, no se habla solamente de Canal 7. Acá hay mucho medio paraestatal. ¿Qué es Electroingeniería? Es cierto, no es un medio, pero tiene medios y forma parte del aparato del Estado. ¿Szpolsky no forma parte del aparato del Estado? ¿Gvirtz no forma parte del aparato del Estado? Son empresas privadas, pero son casi empresas mixtas.
 
No sólo ideológicos, sino que son aparatos económicos del Estado.
Aparatos económicos del Estado que forman parte del aparato económico oficial. Eso es típico del primer peronismo. Y la división social, la grieta, que también va a ser difícil de superar con los años, de gorilas-no gorilas, también es del primer peronismo.
 
- ¿No es anacrónico que sean los jóvenes los impulsores de esa división entre gorilas y no gorilas?
-Es que es un tipo de discurso que es lógico que cale muy fuerte en los pibes, primero a veces por ignorancia de los propios chicos. Después porque son más fáciles de manipular los chicos que los grandes. Y también porque es un pensamiento fácil. Cuando a vos te dan todo digerido y te dicen que el enemigo es este, dale para allá, bueno, allá vas. Es de alguna manera un pensamiento despeinado, en el sentido de que va contra corriente, es contra poder, o por lo menos es aparentemente contra poder. Es lógico que los chicos se enganchen con eso. Vamos a desobedecer. No está mal como actitud de los chicos, el problema es si los grandes lo usen de manera cínica.
 
Pero no es desobedecer al poder del Estado, sino desobedecer a otros poderes.
Esa es la paradoja que tienen con la Cámpora. Que en una época era como el supuesto ejemplo de militancia y hoy es un grupo de yuppies que tratan de manejar empresas. Y bueno, en esa contradicción están. Y por eso muchos tipos que sí tuvieron que ver con la Cámpora, hoy dicen: “hey, chicos, no es por ahí”. O sea, hacíamos otra cosa, nosotros íbamos a las familias a militar, no íbamos a la gerencia de Aerolíneas...
 
- ¿Por qué crés que los hechos de corrupción o los de violencia protagonizados por Moreno no parecen afectar el caudal político del Gobierno?
A ver, hay varias cosas ahí. Primero, a lo mejor no estamos hablando de valores que sean compartidos por toda la población, primero. La gente a veces no tiene preocupaciones institucionales. Y a veces hace bien en no tenerlas porque el Congreso es un desastre, porque las instituciones son un desastre también. La gente prioriza otro tipo de cosas. Y más en los sectores más bajos. La situación económica tiene importancia y es lógico que lo tenga. Ahora esas cosas también pasan. Digo, también hemos visto que en la época de Menem nadie se cuestionaba nada hasta que se empezó a cuestionar. O sea, mucha gente está asombrada de que saque más del 50 por ciento, pero todas las reelecciones fueron con el 50 por ciento. No sería la primera. Menem ganó con el 49.97, Perón gano con el 62 y todas las reelecciones después fueron un desastre. O sea, eso no indica nada al principio. Vos podés tener un gran apoyo que después se diluye. Yo creo que es un momento de prioridades de épocas, que hay momentos en los cuales la gente puede estar preocupada por unas cosas y después por otras. No creo que esas preocupaciones sean definitivas, para nada.
 
-Pero estamos hablando de hechos violentos...
¿Molesta que Moreno sea un patotero? Y no, pero algo de patoteros seremos los argentinos también, si no, hubiera molestado mucho antes, cuando le ponían la pistola en la mesa de negociación a un empresario. Y sin embargo, la gente se ríe, es como una piolada. “Le puso la pistola… “ Somos eso también. Veamos qué somos. Porque no somos un grupo de suizos parlamentaristas. Somos esto que somos.
 
- ¿No creés que quizás Cristina va a empezar a extrañar a Néstor en susegundo gobierno?
Yo creo que Cristina va a ir por la re-reelección. En principio, yo nunca vi un peronista que pudiendo ganar, se vaya. A mí me parece que es intrínseco al ADN peronista quedarse en el poder. Además, los antecedentes históricos indican que va a ser así porque ¿por qué ella votó la reelección en Santa Cruz y no lo haría acá? Y por otro lado, no hay figuras de recambio. Hace muchos años que están gobernando ya. No es que llegaron el año pasado... y en todos estos años no lograron generar figuras de recambio. Vos fijate que si ella no se hubiera presentado ahora, no había quién. O el otro que había no era kirchnerista, que era Scioli. O sea que si ella no se presentaba el kirchnerismo desaparecía como tal. Yo no me lo imagino a Boudou representando al kirchnerismo… Aparte Boudou tiene todo el perfil de un ministro que en cualquier momento va a tener problemas. Porque se empieza con la guitarrita, y se termina con cualquier cosa. Pero supongamos que no, que todo transcurre normal y que Boudou es Churchill, tampoco lo veo a Boudou como reemplazante kirchnerista de Cristina.
 
A lo mejor en estos cuatro años surge una alternativa.
Es difícil decir eso, qué sé yo. Puede ser.Es mucho tiempo y esto es Argentina y cualquier cosa puede pasar. También a lo mejor con el tiempo Macri se da cuenta de que es peronista y se presenta como peronista.
 
- ¿Quién reemplazó a Néstor en el armado político del kirchnerismo?
Nadie. Ahora hay unmodelo más cerrado. Con una cosa rara también, porque uno podía suponer que alianzas espurias hechas por Néstor iban a terminar, pero Cristina finalmente las mantuvo. Nunca se peleó. Era curioso: cuando ella estaba por asumir, había un discurso que no era oficial porque no podía ser oficial pero que venía del gobierno que era 'Ahora se acaba el curro. Viene Cristina y se acaba el afano. Cristina no acepta quilombos'. No se fue nadie. El tipo que hacía negocios con Néstor hicieron negocios con Cristina. Les habrá sonreído menos, se habrán encontrado menos, pero los negocios siguiendo estando. En ese sentido a mí me parece que también hay mucho de show off ahí. Yo no puedo creer en serio que Cristina esté en contra de la corrupción sinceramente, porque la corrupción sigue estando. O no tiene poder y no lo puede controlar o tiene poder y lo avala.

Un tren arrolló al bus turístico porteño

Un tren de carga chocó hoy con uno de los micros de turismo de de la Ciudad de Buenos Aires y dejó un saldo de al menos seis heridos leves.





El accidente ocurrió en la intersección de las avenidas Ingeniero Huergo y Brasil, informó la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV).
Según se supo hasta el momento, en un acto de imprudencia, el conductor del micro pasó el cruce ferroviario a pesar de las indicaciones de agentes de Prefectura y de la sirena, que se encontraba funcionando.
En el lugar, se encontraba Prefectura y móviles de la ANSV trabajando en el accidente.


lunes, 24 de octubre de 2011

Cristina Kirchner, reelecta


El escrutinio provisorio se frenó en ese porcentaje y el conteo definitivo arrancará este martes. Tras el aplastante triunfo, la presidenta reelecta recibió durante la jornada las felicitaciones de líderes mundiales. Barack Obama la saludó a través de un portavoz.


La presidenta Cristina Kirchner arañó finalmente el 54 por ciento de los votos y ganó en casi todo el país, menos en San Luis y pequeños distritos, confirmaron hoy los resultados finales del escrutinio provisorio.
El conteo de votos de las elecciones generales de este domingo se frenó en el 98,25 por ciento de las mesas habilitadas en todo el país y, aunque el resultado final se sabrá recién con el escrutinio definitivo que arrancará este martes, no se esperan demasiadas modificaciones.
A nivel nacional, la fórmula de Cristina Kirchner y Amado Boudou alcanzó el 53,96 por ciento de adhesión, es decir 37 puntos por encima del gobernador santafesino Hermes Binner, que con el 16,87 por ciento quedó cómodo en segundo lugar.
Detrás del él se ubicaron Ricardo Alfonsín de la UDESO con el 11,15; el puntano Alberto Rodríguez Saá con el 7,98; el ex presidente Eduardo Duhalde con 5,89 puntos; Jorge Altamira del Frente de Izquierda que sacó 2,31 por ciento y Elisa Carrió que quedó última con 1,84 puntos.
El voto en blanco, sin embargo, llegó al 3,03 por ciento y logró superar incluso el caudal de votos de Altamira y Carrió, mientras que los nulos fueron el 0,92 y los recurridos e impugnados el 0,11 por ciento.
Pero además de rozar los 54 puntos, la presidenta Cristina Kirchner logró una expansión territorial nunca vista: se impuso en 134 de los 135 municipios de la provincia de Buenos Aires, teniendo en cuenta la derrota en Rivadavia, un partido de unos 15 mil habitantes, que desde hace 12 años gobierna Sergio Buil, dirigente del GEN con origen militante en el radicalismo.
Pegado a la boleta de Binner, Buil retuvo la intendencia por cuarta vez con el 68,30 por ciento, lo que le permitió a la fórmula del FAP imponerse por el 42,1 por ciento al binomio Cristina-Boudou que obtuvo 36,67.
Como un territorio aislado del resto del país quedó San Luis, donde el gobernador Rodríguez Saá recibió un contundente respaldo y ganó por 20 puntos de diferencia a la presidenta Kirchner, a razón de 51,46 contra 31,41 puntos.
En Chubut, hubo otro distrito donde Cristina no logró la victoria: se trata de Paso de los Indios, donde el FPV fue superado por dos puntos por el Frente Popular de Eduardo Duhalde y Mario Das Neves, actual gobernador de la provincia.
Finalmente, en Santa Fe, hubo algunos distritos donde la mayoría acompañó a Binner, aunque a nivel provincial se impuso Cristina: el socialista ganó en Castellanos, en Las Colonias, en Rosario; y en San Martín.
En tanto, en Mendoza Cristina se impuso con 436.423 votos, equivalente al 50,83%. Le siguen el Alberto con 20,32% (174.433 sufragios) y Hermes Binner con 12,35% y Alfonsín, relegado al cuarto lugar con el 11,04%.
El reconocimiento de líderes mundiales

Cristina Kirchner recibió hoy las felicitaciones de líderes mundiales y de la región, entre ellos Dilma Rousseff, Nicolas Sarkozy y José Luis Rodríguez Zapatero, pero el mandatario estadounidense, Barack Obama, evitó comunicarse con su par argentina y el saludo de su administración quedó a cargo de un portavoz del Departamento de Estado.
Por su parte, el gobierno británico felicitó a Cristina Kirchner por el triunfo obtenido en las elecciones generales de ayer, aunque aprovechó la oportunidad para reiterar que la soberanía de las Islas Malvinas "no será negociada".
"Felicitamos a Cristina Kirchner por su reelección como presidenta de Argentina y esperamos trabajar juntos en una amplia serie de temas globales que nos afectan, como el cambio climático, contra la proliferación (de armas), los derechos humanos y el desarrollo económico", declaró el portavoz oficial de la Cancillería británica (Foreign Office).
No obstante, el vocero descartó de plano la posibilidad de que la reelección de la presidenta argentina hará cambiar de posición a Londres sobre la soberanía de las Malvinas.
"Sobre el tema de las Falklands (Malvinas) obviamente valoramos nuestra amplia relación con Argentina, pero no queremos que ningún tema vinculado a las Falklands domine las relaciones bilaterales", declaró el diplomático.
El año pasado cuando David Cameron fue ungido primer ministro del Reino Unido el Gobierno argentina había enviado una felicitación pero había reiterado en la misma carta la necesidad de reanudar negociaciones por Malvinas.
Por su parte, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, sostuvo que el triunfo electoral que logró su colega de la Argentina es "importante para toda América latina". 
Dilma le hizo el comentario a Cristina el domingo a la noche cuando la llamó por teléfono para felicitarla, precisó el portavoz de la presidencia brasileña, Rodrigo Baena Soares.
La propia Cristina, al hablar ante sus simpatizantes en el comando de campaña del Frente para la Victoria había comentado y agradecido las llamadas de algunos jefes de Estado del continente para felicitarla, entre ellos Rousseff, Chávez y Piñera.
A su vez, el jefe de Estado español, Rodríguez Zapatero, elogió a Cristina por la reelección, al enviarle un telegrama en el que calificó de "amplia" la victoria obtenida por la mandataria argentina y le transmitió además su "calurosa" felicitación.
"Tenga la seguridad de que encontrará siempre en el gobierno de España la mejor disposición para continuar profundizando la relación privilegiada de cooperación y amistad que une a nuestros dos países y a nuestros pueblos", añadió Zapatero. 
También el líder opositor español y jefe del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, hizo llegar un telegrama a la mandataria mediante el cual destacó "los resultados obtenidos en las elecciones a la Presidencia de la República de la Argentina" y subrayó su "reconocimiento a la democracia y a la nación Argentina".
Otro líder mundial que envió su saludo fue el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, quien -mediante un comunicado emitido por el Palacio del Elíseo en París- expresó a Cristina "sus sinceras felicitaciones por su brillante reelección" tras cuatro años "a la cabeza de la Casa Rosada y al servicio de Argentina".
El mandatario galo, quien recibió meses atrás en París a su colega argentina, también expresó su convencimiento de que ambos países, que "defienden los mismos valores, encontrarán en los próximos meses ocasiones de cooperar".
Sarkozy también se mostró confiado en que siga avanzando la "dinámica" de los buenos vínculos entre Francia y Argentina, por ejemplo en la cooperación científica, y saludó el próximo encuentro con Kirchner durante la cumbre del Grupo de los 20 (G20) que se celebrará en noviembre en la localidad gala de Cannes.
Por otro lado, al menos hasta esta tarde Obama se abstuvo de difundir un saludo para su par argentina y no se pronunció sobre los comicios argentinos, mientras que sí lo hizo sobre Túnez que celebró las primeras elecciones libres de su historia.
En medio de un momento de tirantez en la relación entre los gobiernos, la felicitación de Washington llegó a través de un comunicado de un funcionario de bajo rango, el portavoz para los asuntos de América Latina, William Ostick.
"Felicitamos a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y al pueblo y gobierno de Argentina", dijo Ostick en su correo electrónico enviado a la agencia internacional AFP.
"Estados Unidos espera trabajar productivamente con el futuro gobierno de Fernández de Kirchner. Continuaremos trabajando para fortalecer y profundizar nuestra relación", agregó el portavoz.
Por último, la secretaria general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la ex canciller colombiana María Emma Mejía, saludó a Cristina y afirmó que el resultado de las elecciones presidenciales representa un "hecho extraordinario".

Ultimas Noticias

Especiales

.

.